La pareja dependiente

Publicado: junio 13, 2014 de cristinalago en Los amores patológicos
Etiquetas:, , , , , ,

2011113067mujer_suplicando_int

No puede vivir sin ti. Literalmente. Su te quiero no es un te quiero: en realidad es un te necesito. Si te vas, sufre. Si estás, sufre porque te irás. Poco a poco, te absorbe en sus deseos, en sus demandas, en sus exigencias. ¿Tienes una pareja dependiente?

A principios de los 90, irrumpió un acontecimiento histórico en la historia de la España catódica. Un fenómeno que sumía las calles en total silencio a la hora de comer y que congregaba millones delante de los televisores esperando la siguiente entrega de los avatares de Cristina y Luis Alfredo, protagonistas de la primera telenovela venezolana que llegó a nuestras pantallas con un éxito arrollador: Cristal.

De la historia conservo un recuerdo difuso, salvo que el galán, a la par que mantenía una tumultuosa relación con la chica del título, estaba casado con una señora bastante trastornada que se pasaba la historia intentando retener desesperadamente a su marido con todo tipo de estratagemas a la cual más tóxica: desde la súplica hasta el intento de asesinato, pasando por el chantaje emocional, el fingir enfermedades o el engaño con total premeditación y alevosía.

Sobra decir que Marion (así se llamaba el personaje), era la mujer más odiada de toda España. Nadie entendía tanto empeño y tanta maldad para retener a un hombre que obviamente no la quería lo más mínimo. En realidad, Marion era un claro ejemplo, si bien caricaturizado y poco empático, de una dependiente emocional en toda regla. Sus sin ti me muero, Luis Alfredo no eran desmanes de amor, sino la sencilla constatación de un trastorno fundamentando en la carencia afectiva y en una inexistente autoestima.

Las versiones softcore de Marion son personas que ante todo, están sumidas en una sensación de impotencia y nula autonomía emocional que les hace no poder disfrutar plenamente de sus relaciones.

Al inicio de todo, el dependiente lo quiere rápido y lo quiere ya. No se molesta en dar tiempo a conocer a la otra persona; rápidamente la adora, la idealiza, la incluye en su vida sin criterio alguno. Puede que su pareja en un inicio se sienta halagado/a por el fascinante despliegue romántico, aunque le parezca un tanto desproporcionado. Pero también sentirá cierto agobio: como si alguien invisible se colgase con ambos brazos de su cuello sin dejarle respirar, ni levantar la cabeza.

La pareja dependiente no tiene vida propia. A veces te atreves a sugerirle que se busque amigos, actividades o cosas que hacer que no tengan que ver con estar pendiente de ti. Quizás que te diga que sí, mientras todo sigue igual; o quizás se lo tome como una muestra de que no le quieres lo suficiente.

No importa cuánto te esmeres, cuánto tiempo le dediques o cuánto cariño, apoyo y ayuda le brindes. La pareja dependiente nunca estará totalmente satisfecha. Hagas lo que hagas, nunca estarás al nivel de lo que le haría feliz. Más que nada porque lo que le haría feliz sería no ser dependiente y eso está fuera de tu alcance.

La pareja dependiente necesita controlar. Suele tener celos de tus ex parejas, de tus amigos, e incluso de tu familia. Como eres lo único que le llena, criticará o alejará a todo aquello que suponga una amenaza para su suministro emocional. No quiere compartir lo que considera suyo.

La pareja dependiente se confunde habitualmente con una persona que ama con locura. Quitemos la parte del “ama”. Sea lo que sea lo que hace, no es amor, pero sin duda, tiene una buena dosis de locura.

El dependiente es ante todo, un niño o una niña. Sus recursos son: el berrinche, el chantaje emocional, el victimismo (mucho victimismo) y la culpabilización del otro por no poder cumplir plenamente sus demandas.

Olvídalo. Nunca podrás hacerlo.

¿Quién suele estar al lado de una pareja de este tipo? Parejas ONG: co-dependientes que arrastran sus propias carencias afectivas y las llenan a base de atender y salvar al otro. Personas que justifican los celos, el control, la anulación de su espacio personal y su falta de libertad individual porque en el fondo, necesitan más al dependiente que el dependiente a ellos.

Para sorpresa de su pareja y su entorno, es el dependiente quien suele finalizar la relación.

¿Qué ocurre? Cuando el otro ya está entregado y anulado, el dependiente descubre que eso tampoco llena sus vacíos. El vínculo que le unía a la persona – la necesidad – desaparece al constatar que ya no es eficiente, no hace efecto. El siguiente paso es buscar a una nueva persona que reavive las sensaciones de enamoramiento, de esforzada conquista; que le den ese chute de plenitud que hace huir por un tiempo a sus fantasmas.

La pareja del dependiente se encuentra solo, desamparado y perplejo…Pero ¡si no podía vivir sin mi!.

Mi pareja es dependiente ¿cómo actuar?

Lo esencial es comprender que estás al lado de alguien que puede quererte muchísimo, pero que no sabe, ni puede amar.

No es tu responsabilidad resolverle la vida, educarle o buscar la felicidad de tu compañero/a, más allá de lo que cualquier persona que le quiera pueda hacer.

Tu papel de padre/madre, protector, héroe o heroína no sólo no es beneficioso para tu pareja: le impide crecer, madurar y hacerse cargo de sus necesidades emocionales. Aun con todas tus buenas intenciones, le estás castrando, no ayudando.

Dejar tu vida, tus actividades, tus pasiones y a tus amistades para que tu amado/a se sienta tranquilo, no sólo no mejorará nada en la relación, te acabará deprimiendo y agotando a ti.

Predica con el ejemplo: animar a tu pareja a hacer cosas está muy bien, pero si tú abandonas las tuyas para complacerle, estás actuando en el sentido contrario que promulgas.

Sé honesto contigo mismo/a. Una persona autonóma, madura y adulta, que se quiere y se respeta, no se deja anular por su pareja. Antes de señalar sus carencias, examina las tuyas.

No esperes que tu pareja cambie: cambia tú. Si no puede seguir tu ritmo y evolucionar, si tienes que ir retrocediendo para que permanezca a tu paso, quizás no es el compañero de camino que necesitas.

Anuncios
comentarios
  1. ángel rivet dice:

    Me gustaría saber una consulta importante de mi pareja puedo hacerla?

