Los eternos amigos de whatsapp

Publicado: marzo 31, 2016 de cristinalago en Cómo encontrar el amor
Etiquetas:, , , ,

wwwwp

 

Habéis intercambiado fotos, profundas confidencias, tecleos intempestivos a las 2 de la madrugada y lluvias de emoticonos de todos los colores. Entonces ¿por qué no quedáis nunca? 

Antes de demonizar al medio, observar que los eternos amigos de whatsapp no son una especie novedosa: son la digievolución de los amigos eternos de e-mail y los amigos eternos del messenger. Aunque se pueden pescar en la vida ‘real’, el mayor contingente de eternos amigos cibernéticos proviene, actualmente, de páginas de contactos, chats y otros reductos de personas que buscan no se sabe qué cosa, con no se sabe qué persona, para no se sabe muy bien qué.

Los eternos amigos de whatsapp suelen empezar a muy alta intensidad marcadora y emoticonera. 2 semanas en modo 24/7 y unas cuantas dioptrías después, tenemos a un colega del alma que ya se sabe todos nuestros traumas de la infancia, las perrerías de nuestros ex novios y ex novias y si nos ha dado por lo erótico-festivo, hasta la marca de nuestra ropa interior o la medida de nuestro poderío genital.

Hasta aquí, ningún problema. Dos personas se encuentran, dos personas conectan, dos personas están la mar de entretenidas dándole a la tecla y la mayor preocupación que pueda existir en esos momentos se reduce básicamente a quedarse sin batería en medio de alguna conversación especialmente intensa.

Con el tiempo, lo más habitual es que esa intensidad se diluya un poco, cada whatsappeador vuelve a su normalidad y la amistad se mantiene o se va volviendo distante con el tiempo (y aquí no ha pasado nada).

Pero ¿qué ocurre cuando este mensajeo constante se convierte en el único estímulo existencial de una o de ambas personas? ¿Cuando no recibir un buenos días, o unas buenas noches desata la ansiedad, el pavor o las dudas? ¿Cuando se empiezan a colar los te quieros, me muero de ganas de estar contigo, besarte, follarte…

…y sin embargo, por razones misteriosas, nunca pueden quedar?

Si estamos en este punto, detengámonos un momento aquí.

Tu idea: he conocido a una persona, tenemos una conexión increíble, hablamos todo el día, me estoy empezando a enganchar.

La realidad: tienes una relación fantasma con un desconocido creada a base tan sólo de palabras en un servicio de mensajeria instantánea.

De palabras ya ha tenido un buen rato y las meras conversaciones ya no producen el chute de los inicios. Es hora de pasar a los hechos.

Me pone excusas. Me dice que necesita tiempo. Me cuenta que antes de querer conocer a alguien, prefiere hablar por el whatsapp.

Uno de los consejos más frecuentes que doy a la personas que se encuentran iniciando amistades virtuales con vistas a algo más, es que no se hagan grandes expectativas hasta que conozcan en carne y hueso a quien tienen al otro lado de la pantalla. ¿Por qué digo esto? Porque tendemos a adjudicar a las conversaciones de whatsapp una mayor intimidad e implicación de la que realmente tienen. La comunicación instantánea tiene un punto adictivo: es un estímulo instantáneo que satisface rápidamente una necesidad, razón por la cual existe un verdadero síndrome de abstinencia cuando la mensajería baja de frecuencia o desaparece, obligando a reencontrarnos con un vacío previo que antes sólo picaba y ahora, duele.

Cuando la otra persona no quiere materializarse, puede ser por muchas razones. Hay gente que tiene problemas de depresión, fobia social, etcétera…que sin embargo matan su soledad con este tipo de relaciones virtuales.  Hay gente que tiene pareja y busca tan sólo una fantasía amorosa sin riesgos con la que escapar de sus rutinas o de sus insatisfacciones vitales. Hay gente que no quiere pareja, o no le interesas como pareja, pero se engancha a la atención que le dispensas y al hecho de tener a alguien siempre ahí. Yo conocí tres casos diferentes en mi propia experiencia: un chico que acababa de dejarlo con su novia de toda la vida y sólo quería alguien con quien charlar, valiéndose de todo tipo de zalemas, estrategias y excusas de lo más variopinto para no quedar; un hombre casado; y alguien que literalmente, era adicto al whatsapp.

