Una historia de amantes

Publicado: febrero 19, 2016 de cristinalago en Los amores patológicos
Etiquetas:, , , , ,

amante

De los creadores de somos las personas correctas en el momento equivocado, el amor todo lo puede y no es que no me quiera, es que tiene un trauma, llega…cualquier día de estos, me separo de mi pareja. 

Existen dos tipos de historias de amantes. El primer tipo de historia, trata de una pareja que realmente está desmoronándose, por una o ambas partes, pero en la que faltan agallas para optar por el mejor solo que mal acompañado. Aparece una tercera persona y se precipita la ruptura. Se inicia una nueva relación, de pronóstico variado.

La segunda historia de amantes, es la clásica historia de amantes. Hay una atracción: espiritual, sexual, emocional. Puede que la persona que no está casada conozca ya el estado civil de ese hombre o mujer tan interesantes con el que cada vez encuentran una mayor conexión. Puede que no tenga la menor idea.

La atracción deriva en enamoramiento. A veces, incluso por ambas partes. La historia crece. La persona soltera conoce que su nuevo amante no está libre y  sin compromiso. La persona emparejada empieza a hablar de su relación. Dice cosas como: Mi pareja y yo estamos en crisis desde hace tiempo; dormimos en camas separadas; no me voy por mis hijos; si te hubiera conocido en otra vida…

Estas excusas son la débil argamasa en la que se sostiene una relación furtiva, un amor sin fines de semana, una pasión aliterada por la imposibilidad, que se torna cada vez más frustrante y adictiva. En definitiva…una historia de amantes.

En la mayoría de los casos, nunca se produce la ansiada separación. Esta es una realidad que la persona soltera va intuyendo poco a poco y que acaba resultando tan contundente que arrolla incluso los autoengaños más elaborados. Que no son pocos en estos casos.

Porque pasan los meses y los años y nada cambia. 

La persona soltera se defiende como puede de esa realidad. Piensa que el otro necesita más tiempo, le disculpa, le justifica y le perdona, se autoconvence de que hay que vivir el presente y de que la felicidad son momentos y a veces, echa mano del último recurso, que es destapar el trampantojo amoroso para que la pareja  de su pareja (valga la redundancia) reaccione y de paso, deje vía libre. Acción que viene a ser algo así como escupir contra el viento: la pareja resiste y el vengador es quien queda compuesto, sin pareja y con el sambenito de destrozahogares a cuestas. 

En cuanto a la persona emparejada, puede sufrir escalofriantes dilemas morales, pero tarde o temprano, normaliza su doble vida y para sobrevivir emocionalmente a su propio fraude, se acaba dividiendo en dos compartimentos mentales diferentes. El compartimento etiquetado bajo el epígrafe: Vida Real. Y el compartimento etiquetado con el nombre de: La Otra Vida.

Creen los amantes tener una conexión especial, superior incluso a la de otras personas. Y sin embargo, están en dos mundos diferentes. La persona soltera cree que al estrechar lazos, su pareja acabará definiéndose y triunfará el verdadero amor. En pos de ello, redobla su pasión y gestos cariñosos, sacrifica prioridades, se adapta a las tortuosas disponibilidades del objeto amado.

Mientras tanto, la persona emparejada regresa a su casa y a la Vida Real, con el chute añadido de sentirse deseado, de vivir el enamoramiento (clandestino y aventurero, para más inri) y de escabullirse en aras de la pasión. Una hermosa droga que pone color en una vida grisácea transida de culpas, miedos, dependencias y responsabilidades.
Pero no te casas con tu droga. 
Porque el amante no es consciente, pero en realidad, no está empujando a la persona a la que ama a separarse: lo que hace es darle la gasolina suficiente para seguir tirando con la otra relación.

La tercera persona de esta ecuación, es realmente quien sale más perjudicado. Su papel es ingrato: se conforma con una ínfima parte de una pareja real y el desgaste de esperar, sacrificar, autoengañarse y sufrir ausencias, es duro para el alma y sobre todo, para la autoestima.  Ser el amante conlleva una punzante soledad afectiva. Conlleva, como me contaba una mujer, que se te muera un padre y no tener al lado a la persona que amas.

Conlleva anular citas porque tiene dos horas libres y si no vas, no podrás verle hasta la próxima semana. Conlleva llorar en silencio muchas veces. Conlleva reducir la vida a un puñado de ratos puntuales y que el resto pase como un mal sueño. 

Muchos otros y otras se comparan inútilmente con la parejas oficiales (¿Qué tiene él o ella que no tenga yo?), ignorando el hecho de que aunque su amante esté enamorado de ellos, que es posible, hace falta mucho más que un enamoramiento para que una persona desmonte toda una vida y se lance al vacío. Hace falta amor de verdad.

¿Por qué nos enganchamos en una historia de amantes? Puede haber un patrón afectivo que nos lleve a conectar con amores prohibidos y difíciles, pero no es tan común. Las historias que conocemos nos demuestran que frecuentemente quienes protagonizan estas relaciones son personas que nunca en su vida hubieran creído que se encontrarían en una situación de este tipo. Y como toda relación donde prima la idealización, el sufrimiento y la dependencia, lo que nos lleva hasta ahí es una carencia en nuestras vidas, una intolerancia a la cotidianidad y de paso, la adrenalina de encontrar un reto amoroso que nos haga sentir un poco más vivos. 

Y esto último es lo que realmente tienen en común estas parejas.

Decía Balzac que es más fácil quedar bien como amante que como marido; porque es más fácil ser oportuno e ingenioso de vez en cuando que todos los días. En sus palabras, se condensa el final de este artículo, que abre un pequeño interrogante: ¿Cuántas relaciones de amantes funcionarían en caso de normalizarse?

Anuncios
comentarios
  1. sylvia dice:

    genial Cristina como siempre, gracias

  2. Oli dice:

    Muy bueno Cristina.
    Es bastante habitual estudiar en estos casos la dependencia emocional que sufre el/la amante y sus consecuencias en su autoestima pero, qué hay del casado/a que se involucra en este tipo de relaciones? Sabe que al final deberá enfrentarse a sospechas de su pareja y a la casi segura presión del amante. Muchas veces incluso aman de verdad a la nueva persona, y eso lejos de ser un punto a su favor o un alivio, todavía crea más daño a todos… Qué se les pasa por la cabeza para liar sus vidas de esa manera? Por qué casi nunca acaban siendo valientes? A quién se está enfrentando realmente una persona que descubre que su pareja ” ideal”, jamás será su pareja?

  3. Laura dice:

    Creo que las historias de amantes empiezan por el simple hecho de escapar de la realidad de una relación amorosa estancada, aburrida o simplemente acabada, se empieza por eso y se continua por el placer de realizar lo “prohibido”, que diga lo que diga todo el mundo le gusta 😛

  4. Maria dice:

    Si se supiera el destroce emocional que se hace a la pareja casi nadie lo haría, de acuerdo que es divertido jugar a lo prohibido y el ego se sube que no veas, pues el, la amante contribuye mucho a ello, y el otro es tan tonto o tonta que se lo acaba creyendo….aparte de idealizar a la nueva persona y ver como fatal a la que tiene en casa….al final el 99 por ciento se acaba enterando. y la pareja se queda tocada para siempre….si deja a su pareja, empieza la rutina con la nueva, que ya no es prohibida, y…..a lo mejor empiezas a pensar que la antigua pareja no estaba tan mal! y que la nueva no era la Diosa o el Dios que pensábamos…..Cris, eres un angel para todos, gracias por todo lo que nos enseñas…

  5. reina dice:

    “Somos las personas adecuadas en el momento inadecuado”, frase perfecta y melodramática para convertir la relación de amantes en un verdadero culebrón, recubierto de un barniz de supuesto romanticismo e historia “bigger than life”.

    Quizá al principio sea divertido pero al final es un sufrimiento para todos, lleno de mentiras y vulgaridades. Lo mejor es que se acabe cuanto antes y dejar de soñar con que el objeto amado algún día será posesión en exclusiva del amante. De hecho, por la historias que he leído en este blog, veo que aunque se obre el milagro de que el/la casado/a deje a su pareja y se vaya con el/la amante, al final la relación se acaba enfriando, precisamente porque se pierde ese halo de lo prohibido, que es lo que parece que sustentaba la emoción de la relación.

  6. Helen dice:

    Me ha gustado mucho, Cristina, pues sabes poner la palabra exacta a cada sentimiento …
    Creo que en una relación puedes pedir lo mismo que das, estás dispuesto o puedes dar. Si tú eres alguien libre y que puedes entregarte al cien por cien, no deberías conformarte con menos. Y como dice Walter Riso, irse a vivir con la amante o el amante es como echarle sal al café, y perder efecto spa de esas relaciones que nace de lo prohibido, pero que se pierde cuando se enfrenta a la realidad de una relación estable.

  7. Anónimo dice:

    Me pareció muy interesante el texto. Sin embargo, en varias descripciones sobre amantes, siempre de subestima a la parte emparejada. Como es el “pecador” en cuestión, se piensa que en él/ella solo hay disfrute para salir de la rutina mientras que la parte soltera se desmorona. Les digo que no siempre es así. Muchas veces el emparejado sufre tanto o inclusive más, atrapado entre una estructura de vida que no siempre es fácil rediseñar y el amor que siente por la otra persona. Podra ser el infiel, el indeciso, el culpable de crear todo esto; pero de ahí a decir que terminan normalizando esa doble vida sin sentirse afectados es algo que no siempre se ajusta a la realidad.

    • Anónimo dice:

      Estoy tan de acuerdo con lo que dices… a veces parece que es fácil encointrarse en la posición de que se supone que tiene todo..pareja…amante… y no es así. todos tenemos nuestros vacíos y muchas veces lo pasamos mucho peor de lo que uno puede imaginar.

  8. Martin dice:

    Me pareció muy interesante el texto. Sin embargo, en varias descripciones sobre amantes, siempre de subestima a la parte emparejada. Como es el “pecador” en cuestión, se piensa que en él/ella solo hay disfrute para salir de la rutina mientras que la parte soltera se desmorona. Les digo que no siempre es así. Muchas veces el emparejado sufre tanto o inclusive más, atrapado entre una estructura de vida que no siempre es fácil rediseñar y el amor que siente por la otra persona. Podra ser el infiel, el indeciso, el culpable de crear todo esto; pero de ahí a decir que terminan normalizando esa doble vida sin sentirse afectados es algo que no siempre se ajusta a la realidad.

    • cristinalago dice:

      Hola Martin,

      Creo que en estas situaciones, todo el mundo sufre en mayor o menor medida. Precisamante por ser una situación de tanto sufrimiento, las relaciones de amantes sólo pueden proseguir si existe una cierta dosis de autoengaño que nos permita justificarnos de alguna manera. Si la persona emparejada se siente constamente angustiada y culpable y no tiene un mínimo pensamiento anestésico que le permita sostener la relación “clandestina”, será inviable que esa relación durase más allá de unos pocos días o semanas.

      Abrazos!

  9. Anómino dice:

    Muchos otros y otras se comparan inútilmente con la parejas oficiales (¿Qué tiene él o ella que no tenga yo?), ignorando el hecho de que aunque su amante esté enamorado de ellos, que es posible, hace falta mucho más que un enamoramiento para que una persona desmonte toda una vida y se lance al vacío. Hace falta amor de verdad.

