Cuando tu pareja te pide un tiempo

Publicado: abril 4, 2014 de cristinalago en Problemas de pareja
Etiquetas:, , , , ,

pedir un tiempo

Salvo escasas excepciones, pedir un tiempo significa terminar una relación. Y en la mayoría de los casos detrás de esos tiempos existe una tercera persona o como mínimo, la intención de encontrarla tan pronto como sea posible mientras se mantiene a la pareja en el banquillo. Estoy confundido, me siento agobiado/a, necesito saber si te echo de menos...¿Te suena?

 A día de hoy y a menos que se demuestre lo contrario, los problemas se resuelven enfrentándolos, no dejando pasar los días a ver si cae una iluminación divina que de repente resuelva todas las dudas. O míralo de esta manera: ¿cuando quieres luchar por alguien o algo, dejas pasar el tiempo?

A menos que ese tiempo esté justificado por un suceso verdaderamente grave (un infidelidad, la muerte de un ser querido, un largo periodo de constantes conflictos o sobrevivir a un tsunami), suele ser el preludio diplomático de una ruptura definitiva. Depresión, crisis existencial, dudas, agobio…da igual la excusa que se utilice. Si ese tiempo consiste en separarse de la pareja, el problema se origina precisamente en la pareja.

Pedir tiempo con la esperanza de que suceda algo indeterminado que haga que quieras retomar una relación de la que estás huyendo, es algo así como hacerle el boca a boca a un cádaver. O no resucita nunca o regresa en versión zombie.

Si estás en esta situación, tienes dos opciones: la primera, dar ese tiempo llenándote de incertidumbre o la segunda, pedir sinceridad al otro. Si te quiere, que sea consecuente e intente arreglar las cosas contigo y si no te quiere, que no maree y se marche. Soluciona las dudas hablando claro y si tu pareja sigue necesitando tiempo (¿un día? ¿un mes? ¿diez años?), concédeselo…infinito. A menos que puedas permitirte esperar indefinidamente sin que ello afecte tu salud, tu amor propio y a tu vida.

¿Has elegido dar un tiempo? 

Si decides conceder tiempo, establece un plazo que puedas asumir dentro de tus recursos y posibilidades. Considera que mientras dure esta espera vas a sufrir deseando que tu pareja se aclare y no pudiendo hacer nada para trocar su indecisión en certeza, así que plantéatelo también como un paréntesis para ti, para reflexionar sobre la situación y para reencontrarte contigo.

Aprovecha para recuperar tu independencia y reforzar tu autoestima: hay muchas opciones y alternativas para tener una vida plena, sólo hay que abrir la mente y poner de tu parte. Recupera la noción de poder vivir sin esa persona y examina con serenidad si aporta tanto como crees a tu vida. El tiempo también es para saber si realmente te motiva retomar una relación con alguien que duda si quiere estar a tu lado.

Cuando se termine ese plazo, acordad reuniros para una resolución ya definitiva.

¿La persona pide distancia y estar solo o sola? Entonces no llames, no busques, no escribas…¡ni permitas que lo haga!. ¿No eres capaz o no lo deseas? Pues entonces, sé coherente y no concedas tiempos.

No quiero dar tiempos. ¿Cómo actúo?

Si eres de los que creen que los tiempos muertos son sólo para el baloncesto…o todo o nada. En caso de indecisión, la única forma de que la persona despierte, ya sea para mal o para bien, es sentir que te pierde. Si no quieres dudas y vaivenes, no los permitas: si deseas firmeza y compromiso, empieza por poner tú los límites y mostrate firme y comprometido/a con lo que tú quieres y te hace feliz. No te pongas a resolver los problemas de la persona. Si está mal y en lugar de apoyarse en ti, se aleja, no le vayas detrás pidiéndole el favor de dejarte ayudarle para que volváis a estar juntos. De nada te sirve un regreso intempestivo con las mismas dudas para dar lugar a un nuevo tiempo o a una ruptura unos meses después.

Si has decidido no conceder un tiempo, actúa como lo harías en caso de ruptura. No es momento para ser amigos, ni para ofertar soporte emocional, es momento para retirarse y pasar el duelo correspondiente.

———————

¿Y si soy yo quién necesito pedir un tiempo?

