Lo que pasa en Erasmus…¿se queda en Erasmus?

Publicado: diciembre 15, 2014 de cristinalago en Superando el desamor
Etiquetas:, , , , , ,

amor erasmus

Me voy de Erasmus. ¿Crónica de una muerte anunciada?

Al principio, te inquietas un poco. ¿Será verdad lo que dicen de la famosa beca? Piensas en tu pareja en el extranjero, conociendo a otras personas, saliendo de fiesta y recuerdas todas las historias para no dormir que te han contado tus amigos.

Pero no importa, vuestro amor es fuerte, puede aguantar unos meses de separación. Hablaréis todos los días por skype y mantendréis la llama hasta que el otro regrese.

1- Lo que vives tú:

Os despedís en el aeropuerto, llenos de ilusiones, lágrimas, promesas y abrazos. El avión se eleva, mientras tú lo contemplas con la mirada temblorosa. Estar unos meses separado/a de tu pareja será duro, pero también es bonito echarse de menos.

Tal y como habéis acordado, dedicáis un rato de vuestras noches a conversar por skype, contaros las experiencias que vais viviendo y recordándoos lo mucho que deseais volver a veros. Poco a poco, tu pareja pasa de contarte lo solo/a que se siente y lo raro que es todo, a hablar de invitaciones, cenas, fiestas y nuevos amigos. ¡Qué bien se lo tiene que estar pasando!, piensas, con un puntito de miedo y envidia. Eh, a ver si te vas a olvidar de mí, le dices, medio en broma, medio en serio.

Con el paso de los días, vas notándole un tanto distante, incluso con cierta prisa a la hora de terminar las conversaciones contigo. Un día, estará demasiado ocupado, demasiado cansado o tendrá demasiadas cosas que hacer, o mucho que estudiar y no podrá hablar mucho tiempo.

Y tú, que aguardas todos los días ese momento de la noche para poder hablar con tu pareja – a fin de cuentas, tú estás en el mismo sitio y haciendo la misma vida de siempre – empiezas a mosquearte. Tu pareja se disculpa, da explicaciones, alega que todo es muy nuevo y aún no se consigue organizar y promete que sigues siendo el amor de su vida, pero que tienes que ser un poquito comprensivo con sus circunstancias.

La cosa sigue, más o menos igual.

Hasta que llega la debacle. De repente, te dice que ha besado a otra persona en una discoteca. O que se siente atraído/a por alguien de su grupo. O que está confuso. O que tiene dudas. O que la distancia es muy difícil.

O la más habitual: necesito un tiempo.

2- Lo que vive tu pareja

Se despide en el aeropuerto, lleno/a de ilusiones, lágrimas, promesas y abrazos. Yo no seré como los otros, mi relación es más fuerte que el Erasmus, piensa. El avión se eleva y mira hacia abajo, buscando el puntito imposible de ese amor que esperará su vuelta. Será duro estar separados, pero no puede evitar sentir cierta excitación con respecto a la aventura que le espera.

Adaptarse a un nuevo entorno, lejos de la protección familiar y de las cosas de siempre, supone un reto. Es emocionante – y da un poco de miedo- sentirse libre, sin tener que dar explicaciones y conociendo a personas que están en la misma situación- Pronto, tendrá una nueva y vibrante vida social y esas conversaciones por skype con la pareja, empiezan a parecerle un poquito pesadas.

Nadie sabe de lo que es capaz, hasta que tiene la libertad de hacerlo.

Empieza a pensar que esta etapa de su vida no volverá nunca y a sentir que algo ahí dentro que le mueve a buscar y vivir esas nuevas experiencias sin pensar en las consecuencias. Es como un niño goloso en una pastelería: quiere probarlo todo.

Desgraciadamente, no puede explicarle nada de esto a la pareja. Y empieza a no saber muy bien cómo compaginar esa relación lejana que ya cada vez le apetece menos y las cosas tangibles y reales que se están abriendo ante sus ojos.

Ya no es la misma persona que decía adiós en el aeropuerto, con el convencimiento de que ni la distancia, ni las tentaciones del Erasmus, acabarían con un amor tan grande.

Sus buenas intenciones chocan contra la distancia y sus veintitantos llenos de vida, energía y ganas de novedades.

Y vienen las terceras personas…y las confusiones.

3 – Lo que vivís ambos

Lo cierto es que cuando la pareja va a vivir unos en meses en el extranjero, tendrá retos y experiencias totalmente nuevas, que le cambiarán para siempre.

La persona que se queda no afronta esta evolución, por lo que muchas veces no entiende que las promesas y los mejores propósitos fueron sinceros para la persona que se marchó, pero no para la persona que regresa y que ya no es la misma.

Pero si la relación no aguantó unos meses de distancia, entonces ¿es que no me quería lo suficiente?

No, necesariamente.

