Las relaciones hospital

Publicado: junio 16, 2014 de cristinalago en Superando el desamor
Etiquetas:, , , , , , , ,

amor curación

Un médico sabio dijo: la mejor medicina es el amor y los cuidados. Alguien preguntó: ¿Y si no funciona? El sonrió y dijo: Aumenta la dosis. Hay quienes se lo toman al pie de la letra…que confunden el quiéreme por cúrame ¿Qué es una relación hospital?

Una muleta emocional, un amor de tránsito, una estancia que se sabe temporal y se vive como definitiva. Esto es una relación hospital.

Quizás fuiste tú quien le acogiste en tus amantes brazos para curarle de las heridas provocadas por su ex, su traumático pasado en plan huérfano de Charles Dickens o cualquier otra crisis vital random que requiriese de inmediata asistencia amorosa.

O al contrario: llegaste a su vida como un náufrago llega a las orillas de una tierra inexplorada, dejándote caer sin sentido en espera de que alguien amable tuviera a bien recogerte y salvarte de tus miserias.

La relación hospital suele ser  frecuente después de una de esas rupturas que te dejan con el corazón destrozado y sangrante  al más puro estilo La matanza de Texas. Es una relación sin altibajos, sin vaivenes, sin discusiones, con una persona que te gusta precisamente porque es…todo lo que no te apasiona y por lo tanto, no puede ponerte en riesgo de nuevo.

La relación hospital provee cuidado, amor, ternura, atención, empatía y sobre todo…seguridad y comodidad: es como pasar de una operación a corazón abierto, a la sala de reposo donde todo son amables enfermeras que te curan y médicos atentos que se preocupan por tu estado.

Mientras las heridas se cierran, la relación hospital es perfecta. No exige una fuerte implicación emocional y que la otra persona colme nuestra necesidad de cariño y apoyo moral, ya nos parece suficiente base como para construir un amor que sobre el papel, resulta idóneo; pero que en la realidad se revela carente de vida y energía…como una convalecencia.

Pero…¿cuál es el problema?

Cuando estamos enfermos, el hospital es un lugar agradable y acogedor. Cuando estamos sanos, lo que queremos es salir corriendo a la calle y volver a la vida normal.

Queremos pedir el alta, lanzarnos al ruedo, implicarnos, enamorarnos hasta las trancas y echarle pasión a las cosas. Lo que había sido un periodo de cálido bienestar y protección cuasi maternal – o paternal – se convierte en un dilema. Mientras la mente insiste en quedarse allí, eternamente arropados por esas enfermeras simpáticas, el corazón grita: ¡sácame de aquí! ¡quiero vivir!.

Entonces es cuando empezamos a darnos cuenta de que ese amor que nos curaba, ahora nos oprime. Hemos creado una dependencia hacia la relación hospital y sus beneficios y la hemos convertido en nuestra zona de confort. Nos preguntamos: ¿qué anda mal en nosotros que no podemos ser felices y conformarnos con alguien que nos cuida y nos quiere tan bien?

No es que nada ande mal en nosotros. Si iniciamos una relación para que nos curasen, no podemos esperar ahora amar a quien sólo elegimos porque necesitábamos un médico.

La relación hospital es, por su naturaleza, un amor de transición que nos suaviza el drástico cambio que supone una crisis o un gran cambio en nuestras vidas. Cuando aún carecemos de los recursos para enfrentarnos a la soledad y así, aprender a cuidar de nosotros mismos sin recurrir a otros, la relación hospital supone una solución intermedia que nos pone ante el espejo de la única verdad que tenemos. Que la felicidad es asunto exclusivo de uno mismo o una misma.

Si estás en una relación hospital y ya sientes que ha llegado tu tiempo de dejarla atrás, no te pierdas en inútiles disquisiciones sobre el miedo o sobre la culpa. Se necesita madurez y autoconsciencia para distinguir aquello que se necesita que aquello a lo que se ama.  Sentirnos mal por lo que no podemos ser en un momento determinado, es un desperdicio absurdo de energías que podríamos utilizar por ejemplo, para aceptarnos tal y como somos ahora mismo, con nuestras fallas y nuestras fuerzas.

Eres libre. No perteneces a nadie. No debes tu vida a otra persona. Agradecer no significa aprisionarse. Mereces ser tan feliz como cualquiera. Y toda relación, incluso la relación hospital, es cosa de dos. No cargues tú con el 50% de responsabilidad que no te corresponde.

Las personas podemos herirnos. También podemos curarnos. En esta dicotomía descansa la dinámica de la relación hospital: lo ideal es que todos fuésemos adultos, maduros y autónomos y no necesitáramos pasar por otra debacle amorosa para superar nuestros problemas. Pero el mundo no se basa en los ideales, se basa en las realidades.

En el camino a la autodeterminación, seremos muchas veces débiles, infantiles y dependientes y a veces, utilizaremos a otros para intenta ser lo que, por nosotros mismos, aún no estamos preparados para alcanzar. 

Quizás todos seamos alguna vez hospital o pacientes de alguien, para aprender que la vida está para vivirla, no para sobrevivirla.

Anuncios
comentarios
  1. María dice:

    …de las gomas y los planetas me he venido a esta entrada …
    Así empezó mi relación, él fue mi hospital, y cuando lo dejamos me di cuenta que estaba más enamorada de lo que pensaba, dependencia supongo, pero yo en su momento lo entendí como que estaba enamorada de verdad, y queria volver, y ahi empezó todo el calvario.

    Oficialmente se terminó la relación después de dos años, pero sin que yo lo supiera comenzó otra relacion solo como amigos con derecho, o sea una no-relacion, yo con la esperanza de retomar el asunto…., él que no estaba enamorado de mí…, y así 5 años más.

    Ya te puedes imaginar todo lo demás. He de reconocer que yo permanecí ahí tambien con la intencion o el auntoengaño de aprender todo cuanto pudiera. Pensaba que para aprender en otro lado me quedaba ahí, pensando que una relacion se construye, se hace.
    Ni de broma pensaba que una relación funciona por sí sola. Y él incluso me seguia el rollo, pero cuando yo apretaba para formalizar y hacer planes de futuro.. se sorprendia porque solo eramos amigos… incluso se frustraba conmigo porque no entendia sus “duras circunstancias” por las que pasaba…. y salía huyendo… luego volvia pero solo amigo, …. y que si no controlaba su atraccion a mi, … que yo le gustaba mucho…etc…y yo mientras en las zarzas… hasta que volvia a insistir… y nueva huída…. y vuelta a empezar…. así 5 años.

    Hasta que puse punto final, contacto cero.
    No sé si me busca para ponerme a caldo por no coger el teléfono, o por ataques de nostalgia, … ni idea, pero si es porque quiere hablar con migo, da igual para lo que sea, para mi no es suficiente, tendrá que molestarse un poco más, “el que quiera peces que se moje el culo” auque sea para decir “hola que tal estas?”.

    ¿Cómo lo ves Cristina? Con lo bien que iba y ha tenido que aparecer con las llamadas…
    Soy María, que acabo de comentar en la entrada de “las gomas y los planetas” que decimos.

    Muchas gracias, no te imaginas lo que me ha ayudado tu portal, al menos a decidirme a cortar el tema cuando lo hice y a desengañarme. Muchas gracias de nuevo.

    • cristinalago dice:

      ¡Hola María!

      Yo veo un poco que ambos habéis sido el “hospital” el uno del otro. Y tú ya te has dado el alta, pero él no.

      Ambos debéis soltar la muleta para poder caminar o cualquier intento de relación, será totalmente cojo.

      Él debe afrontar la pérdida de la persona a la que se agarraba para no crecer y tú también. Si no, no habrá cambios.

      Un abrazo, guapa.

  2. Daniel dice:

    Buenas tardes Cristina !!

    En primera, te quiero felicitar por el blog hermoso que has construido, he leido casi todos tus post, y tengo que decir que tienes mucho talento.

    No se que me paso a mi, pero yo estuve inmerso hace mucho tiempo en una relacion bastante intensa con una chica, desgraciadamente ella estaba comprometida con otra persona, y nunca lo dejo, le di demasiadas oportunidades, no me senti valorado, le guarde mucho rencor por mucho tiempo por lo que pude ser y no fue, sin embargo desde que la deje me puse en una relacion con otra chica, al comienzo era dificil, inclusive estando intimamente con esta chica pensaba en la otra. Pero con el tiempo y el contacto cero, lograme olvidarme de ese amor, y me enamore de esta nueva chica, asi que creo que quizas muchas veces las relaciones hospital si pueden llegar a buen puerto, que opinas?.

    Por otro lado, la relacion con la nueva chica también la terminé porque pues me di cuenta que eramos muy diferentes, a pesar que la quise mucho claro fue una relacion de muchisismos tiempo, la mas larga que he tenido.

