No te escribo para que no creas que me importas: las relaciones “in vitro”

Publicado: mayo 7, 2019 de Cristina Lago en Cómo encontrar el amor
Etiquetas:, , , , ,

relacionesfrias

Cuando creemos (erróneamente) que si no nos entregamos, no podemos sufrir.

Relaciones in vitro: dícese del arte de mantener una relación sin mantenerla. La solución milagrosa para la infertilidad emocional.

¿Qué es la infertilidad emocional? Como su nombre indica, es la incapacidad temporal o permanente para producir amor. Se trata de un estado muy común en personas que han sufrido, que han perdido la fe en las relaciones, que no desean invertir ya en un proyecto compartido, pero que no quieren renunciar a tener cubiertas ciertas parcelas emocionales o sexuales de una manera segura y controlada.

Las relaciones in vitro son, como me indicaba un conocido hace unos días, relaciones frías. Son ese tipo de relaciones donde a pesar de la intimidad física, que puede ser muy intensa, existe una especie de ausencia emocional. Como si los que se encontrasen no fuésemos nosotros, sino una proyección de algo de nosotros que pertenece a otra vida, a otro tiempo. Al separarnos, cae la distancia. Cada uno regresa a su existencia. Entre medias, no escribes, no llamas, no molestas, no existes.

¿Y te importa? A veces, quizás sí. O no te importa, pero llega un momento en que no te importaría que te importase.

Las relaciones frías son también relaciones donde la comunicación es como un campo de minas. Una palabra inadecuadamente íntima podría suscitar un indeseado ataque de agobio. Que nos pregunten por alguna cuestión personal puede estar bien, pero ¿qué significa?. ¿Tenemos derecho a mandar un icono de beso, o estamos fuera de lugar? Si me da los buenos días ¿quiere decir que le intereso para algo más?

La duda se desplaza constantemente. No sabemos qué más complicado o preocupante:  podríamos enamorarnos nosotros, o el otro podría enamorarse. Límites, límites. No escribas tanto. Va a pensar esto o lo otro. No te agobio, pero al final me agobio yo.

En el afán de buscar una relación sin complicaciones, nos encontramos con la más complicada de las relaciones: aquella basada en silencios, suposiciones y miedos. En la que además no podemos salir del armario y aclarar dudas porque se supone que no estamos para eso. En la que no sabemos si podríamos sentir algo por la otra persona en caso de que la otra persona sintiera algo, pero como no podemos decir nada, nos metemos en un bucle absurdo de dudas que no van a ninguna parte.

Y tampoco es que estemos enamorados, noooo. Hemos elegido a esta persona, tan lejana a lo que realmente nos gusta, precisamente porque no es el tipo de persona de la que solemos enamorarnos. Todo es inofensivo. ¿De verdad?

Las relaciones in vitro son relaciones en las que podemos soltar eso tan modernuqui de yo no necesito etiquetas.

Pero luego nos cuesta aceptar que una persona que más o menos nos conoce, hace el amor con nosotros, se entrega en su intimidad, nos abraza o nos besa, no sienta absolutamente nada, que pueda desengancharse de nosotros con tanta facilidad. No nos comemos el coco por amor, nos lo comemos por ego.

Si uno trabaja para construir una relación digamos, normal, en una relación fría, destrabajamos para descubrir que el esfuerzo que invertimos en intentar que una historia sea algo, es el mismo que el esfuerzo que invertimos en que la misma historia sea nada. 

Y así evitar compromisos, etiquetas, conversaciones, intimidades.

Cosas indeseadas.

Cosas que implican sufrimiento.

Pero…

Siempre que salgamos ahí fuera a interactuar con otros seres humanos más allá de hola, buenos días y qué tal está el tiempo, siempre que abramos la puerta a la intimidad aunque no la dotemos de palabras, nos exponemos. Menos mal. Si te comes la cabeza por una no relación, la buena noticia es que sigues vivo.

Nos exponemos porque no somos robots y el otro tampoco.

Si no quieres exponerte, los muñecos hinchables son una buena solución.

Las relaciones frías no son follamistades, no son relaciones de amantes. Las relaciones frías son relaciones donde donde simplemente, uno no contesta un mensaje porque no quiere que el otro piense que le importa . 

