Querido diario,

Nuestros artistas han promovido un apagón cultural en respuesta al nulo apoyo económico que ha prestado el gobierno a uno de los sectores más precarios de la pandemia (y de antes de la pandemia). Mientras tanto, en las casas, nunca se consumió tanta cultura. Leer el resto de esta entrada »

Querido diario,

Acabo de encender la televisión y lo primero que ha salido es un señor diciendo: un día menos. Así que hoy empiezo así el diario, que es mucho más gratificante que contar un día más. Leer el resto de esta entrada »

 

Querido diario,

Parece mentira, pero dentro de tres días, podremos celebrar nuestro primer mes oficial de confinamiento. 30 días justitos. Leer el resto de esta entrada »

Querido diario,

Si me dijeran hace unos años que iba a estar viendo por internet vídeos sobre cómo fabricar tu propia mascarilla casera, no hubiera dado crédito. De verdad. Leer el resto de esta entrada »

Querido diario,

Hoy me pregunta un amigo que ¿qué tal llevas el encierro, Cris? Le digo que si quiere la versión mundos de Yupi o la versión realista. Me dice lo segundo y le pego el link de este diario. Leer el resto de esta entrada »

 

Querido diario,

Hemos estrenado el día 21 de cuarentena. En poco más de una semana, habremos estado confinados durante un mes. No sabemos cuánto queda todavía para salir. Leer el resto de esta entrada »

Querido diario,

Vamos llegando al día 19 de confinamiento y mi cerebro va empezando a convertirse en el capítulo de la mosca de Breaking Bad.  Leer el resto de esta entrada »

 

Querido diario,

Ayer descubrieron unos científicos británicos que nuestra Vía Láctea era mucho más grande de lo que jamás imaginamos. En concreto, su diámetro mide la friolera de 1,9 millones de años-luz. Leer el resto de esta entrada »

Querido diario,

En la tradición religiosa judía, el Shabat, sábado, es un un día de descanso sagrado. Se prohíbe en el Shabat más ortodoxo trabajar, cocinar, usar aparatos eléctricos, labores domésticas, y en general, cualquier tipo de actividad que implique no centrarse en lo que pasa en la propia mente y en el propio entorno. Lo que se puede hacer en el Shabat es, por ejemplo, escuchar música, bailar, meditar, rezar, hacer el amor, estar con la familia y en definitiva, a llenarse por dentro, a crear el territorio idóneo para amar y amarse. Leer el resto de esta entrada »

Querido diario, 

Decía Jacinto Benavente que el único egoísmo aceptable era del de procurar que todos estén bien para estar uno mejor. La vida precisa constantemente de evaluar prioridades, males mayores, males menores. Por eso, hoy he tenido que decirle a un ser querido que no viniese a casa. Leer el resto de esta entrada »