La amistad con una ex pareja

Publicado: abril 7, 2014 de Cristina Lago en Superando el desamor
Etiquetas:, , , , , , , , ,

pagafantas-cama1

Dar amistad a quien quiere amor es como dar pan al que se muere de sed, decía el gran Gabriel García Márquez. ¿Sigues sintiendo algo más que amistad por tu ex pareja y  tienes la esperanza de ir retomando lo vuestro poco a poco? Ten cuidado: puede ser muy contraproducente.

¿Cómo vamos a dejar de hablarnos con todo lo que hemos compartido? ¿Cortar el contacto es inmaduro y rencoroso? ¿Y si la otra persona se molesta?

Son preguntas habituales con las que disfrazamos nuestra resistencia a no asumir la pérdida. En realidad, lo que menos nos importa es la cordialidad o la madurez; lo que nos mantiene ahí es lo mismo que mantiene a un yonki en contacto con su camello de confianza. Necesitamos saber que esa persona sigue existiendo, que hay una remota (remotísima) posibilidad de que algún día, si se alinean los planetas y el Valencia gana la liga, a lo mejor quiera volver a tener una relación con nosotros.

Pasa el tiempo y permanecemos ahí, estancados en la espera, como petrificados; sólo revivimos un poquito cuando la otra persona se digna a llamar, a escribir, a quedar para ir al cine o a mantener unas relaciones sexuales que nos reencuentran con el vacío del que querríamos huir cada vez que nos aferramos a alguien que en realidad, ya se ha ido.

El caso es que resulta tan improbable como difícil pasar de los mimos, de los besos, de las caricias y los proyectos de futuro al ahora somos amigos. Puede que después de mucho tiempo, cuando las heridas estén cerradas y ambos os seáis indiferentes en el terreno sentimental, sea posible retomar una verdadera amistad. Por el momento, mientras en tu cabeza esté el monotema recuperar a tu ex, olvídate de ser su colega del alma. 

¿Estás en esta situación y no sabes cómo salir?

Empieza por pensar cuáles son tus prioridades. Si tu prioridad es tu salud emocional, tu felicidad futura, tu recuperación y tu bienestar personal, has de defenderlos por encima de otras consideraciones. Si tu prioridad es que la otra persona no se moleste y no se sienta mal, sigue ejerciendo como su soporte afectivo/sexual sin compromiso alguno de su parte.

Cuando una persona deja a otra, ha tomado una decisión que acarrea unas consecuencias. Debe asumir que nada volverá a ser lo mismo y que puede que ni siquiera sobreviva una relación de simples conocidos después de superar la ruptura. Si continúas ahí manteniendo una amistad que es falsa (porque tú no quieres realmente una amistad) con la idea de una reconciliación o reconquista, lo que sucederá es que tú te estarás haciendo daño de forma gratuita y el otro te percibirá como alguien sin dignidad a quien puede utilizar a conveniencia.

Técnicamente, te has convertido en el/la pagafantas de tu ex.

Olvídate de reconquistar así. A día de hoy, nadie se enamora de una persona que se deja pisar.

Puede que quieras terminar con todo este tinglado, pero te sientas bloqueado/a y no sepas cómo actuar. En este caso, prueba lo siguiente: empieza por poner los ojos en tu vida más allá de tu ex pareja. Haz planes con otras personas, practica algún deporte, apúntate a un curso, planéate un viaje…empieza a desapegarte poco a poco hasta que tus energías estén repartidas y no concentradas en estar pendiente de las llamadas, mensajes o propuestas para quedar de tu ex.

Si nos han dejado (contra nuestra voluntad) y seguimos conservando sentimientos hacia la otra persona, la amistad, en esos momentos, es prácticamente inviable. Necesitamos tiempo para desenamorarnos, desengancharnos y poder procesar la pérdida de una relación significativa que ya ha dejado de existir.

Si no te permites pasar por este periodo de reajuste y duelo, te quedarás en esa tierra de nadie en la que ni eres amigo, ni eres pareja, ni todo lo contrario. Esta actitud tiene varios peligros: retrasar tu recuperación, dañarte emocionalmente, caer en un estado de depresión y apatía resultado de vivir en el pasado y no en el presente y por último, probablemente acabar acumulando una buena provisión de rabia y frustración por aceptar algo que no quieres, para no perder algo que ya no está.