    Imaginate que he estado soltero y todavia no encuentro esa chica especial, estoy atento pero hay muchas que conozco y ya veo signos o cosas que no me gustan, y me hecho para atras. Estoy con los ojos abiertos pero es complicado. Creo que esto me ha llevado a reiniciar contacto con ese amor que estaba compremetido, y que nunca senti mio, ya no hay nada con ella es verdad, pero me gusta mucho sexualmente hablando y pues siempre decimos que deberiamos avanzar en nuestra vida pero terminamos en la cama..como viejos amantes…siento que le tengo mucho carino..pero ya no hay nada mas, es la verdad…

    es un poco triste mi historia no?… Ojala y encuentre un dia esa persona…en todo caso creo que las relaciones hospitales algunas veces funcionan.

    Un saludo cristina.

    • cristinalago dice:

      Hola Dani!

      Las personas no somos estáticas, por lo cual tenemos ocasión de evolucionar, todo depende de la capacidad y el compromiso de crecimiento de cada cual. Pero fíjate si tu relación siguió siendo una relación hospital hasta el final, que ahora te encuentras de nuevo en el pasado del que quisiste huir al iniciar esta pareja con la ex anterior. Y fíjate también en qué punto sigues, que sigues dependiendo de una y otra mujer en cuanto estás solo.

      No me parece una historia triste, es tu historia y en tu historia habrá muchas cosas diversas: amor, dolor, nostalgia, tristeza, alegría, miedo, satisfacción…pero en este impasse has de ser tú quien te plantee si tu misión en la vida es meramente conformarte con que alguna chica te recoja en los malos momentos hasta que encuentres a alguien que te ponga a funcionar de nuevo o ser tú quien coja las riendas y empiece a hacerse responsable de sentirte bien.

      Hagas lo que hagas, no lo juzgues: es parte de tu aprendizaje.

      Abrazos!

  3. Daniel dice:

    Hola Cristina, gracias por tu punto de vista guapa.

    En realidad con mi ex pareja la de la relacion hospital, estuve a dos dedos de comprometerme, pero sus defectos para mi pesaban mucho, a tal grado que yo ya no me veia casado ni con hijos, una decision muy dura ya no solo por mi sino por mis padres que estuvieron en contra de la ruptura, hay veces perdemos tiempo con relaciones que no van a ningun lado. Si bien es verdad que la quise mucho, mi otra ex, nunca me enamoré de nadie como lo hice con ella, le guarde rencor por muchos anos porque nunca quiso hacer su vida conmigo… es hoy y todavia no se si tome la decision correcta al alejarme de ella, sabia que me amaba pero nunca tomo ninguna decision, creo que mas que todo por miedo…ahora esta con otra pareja, y me vuelvo a sentir ‘en medio’ de sus relaciones, no como antes porq ya no busco nada serio como en aquella epoca, ya han pasado muchisismos anos Cristina y eso me da miedo un poco.

    Hay gente que nos marca con hierro caliente y parece que somos prisioneros de por vida. Ella me dice que nos ‘despidamos’ para poder construir una amistad..y yo le dije ok..creo que podemos ser amigos con el tiempo, porque recuerdo que eramos muy buenos amigos antes, realmente creo que puedo encontrar una chica teniendola a ella como amiga, en realidad ella no significa mucho en dia.. solo tengo actualmente sentimientos de carino y amistad…ya quizas a mis nietos les contare la historia bonita de amor que me toco vivir con ella y como la dejamos escapar jjaja… ella cree que no podemos ser amigos, pero bueno ya se vera, que piensas tu cristina, de todo esto?.

    • cristinalago dice:

      Hola Daniel,

      Lo que te sucede ahora no es más que el resultado de un duelo que no se llegó a hacer y de hecho el haber tenido una relación con alguien sin estar convencido ni gustarte su forma de ser, es un síntoma muy claro.

      Cuando tú te veas preparado y dispuesto, yo te recomendaría plantearte el enterrar ya por fin ese cadáver y avanzar a una nueva etapa.

      Abrazos!

  4. Sergio dice:

    Hola Cristina.Lo primero felicitarte por esta gran pagina que has creado.Su crudeza y su realismo asusta tanto como alivia.Espero ser breve aunque es dificil.
    Comencé una relación en la que me enamoré como nunca lo hice antes; o asi lo sentí.Ignoré ciertas cosas porque jamas había oido hablar de la dependencia emocional, y esta chica la seguia teniendo de su ex.(esto lo he sabido muy a posteriori claro)
    Después de tres meses de repente todo cambia y vivo una relacion de sufrimiento durante nueve meses mas, hasta que al final me deja y retoma relación con su ex.
    Yo me quedo fatal(me originó una dependencia emocional hacia ella ;sin saberlo claro).
    Desde la ruptura vivo con rencor hacia ella y hacia mi mismo por permitir ciertas cosas y de pronto conozco a una chica de la que me enamoro y que me hace olvidar todo eso de un plumazo.Pero un dia recibo un mensaje de mi ex diciendo que se siente horrible, pidiéndome perdon,deseándome felicidad con mi chica..etc.Dias mas tarde una amiga comun me deja entrever que esta muy arrepentida y que me echa de menos, y que ha superado por completo lo de su ex.
    Todos en mi entorno(incluida mi chica, que sabia todo) me dicen que quiere volver y yo siento que tengo una oportunidad de recuperar mi ego y mi dignidad, ademas de querer dejar de sentir tanto odio y rencor.Y la permito que entre de nuevo en mi vida, quedando con ella para escuchar ese perdon o ese deseo de volver.Y la situacion se me escapa de las manos porque me revuelve en exceso y llego a tener serias dudas.Pero soy fuerte y le digo que no quiero volver.
    Y a partir de ahi sufrimiento,nostalgias,y dudas, muchas dudas sobre lo que siento por mi novia en ese momento.Siento que empieza a perder fuerza y racaneo amor con ella.
    Ahi descubro tu pagina y comienzo a identificarme con mi ex,perdonandola quiza por empatia de lo que yo estaba haciendo a mi chica, no lo se.Y hago saber a mi ex lo que sentia, el perdon, la comprension etc.
    La cuestion es que mi chica me pilla(me habia dicho que por favor no tuviera contacto) y me deja.
    Me siento mal porque racionalmente sé que es una chica maravillosa en todos los aspectos, pero entiendo que debo estar solo.Siento que no puedo quererla como se merece aunque me encantaria.
    Ahora mismo tengo contacto cordial con mi ex y ella quiere amistad.Y yo quiero tener absoluta indiferencia con ella(no quiero volver, al menos conscientemente).Estoy sintiendo que en ese trato, le estoy percibiendo como una persona mas,con sus defectos etc.Y siento que puedo bajarla del pedestal de la idealización.La cuestión es la siguiente:¿estoy siendo un loco arrojandome sin remision a la recaida?¿estoy enfrentandome al monstruo y puedo salir victorioso?y otra cosa:¿si lo consigo, puedo volver a amar a la supuesta relacion hospital que inicié?Racionalmente es lo que deseo.¿me ha cambiado esta relación mi patrón de amar, o es solo una “lesión” momentanea?
    Siento no haber podido mas escueto y muchas gracias obtenga respuesta o no.Un saludo

    • cristinalago dice:

      Hola Sergio,

      El camino de meter a tu ex en tu vida, ya lo has recorrido y ya saber adónde va. No habrá novedades con respecto a ella, pues no es el amor quien le hace buscarte, sino el miedo.

      Ahora, yo no soy detractora de los kamikazes emocionales: hay ocasiones en los que la única manera de ver la luz es viajar hasta el fin de la noche, como diría Céline. Si voluntariamente eliges quemarte en esa pira para conocer una verdad que se te escapa todavía, sólo desearte que seas consciente y aproveches el trayecto para aprender sobre ti mismo. Y en cuanto a tus preguntas, las relaciones tóxicas son experiencias que siempre están relacionadas con una mala autoestima previa y una dependencia que no se reconocía pero que estaba allí de antes. Puede ser algo circunstancial (por ejemplo, una ruptura mal superada) o puede ser algo que se arrastre desde siempre. Es bueno dialogar con uno mismo y comprender de dónde vienen los propios miedos y necesidades: y ver en qué revela esta situación algo que ya hemos vivido con anterioridad, para poder cambiar nuestros actos y lograr resultados diferentes.

      Si te aconsejo antes de tomar la decisión de hacer “el experimento”, que primero aclares lo que quieres. Si deseas en estos momentos sanearte, conocerte y aprender a estar solo, tu ex sobra de la ecuación.

      Y con respecto a tu otra relación, dado que la iniciaste por tener a alguien y no la escogiste por una afinidad real o una verdadera inclinación de tu corazón, es bastante complicado que eso a la larga pueda recobrarse. En todo caso tendrías que pasar a una etapa muy diferente de la que estás, empezando por despedirte de la relación anterior definitivamente, también de la relación hospital y más adelante de todo lo que llevas cargado a tus espaldas.

      Abrazos!

  5. pantera dice:

    Hola Cristina,

    Me siento un poco identificado con este post, pero no estoy seguro si estoy en una relacion hospital, como saberlo? aun siento que no estoy pa que me den el alta por eso quizas estoy un poco confundido.