Puede que tu pareja estuviera enamorado o enamorada, pero también es una persona muy joven, que está viviendo por primera vez de forma independiente y que probablemente, en este estadio de su vida, está empezando a descubrir quién es, qué le gusta y qué quiere, sin los condicionantes de lo que sus padres o su pareja esperen de él o ella.

Para ti es más duro: tú has permanecido estático, tus sentimientos y tus proyectos siguen siendo los mismos, porque tú eres el mismo.

Es díficil asimilarlo y tendemos a pensar que la ex pareja transformada por obra y gracia del Erasmus en realidad nos mentía, no sentía lo suficiente, o se ha destapado como un mal bicho traidor. En realidad, lo que hemos visto es a un ser humano en formación, que acaba de estrenar su libertad y que se ha dado cuenta de que hay muchas maneras de sentirse vivo y de ser feliz, más allá de la relación de pareja contigo. Ha pasado de ver el mundo a través de una rendija, a abrir todas las puertas de golpe, dejando pasar toda la luz. Y pudiendo elegir, ya no te ha elegido a ti.

Al regreso, pueden pasar dos cosas (obvio): que todo se acabe o que se determine seguir, intentado pasar por alto las confusiones y los tiempos solicitados. Si estás en el segundo caso y habéis decidido rescatar la relación, recordad: lo que pasa en Erasmus, se queda en Erasmus.

Y por demás, vivir en el extranjero, siendo joven y libre, es una experiencia increíble que efectivamente, te transforma. Quizás, antes de condenar sus maléficos efectos, podrías plantearte verlo por tus propios ojos.

Anuncios
comentarios
  1. Asador dice:

    O no.

    Mi experiencia (no erasmus, pero sí algo similar con más edad) fue al revés. Quien se quedó fue quien, por decirlo de alguna forma, se distanció, quien tenía prisa por cortar el skype.

    ¿Rencor porque el otro aprovechó su oportunidad mientras tú no te atreviste? ¿Despecho porque el otro parece poder vivir si ti, o quiere hacer más cosas?

    Chi lo sa, como diría un erasmus italiano.

  2. Eve dice:

    Me atrevo a decir que el 99.9% de aquellos que deciden vivir un experiencia fuera de su país local con un noviazgo presente en su país de origen se ha mencionado que con el tiempo el amor de lejos es un amor que no sirve.

    Encontrar una pareja junta después tiempo prolongado de separación aproximadamente de un año la comunicación entre ambos deja de existir por el interés de cada individuo el cuál se hace más distante por falta de tema en común en un intercambio activo.

    Un Eramus suena romántico desde el punto de vista no subjetivo para otros un añejo que con el tiempo se puede enriquecer si renace nuevamente.

    Saludos, buen artículo :))

  3. Pedro dice:

    Hola Cristina,

    Has clavado lo que me ha pasado este año. Volvió del Erasmus hace 5 meses. Tras volver, poco a poco retomamos el contacto, cada vez mas regular, hasta que nos acabamos liando otra vez. Esto hace un mes. Yo pensaba que podiamos retomar la relación, ya que estamos muy bien juntos y las cosas iban por muy buen camino. Mi sorpresa ha sido que ella ahora no sabe que quiere hacer en el futuro y no esta preparada para estar en una relación estable conmigo otra vez.

    Me he quedado otra vez hecho polvo y he decidido alejarme del todo. Es verdad que no es la misma persona que se fue aunque si creo que juntos estamos bien, nos queremos, pero no es su momento.

    No se que pasara en el futuro pero está claro que estamos en etapas de la vida diferentes, muy a mi pesar.

    Algun consejo?

    Gracias

    • cristinalago dice:

      Hola Pedro,

      Realmente, lo que aconsejaría es lo que ya has hecho. Alejarte, no tener contacto con esta persona y sobre todo, dedicarte a tu propia evolución personal. Como el futuro es impredecible, mejor ocupémonos del presente.

      Y mucho ánimo, el punto de partida que tienes ya es inmemorable, que es el comprender y no ahondar en rencores, con esto hecho, ya tienes mucho camino recorrido.

      Abrazos

  4. reina dice:

    Yo creo que es posible sobrevivir a estas relaciones a distancia pero reconozco que es difícil. Por experiencia propia, si eres el que se va, sé que hay que tener mucha fuerza de voluntad y amor para no empezar a pensar que la pareja se antoja cada vez más lejana y que te estás perdiendo el disfrutar plenamente de la nueva vida que se abre ante ti. Es complicado para ambas partes. Se sufre mucho.

    • cristinalago dice:

      Yo también conozco casos de relaciones que sobrevivieron a la distancia, entre otras una de las mías, pero también es cierto que yo tenía casi 30 años por entonces: desconozco que hubiera sucedido con veintantos…

      Abrazos!

