Dejar a alguien a quien amas

Publicado: octubre 25, 2015 de Cristina Lago en Superando el desamor
Etiquetas:, , , , , ,

dejarir

¿Romper una relación aun estando profundamente enamorado? Parece inconcebible, pero en ocasiones, se convierte en una decisión tan dolorosa como necesaria.

Dejar a alguien a quien amas es un acto que se vive como algo contra-natura. No parece una decisión racional, no es ordenada, no está en armonía con nuestra visión del mundo, no tiene sentido alguno. Si quieres a alguien, deseas estar a su lado ¿no?. Entonces ¿por qué sufres si estás haciendo lo que supuestamente deseas hacer?

La respuesta es sencilla: porque la felicidad no depende de la persona que tengas al lado, sino de la vida que vayas construyendo. Si esa vida no es la que deseas, si no va alineada con lo que buscas o con lo que te genera bienestar y alegría, ninguna pareja del mundo va a poder compensarte por ello. En este dilema, tienes que elegir si estás dispuesto a renunciar a una serie de cosas; y si esas renuncias afectan a lo que tú eres en esencia, a tu sentido vital, entonces esa relación no funcionará por mucho amor que se tenga.

Es lo que haces con el tiempo que te ha tocado lo que te encamina a ser feliz, no un ser humano concreto entre los millones que existe en este mundo.  Esta es la realidad para muchas personas que tarde o temprano descubren que al final, amar incondicionalmente sí que tenía condiciones.

Deberíamos empezar a cambiar eso de el amor todo lo puede, por el amor todo lo intenta.

Cuando tomas la decisión de dejar a alguien a quien amas, es porque por un momento has elevado la vista mucho más allá de la mera relación y has visto el tiempo finito de tu vida haciéndose más finito y agotándose minuto a minuto en la frustración y en la soledad, en el abandono afectivo y en el camino sin rumbo. Este es el impulso final que te lleva a hacer algo que a fin de cuentas, no sólo no es contra-natura, sino la acción más natural que pueda concebirse: elegirse a uno mismo.

Pero sólo quien ha vivido la agonía de tener que alejarse por propia voluntad de la persona de la que estaba enamorado, sabe que éste es un destino al que se llega tras un largo viaje de dudas, impotencia, desesperanza e interminables y tortuosas luchas internas.

Cuando se vive esta situación, se ha llegado a un punto de claridad mental en el que de alguna manera reconoces que ya no existe una relación: que tu lucha, que tu afán, que tu proyección mental sobre esa persona, sólo existen en tu cabeza. Ver la realidad y aceptarla es un proceso delicado y complejo, pero una vez has abierto la puerta a la verdad, ya sabes lo que hay que hacer y la única duda que queda simplemente se resume en el cuándo y el cómo.

Tomar esta resolución tiene muchas posibles causas y ninguna de ellas suele ser la famosa confusión o los celebérrimos agobios. Llegas hasta ahí porque sufres de la indiferencia de la otra persona, de su maltrato o simplemente, porque seguís caminos distintos e incompatibles.

Son rupturas llenas de ¿y si…?

¿Y si mi pareja cambiase…?

¿Y si hubiera esperando más tiempo…?

¿Y si hubiera actuado de otra manera…?

¿Y si perdí al amor de mi vida…?

Y la pregunta más importante de todas

¿Y qué va a pasar después?

Como toda experiencia vital, uno tiene dos opciones: o aprovecharla como aprendizaje y avanzar, o quedarse a vivir en el muro de las lamentaciones sentimentales, donde encontrará una nutrida compañía con la que departir sobre las injusticias del karma amoroso. Mal de muchos…

Si eres de los primeros, puedes tener la suerte de descubrir una peculiar experiencia emocional que rara vez se encuentra en otros ámbitos, una experiencia en la que de repente, alumbramos una parte de nosotros que hasta ahora no sospechábamos que existiese: una nueva voz interior que ya no nos castiga, ya no nos miente y ya no nos juzga. No, es algo muy diferente. Lo que acabamos de hacer, por primera vez en nuestra vida, es hacer la labor de padres de nosotros mismos. La clase de padre que te pone las pilas al mismo tiempo que te dice: puedes contar siempre conmigo.

A partir de hoy, alguien ahí dentro ha empezado a cuidar de nosotros.

En el segundo caso (el más común), ya sabemos lo que toca: conformarse durante años con una vida amorosa un tanto gris mientras se idealizar al pudo ser y no fue de turno.

Si estás determinado a escoger el primer camino, sé consciente de que tendrás que dejar dos veces: la primera, el día de la ruptura; y la segunda, el día en que decidas aceptar que esa etapa de tu vida queda cerrada. Ninguna de las dos despedidas serán fáciles. Sin embargo, la última de ellas te puede llevar a una búsqueda aún más importante que la del amor de tu vida: la de su sentido.

Uno no comprende plenamente el alcance de la libertad humana, hasta que aprende a dejar ir.

Algunas personas piensan que aferrarse a las cosas les hace más fuertes, pero a veces se necesita más fuerza para soltar que para retener. – Hermann Hesse

comentarios
  1. Thiago dice:

    Saludos. Mi situación es que mi ex pareja y yo tenemos una relación que ha tenido 3 separaciones en 5 años, y esta vez he decidido separarme de nuevo. Tenemos un hijo. Hemos intentado muchas cosas para saldar los dolores ocasionados en mi pareja por haberla dejado en momentos difíciles como el embarazo o el primer año de nuestro hijo. Pero ella no tiene la capacidad de soltar y perdonar.
    Llegué a este artículo escribiendo en el buscador que amo a mi pareja, pero me separé de ella. Y es así, la amo, extraño la rutina del hogar, estar con mi hijo. Nuestra relación siempre fue conflictiva, pero peleábamos mucho por cosas superficiales ya que somos muy diferentes. Es un caso interesante, porque nos unen las cosas profundas, como visiones de educación y sueños o política. Pero nos separa lo superficial: gustos musicales, hobbies, visión del arte, literatura, cine, entretenimiento, etc.
    Yo decidí que no debo defender mis puntos de vista para no pelear todo el tiempo por pequeñeces. También decidí bajar el ritmo de mi actividad artística, que vendría a ser mi hobbie (soy músico, pero no de profesión). No puedo ver mucho a mis amigos porque ella no simpatiza con la gente como yo, y tampoco puedo invitar a nadie. Ya no podía salir a conciertos y eventos, porque ella no disfruta de los mismos, y porque yo tampoco puedo estar saliendo sin ella todo el tiempo, por lo que para tener mis momentos, tenía que mentirle diciendo que salía por trabajo extracurricular, lo que es verdad, ya que en mi círculo me dedico a vender una revista que hago de manera autogestionada y que vendo en mis circulos sociales para redondear el sueldo de mi trabajo. Jamás fui infiel, pero en otro sentido sí lo fui, porque no decía la verdad, solo para poder salir con mis amigos a distraerme.
    El tema es que en un concierto conocí a una mujer que es música, compartimos una conexión musical muy intensa y empezamos a conversar, y luego empezó a desarrollarse una atracción física. Luego de 5 años de tener muchas peleas con mi pareja y de tratar de mejorar nuestra relación, en verdad lo conseguimos, la relación estaba en un muy buen punto, pero esta mujer desestabilizó mis emociones, y antes de traicionar, prefería tener un arrebato impulsivo y salir de nuevo de casa.
    Ahora me cuestiono mucho ¿qué hice? ¿por qué dejé mi estabilidad y hogar para perseguir un sueño de felicidad que me parece egoísta y patético? Estoy muy confundido. Pero no hay vuelta atrás. Ella dice que no me perdonará nunca el haberme ido de nuevo, y eso que no sabe que apareció otra mujer por la que sí siento cosas agradables, pero también por mi ex pareja, a quien creo amar profundamente.
    Mi familiares dicen que tengo el síndrome de Estocolmo. Mi ex pareja depende económicamente de mí, pues no ha trabajado desde hace 4 años y no consigue nada ni genera ni un centavo al año. Eso la pone en una situación de vulnerabilidad que me hace sentir muy culpable. Yo sigo cubriendo absolutamente todas sus necesidades, y no pienso dejar de hacerlo. Pero aún así siento pena por ella, no sé si es amor. Desde afuera pierdo perspectiva, porque la extraño, me atrae físicamente muchísimo y veo a nuestros problemas como tonterías. Pero desde adentro me sentía apagado, silenciado y una frustración estaba empezando a crecer en mí.
    Ahora estoy dos meses separado y el sentimiento de culpa me mata. Estoy viviendo el proceso y espero que mi ex pareja sea feliz y encuentre lo que está buscando, que yo no he podido darle. Sus necesidades emocionales son enormes, no tiene capacidad de resiliencia ni de superar traumas, que no suelta desde la niñez. Aun no resuelve sus situacións con padre y madre, no tiene amistades, es una solitaria. Y yo no! Y no soy psicólogo ni puedo sostener todo lo que ella necesita….
    Solo quería compartir mi situación, y espero que me puedan escribir alguna perspectiva de cómo ven mi caso, pues me tranquiliza mucho leer acerca de esto y de casos parecidos al mío.
    Saludos cordiales y fuerza a todas las personas que atraviesan este luto de pareja tan significativo en las vidas.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Thiago,

      Hay relaciones con las que nos conformamos por todo cuanto implican: familia, economía, apego, cariño, sexo…pero no dejan de ser cómodas y confortables dependencias que se desarman al instante en cuanto uno conoce la capacidad de amar de la que es capaz. Has construido un hogar muy tradicional, donde tú eres el proveedor y ella es la mujer indefensa y anulada que depende de ti para todo. ¿Cómo no apenarse en dejar algo tan cómodo, tan seguro, tan controlado? ¿Cómo no tener miedo cuando el amor irrumpe con toda su fuerza y te hace cuestionarte todo lo demás?

      Dejar a una persona varias veces y en momentos tan vulnerables causa un daño terrible y muchas veces irreparable. Deja que tu ex pareja sane estás heridas, explore su autonomía, crezca como persona y como mujer y no la marees más con idas y venidas. Creo que tú no eres consciente de ello, pero es una auténtica crueldad y ese es un dolor emocional que no se sana cubriendo necesidades económicas. Ambos tenéis que vivir y madurar. Se puede llevar un hogar y una familia estables sin necesidad de estar juntos como pareja, intentad organizarnos y llevarlo con la mejor cordialidad posible por el bien de vuestro peque y empieza a tratar a tu ex como a una adulta, no como a una cría o a una mamá.