  2. Anónimo dice:

    Buenas noches Cristina, gracias por el blog ayuda mucho leer esto que es como la visa misma. Te quería preguntar una cosa. Mi relacion coincide totalmente con lo que escribes. Ella dependiente emocional, desde un principio se quera casar, tener hijos, celos, control….. Y yo por mi antigua relacion de 12 años con mi ex mujer, la cual el duelo lo hice saliendo entrando y condiciendo a muchas chicas, ósea que no hice duelo, no lo trabaje bien y entonces me meto en esta relacion y como tu dices la quiero salvar, q la relacion funcione con lo que me vuelvo un co dependiente por lo que bien has dicho. En este caso he sido yo el que ha terminado despues de muchos, cortar-volver, pero llevo tres meses acordándome mucho de ella….. Cada vez estoy mejor. Mi pregunta es jeje ella lo esta pasando tan mal como yo? O como no saben ni pueden amar estará buscando a alguien que satisfaga sus necesidades? Me vas a decir que a mi que me importa, pero me importa porque todavía la quiero y pienso que ojalá se curara eso y no me necesitara me quisiera y a esta. Yo se que me ha querido, o eso creo porque también tengo esa duda. Gracias. Un abrazo.

    • cristinalago dice:

      Hola compañero,

      Comentas que tú mismo has pasado de una larga relación, a historias con otras personas y finalmente con esta última pareja que has tenido. Es decir, siempre has tenido una o varias personas que han satisfecho tus necesidades: exactamente igual que tu ex-pareja.

      Pienso que las respuestas a las preguntas que me has hecho, ya las sabes. No tienes más que ver la parte de ti en la que has vivido y sentido igual que tu ex pareja: desde ahí, no sólo la entenderás a ella, te entederás mucho mejor tú.

      Abrazos fuertes y muchos ánimos

      • Anónimo dice:

        Cristina, yo con mi ex mujer no tenía dependencia, celos ni la controlaba…. No es la misma relación. Yo me evadí en ese momento porque para mi fue mi duro que mi mujer me dejara por otro, además de que teníamos una niña con dos años, No tuve valor para afrontarlo. Nada tiene que ver con esta relacion ultima que he tenido, entonces yo no puedo entender como se siente porque hasta hace poco no sabia ni los porqués de sus actuaciones, ahora se mas despues de leer tanto sobre el tema. Me sigue quedando esa cosa de como se sentirá ella. Gracias.

      • cristinalago dice:

        Hola Anónimo,

        No me cabe duda de ello, pero hablamos de una última etapa en tu vida en la que tú parcheas esa pérdida con otra persona, lo cual significa crear dependencia y como consecuencia, una relación toxica con alguien que tampoco quiere estar solo. La persona que se siente en inferioridad de condiciones (es decir, quien más necesita) suele ser quien manifiesta control y celos.

        Si hubiera sido al contrario, es decir, que el poder afectivo hubiera estado en manos de ella, es muy probable que la persona celosa fueras tú. En resumen: ambos habéis tenido una relación infeliz mejor que estar solos, la diferencia es que tú seguías emocionalmente secuestrado por la pérdida de tu ex mujer y ella sólo te tenía a ti.

        Importante comprender porqué nos atraen personas inseguras, inmaduras, celosas y dependientes y no felices, centradas y maduras, porque en esta respuesta está la clave de quienes somos, que necesitamos inconscientemente y qué transmitimos en estos momentos de nuestras vidas.

        Un abrazo y feliz año

  3. Milk dice:

    Hola , yo tengo una consulta. Bueno mi situación en la relacion yo era la dependiente,y digo era xq hasta q al fin pude abrir los ojos y ver q estaba ahogando a mi pareja y yo no era feliz de la desconfianza q teniamos,llego un punto q me canse de estarlo llamando persiguienso revisando sus cosas,eso no es amor. Ahora q abria los ojos yo estoy dispuesta a seguir con el,ya hemos cambiado varias cosas..ahora q yo me siento mejor, el dice q le de un tiempo de 2 meses para aclarar la mente,quiere saber si puede dejar de ser tan mentiroso,o si soloY lo es conmigo.Yo le digo q hagamos el proceso juntos a ver como. A. Pero ya el parece no importarle. No sé si terminar con no quiero xq seria una relacion mejor xqtrelacion los dos vamos reconiciendo errorres y todavia lo amo) pero ya no quiero seguir rogandole las cosas. El dice q me quiere y q no con nadie mas, q soseimaginamasquiere ese tiempo para pensar. Tenemos 24 años y 6 años de relación.
    Gracias x tus artículos.. son de graan ayuda.

    • cristinalago dice:

      Hola Fressy,

      Por lo que yo entiendo, tú puedes ser dependiente emocional, pero si la otra persona te miente constantemente, también es muy normal que te vuelvas paranoica, sin saber distinguir entre si te dice la verdad o no.

      El proceso para cambiar la base de la pareja pasa, en primer lugar, por el desenganche emocional. Tenéis que aprendéis a estar separados, reconquistar vuestra vida el uno sin el otro, madurar con estas nuevas experiencias y en definitiva, estar realmente preparados para construir desde cero.

      En otro caso, al regresar enseguida, lo normal es que se vuelvan a los mismos problemas y a una nueva ruptura, pues nadie se ha saneado de los antiguos errores.

      En caso de intentar un saneamiento, ambas personas deben estar dispuestas y no sólo una. Si tu ex pareja no está por la labor, nada consigues insistiendo o forzando las cosas. Ahora mismo no quiere estar a tu lado como pareja y esto es lo que hay. En el futuro, todo es impredecible e incontrolable, así que concentrémonos en el presente: la relación se ha roto y hay que asumirlo.