Decía Henry Amiel que el hombre que pretende verlo todo con claridad antes de decidir nunca decide. Si llevas mucho tiempo lleno/a de dudas en tu relación y ya te has planteado la ruptura, evita las situaciones intermedias de contigo ni sin ti, porque sólo generarán sufrimiento para ambos y por sí mismas, no son resolutivas. Alejarte de verdad supone no buscar ni molestar a la otra persona, enfrentarse a lo que en verdad se desea y volver con ganas e ilusión de reconstruir esa relación. O irse para siempre. Si no puedes tomar una decisión por ti mismo, no esperes que “un tiempo” lo haga por ti.

comentarios
  1. Fernando dice:

    Hola. Expongo mi situación.

    Hace unos 5 meses conocí un día a una chica. Estuvimos hablando por Whatsapp pero sin quedar ya que ambos estábamos de exámenes, etc… Por fin quedamos en julio, en una especie de cita sería, y todo bien. Pero un nuevo parón (por motivos laborales de ambos) hace que no nos veamos hasta finales de Agosto. A partir de ahí, todo muy bien. Quedábamos, nos gustábamos, etc… Y así durante tres meses, hasta éste Noviembre. Todo parecía ir correctamente pero de buenas a primeras me comenta que necesita un tiempo. Me dice que le gusto, le atraigo pero que no siente todavía esas “mariposas en el estomago”, y que necesita pensar. Además, me dice que no quiere seguir como si nada, por miedo a que yo me enamore y no pudira corresponderme. Llevamos así una semana, sin hablar absolutamente nada. En esta semana, yo he estado reflexionando. No estoy enamorado de ella, aunque obviamente sí me gusta, y sí es cierto que ha despertado una ilusión en mi. Por mi parte, me gustaría seguir con la relación, aunque por otra parte pienso que lo más correcto sería zanjar el tema, cada uno con su vida y en unos meses vernos, tomar algo y valorar. Pero lo que más me atormenta es cuando decirle para hablar el tema. Llevamos una semana sin hablar. ¿Serían óptimos 14 días? ¿3 semanas? Y por otro lado, con mi confusión también, ¿sería mejor proponer seguir, analizando lo ocurrido y construir de nuevo, o por el contrario dar por terminado todo?
    Gracias y un saludo.

    • cristinalago dice:

      Hola Fernando,

      Me parece que por lo que cuentas que lo que fuera que estuvierais teniendo, ella ya lo ha terminado. No sólo por la caterva de excusas de manual que te ha soltado, sino porque no ha hecho el menor intento de contactar en una semana. Sospecho que si dejas pasar dos semanas, tres, cuatro meses o dos años, tampoco te va a hablar…

      Yo hablaría con ella cuanto antes o lo daría ya por zanjado, la actitud de esta persona es la de 0 interés y esto no va a cambiar esperando más tiempo…si ya la cosa ya estaba medio fría y no habláis en 15 días, se tornará gélida.

      Abrazos

      Abrazos

      • Fernando dice:

        Buenos días,

        Hoy, por lo que sea, donde ayer había alguna duda, ya están disipadas. Tengo claro que el tema está más que zanjado, no sólo por ella, sino por mi también. Además, tus palabras son el “empujoncito” definitivo para reafirmarme. Eso sí, en 1-2 semanas la llamaré (ahora tengo mucho lío), porque pienso que es mejor dejarlo todo clarito. Al menos para mi.

        Gracias por todo,
        Un saludo.

  2. yo dice:

    hola de nuevo cristina, llevo días pensando en dar yo el paso si el no es capaz porque sigue con las mismas dudas y la verdad no creo que así pueda aclararse. intentare ser valiente y poder dejarlo ir sin recular, y realmente espero que con el tiempo me busque, pero sino espero ser capaz de no buscarlo yo y superar la ruptura, que no va a ser nada fácil. ya te contare. muchas gracias por tus consejos.

    • cristinalago dice:

      Hola yo,

      Tú tranquila, que aunque tomes la decisión, no implica que más adelante no se pueda solucionar.

      Si consigues tomar la decisión, va a ser positivo para los dos, os va a permitir salir del bucle y ver las cosas con mayor claridad.

      Un abrazo y mucho ánimo…ya nos cuentas.

