Amores en el trabajo: ¿destinados al fracaso?

Publicado: abril 28, 2017 de cristinalago en Cómo encontrar el amor
Etiquetas:, , , , , ,

La particularidad de las relaciones amorosas en el marco laboral, es que suelen ir acompañadas del don de la oportunidad. La cantidad de horas compartidas y la aparente cercanía y disponibilidad son las mayores ventajas de estas relaciones…y puede que acaben siendo sus mayores inconvenientes. 

Con el ambiente laboral ocurre como en el ambiente vacacional o en el ambiente de estudios. En él,  se crea como un microclima emocional que permite que florezcan relaciones que seguramente no hubieran  tenido lugar en el mundo exterior. Ya sea el aire enrarecido de los locales y oficinas, o las mutaciones orgánicas que podría ocasionar el extraño y horrendo café de máquina, el caso es que los amores extracurriculares proliferan desaforadamente, a pesar de las ulteriores complicaciones que pueden comportar

Curiosamente, es más fácil que se dé una relación de este tipo entre personas emparejadas. Lo de mi pareja empezó a salir con los del trabajo y al poco tiempo empezó a estar raro/a es tan común en nuestros tiempos que la OMS debería evaluar la opción de considerarlo pandemia. ¿Porqué son tan frecuentes estos casos? La explicación es sencilla. Si yo tengo problemas con mi pareja o atravesamos una etapa de monotonía y aburrimiento, tenderé a fantasear en mayor medida con las personas atractivas con las que tenga contacto y si resulta que una de esas personas atractivas está ahí, al alcance de de mi mano, compartimos la mayor parte de nuestras respectivas jornadas y además me da cuartelillo, hay no pocas posibilidades de que la cosa prospere y de ahí que muchas de las llamadas lianas (relaciones que se inician antes de haber terminado las anteriores) surjan en los trabajos.

Es posible que si esas dos personas se hubieran conocido en una quedada de amigos o en una actividad deportiva, no se hubieran prestado demasiada atención. Pero, recordemos el dichoso microclima. Para entenderlo cabalmente, pensemos en los programas televisivos de Gran Hermano y la cantidad de romances forzados y claustrofóbicos que surgen de la interminable convivencia. Algo similar, en su versión redux, es lo que se vive en el ambiente laboral.

Por las mismas razones por las que los romances del Gran Hermano no prosperan mucho en cuanto se sale de la casa, los amores de oficina, sufren de los mismos riesgos al ser trasplantados fuera de su microclima y tratar de hacerlos sobrevivir ahí  fuera. Ocurre, a menudo, que una de las dos personas, sin saber porqué, pierde de súbito la fascinación que sentía por su flamante pareja. Lo que parecía encantador y atractivo bajo las románticas luces de los fluorescentes, lo que parecía sexy en la intimidad de los cubículos y lo que se percibía arrebatador en los roces y miradas al cruzarse en las escaleras, resulta dolorosamente prosaico y carente de atractivo en El Otro Lado.

Sacar el amor laboral de su hábitat, conlleva estos riesgos. Ocurre porque el encierro, las condiciones y la propia necesidad pueden crear un romance ficticio con una persona con la que realmente no tenemos gran cosa en común. Y esto sucede más a menudo en gente emparejada, por la mera razón de que las personas solteras normalmente frecuentan otros entornos sociales, conocen a más solteros y tienen un mayor abanico para escoger a quienes les resulten más afines. Sin embargo, para muchas personas que viven en pareja, su vida social se desarrolla casi íntegramente en su trabajo.

También dentro de este marco se dan a menudo relaciones entre una persona soltera y otra emparejada. Se suele observar que es la persona emparejada quien empieza el acercamiento amoroso en estos casos, por las mismas razones antes citadas.

Dada la frecuencia de estas situaciones y los riesgos que comportan en caso de ruptura, es altamente aconsejable que a la hora de entablar intimidad con algún compañero de trabajo, nos demos un ratito para discernir si estamos siendo víctimas del efecto microclima o realmente esa persona nos interesa tanto que estamos dispuestos a jugárnosla.