      La pregunta no es si la quieres. La pregunta es si puedes darle lo que ella demanda y si ella puede dártelo a ti, si son funcionales como pareja. Si uno es solitario y el otro es sociable, si uno controla y el otro no soporta el control, si uno sólo quiero vivir para el hogar y la familia y el otro necesita huir porque se ahoga…es posible que sean incompatibles en cosas mucho más graves e importantes que los gustos musicales.

      Y por cierto, yo le aconsejaría a ella buscar un trabajo ya que están separados. Le dará autoestima y ayudará a cambiar los roles tan jerarquizados que tienen ambos. Además el amor no florece si no hay libertad de elección y si yo dependo de ti hasta para comprarme las bragas, no puedo permitirme el lujo de pensar en sí te quiero o no, estoy demasiado preocupada en sobrevivir.

      Abrazos!

      Me gusta

      • Diego dice:

        Buenas noches.
        Me encontré en este espacio intentando buscar una respuesta al porqué está sucediendo este sentimiento en mi vida, de quizás dejar a la persona que tanto quiero en mi vida. Coincido con el comentario de Thiago, es más… en muchas cosas coincido, a diferencia que yo llevo 13 años de relación con la persona que estoy y no hemos tenido hijos. He estado intentando dejarla, pero no puedo salir adelante o he truncado algunas de mis decisiones por el temor a dejarla sola. Me siento un miserable, e inclusive, me siento un esclavo indigno de merecer éxitos en mi vida.
        Quiero compartir mi historia, y lo haré, con un poco de más calma y más tiempo… de igual manera espero solucionar esta situación. Thiago… muchas gracias por compartir su historia… esto hace que me sienta un poco mejor con respecto a lo que me sucede, porque creí que era el único en que pasaba esta situación.
        Un gran saludo.

        Me gusta

      • Thiago dice:

        Muchas gracias, Cristina y Diego, por sus comentarios. A mí también me da calma leer sobre esta situación y tratar de aplacarla uno poco.
        Cristina, tiene toda la razón. Estoy consciente de la crueldad que significa ir y volver con mi ex pareja, es una canallada de mi parte, ella no merece tanta inestabilidad. En verdad espero que este sacudón que le da la vida (sin desentenderme de la situación) le permita espabilar y encontrar su camino. Ella es tan capaz, y está destinada a cosas grandes, que no las está persiguiendo por habitar en la zona de confort.
        Gracias de nuevo por sus palabras, y quedo pendiente de seguir conversando acerca de estas situaciones…
        Saludos cordiales

        Me gusta

      • Hola Thiago,

        Seguro que todo es para bien. Dejad que la situación fluya y vivid lo que toca ahora y en un futuro ya se verá.

        Abrazos

        Me gusta

    • ERNESTO dice:

      Hola a todos. Me parece que cuando se ama a alguien, y las dos personas coinciden en ese sentimiento, el acercamiento a través de una buena charla, profunda y sincera, en donde se establezcan objetivos comunes a ambos, puede dar como resultado una vida juntos y felices. En este mundo moderno, de sentimientos, pasiones vertiginosas, y de personas solas; se ha dejado de lado lo más importante, y es que el sentimiento se debe apoyar en una construcción diaria de la pareja, que haga de la vida un camino digno de ser vivido y luchado, con momentos excelentes, muy buenos, buenos, regulares y malos. Así es el amor y la vida, para mí, y valen la pena ser vividos y sentidos. Un saludo cordial!

      Me gusta

    • Martina dice:

      Buenas tardes. Expongo mi problema, aunque por desgracia creo que se cual va a ser la respuesta que voy a tener…. Llevo 7 meses con un chico, siempre ha sido encantador pero hemos tenido varios episodios de celos y de control…. El otro dia se enfado bastante xq me escribió cuando estaba con una amiga y no le conteste hasta pasados 45 minutos…. Creo q tiene bastante problema de inseguridad y lo mas minimo q ve le hace pensar q paso de el….. La última pelea fue ayer y hoy hemos hablado tranquilamente y me dice q no siente q este enamorada xq no me salen ciertos detalles, pero claro esta es su forma de ver las cosas…..si hay algo q no ve bien o mal interpreta se mosquea mucho. Esto es un resumen…. Han pasado varias cosas pero no las voy a escribir todas. Se que lo mas sano seria alejarme pero claro….. El problema es q estoy enamorada y también me da muchas cosas buenas. No se como podría ayudarlo o si la gente asi puede tener solución. Mil gracias

      Me gusta

      • Hola Martina,.

        La opción de dejarlo ya la conoces. No entraré en lo obvio.

        Si no quieres dejarlo, ponle límites muy claros y concisos porque muy fácilmente estás relaciones caen en maltrato psicológico e incluso físico. Y los maltratadores/as no maltratan desde un inicio: es un proceso largo y sutil en el que por miedo vas cediendo cada vez más terreno hasta anularte y entonces, el maltrato y el control de agravan al ver que funcionan.

        Abrazos

        Me gusta

    • LA MAÑA dice:

      Me veo muy identificada con tu historia pero al revés, yo soy la mujer del músico de hobbie… la que estaba superconfiada , la que le quería , llevo toda la vida con él desde niña (lo mismo eso ha sido el problema) hemos crecido, nos hemos reido, hemos tenído hijos (el nunca ha dejado la música, no me parecía justo, si el disfrutaba con ello, a mi no me ha importado que no estuviera los fines de semana con tal de que fuera feliz ) hasta llegar a la edad de los 50 , esta época más complicada en la que una casa con adolescentes con las hormonas a tope, hace un pelín más difícil la conviencia, él ha tenido libertad, 2 días de ensayo, más actuaciones, le he mimado en ese sentido. (aunque al final se buscan excusas para justificar los cuernos) me ha echado en cara que no le he apoyado nunca con la música) .. resumén se sintió sólo encontro a la cantante del grupo, más jóven,,
      con una vida complicada , muy buena persona, y mala suerte en las relaciónes anterioes (4 matrimonios), en fin… para que extenderme,

      un día en la cama por la mañana mi marido se puso a llorar, me tengo que ir ha pensar , soy infeliz y no quiero haceros infelices a vosotros, me he enamorado, (no sabía ni de quien ya que la cantante había dejado el grupo 4 meses antes) voy a poner en una balanza, a esta chica o a vosotros 3 (mis hijos y yo) … . me ninguneais, estáis unidos (flipé) y mi mente hizo click, (vi nuestra vida, vi la implicación que yo pienso que he tenido, lo que le quería, también sé lo que me dolió increible jamás hubiera pensado algo asi de él esa traición de pensar las horas de charla que habían tenido contándole el a ellla lo mal que estaba en su casa… no se … , ) y en ese momento llamalo precipitación… orgullo, despecho dije que no pensaba demostrarle nada más … no iba a entrar en un concurso de a ver quién le quiere más. (ya se había roto la cuerda)

      al día siguiente me dijo que le habían manipulado, bla, bla, bla, que quería volver… resumen despúes de una semana de pensar.. (si se puede llamar pensar a como tenía la cabeza) lCuando entro por la puerta me dijo que tenían que cambiar las cosas , pero vi que si iban a cambiar… pero a peor., le dije que se acabó, yo vi que nadie se levanta de la cama y dice que tiene que irse de casa a aclararse si no tiene una relación muy intensa con otra pareja… como me dolió y me duele nadie lo sabe..!
      intento llevar todo con dignidad y complicidad por los años y los hijos en común.

      A ellos les pillo igual que a mí, de hecho no discutíamos… las chorradas de la convivencia.. para mí.. (de hecho creo que aun no lo entienden)

      tengo claro que le pesaron las obligaciones, él no quería responsabilidades a la vista está después de un año (solo se ha llevado a los chicos 1 semana) siendo funcionario con todas las vacaciones que tienen… que pena me dá… por los chicos, se excusa en que no quieren ir con el que no le hablan, que no le llaman, intenté hablar con éll, pero es igual vi que no me iba a escuchar. ,

      y despues de 3 meses, hemos pasado a pasear con ella, presentarla como su pareja, a sus padres, hermanos, amigos, intentarlo con nuestros chicos, (y esto si que no se como encajarlo)

      si hubiera sido una relación normal, y con tiempo y si fuera otra tía, creo que no me hubiera costado, pero con ella no, tienen una relación muy visceral por llamarle algo … y él se lo cuenta a nuestros hijos,
      han estado 2 meses sin hablarse después , de llamarle maltratador a gritos, … y ha pasado a irse a vivir con él.
      y ahora vuelve el amor y quiere que la conozcan a toda costa para que vean lo buena tia que es y que lo que le dijo era por amor…

      y a mi me lleva los demonios que se sienten en la mesa con el que insulta a su padre… (pero ya no es mi decisión aunque no se como gestionarlo por no influir en su decisión )

      lo siento no podido evitarlo Tiago, no te juzgo tenlo claro, …entiendo que todo el mundo se puede enamorar de otra persona, pero siempre tienes que respetar a la pareja que has tenido, (madre de tus hijos ojó que no es moco de pavo) … hay que ser sincero y no envolverte en una maraña de mentira sobre mentira para salir del lio.. intentar no hacer más daño solo el justo .

      mucha fuerza a todos…

      Me gusta

  2. Anónimo dice:

    excelente articulo, llenos de objetividad, sin duda son un balsamo y aprendizaje al mismo tiempo.

    Me gusta

  3. Lara dice:

    Buenos días amigos no sé si mi historia es diferente creo que bastante diferente yo amo a mi pareja estoy completamente enamorada de él pero nos peleamos últimamente por cosas absurdas generalmente porque no confiamos el uno en el otro a veces tiene la culpa en y otras veces tengo la culpa yo pero normalmente son cosas absurdas la que hacen que llevemos la pelea a lo más límite y acaba en querer dejarlo normalmente lo arreglamos la misma noche dormimos juntos nos abrazamos toda la noche y el día siguiente es tentamos hacer estar bien pero esta noche hemos dormido más bien separados sin tocarnos yo lo amo lo amo muchísimo pero no esta relación es muy complicada me gustaría compartirla pero sería eterno aunque solo llevamos 2 años han pasado tantas cosas sinceramente mi problema es que no me veo capaz de dejarlo quiero dejarlo pero es lo más difícil que he hecho en toda mi vida sus dos hijos y mis dos hijas ha sido todo muy complicado sigue siendo lo es muy duro tenemos muchos problemas pero siempre nos han hecho querer todavía más estar juntos porque el santo juntos me siento muy feliz él también los dos sentimos que estamos hechos el uno para el otro pero después por la más tonta cosa llevamos la discusión hasta los límites de querer dejarlo yo le he propuesto hacer una terapia de pareja pero él se niega es y eso a mí me dice mucho me dice que no está dispuesto a luchar como yo lo estoy me dice que yo haría cualquier cosa por conseguir que esto funcione pero en cambio él prefiere no ir a una terapia y dejar la relación estoy en lo cierto o estoy loca?