 

Anuncios
comentarios
  1. CarlaR dice:

    Como siempre, justo a tiempo. Gracias por seguir enfocándonos tantas parcelas en las que no queremos encender la luz. Un abrazo

    Me gusta

  2. Claudia dice:

    Que difícil es darse cuenta de la realidad en que estamos, tu articulo lo pase por la garganta y sentí como se desplazaba por mi estomago, espero digerirlo. Justo ahora estoy pasando por varias etapas de mi vida que se están complicando, mi existencia esta siendo difícil al intentar sortear esta pésima racha en todos sentidos, me siento sola, desesperada y vacía.
    Hace ya cuatro años que nos separamos mi esposo y yo, después de 26 años juntos, bueno el lo decidió así, sin mas explicación. Apenas hace un año, empezamos a ser más cordiales en nuestra relación, de esta “cordialidad “, surgió un estira y afloja en cuanto a que cuando él quiere estar conmigo en único y absoluto plan sexual , me llama y es muy lindo, nos vemos y pasa lo que deseamos que pase y ya, después de eso, no vuelvo a saber más de él hasta que el decide volverlo hacer, mientras no llamadas, no mensajes, no interés, cada quien sigue con su camino, yo no lo busco, intuí que algo así, como lo describes en este articulo estaba pasando, pero solo basto leerlo para quitarme esa venda de los ojos , que yo no quería quitarme, fue tan sincero y tan crudo, que duele, como duele, siento un nudo en la garganta , pero es real, pensar que tener relaciones es una cosa y amar es otra, nada tiene que ver una cosa con la otra, el ya no me ama desde hace tiempo y yo solo me presto a que me utilice, quizás por que tan bien lo deseo así, quizás sea mi soledad la que me lleve a aceptarlo, pero no resuelvo nada, al contrario, me estoy agobiando al tomar este veneno, aparentemente tomo esto con calma , pero no, el desasosiego me invade y el coraje contra mí también. Gracias mil, por este articulo, lo he entendido, ahora solo quisiera tener el valor para tomar una decisión y no salir más lastimada.

    Me gusta

  3. Fran dice:

    Hola Cristi, como siempre, grande y única, con tus entradas. Siempre un lujo leerte.
    No se si serán los años, la soledad o la mala experiencia, cuando conocemos a alguien, más allá de la estrategia de entrada, para no asustar a nadie, con demandas que agobien o asusten, o hagan salir corriendo al candidato de turno, no hay nada más saludable que ir con nuestra verdad, pero para ir con nuestra verdad tenemos que tener una verdad, una razón de vida, que nos sirva, esto es, en la que creamos lo suficiente para saber quedarnos a luchar por lo queremos o a renunciar por lo que no nos sirve.
    Siempre hay un tiempo y/o plazo para todo. pero si voy buscando un compañero y el otro sólo me ofrece sexo, amistad con derechos o algo que no sepa como encajarlo en mi universo afectivo, nada mejor que sentarnos a hablar, donde nos expondremos a que nuestras expectativas y las del susodicho, no coincidan, pero también tendremos la ocasión, de quitarnos vendas, milongas románticas y demás películas que nuestro ego aburrido, nuestro vacío existencial y una relación con nosotros mismos que no acaba de satisfacernos plenamente; al encontrarnos con lo que la otra parte quiere realmente. No soy taurino precisamente, pero nunca he visto un torero cortar una oreja desde la barrera. Para tener una relación hay querer,, hay que luchar por ello, PERO LAS DOS PARTES, incluso sabieno que a veces, hay gente que no nos conviene aunque nos gusten mucho. Incluso asumir que a veces, la soledad es la mejor opción, aunque nos duela. Hace dias leía en no se donde, que para quitarle buena parte de la neurosis que supone conocer a alguien nuevo, cuando nuestra trayectoria no ha sido precisamente la mejor, hay dos premisas superútiles, la primera, NO TENER MIEDO AL ABANDONO, A QUE SALGA MAL, si la otra persona (también podemos ser incluso nosotros mismos) decide poner fin a una relación, aceptar que eso puede pasar y no se va a producir, ni un tsunami, ni la Tercera Guerra Mundial, ni ninguna clase de cataclismo, nos tocará pasarlo mal, allá cada uno elabore sus pérdidas o duelos, como sepa o mejor pueda, y LA VIDA SIGUE, porque lo´único que detiene la vida es la muerte, y no es el caso. El segundo punto era tener la certeza que una pareja tiene una vigencia, la cual no sabemos, de cuànto va a ser, por supuesto que ese tiesto, hay que cuidarlo y que regarlo, pero hay que aceptar, con dolor o sin él, que todo, tiene O PUEDE TENER un fin, no sabemos cuándo, pero puede o llegará. La mayor mentira que podemos decir u oir de alguien que nos quiera, es que vamos a sentir hacia esa persona lo mismo toda la vida, cuando todo, incluidos sentimientos y personas estamos en continúa evolución. Quizás la clave está en superar el miedo al dolor, a que nos salga mal, y seamos capaces de cambiar todos esos miedos por entregarnos con lo mejor que tengamos a vivir cada dia, cada momento, cada experiencia, por supuesto, con los pies en el suelo, la cabeza sobre los hombros, pero con un corazón abierto, latiendo y comprometido con compartir, con encontrar la paz, la armonía, y no en protegerse de lo que pudiera pasar si…..me sale mal ….
    En esta vida, EL QUE NO APUESTA POR NO SUFRIR, …. NO GOZA ….
    Gracias por estar ahí, eres grande, bss guapetona

