Cuando no te quieren, pero no te dejan ir

Publicado: marzo 30, 2015 de cristinalago en Los amores patológicos, Problemas de pareja
Etiquetas:, , , , , ,

amores inseguros

¿Tienes a alguien que va y viene de tu vida? ¿Aparece justo cuando empiezas a poder avanzar? No importa si es un ex, una pareja, un pretendiente o un interés amoroso: el ni contigo ni sin ti desgasta, agota y no lleva a ninguna parte.

Entre los problemas sentimentales que me soléis consultar, tanto en la página como en las sesiones de coaching, uno de los más habituales es la incertidumbre afectiva: parejas que pasan de nosotros, pero que no nos sueltan; ex parejas que ni comen, ni dejan comer; o simplemente personas que prolongan los límites de nuestra paciencia a base de ganchos. ¿Qué son los ganchos? Veamos:

– Veo un futuro juntos.

– Sé que algún día me arrepentiré de dejarte ir.

– Te quiero pero no puedo estar contigo.

– Estoy seguro de que eres el amor de mi vida, pero no puedo estar contigo.

– No quiero nada contigo, pero ¿por qué me has borrado del Facebook?

 – Eres la persona perfecta, pero ahora mismo no estoy preparado para una relación.

–  No sé que va a pasar con mi vida, pero espérame.

Otros ganchos habituales son las súplicas, los lloros, las pataletas y el suscitar sentimiento de pena y culpabilidad en el otro cuando éste, harto de tanta falta de concreción, amaga con marcharse.

El artículo más leído, visitado y comentado de Locos de Amor es Mi ex me confunde. Un ejemplo es el que nos escribe Elizabeth, una lectora que ha tenido una complicada relación de idas y venidas durante unos 10 años, con una persona que remata la faena con este gancho que de tan absurdo, se da la vuelta y casi roza la genialidad: no quiero tener una relación contigo, pero no quiero que estés con otras personas.

Cada vez que escucho estas palabras, se me viene a la memoria la historia de las concubinas durante la época del imperio chino. Cada emperador podría tener unos cuantos de miles de concubinas, seleccionadas por el personal que se encargaba de estos menesteres. La gran mayoría de estas miles de personas no pasaban de compartir una o dos noches con el imperial personaje, para después recluirse en el así llamado Palacio de las Concubinas Olvidadas, en donde estaban ya las otras concubinas de los anteriores emperadores, condenadas a languidecer en una vida sin pareja, sin hijos, sin poder salir de la Ciudad Prohibida y en definitiva, retiradas como objetos en desuso que nadie quiere ya, pero que nadie se atreve a tirar.

En definitiva: un perro del hortelano nivel leyenda.

El problema en realidad, lo resume a la perfección la copla popular que reza Ni contigo, ni sin ti, tienen mis males remedio. En efecto, sean cuales sean los males de la persona que te mantiene en ese sinvivir, tú no eres el remedio. De la misma manera, tu problema no es externo ni tiene nada que ver con él o con ella, tu problema está en tu vida. Mientras no la pongas en orden y de paso, te pongas en orden a ti, esa persona vendrá como una apisonadora, pasando por encima cuando quiera, como quiera y las veces que quiera y hará contigo lo que le venga en gana.

Tal y como si fueras un objeto cuya única función existencial es la de estar ahí para cuando le convenga.

O como una concubina china encerrada para siempre en la Ciudad Prohibida.

Si lo que deseas es que esta persona siga haciendo exactamente lo mismo, no lo dudes, sigue en contacto. Cuando necesite algo, no dejes de estar allí, dándolo todo. Cuando no te necesite, no le molestes, no le reclames y no le reproches. No le pidas hechos: confórmate con bonitas palabras, promesas abstractas, lloros o súplicas.