Sobra decir que una ruptura o desamor en el marco de una convivencia laboral es sumamente incómoda, desagradable y compleja y que antes de lanzarnos a lo loco llevados por los impulsos del momento, no está de más aguantarse el carpe diem un rato y pensar si nos interesa realmente jugárnosla por esa persona.

En caso de que tengamos pareja, una recomendación: sed honestos con vosotros mismos y determinad si lo que es falta es una nueva pareja o simplemente un espacio de ocio y amistad para tener algo más que vida casera o conyugal. Quizás os evitéis un mal trago innecesario, os ahorréis muchos daños colaterales y de paso, os conoceréis un poquito más.

En resumen: el mayor atractivo de los compañeros de trabajo, salvo excepciones, es que están cerca cuando no hay nada mejor. 

El cerebro es un órgano maravilloso. Se pone a trabajar al levantarnos y no deja de funciona hasta que entramos en la oficina (Robert Browning)

Anuncios
comentarios
  1. Muy bueno el tema escogido.

    Yo viví la experiencia y reconozco que fui quien se la jugó al 100%. La cosa no funcionó, porque efectivamente, la contraparte decidió que en el “otro lado” todo era diferente,pero , aún a pesar del divorcio, de estar a punto de perder mi trabajo, de los problemas y rechazos familiares y de los cotilleos de mis compañeros, no me arrepiento, puesto que amé sincera y profundamente, y mi vida ahora es mil veces mejor que antes de conocer a aquel compañero.

    Tal y como comentas, los “amores del trabajo” son una vía de escape de una vida que no nos llena y aquella experiencia fue la que me dio el valor de cortar con todo lo que me hacía infeliz y empezar de nuevo.

    Es verdad que huí de mi vida y no encontré lo que esperaba, si no otra cosa que es mucho mejor.

    Gracias Cristina por todos tus blog que me han ayudado mucho durante el duro trance.

  2. Ana dice:

    Excelente. Yo viví la otra parte . La mujer que se pregunta que buscará mi marido con la gente del trabajo. Después de todo el daño hecho, su cobardía, sus mentiras,manipulaciones incluidos nuestros hijos la cosa le ha salido bien . Casado actualmente. Me pregunto si la historia se le volverá a repetir, porque los patrones de cobducta se repiten. Y quien actúa de una forma una vez …….Que le vaya muy bien y por supuesto a mi también! !
    Gracias Cristina por transmitirlo con esa facilidad.

  3. Helena dice:

    Chapeau!!

  4. Anónimo dice:

    Increíble Cristina.

    Parece que hayas descrito mi caso… Bueno, supongo que muchos se sentirán identificados, pero a mi me resulta especialmente chocante.

    Siempre es un placer leerte.

    Gracias, muchas gracias Cristina.

  5. Anónimo dice:

    Gracias Cristina. Me encanta lo que escribes y como lo escribes. Que lastima que tus entradas no sean el triple de largas. Siempre me quedo con ganas de mas! Lo que leo me resuena muchisimo! Ahi me veo a mi mismo buscando fuera lo que no termino de encontrar dentro. Gracias por estos apuntes que nos recuerdan que vale la pena seguir buscando la propia felicidad en nuestro interior y afrontando la vida con honestidad y sobretodo tratando de no caer en el autoengaño.