      Un saludo

  4. Jose dice:

    Hola Cristina, mi caso es que considero que estoy en una dependencia hacia mi pareja y también algo así como NI CONTIGO, NI SIN TI. La relación de nosotros duro 2 etapas la primera desde el 2010 hasta el 2012 luego todo ese año 2012 no nos hablábamos y estuvimos separados, pero yo en el fondo tenía esperanzas de volver pero en realidad no puse de mi parte para olvidarla y cerrar este ciclo. Lo peor fue que en el trayecto de ese año (2012) volví con mi ex esposa y fue un rotundo fracaso. Más volví a sepárame de ella para regresar con mi ex pareja e iniciar este nuevo ciclo desde el 2013 al 2015…cada etapa duro dos años y pico. El problema es que desde un tiempo para acá he venido sintiendo las ganas de terminar la relación por algunas causas, dentro de ellas tenemos la frialdad de mi pareja para conmigo, no había gesto de cariño y me daba cuenta que los besos no le gustaban mucho pero ella decía que no le gustaban mojados, pero resulta que en la primera etapa eran así, mojados. Cuando hacíamos el amor pareciera que no sentía nada y es como si deseará culminar rápido el coito e inclusive haciendo sexo oral, que a muchas mujeres les encanta, me daba cuenta que no sentía placer y hasta estaba pendiente del ipod. En diciembre le comente de su frialdad y dijo que cambiaría, de hecho lo hizo un poco. Nosotros todo lo hacíamos juntos, la comida, el mercado y las salidas, ni ella ni yo salíamos con otras personas y si lo hicimos fue muy poco. Fui muy servicial y atento con ella ya que la mayoría de los fines de semanas hacia el desayuno y se lo llevaba a la cama y muchas veces antes de llegar ella de su oficina tenía almuerzo del día siguiente y la cena. Las palabras el te amo de ambas parte salían a relucir pero era yo quien más las decía y ella se limitaba a decir también. El problema está en que cuando estaba con ella, en su casa, no quería estar allí aunque cuando paseábamos si me gustaba. Sentía ya un cansancio porque ella no le gustaba las llamadas de amigos y mucho menos de amigas, tanto así que el celular lo apagaba sin que se diera cuenta. Le gustaba revisarlo y yo sentía que no tenía mi espacio para otras personas y solo salí, en ese lapso, con mis hijas unas 5 veces. Ese tema, el espacio de cada quien, si se buscara de trata, a ella no le gustaba y siempre insinuaba que seguro me iba a verme con otra mujer, cuando no era así. Ella desconfiaba y no le quito sus razones por cosas que sucedieron en la primera etapa pero si volvió fue para olvidarse de eso y recomenzar y jamás lo supero y caí en un auto sometimiento ya que nunca hice algo distinto que estar a su lado. Ya todo terminó por causa de haberme montado en el carro de mi hija ya que le había prometido que no lo haría más porque mi hija la ofendió mucho durante la primera etapa pero ya en la segunda no lo hizo más y en vista que rompí la promesa ella decidió terminar la relación. Hoy la extraño pero sé que eso no puede ser porque fue un rotundo fracaso. Estoy en contacto cero, borre todo los escritos y otras cosas más. Ella vive cerca de mí y hace unos día hable para explicarle que su decisión fue muy injusta ya que en el fondo la promese que rompí fue conmigo mismo. Me descargó y decidió que todo quedará así y de esta manera lo acepté y hasta hoy día no la he visto, solo el día sábado que nos encontramos de frente por casualidad, en ese momento no me dieron palpitaciones pero pienso mucho en ella tanto la parte buena como la mala que fue bastante ya que es una persona posesiva que necesitaba tenerme controlado todo el día. En una oportunidad cuando estaba en mi oficina no me conecté al skype, el teléfono, por error, quedó en silencio y, además, ese día decidimos no contestar el teléfono de la oficina…luego al darme cuenta activé el celular y me comuniqué y más vale que no…me dijo que con qué mujer andaba haciendo cosas extrañas por ahí…le explique y al parecer entendió. No le gustaba que algún cliente o proveedor me llamara y así muchas cosas que sucedieron. Me sentí agobiado y entraba en mi mente que esta relación no podía seguir y, sobre todo, me imaginaba si algún me tocaba vivir con ella…pensé esto sería un infierno para mí y lo más importante es que sentía que perdería a mis hijas. Digo esto ya que no le gustaba mucho que saliera con mis hijas, no decía nada pero se notaba que no le agradaba. Hablaba mal de mis hijas y no podía ir a la casa de ellas ya que pensaba que me acostaría con su madre. Hoy la extraño pero pienso que es más por una adicción a ella que por amor, porque como se puede amar a alguien cuando sientes que muchas veces ella es una tortura ya que deseas escapar de sus redes

    Saludos y FELIZ DIA

    • cristinalago dice:

      Hola Jose,

      Por lo que cuentas, en tu caso lo que te ha metido en este embolado de malas situaciones es el no haber sabido o podido en su momento cerrar etapas y sobre todo, vivir sin una mujer, la que sea, a tu lado.

      Esa tarea pendiente de aprender a estar solo aparece de nuevo, porque no llegaste a hacerla. Y después de una mala relación, es un muy buen momento para empezar.

      Un abrazo y que tengas muy buena semana.

      • Jose dice:

        Hola Cristina y gracias por tu respuesta. Es cierto lo que dices ya que cometí el error e volver con mi ex esposa y eso no duro, en ese momento fuimos a terapia y al final di cuenta que esta solo buscó que mi ex esposa y estuvieras juntos. En aquel momento le dije a mi ex pareja que volvería con mi ex esposa pero está vez decidí quedarme solo y disfrutar esta soledad. He leído mucho tus artículos y estoy aplicando eso parametros para salir de esto que me agobia. Leo este artículo y concluyo que mi pareja es dependiente. En la primera parte de la relación cuando terminamos ella estuvo con otro hombre y solo duro 6 meses ya que el le manifestó a una sobrina que esta muchacha era muy posesiva. Luego tuvo una relacion muy corta de 2 meses y la dejó cuando volvimos..Creo que ella lo ve fácil conmigo ya que cuando fracasa en otra relación da el siguiente paso que es buscarme a mi porque soy otro dependiente máscon la diferencia que yo no controlo, la alejo de sus amigos y familia y no tengo celos enfermizos pero se que soy adicto a ella, pero cuando estoy a su lado en su casa no quiero estar y cuando no estoy la extraño y quiero estar con ella…que LOCURA

        Gracias y FELICIDAD

      • cristinalago dice:

        Hola Jose,

        Creo que toda esta ecuación la vas a ver mucho más clara cuando estés un tiempo solo.

        ES normal que tu ex pareja sea una persona dependiente, ya que tú acarreas el mismo problema, con la diferencia de que ella lo manifestaba más porque tú tenías a tu ex esposa a modo de seguro y ella no dispondría de nada más que hombres eventuales.

        A ver qué tal se va dando y mucho ánimo.

  5. Marcela dice:

    Hola Cristina. Terminé una relación poco. He leído varias de tus publicaciones y como que me parece que mi ex tiene de todo un poco. Trato de ser lo más objetiva posible sin caer en victimismos ni paranoias, te agradecería con el corazón que me dieras tu opinión. Mi relación fue bastante corta, duramos de novios tan solo 4 meses, él desde el principio me dijo que quería algo serio conmigo, me dijo que jamás había tenido una relación seria con nadie, que ninguna mujer lo había inspirado a ser igual de detallista como conmigo, que yo era la mujer de sus sueños, rápidamente me dijo que quería casarse conmigo, que pasaramos navidades juntos, si no nos podíamos ver me decía que se sentía pésimo,me visitaba muy seguido de sorpresa, me escribía too el tiempo, me dijo que yo era su primer amor, etc. Yo pensaba que iba muy rápido pero pensaba que depronto estaba siendo muy desconfiada y sólo éramos de personalidades diferentes. Me deje llevar y me enamore, pero entonces cuando él se disgustaba (normalmente por cosas simples) me armaba unos shows tremendos, que yo no lo valoraba, que yo no daba lo mismo que él y se perdia varios días que no respondía mis mensajes ni llamadas, después aparecía como si nada diciendo que andaba ocupado y que no entendía mi preocupación. Obviamente todo acabó súper mal

    • cristinalago dice:

      Hola Marcela,

      ” me dijo que jamás había tenido una relación seria con nadie, que ninguna mujer lo había inspirado a ser igual de detallista como conmigo, que yo era la mujer de sus sueños, rápidamente me dijo que quería casarse conmigo, que pasaramos navidades juntos, si no nos podíamos ver me decía que se sentía pésimo”

      ¿Y todo esto en sólo 4 meses?