    Me llama la atención tu frase. Cada persona es tan distinta, cada una de las relaciones de amistad o de amor que creamos con otras personas tiene unas costumbres, unos detalles, una maquinaria única, compleja y diferente a las de otras parejas que cuesta interpretar que es amor de verdad y que diferencia hay con el enamoramiento.
    Igual yo soy torpe Cristina, pero no llego a entender qué quieres decir aquí. Que si en el equilibrio del amor que hay hacia las dos personas y de lo que conoces de ellas, te decides por elegir una para dejar de hacer daño a todos los implicados, incluido el infiel que tiene dos parejas y que eres tu mismo, a una la amas de verdad y a otra no. Cómo sabes a quién quieres de verdad, a quién más feliz te hace y más ilusiones te aporta, al que día a día te convierte en una mejor persona más preparada para afrontar cada problema de la vida cotidiana…

    Qué es para ti el amor de verdad? Qué lo diferencia de los amores “que no son de verdad”? Serán más saludables, más mantenibles, más confortables pero de verdad no son ciertos?

    Un saludo Cristina y gracias de antemano,

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Anómino!

      Es una muy buena pregunta, pero en este caso, como en toda las cosas importantes, la respuesta es más sencilla de lo que parece: el amor empieza cuando te preocupas más de lo que das que de lo que recibes. A veces hay que atravesar un camino de dolor y pérdida para entender cuán importante es esta diferencia a la hora de amar.

      Abrazos

  10. hache dice:

    Hola Cristina!

    pues si….tal qual esta es mi historia! me he sentido muy indentificada con lo de ” nunca en su vida hubieran creído que se encontrarían en una situación de este tipo.” lo he pasado realmente mal… pero lo que mas daño me hizo (y quizas lo he comentado en algun otro post) es que aún escogiendo seguir con su vida y su família….(decisión que tengo que agradecerle ahora) no me dejó tranquila a mi! (continuó jugando conmigo….dando “señales” de vida) gracias a dios ya paró! porque esto me generaba una “no vida” mucha angustia y rallarme mucho.
    Despues de algun tiempo, puedo ver las cosas desde otra optica, ¿si mi situación hubiese sido la de él, hubiera dejado mi família, por otra persona que apenas conozco? ¿lo hubieses hecho yo?

    Después me ido enterando (puesto que trabajamos juntos y esto es lo peorrrrr) que siempre ha tenido la “facilidad” (digamoslo así) por tener malentendidos con las mujeres…..no se….es como si le gustase ser el centro de atención con el sector femenino…lo sabe TODO de todas las chicas de la ofi! actua como el paño de lagrimas de mis compañeras!!!! ahora pienso si habran más como yo….y sobretodo pienso que menos mal que se acabo, porque no quiero tener una persona así en mi vida! Realmente he conocido su verdadera personalidad, que no le llena su vida “idilica” familiar es la única explicación que se me ocurre para justificar esos “malentendidos” con las mujeres que ha tenido (explicados por él mismo a mi..”esta me tiraba la caña, me fije en otra pero nunca paso nada, y siempre acababa con un: contigo es diferente…..jajaajaj! )

    ” ojala te hubiese conocido en otra vida” me ha hecho gracia…..porque es tal qual lo que me decía! en serio: tal qual! mi papel fue tal y como lo describes…. creo realmente que la que se llevo la peor parte fui yo…. por suerte terminó….. y empiezo a estar mucho mejor!

    lo he idealizado tanto! pense que era buena persona, pues él actuaba conmigo de “amigo” (cuentame tus problemas, yo te ayudo…) ahora tengo mis dudas!

    Cristina……estaré delante de un psicopata???
    que clase de hombres actuan de este modo aún teniendo una vida “aparentemente idilica” mujer-niños- casa jardín- monovolumen- perro????

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Hache!

      No es una de mis películas favoritas, pero tiene algunas frases contundentes como puñetazos que merece la pena recordar. Hablo de “El club de la lucha” y me quedo con ésta:

      “La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos, lo que hace que estemos muy cabreados.”

      Yo creo que es perfectamente posible haberse construido una vida de anuncio y sentirse frustrado o vacío porque nadie avisó en ningún momento que ser feliz era otra cosa…

      No sé si será un psicópata tu compañero, pero que efectivamente está insatisfecho y busca lo que le falta en su vida en otras personas, parece claro.

      A veces pensamos que ciertas personas con cualidades atractivas son mejores gestionando sus vidas que nosotros. Y no nos damos cuenta que es posible que se encuentren igual de perdidos.

      No somos enemigos, no estamos luchando los unos con los otros. Todos queremos sentirnos plenos y felices y antes de encontrar ese camino, recorremos muchas sendas oscuras.

      Abrazos

      • María de los planetas dice:

        Gracias Cristina, echaba mucho de menos una nueva entrada. Cuándo me alegro con este nuevo regalo. Qué gran trabajo y labor social Cristina Lago, cuánto estás ayudando, de verdad. Me conozco cada una de tus entradas, no te conozco personalmente pero este blog ha transformado mi vida.

        A las personas confusas o con dudas sobre de la entrada y la temática de la entrada , sólo recordar valores básicos, como la integridad, la responsabilidad, con los demás y con uno mismo lo primero y sobre todo. Lo demás es cobardía, ahora lo llamos miedos, etc.. excusas, no hay razones ni económicas ni de ningún tipo para no ser honrado y honesto, sobre todo a partir de ciertas edades. Todos sabemos que es cobardía.

  11. Maria dice:

    ¿Y qué pasa cuando los dos tienen una vida confortable con sus parejas y sus hijos, cuando el destino les enfrenta con una persona con la que saben que nunca van a compartir la vida, que saben que ambos pasan por la vida del otro de forma temporal, pero esa relación es como un regalo que no están dispuestos a desperdiciar? ¿Cómo querer a dos personas a la vez y no estar loco? El dejar esa relación porque saben que no llegará a más, a pesar de todo el cariño y aprecio que se tienen (por no llamarlo amor) puede ser más duro que dejar la relación con sus parejas “oficiales”. Y siempre se preguntarán porqué el destino no les unió en otras circunstancias. No siempre los amores prohibidos son solo pasión y deseo.

    • cristinalago dice:

      ¡Hola María!

      Entiendo el supuesto que dices en el contexto de una sociedad en la que no es posible separarse de la pareja, ni empezar una nueva vida, pero dado que vivimos en una época donde esto no existe y donde todos podemos ver con nuestros propios ojos que la gente se separa y se empareja de nuevo, con hijos o sin ellos, no se entiende muy bien qué hace que ese amor que comentas no sea mucho más que pasión, evasión o deseo. Si la comodidad y el mero afecto es superior al amor, entonces ¿qué clase de amor es ese?

      En cualquier caso, para llegar al punto de tener una relación con otra persona estando emparejado, hay que dar pie (y alas) a esa historia, que de lo contrario, simplemente no sería más que una atracción frustrada, una minucia comparada con una vida buena y confortable junto a una persona a la que se ama.

      Creo que no hay que estar loco para querer a dos personas, pero cuando media el engaño y los dobles juegos, no estamos en el terreno del amor, sino en el del miedo. Si una relación fuera de la pareja se considera como un regalo que hay que aprovechar y sin embargo, tienes que mentir para poder vivirlo, quizás sería mejor plantearse una relación abierta y poder hacerlo libremente, sin riesgos y sin angustias y posibilitando que el cónyuge no esté creyendo tener algo que ni siquiera existe.

      Abrazos!

      • Maria dice:

        Touchée Cristina. Tienes toda la razón. Evidentemente ninguno de los dos pensó en dejar a sus respectivas familias.Y es verdad que ningún amor se sostiene en la mentira y el miedo. Como bien dices son relaciones que nunca esperamos que lleguen, hasta que llegan, y uno puede mirar para otro lado o lanzarse al vacío sin mirar a quien se puede lastimar o donde se mete. Con el tiempo lo recordaremos como algo que nos hizo sufrir y que no valió la pena, o como una historia que nos dejó algo dulce en el corazón

  12. Zoe dice:

    Esta entrada me da pie a contar otra versión distinta de los amantes. En este caso, yo soy la infiel y la que espera. Espero como la amante a un soltero que parece que solo se anima a quererme a ratos. He leído tanto tanto sobre infidelidades y en todas el que engaña es el que no se anima a dejar, el que no quiere ir y a apostar por su amante de verdad, pero yo quiero. No voy a decir que no me paraliza el miedo, son muchísimos años y supone mucho sobretodo enfrentarte al dolor en los ojos de quien ha sido tu pareja. Se que esto que he hecho no está bien y no, nunca me habría imaginado haciéndole algo así a nadie.
    Sólo quería añadir con esto que los infieles también sufrimos(merecidamente pensaréis y si tenéis razón)Detrás de un infiel que mantiene esto en el tiempo hay un persona cobarde, con grandes conflictos internos(al menos yo los tengo)y que sufre y arrastra la culpa a todas horas.Y no, muchas veces los encuentros no compensan el sufrimiento. Me resulta muy complicado dejar a la persona con la que estoy por alguien que siento que casi le tengo convencer de que nos demos una oportunidad.
    Un Saludo Cristina y gracias por tu trabajo!

    • cristinalago dice:

      Hola Zoe!

      Sin duda hay otras historias de amantes y se agradece que comentéis perspectivas diferentes, sobre todo dadas las variaciones y complejidades de este tipo de relaciones. Aunque en el artículo trata más bien de la variante más “clásica”, lo cierto es que también se dan situaciones como la que habéis comentado otras personas. También se podría hablar de lo que estás viviendo en términos de miedo al compromiso, pues precisamente hay personas solteras que prefieren relaciones con personas emparejadas por la falta de implicación que esto supone.

      De la culpa, la inútil y torturante culpa que enferma por dentro y por fuera y que aun encima, nos paraliza y nos impide tomar acciones, ya podría hablar un par de artículos más 🙂

      Mucha suerte con ello y date una tregua: intenta buscar el estar bien por ti misma y salir un poco del círculo vicioso marido-amante, con cosas que sean tuyas y sólo tuyas.

  13. María Sofía dice:

    Hola Cristina!
    Yo me encuentro ahora en una situación que viene a colación. Llevo 7 años de feliz matrimonio con mi pareja. De repente y después de 12 años vuelve a aparecer en mi vida mi ex pareja. Obviamente yo le he dejado…Tuvimos varios encuentros sexuales.
    El ahora sigue quedando conmigo, pero no nos acostamos. Como si fuéramos amigos. No hablamos de intimidades, todo superficial. Yo me siento fatal porque su amistad no me llena, sè que quiero intimidad. Por otro lado estoy profundamente enamorada de mi pareja. Lo sé, no me veo en el futuro con nadie más.
    No entiendo que me puede estar pasando, ni porque lo hago y mucho menos entiendo qué quiere mi ex que fue el que me dejò.
    Gracias

    • cristinalago dice:

      Hola María Sofía,

      Es bastante probable que el origen de lo que está pasando con tu ex tenga que ver con lo que pasó hace 12 años y con algo que no se debió cerrar bien con respecto a esa historia. Las personas no nos enganchamos a algo, incluso a algo que no nos hace bien, sin que haya algún tipo de refuerzo positivo en ello y es ese refuerzo positivo el que has de hallar para entender esos porqués que ahora no llegas a ver. La clave en realidad está en ti. Estás prolongando una situación que te genera angustia y potenciales problemas con tu pareja, ¿cuál es la ventaja?