    Me gusta

    • Hola Lara

      Yo me atengo a los hechos, no a las palabras. Si una persona me dice que está dispuesta a hacer cualquier cosa por la relación pero le propones una terapia y te dice que no, es que no está dispuesto a cualquier cosa por la relación y si ni siquiera está dispuesto a buscar ayuda y por vosotros mismos no conseguís hallar una armonía, muy complicado lo veo.

      Entiendo que vuestros problemas serán de expectativas y comunicación, lo único que puedo aconsejarte es que te leas mi último artículo sobre los roles en pareja y veas si por lo menos tú puedes abandonar esa batalla de egos y ver si esto os ayuda a los dos.

      Si no, el amarse por sí solo no es suficiente para compartir un proyecto de vida y unificar dos familias, a menos que sea un amor incondicional donde se acepte plenamente al otro tal cual es sin que eso nos dañe a nosotros.

      Abrazos

      Me gusta

  4. Karlos dice:

    Wow Cristina… Vaya articulo tan acertado en un tema tan complejo. Lo has descrito totalmente a la perfeccion. No es una situacion tan comun, asi que no es tan facil encontrar gente que realmente comprenda lo que supone pasar por un trance como este, con lo que eso pesa a la hora de desahogarse y sentirse realmente comprendido.

    Yo lo que me he preguntado tantas y tantas veces es ¿realmente se puede continuar siendo amigos? Yo he pensado siempre que si, pero ahora tengo dudas. Por mi experiencia, creo que no xd, por lo que intuyo, creo que si.

    La cuestion es que una relacion es cosa de dos, y a menudo no los dos estan en el mismo nivel de madurez (por no añadir que cada uno siente las cosas a su manera, su intensidad, y utiliza sus propios mecanismos de defensa).

    En mi caso, ella volvio a su pais a continuar estudiando, iban a ser 3 años a distancia en principio. Pero su familia tomo parte en la situacion, tratando de convencerla de que yo no era el mejor partido para ella y su futuro, sin conocerme de nada en realidad (cuestion de nivel de estudios, un “buen” trabajo, etc estatus social en definitiva). Ella lo intento por todos los medios, por lo que yo se, pero finalmente la situacion se volvio demasiado insostenible. Yo el primero en estar cansado de eso, de estar siempre escondiendo nuestro amor, de sentirme no ser suficiente… además de otros aspectos ya parte de la personalidad de ambos, que deberian afectar a la compatibilidad a medio – largo plazo, pero que debido al enamoramiento, aceptas a esa persona por como es con sus (subjetivos) defectos. Pero nunca tuvimos, practicamente ni una discusion, creamos un balance especial. Pero nos vimos forzados a aceptar la realidad, lo nuestro, si no era 100% imposible, era 99% imposible, y ese 1% iba a ser demasiado doloroso. Asi que rompimos, a distancia, claro. Teniendo muchos sentimientos el uno por el otro. Decidimos quedar como amigos. Y casi de un dia para el otro, dejamos casi de hablar… y cambio todo entre nosotros. Yo trate de seguir siendo el mismo, sabiendo que ya no era su novio, sino su amigo, basicamente lo que habia sido siempre, pero sin besitos, etc. y esperaba que ella fuera mi amiga.

    A mi no me dolio “tanto” esa primera ruptura, se sitió “extraño” por un par de dias, y ya… Lo que si empezo a doler fue ese cambio de actitud de su parte, fria, distante, monosilabos… asi que capté el mensaje. Pensando simplemente que esa era la manera que ella necesitaba para superarlo, olvidarme y simplemente, como si no existiera. Lo intente respetar, asi que no la hablaba asiduamente. Pero no podia evitar escribirle un ¿como estas? cada varias semanas.

    Alla por finales de año, unos 4-5 meses despues de esa ruptura, me llamo en una videollamada, y estuvimos dos horas charlando, de todo un poco. Sin pretender ninguno de los dos encender ninguna chispa, yo limitandome a transmitirle mi idea de que no me gusta forzar nada (porque realmente seguia sin querer aceptar que estando enamorados nos hubieramos visto forzados por la situacion a romper, pero tampoco forzar una relacion si realmente uno de los dos no lo veia claro). Ella me confeso tener aun sentimientos. Yo… seguro tambien los tenia pero estaba tratando de adaptarme a ella (error mio, supongo… aunque volveria a actuar asi porque… soy asi), pensando que si ella no lograra realmente olvidarme y poco a poco el tiempo fuese pasando, tal vez aun teniamos alguna opcion de ese 1%. Yo simplemente estaba enfocado en mi dia a dia, teniendo todos estos sentimientos cubiertos/tapados.

    Pero seguiamos sin hablar… 1 mes antes de esa videollamada ella olvidó mi cumpleaños, se acordo al dia siguiente, estaba enferma, dijo. Poco menos de 1 mes despues de esa videollamada olvido desearme un feliz año, hasta que yo lo hice. Desde entonces, entendi que, ni una palabra mas, definitivamente ella me queria olvidar completamente… pero eso me dolia tanto… ¿por qué no podemos llevar una relacion normal de dos personas que se aprecian, a la distancia, y simplemente se apoyan el uno al otro en el dia a dia de cada uno, sin necesidad de hablar cada dia? Me he preguntado tanto. Sinceramente mi instinto me dice que se me hubiera hecho mucho mas sencillo asumir que lo nuestro como novios terminó, porque no necesitamos olvidarnos, simplemente cambiamos nuestros sentimientos y ahora somos amigos… pero no fue posible. O tal vez me esté engañando a mi mismo… se que en la mayoria de los casos así sería, pero en este caso… de verdad siento que la incomunicación me hizo más dificil olvidarla (o mejor dicho canalizar mis sentimientos de la mejor manera para aceptar definitivamente, es decir, esa segunda ruptura).

    Y el otro dia, tras todos estos meses (sin hablar) volvi al aeropuerto, y me quedé paralizado cuando llegue a la zona de acceso al area de control, donde nos despedimos hace ya 1 año y 2 o 3 meses. Es tan ridiculo pensar en todo el tiempo que ha pasado y como aun, yo he seguido con mis sentimientos ahi, cubiertos, practicamente sin ser demasiado consciente de ellos.

    Senti la necesidad de decirselo, no se ni porque (realmente no con esperanzas de avivar nada, simplemente queria que ella supiera lo duro que ha sido para mi por detalles como este del aeropuerto). Ella lo tomo, claro esta, como que yo estaba intentando algo. Entonces me confeso que, queriendo ser honesta y aun sin querer romper mi corazon, actualmente estaba saliendo con alguien, y que no veia correcto hablar conmigo, su ex, por ese motivo…

    Yo solia decirle (cuando hablabamos en broma sobre celos y ese tipo de sentimientos, cuando ella me preguntaba si podia ir a cierta fiesta donde habian otros chicos y yo no podia ir, etc) que ella podia hacer lo que quisiera, podia ir donde quisiera, vestir como quisiera, y romper conmigo si quisiera xd que ella es libre.

    Al dia siguiente yo le escribi un texto, en modo despedida, asumiendo que no debemos volver a hablarnos nunca más, en principio. Que ha sido, es, y seguira siendo imposible ser amigos y que ella tenia razon en esto (supongo que le di la razón como con cierto sarcasmo, pero bueno, en nuestro caso, así fue). Simplemente me despedi, haciendole saber que no necesitaba responderme. Pero lo hizo, y aparte de, al igual que yo hice, transmitir lo agradecida que esta de haberme conocido, etc. tambien dijo que si no me hablaba durante todo este tiempo era porque sentia que si lo hacia tan solo iba a avivar mis sentimientos…

    En… fin…

    Definitivamente esa “segunda ruptura” es la ostia… es algo que es como una revelacion… algo que te cambia y hace crecer mucho mas como persona.

    Gracias si has llegado hasta aqui, espero no haber aburrido mucho. Saludos

    Me gusta

    • Hola Karlos,

      Fue positivo que pudieseis finalmente despediros desde la madurez y el desprendimiento y sin duda creo qu!e el haber podido terminar de esa manera será curativo para ambos. Perder a una persona a la que se ha querido es doloroso, pero el dolor a veces es la única llave para poder abrir ciertas puertas del alma que en la seguridad y el confort, están cerradas.

      Abrazos!

      Me gusta

  5. Andrea dice:

    Hola.
    Escribo esto porque me fue muy difícil dejar a mi novio, llevábamos saliendo un año, pero las cosas se complicaron demasiado. El tiene depresión, yo intenté apoyarlo, decirle que fuera a terapia, le dije que lo acompañaría en lo que fuera, pero el se niega a buscar ayuda para el. Dice que está bien y niega todos sus problemas que finalmente terminaron influyendo en nuestra relación, puesto que yo también termine cansada de ciertas actitudes egoístas de su parte, se que atraviesa un momento difícil pero finalmente todo termino en una gran pelea solo porque yo ya estaba cansada de todo. En un principio siempre tuvo estas actitudes pero con el tiempo me fui enterando de que realmente está mal e incluso me ha contado que ha tenido pensamientos suicidas, me preocupa su salud mental también. El dice que quiere estar conmigo y yo también con el, pero ahora mismo nos estábamos haciendo daño al estar juntos, es muy doloroso para mi, el me decía que quería que lo esperara y que le de tiempo para asumir su realidad, no se si mi decisión haya sido la correcta.
    Saludos.

    Me gusta

    • Hola Andrea,

      Si no os hacéis bien el uno al otro, es una decisión correcta la tuya, de hecho en terapia a las personas con depresión se les desaconseja iniciar relaciones sentimentales, pues para ellos es una fuente de estrés emocional poco recomendable. Si él hubiera buscado ayuda y emprendierais un proceso juntos, habría razones para luchar, pero si él no ve el problema, no se puede hacer nada.