      No veo tanto el problema en que topes con alguien tan desesperado e infantil, el problema lo veo en que tú te lo creas…

  6. Marcela dice:

    Hola Cristina. Terminé una relación poco. He leído varias de tus publicaciones y como que me parece que mi ex tiene de todo un poco. Trato de ser lo más objetiva posible sin caer en victimismos ni paranoias, te agradecería con el corazón que me dieras tu opinión. Mi relación fue bastante corta, duramos de novios tan solo 4 meses, él desde el principio me dijo que quería algo serio conmigo, me dijo que jamás había tenido una relación seria con nadie, que ninguna mujer lo había inspirado a ser igual de detallista como conmigo, que yo era la mujer de sus sueños, rápidamente me dijo que quería casarse conmigo, que pasaramos navidades juntos, si no nos podíamos ver me decía que se sentía pésimo,me visitaba muy seguido de sorpresa, me escribía too el tiempo, me dijo que yo era su primer amor, etc. Yo pensaba que iba muy rápido pero pensaba que depronto estaba siendo muy desconfiada y sólo éramos de personalidades diferentes. Me deje llevar y me enamore, pero entonces cuando él se disgustaba (normalmente por cosas simples) me armaba unos shows tremendos, que yo no lo valoraba, que yo no daba lo mismo que él y se perdia varios días que no respondía mis mensajes ni llamadas, después aparecía como si nada diciendo que andaba ocupado y que no entendía mi preocupación. Yo empecé a ser la necesitada de él y él empezó a evadirme, al final me pidió tiempo, yo se lo di pesar de que no creo en eso. Al final nunca me quiso dar la cara ni explicaciones ni hablar, nada. Yo lo busque y nos vimos. Él me dijo que la razón es que decidio irse del país y que le pareció que era mejor dejar así, que me adoraba desde que me vio, que seguro se iba a arrepentir de dejarme ir, que él no quería que yo sufriera por culpa de sus malas decisiones, etc. Seguimos hablando porque me dijo que me queria seguir viendo.
    , pero hubo algo que le escribí que le molesto mucho, me dijo que no quería estresarse por lo que yo le decía, que había decidido sacarme de su vida y me pidió que no lo volviera a buscar. Sé que lo mejor es dejarlo ir, pero sé me ha hecho muy difícil porque realmente me enamoré, y quiero salir de este estancamiento, hay dias que me dan muchas ansias de buscarlo, otros le siento rabia, otros me siento mal conmigo misma porque permití q me irrespetara. Ojalá leas esto y me ayudes. Gracias

  7. Anónimo dice:

    Hola Cristina. Me identifico bastante con lo que has escrito, y puedo confirmar que soy una pareja dependiente…me asusta lo que has escrito, de que “no sabe, ni puede amar.”
    Qué puedo hacer en mi situación? Crees que alguna vez podré amar sin esperar nada?

    • cristinalago dice:

      Hola Anónima,

      Bueno, yo creo que el amor de pareja ha de ser recíproco, lo de amar sin esperar nada a cambio lo veo más bien de madre Teresa de Calcuta 🙂

      El problema de la dependencia, en un sentido patológico, es que te anulas como persona y si te anulas como persona, al final no tienes gran cosa que dar…te pasas la vida pidiendo, pidiendo y pidiendo.

      Y por demás, la persona dependiente no sabe ni puede amar…mientras sea dependiente. ¿Quién dijo que ha de serlo toda su vida? Vamos cambiando constantemente.

      Un buen ejercicio si te sientes de esta manera, es recordar, que cuando te sientas sola, o vacía, o angustiada, en lugar de buscar una pareja (o dejar a la que tengas), haz algo con tu vida, responsabilízate tú de llenar ese vacío. Si conviertes esto en un hábito mental, verás que la cosa cambia.

      Abrazos y ánimo!

  8. angelica dice:

    Hola, otra vez, estaba leyendo el articulo sobre las parejas dependientes y ahora caigo en la cuenta que mi pareja, desde un inicio de la relacion siempre fue dependiente….sin yo darme cuenta pues decia que no podia vivir sin mi, que sin mi se moriria, estabamos juntos casi 20 hras al dia, tenia celos hasta de mi sombra, y yo en mi afan de que no sintiera tan con tanto temor, volqué todo mi amor en el, y empece a perderme a mi misma, y despues de que el logro tenerme bajo su completo control, su entusiasmo por mi empezo a decaer hasta el grado que deje de interesarle…y ahora yo no se como salir de esta relacion tan toxica, donde el no demuestra ni gota de interes por la relacion, mucho menos por mi…..auxilio!!! necesito ayuda urgentemente. Gracias

    • cristinalago dice:

      Hola Angelica,

      Necesitarás revertir el proceso de aislamiento y obsesión en el que tú misma te has metido para atender los problemas de esta persona y volver poco a poco a tu ser, resolviendo no su dependencia, sino la tuya propia que te ha llevado a engancharte a alguien de estas características.

      Lo mejor que puedes hacer es hablar con tus seres queridos de lo que está pasando, reconocer que tienes un problema/obsesión/adicción y que necesitas su ayuda y apoyo. Sólo este gesto te va a quitar una tonelada de angustia de encima. Mientras te sientas sola y con toda tu energía enfocada en la relación, te va a resultar muy difícil tomar decisiones de cualquier tipo.

      No sientas ningún reparo o vergüenza de hablar de ello. Muchas veces las personas que hemos estado en estas situaciones escondemos lo que nos sucede, porque pensamos en que nadie va a comprenderlo, en que se nos va a juzgar, o en que no debemos molestar a otras personas con nuestros problemas. Olvídate de toda esa mierda: te van a comprender mejor de lo que crees, quien te quiera, no te va a juzgar y contar tus problemas a tu gente es de todo, menos una molestia.

      No lo dudes, te dará muchas fuerzas.