      Abrazos

  14. Eli dice:

    Buenísimo post 😉

    Quien me iba a decir a mi que iba a ser la tercera persona!!! Y desde luego te da una nueva óptica al asunto. Porque en un pasado me dejaron cuando apareció una tercera persona (evidentemente ese no fue el motivo, fue el desgaste de la relación de tantos años), pero supongo que lo hizo despertar (por suerte!), y me dejó.
    Y ahora soy yo la que ha aparecido, sin proponérselo en medio de una relación…. Ya hemos decido romper lo poco que hemos estado juntos. Yo no quiero seguir en una relación donde tengo que vivir a escondidas y donde sé que está con otra (intimen o no), y por su parte, ahora mismo ve que me hace daño y prefiere apartarse.
    Eso no quita que me sienta que he perdido algo, y que mis expectativas se hayan ido al garete. La verdad que duele, poner límites es sano pero duele.
    Ahora estoy intentando sacar lo que puedo aprender de esta situación, des de luego que he aprendido una nueva visión de un triángulo. Nunca puedes decir de este agua no beberé… Ahora bien, si no tienes muy claro tus límites, es muy fácil que caigas en las redes, y acabes en una relación de a tres… O que haya reproches de por si esto o aquello. Yo, al menos yo, opto por apartarme y que él haga su historia, y si tenemos que juntarnos en un futuro, pues que sea porque los dos estemos libres y queramos hacerlo. Ahora sé que me esperan unos días un poco más tristes, de lo que estaba acostumbrada, pero bueno. Hacia adelante que vamos!!! Ánimos a todos!!

  15. Anónimo dice:

    el final es muy muy acertado. excelente.
    saludos

  16. ALFREDO dice:

    Mi percepción hacia lo que he leído es que en la mayor parte de los casos el hombre es el malo..

    No creo que haya malos ni buenos..

    Mi caso recién separado..

    La madre de mi hijo se la vivía en el FB..

    Llegaba a casa y no había nada listo(ella trabajaba en casa)

    A las 11:30 pm ya quería platicar conmigo..

    Cuando nació nuestro hijo, comenzó a menospreciarme..

    Al 3 año de relación comencé a deprimirme al punto que subí 15 kilos

    Comencé a dudar de mi, de mi capacidad..nada era ok, no podía hacer una cosa bien y al final me fui generando resentimiento.

    Cuando hablamos de algo a mi me tocaba escuchar, cuando le transmitía lo que eran sus errores, se cerraba..

    Le dije siempre, no es correcto que critiques si no puedes escuchar..

    Ambos cometimos errores, no le pongo el peso de todo a ella..

    Sólo si supiera aceptar ..

    Me enteré de un desliz de su parte..me afectó bastante..

    Ella me culpaba de uno también, que no fue tal..pero lo tomo como hecho y se la cobró..

    No recuerdo alguna vez que me dijera algo lindo..que hiciera algo bien..

    En la cama deje de buscarla ya que me era incongruente recibir quejas y críticas toda la tarde, rutina de redes sociales toda la noche y ahora si a media noche “tener que ser cariñoso”

    Deje afectar mi autoestima..

    La última vez discutimos en una fecha especial, nos gritamos, nos insultamos

    En ese momento decidí que no quería esto x 20 años mas

    Me duele xq tenemos un hijo..

    Ahora separados de primera mostró su interés e. Cambiar..

    Yo la verdad amo a mi hijo, pero tengo ese lastre de resentimientos hacia ella.

    Alguien mas toca a la puerta y también me he dejado distraer x esto..

    • cristinalago dice:

      Hola Alfredo,

      En realidad, el artículo no se refiere específicamente a hombres o mujeres en concreto.

      De todos modos, en tu caso hablas más bien de una relación tóxica que se terminó, no de una relación paralela que hubiese entre tanto…

      Abrazos

  17. amparo dice:

    Es un tema bastante complicado. Yo tengo un familiar cercano que lleva más de dos años “esperando” que su amante se separe. Ya hace tiempo me desconecté de las frases de es que para él no es buen momento, es que tiene hijos pequeños y es que las cosas no son así de fáciles como parecen, es que cuando te encuentras con alguien así merece la pena esperar…
    En este caso además apenas hay intimidad porque uno vive en el Sur y otro en el Norte
    Cristina, acaso merece la pena esperar? Acaso hay momento perfecto? Qué consejo se puede dar a alguien que vive una relación así? En el pasado di consejo, pero mi familiar se sentía atacado y juzgado porque claro, a mi juicio no lo veía posible ya que para más inri mi familiar rompió con su vida, su matrimonio y claro este familiar se siente súper juzgado. ( y lo sigo sin ver más de dos años después)
    De qué manera se puede ayudar? Hay casos que después de años se separan definitiamente y comen perdices? gracias gracias

    • cristinalago dice:

      Hola amparo,

      Supongo que a esa persona le merece la pena esperar y si algún día, cambia de opinión al respecto, es porque en la balanza pesa más lo negativo que lo positivo (se entiende que ahora es al contrario). ¿Qué si hay casos en los que se espera tanto tiempo y luego están juntos? Sí, alguno hay, pero es más frecuente que después de la excusa de que los niños son pequeños, aparezca la excusa de la economía, de no hacerle daño a la pareja oficial, de no quedar a mal con los hijos ya mayores…

      Es difícil ayudar o aconsejar a una persona que de momento no pide ayuda o consejo. Pero en estas situaciones, si tenemos afecto por esa persona, es respetarla, intentar no sacar el tema y ofrecerle el apoyo que necesite, haga lo que haga con su vida, que errado o no, es asunto suyo.

      Abrazos!

      • amparo dice:

        Ya…Lo que duele es que al final esa persona implicada en estos amoríos se alejan de los familiares y amistades Es normal que estas personas pasen un poco de su familia o amigos? A mí me duele mucho porque está claro que la situación no es cómoda, pero claro…que esa persona al final casi te deje de hablar, o casi ni te coja el teléfono…este familiar sigue muy pendiente de los hijos, pero a los padres (que obviamente no les hace gracia la situación porque es vox-populi, les evita) y a los demás sólo hace caso cuando algún familiar o amigo dice (sigue luchando, 2 años más tarde)

      • cristinalago dice:

        Hola Amparo,

        Es normal que muchas personas prefieran apartarse cuando están sufriendo. Pero de todos modos por lo que dices la familia la desaprueba de forma explícita y en realidad es lógico que nadie desee estar con quienes le desaprueban, le recriminan o tratan de convencerla de que deje algo que no quiere dejar.

        A pesar de la impotencia que esto genera en quienes rodean a la persona que tiene el problema, lo único que se puede hacer para ayudar, es ofrecer apoyo e intentar comprender. Sería algo así como tener un pariente que fuma, o bebe…no podemos arrancarle el vicio a la fuerza, sólo estar ahí y entender que sólo se puede ayudar a quien decide que necesita ayuda…

      • reina dice:

        Hola Cristina:

        Al hilo de este tema, ¿qué opinas del poliamor? ¿Crees que es posible o esas relaciones de tres o más personas no son verdadero amor sino algo muy diferente?

        Se supone que el poliamor ya lo practicaron gente como Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir pero creo que los resultados fueron dañinos para ambos.

        ¿Cómo lo ves?

        Abrazos 😉

      • cristinalago dice:

        Hola reina, me alegra leerte 🙂

        El poliamor es uno de los artículo que tengo pendientes desde hace tiempo y en el que estoy intentando hallar un enfoque lo menos prejuicioso posible (que no es fácil, no).

        Esta fórmula tiene mucho que ver con la base del conflicto que también define al tema de los amantes: tener un amor estable, seguro, sólido, pero poder sostener otras relaciones afectivas y pasionales con diferentes personas. En el poliamor esto es acordado y consensuado por ambas partes, e incluso en ocasiones, se entiende como una especie de aprendizaje espiritual en torno a una concepción del amor como algo universal, libre y más dador que receptor.

        Esto no quita que personalmente, tengo que decir que día de hoy, no es algo para mí. Por suerte hay muchas maneras de amar sin necesidad de tener 8 parejas.

        Abrazos!

      • reina dice:

        Siempre estoy por aquí 😉

        Personalmente pienso como tú. Es decir, si tres o más personas son capaces de amarse sin celos, miedos, reproches ni paranoias, entonces puede ser que el poliamor funcione, aunque no sé si definir eso como amor romántico o más bien como una especie de amor universal a todas las cosas. Pero a día de hoy lo veo difícil porque en general nos educan en el amor de pareja y por ende en la exclusividad y la reciprocidad.

        Creo que es difícil sostener ese tipo de relaciones sin que una o más partes acaben dañadas.

        Si me pongo en plan simplista diría que el poliamor es una engañifa para no comprometerse con nadie realmente.

      • Amparo dice:

        Querida Cristina:
        tras más meses de mentiras y de no saber si están si vuelven o van (desde abril lo han dejado y lo han retomado varias veces), pues ahora pasamos a “ven a cenar con nosotros”. A mi tras años de ocultamientos e historias, pues la verdad es que no me apetece mucho el plan de ir a cenar o que ahora sea parte de mi vida. Sé que igual no es de muy buena persona, pero cómo decir a alguien que queremos que por ahora no estamos por la labor de conocer a su (requeteintermitente pareja que cada 2 meses vuelve a casa con su mujer e hijos…)
        gracias!!!

      • cristinalago dice:

        Hola Amparo,

        Difícil tesitura…yo no me preocuparía tanto de si es de buena persona o no, sino cómo te vas a sentir mejor contigo misma, si quedando con ellos o prefiriendo abstenerte de hacerlo. Ambas opciones son respetables y comprensibles. Si tienes aprecio y cariño por esta chica, que imagino que sí por lo que comentas, pues también tienes la opción de explicarle que mientras no esté estabilizada su situación, prefieres no conocer a la otra persona.

        A mi me suele ayudar en estos dilemas visualizarme en el “después”. Si piensas que yendo a la cena luego vas a estar incómoda, a disgusto…pues mejor ahorrárselo. Si al contrario, sientes que si no vas, estarás inquieta o te arrepentirás…pues mejor ve…

  18. Mj dice:

    Gracias por este tipo de artículos y por sacar estos temas..yo, de todas formas, y con todos los respetos, siento como algunas otras personas que a veces da la impresión de que el que tiene pareja está en una posición mejor..y para mí, que soy la que tiene pareja, la infiel, o la que no se atreve a dar el paso, yo opino lo contrario. Que es duro que una situación se vaya así de las manos y llegar a mantener esa “doble vida” y que desde luego es lo más dificil del mundo sobrevivir a la culpa, a la sensación de inutilidad y falta de autoestima que genera toda esta situación, y que desgraciadamente a veces uno puede amar de verdad o amar según sus capacidades a dos personas, y que esto hace que se genere tal tensión tal sensación de pérdida personal que recuperarse de algo así no es nada fácil. Amar a dos personas y saber que se pierde siempre. El daño producido es sobre todo para uno mismo.

    • cristinalago dice:

      Hola Mj,

      Está claro que esta situación genera problemas para todos los implicados y mal que pese algunos, normalmente la persona que tiene pareja también sufre de culpa e infinitos dilemas morales. Lo que está claro es que el sufrimiento no es suficiente como para zanjar la situción, por lo que entendemos que lo que se obtiene en positivo de la situación, supera a lo negativo mientras perdure.

      Se puede tener sentimientos intensos hacia dos (o más personas), qué duda cabe: el problema no es realmente éste, sino que la relación oficial suele ser monógama y que al menos una de esas dos personas cree sinceramente ser amada en exclusiva…y eso es lo que nos machaca, no lo de estar polienamorados. En todo caso en estas situaciones, más que amar a dos personas, se depende de una y existe un enamoramiento pasional con la otra. En el amor, como en otras cosas, no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Y mayor necesidad, menos amor.

      Abrazos!

  19. Anónimo dice:

    Hola Cristina buenos días!