Los motivos son diversos, pero ninguno de ellos es tu problema o puede ser solucionado por ti.

¿Qué hacer con una relación de este tipo si lo que queremos es avanzar e ir a más? En primer lugar, rebajar la dosis de enganche psicológico, intentando dejar el móvil tranquilo, por lo menos cuando estemos con otras personas o haciendo alguna actividad que nos interese. Intentemos dejar de depender de estas conversaciones y centrémonos en otras cosas de nuestra vida que nos hacen sentir bien.

Una vez distribuyamos las intensidades más equilibradamente, tenemos la opción de hablar con toda naturalidad con nuestro amigo whatsappero y proponerle directamente día y hora para veros. Si nos da largas, si no puede pero tampoco propone nada alternativo, podemos ser más directos y decirle que no nos interesa mantener una relación sólo por whatsapp: o para los menos asertivos, existe la posibilidad de ir progresivamente disminuyendo las conversaciones y tomando una discreta, y educada distancia, aparcando de momento la posibilidad de esa relación y enfocándonos en otras posibilidades más asequibles y cercanas.

Si esta persona realmente tiene interés en ir por el mismo camino que nosotros, tendrá su espacio para reflexionar si no le compensa superar sus limitaciones o miedos para conocernos.

Y si no le compensa, ¿te compensa a ti?

Anuncios
comentarios
  1. Mer dice:

    Hechos y no tecleos. Lo leí en uno de tus brillantes artículos. Sobresaliente nuevamente. Gracias por enseñarnos.

  2. Anónimo dice:

    Me haces reir a carcajadas con tu forma de enfocar las cosas, haces que lo complejo parezca fácil , sin quitarle el peso del dolor que a veces nos ocasiona.

    Yo que como buena amorilica, he caído en ese mundo de imposibles, improbables y donde la creación está a toda producción, y considero acertadas las recomendaciones, si el whatsappeador de turno se hace el princes@ inalcazable, mejor dejar espacio que ocupar tu espacio con fantasias de cuentos.

    Mil besos y gracias por estar siempre

    • maty dice:

      Hola

      A mi también me hace reír ! Si te gusta este humor te recomiendo que te leas ” mi color favorito es verte” de Pilar Eyre .

      Saludos!!

  3. Anónimo dice:

    Me has dejado en ascuas cuando dices:

    ” Yo conocí tres casos diferentes en mi propia experiencia: un chico que acababa de dejarlo con su novia de toda la vida y sólo quería”

    Y no sigues la frase…

    ¿Es un nuevo método psicológico para que entendamos hasta qué punto una conversación electrónica nos puede llevar a convertirnos en un Sherlock Holmes en busca de respuestas ….?

    Lo digo porque ya me he puesto a darle vueltas al tema y se me han ocurrido 300 posibilidades….

    En otro orden de cosas: Muchísimas gracias como siempre por tus palabras y tus consejos.

    • cristinalago dice:

      Jajajajajajajaja, pues no es mala idea, no…Fallo mío, con el ansia de publicar le di antes de tiempo 😉 Ya tenéis las misteriosas historias de mis chicos whatsapp en el artículo.

  4. Ananda dice:

    Que buen post!. Y que gran verdad! Yo estuve pendiente de un tío cuatro años no por watsap, sino en persona, como un amigo- que- no- se- sabe- de- qué- va, y viene a ser la misma situación.
    Hasta que decidí tomar las riendas de mi vida y concretar posibles situaciones con otros dos candidatos: Uno de ellos se ha revelado como un hombre maravilloso con el que estoy viviendo una de las mejores etapas de mi vida.
    He aprendido que, en el fondo, la que no se aclaraba del todo era yo. De ahora en adelante, nunca pierdo en tiempo con nada ni con nadie.