      Abrazos

      Me gusta

      • Anny Duran dice:

        Buenas tarde…yo tengo una relación desde hace 5 años con un hombre casado ..lo amo pero se que esta relación nunca va a llegar a nada…decido dejarlo y luego me siento muy mal y me desespero en buscarlo…quisiera dejar esa relación pero no puedo….y se que seria lo mejor para mi…que debo hacer…

        Me gusta

  6. Aina dice:

    Buenas,
    Aunque tenga 17 años, llevo 3 años de relación con mi pareja y me ha dejado unas 8 veces. Él es muy mujeriego y no tiene el pensamiento claro de saber si ganan mas las ganas de estar conmigo o irse de fiesta con otras mujeres (esa es la razón por la cual me dejó la mayoría de veces). Nunca esta seguro de si quiere ser libre o estar solo conmigo (soy muy celosa). Todas las rupturas parecían reales hasta que uno de los dos colgaba alguna indirecta en Instagram o nos llamábamos para saber del otro. Nos echábamos mucho de menos y nos dábamos cuenta de que nos necesitábamos. Ésta última vez yo no quería que volviese, después de una infidelidad y de su actitud pasiva y borde ante la situación asumí que era lo mejor para valorarme no volver. Pero volvió, me dijo para vernos y acepté. Me dijo que le diera la ultima oportunidad, que lo mantuviéramos en secreto. Le dije que si pero que no le garantizaba nada. Mis amigas y madre se enfadaron muchísimo cuando les conté la situación, ya que piensan que no me valoro lo suficiente si vuelvo con el porque siempre hace lo mismo… Me deja, se tira a media ciudad y vuele a lo estable, y yo como una tonta le dejo volver. Ahora llevamos unos días en secreto juntos y se lo esta currando mucho, la verdad. Pero siento que no puedo estar así con una persona sin que nadie lo sepa. A mi me gusta que mis amigos y familia apoyen mi relación pero se que si se lo cuento a todos mal rollo… No puedo estar con alguien que nadie soporta. ¿Será por algo que todos ven que no me hace bien menos yo, verdad?
    En el fondo sé que lo mejor para los dos en cerrar ya esta etapa pero no soy capaz, estamos tan bien…Lo amo, me cuida y parece que esta cambiando. Pero se que es necesario acabar con esto no sé…

    Situación actual: Quiero dejarle pero no sé cómo para que no sufra… Se va a sentir como que estos días he estado jugando con él y no quiero eso. Quiero decírselo para que entienda que necesito terminarlo ya.
    ¿Podríais aconsejarme sobre el tema y como decírselo para que me comprenda y acabemos bien?

    Muchísimas gracias.

    Me gusta

    • Hola Aina,

      Una manera de decírselo es que estos días te has dado cuenta de que no te sientes como tendrías que sentirte, que en un principio quisiste dar la oportunidad a la relación, pero que al correr los días has visto que ya no eres la misma de antes.

      No te compliques mucho, dile la verdad, no hace falta entrar en reproches, ni culpas.

      Abrazos

      Me gusta

  7. Anónimo dice:

    Hola soy Lino

    Mi historia es como un sueño, triste y muy duro, fui romántico con mis palabras con mi ex y leyó ese mensaje mi esposa y creo que estábamos saliendo con ella, y se armo el lío, discutimos feo, estuvimos casi medio año separados de cama y de pronto se fue a otro país; abandonándome y dejándome con mis hijas.
    yo las amo y me gustaría que vuelva pronto conmigo.
    yo lo llamo y lo escribo, pero ella me contesta cortante y me da poca esperanza. ¿que puedo hacer? ayúdenme y aconséjenme por favor que puedo hacer para volver con mi esposa! somos casados por mas de 25 años nos conocemos mas de 30 años.

    Me gusta

    • Hola Lino,

      Deja primero que se calmen las aguas.

      Trata de fomentar la relación con tus hijas, habla con ellas cuanto puedas, refuerza tu papel como padre, eso además puede revertir en que hablen a tu favor.

      Puede que con el tiempo al calmarse las aguas tengas ocasión de arreglar las cosas con tu ex pareja. O no. Pero hoy por hoy, no puedes hacer nada más que mostrar interés e implicación en tu familia e ir tanteando si hay progresos para poder volver.

      Abrazos

      Me gusta

  8. Ángel santos dice:

    Saludos. Me llamo Ángel y mi historia es la siguiente:
    Desde 2013 tengo una relación de pareja y conviviendo desde 2016.
    Hace unos 2 meses empecé a sentir un runrún en mi cabeza y a no tener las cosas claras el querer continuar mi relación sin identificar el motivo. Un run run que me provocaba ansiedad y malestar, el cual identifiqué rapidamente como que habia perdido la ilusión por estar con ella. Siempre fui sincero y se lo dije, teniendo varios conatos de dejarlo durante 2 meses pero retomando siempre la relación, hasta que finalmente hace 2 semanas decidí parar y darnos tiempo.
    A partir de ahí dejé de sentir esa ansiedad, pero tengo una tristeza y una nostalgia enorme… Unida al sentimiento de saber que ella está hundida, que se siente abandonada y destrozada…
    La quiero tanto que haría cualquier cosa para que no sufriera porque no se lo merece… Me desespero pensando lo injusto que es todo esto para personas buenas como nosotros, que no hemos hecho daño a nadie ni merecemos esto… Por qué tiene que ser así??? Yo se que he sido valiente y he tomado la difusión correcta porque no podía seguir así, no puedo engañar a alguien tan leal conmigo y con quien tengo una relación tan especial… Lo estoy pasando muy mal…
    A veces intento identificar el motivo y no soy capaz… y no se siquiera si debe de existir ese motivo.
    Todo es una mierda…

    Me gusta

    • Hola Ángel,

      Igual que no hay motivos para empezar a sentir por alguien, tampoco existen para dejar de sentirlos. Si fuera así, todo estaría estudiado y bien establecido en fórmulas matemáticas y nadie tendría que sufrir por desamor.

      No puedes hacer nada por tu ex pareja más que dejar que viva su duelo (que será más duro o menos duro dependiendo también de los recursos de los que disponga ella, más que de lo que hagas tú) y quizás con el tiempo te vengan muchas respuestas que ahora no ves.

      Abrazos y ánimo.

      Me gusta

    • Maria dice:

      Hola Ángel, yo me encuentro en la misma situación que tú, después de siete años de relación y muchas dudas, he dado el paso. Es muy duro que te dejen pero dejar en estas condiciones es muy difícil. En mi caso, creo que nunca he querido reconocer que no he estado plenamente enamorada, porque reconocerlo suponía renunciar a mucho, sobre todo a un hombre que lo daba todo por mí. Pero el corazón es terco y la verdad solamente tiene una cara. Habrá que sobrellevar esta situación como mejor se pueda pero hay días en que la nostalgia y las dudas no paran de asaltarme. Que no estoy enamorada lo tengo claro, que es lo más honesto también, pero eso no consigue hacerme sentir bien. Cualquiera de las dos soluciones, irme o quedarme, me hubiera hecho sufrir. Una putada, así lo siento yo. Pero, bueno, seguramente la experiencia nos dirá algo cuando pase el tiempo. Saludos!

      Me gusta

  9. Georgina Peñalver dice:

    Hola Cristina.
    Te felicito por el artículo y por las respuestas que das a las historias que te planteamos.
    Te comparto mi historia.
    Empecé mi relación con 37 años y un hijo de 3 (él 39 sin hijos), ahora tengo 45. En Octubre hará dos años que rompí con mi ex pareja. Fue una relación muy complicada desde el inicio pues siempre quise una convivencia y él vivía con su madre y sentía que si se venía a vivir conmigo la abandonaba. Supongo que tenía miedo al compromiso aunque su madre fuese una persona de 78 años con la salud un poco delicada. Él se hizo responsable de ella al morir su padre, y aunque su hermano mayor viva en el edificio de enfrente, siempre ha sido él el que ha querido hacerse cargo. Tuve que luchar mucho para que aceptase venir a casa los fines de semana, y al final conseguí que viniese de viernes a lunes. Pero él siempre me decía que cuando estaba en mi casa tenia la cabeza en su madre y cuando estaba con su madre tenía la cabeza conmigo.El caso es que nunca he sentido que tuviésemos un proyecto de vida en común y me doy cuenta de que podría ser muchísimo mas feliz con cualquier otra persona. Aunque él tenga sentimientos buenos, no sabe demostrarlos. Siempre parece que tenga que demostrar que es mas que yo y no es capaz de ensalzar o valorar mis aptitudes ni las de los demás. Siempre le decía que está bien hacer críticas sobre el otro siempre que de vez en cuando sepa decir algo positivo. El caso: sé que no cumple con lo que yo creo que debe ser una relación de pareja, ni con lo que yo quiero para mi.
    Al mes de dejarlo, él seguía intentando a través de mensajes del tipo…”abrigaos que hoy hace frío”(tengo un hijo de 12 años), de continuar el contacto, a lo que puse fin. Aún así, quedaba una pequeña esperanza en mi de que con el tiempo, todo se recondujera, él recapacitara, y fuésemos felices y comiésemos perdices. Este verano, a principios de junio, se intensificaron los mensajes y pensé que si él todavía estaba en mi vida era porque yo no tenia claro si quería estar con él o no, así que decidí plantearle hacer un viaje juntos. No le dije que era para aclararme las ideas, porque entre él y yo no hay comunicación emocional a no ser que haya un conflicto o pelea de por medio. En el viaje me he dado cuenta de que no estoy enamorada, que no cumple con lo que yo quiero en un hombre y que no puede cubrir mis necesidades como pareja.
    Entonces, ¿porqué me siento todavía ligada a él?, ¿porqué me cuesta tanto romper el vínculo?
    Gracias de antemano

    Me gusta

  10. Daniela dice:

    Gracias por tus palabras, uno busca intentando ayudarse y siempre encuentra más de lo mismo.
    Mi situación es la de estar enamorada de alguien que ya tiene pareja y ha sido clara en que quiere estar con su novia pero que también quiere estar conmigo, me dice que la ama pero también a mí y que no me quiere perder, siempre me ha dicho que las cosas con su pareja son difíciles y que ella la trata mal, pero aun así la ama y yo me quedé creyendo que siendo mejor quizás podía verme y esperé y esperé pero cada siento la siento más indiferente y duele ver que no eres nadie en la vida de la persona que sientes que es el amor de tu vida. Sé que claramente tengo que alejarme pero siempre pienso “y si espero un poco más?” “y si se da cuenta?” “y si…? y sigo fantaseando con todas las cosas que quiero con ella, con contarle todo, con todo con ella, siempre termino esperando un poco más, aguantando un poco más porque quiero estar con ella y cuando nos vemos es muy lindo, pero es más el tiempo que me siento mal, porque sé que la mayoría de cosas no se pueden, porque sé que está con otra persona, porque siempre hay cosas a las que no le puede decir que no y quedo yo de lado, me duele todo esto y he querido alejarme muchas veces pero no he sido capaz y es más difícil cuando ella me dice que me ama y no quiere que me aleje.