    Mi historia es la siguiente, terminé con una novia muy importante sino la mas importante d emi vida, una relacion de varios anos, y pues al término de esta comence otra relacion con una chica que pensé que era la adecuada, sin embargo al poco rato de haberla encontrada comence a tener problemas realmente serios con ella que me hicieron desilucionarme muchisismo, sin embargo pues siempre la comparaba con mi ex novia y trataba de ver las cosas positivas y lo q siempre le falto a mi ex, que de cierta forma los cumple muy bien y he seguido con ella, hoy ya van a ser 2 anos y pico.

    Por casualidades me volvi a reecontrar con mi ex novia, y pues la verdad me recordo mucho la relacion que llevaba con ella, y comparada a la actual pues realmente no hay ni siquiera punto de comparacion.

    Dime Cristina, se supone que debo sentir lo que senti con mi exnovia en una nueva relacion? porque lo senti va a estar muy dificil sentirlo nuevamente, no sera porque era mas joven y por tanto mas idealista, que me deje quitar todas las barreras, como sé si estoy en una relacion actual con mi pareja? tiene muchos defectos que pues desgraciadamente me complica verla en mi futuro, casado y con hijos…no se porque me cuesta tanto terminar esta relacion. Consejos.

    • cristinalago dice:

      Hola pantera,

      No sé si estás en una relación hospital, lo que es seguro es que estás en una relación con alguien de quien no estás enamorado y a cuyo lado no eres feliz.

      Por tanto, si no hay amor, ni hay felicidad en esa relación, lo que nos queda es el miedo.

      Ese miedo que hace que no te des cuenta de que el amor es el amor, con 15 y con 64 años: entusiasmo, admiración por el otro, amistad, afinidad y construir un día a día con ilusión y proyectos compartidos. Esa modealidad gris, conformista y algo triste, es la dependencia y es un camino que puedes escoger, pero no el único posible.

      Cinco veces en mi vida me he enamorado profunda y apasionadamente, y la más intensa ha sido la última de ellas. Claro que puedes volver a sentir. Eso no se gasta y dado que la vida se hace más corta y valiosa a medida que avanza, y por tanto, nuestra capacidad para disfrutar se engrandence, no se disminuye.

      No se trata de ser joven por fuera, se trata de serlo por dentro y en una relación como la que has escogido, ya te has hecho viejo.

      Abrazos

  6. Hola Cristina, antes que nada quería felicitarte por el blog, hace pocos días lo he encontrado y casi me lo he leído completo de una sentada jaja 🙂 .

    Te cuento que estuve saliendo con un chico por un año. Cuando iniciamos la relación, él no hacia mucho que finalizaba una relación de 7 años (con un niño pequeño en medio); una situación para nada fácil, sobre todo por el niño.
    Desde siempre, desde que nos conocimos como amigos, el me contaba lo mal que lo pasaba (la relación era terrible, y doy fé de que era así) su vida era un calvario y estaba perdido, con deseos de escapar de todo eso. Lo sufría, padecia realmente mucho. En ocasiones hasta lo vi llorar.

    Empezamos a compartir cosas juntos, había de todo en nuestra relación: amistad, confianza, cariño, ternura, alegría, pasión y mucha!, complicidad…lo eramos todo (como bien mencionas en lo que ahora entiendo como “relaciones hospital”) sin altibajos, vaivenes ni discusiones.
    Nuestra ternura era casi como la de dos adolescentes a los que les brillaban los ojos y sólo podían sonreír (personalmente, la describo como la más linda de mis relaciones).

    Él fue era el que siempre me buscaba, el que me escribia con muchísima más frecuencia.
    Su trato siempre fue respetuoso, cariñoso, jamás dejo de cumplir sus promesas, canceló citas o no tomo alguna llamada mia o mensaje…tomo fluía a la perfección.
    Se describia como poco demostrativo y expresivo..pero cuando me veia, no podia evitar abrazarme, llenarme de besos o tomarme de las manos, hasta llego a decirme que me queria, y luego que me amaba.

    A todo esto, la ex no dejaba de molestar, hubo un par de mensajes amenazandome, mensajes a él con frecuencia diciendole que queria regresar, que iba a matarse, que no iba a ver más al niño y amenazas de todo tipo, y tanto él como yo lo pasabamos mal; más allá y a pesar de eso, creía en él porque estaba más que convencido de que no la quería y no pensaba regresar ahí.

    Hubo una época en que los mensajes mermaron un poco (podían pasar 5, 6 o 7 días como máximo , sin escribir, pero cuando volvía lo hacia como si nada, y los dos fluiamos como siempre).

    En un momento la relación parecia avanzar mucho más, hasta que de golpe…ella vio una foto de los dos, le dijo que le hacia poner muy celosa..y él la quito…y a partir de eso momento empece a notarlo como algo más distraido conmigo. Nunca dejó de escribirme, pero a veces estaba un poco menos cariñoso de lo común, y el entusiasmo pico que había alcanzado habia mermado..
    De pronto, en una charla, soltó que no sabía si un día podía volve con ella y ahí me plantié a mi misma, y a él…que hacia yo ahí entonces?..

    Me dijo que a mi lado era felíz, que si no quisiera estár conmigo me hubiera dejado y si quisiera volver ya lo hubiese hecho y me convencí y seguimos..pero la cosa seguía un poco rara.

    Después de varias situaciones similares, de dudas de su parte, le volví a plantear mis sentimientos y mi espectativa de la relación.
    Soltó que era maravillosa, perfecta, que cualquiera a mi lado era felíz, que era un amor, bla bla bla, pero que ahora no estaba listo para algo serio, que necesitaba libertad, tranquildad..y una lista de etcéteras, que a esa altura, me venian sobrando.
    Le dije que entonces le daba un tiempo para replantear que queria de su vida, el no quería perderme, que me queria, que siguieramos siendo amigos, y tambien le negué mi amistad!.

    Sólo han pasado un par de días, pero desde ese entonces (y lo sé con certeza) no ha parado de hablar y hablar con su ex, y hasta intentado llegar a un acuerdo para volver (si, volver al lugar que tanto le costo salir, en el que tanto sufrio…increíble).

    Creo que hice todo bien, que siempre estuve a la altura y le brindé lo mejor de mi, y aúnque no pueda evitar sentirme destrozada, tonta y todo el conjunto de sentimientos que se le vienen a uno en estos momentos…no dejo de alentarme pensando en que era la mejor decisión que podía tomar, exigiendo la relación que merecia.

    El amor se notaba en el aire, y su felicidad. El es un hombre bueno, siempre fue sincero, es timido, tierno, con muchos buenos valores y un noble corazón, y por eso me sorprendió aun más esa decisión (aunque por otro lado, lo que tiene de bueno, lo tiene de frágil y era algo inseguro y dependia mucho todo el tiempo de escuchar opiniones y consejos y su entorno, toda gente toxica -además de su ex, su familia- no le ayudaban mucho…él siempre me escuchaba a mi, a mis consejos, tomaba muy en cuenta cada opinión que le brindaba y sus valores coincidian con los mios, muy pero muy lejanos a los de ella…

    Aún espero que recapacite y valore lo hermoso que tuvimos…¿Cómo ves la situación?¿Consejos?

    Desde ya un fuerte abrazo y mi agradecimiento por leerme y brindarme tu punto de vista a mi y a cada lector.

    • cristinalago dice:

      Hola Mariposa!

      Por lo que me cuentas, este chico está inmerso en una dependencia tóxica y una persona que no ha cerrado realmente esa etapa ni se ha dado el tiempo necesario para sanarse, es alguien que, si decides escoger como pareja, tienes que verlo como una obra de caridad, en la que tú ofreces amor incondicional mientras la otra persona se nutre de tu energía para sentirse a bien consigo mismo.

      Probablmente si no le va bien con su pareja actual (que es bastante posible), regresará a ti, porque dudo mucho que se atreva a probar la soledad que necesita para recomponerse, pero el resultado de este tipo de vuelta, será muy similar y en lugar de preguntarme eso, quizás debería preguntarme qué me pasa a mí para conectar sentimentalmente con personas tan débiles y dependientes y tan poco preparadas para tener una relación sana.

      Abrazos!

