La amistad con una ex pareja

Publicado: abril 7, 2014 de cristinalago en Superando el desamor
Etiquetas:, , , , , , , , ,

pagafantas-cama1

Dar amistad a quien quiere amor es como dar pan al que se muere de sed, decía el gran Gabriel García Márquez. ¿Sigues sintiendo algo más que amistad por tu ex pareja y  tienes la esperanza de ir retomando lo vuestro poco a poco? Ten cuidado: puede ser muy contraproducente.

¿Cómo vamos a dejar de hablarnos con todo lo que hemos compartido? ¿Cortar el contacto es inmaduro y rencoroso? ¿Y si la otra persona se molesta?

Son preguntas habituales con las que disfrazamos nuestra resistencia a no asumir la pérdida. En realidad, lo que menos nos importa es la cordialidad o la madurez; lo que nos mantiene ahí es lo mismo que mantiene a un yonki en contacto con su camello de confianza. Necesitamos saber que esa persona sigue existiendo, que hay una remota (remotísima) posibilidad de que algún día, si se alinean los planetas y el Valencia gana la liga, a lo mejor quiera volver a tener una relación con nosotros.

Pasa el tiempo y permanecemos ahí, estancados en la espera, como petrificados; sólo revivimos un poquito cuando la otra persona se digna a llamar, a escribir, a quedar para ir al cine o a mantener unas relaciones sexuales que nos reencuentran con el vacío del que querríamos huir cada vez que nos aferramos a alguien que en realidad, ya se ha ido.

El caso es que resulta tan improbable como difícil pasar de los mimos, de los besos, de las caricias y los proyectos de futuro al ahora somos amigos. Puede que después de mucho tiempo, cuando las heridas estén cerradas y ambos os seáis indiferentes en el terreno sentimental, sea posible retomar una verdadera amistad. Por el momento, mientras en tu cabeza esté el monotema recuperar a tu ex, olvídate de ser su colega del alma. 

¿Estás en esta situación y no sabes cómo salir?

Empieza por pensar cuáles son tus prioridades. Si tu prioridad es tu salud emocional, tu felicidad futura, tu recuperación y tu bienestar personal, has de defenderlos por encima de otras consideraciones. Si tu prioridad es que la otra persona no se moleste y no se sienta mal, sigue ejerciendo como su soporte afectivo/sexual sin compromiso alguno de su parte.

Cuando una persona deja a otra, ha tomado una decisión que acarrea unas consecuencias. Debe asumir que nada volverá a ser lo mismo y que puede que ni siquiera sobreviva una relación de simples conocidos después de superar la ruptura. Si continúas ahí manteniendo una amistad que es falsa (porque tú no quieres realmente una amistad) con la idea de una reconciliación o reconquista, lo que sucederá es que tú te estarás haciendo daño de forma gratuita y el otro te percibirá como alguien sin dignidad a quien puede utilizar a conveniencia.

Técnicamente, te has convertido en el/la pagafantas de tu ex.

Olvídate de reconquistar así. A día de hoy, nadie se enamora de una persona que se deja pisar.

Puede que quieras terminar con todo este tinglado, pero te sientas bloqueado/a y no sepas cómo actuar. En este caso, prueba lo siguiente: empieza por poner los ojos en tu vida más allá de tu ex pareja. Haz planes con otras personas, practica algún deporte, apúntate a un curso, planéate un viaje…empieza a desapegarte poco a poco hasta que tus energías estén repartidas y no concentradas en estar pendiente de las llamadas, mensajes o propuestas para quedar de tu ex.

Si nos han dejado (contra nuestra voluntad) y seguimos conservando sentimientos hacia la otra persona, la amistad, en esos momentos, es prácticamente inviable. Necesitamos tiempo para desenamorarnos, desengancharnos y poder procesar la pérdida de una relación significativa que ya ha dejado de existir.

Si no te permites pasar por este periodo de reajuste y duelo, te quedarás en esa tierra de nadie en la que ni eres amigo, ni eres pareja, ni todo lo contrario. Esta actitud tiene varios peligros: retrasar tu recuperación, dañarte emocionalmente, caer en un estado de depresión y apatía resultado de vivir en el pasado y no en el presente y por último, probablemente acabar acumulando una buena provisión de rabia y frustración por aceptar algo que no quieres, para no perder algo que ya no está.