  3. Sara dice:

    Hola!!
    voy a compartir también mi historia, quizá alguien haya pasado por ello o quizá cristina me pueda ayudar.
    Después de 3 años de relación con mi chico, (dos y medio conviviendo) él ha decidido que necesita estar solo.
    Ha sido una relación muy positiva en todos los sentidos; nos conocimos con 37 años, habiendo vivido lo nuestro y parece que teníamos todo muy claro, en el sentido de no pasar por cosas que no querìamos y de plantear claramente las cosas. Ha habido muchísimo amor y cariño en este tiempo y una convivencia muy buena. Si es cierto que quizá, habíamos entrado en la rutina, además de bueno, pasar crisis personales. Pero por mi parte por ejemplo, nunca pensaba que eso nos pudiera separar o que cualquiera de los dos decidiéramos pasarlas sin el otro.
    Obviamente, me dejo miles de datos sin poner, se me da muy mal además sintetizar. El tema es que creo, por lo que me ha dado a entender, deja la relación pero no por falta de amor. De hecho dice que de estar con una persona hoy por hoy solo podría estar conmigo.
    Pero siente que el engranaje general de su vida, que antes funcionaba o encajaba, es como si se hubiera venido abajo.
    Es como si le pudieran las responsabilidades, en el trabajo también se siente mal pero, obviamente es algo que hasta ahora por lo menos, no se puede permitir dejar. (aunque temo que en este sentido también tome una decisión sin pensarlo). Está evitando círculos que antes frecuentaba; piensa que no encaja en casi ningún sitio…
    Otro detalle que siempre me ha llamado la atención es que,a pesar de ser una persona bastante afable y aparentemente sociable, no tiene o mantiene amistades….

    En fin, no sé si ya con estos datos, podemos hablar de algo o, he dejado muchos hilos sin contar….
    Por mi parte, ya le he dicho que quiero seguir estando ahí, para ayudarle en lo que pueda, aunque ya no estemos juntos. Entre muchas otras cosas me considero su amiga.
    Pero cierto es que lo quiero, lo amo. Intento mirarme dentro para saber si es dependencia, creo que no, realmente siento amor por él (he pasado ya por varias relaciones y rupturas a lo largo de mi vida), pero la verdad, no sé como actuar…
    ¿Será alguna crisis interna? ¿Quizá algo del síndrome de “Peter Pan” (incluso dicho por él)? ¿quizá haya dejado de amarme y no se atreva a decirmelo?? esto ultimo la verdad, no me pega con él… pero yo que se.
    Gracias por leerme!!!

    • cristinalago dice:

      Hola Sara,

      Las crisis de madurez no son incompatibles con seguir con la pareja a la que amas, son temas distintos y por desgracia muy a menudo se malversan estos términos para justificar rupturas por otros motivos (terceras personas y desamor, principalmente).

      Romper una relación con alguien a quien amas es tan duro y duele tanto, que para llegar a tomar una decisión así, necesitas motivos graves y de muy difícil o imposible resolución.

      Dicho lo cual, las causas de la ruptura probablemente sean las mismas que las de la mayoría de las rupturas, que viene a ser la falta de sentimiento y convicción para seguir adelante. Piensa que tomamos estas decisiones buscando estar mejor de lo que estábamos y si está mejor sin ti, que contigo…mala señal.

      Toda relación afectiva tiene una parte de dependencia, nuestro cerebro se acostumbra a recibir estímulos en forma de cariño, sexo, compañía y seguridad y cuando faltan, vivimos una especie de síndrome de abstinencia. Yo te aconsejaría que no ofrezcas amistad mientras sigas enamorada y deseando volver a ser pareja pues 1) No sabes realmente los motivos de la ruptura y te puede estar contando una milonga; 2) Facilitas que no te eche nada de menos al tenerte cuando precise; 3) Te complicas el poder pasar tu propio proceso de recuperación.

      Piensa ahora mismo más en ti que en él, por lo que dices tiene trabajo, capacidad de socializar y te tendría como pareja si quisiese, seguramente esté menos mal de lo que crees y sobre todo, seguramente necesites tú más apoyo y amistad que él. Que ha tomado una decisión unilateral sin contar contigo, sin intentar hablar las cosas o buscar soluciones…¿de verdad estás tú para ayudarle a él?

      Un abrazo!

  4. María dice:

    Hola, me gustaría compartir mi historia porque estoy desesperada
    Creo que debería poner punto final si no cumple mis expectativas de futuro a corto y/o medio plazo pero no quiero perderle porque le quiero y me hace inmensamente feliz pero veo que no nadamos en la misma dirección.