    • Si, creo que es así.
      Me cuesta aceptar que de golpe, desapareciera así de mi vida.
      Me dijo que no piense que hice nada mal, que no le he hecho nada…
      Me sentí confundida al ver que recordaba ni cumpleaños y fue a mi trabajo para darme el presente (era algo que yo queria hace mucho..el lo recordo y lo busco por todoa lados para dármelo en ese día).
      Ayer lo crucé (yo siempre actuó normal, y como VOS decís, si me habla lo miro sin fijar la vista o lo tomo como parte más del decorado)…ayer al pasarle al lado me tocó la mano, al no ver respuesta de mi parte, fue detrás mío y me busco charla, pero, mientras no haga algo más , sigue siendo lo que vos decís, sólo saber que estoy ahí, subirse el ego y seguir su camino lejos de mi.
      Es duro tener le idea de una persona (sentir sus valores, sus acciones) y ver cómo eso se desmorona, descubriendo que no es la persona que creias, que no sigue ni uno de esos valores que decía tener (porque, más allá de que ya no sienta nada, si es que sintió, al menos por el cariño, o la amistad que esperaba o sólo respeto, hacer las cosas de otro modo , pero , como VOS tamb decís, lo correcto es una cosa, pero estamos en un mundo de personas que cometen errores y debo comprender que no todos actuarían como yo)..
      Besitos y gracias por los ánimos , se que pasara, como otras veces a pasado y el verano volverá a mi corazón :)..
      Pd..sip…el es summer jajaja

  7. hola Cristina, gracias por tu respuesta.
    Si, es verdad, uno a veces busca las respuestas fuera, cuando están dentro nuestro.
    Ahora que lo decis,quizá en el fondo, también soy débil y sostenerlo a él me hace sentir a mi en una posición más fuerte.
    Estoy segura que no resultará su relación…se cansó de decirme y contarme y re contarme lo mal que lo paso todos esos años, que ya no creia en eso de “el amor de su vida” porque se sentia prisionero de esa relación (ella es terriblemente controladora, posesiva y, sin dudarlo, con la autoestima mucho más carente que la de él y la mia juntas, porque no se cansa de rogar migajas de amor).
    Hasta puedo llegar a pensar, viendo lo débil que es, que es capaz de intentar convencerse a si mismo de que tiene que amarla…(el no concibe la idea de una familia que no sea la del esquema “tradicional”).
    Tengo que juntar fuerzas, sumado a la decepción que siento por haberme defraudado…para salir y olvidar esa relación, más aún, si regresando, me arriesgo a pasar nuevamente por lo mismo.

    Nuevamente mil gracias!!! seguiré leyendo tu blog para seguir creciendo 🙂

    • Hola Cristina, quería contarte como siguió la historia.
      Después de una charla donde volví a pedirle que si no queria lo mismo que yo, era mejor olvidar todo, pasaron unos días y regresó. Me llevó a cnar a la casa de sus padres, me presento a su hijo con el que compartimos un par de salidas y, como era de esperar, al tiempo empezó nuevamente a distanciarse un poco.
      De repente, de escribir todos los dias empezo a distanciar esos dias y dejó de hacerme invitaciones.
      Yo me enteré que estaba ahora intentado volver con su ex (a pesar de todo lo que decía de ella y lo terriblemente mal que lo pasaba) pero, por detrás, cada tanto me escribia (como si nada, con el mismo trato, sobrenombres, y bla bla bla).
      Empecé de a poco a ser algo distante en mis respuestas, dejé de escribirle y ya se ha ido distanciando hasta el punto de desaparecer.
      Me duele, porque fue mucho tiempo de ilusiones, y me duele aún más que se marchara así sin decirme la verdad (supongo que es el modo de dejar siempre una puertita abierta por si algo falla). Lo bueno, es que estoy juntando fuerzas y no volví a escribirle (aunque a veces decaiga y me muera por decirle que lo quiero y extraño o sienta que es mi culpa por , quizás,no haber dado o hecho lo suficiente , pero luego recuerdo lo mal que me lo paso por leerlo, saber de él y ver que no avanza o no nos vemos, recordar lo poco que necesito una relación así y que no deseo su amistad, y se me pasa).
      Un saludo y gracias nuevamente por tu gran blog.
      Siempre que decaigo, vuelvo a leerlo, y recuerdo porque tengo que seguir!!! 🙂

      • cristinalago dice:

        Hola Mariposa,

        Hoy he leído una frase de Silvia Schmidt que me ha encantado y al leer tu mensaje, he sabido que era para ti.

        Si estás en una situación dolorosa y tienes la certeza de haber llegado al límite de tus fuerzas y haber hecho ya todo lo que podías hacer, cree: has quedado libre y una prueba más se ha cumplido.

        Muchos abrazos y como le decía Maude a Harold: ve y ama más.

      • Todavía no habia leido tu respuesta cuando, entre unas fotos encontré una de su hijito, me agarró la melancolía y no pude tener fuerzas y le envie la foto…y empezamos a hablar de todo un poco.
        Siempre se convierten en charlas llenas de humor, pero cuando le mencioné de que hacia mucho que no nos veíamos, me dijo que era verdad, es que, estaba muy ocupado con amigos y con cosas del trabajo (obviamente, excusota, ya sabemos).
        Quizá soy muy tonta (de hecho lo soy) y no le dije que sabia lo de su ex, sólo atiné a decirle que me alegraba de que pudiera disfrutar de esas cosas que le hacian falta para aclarar su mente.
        Espero, con todo mi corazón, que esta haya sido la última vez que se me flaquean las fuerzas.
        Pareciera como si de golpe el me hubiera olvidado..y en un par de días también se lo olvidó que por un tiempo fuimos algo..(al menos para mi).
        Besos mi querida Cristina y seré fuerte!!! deseo con todo mi corazón serlo, para ser felíz!!
        Gracias por la frase que me regalaste 🙂 (amo leer frases, ya la sume a mi colección!!!)

      • p:d: no se si tenga sentido o no..pero pensé en escribirle una carta, de despedida..diciendole toda la verdad que sé y la decepción que me generó, aunque no creo que le interese saber lo que siento :/

      • cristinalago dice:

        Hola Mariposa,

        Yo lo de escribir cartas normalmente lo recomiendo como ejercicio…pero para ti misma. Porque él ya imagina o sabe que tú esperabas algo y que no lo ha cumplido. ¿Que objetivo real tendría volver a remachárselo?

      • Hola cristi. Escribi la carta pero para mi…para ver lo que sentía sobre todo esto.
        A los pocos días apareció.
        Un mensaje para saber cómo estaba. Charlamos un par de cosas por un buen rato (nada relevante que aclarara la situación o hablará de nuestra relación).
        Yo no me atreví a decirle nada (a veces pienso que debería salir de él , pero cada vez lo dudo más)…ni siquiera se que debería decirle, como bien decís, el ya sabe todo lo que siento y si quisiera algo, debería ser por deseo propio , no ppr mis presiones.
        Cada día estoy más perdida sin saber que decir o hacer….
        Besitos y gracias por cada consejo 🙂

      • cristinalago dice:

        ¡Hola MariposaNegra!,

        Esto en realidad se puede simplificar mucho más. Tú quieres tener una relación amorosa con esa persona. Esa persona no desea tener una relación amorosa contigo. No es posible llegar a un entendimiento, por lo que a la hora de decidir que hacer o qué decir, partimos de la base que tus opciones se limitan o bien a desaparecer y soltar esa historia, o bien a aceptar una pseudoamistad que no te interesa.

        Abrazos!

      • Dejé de escribirle, hasta que me saludó para mi cumpleaños…y me dijo que quería verme para darme un obsequió que me ha comprado.
        No sé a que viene el obsequio porque ya no somos nada (al menos eso parece desde que se alejó sin decir nada :/ ).
        En fin, aceptaré verle a ver si tiene algo que decir….

      • Finalmente nos alejamos…de esa emoción, atracción y amor que sentía, todo término en un trato donde él siempre busca remarcar que es mi amigo, mi hermano !! :/
        Ha intentado volver una vez más con su ex, pero finalmente no se ha quedado ni con ella, ni conmigo. Se alejó de las dos y está saliendo con otra/s (algunas veces que lo he cruzado y charlamos casualmente e intentaba hacerme saber que muchas chicas lo buscan, yo sin inmutarme sonreía y a otro tema).
        Nos hemos encontrado en lugares en común donde a veces se comporta indiferente y otras veces cercano, me mira, busca juego en fin, me tontea … Y otras veces me escribe para saber de mí, pero lo hace muy frío (con esa sensación de: te escribí, si, pero no pienses nada más)
        Un día no aguante y le dije que extrañaba lo compartido, pero era cuestión de aceptar que ya nada sería igual y que siempre recordaría lo lindo que vivimos, aunque termine así, y no comprenda porque la despedida fue de esa manera…y deseaba que pase lo que pase, fuera feliz.
        Me dijo muchas cosas lindas y aceptó esa distancia repentina, pero admitiendo que ni el comprende, pero sólo a veces las cosas son así y dejó de sentir lo que sentía.
        Has visto 500 días con ella? (Summer) ..creo que eso resume mi historia. 😦

      • cristinalago dice:

        ¡Hola Mariposa!

        Entiendo entonces que él sería Summer y tú serías Tom ¿no? 🙂 Pues ya sabes que después del verano, llega el otoño…

        En este punto se ve que él se ha acostumbrado a tenerte como la amiga eternamente disponible y enamorada y te tantea para comprobar que sigues por ahí, pero sin ningún interés más allá de que le pongas el ego por la nubes un ratito.

        Pero aquí ya decides tú si te aporta algo esta situación o ya te viene sobrando. Otras personas están por venir, pero no lo harán si no tienen las puertas abiertas.