  5. Anónimo dice:

    Cristina, solo felicitarte y darte las gracias por tus artículos, son¡¡¡¡ EXCELENTES!!! . he leído en otras páginas, y desde que descubrí la tuya soy tu fan número uno!

  6. cayetana dice:

    Genial Cristina !! mil gracias!! tambien recuerdo una frase tuya de otro post, “las conversaciones por whatsapp no contabilizan”, …el/la que quiera hablar con nosotros siempre tendrá un rato para un café.

    besos

  7. Juanky dice:

    Me fascinó. Creo que muchos de los que ya le entramos a las redes sociales para conocer gente hemos pasado alguna vez por este eterno episodio del whatsappeo.. y sí, como bien dices sólo se alimentan fantasías, se llenan huecos de forma muy provisional. Desde mi experiencia, aquellos que en mensajes parecen muy desinhibidos y seguros de sí mismos en el fondo son todo lo contrario, pues claro, a través de los mensajes pueden ser otros. Yo conocí a un chico un mes después de yo proponer vernos y la realidad era completamente opuesta a los mensajes… y mis enormes expectativas se fueron por la tubería, jaja!! Comprendí por qué el encuentro tardó tanto en llegar. Y ni siquiera fue un asunto del físico, era completamente un asunto de personalidad. En fin, otra vez diste en el clavo querida Cristina. Gracias! Saludos desde México.

  8. Anónimo dice:

    Esta entrada está muy bien siempre y cuando esos amigos sean o vivan cerca de ti, pero cuando tienes una relación a distancia, básicamente es la mejor manera de estar en contacto con la otra persona.
    Por canales de chat o conferencias.

    • cristinalago dice:

      Hola Someone,

      Evidentemente, si no hay posibilidad física de conocerse en el corto plazo, hay que suplir esa carencia con los medios de los que se dispongan, aunque aquí ya hablaríamos de relaciones a distancia, que son un tema aparte.

      Abrazos!

  9. isis dice:

    Hola Cristina:
    a mí me pasa algo muy curioso con lo de eternos amigos de whatsapp!! Hace tiempo estuve “liada” con un amigo y este amigo digamos que por un favor que le hice me quiere siempre invitar a una cena.
    La verdad es que yo le tengo cariño y lo quiero mucho como amigo, pero me lleva diciendo que me invita a la cena MESES con frases de: ” a ver cuándo vamos” ” tenemos que ir al restaurante que te prometí”. Al principio, la verdad es que me hacía ilusión, pero han pasado ya más de 6 meses de esto y la verdad es que cada vez que leo por whatsapp esa frase tengo duda: o hacerme la loca y decir, sí sí a ver si vamos o decirle que estoy hasta el moño de escuchar siempre la misma frase. Me cuesta un poco entrontrar ese punto de ser politicamente correcta y asertiva. Cuántas veces escuchamos el tenemos que quedar o a ver cuándo quedamos a tomar un café y pasan los años y nada?
    Tienes cristina alguna “frase gancho de contestación para estas cosas”? Agradecida!

    • cristinalago dice:

      Hola Isis!

      Yo para esos casos tengo una respuesta infalible: “¡Genial! Dime día y hora para ir cuadrando”. Y si se lo dices por whatsapp añades uno de esos emoticonos sonrientes 🙂

      Abrazos

  10. isis dice:

    Ay Cris, cuántas veces he hecho eso ya…y luego te dicen, ah pues este martes y luego nunca se concreta. Es asertivo decir: mira, llevas más de 6 meses diciéndolo, eres un plomo y estoy aburrida? Qué difícil es ser asertivo y nice…carita sonriente!