    Yo fui el amante durante 6 meses en la clásica historia de amantes como tú dices. Durante ese tiempo (de promesas, de idas y venidas) la otra parte hizo avances, es decir hubo hechos, trató de hablar con su pareja en varias ocasiones para poner fin a su matrimonio haciéndole comprender que lo mejor era separarse pero se quedaba destrozado y mi “enamorada” por así decirlo al final reculaba por sentimiento de culpa, responsabilidad y falta de valentía. Yo siempre entendí lo complicado de esa decisión,siempre me puse en su lugar, nunca metí presión ni nada parecido pero en esos 6 meses de promesas hice añicos mi autoestima y mi dignidad. Esta pareja diría, después de leer tus artículos, que tienen una relación de tipo “hijovio” clarísima: matrimonio sin sexo (supuestamente), él irresponsable, ella con carácter y baja autoestima, forma de ser totalmente distintas, cero pasión….

    Finalmente decidí por mi propio bien poner fin a la historia. Quedé con ella para tomar un café y tranquilamente le dije que no quería seguir así. Nos despedimos con pena pero educadamente y de esto hace ya 3 meses. Le pedí que no me escribiera ni me contactara y me está respetando. Ella siempre me decía que tenía clarisimos sus sentimientos hacia mi y que quería estar conmigo pero que necesitaba tiempo (un clásico). El problema es que mi salud emocional ya no podía conceder más tiempo. Quedamos en seguir con nuestras vidas y coincidir (ó no) en el futuro cuándo ella se sintiera preparada para dar el paso del divorcio.

    En mi proceso de duelo cada día estoy mejor y encontrarte hace una semana me está ayudando mucho.

    Yo desde mi posición sé que es inviable que ese matrimonio perdure en el tiempo pero es posible que esté influenciado por la esperanza de mi duelo particular.

    ¿qué te parece la historia?

    Gracias!!!

    • cristinalago dice:

      Hola Anónimo,

      Lo que me parece es que tras una ruptura y más si la precede una historia de este tipo, es necesario mirar hacia uno mismo y revisar sinceramente qué se puede tener en común con alguien dependiente y con baja autoestima…Difícilmente alguien que se considere dependiente y que se quiera a sí mismo, iba a tener conexión alguna con una persona de estas características.

      En cuanto a que la relación de ella perdure o no…me consta que hay matrimonios que llegan así a viejos. Y otros que pasan crisis pero logran evolucionar y cambiar sus roles. A veces, por ejemplo, el tener una historia clandestina paradójicamente ayuda a la pareja a afrontar esos problemas de una vez por todas y a revisar su relación. A veces, termina. Puede incluso que ella se enamore 100% de otra persona y ahí si tome la decisión. No hay una ciencia exacta a este respecto. Al igual que nuestras vidas tienen mil variables, también las tienen las de los demás.

      Abrazos!

  20. Anónimo dice:

    Gracias Cristina!

    Es genial porque no dices siempre lo que se quiere oír cuándo uno pasa por este tipo de pruebas vitales y eso es lo que realmente ayuda a progresar!

    Un abrazo!

  21. Anónimo dice:

    Hola!! Buf, parece que hay historias que son estandares. Yo estoy con un hombre que lleva divorciándose un año, las circusancias son muy difíciles porque él tiene hijos y yo también. No se siente capaz y parece que ahora se ve con un poco más de fuerzas para hacerlo. Es un tema complicado y me dice que anda en trámites, la verdad es que desconfío. He leido mucho sobre el tema y parece que lo que mejor puedo hacer es huir. Cristina es posible seguir luchando un año más tarde? A veces también opino que lucho por cabezonería, yo he tirado mi vida a la basura y hasta la fecha tampoco tengo nada seguro.

    • cristinalago dice:

      Hola Anónima,

      Por luchar, se puede luchar tanto como la situación lo permita, pero la ironía de estas vivencias es que si la otra persona llega a tomar la decisión, no es porque tú hayas luchado, sino porque le ha llegado su momento, su revelación, su “lo que sea”, proceso en el tú realmente intervienes mucho menos de lo que parece. ¿Cuánto puede tardar en llegar ese momento? A veces meses, a veces años, a veces nunca…

      En cualquier caso, cuanto más nos aferramos a algo, es que menos nos pertenece, por lo que a veces es preferible soltar un poco las amarras y permitir que sean las cosas las que vengan con naturalidad y sin forzarlas tanto…Tampoco un hombre va a solucionarte la vida y menos uno que ni siquiera ha acabado de solucionar la suya…

      Abrazos!

  22. Sara dice:

    Despues de 15 meses intentando superar mi duelo me doy cuenta de Que las pocas personas Que se han acercado a mi con diversas o dudosas intenciones son hombres casados/comprometidos con el rol conquistador o coleccionista. Ciertas situaciones se han repetido y es ahora cuando me doy cuenta de que el problema es mio.
    ¿porque sucede esto Cristina?.
    Gracias…

  23. Wen dice:

    Mi historia ha sido de 4 años con un señor que en todo momento me dejó claro que nunca se separaría por muy mal que estuviese en su matrimonio, no queria perder su “status” económico. Para mi no era un problema ya que yo no podía afrontar en esos momentos una relación seria y a pesar de mis reticencias fui cayendo y lo que comenzó como algo esporádico fue conviertiendose en algo más constante, pero había momentos de cal y momentos de arena porque o era muy atento y cariñoso conmigo como que de pronto desaparecía durante semanas incluso algún mes, esto empezó a molestarme un poco pero fui tragando, hasta que un día lo pillé que estaba con otra y lo siento pero por ahí no paso, he sido segundo plato cosa que me ha costado pero tercero ni hablar.
    Le he dado todo, he aceptado todas sus sugerencias, le he dado todos los caprichos, he estado a su lado cuando lo ha necesitado siempre de manera incondicional aún desapareciendo como lo hacía yo seguía ahí.
    Ha llegado el momento de que lo necesito yo a mi lado una enfermedad grave en mi familia nos tiene devastados y evidentemente como alguien que forma parte de mi vida le he dicho que necesitaba que estuviese a mi lado pero que por favor tenía que ser sin nadie más de por medio o sea sin la nueva amante y cual ha sido la respuesta¿? pues que no va a dejar a su nueva a amiga que si quiero su ayuda él me dará lo que sea pero que ni se me ocurra pensar que va a dejar a la otra por mi.
    Estoy alucinando aún, no le he pedido que se separe de su mujer le he pedido que esté conmigo ahora sin más de por medio que ahora lo necesito yo y eso no lo quiere, es más la culpa es mia que no quiero aceptar su ayuda y lo siento mucho, lo estoy pasando muy mal con este problema familiar es muy gordo y no puedo afrontar eso y hacer el papel poniendole buena cara mientras se que se acuesta con otra más no puedo y prefiero no tenerlo cerca ni tener contacto con él.

    Pues no lo entiende e insiste una y otra vez que me quiere ayudar pero que le de más opciones que no sean dejar a su nueva amiga. Por dios no puedo no lo ve que no puedo, no es momento de estas cosas y que tenga que estar negociando que me apoye me parece increible.

    • cristinalago dice:

      Hola Wen,

      Creo que tenías unas expectativas desmedidas sobre esta persona. Si tú misma siempre aceptaste ser un segundo plato, ¿por qué crees que ahora vas a convertirte en una prioridad?

      Si quieres su apoyo, te lo ha ofrecido, lo tienes. Pero no quieres su apoyo. Tú quieres una pareja. Que esté contigo para lo bueno y para lo malo, para la salud y la enfermedad. Y se lo estás pidiendo a alguien que sólo ha estado contigo para lo bueno…Aun así: no es tu pareja, por tanto el único rol de ayuda que puede tener, es el de un amigo. Y a un amigo no le exiges que deje su relación de pareja (o de lo que sea) para apoyarte ¿no?.

      Que te haga daño que esté con otra persona, es un tema que debes gestionarlo tú, protegerte de ello y cuidarte de no sufrir innecesariamente. Él ya te ha demostrado desde un inicio que tu rol en su vida es de secundaria, no de principal y esto no va a cambiar. Esto aceptaste, así firmaste el contrato y ya no puedes cambiarlo porque ahora necesitas algo diferente.

      El apoyo no se negocia. Se da porque se siente y de la manera en que uno quiere y puede.

      Lo que tú hayas hecho por él, lo hiciste porque fue tu deseo. Reclamar el amor dado, significa que no fue amor.

      Es dura esta respuesta, pero no busco herirte, busco ayudarte a ver que te has metido en un victimismo estéril y que aquí quien conduce el barco eres tú, no él. Elegiste un camino, que tendría su placeres en el corto plazo, pero que obviamente al incluir engaños y terceras personas, era difícil que condujese a una buena conclusión. Y en este caso, se debe tener consciencia de que un adulto tiene que asumir las consecuencias de lo que elige y consiente. Sin asumir esta responsabilidad, no hay aprendizaje, no hay crecimiento, sólo amargura, debilidad, dependencia y rencor. Que a la otra persona francamente le da lo mismo, y a nosotros nos jode bastante.

      Muchísimo ánimo en tu situación familiar e intenta mirar al frente, no al pasado. Intenta buscar ese apoyo que necesitas en personas que realmente te aporten, sin dejar dolor a cambio.

      Abrazos

      • Wen dice:

        Gracias por tu respuesta Cristina, pero evidentemente aquí no está toda la historia explicada con pelos y señales y este señor me ha vendido mucho humo que una como tonta y sin querer caer acaba cayendo.

        No voy a entrar en más detalles porque realmente durante 4 años han pasado muchas cosas y se han vivido muchísimas, siempre he sido muy realista y he sabido cual era mi sitio, ahora puede parecer que no pero ya te digo no está todo explicado y cuando te venden tantas motos a veces caes y crees.

        Su apoyo como amigo no me lo ofrece para mi un amig@ es al que puedo acudir sin importar hora ni momento y con él si que importa,me ofrece algo que no va a ser yo tengo que seguir respetando unos límites que nunca he traspasado por supuesto y ahora tampoco podría hacerlo.

        Que yo explique que le he dado todo etc…no es para echar en cara nada yo doy porque me sale porque soy así no doy para recibir, si recibo bien, sino también mi satisfacción está en haber dado lo que yo he podido.

        Fui muy consciente de donde me metía y nunca he reclamado ni pedido nada hasta ahora que igual no tengo derecho ni razón a hacerlo no lo niego cada uno tiene su opinión pero yo ahora en estos momentos me siento así.

        Por supuesto que soy yo quien tiene las riendas del timón y soy yo quien debe acabar con este tira y afloja que hay yo no quiero saber de él más pq no acepto ya determinadas cosas y él no se da por vencido y quiere seguir teniendo el comodin ahí por si acaso.

        Estoy acudiendo a terapia precisamente por este tema tengo un problema con la gestión de mis relaciones sentimentales no logro despegarme aun sabiendo que algo me está haciendo daño y me está costando mucho trabajo, ya logré salir de una relación de 10 años de maltratos psicológico y físico y esto trabajando muy duro para lograr quitarme de una vez de encima este adicción que no soy capaz de controlar.

        No pretendo ser borde ni tampoco que todo el mundo se ponga de mi parte pero tengo mi derecho a dar mi opinión y a responder a lo que me dices. No estoy en mi mejor momento lo se y razonar razono poco pero estoy dolida con él pero sobre todo conmigo misma por no ser capaz de gestionarme mejor.