  6. Desengañado dice:

    Hola, esa fue la causa de la ruptura de mi familia. Un buen día ella me dijo, no quería continuar, obviamente yo ya tenía sospechas y ante eso siempre busqué momentos en que los dos estuvieramos sin las niñas para hablar y por un lado darle la oportunidad de que me lo dijera y por otro tratar de resolver lo que podía ir mal entre nosotros, ella nunca fue valiente para reconocer que había alguien más y que era en su entorno laboral. Cuatro meses despues de la ruptura, regresó, algo que yo ya sabía pasaría y despues de mucho hablar, peticiones de perdón, disculpas por su parte, reconocimiento de su error y que jamás pasaría más, de lo muy consciente que era de lo que había perdido, nos dimos otra oportunidad pero yo no pude recuperar la confianza que antes tenía en ella y las cosas no fueron faciles, así que le pedí hicieramos un stand-by de unos días para yo poder solucionar en mí, esa constante duda. Mi sorpresa fue que en esos 4 ó 5 días en que yo mantenia una lucha interior, ella daba por finalizada la relación una vez más. En un mes, ya tenía otra relación, lo que me hace pensar que esa nueva persona siempre estuvo ahí en espera o como su plan B. En fin, dolor por partida doble. El echo es que mi amor por ella sigue ahí bien presente, aunque sé que no es una persona con quien compartir mi vida, porque no sabré nunca cuando será la próxima vez, que salga corriendo. Ahora, dos meses despues de estar con la otra persona, me contacta y me habla de lo genial que me veo, que me Ama pero que no va a cambiar nada aún siendo así y obviamente la angustia vuelve a mí. Supongo tengo una dependecia emocional, quizás en algún momento me quiso pero nunca me Amó. Me queda no entender y no conocer con quién he compartido mi vida durante 10 años y porqué soy incapaz de reaccionar y cerrar ese libro.

    • hola desengañado.
      es duro admitirlo y el golpe es tremendo. pero ella no actuó bien antes y sigue sin hacerlo ahora.
      no se,si te quiso akguna vez, pero ahora eres solo.su tabla de salvacion.
      superala. y poco a poco veras que,se abre ante ti un mundo lkeno de mujeres buenas que te querran y respetaran como mereces

    • Anónimo dice:

      Parece que tu caso es con una narcicista, busca ese tema y verás el porqué demuchas de sus conductas. Yo conozco a alguien así y me enredé con ella. Su conducta errática no tiene fin y es cíclica por lo que debes alejarte, aplicar el contacto cero. Yo no he podido porque es compañera de trabajo y estoy en una situación economica difícil como para dejar mi empleo en este momento.

  7. yo dice:

    Hola a todos

    en mi caso tengo una relación con un compañero de trabajo sabiendo que es imposible que salga adelante (él está casado) simplemente porque hasta ahora me ha hecho mucha compañia y me ha dado cariño y compañía en mi soledad y yo a él le ha dado ese subidon de ego y de sentirse deseado que le permite volver a casa donde en realidad tiene todo lo que necesita, menos sexo.

    Ahora que ya empiezo a sufrir por sentirme simplemente un objeto e igualmente tanto o más sola que antes me planteo como dejarlo sin sufrir yo, sin arrepetirme y perder la dignidad y sin que afecte a nuestra relación laboral…
    En cualquier caso, lo volvería a repetir porque durante varios meses me ha dado una razón para resistir cada día y ambos hemos sido honestos el uno con el otro

    Al final nos vamos cruzando unos con otros y en cada uno dejamos y nos dejan huella y vamos aprendiendo, aunque mi caso sea diferente porque lo único que busco es un poquito de compañia pero no solo cuando a los demas les venga bien, claro

  8. Hache dice:

    al igual que “yo” yo tambíen estube en una situación similar con un compañero de trabajo casado…se pasa mal….muy mal…pero des de aquí quería animaros a todos y todas! que se puede y (sobretodo) se debe salir de esto…no es mas que un enganche toxico! al final una aprendre a ignorar, a no involucrarse en mas de unos “buenos dias”…a aplicar el “contacto 0” dentro de un espacio reducido! y sobretodo a protegerse de él! a ser tu la que subas andando para no coincidir en el ascensor porque sabes que te va a decir algo y que luego te vas a rallar…hay días mejores y días peores dentro del curro….(tambíen decir que son muchos mas los mejores que los peores)…Implicaros más en vuestros puestos, concentraros, ayudad a vuestros otros compañeros o nuevos proyectos! todo sirve para alejar a esa persona de vosotros!!!!

    Al final de sentir rabia, tristeza etc…llega un día que puedes llegar a entenderlo a ponerte en su lugar….y supongo que algun día llegará la indiferencia hacia esta persona y me perdonaré a mi misma por haber sido tan tonta….. Mucha fuerza!!!!!!!!!!!! y adelante!!!!