Cuán importante es saber despedirse en su momento, con dignidad, y darse el tiempo y espacio necesario para aceptar las pérdidas ¡y como nos resistimos a ello! Si estáis determinados a tener una verdadera amistad, no hace falta forzar las cosas en los momentos en los que uno no se siente preparado, porque cuando esto se hace, no surge una bella relación de amigos, lo que surge es una situación desequilibrada donde una persona se mantiene con esperanzas y la otra, se aprovecha de ello en una posición claramente superior.

Tuviste una relación con esa persona, de acuerdo: y esa relación fue importante y signicó muchas cosas íntimas y verdaderas. Entonce, respeta lo que sentiste y lo que compartiste y  en lugar de andar arrastrando el cadáver, concedele un entierro digno en honor de lo vivido.

Si decides que estás dispuesto a cerrar ese ciclo, te servirá para empezar a reconstruir tu autoestima y ganar fuerza para poner fin a una pseudorelación en la que tú tienes sed y te están dando pan para hoy y hambre para mañana.

Anuncios
comentarios
  1. rosario dice:

    Hola cristina, mi historia es un poco extraña, hemos sido amigos durante 17 años, toda mi vida ha sido mi cable a tierra, de esas personas que te entienden y están siempre cuando los necesitamos, hace dos años que empezamos a estar juntos, todo iba de maravilla, algunas peleas tipicas de parejas pero todo bien, hasta que al llevar 1 año y medio, la cosa empezo a estar mas tensa, peliabamos por tonteras, y yo decidi terminar, al tiempo de dos semanas me arrepenti y trate de volver con el, pero el no quiso, dijo que ya era suficiente que nos estabamos haciendo daño los dos y puede que tenga mucha razon, pero el me pidió que no me fuera de su vida, que siguiéramos con esta amistad que llevamos teniendo hace 17 años… prometo que lo intente, pero todo cambio, ya no era el que estaba 24 horas al dia disponible para saber que estaba haciendo, o con quien em juntaba el fin de semana a tomarnos algo y conversar de la vida y no se que me duele mas, que perdi a la persona que amo o que perdi a mi mejor amigo. Sigo enamorada de el, pero también echo de menos a mi amigo, a la persona con la que hacia todas las cosas, al que lo llamaba cuando tenia pena o cuando estaba demasiado feliz.
    me duele el alma!!!! y no se como dejar de amarlo y seguir siendo su amiga.
    SALUDOS

    • cristinalago dice:

      Hola Rosario,

      Cuando se pasa de la amistad al amor, estamos sumando y por tanto, es un paso sencillo; cuando pasamos del amor a la amistad, estamos restando, y por eso, no es sencillo. Por esta razón, te aconsejo que te tomes tu tiempo para procesar la ruptura y el cambio en el tipo de relación y cuando estos sentimientos de amor se hayan templado, ya te planteas retomar la amistad. Se trata de tener algo menos de contacto, dedicarte más a otros ámbitos y volver a ser tú la protagonista de tu vida.

      No hay ninguna prisa, si os habéis acompañado 17 años, seguro que podéis esperar unos meses.

      Abrazos

  2. Hola Cris, He tenido una relación por un año tres meses llena de altas y bajas pero amo con todo mi alma a este hombre. El es bipolar y muchas veces me acuso de que lo engañe y fue celoso nos separamos por unas semanas y caí en lo mas profundo de la obscuridad. Tome terapia y después regresamos… todo iba perfecto sin embargo una noche por haber tomado de mas los dos…me ha dicho que ya no ve un futuro conmigo, que me ama demasiado pero que nos hacemos daño… mi corazón esta partido en mil pedazos.

    Una parte de mi sabe que tal vez esta decisión es la correcta y otra parte de quiere seguir a su lado.

    • cristinalago dice:

      Hola Joanna,

      Independientemente de lo que le pasa a él, en estos momentos tienes una profunda situación de dependencia emocional hacia esa relación y lo primero de todo, te aconsejaría desengancharte y trabajar en ello. Puedes vivir sin esta persona, igual que puedes vivir sin drogarte o beber, pero hay un proceso de reconstrucción y superación en el que embarcarse para dejar atrás todas las adicciones, incluidas las emocionales.

      Abrazos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s