    Llevo dos años con mi chico. Tenemos 35 años. No vivimos juntos, cada uno vive sólo en su casa. Habitualmente, por motivos de trabajo y responsabilidades, nos vemos únicamente el fin de semana que lo pasamos juntos, mudándonos cada uno a casa del otro.
    Yo estoy muy enamorada de el y sé o ( al menos tenía claro hasta ahora) que es la persona con la que quiero compartir mi vida y por lo cual me apetece dar un paso más en la relación.
    El sale de una relación muy larga que dice que le ha dejado muy marcado. De ello han pasado ya 3 o 4 años.
    Tras dejar esa relación, a los pocos meses se inició en otra donde no cuajó porque la chica , tras 9 meses de relación, le pedía dar un paso más y el se agobió.
    Tras la ruptura a los 3 meses nos conocimos y fue genial. Yo salía de una historia larga muy tormentosa y tóxica a la cual estaba enganchada.. Y conocerle a él fue reavivar mi ilusión y conocer lo que verdaderamente era que me quisieran. Sabía que su pasado podría acarrear que le costará comprometerse pero me dejé llevar.

    Todo iba genial. Intenté ser paciente y no presionarle aunque a mi me gustaría irme a vivir con el. Hasta que el pasado verano discutíamos cada vez con más frecuencia, le molestaba todo de mí, estaba muy irascible … Un día exploté y entre lloros . Yo le dije que yo quería algo más con él. El por su parte tenía dudas de si yo era lo que quería, que si quería seguir conmigo… . Me pidió un tiempo para reflexionar y ver lo que sentía. Un tiempo de agonía, espera, incertidumbre. Me puse firme y como tu bien dices no permití que tuviéramos nada de contacto. En ese tiempo también se despertaron en mi miedos, dudas e inseguridades a pesar de seguir teniendo claro que quería seguir con el.
    Pusimos una fecha para hablar y apareció en mi casa llorando y diciéndome que me echaba mucho de menos que me quería y que no quería perderme pero que había algo que le bloqueaba a tener algo más y que iba a pedir ayuda profesional para superarlo. Yo me llené de esperanza porque me demostraba que me quería y quería luchar por nuestra relación pero de la misma manera sus dudas me hicieron más insegura en nuestra relación.
    Dije que ahora todo poco a poco tenía que volver a la normalidad pero me prometí a mi misma que esto tendría que servir para fortalecer la relación, para dar un paso más y no quedarnos estancados.
    Pasaban los meses y todo seguía como antes. Estábamos bien, ya no discutíamos y disfrutamos el uno del otro. Pero seguíamos con la vida nómada y la mochila cargada cada fin de semana de una casa a otra. Veía que no había dado el paso de pedir ayuda profesional. Yo Nunca encontraba el momento para hablar sobre nuestra situación , Nunca era buen momento para ello. Han pasado 4 meses desde ese kit kat y el otro díano aguanté más y exploté. Sé que no era el mejor momento de sacar el tema pero lo tenía guardado y exploté en el peor momento, así que le dije que como veía lo nuestro. Se enfadó y me dijo que igual no queriamos lo mismo. A mí se me paró el corazón. Intenté ser fuerte pero no pude contemerme. Nos fuimos a su casa y cogí mis cosas y me marché. Me dijo que me quería y que se sentía culpable porque quizá me estaba haciendo perder el tiempo yo por mi parte estaba muy enfadada y llena de rabia en ese momento. Llegué a mi coche y Le llamé arrepentida y diciendo que quería hablar con el pero me dijo que ya hablaríamos. Y ahora no sé nada de él.
    Gracias.
    saludos.

    • cristinalago dice:

      Hola María,

      Esta persona no está bien y no es feliz. Es una persona que huye del dolor y de la pérdida de su pasado, saltando de una relación a otra sin tiempo apenas para digerirlas y obviamente abocado a repetir los mismos errores que le impiden avanzar desde hace años.

      Mientras él no afronte todo esto y aprenda a estar solo para no escoger parejas con prisas y por necesidad, no va a dar ese paso de comprometerse, ni contigo, ni con nadie más.

      Por lo que sea esa relación larga cuyo duelo no pasó, sigue presente en su vida, ya sea en su cabeza o en la realidad. Mi impresión es que aquella ex pareja sigue en contacto con él y su historia no está cerrada. O bien le tantea de vez en cuando o viceversa, pero eso sigue ahí.

      Por tu parte le conociste tras lo que comentas que fue una muy mla relación y probablemente recibir un buen trato, cariño y respeto (lo normal, vaya, que tampoco es nada extraordinario) ha sido como beber un vaso de agua después de mil años de pasar sed. Pero el buen trato, el cariño y el respeto no siempre se acompañan de amor y en ese aspecto tu pareja no está a la altura de lo que tú sientes por él.