    • Anónimo dice:

      Sin ánimo de ofender, tengo que decirlo o exploto. Lo mismo sirve para “yo”. Los que se meten en relaciones (siendo ellos los proactivos o la contraparte, me da igual) donde ya existe otra relación, ¿no os paráis a pensar? ¿Qué creéis que sacaréis de alguien que estando con otra persona juega a dos bandas? ¿Tampoco pensáis en la otra parte, la corneada? ¿No creéis que quizás podéis acabar siendo vosotros la otra parte?

      De verdad, que no lo entiendo. Y lo digo sin atisbo de crear polémica, pero enserio que no logro entenderlo. De primeras vais a sufrir por ser segundo plato, y si finalmente la liana se lleva a cabo y se va con vosotros, tenéis una alta probabilidad de convertiros con el tiempo en “la otra parte”. Y otra vez a sufrir.

      ¡Las cosas se tienen que pensar!

      • cristinalago dice:

        Huy, todas estas cuestiones dan para otro artículo.

        Yo lo resumiría en que existe el amor y existen los enganches y adicciones emocionales y que muchas veces nos metemos en estas situaciones por lo segundo, sin esperar nada, sólo por la gratificación momentánea que hace que la soledad y el vacío se disfracen por unos instantes con un simulacro de cariño.

        Y eso va por ambas partes de la ecuación en estas relaciones. Porque no es sexo tan sólo lo que se busca.

        Abrazos!

      • Hache dice:

        Pues eso… aquí estamos todos para pensar, reflexionar e intentar mejorar como personas! Cada uno con sus historias, sus luces y sus sombras…sin juzgar a nadie pues todos hemos sido imperfectos alguna vez en tema de amorios! tema interesante que da para otro artículo como dices Cristina!

      • astra dice:

        Pues en mi caso creo que yo fui la nueva chica y poquito a poco se fue desencantando; pero no es tan sencillo. Ojalá lo fuera.
        Él llevaba años con una pareja que decía que no le llenaba y yo llevaba años sin tener una relación seria y cuando lo conocí me sentía muy bien con él, como si nos conociéramos de siempre y nos comprendiéramos muy bien. Él era muy ambiguo, quiero decir yo sentía que le gustaba mucho, pero nunca dejaba nada claro, y un día no me aguanté y le dije que si lo que quería era liarse con alguien, que me dejara en paz, que había miles de personas y etc. etc. Consecuencia? Al poco tiempo dejó a la persona con la que estaba, y me dijo que si yo también quería, él quería empezar algo conmigo (y a todo esto, yo aguantando el tipo y evitando que nos liáramos mientras tenía novia, cuernos físicos nunca hubo; por eso digo que no es tan sencillo). Las primeras semanas/meses de nuestra relación fueron geniales. De hecho, a veces para mi gusto demasiado, porque lo cierto es que en el trabajo yo no me sentía cómoda porque acabábamos de empezar.

        Después que pasó? Pues que creo que todo lo que antes le gustaba de mí, empezó a cansarle y a agobiarle. Y peor, me pedía que tratara de ser lo más discreta posible y no hablara de nuestra relación con gente del trabajo porque nuestra relación era algo personal y se sentía incómodo (cosa curiosa porque me considero una persona discreta y al principio de la relación pienso que más que él). Pero pasé por el aro, traté de ser lo más prudente posible hasta que no aguanté más y no aguanté más porque empezó a quedar con alguien más del trabajo que vivía en su barrio en ¨plan amigos¨. Claro, pero un ¨plan de amigos¨ en el que ella no sabía que tenía novia ni que la novia era yo. Desde que lo dejamos, hago lo posible por no coincidir con ninguno de los dos en el trabajo, la mayor parte de las veces funciona. También he de decir que el hecho de no tener claro si tienen algo o no, me ayuda a reafirmarme en mi idea de que no debo estar con él. Además, el hecho de pensar que no ha tenido el valor de dar la cara por mí , es algo que me da fuerzas para mantenerme firme en mi idea de que no me ha dado el valor como pareja que me merezco.