      Abrazos y muchos ánimos

  9. Patricio dice:

    Hola Cristina! Me gustaria saber si me puedes dar una opinion con respecto a un problema… Mi pareja es muy dependiente (ella cree lo contrario) sin embargo de un tiempo aca hemos decidido hacer una vida juntos y en pareja. Se mudo a mi departamento de la noche a la mañana (yo vivo con mi hermano de 24 años) y su salida fue forzada, esto sucedio por la razon de que en casa de su madre representaba una molestia financiera y su aporte en trabajo domestico es muy poco. En fin, se vino a vivir conmigo. Hice una ampliacion en mi habitacion para que entraran sus cosas y nos fijamos como meta vivir completamente solos en un plazo de cuatro a cinco meses aprox. El tema es que han pasado 6 meses y aun no hemos podido independizarnos. Al principio todo iba bien, ella aportaba lo que podia en dinero y trabajo domestico y yo trabajaba todo el dia y llegaba casi en la noche. Aclaro esto porque mi trabajo a veces es muy duro y me complica realizar labores domesticas. A esto debo agregar que antes de que ella viviera conmigo yo era un hombre muy feliz, vivia de una manera casi hedonista y me alimentaba de chatarra (que me encanta) pero ella lleva una dieta especial y mas cara, que requiere de preparacion y tiempo que no siempre dispongo. Asi que cambie McDonalds por ensaladas y pollo y me mato de hambre todos los dias. Lo peor es que tuve que aprender a cocinar para ella y detesto esa actividad (y ella siempre lo ha sabido) y la verdad es que pasa el dia mayormente viendo series en internet y acostada y solo empieza a hacer cosas cuando llego a la casa y esto con el fin de que la ayude, porque dice que no le gusta hacer esas cosas sola. Debo añadir el hecho de que a veces me hace berrinches porque se aburre de comer lo mismo o porque las medicinas saben mal. Hace mucho tiempo que he pasado a ser su sostenedor y parezco su padre mas que una pareja. Solo salimos a ver a su familia y no le interesa hacer otras cosas a pesar de que le sugiero otros panoramas. Quiere estar conmigo todo el tiempo y a mi me gusta tener cierta libertad. Lo peor de todo es que debo financiar su transporte , comida y vicios recortando los mios. Este es un problema que ya he intentado conversar con ella pero llora constantemente diciendo que se siente una carga pero tampoco busca una solucion. Su argumento principal es que ella esta estudiando y no puede trabajar en cualquier cosa porque los horarios de la universidad son estrictos. Esto me ha generado una inestabilidad emocional bastante alta, estoy un poco desesperado y no se que hacer. Lo cierto es que la amo y ella tambien dice que me ama, pero creo que solamente me necesita. Espero que despues de leer este testamento puedas arrojarme alguna luz.
    Muchos saludos!

    • cristinalago dice:

      Hola Patricio,

      Independientemente de lo mucho que amemos a una persona, hemos de determinar si ese amor es sano y bueno para nosotros e incluso para quien amamos. Entre tú y yo ¿de verdad crees que le estás haciendo algún bien a esa chica haciéndoselo todo?

      Comentas que ella es dependiente, pero la figura de quien se hace cargo del dependiente, enfocándose en resolverle la vida, también lo es: se denomina codependencia. Si has intentado ya hablar con ella y no hay manera humana o divina de establecer un diálogo, sólo quedaría plantearse un cambio de situación. Yo te recomendaría reflexionar detenidamente el devolver a tu pareja a su casa, pues es evidente que no está ni preparada para una convivencia de pareja, ni para una relación de adultos y está perpetuando su rol de niña consentida contigo como sustituto de su familia.

      Abrazos

  10. Anónimo dice:

    Hola Cristina, soy un chico de 18 años y te quería comentar mi situación por si algún consejo me puedes dar, tú o quién sea…
    Intento resumir:
    Hasta los 13-14 años vivo en una ciudad en la que por mi carácter (vergonzoso, cerrado, baja autoestima,…) apenas hago amigos ni vínculos. A los 14, me voy con mi padre y su pareja a otra ciudad bastante lejana. (mis padres se separan a los 6 años y estaré 5 años sin tener relación con mi madre). Allí, empiezo 3º de la ESO en una clase en la que hago un grupito de amigos y amigas, entre las cuales se encuentra la protagonista (mi, actualmente, ex-pareja). Ella tiene novio con el que lleva casi 1 año pero durante el curso vamos tonteando cada vez más hasta que ella deja a su novio. Yo me había enamorado por primera vez. A la semana de esto, quedamos y nos besamos por primera vez, y al mes y medio tenemos la primera relación sexual (para mi, la primera). No tenemos ninguna relación porque ella tiene un carácter muy diferente al mío: es abierta, sociable, y presenta una fuerte oposición las relaciones amorosas (mientras yo estoy enamorado de ella en silencio).
    Pasa el resto de curso y un verano, en el cual esta con otro chico unos 4 meses. Yo, no tengo ninguna relación y sigo pensando en ella, pero durante todo ese tiempo, no hablamos, y siento una gran inferioridad respecto a ella.
    Al inicio del curso siguiente, decido “declararme” y empezamos una relación por primera vez. A los 3 meses me deja por teléfono y se va con otro. Dos meses despúes, en el viaje de fin de curso me relaciono con un grupo de chicas, y ella viene a mi: volvemos. Es en este momento dónde empieza la verdadera relación, ella dice que quiere centrarse y elimina aparentemente sus rechazos al amor. Conozco a sus padres, conoce todo de mi, esta a mi lado en el rencuentro con mi madre después de 5 años…ella se convierte en mi amiga, mi madre, mi hermana, se convierte en mi todo y me doy cuenta de que soy 100% dependiente de ella (lo cual también se lo confieso y hablo con ella). Me paso la vida con ella y tengo un vínculo muy fuerte con su familia, más que con la mía. Empiezo a tener unos celos enfermizos, ya no de sus ex’s, sino de su mejor amiga, de la que muevo tierra y mar para separarla y para que deje de hablarle. Así lo consigo, los dos nos aislamos en nuestra relación y hacemos la función de mejores amigos. A medianos del año siguiente, me deja por móvil, corta todo el contacto y me dice que ella no quiere esta relación. Yo, consciente de mis graves errores y de mi manera de ser, quiero cambiar, y después de arrastrarme, suplicarle, y llorar lo que no está escrito, empiezo a ir a una psicóloga, con el fin de cambiar esa dependencia emocional y control sobre la pareja.
    Durante estos seis meses siento en mi un gran cambio, me evado de la realidad a base de fiesta , siento que la he olvidado y tengo claro que jamás volveremos a estar juntos. En Junio, ella habla con un amigo mío y me manda unos mensajes, presuntamente sin intención alguna, que me erizan la piel, diciéndome que siempre me amará, etc… (Durante los seis meses no mantengo ninguna relación, ella, si, aunque no sexuales porque dice que no puede con nadie más que conmigo)
    Yo inicio el contacto con ella, y, aunque parezca imposible, volvemos. Los dos nos independizamos y vamos a vivir fuera para estudiar la carrera, y progresivamente volvemos a estar mucho tiempo juntos. Esta vez, tiene relaciones con amigas, sale de fiesta y yo ,me presento ante ella comprensivo, le demuestro que puede ser transparente conmigo y que me lo puede contar todo sin yo volverme loco. (Cabe decir que durante la historia que he contado ella me engaña dos veces con otro chico y abundan las mentiras, según ella, por mi posible reacción).
    Los dos estamos enamoradísimos, algo que caracteriza nuestro amor, pero a mi me molesta aveces con quién va, y tengo alguna, muy puntual, reaccion de celos o llorar por recordar algo que me cuenta de cuándo no estábamos.
    Durante este tiempo, cuando ella comete un error, no pide perdón, se agobia y me ignora diciendo que la deje en paz y que quiere espacio (esto despues de mentirme o cometer algún error ella!) Yo, reacciono yendo a ella y arrastrandome, hasta que volvemos a estar juntos. Me arrastra el miedo a lo que pueda hacer, a no verla nunca más…

    Hace una semana, se agarra a una reaccion de celos de mi para decir que no quiere saber nada mas de esto. Via redes sociales empieza a subir fotos diferentes, a seguir a muchos chicos, etc. Yo voy a su casa con un anillo y un regalo, ella lo coge, y se va. Vía mensaje dice que me ama y siempre me amará, que es consciente de que he cambiado, pero que mi manera de amar y mis manías no pueden con ella. A pesar de esto, “siempre serás el único para mi”, me dice.