Cuán importante es saber despedirse en su momento, con dignidad, y darse el tiempo y espacio necesario para aceptar las pérdidas ¡y como nos resistimos a ello! Si estáis determinados a tener una verdadera amistad, no hace falta forzar las cosas en los momentos en los que uno no se siente preparado, porque cuando esto se hace, no surge una bella relación de amigos, lo que surge es una situación desequilibrada donde una persona se mantiene con esperanzas y la otra, se aprovecha de ello en una posición claramente superior.

Tuviste una relación con esa persona, de acuerdo: y esa relación fue importante y signicó muchas cosas íntimas y verdaderas. Entonce, respeta lo que sentiste y lo que compartiste y  en lugar de andar arrastrando el cadáver, concedele un entierro digno en honor de lo vivido.

Si decides que estás dispuesto a cerrar ese ciclo, te servirá para empezar a reconstruir tu autoestima y ganar fuerza para poner fin a una pseudorelación en la que tú tienes sed y te están dando pan para hoy y hambre para mañana.

Anuncios
comentarios
  1. rosario dice:

    Hola cristina, mi historia es un poco extraña, hemos sido amigos durante 17 años, toda mi vida ha sido mi cable a tierra, de esas personas que te entienden y están siempre cuando los necesitamos, hace dos años que empezamos a estar juntos, todo iba de maravilla, algunas peleas tipicas de parejas pero todo bien, hasta que al llevar 1 año y medio, la cosa empezo a estar mas tensa, peliabamos por tonteras, y yo decidi terminar, al tiempo de dos semanas me arrepenti y trate de volver con el, pero el no quiso, dijo que ya era suficiente que nos estabamos haciendo daño los dos y puede que tenga mucha razon, pero el me pidió que no me fuera de su vida, que siguiéramos con esta amistad que llevamos teniendo hace 17 años… prometo que lo intente, pero todo cambio, ya no era el que estaba 24 horas al dia disponible para saber que estaba haciendo, o con quien em juntaba el fin de semana a tomarnos algo y conversar de la vida y no se que me duele mas, que perdi a la persona que amo o que perdi a mi mejor amigo. Sigo enamorada de el, pero también echo de menos a mi amigo, a la persona con la que hacia todas las cosas, al que lo llamaba cuando tenia pena o cuando estaba demasiado feliz.
    me duele el alma!!!! y no se como dejar de amarlo y seguir siendo su amiga.
    SALUDOS

    • cristinalago dice:

      Hola Rosario,

      Cuando se pasa de la amistad al amor, estamos sumando y por tanto, es un paso sencillo; cuando pasamos del amor a la amistad, estamos restando, y por eso, no es sencillo. Por esta razón, te aconsejo que te tomes tu tiempo para procesar la ruptura y el cambio en el tipo de relación y cuando estos sentimientos de amor se hayan templado, ya te planteas retomar la amistad. Se trata de tener algo menos de contacto, dedicarte más a otros ámbitos y volver a ser tú la protagonista de tu vida.

      No hay ninguna prisa, si os habéis acompañado 17 años, seguro que podéis esperar unos meses.

      Abrazos

  2. Hola Cris, He tenido una relación por un año tres meses llena de altas y bajas pero amo con todo mi alma a este hombre. El es bipolar y muchas veces me acuso de que lo engañe y fue celoso nos separamos por unas semanas y caí en lo mas profundo de la obscuridad. Tome terapia y después regresamos… todo iba perfecto sin embargo una noche por haber tomado de mas los dos…me ha dicho que ya no ve un futuro conmigo, que me ama demasiado pero que nos hacemos daño… mi corazón esta partido en mil pedazos.

    Una parte de mi sabe que tal vez esta decisión es la correcta y otra parte de quiere seguir a su lado.

    • cristinalago dice:

      Hola Joanna,

      Independientemente de lo que le pasa a él, en estos momentos tienes una profunda situación de dependencia emocional hacia esa relación y lo primero de todo, te aconsejaría desengancharte y trabajar en ello. Puedes vivir sin esta persona, igual que puedes vivir sin drogarte o beber, pero hay un proceso de reconstrucción y superación en el que embarcarse para dejar atrás todas las adicciones, incluidas las emocionales.

      Abrazos

  3. sin salida dice:

    hola guapa necesito un consejo enorme!..

    Estoy pasando una serie de problemas cada uno peor que el otro, con un estres que no logro dormir, para darte una idea de mis problemas puedo ir hasta prision…y tengo una dependencia muy fuerte con mi ex pareja, que me sierve de sosten de apoyo, y cada vez el esta en menos disposicion, como hago para salir de ese bucle? y no necesitarlo cada vez que la vida me esta poniendo a prueba con enfermedades.