      • Wen dice:

        Un apunte cuando yo descubrí que estaba con otra persona a parte de mi, cosa que se que no había sido la única pero de esta me he enterado, en todo momento le dije que yo no aceptaba eso que no quería seguir estando con él y el me dijo que no quería que lo nuestro se terminase es más que esperaba que yo fuese su amiga y confidente en relación a esta nueva conquista, y tal y como te digo le dije que no que eso no lo aceptaba que hasta aquí llegaba mi relación con él y ya en esos momentos estaba pasando por el trance familiar que te he comentado, pero ante su insistencia le di ese ultimatum si me quería ayudar.

        Que hice mal¿? pues seguramente si, pero a veces en momentos desesperados hacemos o decimos cosas que luego con la distancia nos damos cuenta de que son una locura, pero ante todo mi postura es que no acepto esta situación y la quiero acabar, ahora solo me falta ser fuerte y hacer contacto 0, esa es mi gran lucha.

        De nuevo gracias por tu bofetada, pq así lo he sentido pero has dicho lo que crees y piensas y acepto todas las opiniones y consejos aunque duelan y siendo consciente de que no he contado todo y con lo que se cuenta uno saca las conclusiones en relación a lo que ve.

      • cristinalago dice:

        Hola Wen,

        No has sido ni mucho menos borde y tus sentimientos y emociones son totalmente legítimos. Lo que pasa es que la actitud o la manera de sentir/pensar de la otra persona no va a cambiar por más ofendida y defraudada que tú te sientas, así que lo único que queda es ver cómo te puedes sentir mejor tú, y por lo general, esperar algo que nunca va a llegar no sirve para nada salvo para sufrir innecesariamente.

        En realidad, hay en este punto personas que engañan. Hay malas personas. Hay personas que maltratan. Hay personas que hacen daño a los demás, consciente o inconscientemente. Hay personas sin empatía o egoístas. Esto existe y nos lo encontramos una y otra vez a lo largo de una vida. Como no podemos cambiarlos a todos ellos, sólo nos queda aprender nosotros: a decir que no, a poner límites, a cuidarnos y protegernos a nosotros mismos, sin caer en el aislamiento o en el miedo. Una vez te fortaleces en ese sentido, es más fácil ver qué personas interesa meter en tu vida y qué personas interesa sacar fuera de ella. Puedes elegir. Todo eso es lo que tú puedes hacer, lo de convertir a un mentiroso en honesto, a un infiel en comprometido, a un enemigo en amigo, dejémoslo para los especialistas en grandes milagros…

        Abrazos y ánimos

  24. Adriana dice:

    Buenas noches cristina.
    Me encanta tu blog, felicitaciones!
    Yo quiero solicitarte si pudieras escribir acerca de los perversos, las personas que nos utilizan. Estoy saliendo de una relacion con un hombre perverso, y la verdad la estoy pasando muy mal. Saludos!

  25. Pameladedia dice:

    Hola,
    Yo viví una historia de amantes de dos años de duración y de final feliz…. Ambos casados y con hijos. Vivimos nuestro amor furtivo hasta que encauzamos ambos divorcios para estar juntos.
    Los inicios fueron duros y sufrí mucho. No recomiendo a nadie comenzar una relación así nunca…. Pero yo lo hice y recibí el tan doloroso ‘no me voy a separar de mi mujer’. Le deje porque no quise ser el azúcar de la amarga vida de nadie y volvió a mi con una promesa de divorcio que cumplió…
    Ahora veraneamos juntos con nuestra ‘atípica familia’ y pensamos en vivir juntos. Somos súper felices y funcionamos como pareja a la perfección perooo soy consciente de que es lo raro en las historias de amantes….
    Y por el camino de nuestro amor hemos hecho daño a nuestras ex parejas y hemos ‘roto’ (estaban rotas) dos familias para formar una nueva…..
    Escribo esto para dar esperanza a algunos de los que pasen por esta situación…. Yo buscaba alguna historia con final feliz en su momento para poder creer en un ‘nosotros’….
    Aquí os dejo la mía….. A veces el AMOR si lo puede todo…. Suerteee!

  26. Laura dice:

    Hola Cristina! En mi caso somos los los casados y desde el principio teníamos claro que ésto era sólo un desfogue. Algo que nos sacaba de nuestra rutina y nos hacía sentirnos queridos y deseados. Pero después de tres años la relación ha ido avanzando. Hablamos de amor. Y yo, aunque me cuesta pensar en romper mi matrimonio, pues no va mal, si que pienso que algún día tendrá que suceder: yo no puedo estar con dos hombres a la vez y sentirme bien. Me cuesta la misma vida llegar a casa como si nada hubiese ocurrido con mi amante.
    Pero él (mi amante) no piensa igual. Por él seguiría así eternamente. Lo has explicado muy bien en tu blog. Llega a casa con un chute añadido de sentirse deseado y está más feliz que nunca en su matrimonio. Ya lo tiene todo: una amante con la disfruta en la cama y conecta a nivel emocional, y una familia con la que se pasea, va al club y hace vida social.
    Pero yo me siento mal. Me siento “de segunda categoría”. Infravalorada. Me digo a mí misma: “con lo que yo valgo, por Dios!, y que este hombre la prefiera a ella…”. Y es lo que es: NO ES AMOR VERDADERO. Es pasión, enamoramiento….
    Ahora estoy pensando en romper con él. Pero estoy enganchada y no sé si podré tirar p’alante. No puedo hablar con nadie de ello, con lo bien que viene hablar, y tendré que soportarlo todo yo sola. Eso es lo que me da miedo y por eso me pienso tanto dejarlo.
    No sé si me estoy explicando bien Cristina. Es complicado, y yo también lo soy. Gracias y espero ansiosa tus consejos. Un abrazo.

    • cristinalago dice:

      Hola Laura,

      Al final, nuestro valor no es el que nos den los demás, sino el que nosotros nos confiramos y el que sepamos defender. El problema es que cuando generas dependencia de un vínculo del que no crees poder prescindir, ya estás valorando más ese vínculo que a ti misma y eso es lo que la otra persona puede ver. Que le necesitas tanto que puede tomar de ti lo que desee porque en realidad te hace un favor al estar en tu vida, ya que no eliges aspirar a una situación mejor.

      El sentirte en competencia con la pareja oficial de él, es normal en esta situación. Inevitablemente nos comparamos, nos sentimos más o menos dignos de amor: pero es importante ser consciente de que las personas no somos trofeos y tampoco vosotras dos sois contendientes en un concurso. El motivo por el cual una persona puede escoger quedarse con la pareja oficial en estos casos, se compone de muchos elementos: comodidad, una vida bien montada, un estatus económico…Pero si a ti te “recompensa” con una relación de segunda mano, a la otra persona le está regalando una mentira. Y entre las dos opciones, no sé yo cuál es peor…pues tú al menos conoces la situación y puedes escoger.

      En primer lugar, quizás lo más esencial el volver al origen del problema. Es decir, actualmente estás emparejada con un persona, y puede que en enfocarte en esa situación concreta, sea más sencillo. Entiendo que si ese matrimonio ha dado pie a una relación paralela de tres años, es que tiene alguna carencia lo suficientemente grave como para abrir la puerta a que llegues a amar a otra persona. Es un buen punta cuestionarte qué te motiva a seguir ahí, si esos motivo son suficientemente poderosos e importantes como para permanecer durante más tiempo; y si te merece la pena intentar centrarte en esa pareja y subsanar las carencias que tenga, o más bien todo lo contrario. Porque puede que con la otra persona no sea amor, sino pasión y dependencia; pero ¿es amor con la persona con quien convives? ¿o también es dependencia, aunque despojada de pasión?

      Es tiempo de emprender un diálogo honesto y sin ambages contigo misma, hacerte todas las preguntas posibles y desde luego, si necesitas expresarte y desahogarte, buscar algún reducto donde esto sea posible, porque te va a ser de mucha ayuda.

      Un abrazote y ya nos cuentas!

    • Pameladedia dice:

      Hola Laura.
      Todo lo que cuentas lo he sentido yo en esos dos años. Hice un resumen rápido pero no dejo de ser una historia más de amantes con rupturas, celos de su esposa, rechazo a mi marido, sentirme querida, sentirme de segunda categoría, pasión a raudales, enganche sexual…. Todo mezclado y al final salió bien. Pero pudo haber salido mal.
      Yo mire a mi marido y me pregunte que sí después de haber sentido lo que sentía con mi amante, sería capaz de continuar mi matrimonio sin más 20 años más… Y la respuesta fue NO.
      En ese momento decidí separarme independientemente de lo que hiciese mi amante. Le advertí, eso si, que una vez divorciada se acabaría nuestra relación porque yo merecía una relación al 100%.
      El decidió dejar a su mujer cuando vio que yo dejaba a mi marido y me perdía…
      Pero la cuestión es que hubo un momento en que me dio más miedo continuar en un matrimonio infeliz que lanzarme al vacio y construir mi propia vida, con o sin pareja.
      Pregúntate donde quieres estar en 15 años… Como quieres que sea tu vida.
      Hay que desengancharse de esos sentimientos de subieron, de novedad, de pena o miedo y pensar fríamente en nosotros… En buscar nuestra felicidad.
      Nadie merece ser el caramelo indefinidamente de otro….
      Yo siempre me decía una cosa: ni hay hombre tan bueno para merecer dos mujeres ni mujer tan mala para merecer medio…..
      Mucha suerteeee!

  27. Anónimo dice:

    Pues ha sido leer a Laura y me he sentido bastante identificada. Yo también inicié una aventura con un hombre casado, hace dos años, en ningún momento pensé realmente en consecuencias, sé que me sentía muy frustrada en mi matrimonio, y atrapada porque lo que me frustra no es solucionable, porque llevo mucha carga de hijos y de todo cuando él se va – que son seis meses al año – y que sentir que despertaba cosas de nuevo fue todo lo que necesitaba. En estos dos años, he llegado a pensar de todo, que me lo merecía – sí, premio al cinismo – , que me estaba enamorando, que ni de coña lo dejaría todo por él, que si se estaba prolongando era porque parte de mí sí pensaba en el futuro… yo qué sé. Cosas opuestas y aparentemente incompatibles. Lo que sí he hecho, no sé si para escudarme a mí misma, es exigirle a mi amante que hablara con su mujer y comenzara a pensar en nosotros, porque a mí me pillaron pronto – en el mero tonteo – y yo dije a mi marido que no sabía lo q sentía, le admití que había otro hombre pero que quería quedarme con él. Y era lo que quería, pero he mantenido el engaño hasta ahora, lo escribo y apenas puedo creerlo. No sé cuántas rupturas llevo con mi amante, porque no soporto vivir así, y todas son debidas – a sus ojos – a que se supone que yo quiero “legalizar” lo nuestro, a lo que él responde que no podemos vivir bajo un puente, que hay que ir con calma, etc, etc. Y yo me ofendo, porque me digo que el que quiere puede y sólo me está usando, y lo dejo, y a todo esto no tengo ni la menor idea de si se diera el caso de que él se liara la manta a la cabeza no sería más probable que a mí me diera un infarto, y no de felicidad, precisamente, que sentir el alivio de q por fin voy a estar con el hombre que quiero.

    En mi casa, según el momento, no estoy mal. Mi marido es un hombre excelente que le da mil vueltas en lo físico a mi amante, pero he perdido todo deseo sexual, lo veo como a un amigo, y aunque mi amante en el día a día no me satisfaría tampoco y además también se volvería rutina, el caso es que me da más placer imaginar nuestros encuentros mensuales, y vivirlos aunque no sea un buen amante, que la vida sexual que tengo en mi matrimonio. Creo que soy adicta a sentir esta emoción de vivir una vida diferente, y que me hubiera pasado, aunque menos tiempo, seguramente, con cualquier hombre, porque yo quería salir de mi vida, simple y llanamente.