    Me gusta

    • María dice:

      Precisamente estos días estaba pensando que la mayoría de mis amigas siguen casadas y, aparentemente, felices o medio felices y yo no he conseguido aún una pareja “para toda la vida “. A veces creo que yo soy más libre por no acomodarme a una situación que me va a resultar monótona y hasta triste, otras veces pienso que tengo menos suerte y no pierdo la esperanza de encontrar a esa persona, así que no me digas, Fran, que si la encuentro lo más seguro es que termine 😀. Es broma pero sí es cierto que para estar con alguien debes ser honesto con esa persona y más aún contigo mismo, otra cosa es conseguir algún día encajar el puzzle.

      Me gusta

    • Nicole dice:

      Hola Cristina,

      Hace años te leo, eres a veces la calma que necesito.
      Qué difícil es aceptar que no te quieren cómo tú quieres que te quieran.Ese proceso de aceptación es taaaaaan duro pero a la vez necesario.

      Llevo casi 6 meses de contacto cero con alguien sólo me buscaba por su conveniencia.
      Hace 11 años mi mente idealizó a alguien que fue compañero de trabajo. Pasaron los años, y a pesar de no vernos nunca(salvo algún intercambio de emails en plan cuándo tomamos algo) finalmente el año pasado tuvimos la noche que tantos años deseé. A pesar de habernos conocido hace 11 años , coincidimos 1 sola vez desde que marchó de la empresa.Hace 2 años retomamos el contacto, quedamos un par de veces y muchas confidencias por whatsapps, hace unos 6 meses al fin tuvimos esa noche que tanto deseamos. Pero a pesar de toda nuestra pasión discutimos porque después del sexo lo noté muy frio, recogí mis cosas y tras una discusión me marché. Han pasado 6 meses. Sé que ya acabó todo. Lucho constantemente contra mis pensamientos. Tengo días felices, días que me entra ansiedad. Lucho contra todo para olvidarlo y sé que lo conseguiré . Pero que duro es este momento. Que difícil es luchar contra nuestra propia mente que intenta sabotearnos.
      Estoy poniendo todo de mi parte, hago deporte, me he inscrito en un curso relacionado con mi profesión, intento tener la mente ocupada todo el día. Aún así tengo muchos días de bajones.. pero espero conseguirlo y que llegue un día que pensar en él no me produzca anhelo de tenerlo.¿Cómo es posible que alguien al que apenas veo la tenga en mi mente? Estoy intentando todo y sigue ahí cómo el primer día. A veces creo qie es obsesivo, nunca me pasó con nadie.

      Gracias por tus palabras… a veces significan paz.