        Abrazos

      • Después de un buen tiempo dándole vueltas a esto (como bien decís vos, acarreando el cadáver de la relación), poniéndome mil excusas a mi misma, falsas esperanzas sostenidas por mensajes que llegaban cada 5 o 7 días que cada vez eran más insulsos,acepte la realidad, me puse los pantalones y asumí con mucho dolor (a veces con alegría, otras veces con mucha tristeza) que si en 3 o 4 meses no había hecho nada…que iba a hacer teniéndome aún ahí, con cada vez menos incentivos y menos inversión de su parte (al menos antes, para tenerme me veía, ahora le bataba un msn pedorro para saber qué estaba y eso, no es lo que merezco).
        Decidi, por el cariño, amor y respeto auténtico que al menos existió de mi lado, no hacerme a un lado sin decirle nada y desaparecer como el lo hizo, sino, por ese mismo valor que yo le di a la relación y siendo coherente con ello, decirle que esos mensajes no nos sumaban en nada a los dos, que yo lo quiero y lo quiero conmigo, como pareja y que, si no deseaba lo mismo lo comprendía y respetaba, pero era mejor cortar por lo sano todo eso, porque no me hacía bien y yo quería recuperarte para volver a ser feliz, y volver a enamorarme… Que si lo deseaba y sentía , podía volver a buscarme para intentar recomponer la relación…de lo contrario…le deseaba suerte en su camino…
        Gracias por tus consejos Cristina y espero poder pronto, sanar mi corazón y poder iniciar algo hermoso, lleno de amor y alegría, de respeto, proyectos e ilusiones, como lo sueño y como lo merezco!! Un besote 🙂

      • Pd.: me faltó decir que además de que sus mensajes eran escuetos (escribíaa veces con buena onda y otras veces como diciendo “te escribo, pero no pienses que busco algo EH”.. Y que e los lugares donde ambos frecuentábamos me trataba indiferente, se hacia ver con sus amigos, agarraba el celular y se hacía ver frente mío (se notaba que lo hacia a propósito..porque mientras hacía eso me miraba a ver que reacción tenía yo) y cuando la indiferente era yo, el buscaba acercarse a mi, me tocaba si le pasaba cerca o un sin fin de histeriqueadas bastantes infantiles…cosa que yo interpretaba que ya no le interesaba, pero recibir un mensaje suyo queriendo saber cómo estaba, me sonaba bastante incoherente (si me habia tenido en frente para hacerme esa pregunta y se lo pasó tonteando o.O) así que deje de frecuentar esos lugares …por el bien de los dos..y mi salud mental 🙂
        Parece otra persona completamente distinta de la que conocí… Inclusive hasta a veces me saludaba haciendo cara de asco o pocas ganas..y después lo cruzaba fuera de ese ambiente rodeado de sus amistades y ne trataba cono siempre…(hasta parecería que resultó ser un bipolar jeje o.O )

      • cristinalago dice:

        ¡Hola Mariposa!

        Al leerte me he acordado de una amistad que tuve hace unos años, amistad muy intensa al encontrarnos ambos en momentos delicados de nuestras vidas. Durante un año, hablábamos a diario, nos veíamos varias veces a la semana, nos preocupábamos el uno del otro…no hubo una historia romántica, pero sí todo lo demás. Paso el tiempo y esta persona de la que hablo empezó a desaparecer de mi vida, a reducir la comunicación y a quedar cada vez menos, hasta el punto en que la que una vez fuera una relación muy estrecha, a día de hoy se limita a una felicitación por mi cumpleaños.

        Esta historia, como muchas otras que he vivido, me enseñaron a desapegarme de sentires pasados y de aceptar el cambio constante en situaciones y personas. Y eso al final, te va liberando de resquemores, de apegos insanos, de decepciones. Esa persona te dio lo que te dio en su momento, en que podía y quería y eso es algo que recibiste sin pedirlo, sin lucharlo, sin reclamarlo, pero lo que lo alimentaba ya no existe, ni tiene visos de volver a existir. Esa amistad y ese amor tuvieron su sentido y su tiempo, pero ya dejaron de ser y tratar de aferrarse al fantasma de una relación perdida sólo nos deja ahí, tan solos como estábamos, con unos jirones de sombra cayéndose entre nuestras manos y preguntándonos como ha sido que las cosas no duraron para siempre o al menos, mientras las necesitamos.

        Deja ir a tu fantasma, acepta que lo pasado es pasado y que hay cosas que no regresan jamás porque no tienen que hacerlo y que tampoco hay que conformarse con sustitutivos insatisfactorios. Otras personas, otros amores y otras amistades vendrán para ser disfrutadas y quién sabe, puede que un día te encuentres con que alguna de ellas está hecha del material de las cosas que duran para siempre.

        Abrazos

      • Hola Cristi…
        Cuando decis “pero lo que lo alimentaba ya no existe, ni tiene visos de volver a existir” , hablando en general, ¿Qué signos/acciones/etc nos permiten saber o asegurar a ciencia cierta que algo ya no volverá a existir?.
        En el sentido de que hay algunas relaciones que han pasado por situaciones asi (o similares ) y en un futuro se han reencontrado y han culminado en una historia de amor (así, como otras, se diluyeron en el tiempo.
        ¿Cuáles son esos factores que nos permiten decir …de esto ya no volverá a resurgir nada?
        No se si me explico bien la consulta :/
        Besotes!!!

      • cristinalago dice:

        Hola Mariposa,

        Cuando alguien sólo se apega sentimentalmente a nosotros en sus malos momentos, está actuando por necesidad y no por un sentimiento de amor sincero. Si desaparece la necesidad, es decir, esa persona se “cura” o se encuentra bien, la clase de relación que nació de dicha necesidad, lógicamente desaparece, pues su función ya se ha cumplido.

        Hay situaciones en las que las personas se han reencontrado después de tiempo y se ha desarrollado una historia de amor, así es. Pero son historias nuevas con personas en situaciones nuevas y en etapas nuevas, habiendo terminado por completo la dinámica anterior que no funcionó. Mientras las personas sigan siendo las mismas y la historia también, sucederá lo mismo.

        No existen factores concluyentes que puedan afirmar que algo está muerto para siempre, somos personas, evolucionamos, cambiamos y nuestras vidas también cambian, por tanto, nada en el sentir es imposible y por ello, una persona que en mi pasado pudo dejarme porque no me amaba, podría amarme diez años después en otro punto totalmente nuevo.

        Abrazos!

      • Gracias por tu respuesta Cristi..
        Es así…todo depende entonces del motivo que nos acercó…un besote y gracias por resolver mi duda! 🙂

      • Finalmente, ni su ex, ni yo.
        Mientras estaba en medio de las dos, conoció a una chica que pasaba por lo mismo que él (reciente divorsio, hijos, peleas, y todo lo que el vivia).
        Al parecer, se sintió identificado con ello, y, no sé si formalmente, pero están saliendo 😦 .
        Cada tanto, me sigue escribiendo…y me dice que le escriba cuando quiera.
        Yo, nada…y lo sigo queriendo como hace 5 meses atrás, pero ya el dolor va pasando poco a poco!!!
        Un besote Cristi!!

      • cristinalago dice:

        Hola Mariposa,

        Todo apuntaba a que este hombre simplemente pasaba el tiempo con vosotras por no sentirse solo, mientras no encontraba a alguien que le convenciese realmente para tener algo. Me alegro de que estés mejor y arriba con ese contacto cero 🙂

      • Gracias Cristi!! 🙂
        A veces recaigo pero se pasa cada vez más rápido cada bajón..ya como y duermo bien y casi no me sale llorar jaja!
        Hasta me he fijado en un chico, el me escribió cuando aún salia con el otro y no le preste atención, ahora que yo le presté atención , el a mi no jajaja!! (aunque no resultó, lo importante es que pude ver por un instante a otra dirección, que en su momento me parecia imposible ) .
        De momento no hay nadie, pero no desespero.
        Besotes y gracias por leer y cada respuesta tan amable siempre!!

      • Hola Cristi!
        Después de 7 meses (donde él ha estado saliendo con otra/s chicas), ha re-aparecido, preguntando como estoy y con ganas de juntarnos a charlar.
        Hablar, hablamos como siempre, y ganas de verlo, tenia hace un par de meses atrás, hoy en dia lo extraño por momentos, pero no es la misma emoción (será que me ha decepcionado tanto, que al fin mis sentimientos han ido extinguiendose y a día de hoy me siento muy bien, ya no sufro de su distanciamiento como pasaba los primero dias, que todo parecía eterno).
        Aún no confirmó nada (supongo que, o está tanteando que tal, o sólo lo dice por decir) pero, si se diera lo del encuentro y yo acceso, debería escuchar lo que tiene que decir (y ver si saca tema de porque se alejó como se alejó de mi vida) o debería en alguna instancia preguntarle yo directamente e incluso decirle que conozco perfectamente los motivos por los que se fue de mi lado?
        Debería dejar de lado ese tema y sólo disfrutar del momento, dejando que todo fluya , descubriendo como me siento a su lado después de tanto tiempo?.
        Aún no ha pasado nada, pero de sólo imaginar que la invitación y el encuentro se dé, no puedo evitar sentir nervios por no saber que hacer, si hablar o callar..
        Sé que en el fondo, aún su actitud (como hizo las cosas) aún me duele.