    Aparte, todo esto se ha prolongado porque es un hombre que me habla y me funde, nunca he sentido antes eso con otro, y me siento incapaz de vivir sin sus palabras, esa conexión engañosamente especial yo la vivo como cierta. Podría “conformarme” con su aparente indecisión y disfrutar de lo que en realidad creo que quiero de él, pero me tortura lo que le estoy haciendo a mi marido, me tortura no saber mantenerme en la posición cuando lo dejo, no resistir cuando vuelve a buscarme, y me tortura, lo cual me parece inexplicable, que quiera yo o no legalizar lo nuestro, él puesto contra la espada y la pared siempre permite que me vaya. Me pide más tiempo, y sé que sufre, pero tanto pienso como q él me quiere a mí más que yo a él, como que ha disfrutado de todo esto mientras durara y nunca se planteó otra cosa aunque realmente me quiera, que realmente si esto se alarga más acabará dejándola… en realidad el conflicto es mío, porque le reprocho a mi amante lo que ni siquiera sé si quiero por mero ego o por amor, engaño a mi marido, no tengo madurez suficiente para gestionar el desencanto de 15 años de relación, pero no sé cómo solucionarlo, no sé con quién hablarlo, he perdido completamente el Norte, ya no sé a quién quiero, si quiero a alguno, por qué soy tan vergonzosamente inmadura…

    Paso de ser una mujer fría que intenta vivir su aventura sin remordimientos como a castigarme por ser una cerda cínica, egoísta y cruel. Tanto me asusta hasta el tuétano que mi marido se entere como me torturo pensando que si he durado dos años, y siempre vuelvo cuando él me busca, es que lo debo de querer lo admita o no, tanto creo que no quiero arruinar lo que tengo por una pasión que después de todo no logro visualizar como amor en el futuro, como pienso que ojalá alguien tome una decisión por mí y me libere… jamás pensé que yo sería infiel de esta forma sostenida, jamás pensé que le hiciera esto a un hombre contra el que no tengo reproches, ya no sé si es posible que tenga otra oportunidad de recuperar mi vida, ya no sé nada.

    Pero sufrir sufro mucho. Que me critiquen porque sin duda soy la mala persona de mi relación, pero desde luego he aprendido de primera mano que no todo es blanco y negro.

  28. Nuria dice:

    Buenas noches Cristina, sirve de mucho esto que haces ,escuchar a la gente sobretodo…gracias por crear esta magnífica página. Bueno,mi historia es la siguiente: tengo 19 años y llevo quedando con un chico 3 meses,y el tiene novia. Lleva con ella 3 años. El caso es que a mi al principio me daba igual porque no sentía nada por el pero lo estoy empezando a sentir y me siento muy mal conmigo misma…me cuesta dormir y no paso de darle vueltas al tema. Yo se de sobra que no significó nada para el,pero ni yo ni su novia ni nadie ya que se que no soy la primera con la que le pone los cuernos. Al principio el estaba muy cariñoso conmigo pero le pare los pies,en el sentido de que no fuese asi conmigo porque no vamos a tener nada serio,pero ahora echo de menos que me tratase así. El siempre me dice de quedar,y yo como tonta le digo que si, se que está mal y me siento fatal porque si yo estoy asi ..me imagino a su novia como se debe sentir. Por la culpa es mía,porque yo sola me he metido en esto,no tengo suerte con los amores Cristina ya que hace un año salí tambn de una relación tóxica por la cual la pase bastante mal,se que soy joven y ya encontrar e a alguien,lo que necesito es que me digas que tengo que hacer,más que nada porque me siento muy mal conmigo misma,y no creo que me merezca ser segundo plato de nadie no? Muchas gracias por leerme

  29. Matias dice:

    Hola Cristina, me gusto mucho tu artículo. Por lo que leo, en la mayoría de los casos, se tiende a creer que siempre el infiel es un hombre y la amante es una mujer, ahora.. que pasa en los casos donde la infiel es la mujer de la relación?

    Puede la mujer mantener una relación de amantes de la misma manera que un hombre la llevaría?
    Yo pienso que las razones que llevan a una mujer a engañar son mas profundas que las de los hombres, de acá mi pregunta..

    Y otra cuestión que me queda dando vueltas :
    Esta claro que ser el tercero no es algo grato, ahora : Suponiendo que exista un enamoramiento de ambas partes (amante con mujer infiel), cuales serían las acciones de esta tercera persona más recomendables para su propio bien?

    Gracias por compartir tu sabiduría con nosotros Cristina,
    Un saludo.

    • cristinalago dice:

      Hola Matías,

      En realidad no hay motivos fundados para creer que los hombres sean más infieles que las mujeres y en mi experiencia profesional, tampoco he visto más clara un tendencia hacia uno de los dos sexos.

      Las mujeres pueden tener efectivamente este tipo de relación de amantes, sin grandes diferencias o matices con respecto a los hombres. Se considera de forma general que las mujeres tienen a ser más infieles cuando hay carencias emocionales y los hombres, cuando las carencias son sexuales. No obstante, yo tampoco he visto tan clara esta diferencia.

      En muchos casos de este tipo y repito, siempre desde mi experiencia profesional, por lo general se ven pocas historias donde haya una intención clara de dejar a la pareja estable y apostar por la tercera persona. De alguna manera esa tercera persona cubre una cierta parcela (sexo/pasión), mientras que la pareja oficial, cubre muchas más parcelas (estabilidad, vida familiar, economía, soporte afectivo…). La persona emparejada suele valorar muy por encima la estabilidad antes que la pasión.

      Desde el punto de vista de la tercera persona, yo recomendaría establecer un plazo a la persona infiel para tomar una decisión con respecto a su relación oficial, un plazo sin llamadas, mensajes, ni encuentros para que evalúe claramente sus opciones y lo que está dispuesta a arriesgar y perder.

      Abrazos

  30. Carolina dice:

    Hola Cristina,

    Comencé hace tiempo una relación con una persona que tenía pareja y a la cual dejó en su momento previamente por estar conmigo. Ellos llevaban 4 años de convivencia, y tras la ruptura él se mudó a otra casa. Sus familias se conocían, pero no tenían hijos en común.

    El problema es que de ese vínculo nunca llegó a desprenderse.

    Vivimos muchas cosas, al inicio mucha pasión, rupturas y retomadas por sus dudas respecto a su ex. Lo pasé muy mal porque yo siempre quise una relación normal con él, pero él en dos años y medio de relación no me presentó a su familia, ni quiso convivir conmigo, hacía artimañas para no frecuentar lugares en los que su ex podría estar, las navidades nunca las pasamos juntos… etc.

    Llegó un periodo de calma donde él mantuvo un limbo extraño que le hacia sentir bien. Por fin parecía que estábamos bien. Ese periodo fue largo, nos veíamos algunos días de la semana, dormiamos juntos, ibamos al cine, de compras. Aún así sin convivencia y sin familias.

    Hace una semana descubrí la razón de su calma, y es que seguía manteniendo relación con su ex, y no solo eso… ella y él iban juntos a comidas familiares, quedaban a solas, todo ello sin yo saberlo y sin que ella supiese que yo existía. Me lo confesó tras yo hacerle creer que sabía “cosas”, y se excusó diciéndome que solo tenían una relación cordial y que a los eventos familiares eran sus hermanas quienes la invitaban, y no él. Que no me lo contaba para que yo “no sufriese”.

    Ya lo habíamos dejado en otras ocasiones por “pilladas” de este tipo. Desde ropa de chica en su casa hasta extraños viajes en los que no estaría en casa durmiendo porque se iba al pueblo con la familia. Él me tachaba de celosa loca y me dejaba. Al final volvíamos porque él me buscaba y yo lo echaba de menos y sufría mucho. Lo he pasado muy mal con el tema y aún así ha seguido sucediendo tras yo perdonarle miles de veces. Mi dignidad y autoestima está por los suelos tras este tiempo, me siento muy triste.

    Esta vez lo dejé yo (normalmente era al revés) por telefono. Tras decirme que me estaba equivocando y que tenía la conciencia tranquila, dijo que me enviaría mis cosas por correo.

    Ahora me siento culpable. Se que he hecho lo correcto, he esperado mucho por una vida que nunca llegó a materializarse, y con cosas raras que me hacían sufrir y callarme por el miedo a perderle.

    Me gustaría tener un pequeño refuerzo que me permita seguir adelante con mi decisión. Es una falta de respeto lo que ha sucedido ¿verdad? He hecho bien?

    • cristinalago dice:

      Hola Carolina,

      Te voy a dar un refuerzo pero no pequeño, sino grande, grande: de una relación donde se te trata de esta manera, donde hay engaños, donde se rompe cada dos por tres, donde se te tacha de celosa y loca (cuando le estás pillando unos primorosos cuernazos) nunca va a salir la clase de historia de amor que esperas, buscas y deberías empezar a creer que mereces.

      Esta persona claramente llevaba dos vidas simultáneas, ni soltaba a la ex, ni te soltaba a ti y os tenía escondidas la una a la otra, lógicamente una persona que lleva sus relaciones con mentiras y con falta de transparencia, es una persona que no está ni centrado, ni equilibrado para estar con nadie y demuestra una contundente falta de amor, respeto y valoración hacia cualquiera de las dos mujeres que habéis compartido su vida.

      Lo de que te estás equivocando, al igual que lo de tacharte de celosa cuando había motivos más que de sobra para olerte algo raro, es una manipulación y antes que hacer caso a palabras de este tipo, escucha lo que tú sientes y fíate mucho más de tus emociones y percepciones, porque cuando alguien te está tomando el pelo o manipulando, lo notamos perfectamente, y si no echas a rodar el carro de la autoengaño, lo verás tan claro como lo podemos ver los demás.

      No es que esta persona te haya faltado al respeto (que también) es que directamente te estaba estafando. Os estaba estafando a las dos.

      Pero el problema, siempre empieza por nosotros mismos, por la pregunta ¿por qué hemos aguantado todo esto? Y ese es el inicio de la única y verdadera relación que va a cambiarte la vida: la tuya contigo misma.

      Un abrazo y mucho ánimo

  31. Andrea dice:

    Estoy impresionada con lo acertado de este artículo. No puedo imaginar una mejor manera de plasmarlo, excluyendo los sesgos que puede causar las emociones si lo escribiera una de las personas involucradas. Es un artículo serio, respetuoso y realista. Gracias por todo! Muy profesional!

  32. Brave dice:

    Se sufre por ambas partes. Que una sea la relación oficial no quiere decir que la otra persona, la tercera en discordia pretenda hacer daño. En todo caso el daño lo hace quién engaña, quién alarga en el tiempo algo que no se puede sostener. Amante es una palabra demasiado bonita como para menospreciarla, como para tratar de fulanas/os o personas sin escrúpulos a personas que se enamoran de la persona equivocada. Como si enamorarse estuviera bajo control. No siempre se dá con un/a valiente que deja su vida para empezar otra vida nueva acorde con sus sentimientos.Es obvio que la pareja oficial de enterarse lo debe de pasar fatal y es obvio que mantenerse en el anonimato esperando una separación que tarda o no llega cuando hay sentimientos reales y se sienten recíprocamente tampoco es nada fácil. A fecha de hoy nadie está con nadie por obligación, no hay lazos (aunque hayan hijos) que no dejen ser libre de estar con quién quiera a cada cual. Es duro aceptar que ya no hay amor o que dejó de haberlo por una de las partes.Hay que ser honesto con uno/a mismo/a para poder hacer feliz a quien está a tu lado. Hay que saber cortar y no alargar la agonía para no crear daños irreparables en algunos casos. Nadie obliga tampoco a estar con alguien que nos es infiel, que no nos respeta, la responsabilidad es nuestra, sea una relación oficial o una relación extraoficial porque en ninguno de los 2 casos se puede medir el nivel de amor y de sentimientos. El enamoramiento, la pasión, el amor no se mide por si tienes una familia o no (sin desvalorizar este hecho, por supuesto) se mide porque quieres estar con quién te roba el aliento en ese momento, mucho más allá de una atracción sexual o unos encuentros fortuitos.Ojalá tanto en las relaciones oficiales como las “clandestinas” ambos miembros sintieran ser amantes, todo sin duda sería mucho más auténtico y encontrarían su dicha.