  5. nacho_wada@hotmail.com dice:

    Mi novia se marcho de erasmus en septiembre yo estube alli visitandola en Noviembre y todo estaba perfecto y como siempre.En navidad ella tambien vino y estubimos como nunca de bien.El dia que se fue estaba desconsolada no queria que me marchara de su lado y todo fue muy emotivo.Ahora viene lo malo de la pelicula y lo que me ha dejado sin ganas de nada.En febrero fui a verla con toda mi ilusion y pasamos 5 dias increibles no note nada raro.A la semana de volverme a España me manda un mensaje y me dice que lo siente mucho pero que esto se ha terminado y que ya no eta enamorada que se ha dado cuenta alli de que simplemente quiere estar sola….pued bien a la semana me entere que estaba con otro chico español que estaba tambien de erasmus.
    La verdad que ya ha pasado mes y medio corte todo contacto y estoy bastante jodido…

    • cristinalago dice:

      Hola Nacho,

      Vas muy bien, mucho ánimo con el contacto cero.

      Lo que comentas como has visto en el artículo, es bastante habitual. No es que todas las parejas naufraguen por un Erasmus, pero en la mayoría de los casos, sucede que estando fuera, sintiéndose muy libre y conociendo nuevas personas constantemente, pases a otra etapa diferente y conectes con amores diferentes.

      A echarle paciencia y sobre todo a enfocarse en recuperar la autoestima y la propia vida. Un buen ejercicio: crea nuevos recuerdos para ir dejando atrás los antiguos.

      Saludos y ánimos

      • NACHO dice:

        Perdona Cristina por no contestar antes,muchas gracias por tus consejos ya han pasado algo mas de dos meses desde que me dejo y la verdad que me he recuperado bastante tengo nuevas ilusiones y he seguido con mi vida, he seguido manteniendo el contacto cero y nose nada de lo que hace ni quiero saberlo ya que me haria daño estoy seguro…
        Tengo miedo a que cuando ella regrese que vuelva a acordarse de lo que tenia aqui y la verdad que me encantaria poder recuperarla si ella quisiera pero nose muy bien como deberia actuar y sobre todo¿Que debo hacer si ella me pide una simple amistad?
        Espero tus respuestas muchas gracias 🙂

      • cristinalago dice:

        Hola Nacho,

        Me alegra que empiecen a salir esos brotes verdes de ilusión y ganas de seguir adelante y te deseo mucho ánimo para esta nueva etapa.

        En cuanto a si tu ex vuelve, propone o dispone, yo ya me preocuparía de cruzar este puente cuando llegue (si es que llega), no ahora, que tienes otros temas más importantes a la vista.

        Saludos!

  6. Seth dice:

    Hola Cristina, me ha sucedido exactamente eso, aunque teniendo 28 años. Tuve que viajar por problemas familiares y mi novio volvió a casa de sus padres, teniamos una relación de 5 años, al llegar se reencontró con viejos amigos, salidas, parranda etc… Todo bien, pero cada día más distante, llamadas más cortas, era frío y déspota cuando le pedía que me dedicara más tiempo, en fin, muchos signos de que algo andaba mal.
    Anteriormente ya me había pedido un tiempo, para ordenarse según el, claro también se dedico a conocer hombres y quedar con ellos, yo la pase fatal pero volvimos al mes porque el me lo pidió.
    Esto a comenzado igual: me pide tiempo, se lo doy pero con la diferencia de que le digo que no estaré esperando lo por siempre, ahí arde Troya y a los días me envía un texto donde me dice que terminamos y siempre recordará con cariño la relación.
    Otra vez fatal… No sabía que había pasado, pero intento te el contacto cero, aún revisó su facebook de vez n cuando, aún pienso en todos los planes y como me dejó de un día para otro, estoy mejor poco a poco pero me deja con muchas dudas:
    ¿Me utilizo para costear su vida?, ¿si me dijo que me amaba unos días antes de pedir tiempo, mintió?

    Agradecería tu orientación. Saludos Cris, muchas gracias.

    • cristinalago dice:

      Hola Seth,

      No es siempre sencillo distinguir entre amar a una persona o sentir esa confusa mezcla de apatía, comodidad y cariño en que puede derivar una relación cuando el amor correspondido comienza a difuminarse. Por otra parte, cuando se tomar la decisión de dejar una relación, es muy común tener, poco tiempo antes, ciertos ataques de efusividad que corresponden al miedo anticipado de ver el fin de la relación. La visión que tenemos cuando nos dejan en estas circunstancias es que nos han engañado o que nos han utilizado. En realidad, seguramente tu relación haya sido positiva durante unos años y luego en algún punto, tu pareja se estancó, con lo que a su regreso a casa, ha tenido unos cambios y unos estímulos que le han hecho tomar una decisión ya considerada (la primera vez que te pidió tiempo ya te estaba avisando).

      Me alegro de que notes avance y aunque el contacto cero al inicio no sea perfecto, te dará igualmente beneficios (y cuanto menos sepas de él, más aún).

      Abrazos

  7. Anónimo dice:

    No vuelvas con ella ni de coña Nacho

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s