    Gracias Cris…

    • cristinalago dice:

      Hola sin salida,

      Ante todo desarte mejoría en los problemas legales y de salud que te están aquejando y recomendarte buscar, si es posible, ayuda y apoyo terapéutico. ¿Has pensado en una tearpia de grupo, en la que puedas desahogarte, te sientas atendida y escuchada y tengas además la posibilidad de acudir con la regularidad que necesites?

      Abrazos y mucho ánimo

  4. Elia dice:

    Mi historia es algo particular (vaya, como todas). Hace unos tres años inicié una relación con un chico del que me enamoré pero que no se enamoró de mí. Estaba conmigo por estar y, aunque gustarle le gusté e incluso se esforzó, terminó dejándome, como es de esperar, al año. Yo lo pasé bastante mal durante meses hasta que un día, como 6 meses después, decidimos quedar y todo muy bien. Fue muy bien, como recuperar a un amigo, sin ningún sentimiento de otro tipo. Ni siquiera sentí un mínimo de atracción. Seguimos con nuestras vidas y nos vimos tres o cuatro veces más durante los siguientes meses hasta que un día volvimos a caer. A día de hoy creo que no me volví a enamorar pero sí que me volví a ilusionar, y él también, al menos un poco, pero la cosa volvió a torcerse. Él es una gran persona, pero no muestra prácticamente nada de afecto físico. Eso sumado a que, en un momento determinado, dejamos de tener sexo. Esa situación duró como 6 meses en los que yo cada vez caía más y más en la desesperación y en la frustración. Sé que él lo pasaba mal, por mí y por él, ya digo que es una buena persona. Creo que debí ser yo quien diera el paso hace meses, pero no me atreví y, hace unas semanas, finalmente fue él quien lo dio.

    La cuestión es que esta vez no lo estoy pasando tan mal. Tengo mis momentos, claro, pero, por lo general, es como si estuviera en la fase final del duelo, no sé si es porque, en realidad, el duelo de la ruptura lo viví antes del momento en que se hizo efectiva. ¿Tiene algún sentido?

    Por otra parte quisiera retomar la amistad que nunca debimos romper por volver a ser “””pareja”””, ya que por esa parte me aporta muchísimo.

    Un abrazo grande y gracias por todo, escribes con mucha coherencia y sensibilidad.

    Elia

    • cristinalago dice:

      Hola Elia,

      La primera vez que se rompió la relación, ya había iniciado el duelo. Retomaste la relación cuando todavía no te habías recuperado del todo, pero seguramente ya sin las expectativas e idealización de la primera vez. En cuanto a retomar la amistad en estos momentos, es una manera de alimentar una dependencia de la que te estás intentando sanar, yo te recomendaría esperar un largo tiempo, tener otras amistades, valorar otras personas y relaciones y cuando puedas ubicar a esta amistad de una forma saludable y sin enganches emocionales, te lo replantees. Y siendo consciente de que hay relaciones y amistades que no vuelven a ser las mismas después de experimentar diversos cambios y situaciones.

      Abrazos

  5. Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado. Creo que en una hora ya me leí todos tus posts. Mi caso es el siguiente. Ayer mi enamorado terminó conmigo luego de una relación de un mes (1 mes de relación pero cerca de 6 meses de confesar nuestros sentimientos y tomar la decisión de estar como pareja) Me dijo que no sentía que fuera correcto que estuviéramos porque un día antes beso a su amiga (chica que le gustaba antes de conocerme) y sentía que había traicionado mi confianza ademas él es cristiano y yo agnóstica y eso lo hace dudar si es correcto estar juntos siendo tan diferentes en nuestras creencias. Yo hice lo posible por convencerlo de que podíamos superar todo (incluido el beso con esta chica) pero solo quería saber si él tenia la voluntad para seguir y me dijo que no. Yo me despedí con cortesía y le desee lo mejor, él se quedo parado en la puerta de mi casa un rato sin saber que hacer ni decir hasta que yo entre a mi casa para que no me viera llorar. Ahora estoy muy mal, siento que lo extraño muchísimo pues hacíamos todo juntos y quiero decirle que dejemos de lado la relación y que seamos amigos pues tenemos mucha química y nos llevamos muy bien. Después de leerte creo que no es lo mejor pero de verdad quiero recuperar su amistad. Ahora no estoy muy segura de si estaba enamorada de él o si solamente me ilusione con tener a alguien para mi. ¿Debería pensar en proponerle ser amigos? ¿Será que realmente me quiso alguna vez?