Mientras esta persona no te busque porque no te necesita o está entretenido/a en otros menesteres más interesantes, ten relaciones insustanciales con gente a la que trates igualmente como recursos para subirte el ego o sacarles aquello que el otro no te proporciona. No hagas nada relevante para cambiar: quédate esperando eternamente a que esa persona te llame para tener tus cinco minutos de sentirte vivo. Así que aprovecha el momento. Y búscate una buena droga para sobrevivir al resto, porque te hará falta.

¿Quieres ser tú quien asuma la dirección de tu vida? Empieza por tomar decisiones. Actúa como actuarías en una ruptura. Aparta de la vista los recuerdos, elimina del teléfono y de las redes sociales y si te contacta de nuevo,  o bien le echas agallas y le dices que deje de hacerlo a menos que tenga algo en firme que proponerte, o bien le das largas hasta que vea que ya no eres el esclavo eternamente disponible que no tiene nada mejor que hacer que acudir corriendo a su encuentro cuando a él o a ella le apetezca un polvo, un rato de cariño o que le animen el bajón del domingo por la tarde.

¿Dudas? Pregúntate qué te aporta esa relación y te darás cuenta de que la respuesta es: absolutamente nada.

Pero ¡es que le quiero tanto…! ¿Y qué diablos tiene que ver el amor con todo esto? Lo dije una vez y volveré a decirlo: AMAR NO SIGNIFICA DAR CARTA BLANCA PARA QUE ABUSEN DE NOSOTROS.

Si tú lo crees así, entonces es mejor que reevalúes tu concepto del amor, porque tiene más en común con la esclavitud.

Pero es que esa persona es tan especial...A esto sólo puedo responder con una cosa: tu listón de persona especial está muy bajo. No pasa nada. Siempre estás a tiempo de subirlo.

¿Qué es lo que sucede cuando renunciamos a estos vaivenes interesados con alguien que sólo nos tiene para lo que le conviene? Que probablemente sentiremos nervios, angustia y hasta puede que un síndrome de abstinencia. Y después alivio, autovaloración y unos tímidos y primeros pasitos hacia la responsabilidad y la autoestima. Que tendremos una oportunidad de concentrarnos en lo que esté sucediendo ahora mismo en nosotros y no en analizar lo que le pase a alguien, que no es ni quiere ser nada nuestro. Y de aquí, podemos abrir camino hacia otras maneras más sanas de vincularnos.

Y en última instancia, al iluminarnos nosotros, al dejar ir una conexión tóxica y llena de carencia y sufrimiento, renunciamos también a ser utilizados y al mismo tiempo, liberamos a la otra persona de la carga de tener que utilizarnos. En un acto tan íntegro para con nosotros mismos, ponemos nuestro grano de arena para seguir dando luz al mundo.

Anuncios
comentarios
  1. Carlos dice:

    Mi pareja no puede por temas monetarios hacer viajes. A mi me encanta. Pero no puedo. Cada vez que insinúo que voy a hacer uno me empieza a decir: ¿Lo harás sin mi? Y yo me siento mal y no lo hago. Este año pensaba ir al pueblo en las vacaciones junto a ella para poder pagar yo las vacaciones de los 2. Pero justo le ha salido un trabajo los días que yo no trabajo. Por lo que no podré ver a mi familia ni hacer ningún viaje en mis vacaciones, como siempre.

    • cristinalago dice:

      Hola Carlos,

      Me he pasado años renunciando a vivir la vida que quería por complacer a otras personas. Dejando viajes de lado, dejando amistades de lado, renunciando a actividades que me llenaban y me hacían feliz. Así que desde mi experiencia personal, sólo te diré una cosa.

      DEJATE DE TONTERÍAS Y SI TE APETECE VIAJAR, VIAJA.

      Y si tu pareja te dice ¿lo harías sin mi? Tienes una estupenda respuesta: “Me encantaría que todos los viajes fueran contigo, pero a veces podrá ser y a veces, no”

      Sois una pareja, no dos hermanos siameses.