    Esta vez no me he arrastrado porque se que ella no lo quiere, pero no veo posibilidad de ser feliz sin ella, no me imagino vivir sin ella, todos los planes de futuro que teníamos.. me siento sin ganas de vivir, ella es la única chica con la que he estado, y aunque todos me dicen que soy joven, guapo, y tengo mucho mundo por conocer, no tengo ganas de conocer ni estar con ninguna chica que no sea ella.

    Lo siento por la parrafada, si alguien me da un consejo, bienvenido será

    Tu blog me está ayudando mucho, siempre que me viene el bajón lo leo. Muchas gracias de verdad

    • cristinalago dice:

      Hola Anónimo,

      Imagino que por la página ya habrás leído sobre el proceso de duelo y sabrás a estas alturas que todo lo que estás sintiendo ahora mismo es muy normal y aunque no es precisamente una etapa agradable, tanto los pensamientos y sentimientos que estás experimentado ahora mismo, son temporales, no permanentes.

      Aunque siendo tu primera experiencia sentimental importante, tengas la idea de que el amor es así, algo tormentoso, obsesivo, dañiño y lleno de maltratos mutuos, las buenas noticias es que el amor no tiene nada que ver con todo esto y que además, no nacemos sabiendo amar, lo aprendemos con los años y las experiencias que vivimos. Algún día, cuando conozcas ese amor que sólo entiende de dar, de hacerse mejor cada día, de verse puro y sin miedo, encontrarás sentido al dolor y a la pérdida, porque ellos son las guías que te llevarán a donde realmente tienes que ir.

      Podría decirte lo mismo que te dices tú o que te dicen amigos y familiares: eres joven, guapo y tienes mucho mundo por conocer. Y así es. Pero ahora mismo, de lo que tienes que ocuparte es de otra cosa: de aceptar, asimilar, comprender y perdonar. Aceptar que amar a una persona no es generarle sufrimientos constantes; asimilar que el amor no es suficiente para sostener una relación; comprender que mientras no tengas amor por ti mismo, no podrás ofrecerlo a otra persona; y perdonar el daño que te hicieron y el daño que tú hiciste.

      Y esto con unas buenas y liberales dosis de contacto cero, tanto por ti mismo, como por hacer el primer acto de amor verdadero de tu vida y dejar ir a quien no es feliz a tu lado.

      Abrazos

  11. Anonimo dice:

    Hola Cristina. Muchas gracias por este blog
    En mi caso ha habido también una clara lelacion tóxica de dependencia y codependencia.
    A mi, como dices, me ha dejado la persona dependiente y, por un lado, me siento tremendamente dolida (he sido un juguete al que se ha usado para cubrir una carencia) y por otro, enfadada, porque me dejó echandome la culpa y en pleno ataque de celos.
    Mi pregunta es si esto es lo habitual en este tipo de personas y sus relaciones

    • cristinalago dice:

      Hola Anónima,

      La dependencia en realidad, es en gran parte, inmadurez emocional. Inmadurez que todos tenemos en un mayor o menor grado. Muchos comportamientos propios de la dependencia, los encontramos, por ejemplo, en los niños pequeños. ¿Qué hacen los niños pequeños cuando son pillados en falta, o cuando están a disgusto, pero no son capaces de reconocerlo? Culpan, lloran, se hacen las víctimas, montan pataletas…No es extraño ver que perviven algunos de estos recursos en personas adultas que no han crecido en muchos aspectos.

      La madurez entre otras cosas, es responsabilidad, sobre uno mismo y sobre la propia vida. Cuanto menor responsabilidad, más victimismo, que viene a ser algo así como el extremo contrario. Y dado que una relación codependiente es una relación realmente inmadura, los comportamientos que comentas se dan muy comúnmente y en ambas personas. La única diferencia es que el discurso del dependiente es: “¿Cómo me haces esto a mí? y el del co-dependiente es más bien: “¡Con todo lo que he hecho yo por ti!”. Pero vienen a ser la cara de la misma (inmadura) moneda.

      Abrazos!

  12. Srta. Gossip dice:

    Hola Cristina, me gustan muchos tus articulos y las respuestas que das a tus lectores. He aprendido mucho sobre relaciones, y a conocerme un poco a mí misma eso es siempre de apreciar.

    He aprendido que soy una persona dependiente, al menos de mis parejas, quizás no al extremo que planteas en este artículo pero si hasta cierto punto, en realidad disfruto ‘poseer’ a mis parejas y que estas estén dispuestos a dejarlo todo por mí, cuando tengo esa certeza es como si la ‘soltara’ y esa dependencia se va disminuyendo, así por ejemplo si sé que mi pareja dejaría de ir a un partido de futbol con sus amigos por estar conmigo, pues yo le insistiría en que fuera sin embargo si veo que para él es más importante el futbol que yo pues ya habría problemas. Este ha sido un poco el patrón común en mis relaciones afectivas.

    Hoy en día estoy con un muchacho, que aparentemente es muy independiente, y eso me ha creado una especie de adicción a la relación, porque el muchas de las veces no sede a mis caprichos/control/victimismo. Por ejemplo deja de atender mis llamadas aunque le diga que me está dando un ataque de ansiedad (y que realmente tengo), no sede ni una pizca a mis demandas, etc…
    Tengo que decir que aparentemente es independiente, pero en realidad él estuvo inmerso en una relación muy larga de más de 5 años donde su ex pareja era muy controladora, vamos era yo multiplicada por 20…y estuvo con ella en donde la mitad de la relación ya no deseaba estar a su lado sin embargo nunca le termino. Él me cuenta que su expareja tenía una competencia fuerte con él en todo, le exigía cosas absurdas y le montaba pollos increíbles por celos hasta con su propia familia, según él se fue desilusionando por todo esto la relación se fue desgastando, y en determinado momento ella cambio su actitud pero ya era muy tarde.