      Me gusta

      • Hola Nicole,

        Estás idealizaciones obsesivas muchas veces responden al hecho de andar por la vida sin rumbo y crear una meta en una persona concreta que creemos que de alguna manera es más fuerte que nosotros, o más seguro de sí, o tiene unas cualidades que no tienen los demás. Es una forma de encontrar un sentido cuando no encontramos nuestro sentido.

        En caso de lograr una relación de pareja con esta persona, acabarías bajándolo del pedestal, viendo que es una persona normal con sus vacíos, miedos, dudas e inseguridades y volverías al mismo punto de insatisfacción y apatía que te llevó hasta esa idealización.

        Por tanto, dos cosas necesitarías: encontrar tu rumbo y des idealizarle.

        Abrazos

        Me gusta

  4. Anónimo dice:

    Vaya vaya Cristi, cada vez piensas o escribes muy, muy parecido a como pienso yo. Y la verdad, me gusta mucho, será porque tu opinión me interesa o por ego, no lo se. Tengo claro que la intimidad solo sexual es anti plenitud, es puro miedo a amar, a compartir y a crear, simple miedo. No conozco a nadie que no le guste que le amen y amar a la vez. Quienes están en esa fase es por moda, mimetismo social, orgullo, asuntos sexuales no resueltos, falsa ilusión de libertad, venganzas enquistadas, confundir el amarse con utilizar a las personas, es decir, todo para no verte, todo para perder nuestra esencia, todo para no sufrir porque así no “aguanto a nadie” cuando quizás a quien no aguantas es a ti mismo o misma, todo para evitar sentir, para evitar emociones. ¿Un ser humano haciendo cosas para evitar emociones pero teniendo contacto íntimo unido a emociones? De locos. Joder, no iba a escribir nada, menos mal…un abrazo enorme Cris!!!. Y gracias por todo lo que remueves con tus artículos, gracias por todo lo que haces ver. Hablamos…

    Me gusta

  5. Maria dice:

    Hola Cris, yo estoy pasando por esta situación ahora mismo. Todo empezó genial el hombre que quería para mi , el 7 años mayor que yo y 300 km de distancia .Pero yo pienso si la vida me lo presento ,porque no montarme en este tren y que pase lo que tenga que pasar. Y claro ya van siete días que no se nada de el . Ni un mensaje, ni una llamada ..nada .Supongo que es el precio que uno paga por dejarse llevar y fluir hoy en día. Que algunos seguimos apostando por el aor y otros salen corriendo.Un saludo ,genial post como todo lo que publicas .

    Me gusta

  6. Diane dice:

    Resulta que yo estoy metida en una historia así hace dos años y no sé salir de ahí,o no entiendo por qué “no quiero” salir de ahí.Él es el que mantiene esa actitud y yo ya le he dicho lo que siento.Dice que ha sufrido tanto que no le merece la pena por un buen rato (no dicho peyorativamente) todos los inconvenientes de una relación.Esto es un auténtico suplicio,aunque tengo claro que yo soy la culpable por permitirlo.No sé,qué opinas?

    Me gusta

  7. Anónimo dice:

    Mi última relación ha sido así hasta que supongo decidí escribirle siempre que me apetecía y tratarle como a una pareja.
    El resultado es que ha decidido que es mejor no volver a vernos.
    Después de un mes en el que lo he pasado fatal, me he dado cuenta de que en todo el tiempo que hemos estado juntos y ahora veo que realmente nunca ha estado sentimentalmente conmigo…en todos estos meses, nunca he sido yo misma.
    Ahora estoy genial, me siento más yo, fuerte y viva que nunca… buffff que losa me he quitado de encima.
    Mi humilde consejo, si estáis en esa situación, si os genera sufrimiento, si no podéis ser vosotro/as mismos/as, si no podéis ser felices…huid sin mirar atrás.