    Me gusta

  11. Katia dice:

    Hola, yo le termine a mi pareja, el me sigue mirando como antes y nos amamos o por lo menos eso transmitimos con las miradas pero le mande un hola por mensaje y el me respondio un chau
    }no se que decirle

    Me gusta

  12. Anonim@ dice:

    Dejar ir es duro, la gente siempre se posiciona del lado del dejado .
    Y nadie se cuestiona si el que deja sufre.
    Yo tomé una decisión en un momento muy complicado por ambas partes.
    Los 2 sufrimos problemas personales graves, desde fallecimientos de familiares hasta accidentes .
    Nuestro propio dolor personal nos alejo por completo.
    Yo decidí dejarlo hace 4 meses y el me reprochó el modo y el momento me dijo cosas muy dolorosas a las cuales yo conteste.
    Después estuvo 3 meses intentando que volviéramos, pero cuando yo le demostraba que no estaba preparada el reaccionaba enfadandose y diciéndome que le había tomado el pelo , que había sido un engaño la relación y que suerte
    A día de hoy no me habla, se que nos queremos , pero lo conozco y creo que el ya ha hecho de mi su olvidó me dijo que buscaría pareja así que yo ya no he vuelto a hablar con el.
    Los últimos mensajes ni le contesté.
    Se que cuando estamos dolidos decimos muchas cosas que no se piensan .
    Pero yo creo que también si no he intentado hablar con el quizá es porque no éramos tan importantes como creíamos.
    Ahora después de 4 meses estoy haciendo mi duelo y sufro igual o más que el, pero creo que nuestra historia ya arrastraba problemas de incompatibilidades , celos y control.
    Y a pesar de que disfrutábamos mucho juntos no me sentía yo y esto hacía que me frustrara.
    No sé si volveré a saber de él, lo hecho muchísimo de menos pero soy consciente de mi decisión con sus consecuencias .
    Me gustaría poder hablar con él y decirle porque decidí dejarlo pero aún no es el momento necesito estar fuerte y darle la oportunidad a él también de que se reponga.
    Quizá nunca lo haga , cómo leí en un post tuyo a veces sobran las palabras o las respuestas .

    Me gusta

    • Hola Anónima,

      Habéis vivido una intensa y dolorosa experiencia y por tu parte es claro que necesitas organizarla y digerirla en ti antes de saber qué camino te espera de aquí en adelante.

      Lo que subyace en una historia tan conflictiva es falta de amor: amor hacia vosotros mismos y por tanto, amor hacia el mundo, hacia la vida, hacia los demás y el uno hacia el otro.

      Abrazos

      Me gusta

      • Mery dice:

        Hola, llevo casada 37 años, y varios años antes de noviazgo. Vamos, toda mi vida con el mismo hombre, al que he querido, y quiero, entregado, amado, dedicado… Soy funcionaria con mi vida económica resuelta. Sin querer eximirme de errores, su particular forma de ser es la que nos ha llevado a que quiera dejarle. Al salir de una larga crisis, descubrí que llevaba años, bastantes, incluso desde antes, estando en buena situación de pareja, él había estado utilizando servicios de prostitutas, pagando por el uso de mujeres. Yo mantuve la fidelidad y el respeto que creía obligado, mientras él, sin hablar, sin plantear una separación., sin intentar un acercamiento físico…..resolvía sus necesidades en la prostitución. Mis principios sobre este tema son absolutos, considero que la mujer no es un instrumento de gozo, que pagar por sexo es de canallas, que la explotación sexual es una lacra, que esconde un mundo denigrante….y solo pensar que mi marido ha participado de ello, mientras yo tiraba de mis dos hijos, comía lo que yo cocinaba, lavaba sus camisas, su ropa interior,…la que se había quitado para obtener sexo,….dormía conmigo, y todo sin hablar claro, con una situación ideal para él, sexo a placer pagando, y una mujer socialmente creo que muy aceptada, una buena profesional, una entregada madre y una incansable trabajadora. Cuando le pregunté, mentiras y más mentiras.
        Después, creo que por una en la de vergüenza, interés y puede que amor…me colma de mimos, caricias, detalles,… Todo co,o si fuera el marido ideal. Una joyita.
        Creí poder superarlo, justificando que lo buscó porque no manteníamos relación sexual, pero yo viví sin sexo, por el, por respeto, por el amor que creía merecía la pena luchar y esperar.
        Pero no puedo, son mis principios, la esencia de mis sentimientos lo que me impide pasar página. Y sobre todo la falta de confianza, si lo hizo durante tanto tiempo, por qué no lo volverá a hacer. Dice estar avergonzado, se insulta a si mismo, me ha pedido perdón mil veces,…. Pero no puedo ir en contra de mi, y creerle después de las mentiras es muy difícil.
        Se puede perdonar a un marido putero y recomponer la convivencia? Es muy duro.
        Gracias.

        Me gusta

      • Hola Mery,

        Lo que puede perdonar una persona sólo lo sabe esa persona.

        Pero si decides seguir adelante, yo te aconsejaría que trabajarais juntos en cambiar los términos de la relación. En una relación patriarcal como la que defines, desgraciamente el menosprecio a la mujer (ya sea como ser virginal madre de tus hijos y asistenta personal, como prostituta pecadora), es una constante. Una persona que te tiene en ese rol, nunca te va a tener respeto. Mi recomendación (siempre que tú quieras intentarlo, que es una cuestión muy personal) es que busquéis un nuevo equilibrio que os dignifique a los dos y que os ayude a salir de esos roles del siglo XIX. Mientras séais una mamá y un hijo consentido, y no dos adultos que se responsabilizan de sí mismos, no creo que haya posibilidad ni de perdón, ni de evolución.

        Abrazos

        Me gusta

  13. marcos fernandez dice:

    Buenas tardes

    en mi caso, ha sido la diferencia de edad. Nuestra relación era increíble, pero solo funcionaba en ella y yo. Le saco mas de 25 años, no podíamos estar ni con mis amigos, ni con su gente.. yo trabajo mucho, ella estudia. Un día entró en crisis y decidió terminar. Hablada de sus miedos, de su familia, de nuestras edades, de sus problemas..No he vuelto a saber de ella, yo corte toda relación porque necesitaba sanar heridas, y me gustaría saber de ella pero aun no me veo preparado. Imagino que ella ha rehecho su vida sin problema, y yo también, aunque me cuesta un poco mas..
    el problema me surge en el .. y si hubiera…y si hubiera..y si ..y si…
    es muy difícil dejar marchar sin luchar a alguien a quien quieres, porque, en lo mas profundo de mi ser, se que ha sido la decisión correcta, sobre todo por y para ella.. aun tiene mucho que vivir.

    Me gusta

  14. Yesica dice:

    Es así, siento que si me quedo sigo sufriendo y dejando que esa persona me lastime. Pero por mi culpa porque yo decido quedarme porque lo quiero. No pasa por quererlo, pasa por haberme dado cuenta que no sirve estar así de triste y esperando cosas del otro que nunca van a llegar, aunque me quede y lo intente.
    Siento que tengo que tomar la decisión de irme de su vida y valorarme. Porque no me valoran como lo necesito. Es tomar la decisión y no arrepentirme cuando flaquee y lo extrañe. Es ser fuerte por una vez. Cosa que nunca fui.

    Me gusta

  15. Raúl dice:

    Hola cristina, llego a tu artículo movido por la desperación. Llevo 5 años con mi pareja, los 5 años mas maravillosos de mi vida. La he amado y la amo a día de hoy como jamás he amado a nadie.
    El asunto es que yo soy divorcado y tengo dos hijos. Ellos no viven en mi ciudad por lo que los tengo cada 15 o 21 días los fines de semana, algún puente y como no, en las vacaciones. El problema es que ella no termina de aceptar a mis hijos, no es que les tenga malos modos, pero cuando están con nosotros ella cambia por completo. Se agobia, está seria, no interactua a penas con ellos… Cuando ellos vienen ella siempre aprovecha para hacer planes sola, y yo me quedo solo con ellos, y la verdad es que me hundo ante estas situacines. A penas les da un beso cuando llegan el viernes y otro cuando se marchan el domingo, no quiere hacer planes nunca juntos con los niños, ni siquiera salir y mucho menos viajar a algún sitio ni salir de vacaciones. El problema es que esta situación a mi me afecta muchisimo y me duele en el alma. Ahora ella quiere ser madre a medio plazo, y esto me hace preguntarme muchas cosas sobre como sería mi futuro con esa persona. Miro al futuro y solo veo miedo al fracaso, solo veo discusiones, etc…. el problema es que mi cabeza sabe que esto no va a funcinonar a largo plazo, pero como se lo digo a mi corazon?? no tengo fuerzas para poner punto final a la relación, pero a la vez se que esto ira cada vez a peor. ¿que consejo me puedes dar?

    Me gusta

    • Hola Raúl,

      ¿Esto lo has hablado con ella?

      Me gusta

      • Raúl dice:

        si que lo hemos hablado, y mas de una vez. Ella también piensa que la solución mas fácil es terminar con la relacion. El problema está en que los dos nos amamos, y ninguno tenemos la suficiente fuerza para dar ese paso….

        Me gusta

      • Hola Raúl,

        No os compliques tanto. Si no queréis dejar la relación de momento, seguir viviendo la pero dejando a los hijos al margen y cambiando expectativas. Es decir, en vuestro caso es viable ser pareja pero no familia. Habladlo y redefinir lo vuestro, no hace falta sufrir tanto, sólo ser conscientes de lo que podéis compartir y lo que no e ir viendo con el tiempo si esa formulación funciona.

        Abrazos

        Me gusta

      • Raul dice:

        Aconsejas tener un hijo con ella? Ese es el miedo que tengo.el ver a mis hijos desplazados….y solo de pensarlo me muero de dolor.