  33. Hector dice:

    Hola Cristina, Mi nombre es Hector y quiero darte las gracias por la gran ayuda que prestas a personas que estamos en situaciones de amor, difíciles o complicadas.
    Te cuento muy brevemente mi caso. Estoy enamorado de una persona que tiene pareja desde hace 11 años, y ella me ha confesado que siente lo mismo hacia mí. Si tuviera que definir mi relación seria como (UNA HISTORIA DE AMANTES) que tienes en tu web en el departamento los amores patológicas. Me siento así que soy el que tengo que esperar que tenga un hueco para vernos, el que no puede compartir con ella más que los ratos libres etc. en donde me tengo que atener y entender que tiene una relación. Me ha comentado que la relación va mal etc.
    Este sentimiento fuertemente arraigado ha venido desde diciembre del año pasado, en definitiva dos meses nos hemos visto casi toda las semanas y hemos compartido momento preciosos. No quiero perderla por eso necesito un buen consejo.

    Mi pregunta es la siguiente:
    Debo seguir y esperar y ver cómo se desarrolla todo durante un tiempo ?
    Debo decirle que aclare su vida y que me busque cuando lo haga ?
    O debo inclusive siendo un luchador nato, retirarme de una batalla que tal vez no gane nunca ?

    Gracias Dristina

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Héctor!

      Tú eres libre, estás soltero y estás disponible, la persona que tiene actualmente un compromiso es ella, por tanto, es una lucha que debe hacer por su propia cuenta. Sólo esta chica sabe realmente lo que está pasando en su relación y en su pareja y por tanto quien tiene que determinar si quiere romper, quiere seguir, quiere apostar contigo, quiere raparse el pelo y hacerse monje tibetano…

      Digamos que en esta situación, sólo falta que ella esté dispuesta tomar decisiones y las lleve a cabo. Y este es un proceso de reflexión y análisis en su cabeza y consigo misma, donde entran en juego sus miedos, sus objetivos vitales, su apego a la pareja actual, el sentimiento hacia ti, en definitiva, su verdad, que sólo la conoce ella.

      Lo que te aconsejaría yo es que efectivamente, te salgas del juego a dos bandas para posibilitar que ocurra ese proceso. Si ella te quiere y de verdad su relación ya está acabada, esta es la manera de saberlo a ciencia cierta. Si te quedas ahí, es más probable que se acomode y al tener sus ratos de evasión y alivio contigo, se le haga más llevadera su relación de pareja y por tanto, no tendrá porqué dejarle.

      Abrazos!

  34. Hector dice:

    Soy Hector

    Primero que nada agradecerte de todo corazón tu buen consejo, e informarte que antes casi de recibir tu respuesta, tome una decisión sobre el tema. Así que hable con ella y siguiendo parte de los comentarios expuesto en tu página de los amantes, le hable desde el corazón y le comente que lo estaba pasando mal porque yo tenía que ser el gran entendedor, en donde tenía que entender su situación, el que no nos pudiéramos ver como deseábamos etc. Le dije que no tenía miedo a perderla, pero si miedo a no volver a sentir más este sentimiento tan grande de amor.

    Creo que a veces el silencio dice más que las palabras, y de ella en esos momento recibí un casi silencio donde me dijo que tenía que aclararse aunque me amaba etc. Le dije que no la dejaba, que me retiraba de su vida para que se diera cuenta de las cosas. Al final me hizo como sentir culpable de que hubiera tomado esa decisión, diciendo que algo que le había dicho le había molestado muchísimo, en definitiva una mala interpretación de quedar por encima. Creo que no se lo esperaba y pensaba alargar esto mucho mas tiempo porque su reacción así me lo demostraba . Al día siguiente me escribió un WhatsApp disculpándose por sus modales y desde entonces no hemos vuelto a saber el uno del otro.

    Si tuviera que definir como me siento ahora mismo, diría que DOLIDO, DECEPCIONADO, TRISTE pero a la vez ALIVIADO porque ya no espero el WhatsApp de buenas noches, no espero la llamada que tardaba horas en producirse, y sobretodo no espero que llegue el miércoles jueves o viernes para vernos porque ya no esta . Siempre he creído que el tiempo pone todo en su sitio, y que a veces hay que apretar la llave del grifo, o bien para parar la gota que cae o bien para partir la llave.

    Creo que he hecho lo correcto en el momento correcto, dejándola con la miel en los labios y dándole a entender que por mucho amor que por ella sintiera, mas amor me tengo a mi mismo, y que no quería ser su amante, sino dale una vida llena días de amor y cerrar un circulo en mi vida.

    En mi vida siempre he pensado en las relaciones anteriores que había algo mejor, y después de conocerla pensé que ya había llegado al final del camino, como el astronauta que se prepara toda su vida para ir a la luna y un día llega a la tan ansiada luna, así me sentía.

    Bueno decirte que desde hoy empiezo una nueva etapa en mi vida, comentarte Cristina que es la primera vez en mi vida que escribo un texto en una página web, y me alegra haber sido en esta.

    Sobre ti, solo decirte Cristina que eres grande como persona, que ayudas a la gente que esta mal con problemas de esta índole y que es gratificante saber que alguien que ni te conoce se preocupa por ti como lo haría un gran amigo/a y aparte profesionalmente. Solo tengo palabras de agradecimiento para ti e imagino que esto lo digo por todos aquellos que te escribimos.

    De todo corazón GRACIAS, y que la vida y Dios te den todo lo mejor, te lo deseo de corazón.

    • cristinalago dice:

      Hola Hector,

      Los ingleses hablan del “green grass syndrome” (síndrome de la hierba más verde), que trata de esa sensación de que siempre hay algo mejor ahí afuera, sensación que al ser humano le ha llevado a explorar fuera de su entorno, descubrir tierras nuevas, experimentar y crear cosas que hicieran avanzar y mejorar la civilización. Así de bello, importante y natural es esa insatisfacción. No obstante, es fácil caer en la trampa de perder de vista la tierra, siempre fijando los ojos en algún imposible y no saber valorar las cosas más sencillas, los sentimientos más nobles y las personas que sin hacer ruido, están ahí siempre, formando una parte esencial de nuestras vidas.

      La luna es fría, está lejos y probablemente una vez llegado ahí, tampoco sería un lugar demasiado acogedor para quedarse y descansar. Quizás con el tiempo te des cuenta que lo único que hace interesante ese viaje, es por lo imposible.

      Un abrazo y muchas gracias por tus palabras, que seas feliz, que hagas de esa búsqueda un camino de descubrimiento y que lo que no consigas no te impida disfruta de lo que sí tienes.

  35. Hector dice:

    Agradezco tus palabras, y con esta chica pensé que había llegado al final de mi búsqueda. Pero creo que no ha sido así. O que no será asi
    Lo último que le escribí por WhatsApp y su contestación
    YO) solo decirte que no me voy de tu vida, que solo me aparto de ella.
    El tiempo decidirá si estamos hecho el uno para el otro,
    Y si no es así agradeceré todo lo que sobre mi he aprendido estando a tu lado y amándote.
    Te aseguro que jamás nadie te amara como yo lo he hecho, pero también te aseguro que jamás he amado a nadie como te he amado a ti
    El tiempo decidirá y todo lo pone en su sitio . Ahora me queda un camino duro de soportar.
    Pase lo que pase siempre estarás en mi corazón, y has marcado una antes y un después en mi interior. De lo que siempre di a los que estoy dispuesto a dar. Por todo ello gracias.

    CONTESTACION ELLA)
    No te preocupes que no tienes que darme ninguna explicación de nada , seguiremos siendo amigos y ya esta.

    Me dejo fría su contestación pero bueno solo le daba a entender que no me iba de su vida que me apartaba para que se diera cuenta. Después de esto silencio por mi parte y por la suya. No llego a entender su contestación tan fría y templada y porque habla de amistad, para dejar una puerta abierta o porque no entendió nada de lo que le dije?.
    Cual es tu opinion

    Bueno Cristina has sido de gran ayuda y una vez más te lo agradezco. Y creo que después de la contestación que me des , dejare de hablar pensar y sentir por ella porque no puedo amar a quien no me ama o querer a quien no me quiere.
    Gracias de corazon

    • Ella dice:

      Hector,
      Te has quedado frío porque en una situación así ( los que hemos pasado por ello lo sabemos ) esperas que la otra persona reaccione corriendo hacia ti, dándose cuenta de que te quiere como a nada y de que no va a dejar que te vayas. Pero la triste realidad es que le duele que te vayas, sí pero por egoísmo.No lo suficiente como para modificar su estado actual( o sea, pareja oficial y pareja oficiosa) porque en el fondo ya le va bien esa situación.

      Su contestación no significa más que eso. Que como mucho te da amistad. Más no está dispuesta a dar.

      Haz lo que te aconseja Cristina, sal de ahí y corre todo lo que puedas. Corta toda relación con ella. Si quiere algo ya vendrá a buscarte. Quedarte cerca o comunicarte con ella solo alargará tu agonia ( porque para ti no es una amiga) y ella no variara para nada su postura hacia lo vuestro.

      Si vuelve que sea con la clara decisión de dejar a su pareja y empezar una nueva relación libre contigo, si no es es así, que no vuelva más. Será lo mejor que te puede pasar. Mucho ánimo!

  36. Hector dice:

    Muchas gracias ELLA
    Por tus buenos consejos, después de este escrito muchas cosas más han pasado, nos volvimos a escribir y a llamar, hasta hace unos días donde el dije que no podía tenerme como y donde ella quería, que no pensaba ser el príncipe de un sueño eterno, cuando su pareja era el rey de su realidad.
    Le comente también que prefería dejarla a ser su prisionero. En definitiva le di a entender que no había sido fácil alejarse de lo que tanto amaba, pero era la decisión que tenía que tomar, apártame para que lo viera desde otra perspectiva. Como buena manipuladora intento manipular la situación otras vez pero esta vez estaba preparado, tirándole cada uno de sus argumentos por tierra, entre ellos me hablo de la palabra COMPROMISO, refiriéndose en que yo me había marchado, y mi contestación fue: Si estuve a punto de darte mi vida, si me he alejado es porque no puedo estar contigo siempre etc etc, si eso no es compromiso no sé lo que es.
    Bueno de momento la historia esta así, el tiempo pasa, y creo que hay un tema fundamental aparte del amor y es la decepción de pensar que las personas son de una forma, te dicen cosas y hacen lo contrario. Al final esta es la prueba definitiva, entiendo que no es fácil romper con lo cotidiano , pero no entiendo arriesgar el ser feliz por unas ataduras que no te llevan a ninguna parte. Tal vez el refrán de más vale malo conocido que bueno por conocer, sea tan real como la vida misma.
    Gracias por escucharme ELLA

    • Ella dice:

      Hola Hector,

      No conozco a esa chica y no sé lo que le pasa por la cabeza para no querer dejar a su pareja y vivir felizmente contigo, pero me da la impresión que si no lo hace es porque seguramente ella no está tan convencida como tú de que seas su gran amor. Cristina en uno de sus fantásticos artículos de este blog decía algo así como ” el que no sabe lo que quiere es que nada quiere”, en las historias de amantes yo añadiría aquello de que el que duda porque todo lo quiere es que nada quiere en realidad.