      • cristinalago dice:

        ¡Hola Mariposa!

        Pero ¿aún tienes ganas de darle cancha a este señor tan mareante?

        Yo me lo pensaría…;)

      • Si, ya creo que estoy peor que el de mareada jejejeje

      • cristinalago dice:

        Hola Mariposa,

        Es que el problema no es el tipo, el problema es el enganche que tienes con él. Al final, él sabe que viene y va y que si insiste un poco, tú le recoges, le mimas un tiempo y cuando ya esté bien compuesto, se irá en busca de alguna otra princesita que sí le guste como pareja…y tú te quedarás hecha polvo porque otra vez te ha hecho lo mismo…

        Abrazos

      • Si…es es seguro, y aunque se que será así con certeza, me ante quedado con la imagen del que era y la tinta esperanza de que sea el que conocí al comienzo.
        A la última chica con la que salia le ha hecho lo mismo que a mi (lo de con certeza) sólo que ella reaccionó con despecho…yo sólo me aleje, aunque al final le responda sus mensajes.
        Aún viendo que le hace a todas lo mismo (y parece ser un tipo frío que no se enamora)no se que digo esperando.
        Ayer me reclamaba de porque no le escribía más…yo no le Di importancia, y creo que en el fondo tengo miedo de responderle con la verdad porque no se que es lo que tengo miedo de perder…porque ya de el,no tengo nada.
        Es duro aceptar la realidad…eso es lo que no estoy haciendo.

      • Anónimo dice:

        me entristece mucho ver a esta chica que sigue con una dependencia emocional tremenda despues de tanto tiempo.Mariposa negra……acude a un profesional cuanto antes porque se te ira la vida….y veremos tus comentarios de falsa esperanza toda la vida.
        Ojala salgas del circulo y alguna vez obtengas lo que se denomina la “extincion del refuerzo” que indica que ya no hay dependencia.Un abrazo y suerte

      • Hola Cristi.
        A pasado ya un tiempito..hoy me ha escrito.
        Respondi …salgo del lugar donde estaba y justo, por esas cosas del desitno, el venia caminando..me vió y doblo rapidamente.
        Entro y otros mensajes contando cosas, y diciendo, como quien no quiere, que estaba haciendo tramites y bla bla…le dije que lo habia visto y solo atino a contestar con un “jaja”.
        Todo una idiotez total.
        Me duele mucho que haya terminado todo asi, y aún más, que con sus tonterías la siga embarrando (aunque sinceramente me ayuda a seguir desencantándome de él).
        No comprendo para qué escribe, si cuando me tiene ahi en frente , me evita
        (seria más comprensible si la que escribiera fuera yo).
        Supongo que está saliendo con alguien y no le da el cuerpo para verme a los ojos…
        o no sé…lo cierto es que me ayuda a olvidarlo…aunque hubiese preferido quedarme en mis recuerdo con la imagen que tenia de él…del que yo me enamoré..aunque ese chico ya no exista.

      • MariposaNegra!! dice:

        Hola Cristi!! pasaba a contarte, que después de un buen tiempo, finalmente tuve el coraje (y la dignidad) de eliminarlo de whatsapp y facebook (que él, al darse cuenta de inmediato, porque se vé que miraba a diario mi perfil, me bloqueó).
        Fui hija del rigor..me castigue demasiado a mi misma, y realmente, tenía que comprobar en carnes propias los consejos que me dabas, para entender y aceptar la realidad, que finalmente no me quería (cuando vos me decias con certeza, que él volvería a hacerme lo mismo).
        Volvió, caí guiada por mis emociones y sentimientos (pero sostenidos en el pasado, donde todo era perfecto y lindo..sin caer en la realidad y en las cosas que el estaba haciendo…idealizandolo, creyendo y queriando que él fuera la persona que yo conocí).

        Me dijo que no quería perderme, pero no estaba listo para una relación, igual queria compartir cosas como antes.
        Empezó a escribir seguido, invitarme a hacer algo de tanto en tanto..y me contó de una “amiga”.
        Le pregunte si salia con ella, o si ella era especial y me dijo: no! sino estaría con ella ..no crees?..
        Era tan poco especial, que nada más y nada menos, se la habia presentado a toda su familia, vivia todo el dia en la casa de el, compartiendo cosas también con su hijo.La hizo entrar a trabajar al negocio de sus padres, la llevaba a todos lados todos los fin de semanas y ´de vacaciones además (inclusive un dia me pregunto a donde salia yo..le conté y cayó al mismo lugar esa noche con ella…pero claro, al otro dia me escribio con un: hola hermosa! y desde ahí, no respondi jamás y lo borre de mi vida, y claro, se ofendió, porque yo no entiendo que son solo amigos -_- ).

        No sé porque me negaba a verlo y a aceptar las verdades que me decias.
        Pero bueno, supongo que a veces la terquedad y las ilusiones nos llevan a andar como tontos y ciegos, hasta darnos de narices contra la pared.

        Gracias por hacerme ver las cosas, y aunque siempre tenia presentes tus palabras…como antes dije, tuve que vivirlo a piel viva, para comprenderlas!
        un saludo y a disfrutar de la vida y las buenas cosas que vendrán!! 🙂

      • cristinalago dice:

        ¡Hola Mariposa!

        Antes que nada felicitarte el año y enviarte las mejores energías para un 2017 de cambios positivos y nuevos aprendizajes.

        Una de las cosas más difíciles en esta vida es aprender a dejar ir y aceptar que las cosas cambian: que las amistades evolucionan o terminan, que las personas que queremos pueden fallecer, que los sentimientos a veces dejan de sentirse. Nuestra mente se abre y se hace flexible al aceptar que nada es permanente y a su vez, nos depara el regalo de vivir realmente el presente, incorporando a nuestra vida relaciones que tengan un sentido en el AQUÍ y AHORA.

        Es algo liberador cuando empezamos a decidir soltar historias que ya finalizaron y liberarte del lastre de las expectativas, de los “pudo ser y no fue”, de las nostalgias por lo vivido y sobre todo, de la dependencia emocional que hemos creado hacia esos recuerdos y situaciones. También es doloroso, pues la pérdida deja un vacío que no se llena al instante. No obstante, no podemos evitar perder cada cosa que pasa por nuestra vida. Intentar luchar contra eso, supone tanto sufrimiento…

        Has luchado hasta donde has creído y podido por restaurar ese amor/amistad, ¡puedes irte bien tranquila!. Pero no te aferres más ello, pues quedan otras nuevas historias por llegar.

        Abrazos fuertes

      • MariposaNegra!! dice:

        Gracias querida Cristi!! mis mejores deseos también para este nuevo año!
        que sea colmado de muchos aprendizajes, sueños y ganas de ser la mejor versión de uno mismo, para ser y hacer feliz!!!
        Un besote y que estés disfrutando de tu pancita!! 🙂 ❤

  8. GR dice:

    Hola Cristina

    Yo empecé una relación con un chico de mi trabajo, estamos en diferentes áreas pero nos conocimos y enseguida empezamos a salir y decidimos irnos conociendo aunque empezamos un poco rápido, como siempre hemos sido sinceros un día (después de 2 meses de salir) me dijo que su ex lo andaba buscando y me dijo que el había terminado y semanas después me conocio, la verdad me sentí mal porque no sabía si realmente quería estar conmigo, ya que me dijo que hace meses acababa de terminar una relación toxica, donde le fueron infiel, lo único que me dijo es que el quería estar conmigo ya que no quería volver a la misma situación enferma y destructiva y pues seguimos como si nada, siempre ha habido respeto y sinceridad, nuestras maneras de ser son muy diferentes pero siempre la pasamos bien, el demandaba más atención de mi parte porque yo era algo fría y con tal de pasarla bien daba un poco mi brazo a torcer, de repente me acostumbre a los mensajes, a veces llamadas y pasarla juntos en nuestro día libre, un dia le hice un comentario de que sentía que yo ponía un poco mas de mi parte, solo lo dije porque lo sentía y decidimos platicarlo, al dia siguiente nos vimos y le pregunte que qué le pasaba y si necesitaba tiempo, el hecho es que aceptó y me dijo que no sabia que pasaba que quería estar soltero sin compromisos, me dijo que yo le gustaba mucho pero que ahora no era tiempo, eso no me molestó de hecho yo sabia que no eramos nada, el era el que hacia cosas como decir que era su novia, referirse a mis papas como sus suegros, incluso le platicaba de mi a su mama, lo que me entristeció fue que a raíz de ese dia me dejo de llamar, lo sentía incomodo cuando me veía o como si quisiera evadirme, hable con el le dije mi sentir y me dijo que no era su intención lastimarme pero que sentía que yo seguía intentando algo con el, lo malo es que había días que si saliamos y todo era como antes, por un momento crei que solo quería tener sexo y dije ok, será algo casual pero había días en que me invitaba a dormir y solo me abrazaba no pretendía abusar de mi ( o de mi vulnerabilidad por asi decirlo) durante los meses que salimos jamás sentí su molestia o incomodidad, vi que disfrutaba estar conmigo por eso su cambio tan repentino me lastimo muchísimo, ahora yo le pedi tiempo para mi y lo acepto acordamos no vernos ni nada y pues pienso darme tiempo para mi, aunque lo extraño muchisimo…
    Yo desde ese momento no estoy buscando nada formal, porque se que todo lleva un proceso, no era hacernos novios de la noche a la mañana y por las cosas que el hacia y decía por eso me extraña que me dijera que quiere estar soltero porque siempre lo ha estado y conozco el riesgo de algo asi.
    A veces pienso que si no le hubiese dicho nada todo seguiria tranquilo, aunque tambien se que por algo es esta pausa 😦

    • cristinalago dice:

      Hola GR,

      Independientemente de lo que diga una persona, lo que realmente contabiliza, son sus hechos.