        Me gusta

  16. incertidumbroabatido dice:

    Hola,
    Te escribo porque estoy pasándolo muy mal y necesito tu opinión.
    He leído tu artículo porque creo que tiene mucho que ver con lo que me pasa a mi.
    Soy un hombre de mediana edad (>40), separado con dos hijos. Tras mi separación tuve una relación que acabe dejando por la mujer con la que estoy ahora, separada y madre de dos hijos también. Ella tiene mi edad pero sus hijos son algo mayores, y por motivos laborales nos vemos al menos tres veces por semana.
    Los dos tenemos custodia compartida y eso hace que al menos una de cada dos semanas podamos convivir juntos (aparte de vernos tres días en horario laboral). En estas circunstancias, hemos tenido una relación maravillosa durante tres años y medio… yo pensaba que era perfecta (cariño, respeto, diversión, confianza, buen sexo… todo).
    La cuestión es que hace unos días la note rara (no sabría decir porqué) y se lo pregunté, me dijo que no pasaba nada, pero más tarde volvió a salir el tema y me dijo que últimamente estaba desanimada, desilusionada y en horas bajas de amor. Lógicamente no fue una buena noche, dormí fatal.
    Al día siguiente, le escribí y le pregunte qué pasaba, porque si el poco tiempo que tenemos para estar solos no se siente ilusionada y está baja de amor, ¿qué nos queda? Me confesó que llevaba tiempo así, que no me había querido decir nada porque nunca habíamos tenido una crisis, que tenía miedos y dudas, y que no sabía en qué momento estaba pero que debía decirme como estaba. Yo le dije que si estás así y lleva tiempo… Sabía a donde nos llevaba eso, ¿no? Y ella me dijo que eso es lo que le daba mucho miedo.
    Le explique que yo no puedo ir donde no me quieren. Que para mi es la mujer más maravillosa del mundo, pero los sentimientos no se pueden decidir. Ella me respondió que estaba llorando, que no sabía qué le pasaba y que no sabía qué estaba haciendo. Yo le dije que ya podía imaginar como estaba yo… Pero lo mejor era que de tomará el tiempo y el espacio que necesita, que ya sabía cuáles son mis sentimientos y que cuando quisiera hablar aquí estaría. Me lo agradeció y me dijo que lo sentía mucho.
    Día y medio después me escribió, y tras una conversación corta, me emplazó a hablar el viernes… pero yo pedí hablar aunque fuera por teléfono cinco minutos, y ella prefirió llamarme. Tras una conversación algo banal, le dije que estaba mal, que tenía miedo a perderla… ella no respondió, solo volvió a decir que lleva tiempo desilusionada, que está baja de amor, que hace tiempo que ve que no siente lo que tiene que sentir, que no me lo había querido decir porque nunca habíamos tenido una crisis, que a veces lo pensaba y se decía a sí misma que ya pasaría y que “a donde vas? si es un tío maravilloso”… pero ahí seguía ese sentimiento, yo le pregunté qué podía hacer, ella dijo que no lo sabía.
    Le pregunté claramente si es que lo quería dejar, y ella me respondió “pues la verdad es que sí”. Eso fue una lanza que me atravesó de lado a lado.
    Le pregunte como era posible que la semana pasada me estuviera diciendo sin venir a cuento que me quiere, las veces que me ha dicho que me necesita más que yo a ella, que le prometa que nunca la dejaré…. ella dijo que todo lo que me ha dicho siempre lo ha sentido así, que nos queremos muchísimo, pero que no siente lo que tiene que sentir, que hace tiempo que está así y que le ha costado mucho decírmelo. Que me quiere y siempre me querrá.
    Le pregunté que si no pensaba que esto tuviera solución, y ella me dijo que no lo sabía, que quizás con el tiempo. Yo le di las gracias por todo, por este tiempo juntos y por ser la mujer más maravillosa que ha pasado por mi vida… ella se puso a llorar y quedamos en hablar el viernes en el trabajo.
    No obstante, le escribí al día siguiente y le dije que el trabajo no era sitio para hablar, que prefería vernos cara a cara con un café… a lo que accedió.
    Tras hablar cara a cara, por un lado, me dijo cosas muy bonitas (no imagino mi vida sin ti, nos queremos, me aterra perderte, seguro que me equivoco…), me abrazó hasta 3 veces y hasta me besó en uno de los abrazos.
    Por otro lado, me dijo que tiene un pie fuera de la relación y que para volver a meterlo tiene que estar muy segura, que se ha desenamorado, que hace tiempo cuando llegaba nuestro tiempo de estar solos solo deseaba tomarse algo conmigo y reír y hablar (pero que ya no), que hace tiempo que nota que no está al 100% y que eso no es justo ni para mi ni para ella, que cree que no sabe tener una relación, que no sabe querer.
    Le pregunté cuanto tiempo hace, y me dijo que unos dos meses. Le dije que no todo el mundo está al 100% siempre, que podía ser una crisis, un bache, y ella dijo “no lo sé”.
    Le dije que había tenido los años más maravillosos de mi vida y que no tirara la toalla, le pregunté si ella pensaba que valía la pena y ella me dijo que claro que lo valía, pero que necesitaba tiempo.
    Al final, le dije que se lo iba a poner fácil, que aunque las pasara canutas iba a intentar que no se me notará, le prometí que si me necesitaba yo estaría ahí, que me llamará, y le prometí también que yo no la llamaría, por mucho que me costara, porque no es lo que ahora necesita.
    Tener que verla en el trabajo me está suponiendo una tortura, y no sé si es bueno (porque me ve pero no me tiene y tengo la oportunidad de recordarle todo lo que le enamoró), o malo (porque no creo ausencia y no me echará de menos).
    Gracias por leerme y perdona el texto tan largo.

    Me gusta

    • Hola incertidumbroabatido,

      Una mujer y madre de vuestra edad que ha visto romperse su vida sabe de sobra lo que es un bache, lo que es aguantar, lo que distingue al amor de la rutina y lo que quiere o deja de querer. Si tu ex pareja ha tomado esta decisión (que al final en realidad es su decisión, más que la tuya), está más que pensado, trillado y desgastado. No han sido dos meses. Ha sido mucho más. Te está dando una gran pista con lo de “no sabe tener una relación y no sabe querer”. Las dudas vienen de mucho antes y quizás al veros tan poco ha sido posible alargar una relación que quizás con mayor convivencia hubiera terminado mucho tiempo atrás. No es lo mismo una persona que lleva detrás una larga vida de pareja que se ha roto, que alguien que le pille de nuevas…ella no es nueva en estas lides.

      En el trabajo no puedes aplicar un total contacto 0, pero puedes adoptar una distancia emocional y aprender a tratarla como una compañera. Si ella te echa de menos será como pareja y si no puede acceder a la confianza, el refuerzo afectivo o la atención que tenía en la relación, su sensación de ausencia será la misma.

      Abrazos

      Me gusta

      • incertidumbroabatido dice:

        Hola Cristina,
        La historia continua, el sábado le escribí una carta desde el corazón, explicándole lo que yo pensaba nos podía haber ocurrido (tenemos hijos de anteriores relaciones y eso ha podido desgastar mucho la relación, puede explicar que le haya desilusionado, que se haya sentido así…), que me hacia cargo de las veces que no supe verlo, que podíamos buscar una solución, que la quería y que necesitaba que me de la oportunidad de volver a enamorarla.
        Me respondió que también me quería y que me echaba de menos, pero que no podía estar ahora, que no tenía fuerzas y que notaba que había dado un paso muy grande.
        Me mantuve en la distancia en lo que pude (coincidimos en la oficina), pero dos días después me escribió ella preguntandome cómo estaba, diciéndome que estaba triste, que me echaba de menos, que no poder hablar la había dejado tocada, que quería saber de mi… le respondí que estaba triste y que también le echaba de menos… me pidió un poco de tiempo para aclarar ideas, diciendome que lo sentía mucho, que se sentía fatal, triste pensando lo que la quiero, lo bueno que soy con ella y lo bien que le hago sentir, me dijo que no encontraría a nadie como yo.
        Finalmente, se despidió con un “te quiero mucho”, yo le dije que yo también.
        Por otra parte, he de decirte que sí que hemos convivido, al tener los dos custodia compartida conviviamos la mitad del tiempo… Y siempre fue una convivencia agradable, sin discusiones, ni gritos… Nuestros desencuentros, aunque nos enfadaramos (sobre todo yo), siempre los resolvíamos hablando.
        Han pasado días, la sigo viendo y sufro como nunca, no sé qué pensar, no sé qué esperar…
        Aplico el contacto cero emocional, pero me está resultando muy duro no poder hablar con quien es el amor de mi vida.

        Me gusta

      • incertidumbroabatido dice:

        Hola Cristina
        Hay otra idea que no me quito de la cabeza. He pensado mucho en ello.
        Cuando una persona pide un tiempo puede ser por tres razones, o hay una tercera persona, o hay una crisis de pareja… O hay una crisis personal o vital.
        La tercera persona la descarto, la crisis de pareja puede ser, aunque te aseguro que ni yo ni nadie de nuestro entorno lo hubiera imaginado nunca, parecíamos los más enamorados del mundo.
        Quizá podría ser una crisis vital, ella se acerca a los 50 y puede que le afecte, que no sepa qué hacer con su vida, que le de miedo no aprovecharla…. No sé.
        Como verás, mi cabeza no para, estoy aterrado por la idea de perderla.
        Yo también he vivido mucho, se lo que quiero y lo que no, y también ser reconocer un bache y distinguir el amor de la rutina…. Y estaba convencido de que era el amor de mi vida y yo el suyo.

        Me gusta

      • incertidumbroabatido dice:

        Hola Cristina,
        Y la historia continua, anoche me volvió a escribir por 2ª vez desde que me pidió tiempo hace una semana.

        Me gusta

      • Hola incertidumbreabatido,

        Salvo que te escriba para decirte claramente que volvéis, el motivo es simplemente que tiene bajones y tú eres el recurso más a mano para aliviárselos . Que te escriba para regalarte palabras sin hechos, no es buena señal

        Me gusta

      • incertidumbroabatido dice:

        Hola Cristina,
        Y la historia continua, anoche me volvió a escribir por 2ª vez desde que me pidió tiempo hace una semana.
        Me dijo que me echaba de menos, que quería que lo supiera… me preguntó qué iba a hacer estos días, que ella no tenía ganas de nada, que se sentía mal con el tiempo que me había pedido porque no era justo para mi. Le dije que yo debía respetarlo y que sentía haberle escrito al principio, pero que eran cosas que debían decirse.
        Me dijo que echaba de menos tenerme, que está desorientada y no sabe donde va, que a veces está bien y otras está mal, como una noria, y que a veces piensa que hace bien y otras que no.
        Le dije que no se sintiera culpable, y nos dijimos que nos queríamos…
        No sé qué pensar, no creo que ella esté jugando, solo es sincera conmigo, y creo que sabe que escribirme tiene consecuencias.