        Por otra parte, aunque hace ya dos meses que lo dejamos (después de más de un año juntos) tengo mezcla de emociones respecto a él (depende del momento siento una cosa u otra, y a veces siento muchas cosas al mismo tiempo): nostalgia, enfado, rabia, ternura, comprensión, incomprensión y también culpa. Lo peor es la culpa. Discutíamos mucho y cuando yo me pongo nerviosa alzo la voz, y él siempre me decía que eso le afectaba un montón, también en su salud. Esto es algo que me hace sentir muy mal cuando lo recuerdo. Ahora estoy tratando de disfrutar otra vez de estar sin pareja y creo que es el momento perfecto para esto, pero también tengo miedo a no volver a sentirme preparada para tener pareja, o de hacer daño a la gente que más llegue a querer.

  9. astra dice:

    Cristina,

    Podrías recomendar o escribir algún artículo sobre los sentimientos de enfado y de culpa tras la ruptura amorosa?

    También si tienes alguna recomendación para manejar las emociones de estrés, tristeza y baja autoestima para que no afecten a las parejas, o en general a las personas de tu entorno y las personas que quieres; te lo agradecería mucho.

    Muchas gracias por tu trabajo. Es muy útil.

  10. Juan dice:

    Lo siempre tiene que quedar claro, es que siempre nos tenemos que querer nosotros mismos.
    “El único amor consecuente, fiel, comprensivo, que todo lo perdona, que nunca nos defrauda, y nos acompaña hasta la muerte es el amor propio. Oscar Wilde.”
    Un saludo

  11. Rober dice:

    Hola!!! Al hilo de este asunto el otro día salí con un compañero de trabajo que tiene novia, pero no paraba de darme picos y de tocarme el culo, la cosa es que en el trabajo no es que nos tengamos que ver sino queremos, pero después de esto la cosa es en La Oficina como siempre, aunque le gusta destacarme de vez en cuando que me estaba poniendo loquito a mí esa noche, yo no encuentro nada en claro, se os ocurre algo? No sé si solo juega, o más bien, no tiene valor para ver lo que le gusta. Gracias!!!

  12. MariposaNegra!! dice:

    Hola querida Cristi!!! Escribo acá porque no sabía en donde preguntar..
    Tenes algún post donde hablé de como saber cual es la persona adecuada? Como darnos cuanta..que debemos sentir y que no para saber que es esa la persona de nuestra vida? Cuáles son esas señales que desde una primera instancia nos señalan el camino?nervios..paz, confianza, alegría?
    Creo haber leído algo así por tu Blog…puede ser?
    Besos y abrazos!

    • cristinalago dice:

      Hola Mariposa guapa!

      No tengo ningún post que hable sobre esto, porque no hay una fórmula infalible para reconocer a la persona adecuada. Es más, posiblemente no existe algo así como “la persona adecuada”. A veces, las personas se adecúan, aunque no sean las adecuadas. Otras veces son las adecuadas, pero no funciona. ¿Desde mi propia experiencia? Mis mejores relaciones de pareja tuvieron en común que fueron personas con las que me sentía muy a gusto desde muy pronto, dentro de los pequeños nervios y timideces que puede haber al inicio de una relación.

      Lo mejor es que ante la duda, pruebes, experimentes, conozcas e irás, así, averiguando qué te funciona a ti y qué no.

      Abrazos

  13. MariposaNegra!! dice:

    Hola querida Cristi..gracias por tu respuesta.
    La pregunta venía por la siguiente historia.
    Conocí un chico (a él le hablaron de mi, a mi de él ..en una especie de cupidos que nos conocen y veían solos).
    Los que lo conocen,me aclararon que seguramente iba a ir lento.
    Él es soltero (sin hijos ni otra responsabilidad que no sea la que cualquier otro tiene en cuanto a trabajo y vida diaria).
    Hablamos un par de veces, nos caímos muy bien..dijo de juntarnos un par de veces y no concretó nunca…perdí el interés…pasado un tiempo me invito a compartir un día, lo pasamos hermoso; conversamos, nos reímos muchísimo!!! -supongo que si alguno de los dos no nos hubiéramos sentido cómodos, hubiéramos buscado el modo de huir o terminar la cita- A mi me encantó. .quede enamorada de su forma de ser…
    Nos despedimos (no hubo beso ..sólo un fuerte abrazo) y quedamos en vernos otra vez (que se había divertido que bla bla)…no escribió más.
    Fui algo ansiosa, y en termine escribiendo yo.
    Respondió alegre, que tanto tiempo!! Que me había perdido..que mi cabeza se ve que andaba ocupada en otras cosas ..que teniamos que juntarnos…nos reímos de las cosas que hablamos el día que nos vimos y tal…pero no concretó día para vernos.