    • cristinalago dice:

      Uhm, si ni con esas sale la cita, entonces toca asumir que esa persona en realidad no tiene muchas ganas de vernos. Así que ahora tocaría plantearse porqué perder el tiempo en conversaciones con gente a quien no le apetece demasiado quedar contigo. Y ahí ya puedes decirle tranquilamente que la relaciones virtuales no son lo tuyo y que cuando le apetezca quedar, que te avise; o tomar distancia e ir alejándote poco a poco (más sutil).

      Abrazos!

  11. Anna dice:

    Muchas gracias por el artículo, Cristina!

    Viene bien leer estas cosas de vez en cuando para recordar qué queremos y necesitamos de las personas. En mi experiencia, whatsapp cuanto menos, mejor. Si no se necesita para suplir una distancia geográfica, puede volverse peligroso. Se fantasea, se idealiza y se acaba por desvalorizar la realidad muchas veces en favor de esa relación fantasma virtual. ¿Hasta qué punto las de whatsapp son relaciones de verdad, si nunca se queda en persona, y nunca se pueden corroborar las palabras con hechos?

    Me encantaría que escribieras un artículo sobre algo que mencionas en este post: la gente con pareja que usa el whatsapp para evadirse de la realidad con personas a las que nunca se llega a conocer físicamente.

  12. Maríya dice:

    Hola! Se que mi comentario no tiene mucho que ver, y que lo que digo va a sonar a obsesa… pero quiero que me ayudes y me abras un poco los ojos…
    ¿POR QUÉ SE COMPORTAN TAN INDIFERENTE CONMIGO? Desde que lo dejamos no me da me gusta a NINGUNA foto, me da por mirar a otras amigas suyas y veo que alguna que otra vez si que les da… y yo bueno a él de vez en cuando… Me mata tanta indiferencia… ¿La indiferencia también demuestra interes? ¿Se trata de indiferencia o de que simplemente no ve las fotos porque no está pendiente al movil a todas horas? ¿Puedo llamar su atención de algun modo? >.<

    • cristinalago dice:

      Hola Mariya,

      Entiendo que me estás hablando de un noviazgo que se terminó ¿verdad? Si es así, ten en cuenta que hay rupturas tras las cuales la persona simplemente desaparece de tu viva y no le ve sentido ni siquiera a ser a tener una relación de meros conocidos. La indiferencia puede significar muchas cosas, depende del contexto puede usarse como un arma para atraer, o como una herramienta para poder olvidar.

      No puedes controlar lo que quiere o siente la otra persona. Si no desea mantener un vínculo contigo por las razones que sean, no es obligatorio.

      Abrazos!

  13. Pilar dice:

    Hola:
    ¿Un mes intentando quedar (sin éxito) es suficiente o he sido demasiado impaciente?
    Conozco a un chico desde hace un par de años. Nunca nos hemos tratado mucho, pero las pocas veces en que habíamos hablado notaba que me tenía cierta simpatía.
    Ahora hace un mes que nos hemos empezado a comunicar por WhatsApp. Se me ha declarado, hemos hablado de lo que haremos cuando nos veamos e incluso intercambiado algún mensaje más explícito,… Pero a la hora de quedar siempre le sucede algo que nos impide vernos o si le digo que me voy un fin de semana es justo el día en que a él me iba a proponer quedar.
    No está casado (con certeza) ni tiene hijos ni obligaciones mayores. Es alguien discreto y reservado, y en estos años no le he conocido pareja.
    Mi natural impaciencia, unido a que me había leído este artículo y me acordé de él, han hecho que mi interés se vaya desinflando y ya dé la historia casi por finalizada.
    Espero no haberme pasado de impaciente…
    Un saludo y gracias por tu respuesta,
    Pilar

    • cristinalago dice:

      Hola Pilar,

      Yo diría que con tres intentos de quedar sin éxito y sin una contrapropuesta en firme de la otra parte…ya sobran intentos. En un mes es tiempo de sobra para buscar hueco y quedar con alguien que te interesa de verdad. Piensa en otras personas con las que hayas tenido feeling y piensa si alguna de ellas te puso tantas pegas….