        Me gusta

  17. alexis3092lopez dice:

    Hola
    mi historia es algo complicada me enamore de una mujer que tenia pareja ya , pero antes de que yo llegara a su vida ellos tenían problemas. pero se que no fue correcto entablar una relacion asi , pues ninguna persona merece una relacion a media. pero en los sentimientos nadie manada me enamore de ella y sin darme cuenta quise una vida con ella. pasamos por muchas cosas , resumen ella se dejo a su pareja , no por mi si no porque se canso de su indiferencia , sus infidelidades, y hasta la golpeó me siento culpable, por eso por que fue por mi. bueno al tomar la decisión de dejar su relación , no sotros nos habíamos distanciado y empezamos en una relación pero su ex. no la deja en paz. las acosa no la deja ser, entiendo porque tiene un hijo pero el no le importa al parecer su hijo pues lo utiliza para sugestionar. y ella se siente hostigada y la entiendo muy bien. pero cuando nos alejamos ella me busca o yo la busco . la quiero apoyar pero tome la desicion de terminar nuestra relacion pues ella tiene que solucionar su problemas con su ex que no entiende que ella no quiere regresar con el . yo busco es una guia de como hacer porque no quiero alejarme pero no puedo permitir que ella siga temiendo estar conmigo pensando que el nos podria hacer daño. ella no esta de acuerdo en que terminemos pero me dice que sabe que es lo mejor pues hasta que ella no le aclare a su ex que ella no quiere nada con solo que tenga que ver con su hijo.
    siento miedo y nose que hacer.
    pues siento que necesito darle un tiempo, y alejarnos . pero siento miedo de perderla. es que son tantos momentos . nose como explicarme son tantas cosas.
    si alguien me pude guiar a como lidiar con esto . se lo agradeceria

    Me gusta

    • Hola Alexis,

      En los sentimientos nadie manda, pero en las acciones y decisiones, sí.

      A ella no la perderás por darle un tiempo, ni por no dárselo: pero si sigues ahi como segundón en su vida, ten por seguro que ella no va a a arriesgarse porque ya lo tiene todo sin jugarse su familia.

      Abrazos

      Me gusta

  18. Anónimo dice:

    Gracias

    Me gusta

  19. Anónimo dice:

    Hola,
    Luego de leer este interesante artículo, necesito consultarle por algún consejo.
    Tengo 24 años, estoy recibido con título universitario y trabajo. Hace ~6 años que estoy de novio con mi actual pareja. Junto a ella crecí, maduré, me encontré. Sigo enamorado de ella como el primer día y (porque la conozco), sé que ella también lo está de mi. Su familia me trata como a un hijo, tanto como mi familia a ella. Podría decir que tenemos una relación casi perfecta, obviamente con detalles como ocurre en cualquier relación, pero en fin son 6 años de puro amor. Por ella daría todo, vivo pensando en ella, y todos estos años, cada noche antes de dormir nos despedimos como si fuese el primer mes de novios (no vivimos juntos). Ella tiene sus amigas, yo mis amigos, salimos a bailar juntos o separados, cada uno hace sus cosas en conjunto o separados, no hay ningún tipo de sometimiento o cosas por el estilo que suelen darse en relaciones jóvenes.
    Cuál es el problema ? Que nunca estuve soltero (no cuenta cuando estaba en el colegio). Me encantaría saber qué se siente estar solo. Poder estar con cualquier chica que me parezca atractiva, conocer otras chicas, salir a tomar algo con ellas, en fin, lo que cualquier persona de veinti-tantos años hace estando soltero. Es una parte de mi vida que nunca la pasé y luego de todo este tiempo me puse a pensar que si me la pierdo jamás la recuperaré.
    Pero la amo a ella, a todo lo que tiene que ver con ella. Y sé que si tomo la determinación de cortar, la voy a arruinar, va a ser la peor experiencia que haya tenido en su vida y me siento la persona más egoísta del mundo con solo pensar en hacerlo. No sé que hacer, qué camino tomar. Me siento fatal.

    Saludos y gracias.

    Me gusta

  20. Lucy dice:

    Mi historia es larga y extraña. Llevo ya 25 años con mi esposo y padre de mis tres hijos. Hemos tenido días buenísimos y otros malos. Siempre pensé que teníamos una relación normal. Sé que soy medio tonta por esto, pero he hecho una recopilación de detalles y ahora me he dado cuenta de que siempre ha hecho “cositas” para hacerme sentir mal y menos que él.

    Sus ofensas son sutiles. Por ejemplo, hacer comentarios negativos de los regalos que le doy (de cómo no sé sus gustos o no le presto atención a lo que quiere o que sus regalos son mejores) o los usa para actividades en donde se van a estropear a la primera, de decir “que le fastidio la vida” por que no me gusta su música o porque recientemente le dije que bajara la velocidad el auto pues me estaba sintiendo incómoda. Que hemos celebrado sus ascensos y éxitos pero no los míos (y gano más que él). Que demanda que comparta sus actividades pero pone excusas para las mías (a las que voy sola). Antes amenazaba con dejarme ante cualquier conflicto o desacuerdo (inclusive cuando mis planes de retiro no le gustaron o cuando le pedía que me avisara si iba a salir con sus amigos para no esperarlo).

    Fuimos a terapia de pareja para que soltara todo su veneno, e invalidó mis observaciones (tas mal, así no fue, me obligaste, no tienes remedio, no me valoras, etc.etc.etc.) y para luego no reconocer que él también se equivoca (a las finales continué la terapia sola y me ha ayudado un montón).
    Ha llegado a gritarme muy feo y luego excusado porque “es la única manera que encontró de controlarme” (y una vez porque me atreví a llamarlo porque tenía dificultades con una tarea de mi hijo menor porque había que ajustar unos alambres y no podía (como estaba con sus amigos dijo que lo que quería era manipularlo y me pegó de gritos al teléfono) . Quien me ayudó al final fue mi hija mayor (en ese entonces son 13 años). No lo he podido olvidar, me marcó.

    Que detesta a su madre y proyecta todo eso conmigo, peor cuando ha sido demasiado grosero con ella y he salido a defenderla, porque mala persona no es, sólo cometió errores que mi esposo no le perdona (como no protegerlo del padre pegalón), pero sin embargo al padre que los abandonó y que lo maltrataba , lo trata mucho mejor.
    El se considera supér, le encanta figurar y que lo alaben. Es muy amable con terceros, pero con nosotros todo se lo toma como afrenta, hasta el no estar de acuerdo en donde comer si salimos.

    Mi problema real son mis hijos. Las dos mayores creo que ya lo superarían bien (es más una de ellas me ha pedido que me separe porque no ve que sea plenamente feliz y ambas paran discutiendo con él), pero el menor que recién va a cumplir 15, aunque su padre no le preste mucha atención, si me preocupa le vaya afectar porque el chico lo quiere y mucho.

    Lo que quiero llegar a entender es como prepararme, contarle a mis hijos la razón de mi decisión y cómo decirle a él que ya fue sin lastimarlo demasiado pues él no controla lo que le pasa (fue un niño maltratado y por eso es que sobrereacciona, pero no reconoce su problema). Que por más que lo estimo y siempre lo consideraré mi familia, no veo ya mucho futuro juntos, ya no me es agradable, me tensa porque no sé de dónde vendrá el reproche y cuando los niños no estén no creo que encontremos forma de pasarla bien juntos, a pesar de que siempre le desearé el bien.

    Me siento débil de carácter y me da verguenza porque no es lo que quiero transmitirle a mis hijos. Irónico cuando mi puesto es de Gerencia y en mi trabajo si doy órdenes por doquier.
    En fin ¿como me aconsejan que me ordene?
    Gracias

    Me gusta

    • Hola Lucy,

      No eres tonta. Simplemente que has ido normalizando tu vida y todo lo que sucedía, porque si no, te volvías loca.

      Comprendo tus dudas con respecto a lo que supondría un cambio muy grande, pero es tu vida, sólo tienes una y aquí ya te tienes que plantear si quieres pasar el resto de la misma aguantando y tragando maltratos.

      Ahora es tu hijo de 15 años (que aunque os separéis, no tiene porqué dejar de querer, ver o disfrutar de su padre…), dentro de unos años, serán otras razones, siempre las hay si se buscan y si no se buscan, se inventan.

      Si tu marido fue un niño maltratado y odiaba a su madre, pero no lo quiere ver, reconocer, ni tratar, es su problema. No todos los niños maltratados se vuelven maltratadores y quién lo hace, es porque en parte lo ha escogido así en su camino, cada vez que a lo largo de los años decidía agredir, machacar o tratar mal a su familia, estaba escogiendo. A él no le vas poder hacer entender nada, pues vive tan metido en su película de dolor no sanado, que sólo cuando se vea solo, podrá ver la realidad.

      Cuando no le quede nadie en el que descargar su porquería emocional.

      Simplemente le puedes decir que no eres feliz. Lo demás ya se lo has dicho por activa y por pasiva y no te escucha, ni te ve, ni te entiende.

      A tus hijos lo mismo. Papá y mamá se quieren como amigos, pero no son felices y necesitan estar separados, pero que seguís queriéndolos y pueden seguir contando con ambos como padres. Una cosa es la relación de pareja y otra la relación familiar.

      Abrazos y mucho ánimo.

      Me gusta

      • Lucy dice:

        Mil gracias por la respuesta.
        Definitivamente cuando los matratos son palabras dichas “amablemente” cuesta reconocerlo y una se siente hasta culpable y rara. Pero el punto es la acumulación y el síntoma de que ya no soy feliz.
        Buscaré el momento, iré preparando a mis hijos y gracias nuevamente.

        Me gusta

      • Es cierto Lucy. No todos los maltratos vienen acompañados de gritos, golpes y aspavientos. Existe el maltrato escondido en palabras suaves, en modos educadísimos, pero como decimos por aquí “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Una falta de respeto es una falta de respeto, aunque venga adornada con una sonrisa en lugar de una bofetada.

        Ánimo!

        Me gusta

  21. Mago dice:

    Hola!

    A mí también me gustaría compartir algo que es justamente lo que estoy viviendo. Hace un año que vivo con mi actual pareja, al principio (un par semanas, tal vez), él tenía una inestabilidad emocional por su anterior pareja, de saber de ella, de cómo estaba, o incluso, ir a verla. Cuando hube tenido pláticas con él antes de ser pareja, le comentaba que a mí me generaba una incomodidad de cierto tipo hacia/con las ex parejas, le hablé desde mi experiencia personal. Me enteré por mensajes a escondidas que se enviaban, no me pudo hablar con sinceridad, porque me respondió que yo no lo tomaba bien, pero, de alguna forma me tenía qué platicar. Como tal, me explicó que no tenía ninguna intención de estar con ella, simplemente tenía y tendrá ese afecto hacia ella por encima de cómo sucedieron las cosas, quería estar al pendiente de ella. Hasta cierto punto lo entendí. Ella seguía insistiendo de distintas maneras de llegar a él, con mensajes fuera de lugar, llamadas con el mismo fin, no quiero llegar a sonar como que siempre me incomodó, de hecho, la conocí y nunca he hablado mal de ella.

    Durante nuestro tiempo juntos, estuvimos alcanzando nuestra estabilidad, teníamos algunos roces, pero nada que nos destruyera, buscábamos la manera de hacernos entender, al final, nos amábamos y todo lo malo lo supimos transformar para bien.