  6. gamer dice:

    Hola Cristina!.

    No he podido contarle a nadie lo que me ha pasado y las sensaciones que tengo hoy mismo por eso decidi escribirte a ti. Gracias infinitas por leerme. Hace un ano hoy exactamente que vi por ultima vez a mi ex pareja, lo recorde de repente porque hoy es el cumpleanos de mi hermana, y fue como un cubo de agua helada, por lo rapido que pasa el tiempo.

    La relacion con el fue muy tormentosa como describes en muchos de tus articulos una relacion de manual con dependencia, lucha de poderes, abuso emocional de todo tipo…y muy muy tormentosa, ya lo dije? xD …. hoy me doy cuenta que ha sido de largo la relacion mas terrible, mas fea que pude haber tenido con alguien, de largo las mas horrible de todas mis relaciones…..y hasta me pregunto si le amaba de verdad, o si le llegue a amar…creo honestamente que a esos niveles de dependecia no hay cabida para el amor .. sin embargo a pesar de todo fue una de la mas importantes pues me enseno tantas cosas.

    Hoy no me gustaria ni siquiera saber nada de el, ni tener ningun tipo de cotacto de hecho gracias a Dios que esta persona esta fuera de mi vida, sin embargo hoy siento como nunca un impulso por contactarle por escribirle y darle las gracias a pesar de todo, me detengo porque creo honestamente que el pasa de mis mensajes y seguramente ni le interesara, ni lo leera, y si es lo contrario ni siquiera quiero un mensaje suyo… no se que me esta pasando… estoy muy confundida.

    Tambien tengo que comentarte que de vez en cuando he sonado con el, sueno como que somos pareja y nos llevamos bien (cosa muy lejana de lo que fue la realidad)…no se tampoco porq me pasa esto…en algunas ocasiones pienso que aun tengo un “ideal de pareja” y queria meterlo a el a la fuerza en ese ideal…y los suenos pues sueno con una pareja “ideal” que la encarna el en mi subconsciente…pienso que fue esa tremenda lucha que tuve cuando estuve a su lado por meterlo en esos parametros..y luego cuando me despierto me rio del sueno y digo vaya si el nunca fue asi. casi todos los dias me viene al espiritu recordarlo aunque sea un minuto….supongo que es el mismo proceso de olvidarle..

    Es normal todo esto?…
    muchas gracias..un abrazo

    • cristinalago dice:

      Hola gamer,

      Lo que te pasa es totalmente normal.

      Si te cuento mis sueños en etapas de duelo, tenemos para escribir un novelón.

      Soñar es una manera de ir atando cabos, es bueno que suceda y cuando despiertes aunque el sueño te deje malas sensaciones recuerda que el hecho de haber soñado significa que tu mente está haciendo también su trabajo de duelo a nivel inconsciente.

      En cuanto a la carta de agradecimiento, sólo te doy un consejo.: que la escribas, pero incluye dar las gracias a ti misma y a la vida, por el sol, el buen tiempo, la amistad, el tinto de verano, por despertar sana y con mil cosas por vivir cada día.

      Y esa carta te la quedas para ti o la en tierras debajo de un árbol para que eche raíces en el corazón de la tierra.

      Abrazos

  7. Luciérnaga dice:

    Hola Cristina,

    Hace poco que descubrí tu blog y no me decidía a escribirte. Me lo recomendó un amigo genial que también tuvo que superar una ruptura e iniciar su propio camino.

    Necesito algún consejo porque voy perdidísima…

    Te cuento: recientemente corté con la que había sido mi pareja durante 7 años. Anteriormente fuimos amigos desde los 17 (ambos tenemos 31). Se trató de una relación de hijovio con una persona que no me prestaba ninguna atención y se dedicaba a ver pasar los días mientras se encerraba con los videojuegos y me tenía que preocupar yo de todo. Además, me manipulaba continuamente para hacerme sentir mal y sólo tenía reproches y quejas para mí.

    Al principio no era así, pero se descuidó mucho él mismo y la propia relación. Yo, en vez de cortar cuando empecé a ver todo esto, se lo permití porque creí estar enamorada (no sé en qué momento se me pasó) y llegó a vivir en mi casa durante mucho tiempo. Tonta de mí, se lo permití todo, por el simple hecho de que cuando necesitaba ayuda con algo siempre estaba ahí(mi madre tiene una discapacidad mental grave). Además, estuvimos varios años sin salir juntos ni a dar una vuelta. Él es muy casero pero al final no hacíamos ninguna actividad juntos. Tampoco le gusta viajar y para mí es algo bastante importante. Tampoco quiere hijos, y yo simplemente no quiero que me obliguen a no tenerlos (tampoco tengo claro quererlos, ojo).