      Abrazos!

  14. Milly dice:

    Esta super bueno este artículo

  15. Marta dice:

    Cristina, dices en tus entradas que la vida nos pone una y otra vez ante la misma situación para que aprendamos. Me siento muy tonta por lo que me ha pasado.
    Hace unos meses entré en un grupo de teatro y había un chico muy simpático, no especialmente guapo, era el “líder” del grupo, muy querido por todos y con mucho carisma, y enseguida conectamos.
    Él está casado y tiene hijos, yo soltera. Comenzamos a hablar por WhatsApp cada cierto tiempo, quedábamos para ensayar, y los mensajes cada vez eran más seguidos. Yo a este chico lo vi con la autoestima muy baja, a pesar de ser el líder, no se valoraba y yo veía como que estaba un poco solo y que su mujer no le hacía mucho caso.
    Un día hablando los dos solos me dijo que le gustaba y que se sentía muy bien conmigo, quedamos otro día y nos dimos tres besos, fue una tontería, y me dijo que le gustaba muchísimo, que lo tenía loco y que nunca le había pasado nada igual, “pero que no podía”. Si te digo la verdad, yo nunca he querido estar con él, pues desde el principio no podía haber nada más que amistad, lo he visto siempre como amigo, aunque sí le he dicho que yo también me siento bien con él y que le echo de menos si no lo veo, etc. Ahora, parece que la que ha ido detrás de él soy yo, y me repite que si él pudiera, no dudaría en estar conmigo, pero no puede. Siento que quería buscar su triunfo, tenerme detrás de él y ahora que ya tiene el ego bien subidito, ha dejado de escribir tan a menudo, seguimos coincidiendo, pero ahora sí que es un trato de amigos normales.
    Pienso que en su día buscaba chatear con alguien, si estaba solo, tener a alguien para tomarse una cerveza, y que esto incluso le haya ayudado a estar mejor con su mujer. ¿Piensas tú lo mismo?
    ¡Qué mal me siento! Por imbécil, por no hacerme valer, por dejarme llevar (y eso que el tío no me gusta)… ¿Qué me aconsejas? Aplicar algo de contacto hasta que las aguas vuelvan a su cauce o comportarme como hasta ahora con él pero sin dar pie a situaciones que no sean de amistad?
    Gracias!

    • cristinalago dice:

      Hola Marta,

      Pues no te sientas para nada tonta, porque ni esto es una competición, ni aquí hay ganadores o perdedores. Intenta apartar por un momento el ego y mirar con los ojos de la comprensión y la compasión, sobre todo hacia ti misma y luego si eso, hacia la otra persona.

      Muchas veces los halagos, piropos, atenciones de otras personas nos resultan tan estimulantes que perfectamente podemos encontrarnos en situaciones en las que acabamos dando algo que no queremos dar a gente que realmente no nos interesa. Esto ocurre porque de alguna manera el hecho de que alguien nos muestre valoración (ese “me tienes loco”), nos parece casi como que nos diese un premio que estamos obligados a agradecérselo. Y esto es lo que te ha sucedido. Nada de lo que avergonzarse. Ambos tuvisteis el mismo problema, falta de autoestima y búsqueda de un estímulo externo para sentirnos mejor con vosotros mismos, sólo que en vuestro caso él fue el sujeto activo y tú el pasivo.

      Salvo que tengas claros referentes de estar ante un psicópata sin escrúpulos, lo más problema es que esta persona estaba en un mal momento y actuó por puro impulso con la única intención de buscar una manera de sentirse mejor. Puede que el coqueteo contigo le haya hecho sentir más valorado y eso haya revertido en una mejora de su situación (o no), pero ese ya es su problema, no el tuyo.