    Hace unos días, vuelvo a saber que él le escribió acerca de sus sentimientos (el modo que llegué a esto fue porque se escribieron con el correo del trabajo, y mi pareja y yo, trabajamos juntos, ese día no fue y tuve que trabajar en su equipo, y pues desde casa se estaban escribiendo instantáneamente), pude notar que le dijo que estaba pasando por unos malos días, que amaba a la persona con la que vivía pero no como ella quisiera y no le estaba respondiendo como debería, pues no indagué más. Al llegar, estaba tranquila, le dije cómo es que supe de lo que estaba pasando y me dijo que malinterpreto siempre sus palabras, que él me ama a mí, y que su decisión de separarse de ella fue y seguirá siendo para él lo mejor, solo que sigue esa preocupación ahí, yo no sé de qué forma, hasta he llegado a pensar que yo soy el problema tanto para él como para mí.

    Estoy enamorada de mi pareja, llegó para que fuera más feliz, nos entendemos, simpatizamos, jugamos, lo admiro como no tiene una idea, es mi persona favorita. Sin embargo, yo le dije que lo mejor era separarnos, más allá de esa persona, me sentí triste por cómo se sentía en ese tiempo y porque no pudo decirme las cosas, aunque yo no tuviera la mejor reacción que el quisiera, jamás le prohibí nada. Me fui unos días de la casa para estar tranquila, me llamaba diciendo que busque la forma de ver mejor las cosas y sobretodo aceptarlas, después de regresar a casa hablamos, pero nunca me terminó por decirme qué pasaba con él, al final también me preocupaba.
    Todavía me dijo en una ocasión que si nos amamos nos aceptemos y poder continuar una mejor relación. No me sentía cómoda, él trataba de acercarse a mí, invitándome a comer, a salir, pero, yo lo veía como que no le estaba importando nada, cuando pudiera ser lo contrario. No puedo mentir, estuve apática algunos días, y fui a platicar con mi mamá, de alguna forma ella siempre tiene los mejores consejos cuando se trata de ser imparcial. Me ayudó a ver las cosas de distinta perspectiva, no sé si estuvo bien, cuando volví a casa íntegra dispuesta a que no se terminara nuestra relación. Solo que su respuesta fue que ya no tenemos nada qué ofrecer, me duelen sus palabras, no se tuvo qué decir que terminamos para saberlo, después de eso me ha dicho que hagamos las cosas distintas sobretodo aceptación, y pues bueno, todavía no acepto el que se haya terminado todo, yo no quiero mantener ningún tipo de relación después de haber terminado, pero él insiste en que no quiere dejar de saber de mí. Estoy confundida y traigo un montón de enredos sentimentales y emocionales. 😦

    Me gusta

    • Hola Mago,

      Comentas que no aceptas todavía que él se haya ido del todo.

      Imagínate pues, que ahora entra una persona en tu vida. Una persona agradable, que te ama, con la que te llevas bien. ¿Cómo te sentirías?

      Esto es exactamente lo que tiene que resolver tu ex pareja en su propia vida.

      Haz lo que te duela menos. Si estar en contacto con él, te hace daño porque hablas con él, pero no puedes estar a su lado de verdad, no estés en contacto.

      Abrazos

      Abrazos

      Me gusta

  22. Marilyn dice:

    Hola! Quizás mi historia te resulte un poco tonta, no lo que cualquier mujer aguantaría Pero hace dos años estoy en una relación con una persona a que ame desde el primer día y amo, un año nos conocimos de novios y luego nos fuimos a convivir. Siempre coincidimos en todo en nuestra manera de pensar y aunque aveces no fueran las mismas respetábamos al otro los mismos gustos podíamos compartir cualquier clase de momento que disfrutábamos el solo echo de que fuera juntos. Yo tuve un pasado no tan grato y él fracaso con 3 parejas. Nos unió el amor y la fidelidad. Conociéndolo un poco más en la convivencia me di cuenta que sus estados de animo llegaban a un punto el cual no podía manejarlos, me levanto la mano primero fue una cachetada y así fueron agravando cada ves mas. Lo perdone muchas veces pero le prometí que si lo volvía a hacer me iría. Llego el día, lo hizo, agarre mis cosas con todo el dolor de mi alma y me fui. Sentí realmente que el no me quería porque yo amándolo nunca hice eso con el. Me fui con una mano atrás y otra adelante, Ahora me llama llorando y mal (se que esta mal su familia me lo contó), y yo estoy cuestionándome porque no darle otra oportunidad. Después de leer tu articulo me di cuenta que a pesar del amor que tengo hacia el, no cambiara tan fácil y si regreso este reproche quedaría siempre a flor de piel. Necesito que me des un consejo de como seguir, me siento triste, vacía, lo amo…. pero con todo lo que he sufrido en mi corta vida no puedo permitirme a mi misma que me siga lastimando. No se como afrontar esta situación

    Me gusta

  23. agustina dice:

    Buenas, llevo una relación de 2 años y medio, al principio como toda relación hablábamos horas por teléfono, nos escrbiamos desde que empezaba el día todo estaba bien hasta que empece a notar ciertas cosas que me decían que me mentía.
    Una tarde estábamos al teléfono y nos despedimos, pero volvió a llamar y al contestar era una mujer que decía que mantenía una relación con ella, en ese momento no atine a decir alguna palabra sin embargo el me llamo luego diciendo que no contestara a números desconocidos.
    Descubri que mientras estaba conmigo seguía con otra chica , ya había pasado un año de es, yo me preguntaba cómo era posible sí dormiamos juntos, absolutamente todo el pueblo sabÍa de nuestra relación.
    Tuvimos una gran discusión, durante tres meses dejamos de vernos, aún así él me escribía y llamaba , no respondi a ninguno de sus mensajes y un día nos volvimos a ver simplemente yo lo miré, y seguí mi camino al llegar a casa respondí una llamada y nos encontramos, hablamos de la relación y retomamos.
    Quizás me cegué, tal vez ahora ya no quede nada de mi , digo todo eso porque seguía sintiéndo que me mentía y pues si es verdad descubrí que durmió en casa de su ex, quee mientras yo dormía él estaba con su ex tomando o que simplemente lo veían en casa de ella,
    Lamentablente después de dos años y medio vengo a darme cuenta de todo pero esta vez perdí mucho más porque todas mis tarjetas bancarias las tengo saturadas por él, amistades buenas también las perdí.
    Hoy fue un día donde ya no tengo más ganas de tener un amor como él, eh dicho basta y se acabó, ya es momento de encontrarme a mi misma sacar valentía para ser feliz.

    Me gusta

  24. Juan Gómez dice:

    Buenos días, leyendo este artículo me siento toalmente identificado. Actualmente tengo una pareja (ella tiene 8 años más que yo) que vive a una cierta distancia de mi hogar (1 hora más o menos). Pues bien, ella quiere ser madre ya, y yo con 27 años no me veo preparado aún. La quiero mucho, pero mi sentido común me dice que debo dejar la relación, pues no me veo dando el paso y a ella le estoy haciendo perder el tiempo. Me entristece mucho pensarlo pues es una persona increible.

    El problema que tengo es que no se como dejar la relación. No encuentro nunca el momento, el valor necesario. Alguna sugerencia? Muchas gracias.

    Me gusta

  25. Marta Bosch dice:

    Hola Cristina,
    Primero felicitarte por tu blog, lo descubrí hace algunas semanas, y es de lo mejor que he leído en años. Llegas, conectas, de una forma que parece imposible sin conocer a la persona…

    Me gustaría contarte mi historia.. soy una chica, que llevaba una relación “maravillosa” durante 4 años, y que estaba a punto de casarse… Después de un par de meses fe frialdad por parte de ni novio y a 5 meses de la boda, un día, después de semanas yo insistiendo sobre que algo pasaba, me dejó, no sentía lo mismo por mi y no quería estar conmigo, recogió sus cosas y en menos de 10min salió por la puerta. Me quedé destrozada pero saqué fuerzas, y no dejé que eso me hundiese, me cambié a una ciudad, me fui de viaje sola, en definitiva, me empoderé y no le fui detrás ni una vez, lo quería, con toda mi alma, pero el día que me dejó sentí que aquello estaba muerto por su parte y no quería recibir su rechazo. Poco después de la ruptura, un par de meses, me buscó, arrepentido, alegando que no sabía lo que le había pasado, pero que estaba fatal, que era la mujer de su vida etc… Yo lo amaba con toda mi alma, así que le di la oportunidad, sudando mucho, de que me demostrase su error… El quería todo muy rápido, ir a vivir juntos de nuevo, tener un hijo etc y yo puse el freno, si hacia semanas habiamos cancelado una boda no podiamos ahora dar ninguno de esos pasos. Una par de meses después de volver le pillé unos emails con una compañera de trabajo, en esos emails ella se despedia de él y de “su historia”. Él me dijo que solo había sido sexo y compañía, y siempre después de haberme dejado, pero algo dentro de mi me decía y si se ilusionó y por eso me dejó y luego se dió cuenta que lo que tenía yo o él conmigo no lo tendría con la otra? Pero finalmente decidí perdonarlo. En general, fueron unos meses en los que yo era feliz, pero iba con pies de plomo, y el estaba mas enamorado que nunca y eso decía .. con los meses yo fui entregandome mas, pero 10 meses después de haberme dejado la primera vez el volvió a enfriarse… Esta vez lo corté a la segunda semana, el alegaba que no sabia lo que le pasaba pero que volvía a sentirse frio conmigo, me pidió intentarlo pero 4 días después lo dejé porque su actitud no cambiaba. Ahora hace 6 meses de la ruptura, el a los 2 meses empezo a salir con una chica muchos años menor que él, que por cadualidad la había visto todo el verano porque era la niña que llevaba el bar de la piscina del pueblo vecino donde vivía, se seguían en redes etc que aun está estudiando, y no lo entiendo si conmigo quería casarse, tener hijos etc… y tengo la duda di edta segunda vez también se enfrió porqué se ilusionó por otra, por que nunca me ha sabido explicar el porque se enfriaba. La verdad es que me esta costando olvidarlo, sacarlo de mi cabeza, lo quiero mucho, y aunque no volvería con él, primero porque el ha rehecho su vida, también por mi dignidad y mi amor propio, pero me esta costando mucho, porque en el fondo, tengo como en mi cabeza que se arrepentirá y verá, y yo lo rechazaré etc, pero no me deba avanzar… Cual es la explicación más probable a su enfriamiento? Como puedo yo cerrar el capítulo?
    Gracias de antemano, un abrazo!

    Me gusta

Responder a Cristina Lago Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s