      Ya sé que es terriblemente perturbador que ante tus muestras de amor y tu insistencia por convencerla de que la amas encima ella reaccione como si fueras tú el culpable… el que se empeña en estropear la bonita relación, el que decide alejarse, el que acaba con la historia de amor…

      Si quieres la opinión de alguien que ha pasado por eso te diré que me da la sensación de que ella no deja a su pareja por la sencilla razón de que no le convences, de que no está tan enamorada como dice y si lo está, desde luego te quiere muy mal (es más, me atrevería a decirte que el día que se le cruce alguien que realmente la llene, se le despejarán todas las dudas y os quedaréis con un palmo de narices su pareja y tú…. pero eso solo es mi opinión).

      Yo empezaría a pensar en lo que tú deseas y a convencerte de que ella no te lo va a dar. Y repito, aplica contacto cero. Ni saber nada de ella y que ella no sepa nada de ti. Si siguís hablando aunque sea para echaros la culpa de que lo vuestro no funciona, te costará mucho más salir del pozo.

      Un saludo

  37. Paula dice:

    Hola,

    En primer lugar, quiero agradecer por el tiempo que inviertes tanto en la redacción de este magnífico blog con sus entradas y el tiempo que inviertes contestando. Se agradece mucho este tipo de blogs.

    Quería preguntarte si tú entiendes esto, porque yo dejé de entenderlo hace mucho tiempo.

    MI historia se remonta a hace más de un año y ocho meses. Conocí a un chico que lo acababa de dejar con su novia (con la que va y vuelve y así llevan 5 años y hay infidelidades) , y comenzamos a quedar. El acuerdo era ser únicamente follamigos.

    El tiempo pasó, nos fuimos cogiendo cariño pero siempre teniendo las cosas claras. Al año me dijo que volvía a hablar y quedar con su exnovia. Pero en ningún momento paramos de vernos, seguimos como follamigos.

    Hace un par de meses que han vuelto, y me dijo que lo teníamos que dejar y que yo solo había sigo un juego.
    Yo lo acepté y me alejé.
    Hemos coincidido en dos ocasiones en un bar. Una de ellas terminamos juntos. La otra vez, él me evitaba y miraba mal, cuando cerró el bar le dije a la cara que me parecía muy hipócrita que me evitara después de tanto tiempo juntos, y más que me mirase con cara de asco. Me fui a casa.

    Horas más tarde me escribió al móvil que no me había puesto mala cara y que nunca más vuelva donde él con malos modales. Finalmente al día siguiente volvimos a quedar.

    Me hace gracia porque siempre dice que no le importo; y yo pienso que para no importarle nada bien que me escribe enfadado para “reñirme” o bien que se pone celoso si me ve con algún chico

    Se supone que quiere a la novia ¿por qué hace eso? ¿me he convertido en la amante?
    A mi es un chico que me puede, me lo paso genial con él. Tengo claro que no saldría con él, pero la atracción sigue estando ahí

    Muchas gracias

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Paula!

      Creo que algo me contaste de este chico hará unas semanas, que me preguntabas cómo podía explicarse una relación como la que él mantiene con su actual pareja.

      En ese momento me ceñí a lo que preguntabas, pero me quedé con ganas de saber cómo te sentías tú al respecto, qué papel querías desempeñar en esa ecuación.

      Entiendo que pueda atraerte esta persona, pero ¿tan importante es esa atracción como para consentir ese trato hacia tu persona?

      Que una persona te contacte y muestre celos hacia ti, mientras está con su novia, implica que pretende mantenerte en una zona de control, no que se interese verdaderamente por ti. Es un acto puramente egoísta que vela por los propios intereses. Una persona a quien le importas, quiere ante todo que estés bien y que seas feliz, no andar mangoneándote para que sigas a su disposición eterna por si algún día vuelve a necesitar de tus favores.

      Dices que este chico te puede…pues yo te diría, puede tú más.

      Abrazos!

  38. Anónima dice:

    Hola Cristina, para empezar gracias por leernos y darnos los maravillosos consejos que das ,que de verdad ayudan un montón. Bueno…allá va mi historia: hace 8 meses conocí a un chico,empecé a quedar con él,nos liabamos,hablábamos, me hacía reír, pero siempre desde el primer momento me dijo que tenía novia pero que era una relación liberal. A medida que pasaron las semanas me fui dando cuenta que era mentira lo de la ración liberal,pero yo seguí quedando con él. Para mi,y yo pienso que para el tambn,no era solo sexo,porque nos compenetrabamos muy bien en casi todo,hablábamos todos los días. ..no había día que no tuviera un mensaje suyo diciéndome buenos días, y así durante 4 meses,hasta que le dije que no podía seguir así porque me estaba sintiendo fatal. Yo le estaba empezando a coger mucho cariño y me dolía la situación, me hacía sentir muy mal conmigo misma. Se lo dije,y me comento que no podía darme una respuesta ya pero que el futuro nunca se sabe y que no deberíamos de dejar de quedar por eso,y que le importaba. Pero le dije que basta. El caso que esto ocurrió en diciembre,más tarde en enero me felicito por mi cumple y me dijo de qedar y le contesté que no,luego en febrero y marzo me volvió a hablar y le volví a decir que no, y ya por último este mes me volvió a hablsr para quedar y quedamos…Y aquí es cuando me siento como una mierda aplastada en un asfalto en pleno verano cristina. Porque solo me habla cuando va al pueblo para ver si quedamos,si de verdad le importase me hablaría en el día a día. Llegue a casa el otro día llorando,me estoy sintiendo fatal conmigo misma nose cómo he acabado en una situación así, solo tengo 20 años lo mismo es la edad en la que todos hacemos tonterías pero me siento utilizada,soy su segunda opción, lo q utiliza para entretenerse,y a mi este chico me ha importado mucho y he llorado mucho por el y estoy cansada. Hace meses que tengo borrado su número, pero de una manera u otra siempre se acaba poniendo en contacto conmigo para beneficiarse él. En fin ojalá se me pase esta sensación tan mala que tengo de mi misma y no volver a verle nunca más.

    • cristinalago dice:

      Hola Anónima,

      En la mayoría de las situaciones, nuestro dolor y decepción no provienen de la otra persona, sino de nuestras propias expectativas hacia él.

      Tu caso parte desde un punto muy evidente: este chico tenía pareja y a espaldas de esta pareja, se ha dedicado a tener citas contigo, ilusionarte, seducirte, tener relaciones sexuales…

      Su pareja, que seguramente lo quiera, que confía en él, que pensará que su novio es lo más bonito de este mundo…

      Si no tiene escrúpulos para engañarla así, lo normal es que tampoco los tenga contigo.

      Sé que la atracción, el sentimiento de cariño y el apego que se va estableciendo cuando tienes un vínculo con una persona a veces nos nublan el juicio y queremos ver cosas que no están ahí, pero quizás tus expectativas eran irreales con respecto a este chico, ya que sus hechos se mostraban claros y señalaban un comportamiento exento de valores y confiabilidad.

      Muchas veces nuestra necesidad de ser queridos nos juega una mala pasada y nos hace ver príncipes y princesas, donde sólo hay personas, con carencias y limitaciones, a veces no haciendo muy bien las cosas.

      Desde aquí mandarte ánimos y recomendarte que pongas todos los medios que te sean posibles para cortar la comunicación (bloquear, no responder sus mensajes o llamadas…). Esto revertirá en que tú te puedas desenganchar del todo y estar cuanto antes, preparada y bien para volver a amar.

      • Anónima dice:

        Sí, yo he borrado su número y voy q pasar página porque veo que lo estoy pasando mal por alguien que le soy totalmente indiferente. A veces (antes mucho mas) me pasaba noches y noches despierta pensando en como podía engañar a su novia y decirme a mi cosas bonitas,le he intentado comprender muchas veces porque de verdad no entiendo como puede haber gente así. Me arrepiento también muchísimo de haberme sincerado con el sobre mis sentimientos,porque es cierto que me escucho y me volvió a decir cosas bonitas pero creo qe fueron palabras sin más. Y encima no respetó mi opinión porque me siguió hablando después de decirle que por favor no hablásemos más porque estaba muy mal… Por otro lado me siento mal tambn porque creo que no me corresponde estar así, quiero decir,que la víctima de verdad en esto es su novia y no yo. Yo simplemente he sido tonta y ya está, pero no puedo evitar sentirme triste 😦 Se que no le he importado pero me cuesta tanto creerlo…porque estábamos muy buen juntos aunque fuera paseando,tomando algo…pero bueno el tiempo lo cura todo no? Muchas gracias cristina por leerme y decirme tu opinión, me es de gran ayuda ahora mismo , de verdad.
        Un beso fuerte 🙂

      • cristinalago dice:

        Hola Anónima,

        No te niegues el derecho a sentirte mal y si lo necesitas, llora, desahógate y no te quedes con esa pena ahí dentro, pues te impedirá el avance y te atará al pasado.

        Desde la perspectiva del tiempo, esta historia se irá quedando pequeñita en el recuerdo, sobre todo porque aún tienes que dar entrada a las relaciones más importantes de tu vida y al lado de ellas, lo de este chico acabará siendo algo anecdótico.

        Los momentos en que disfrutabas con esta persona son tus momentos, estabas a gusto, te sentías bien y nadie puede quitártelos. Además, lo que los hacía especiales no era la otra persona, sino la manera en que tú los vivías. Este es tu superpoder, no lo olvides. Sigue creando momentos especiales en tu vida.

        Abrazos!

  39. Hector dice:

    Holaa ELLA
    Gracias por contestar, de momento he aplicado el contacto cero, y estoy bien. Creo que me quiere y me ama, y no lo digo por auto convencerme , pero es una persona llena de dudas y la estabilidad le importa muchísimo, tiene su casa a medias con su novio el cual es italiano , y prefiere vivir en la normalidad que tener una historia de amor completa y de ensueño. Sabes lo que más pena me da de todo esto. Que me ha costado mucho volver a sentir esto por alguien, y como le dije en varias ocasiones no eres tú, sino quién soy yo cuando estoy contigo y como me siento. Creo que el tiempo lo pone todo en su sitio. Mi vida ha estado llena de cosas e historias bonitas con gente inclusive de diferentes nacionalidades porque viví 21 años en Inglaterra, y con 48 caer en algo así, es que me da rabia hasta de mí mismo. Pero así es el amor. Me he enamorado 3 veces con esta la primera la deje marchar tenía 23 la segunda fue ella quien por miedo al fracaso se retiró y he tardado 18 años en volver a sentirme así. Sabes siempre he dicho un refrán en mi vida y el cual cambie por ella, siempre decía NO SE LO QUE QUIIERO EN MI VIDA, PERO SI SE LO QUE NO QUIERO. Con ella llegue a decir, SE LO QUE QUIERO EN MI VIDA Y ERES TU.
    Gracias por escuchar y por tus palabras, todo un detalle digno de agradecer ELLA

    • Ella dice:

      De nada. Tú mismo lo has dicho ” he aplicado contacto cero y estoy bien”. Más claro agua. Tú mente y cuerpo ya te han indicado lo que necesitas. Ahora a seguir bien y adelante. Un abrazo.

  40. Hector dice:

    gracias Ella, echare de menos hablar contigo, has sido un buen apoyo . Si hay alguna novedad cosa que dudo seras la primera en saberlo.
    saludos y gracias

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s