    Me gustaría hacerte dos preguntas visto esta situación : le ves futuro a esta relación?.. Por un lado sé que yo nunca podría anularlo o controlarlo, y pues yo no caería en ese ‘aburrimiento’ que apuntas y que entiendo perfectamente, pero el siendo una persona que es atraído a personas ‘controladoras’, cuando ya no hay esa especie de control y aprisionamiento ya le deja de interesar la persona?. Tengo entendido que una de las formas para acabar con esa dependencia es pues tener otros ámbitos en tu vida igual de importantes que tu pareja, y eso es una buena clave para poder mejorar mis relaciones afectivas. Que puede estar en nuestras manos para que esta relación funcione y sea duradera?..
    Muchas gracias por tus consejos y por tus artículos maravillosos, no solo son los consejos sino como escribes, leerte es un placer.

    Pd: co-dependiente y dependiente? Viene siendo lo mismo, cual es la diferencia?…

    • cristinalago dice:

      Hola Srta.Gossip!

      Es difícil determinar si una relación que a priori es más o menos normal, va a funcionar o no. Lo importante es ver si funciona ahora mismo, si ambos están bien.

      Pienso que el hecho de que él te ponga límites, es algo bueno para ti, pues en parte la dependencia no deja de ser inmadurez afectiva, y si una relacion nos enseña a tolerar la frustración, a auto controlarnos y a comprender que las pataletas no nos llevan a ninguna parte, ya esa relación nos está haciendo un bien.

      Si dejas de mantenter una actitud controladora y demandante, pueden ocurrir dos cosas: que él sea la persona que te demande y exija a ti o bien que los roles de ambos evolucionen a otros más equilibrados. Siempre hay que tener en cuenta que las relaciones no son entidades estáticas, ni tampoco la personas, todos podemos ir desarrollando herramientas que nos permitan madurar affectivamente.

      En cuanto a tu otra pregunta, para que una relación funcione, no hay una receta universal, pero sí existen ciertas constantes que identifican a parejas felices: preocuparse más en lo que puedes dar tú, no en lo que te da el otro; estar dispuesto a aprender y a evolucionar; hablar mucho y tratarse generalmente con amabilidad y respeto. Esto se facilita si cada persona de la pareja se hace responsable de su propia felicidad y crecimiento interior. Aunque podamos dejarnos llevar por el ego, o por viejos patrones, que tampoco somos el Dalai Lama, es importante que ese buen hacer sea lo que predomine.

      Un apuntillo final: la co-dependencia es un término que se aplica sobre todo a relaciones en las que uno de sus miembros es adicto (dependencia del dependiente). Fuera de este ámbito, dependencia y co-dependencia vienen a ser muy parecidos.

      Muy interesantes tus preguntas 🙂

  13. Luna dice:

    ¿Y como haces si tu eres el dependiente y quieres dejar esa forma de amar tan enfermiza? Yo alguna vez hice un test sobre formas de relacionarme y resulté ser una persona con apego ansioso (teoría de los apegos), aunque no me identifico totalmente con la avalancha que describes en esta entrada la verdad es que me cuesta relajarme en mis relaciones, me engancho muy rápido de personas que sé que no me convienen y sufro mucho pensando en que cualquier cambio de patrón es una mala señal, que en cualquier momento me van a dejar, que no soy lo suficiente, que no me quieren, etc. Sé que tiene que ver mucho con la autoestima, pero créeme que cuando tienes la autoestima baja no sabes cómo hacer para sentirte mejor. Sería una linda entrada y muy ilustrativa para varios si nos das algunos tips para sobrellevar esto y ser más seguros 🙂

    • cristinalago dice:

      Hola Luna,

      Pues lo primero, recomendarte que no te encierres en una categoría concreta. Aunque tranquiliza y ayuda conocer la información acerca de ciertos comportamientos y miedos que tengamos, el establecer un diagnóstico tan rígido no hace justicia a la complejidad y singularidad de cada persona.

      En tu caso, quizás sea un poco complicado abordar directamente el tema de la autoestima con técnicas. Muchas veces lo que más nos ayuda es simplemente irnos construyendo una vida propia que nos satisfaga, porque estas dependencias y estas idealizaciones suelen ser producto de un cierto “síndrome del príncipe azul”. Es decir, un “me siento vacía, no me siento realizada, me quedo aquí esperando a que llegue un ser maravilloso que me rescate de mi vida”. Y como no existe tal cosa, el resultado es un rosario de constantes frustraciones.

      Si eliminas el “príncipe azul que me rescata” de la ecuación, lo que queda es que esta es tu vida, si no te gusta, si no te hace feliz, si faltan cosas, si te sientes mal con ello, az cambios. Entre ellos: desde hacer deporte hasta apuntarte a un voluntariado, desde meterte en un club de poesía, hasta apuntarte a un viaje en grupo ¡explora! La vida, como decía el pirata, es corta pero ancha 🙂

      Abrazos

  14. Desilusionado dice:

    Les cuento que lo que describen es totalmente lo que me pasó,fuimos compañeros de universidad me gustaba mucho,sabia que había algo raro en ella pero igual la conquiste,duramos cerca de 3 años,ella siempre me exigía que cambiará,le daban celos mis hobbies,mis amigos y todo lo que no tuviera que ver con ella,ella no tenía amigos y tenía un genio muy difícil,yo siempre trate de ayudarla en todo y la verdad tuve demasiada paciencia, hasta hace un mes atrás que me termino y me dijo que ya estaba saliendo con otro, nunca lo espere de ella ,si bien sabía que la relación venía mal nunca pensé que terminaría esto de esta forma,la verdad he estado con altos y bajos pero más que otra cosa me dolió la traición,haver confiado en alguien que no lo merecia

  15. Dulce dice:

    Hola Cristina!

    Esta fue mi situación, lo conocí a la edad de 16 años y él con 19, después de ocho años juntos, nos vemos el sábado 17/09 y al otro día decide terminar la relación. Ese mismo sábado le mande un mensaje preguntándole si le pasaba algo y me dijo que si, que teníamos que hablar sobre nosotros y sobre lo que a él le pasaba.
    Y me dice:
    1. Que yo merecía estar con otro tipo de persona
    2. Que él no era para mi, que no cumplía con mis expectativas
    3. Que él era egoísta
    4. No era completamente él cuando estaba conmigo, que no se demostraba tal cual es
    5. Que lo hacia ahora porque seguramente iba a ocurrir la misma situación nuevamente
    6. Que no me abrazaba porque iba a sentir como que todo regresaba
    7. Que lo intento
    8. Que es algo que le viene pasando hace unos meses, le pregunte desde cuando y me dijo que no sabia
    9. Que se comporto como un cobarde por como me trato el sábado
    10. Que él no estaba bien consigo mismo
    11. Que no me quería hacer sufrir, porque soy una buena persona, etc.
    12. Que no sabia si era su amor verdadero, porque solamente a estado conmigo
    13. Que es inestable emocionalmente, que es un niño, que no sabe lo que quiere.
    14. Que somos incompatibles

    A la noche lo llame por teléfono porque en ese momento, me quede con dudas, y le dije que necesitaba tener una razón verdadera, que él no comenzó la frase, “quiero terminar la relación porque…”, porque solamente me dijo como se sentía y lo que le pasaba, conversamos y le pregunto me amas? y me dice que no. Le respondo, porque no me dijo eso en la conversación y me contesta que era porque no se animaba, que era muy difícil.