    La cuestión : no se si soy ansiosa o no, si carezco de paciencia y no comprendo que es “ir lento” …porque me parece que más que ir lento…no va (a mi pesar porque me encantó )…pero no entiendo porque tanta historia para hacer algo…puede que está entre varias opciones..metido aun con alguna ex, no disponible a estar con alguien…quien sabrá?
    La cosa es que, cuando me alejo, aparece..hasta a ido a fiestas o eventos a los que jamás va.para encontrarme (pero no hemos coincidido porq justo yo no iba).
    Lo otro extraño es que quería conocer me…pero organizaba cosas donde hubiera más gente o en algún lugar donde pudiéramos coincidir ..que no sonará a que iba exclusivo a por mi…
    Yo sigo con mi vida…hago mis cosas, no lo cargoseo no mucho menos …pero me pica el entender que carajos pasa aquí jajajaa que si está soltero y con ganas de conocerme verdad a alguien..no veo que me esté conociendo mucho 😥

    • cristinalago dice:

      Hola Mariposa

      Supongo que este es un chico distinto que el anterior ¿no?

      Por lo que cuentas, él ha sido cordial, pero se ve que no tiene interés en salir juntos de nuevo. Hiciste genial en contactarle tú y sacarte de dudas, pero las respuestas del tipo “ya nos veremos” o “ya quedaremos”, son para darte largas sin quedar mal.

      Si es de los que cuando te alejas, aparece, significa que le gusta que tú le estés detrás, pero no está verdaderamente interesado en ti.

      Como dice el dicho: ¡a otra cosa, Mariposa!

      Abrazos!

  14. MariposaNegra!! dice:

    Hola Cristi guapa…si, seguramente es falta de interés, desde el vamos ha dado muchas vueltas…pero me suena a confusión con una ex.
    Hay algo que debo cambiar en mi, pero no se que es…
    No importa si es el chico el que acerca a mi o yo a él, no importa cuando distintos sean los chicos que conozca,todos terminan con algo en común …años de peliados con las ex, y me conocen y mágicamente esa historia florece y heme aquí…yo al medio, y termino perdiendo…y ya me está dando miedo conocer gente, porque por más que deseo con mi corazón conocer a alguien con historias cerradas y finiquitada, ahí va todo de nuevo como un karma 😦

    • cristinalago dice:

      Hola Mariposa,

      Es posible que parte del problema es que estés demasiado “en búsqueda” de pareja. Yo te recomendaría probar a darte unas vacaciones de citas, hombres e intentos de relación, a ver quié sucede y si notas algún cambio al respecto.

      Abrazos!

      • MariposaNegra!! dice:

        Hola Cristi…si, ese puede ser un buen motivo.
        Deberia dejar fluir más las cosas y no estár pendiente si cada persona que conozco es ideal para pareja..
        La cosa es que, después de varias charlas y risas, le dije que me había encantado conocerlo..y que tenia ganas de seguir conociendolo.
        Él respondió que sentía lo mismo, que le encantaba mi forma de ser, que deseaba también hacer tiempo para que compartieramos más cosas.
        Todo muy lindo,…pero lo cierto es que más allá de las palabras, todo sigue igual, asi que saco bandera blanca..jeje..besotes!! y gracias!!

  15. MariposaNegra!! dice:

    P.d: me olvide de aclarar!!..él ha sido el que ha estado escribiendo e insistiendo en cuando nos juntabamos..y luego nada…No es que soy yo quien lo invita..sino es él quien dice, yo accedo y luego nada..

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s