      Piensa en ti. Piensa en Marta, esta chica que es maja, que es buena gente y que se gusta en muchos aspectos, pero que tiene su faceta de inseguridad y de necesidad de aprobación, que le hace sentirse mal si le niega un beso a un supuesto pajarito herido.

      ¿De verdad te cae tan mal esa faceta? Pues a mí me inspira mucha ternura.

      En cuanto te veas tal y como eres, verás a los demás con mayor claridad y sin juicios, lo que te llevará establecer decisiones desde un punto de vista diferente.

      Si te daña la situación, toma distancia, no lo dudes. Cuídate tú, mantén un trato cordial pero no íntimo con este chico e intenta que esta historia revierta en un aprendizaje, pues de este modo, comprenderás que no hubo ataque hacia ti, ni nadie ganó a nadie nada en absoluto. Entonces quizás logres tratar a esta persona desde la compasión y descubras que no tiene poder alguno para hacerte ningún daño.

      Un abrazo

  16. Nico dice:

    Mi ex me dejo. Peleabamos muchisimo a lo ultimo
    Lamentablemente suplique, rogue, etc
    Al tiempo, aparece luego de tratarme de malas maneras a escribirme (encima se entera que conocí una chica que me ayudo mucho a levantar mi animo)
    Mi falsa ilusion me condenó.
    Me hice un adicto al whatsapp (incluso sabiendo que ya habia un tercero, el cual ella ocultaba)
    Y desde el dia a la noche, en mi casa o en el trabajo, hablaba con ella.
    Me tragaba mi orgullo, me dejaba arrastrar, manipular, insultar a esta chica, a mi, culpar, etc
    De golpe me hablaba como si fuera su pareja.
    Pero NO queria verme por el “daño” que le hice.
    Yo digo… si alguien te quiere, no va a intentar solucionar las cosas en persona?
    Fueron 2 meses asi, de ir y venir, de esperar un mensaje, de hablarme bien, de insitar a verme y de golpe cancelar todo.
    Realmente fue desgastante. Postergué mi duelo por una simple aplicacion de mensajeria
    Un dia dije basta y la deje ir, la bloquee de todos lados, ella insultandome por mi accion.
    A los 2 dias ya habia “vuelto” con ese 3ro.
    Es como que lo habia puesto en stand-by a el, para hablar TODO el dia conmigo pero por whatsapp…

    Quede destruido. Pero por suerte le puse un limite a la situacion.
    No logré NADA con esto. Solo dolor, falsas esperanzas,etc.
    Ella? Supongo que si… Ser su ex enamorado que la escuchaba en todo, cualquier pavada. Egoismo puro

    No saben el esfuerzo que me costó todo esto. Todo lo que intenté para darnos una oportunidad y mis sentimientos ni le importaron.

  17. tamure dice:

    Hola Cristina,

    Estoy confundida con lo de quedar con el amigo whatsappeador.
    Hace tiempo que hablo por whatsapp con un amigo con el que he tenido algo en el pasado hace años. Por whatsapp no nos contamos nada demasiado interesante, pero lo cierto es que tonteamos durante horas con cosas banales, bromas, etc. Este amigo me gusta y él lo sabe, cuando le digo que quedemos siempre pone alguna excusa, dice que por qué, que no hay una razón y en parte lo entiendo porque yo también siento la inseguridad de por qué quedar, ¿si el whatsapp no es real, qué razones tengo para considerar mis conversaciones como argumentos para quedar? A la vez, me siento contrariada porque siento que estoy a expensas de lo que él decida (si hablar de cosas serias o no, si quedar o no). A veces querría quedar y otras soy consciente de que no tiene mucho sentido porque en realidad, ¡no hay nada! y tampoco creo que construir una relación más profunda por whatsapp hablando de cosa serias, sea lo ideal y recomendable. No sé qué pensar, ¿debería pasar de pensar en quedar solo por 4 chorradas por whatsapp? ¿O debería sentirme mal porque yo querría quedar y el chico no?

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s