    Me gusta

  8. Fenix dice:

    Con perdón, Huid insensatos, huid!! jejeje

    Me gusta

  9. MARIA dice:

    El uso de las nuevas tecnologías como herramientas para comunicarse, ha supuesto una serie de nuevos códigos, que nos indican el interés o desinterés de los interlocutores. Responder a un mensaje a la primera, puede sugerir al emisor un gran interés por parte del receptor, y como el receptor no quiere que se le note que está deseando recibir mensajes de esa persona, intenta no responder para que no se le note y se les va la vida al receptor y el emisor, entre querer y no poder. Y como dices tú, Cristina, a veces te importa y a veces no, depende de lo aburridos que estemos en ese momento. Y lo mas kafkiano, deprimirnos por no recibir un mensaje o un simple buenos días. Una persona puede desearte, mandarte corazones, decirte que te quiero, satisfacer esa falta de cariño de ese día, y después pasarse días sin intentar comunicarse o lo que se suele decir, dar la callada por respuesta, mientras el otro se consume, viéndolo en línea y pasando de todo. Para mi no es ser cobardes, o no querer mantener una relación seria, es simplemente aprovechar el juego que nos da la tecnología de manejar la situación como nos conviene. El otro tiene la opción de jugar o desaparecer para siempre. Borrarlos de la agenda del teléfono suele ser lo más fácil y recomendado.

    Me gusta

  10. Clau dice:

    Hace 2 meses me reencontré con un amigo de mi hermano que hace años no veía, a raíz de ahí surgió la chispa. No hemos parado de hablar por whatsapp, de vernos, de hacer cosas juntas, de pasar buenos momentos, el sexo maravilloso. El domingo pasado me dió la sorpresa y me llevó a dar un paseo en barco y ver desde ahí fuegos artificiales. Parecía todo maravilloso. Pues bien a partir de ahí, han pasado 3 días y lo he notado distante, no me escribe, no hace planes para vernos, aunque son sólo 3 días para mi parece una eternidad . No sé que ha podido ocurrir para cambiar radicalmente. Estoy super agobiada. Tampoco quiero escribirle por no agobiarle, ¿Hago bien en dejarle tiempo o es mejor que le pregunte por qué está tan distante?

    Esta actitud tan radical me tiene muy preocupada y al mismo tiempo tampoco quiero agobiarlo con escribirle.¿Qué hago ? 😦

    Me gusta

    • Hola Clau,

      Hace años tuve una mini-historia de inicio, nudo y desenlace casi idénticos (exceptuando los fuegos artificiales).

      Te preguntas qué ha pasado y te respondo: nada. Nada que tú hayas hecho. Simplemente se le agotó la experiencia. No sé quién acuñaba el término “turismo emocional” para estas relaciones. El turista llega, exprime el viaje y se marcha sin mirar atrás.

      En ocasiones hay razones explicables (me acuerdo de un caso que me dejó flipada: el desaparecido estaba en coma por un accidente), pero son absoluta minoría. Pregúntale a tu hermano si sabe algo del interfecto y si todo es normal, la conclusión es que ha sido uno de esos romances exprés tan explosivos como fugaces.

      Abrazos

      Me gusta

      • Clau dice:

        Gracias Cristina,

        Mi hermano vive fuera de España, por eso nos reencontramos hace 2 meses, porque mi hermano vino de vacaciones y se vieron.
        Puff se me hace un nudo en la garganta de pensar que todo lo que hemos vivido haya podido apagarse así de repente.
        La última vez que nos vimos yo estaba tan feliz por la sorpresa que me había dado. No sabía nada íbamos a ver los fuegos cuando de repente me sube a un barco. A raiz de eso no he sabido nada más de él.

        Me gustaría preguntarle que ha pasado pero al mismo tiempo tengo miedo a que se agobie y lo haga peor. Que sensación tan desagradable cuando todo parece ir bien, cuando todo fluye y de repente lo cortan así tajantemente. Soy de las que prefiero que sean sinceros conmigo y me digan la realidad. Estoy que soy puro nervio.

        Me gusta

      • Clau, si quieres preguntarle, hazlo. Simplemente pregunta si le ha pasado algo, no hace falta entrar en detalles. Es una pregunta normal cuando alguien cambia radicalmente de un día para otro, faltaría más que tuvieses que estar con miedo a agobiarle por ello. Y si se agobia, es que no es trigo limpio y mejor saberlo cuanto antes.

        Ojalá me equivoque, pero esto suena a ghosting de libro.