      Abrazos

  2. Anónimo dice:

    Buenos días, me identifico totalmente con el artículo llevo 8 años en una relación de idas y venidas y hasta se ha casado dos veces con diferentes personas y aún así lo sigo aceptando la verdad es que yo no quiero vivir con esta persona pero creo que aún lo quiero y es por eso que cada que regresa lo acepto, pero últimamente sus actitudes me hacen sentir un juguete para el y se que ya no esta con su segunda esposa y desde hace algunos meses ya no me habla ni contesta mis llamadas ni los mensajes que le envío pero cuando le toco el tema de terminar con todo se pone bien loco y si lo termino de cualquier forma me sigue buscando.
    Quiero terminarlo definitivamente ya no me respeta para nada y si me baja mi autoestima estar en una relación así.

    Gracias

    • cristinalago dice:

      Hola Anónimo,

      Sólo una cosa. Necesitas aprender que tú eres la persona más importante de tu vida.

      No has sido creada por tu madre y por tu padree para vivir al arbitrio de los caprichitos de un caradura que no respeta a las personas, tu vida tiene otro propósitos mucho más relevantes.

      Piensa en todos los años de tu vida que no has vivido por esperar a este hombre, y piensa en lo que podrías estar viviendo si él no estuviera ahí.

      Abrazos

  3. Marcos dice:

    Hola Cristina , antes que nada felicitaciones ya que te explicas con una claridad increible.
    En mi caso mi esposa abandono la relacion con casi 20 anos de matrimonio.
    A los pocos dias de marcharse sucede lo que
    describis, llamados contacto y demas.
    De esto hacen ya casi tres meses , pero no veo una resolucion , no se decanta por la vuelta ademas veo que esta muy comoda asi.
    El hecho es que aplicar el contacto cero es muy dificil porque los chicos estan conmigo.
    Realmente estoy muy contrariado por la situacion.
    No se si hay una tercera persona , si la hay me llama la atencion lo apegada que esta conmigo.
    En definitiva y segun lo leido deberia aplicar el co tacto cero pero en esta situacion es dificil, ademas complica aun mas la situacion que fue diagnosticada como borderline , hecho que genera algunas pautas de conducta complicadas y dependientes.
    Es posible que la relacion cambie y prospere desde este punto? A veces siento que somos como novios , a veces que simplemente se desprendio de lo “malo” de la relacion y esta muy comoda asi.
    O lo peor que haya servido como una especie de red en esta transicion para ser desechado definitivamente cuando estabilice sus emociones.

    • cristinalago dice:

      Hola Marcos,

      Si el trastorno borderline de tu esposa no le ha impedido mantener una relación de 20 años contigo, no creo que le impidiese estar contigo ahora ¿no?

      Entonces hay otras causas por las cuales ha tomado su decisión de abandonarte y como eres consciente de que teniendo este trastorno, experimenta pánico al abandono y por tanto es complicado que ella deje de controlarte mediante mensajes y tanteos varios, deberás ser tú quien ponga los límites. Normalmente en una ruptura con hijos de por medio, se recomienda contacto cero salvo para tratar de temas prácticos relacionados con vuestros hijos. Yo particularmente no te recomendaría quedar con ella, tener sexo con ella, salir con ella, cenar con ella, ni ser su novio.