      Alguien que acaba de salir de una relación tóxica, que te mete prisa, que de repente se enfría y se aleja…pues tienes a una persona que desde luego no está preparada para tener una relación…

      De todos modos, si tú crees que hace falta tiempo para desarrollar un noviazgo, ¿por qué no haces honor a ese principio y admites a una persona que no respeta tu ritmo y que trata de imponerte sus necesidades a toda costa?

      Muchas veces abrimos la puerta a gente que no nos convence mucho, pero nos da todo en bandeja, nos atiende, nos entretiene…y poco a poco eso que en un principo es tan agradable, se va volviendo una trampa. Hasta encontrarnos que somos más dependientes de todo eso de lo que creíamos. Y es tiempo de alejarse y mirar con claridad en qué nos hemos ido metiendo sin darnos cuenta y qué hemos admitido, sin quererlo realmente.

      Abrazos!

  9. Hola Cristina.
    Después de eso que te conté anteriormente…pasados 10 días volvió a buscarme.
    Que esos días habia pensado en mi, que si hablaba con otras chicas, no se comparaban a mi, que si pensaba en un futuro, pensaba en mi y bla bla, la cosa es que, estuve muy blandita, y de a poco empezamos de nuevo a hablarnos y a vernos.
    Empezó a hacer un par de cosas que denotaba cierto avance de la relación, me entusiasme nuevamente, pero de golpe, sólo empezó a escribirme, como siempre, cada dia, con la misma ternura de siempre, pero poniendo excusas para no vernos (me invitaba, pero luego solo cancelaba por h o por b..pero siempre justo le pasaba algo, excusas pocos creibles).
    Finalmente, un dia en una charla, lanzó un comentario agradeciendo “mi amistad” , cosa que me molestó muchísimo, porque siempre le aclaré que yo, su amiga, no soy, ni así lo siento.
    Le dije todo lo que sentia, en cuanto a las cosas lindas compartidas, pero también lo mal que me hacian ciertas actitudes.
    Me dió la razón en todo, me dijo que siempre hice todo bien y le hice sentir querido..y lo más doloroso, a diferencia de otras veces, me dijo que merecia alguien bueno en mi vida o.O
    Asi que supongo, que me dió por entendido, que no siente por mi el amor que yo creia, lo que no comprendo es porque hacía cosas que me ilusionaban, a sabiendas de mis sentimientos, porque me escribia cada día, a cada hora para saber de mi y contarme sus cosas..porque actuaba como mi pareja..entre otras muchas cosas que denotaban un interés y, en algún momento, amor de su parte, y , quizá todo sea obvio, pero mi corazón y cabeza aún no comprenden..que fue lo que paso!!!!!!
    Ya le pedí que no volviera… 😦

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Mariposa!

      Fíjate que ya comentamos que regresaría…y regresó.

      Cuando estamos enganchados a una persona, nos cuesta entender lo que sí entenderíamos si pudiésemos ver esa historia desde un punto de vista más lejano. Pero si lo reflexionas más adelante, lo verás mucho más claro. Esa persona se quedó vacía y volvió a repostar en tu gasolinera de cariño, sexo y apoyo incondicional. Una vez lleno el depósito, ya no te necesitaba.

      Yo también pienso que te mereces algo bueno, o como mínimo, algo mejor que una persona que sólo te ve como una proveedora de servicios sentimentales para cuando no tenga nadie más a quien recurrir. Date cuenta de que él todavía estaba medio enredado en una historia tóxica con una ex pareja, hasta que esa persona pueda venir a ti libre y sin cargas emocionales, tiene que pasar por el tiempo y la soledad…y curarse por sí mismo.

      En cualquier caso, mejor mirar hacia adelante: lo de atrás ya está más que visto.

      Abrazos!

  10. Gracias Cristi..y como vos decis, si esa persona tiene que ser, el destino dirá y sino, algo mejor estará esperando, ahí, adelante del camino y no por detrás.
    Besote y ya te contaré!

  11. Sebastian dice:

    Hola, Cristina! felicidades por tu blog, es excelente.

    Te cuento mi historia para saber tu valiosa opinión. Mi ex mujer me dejo hace casi 3 meses, tenemos una hija en comun. El ultimo año no fue reamente muy bueno para ninguno de los dos. Yo creo que empece con ella a modo de rebote, porque recien habia terminado con mi ex esposa, sin superarlo.

    Pero me enamore perdidamente cuando quedo embarazada, aunque creo que mi actitud de conformismo quedo implantada. Ella a la semana de dejarme, inicio una relacion con otra persona y ahora estan viviendo juntos… cada vez que la veo, sin embargo, se que siente muchas cosas por mi, por como me mira y me habla, abrazos y demostraciones.

    Es posible que su relacion sea un rebote o debo dejar de pensar tanto en ella como en la ilusion de poder volver renovando todo?

    Gracias!

    • cristinalago dice:

      Hola Sebastián,

      Es normal sentir muchas cosas cuando una relación termina: miedo, apego, tristeza, culpa, cariño o confusión. Que ya no queramos estar con alguien como pareja, no significa que pasemos a sentir nada automáticamente al momento de dejarlo. Si hubo suficientes motivos como para abandonar la relación, es que ni siquiera esos sentimientos fueron lo bastante fuertes como para intentarlo y con intentarlo me refiero a buscar medios y maneras mil de intentar salvar la relación.

      En cualquier caso, con abrazos o sin ellos, no dice nada de regresar o de intentarlo de nuevo, por lo cual por tu parte sería recomendable poner límites a esas confusiones y establecer cierta distancia con ella. Si le abres la puerta a que te maree, perderás valor ante la cuestión de un posible regreso.

      Abrazos!

  12. Eleanora dice:

    Hola Cristina, encontrar tu blog me ha guiado en esta última semana, me ha aliviado en el proceso de ruptura y me ha servido para comprender que es lo que me ha pasado en los últimos 7 meses. Hace 6 meses me reencontré con una persona por Facebook, un antiguo compañero del colegio. Me buscó realmente y comenzamos un contacto diario, pero siendo a distancia pues vive en otra provincia. El acababa de terminar su relación de 4 años de manera forzada, y con un negocio en común con su ex. De todos estos condicionantes, he sido consciente pero los pasé por alto. Me enamoré perdidamente, y era recíproco. Sus continuos gestos, nuestros encuentros estaban repletos de amor, de ese amor que te hace flotar, del que te hace sentir como si estuvieras bajo los efectos de alguna droga amorosa. Jamás me había sentido así, destilábamos amor por los cuatro costados. Hicimos planes de futuro, continuamente me decía que jamás se había sentido así con ninguna mujer, pero constantemente me hablaba de su ex, estaba muy dolido. En diversas ocasiones le dije que no lo había superado y que así era complicado que lo nuestro fuera adelante. Él me contestaba que todo le había pasado casi a la vez, la ruptura y enamorarse de nuevo. El caso es que me convertí en su terapeuta, compañera, mejor amiga, novia, cuidadora, en todo lo que él necesitó. Me olvidé de mí, al punto que mis prioridades quedaron apartadas. El tiempo pasó y él repuso poco a poco y, como era previsible ya no me necesitaba tanto. En cambio, yo tenía un enganche emocional de grandes dimensiones, me sentía infeliz porque después de tanto esfuerzo no me veía recompensada por ninguna parte. La situación para mí se fue haciendo insostenible, no era feliz conmigo misma y tampoco ya con él porque no me hacía sentir como antes. Se volvía a llevar estupendamente con su ex, al punto que le dio más importancia a esta relación que a la nuestra, y finalmente harta de sentirme prescindible terminé la relación. De la ruptura ha pasado un mes, ha sido un proceso muy doloroso, impuse el contacto cero en contra de lo que yo sentía. Tuve un episodio de ansiedad importante, no podía estar sola en casa, no me encontraba en mi vida, nada tenía sentido sin él. Una parte de mi lógica me hizo ver que algo no marchaba bien, que debía analizar todo lo acontecido para comprender que es lo que estaba pasando conmigo. Y entonces empecé a ir a terapia, a leer sobre la dependencia emocional, a Walter Riso y comprendí. Cuando alguien te utiliza, previamente lo estás utilizando tú. Cuando le conocí estaba perdida, sin proyecto de vida personal, sin autoestima. Lo convertí en mi centro de vida, en mi persona favorita olvidándome de mí, porque amarlo al él dejaba de lado lo en ruinas que me sentía por dentro. Me enamoré de verdad, lo amé y trabajé por esa relación sobrepasando mis límites. En estos momentos he cortado cualquier comunicación y me dedico a dos cosas, superar el desamor y hacer introspección con objeto de que esta experiencia me sirva para crecer y para encontrarme, para que la próxima relación que tenga sea conmigo misma, para convertirme en mi persona favorita. No quiero volver a repetir el mismo error, quiero encontrar mi felicidad como persona independiente, porque de esa manera no me tiraré en plancha a relaciones que no llevan a ninguna parte, porque podré racionalizar el amor como dice Walter Riso. Mis tropezones sentimentales y mis fracasos han sido debidos a mi falta de autoestima, de mi vacío y de la complicada relación que he tenido conmigo misma. Comprenderlo me alivia porque ahora no valen lamentaciones ni echar balones fuera, ahora tengo un gran trabajo por hacer, dedicarme a cuidarme, a escucharme, a conocerme, a disfrutarme. En ocasiones, me asaltan miedos, dudas, ¿seré capaz de amar otra vez?, ¿podré ser feliz conmigo misma?, ¿superaré esta relación finalmente?, quisiera en muy futuro que podamos ser amigos, porque soy consciente de que ambos hemos sido los responsables de este desenlace, no culpo a nadie…, espero de verdad que no me duela saber que ha rehecho su vida. Gracias por leerme.