        Me gusta

  11. Anónimo dice:

    Allá voy a preguntarle, me agobia más que se siente agobiado por mi pregunta. Sé que cuando alguien no te busca es porque no quiere e intentar escribirle y mucho menos reprocharle cosas es lo que menos se debe hacer. A pesar de que mi mente me dice ,déjalo en algún momento te escribirá , mi corazón me dice que le pregunte cuanto antes que pasa y si ya hay que cortar la histori cuanto antes se zanje mejor y no sufrir la agonía de la eterna espera que nunca llega y por el camino se cruzan ideas irracionales… qué nervios, allá voy y que tenga que pasar lo que pase.

    Me gusta

  12. Clau dice:

    Perdón Soy Clau, me olvidé poner el nombre

    Me gusta

    • Clau, ¿por qué tanto miedo a agobiarle si ya se ha distanciado? No tienes nada que perder: si te ha dado la espantada es que ya se acabó, da igual que le agobies o no le agobies, no puedes hacer nada. Si le preguntas es por tú intentar quedarte tranquila. No es tu culpa que alguien desaparezca sin explicaciones, es una conducta fea y poco ética en casi cualquier circunstancia ¿porqué te responsabilidad?

      Me gusta

      • Clau dice:

        Toda ma razón Cristina, tebgo mi mente dividida en dos, una parte me dice : no le escribas , él se pierde de estar con una buena persona, pero me agobia esa larga espera que irremediablemente nos sucede cuando esperamos un mensaje o una llamada de alguien que hasta hace unos días me estaba siendo feliz y demostrando que las relaciones podían fluir. Mi otra parte me dice que le pregunte que pasa, que se sincere conmigo y aunque me va a doler voy a vivir esas fases que tanto hablas del duelo cuando alguien te deja y eso cuanto antes pase mejor.

        Ahora ya está, ya le he escrito un simple “Te sucede algo” y ahor esa infinita espera a su respuesta y espero que tal y como creo que es me debe de contestar, x la amistad que nos une ya no sólo a mi , si no a mi hermano. Nervios….

        Me gusta

      • Ya nos contarás. Estamos a la espera contigo

        Me gusta

  13. Clau dice:

    Pues su respuesta ha sido que no, que no le pasa nada, que me había dicho que hasta finales de Julio tendría mucho trabajo (es Asesor Fiscal y si cierto que me lo dijo). Pero vamos tampoco me imaginé que no pudiese hablarme.Me pregunta que no entiende por qué todo esto. Lo último que le escribí fue:
    “No sé percepciones mías, igual erróneas.Si en algún momento sientes que hay q parar. Por favor prefiero la sinceridad y que me lo digas. Así como yo te lo diría a ti.”

    No sé que pensar.. sigo con las mismas dudas.

    Me gusta

    • Hola Clau,

      No hay dudas. Te acaban de colocar en un esplendoroso y flamante banquillo. A una persona a la que le importas, le importa como te sientes, por eso no desaparece por muy liado que esté. Para que no te angusties, no te preocupes y no arriesgarse a perderte. Cuidado con entrar a engancharte de este tipo de historias. Él ya no está obrando bien contigo y eres tú la que estás casi pidiéndole disculpas. Autoestima en alto. Pon distancia. Si te contacta, había clara y sincera con él de lo que quieres y no quieres.

      Abrazos

      Me gusta

      • Clau dice:

        Otra vez gracias Crisitina, me cuesta aceptar que alguien cambie así de repente, que en una noche me de una bonita sorpresa , me suba a una nube y me deje caer desde lo más alto. ¿Cómo mantener en alta mi autoestima, si lo que quiero es abrir un hoyo en el suelo y meterme en él. Evidentemente todo lo que viví fue falso cuando yo si que fui sincera. Además justo sabe que estoy en un proceso de duelo porque recientemente me mataron a mi perro y era mi compañero y mi amigo. Por eso quizás este momento me resulte tan duro . ¿Evidentemente que le voy a escribir si para mi ya este silencio lo dice todo. Pero claro que es duro y me duele. Vaya desilusión, con lo distinto que sería que me dijera las cosas con sinceridad.

        Besos y una vez más gracias por tus consejos. Ahora me queda lo peor. Olvidar sus bonitas mentiras y volver a subir mi autoestima (aún no sé cómo).

        Me gusta

Responder a Clau Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s