      Abrazos

  4. Carlos dice:

    Buen día, quisiera contar mi experiencia, hace un año en un trabajo conoci a una compañera, empezamos a tener química y a gustarnos, pero ese momento ella tenía una relación, después de conocernos mejor, de que creciera el interes y la atracción, salimos y tuvimos encuentros más próximos, pasionales e íntimos. Pero al ver que ella no dejaría a su novio por mi, decidí alejarme y poco a poco se fue enfriando, inclusive le llegue a platicar de mis sentimientos, ella no quería algo formal, los trabajos y actividades de cada uno nos alejaron más y yo quise alejarme pero ella me rogaba que no lo hiciera, que sólo conmigo podía platicar y que yo le entendí (ya en ese entonces platicabamos sólo vía whatsapp y yo servía como alguien que escuchaba sus problemas). Después entró a un trabajo y conoció a otro chico, en ese momento ella acabó la relación que tenía con su novio y empezó a salir con varios chavos (incluyendo a su nuevo compañero con quien estuvo saliendo más formal por tres meses, cuestión que me entraría recientemente) en ese lapso, yo seguí teniendo contacto por whats y por llamadas. Ella quiso salir varias veces conmigo pero yo no quise, es por que sabia que solo me usaba para subir su ego y animó; quizá yo no cortaba comunicación con ella por que recordaba nuestra afinidad y complemento en el sexo. Hace una semana acepte salir con ella, nos vimos por que yo me iba de viaje con fines de radicar en otra ciudad, en ese encuentro me comento acerca de sus salidas con otros hombres, me di cuenta que no fui su prioridad para comenzar algo serio y formal; el encuentro acabo pasional pero sin intimidad, de hecho durante la cita, note que el tiempo había influido para que parecieran mas difíciles las pláticas, sin el mismo interés de antes. A partir de eso eh decidido bloquearla de mis redes sociales, al igual no contestar sus llamadas, considero que me dejo en claro sus decisiones (anteriormente ya había tratado de hacer esto, pero reabrió la comunicación y me deje llevar por el recuerdo); esta vez estoy decidido a no dar marcha atrás, puesto que trato de contactar me hablando me pero no conteste.

    • cristinalago dice:

      Hola Carlos,

      Ambos tenéis un vínculo puramente utilitario: ella te utiliza como desahogo, porque probablemente en estos momentos sentirá que no hay nadie más a quien importe lo suficiente como para escucharle las penas; y tú estás enganchado a ese sentimiento de sentirte necesitado. Pero necesidad o dependencia no tienen porqué implicar amor o amistad sinceros, a veces sólo son necesidad y dependencia, a secas, como es vuestro caso.

      Entonces has de ser honesto contigo mismo y ver porque te respetas tan poco como para conformarte con que te utilicen como sucedáneo de ser querido.

      Abrazos

  5. Rocio CV dice:

    Quiero comentarte mi problema. El detalle es que esa persona es mi esposo, tengo además de eso dos hijos hermosos con él, pero es super manipulador, celoso (con decirte que detesta que me coloque vestidos por encima de la rodilla, vestido de baño, que mire a la gente, etc) y cuando se enoja es horrible porque si yo le reclamo por eso que no me gusta que me trate así, él se me sale por la tangente y me dice ¿Entonces porque esta conmigo, porque no me deja y sigues con tu vida si es que lo que yo le pido le fastidia tanto? y después de eso podemos durar 2 o 3 o hasta mas días sin hablarnos. Es horrible, porque yo quiero arreglar la situación y el ni me determina.
    A veces me molesta, porque si me ha dado algo, me lo quita, que ya eso no es mio, desconoce el hecho de que somos casados y que hay una sociedad conyugal y que por lo tanto lo que se ha adquirido en el matrimonio no es de los dos, sino de él.
    Cuando quiere ofrecer, ofrece tooooodo, es super amable, cariñoso, no dice que no a nada pero con algo que haga diferente a sus “fundamentos”, se transforma y ahí es donde yo entro en un estado de depresión tenaz porque no sé que hacer y vuelve el círculo vicioso. La verdad me quiero separar, soy profesional y con trabajo y dedicación puedo salir adelante pero no sé como hacer con mis hijos, no quiero tener que dejarlos, porque él no admite que yo esté con ellos.
    Te agradecería un consejo, a veces estamos muy bien pero es tenaz este sube y baja de emociones…

  6. Anonimo dice:

    Me encantó el artículo, es justo lo que estaba viviendo durante un año, hace unos días termine el contacto con él bloqueandolo de mis contactos y redes sociales. Espero ser firme y no caer nuevamente en una relación así que no me llevaba a nada, con solo pequeños momentos de placer pero con grandes momentos de frustración, y angustia.

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s