  13. Inés dice:

    Hola Cristina,

    en primer lugar, enhorabuena y muchas gracias por la labor que estás realizando con este blog. He leído ya casi todo y me está resultando de gran ayuda en el camino de volver a encontrar mi vida después de la ruptura que pasé hace ya casi 5 meses.

    He sentido que mi historia se puede identificar con una relación hospital, en la que ambos fuimos pacientes y hospital a la vez, pero en la que mi ex se curó antes y me dejó de la noche a la mañana. Al final del post te diriges precisamente a esta parte de la pareja que “despierta” y se da cuenta de que necesita buscar otro tipo de relación. Pero, ¿qué consejo le darías a la otra parte, mi caso, que habría seguido muy feliz en esa relación?

    Te cuento con más detalle para ponerte en situación. Él, con un pasado muy tormentoso, y con un trastorno bipolar diagnosticado y medicado. Yo, con una vida en muchos aspectos muy fácil y muy bonita, pero habiendo llegado a los 30 sin conseguir tener una relación que dure más de 4 meses. Casi siempre historias que no llegan a prosperar porque, aunque soy “una chica estupenda”, el otro no siente lo mismo que yo.

    Nos conocemos, y él muestra desde el principio un interés y una admiración por mí que me descoloca por completo (lo que me recuerda a tu post sobre los “vendedores de humo”, aunque en su caso mantuvo el interés durante dos años). Pero es evidente desde el principio que venimos de mundos diferentes. Yo, de un entorno, al que me dedico, un poco elitista, el de las artes, con años de estudio y ya con un trabajo estable. Él, con mucha cultura e inquietudes, pero más bien “de la calle”, sin trabajo y poniéndose a estudiar ahora después de años. A pesar de mis dudas en los primeros meses, reflexiono y pienso que tal vez son mis prejuicios los que no me han permitido encontrar a alguien que me quiera, y poco a poco aprendo a valorar cosas muy buenas que tiene y que me gustan (y a aceptar otros muchos defectos jeje pero me compensaba)

    Siendo yo consciente del momento difícil que atraviesa, le apoyo muchísimo y con gusto, le ayudo a buscar trabajo y con las cuestiones prácticas de la casa porque él está desbordado con todo y no es capaz de hacerse cargo (lo que me recuerda lo que has escrito sobre la pareja ONG y sobre los “hijovios”). Él a su vez apoyándome en mis inseguridades y haciéndome sentir muy valiosa y atractiva. Continuamos la relación así durante dos años, hasta que un día me dice que quiere dejarlo, que somos muy diferentes, que se siente asfixiado en nuestra casa, que a mí me ve muy encaminada con el trabajo y ya prácticamente dirigida a tener hijos ya, y que él necesita vivir la época de estudiante que está teniendo ahora. Y que se ha enamorado de una chica de su clase, que está “tan loca como él” y que al parecer le completa las frases y las bromas cuando hablan. Y que no es “por ella” que me deja, pero ya han hablado algo y ella le ha dicho que sólo empezará algo con él cuando me deje.

    Y aquí estoy casi cinco meses después y aplicando el contacto cero, lo que me ha costado bastante porque no podía evitar mirar sus fotos de perfil de Facebook manifestando al mundo su amor (aunque no seamos “amigos” se ven si las buscas). Por suerte tengo suficientes proyectos profesionales en los que centrarme, pero en lo que respecta a la vida social voy a tener que abrirme un poco porque no cuento con mucha gente. Aunque racionalmente sé que esta relación no me convenía para nada y que seguramente hay algo mejor para mí, es como que aún no me creo que alguien me vaya a valorar y querer como lo hacía él.

    Gracias por la oportunidad de expresar todo esto…un abrazo!

  14. Mine dice:

    Creo que en la relación que tuve yo fui el hospital, ya que el venia de una ruptura en donde no le dieron explicaciones del porque lo dejaron, duro con ella 6 años y de que se dejaron paso un año y ahí yo lo conocí estábamos en el mismo trabajo, yo nunca había tenido novio y pues el me llamo la atención, me contaba sus cosas y yo las mías el me decía que aun la quería pero que ya no la quería buscar más, y así quedo. Empezamos una relación de amigos con derecho y de así paso un mes y yo le pregunté que si se iba a animar a tener algo más, para ese entonces su mamá estaba hospitalizada y el me dijo que si se recuperaba su mamá, que si tendríamos algo y yo pues le conteste que no iba a ser un premio y así quedo, me aleje de el o mas bien le hablaba solo por trabajo .
    después de una semana el me buscaba mas y se me declaro me dijo que no quería tenerme distante de el porque se sentía agusto conmigo, y pues así pasaba, era una relación en donde no nos veíamos porque siempre ponía un pretexto para hacerlo, o teníamos planes para salir y no llegaba hasta que hable con el y le dije que si no quería estar conmigo que me dijera que no lo obligaba a nada y el solo me decía que si quería y que se sentía agusto, y que yo le hacia bien, que siempre quería estar conmigo, que le ayudaba a despejarse de todo, de su familia de su pasado etc. paso tiempo y ya era de verlo a diario en el tiempo que estuvimos juntos su papá se enfermo y estaba internado en el hospital y yo me quedaba con el a cuidarlo toda la noche, le ayude a entrar a la escuela lo apoye con lo que me pedía y creo que hasta demás le hacía sus tareas o proyectos, ya teníamos planes de vivir juntos pero nunca hizo nada por hacerlo realidad, en verdad me decía que era muy feliz conmigo que nadie lo había tratado como yo que yo lo ayudaba mucho y que quería una vida conmigo, cuando salió de la escuela empezó a hablar con una chava que conoció ahí mismo, ella tiene 18 y el 24 son 6 años de diferencia, cuando terminamos le pedí que me dejara ver los mensajes y ahí me di cuenta de la esta niña le decía cosas que la verdad no iban por ejemplo de que si un día no lo quería ver, ella le decía que si fuera tu novia yo no re dejaría de ver y el ponía cosas como de que ya la quería mucho y le contaba todas sus cosas a ella y conmigo ya no fue así.
    dure dos años con el los cuales los primeros meses fueron un horror y los demás fue un amor altas y bajas pero estaba estable la relación hasta que pareció alguien que si lo llena o por lo menos eso me dio a entender, me dijo que ya la ama, que por ella siente cosas que conmigo no sentía, que la verdad quería hacer las cosas bien con ella y así quedo
    esto ya hace un mes de que terminamos y las primeras semanas lo buscaba ahora ya no lo hago de hecho hasta ya borre su numero porque vi sus fotos con ella y sus estados en el whats, la verdad me he sentido bien desde que borre su numero, lo que me da miedo es que la mayoría a los que les he contado me dicen que me va a buscar, y la verdad no creo, yo siento que es feliz con ella si es mas chica que el pero creo que ella si le pego y fuerte en el aspecto de los sentimientos, los demás me dicen que no, que en meses me va a buscar que porque esta confundido p que quiso salir de la monotonía y así pero lo conocí creo que bastante como saber que no regresara.

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s