      A ver qué pasa estos días, pero intenta no accionar desde el miedo, si le has perdido, perdido está y no depende de ti. Y cuidado, que lo que hace que una relación sea tóxica no es otra cosa que quedarse ahí aguantando cosas que no se quieren con tal de tener a alguien a tu lado. Esto es lo que tenemos que curarnos al salir de una mala experiencia, de nada sirve cambiar de pareja si nada cambiamos en nosotros.

      Fuerza María y ya nos cuentas

      • María dice:

        Gracias Cristina por tus consejos.
        Ahí vamos. La verdad que yo también veo lo que dices. De nada me sirven sus palabras si no van acompañadas de acciones. Y no tengo que cometer los mismos errores del pasado, me lo prometí a mi misma cuando le dí ese tiempo de reflexión y me dije que si volvíamos tenía que servir para dar un paso más y no quedarnos estancados en una relación de adolescentes.
        Aún tenemos una conversación pendiente el y yo donde desde la calma tendré que exponerle mi punto de vista…. pero la cosa entre nosotros está fría y veo que de alguna manera me evita quizá no quiera afrontarlo. No sé le quiero mucho que difícil… 😦

      • cristinalago dice:

        Hola María,

        Tú estás manejando bastante en la situación, dentro de la desorientación, el miedo y la incertidumbre que estás viviendo, lo demás realmente depende de lo que quiera hacer este chico consigo mismo y con su vida…En este punto, nada pierdes ya. Si nunca va a querer comprometerse contigo, mejor saberlo cuanto antes para poder tomar una decisión al respecto y si lo que le detiene son miedos, entonces la perspectiva de perder la relación y perderte a ti debería llevarle a una reflexión suficiente como para plantearse cambios reales. Sea como sea, no temas, pues muchas veces por miedo a perder a alguien, nos acabamos perdiendo nosotros, a nuestros sueños, e ilusiones, nuestros años y nuestras esperanzas. Y nadie en este mundo es tan importante, tan valioso o tan superior como para sacrificar tanto por permanecer a su lado.

        Abrazos

        Abrazos

  5. María dice:

    gracias Cristina. ya os contaré cuando pueda hablarlo con el o el quiera. Dice que tiene mucho trabajo pero le noto distante.
    Al menos hoy parece que estoy algo más tranquila y viendo las cosas cada vez con mayor visión y más objetivamente.
    os voy contando.
    Gracias y saludos.

  6. Jesus dice:

    Hola, me gustaría contar lo que me está pasando ahora mismo. Llevo 1 año y poco con mi pareja, y hace una semana me dijo que teniamos que hablar. Cuando empezamos a hablar por llamada hace una semana, me dijo que necesitaba un tiempo estar sola, que estaba muy agobiada, supongo que también por la universidad y los trabajos que tiene que hacer a diario. Me dijo que era el primer chico que de verdad la ha tratado genial y con la que mejor ha estado y que no quiere dejar la relación porque me quiere, pero necesita estar un tiempo sola, no sabe el porqué 100%. Nuestra relación nunca hemos discutido y ha sido siempre perfecta sin ningún problema, y no paro de pensar el porqué darnos un tiempo si realmente no es ningún problema de pareja. Veniamos este último mes de estar super bien, celebrando el aniversario, comiendo juntos, quedando los días que podíamos y estabamos genial, por eso no entiendo esa decisión de darnos un tiempo. La verdad que me paso todas las noches pensando y no sé que hacer, todo el mundo me dice que cuando alguien te pide estar un tiempo sola/o es practicamente romper la relación. Gracias y un saludo Cristina.

    • cristinalago dice:

      Hola Jesús,

      No siempre pedir un tiempo es sinónimo de ruptura, pero cuando no hay problemas graves, todo va bien y repentinamente se pide ese tiempo, hay motivos para sospechar que el problema no son agobios con los estudios.

      En tu historia y por lo que describes, todo indica que hay una tercera persona y te está dejando en la reserva, pues todo, las excusas que te ha dado, su comportamiento, el cambio repentino de un mes a otro…son actitudes típicas en estas situaciones.

      No tienes porqué dar un tiempo si no te sientes bien con ello, si ella ya no quiere estar contigo, ten por seguro que ya está decidido desde antes de pedirte el tiempo. Y si te quiere y quiere estar contigo, los tiempos sobran.

      Abrazos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s