    Yo, mientras me aferraba a la relación como un clavo ardiendo, salía a correr, a andar, a conciertos… aunque fuera sola. Siempre tenía que estar planeando las cosas con otras personas.
    Finalmente lo dejé porque la situación era insostenible y estaba viendo que pasaban los años y todo seguía igual.

    Por otra parte, tengo un amigo que se apunta a un bombardeo (fue quien me recomendó este blog) que es justamente con quien salgo muchas veces a hacer estas actividades, y siempre tuve algún que otro momento en que pensé qué hubiera pasado si hubieramos salido juntos. La espinita. No era algo permanente; tal como venía ese sentimiento, también se iba. También somos amigos desde los 17 y desde hace mucho lo considero mi mejor amigo. Nos tenemos confianza total.
    Le comenté lo de la espinita y resulta que él siente lo mismo. Esos momentos de comeduras de coco, en que lo niegas todo pero da igual, está ahí.
    Hace unos días estuvimos juntos y, como sabemos de sobra que un clavo no saca a otro clavo, estuvimos de acuerdo en que debo estar una buena temporada sola. No quiero quedar con él ni chatear de seguido. No quiero tomar decisiones a lo loco, y si empezamos algo necesito que sea una relación sana y que salga bien. Necesito desintoxicarme de todo lo relacionado con el amor, volver a recuperar la autoestima y aprender a estar sola.

    Ahora estoy muy triste por no poder ver a mi amigo, pero siento que es lo que debo hacer. Ahora mismo todo me recuerda a él. Sin embargo, no sé si servirá de algo esta separación, ya que al final, sé que estará esperándome. Tampoco quiero empezar a idealizarle y no sé como hacerlo. Sé de sobra todos los defectos que tiene, pero terminaré cegándome y no debo.

    Crees que he hecho bien con todo esto?

    Por el momento, voy a empezar a hacer actividades yo sola y a quedar con alguna amiga, aunque no me queda casi nadie, ya que todos mis amigos ahora viven fuera. Prácticamente estoy sola con mi madre. He pensado en tomarme un año para conocerme a mí misma y poner mis ideas en orden, pero no sé bien cómo hacerlo.
    Un abrazo enorme, y enhorabuena por tu blog, me está haciendo pensar mucho.

    • Luciérnaga dice:

      PD: Olvidé comentarte que con mi ex va todo bastante bien, terminamos de buenas maneras y hay vistas de poder mantener la amistad dentro de una temporada. Yo, personalmente, me siento libre(veremos más adelante) y siento que hice todo lo que pude.

    • cristinalago dice:

      Hola Luciérnaga,

      Te envío mucha energía de la buena para el inicio de tu nueva vida. Tú ya sabes que necesitas un periodo de reconstrucción y descubrimiento, teniendo esto claro las dudas se irán despejando solas a medida que todo avance.

      La decisión de darte tiempo para ti, para poner en orden tu vida, siempre es una buena decisión: la prioridad deberías ser tú. Si esto se pierde de vista, volvemos al estado inicial del que ya has venido y de un camino que ya conoces. Por supuesto, puedes elegir tomar el camino que tú desees: hay veces que necesitamos repetir la lección para aprenderla. Pero siendo prácticas y teniendo en cuenta las necesidades que expresas, yo te animaría a seguir adelante, descubrirte, cuidarte, conocerte y ver de qué eres capaz cuando el centro de tu universo está en ti y no en otra persona.

      Todos somos dependientes de otras personas en mayor o menor grado: económicamente, sentimentalmente, laboralmente…Pero esta dependencia se torna dañina cuando en lugar de una construcción solidaria se convierte en un grillete.

      En mi propio proceso, por si te sirve de idea, empecé de cero en todos los sentidos. Te puedo recomendar iniciar tu andadura sin expectativas e ideas preconcebidas. Yo me apunté a un grupo para hacer deporte en su momento, del que con el tiempo fue saliendo un buen círculo de amistades. También me apunté a cursos, talleres, actividades…conoce tu ciudad, recórrela, habla con la gente y sobre todo paciencia, mucha paciencia…esto lleva un proceso.

      Abrazos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s