Hace un tiempo, un vídeo de la argentina Paula Schargorodsky dio la vuelta a la red con el relato de las visicitudes de una mujer soltera de 35 años. A pesar de su título -La libertad femenina tiene fecha de caducidad – sus reflexiones no difieren de las que elucubran la mayoría de los singles: las expectativas sociales,  los amigos que van casándose, las segundas oportunidades, la duración de las parejas, el miedo a la soledad y el miedo a comprometerse.

Sencillo, directo y con una bonita conclusión final.