    Comencé a recordar varias cosas e inclusive leer las cartas que me escribió, el caso es que él no se encontraba bien con él mismo desde hace un año y medio, es decir antes de conocerme, y que yo justo lo “salve”, que me quería, que se había enamorado de mi, sin siquiera ver una foto mía, no le mostré una foto mía porque no sabia quien era, lo conocí en una pagina de chat, imagínate también que con 16 años me quede muy sorprendida cuando me dijo que me quería, es decir conversábamos hasta la madrugada pero no estaba segura si eso era una demostración verdadera como para querer a alguien e igualmente le dije que si y que me pareció extraño, que él no hacia lo que le gustaba porque yo iba a terminar la relación, inclusive alentándolo para que haga lo que le gusta, cuando él no conseguía trabajo, en su casa le decían que era un vago, inútil, etc entonces yo lo reconfortaba. Sus propias opiniones le daban igual, a él le gustaba lo que a mi me gustará.

    Para mí, él jamas me amo, como que me manipulo para que lo quisiera y lo logro, como que fui su escapatoria a todo lo que le ocurría, inclusive me dijo, “que se sentía bien estar conmigo”. Ahora como comenzó a tener un trabajo estable y la aprobación de su familia y amigos, a mi ya no me necesita.

    Admito que yo también tenia pensado terminar la relación, si seguía viendo que él no mostraba interés, es decir, en parte lo quería y tenia esperanzas, que podía ser una fase, hay que ser realistas ocho años de pareja no pueden ser todos buenos, pero a la vez me di cuenta que ni siquiera discutíamos, él no me contaba como se sentía en cambio yo constantemente si.
    Como decidió las cosas, fue brusco y duro, porque me dijo que me amaba y me extrañaba hace dos semanas atrás, y a la semana me besa y me abraza y a la otra semana termina la relación.

  16. Lady13 dice:

    Hola, yo estuve con mi chico 4 años, a los 4 años el decidió dejarme y a la semana ya estaba con otra chica (con la que empezó a vivír la relación de manera rápida…lo que conmigo tardo dos años en hacer con ella lo hacía a las dos semanas), mientras estaba con esta chica el no paraba de mandarme mensajes preguntandome que tal estaba, o si le decía que iba a irme un tiempo a vivir fuera me decía que si me iba se moría, o si le decía de ir a otro sitio me decía que si podia ir conmigo….(yo estaba súper confundida porque seguía enamorada de el y me encantaría hacer esas cosas que me decía, pero….el tenía nueva novia, ¿porque entonces me decía esas cosas?)

    Cuando ví que habían pasado 3 meses y el seguía con su nueva chica decidí decirle que aun sentía por el y prefería aplicar contacto 0, el me dijo que como iba a hacerle eso que me necesitaba porque estaba con depresión…así que al final cedí y seguí en contacto.

    A los 5 meses me dijo que lo había dejado con su chica y que hacía tiempo que solo se acordaba de mi que le gustaría volver y que se había equivocado, después de muchos intentos al final caí y volvimos, a pesar de todo el daño que sentí cuando me dejo y ver que estaba con otra persona y que cuando estaban juntos apagaba el móvil….., pero no duramos ni 2 semana…porque al quedar con el me di cuenta que buscaba excusas para desaparecer mientras estaba conmigo y llevarse el móvil para escribir a su ex….( se lo llevaba al baño, a la cocina, otra vez al baño…) yo me enfade muchísimo y evidentemente no entendía porque quería volver conmigo y me decía que me echaba de menos pero luego estaba conmigo y buscaba momentos para escribirla a ella… aún sigo sin entender…..Actualmente estoy aplicando el contacto 0 desde ese día, me siento desubicada y triste….porque siento que le a dado igual todo y que le soy indiferente. Me gustaría saber tu opinión.¿crees que tengo que ser fuerte porque es dependiente emocional y volverá a buscarme?¿crees que realmente no me quiere?¿crees que el se seguirá acordando de mi y pensando que se equivoco?

    Un saludo y gracias de antemano

  17. SemillaAmarilla dice:

    Hola Cristina, sigues respondiendo a los comentarios? Me gustaria contarte mi historia y que me dieras tu opinion.. gracias

  18. Alfonso dice:

    Hola Cristina, como estas?

    He estado leyendo los comentarios bajo este escrito y me he dado cuenta de algo, que las 3 parejas mas importantes que han pasado en mi vida, las mas longevas por así decirlo encajan en este perfil de dependencia. Una de ellas era tan dependiente que no tenía ni aspiraciones personales, nunca quiso emanciparse trabajar cosa que termino aburriéndome, yo era su padre, le compraba hasta las bragas…así pasamos 7 años en esa lucha, y la otra era terrible si algún momento yo hacía amago por terminar la relación me hacía unas escenas de ataques fingidos de ansiedad, me quería manipular, en fin super dependendiente, y era algo extraño cuando yo la conoci era una mujer muy echada pa lante pero cambio …la quería, pero me terminé fastidiando, no queria que muriera, se suicidara o algo por mi culpa.. tu has sugerido que insconcientemente personas como yo buscamos ese perfil?, a que se debe esto?, como es posible si yo mismo me termino cansando … en primera instancia una mujer que sea independiente no la encuentro atractiva…que carencia tratamos de suplir inconscientemente con personas de estos rasgos?…

    He estado tratando de analizarme, pero todavia no entiendo.. me gusta tener la situación controlada, sera eso?. ..me gusta controlar y ser el que manda…

    • cristinalago dice:

      Hola Alfonso,

      Hablas de relaciones de pareja co-dependientes, donde hay una persona aparentemente débil a la que hay que cuidar (tus parejas en este caso) y una persona que es adicta a esta debilidad, que necesita ser necesitado (tú).

      Cuando esto se produce de forma reiterada, los mecanismos inconscientes que lo mueven, serían algo así como: “Yo quiero amar y ser amado como todo el mundo, pero temo a la pérdida y al abandono, por tanto, no me atrevo a unirme a personas que no dependan de mi, ya que podrían irse en cualquier momento. Por tanto, me siento vinculado a parejas dependientes que no puedan vivir sin mi y que por tanto, no puedan abandonarme”.

      Evidentemente el deseo de controlar a la otra persona es una defensa.

      Muchas veces el origen de este patrón es la infancia, y en concreto la relación con un padre o madre invasivos o muy ausentes. Te recomiendo especialmente un libro llamado “La adicción al amor”, de Pia Mellody. Trata de relaciones co-dependientes y de estilos de apego y analiza profundamente estos patrones.

      Abrazos!

      Abrazos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s