¿Tan mal está el mercado?

Publicado: julio 25, 2015 de cristinalago en Cómo encontrar el amor
Etiquetas:, , , , , , ,

11755881_979517588811858_5881537036567365308_n

Retornar a la soltería es, para muchos, como aventurarse en un baratillo repleto de saldos dispuestos a rebuscar en pos del último chollo. ¿Queda esperanza ahí fuera?

Lo confieso. La frase me resulta algo antipática. La primera vez que se la escuché a alguien, la imagen que se me vino a la cabeza fue la de un puesto repleto de mustias lechugas de oferta. En algún momento, o varios, de nuestras vidas, todos somos parte de ese mercado. Lo deseable e ideal es que cuantos se incorporasen a ello, fuesen personas que hayan transitado sus duelos, aprendido a estar bien solos y resuelto sus carencias emocionales.

Pero sucede que muchas veces entramos de lleno en la búsqueda y captura de nuevas historias estando como benditas regaderas. Bien porque salgamos de alguna ruptura que nos ha dejado tocados y hundidos, bien porque queremos amores de adultos con mentalidades adolescentes (o viceversa) o bien porque no sabemos qué diablos hacer con nuestras vidas cuando no tenemos pareja.

¿Qué es el mercado? Sería ese totum revolutum de personas de todos tipos y pelajes que se encuentran disponibles para iniciar un relación de pareja. Estar disponible, tenemos que recordar, no es lo mismo que estar preparado. Fuera de este mercado se incluirían aquellos que se encuentran, como diría Walter Riso, en huelga afectiva y quienes hayan encontrado a los respectivos amores de su vida y no tengan el menor interés en soltarlos.

El mercado está muy mal, dicen. Tengo miedo a sufrir, escucho yo entre líneas. Y lo comprendo. Porque era mucho más fácil cuando uno era más simple que el mecanismo de un botijo, creía en los príncipes y las princesas y engalanaba a cualquier ser humano medianamente presentable con el potencial que sólo pueden tener los amores idealizados. Al final, tú entras en el mercado porque es lo que te viene quedando cuando te expulsan del paraíso perdido.

Atrapados todavía entre la necesidad de seguir soñando y de asumir la cruda realidad, vagabundeamos por el infinito bazar de los antepenúltimos trenes, sin saber si uno quiere subirse a otro viaje o quedarse en la estación por si pasara el siguiente.

Y queriendo vivir, como en aquella película de Gwyneth Paltrow, dos (mil) vidas en un instante.

En mi propio proceso para poder liberarme de la dependencia emocional que había lastrado mi vida afectiva durante años, me interné por un tiempo en aquella supuesta galería de los horrores solteriles que me advertían amigos y allegados. Lo hice por pura inercia: estaba tan acostumbrada a estar siempre con alguien, que no acababa de concebir la vida de otra manera.

Sin embargo, para entonces me ocurría dos nuevas cosas: tenía tal desgaste emocional que no podría haberme enamorado aún queriéndolo con todas mis ganas y además, había adquirido la contundente certeza de que la pareja por sí misma no servía para hacerme feliz. Establecer citas, conocer gente e introducirme en un contexto de ligue sin sentir la compulsiva necesidad de ser amada por quien fuera, me permitió empezar a ver muchas situaciones desde un punto de vista diferente.

En la butaca de espectadora, descubrí que lejos de encontrarme con la desolación profetizada, lo que circulaba por el mercado eran otros seres humanos normales y corrientes. Personas dolidas, sí, con miedos, también, pero nada diferente a lo que yo misma llevaba conmigo.

Recuerdo, por ejemplo, a un hombre que acababa de divorciarse de su pareja de toda la vida e intentaba de alguna manera reproducir su vida anterior con alguna nueva persona. Pude ver sus dudas, su soledad, su sentirse perdido y no me pareció ya un extraño. Por unos instantes, vi a un hermano.

Di con un par de hombres que evidentemente estaban casados y buscaban tener una aventura. Mi ego pataleó un poco al verme considerada como un potencial segundo plato. Podía ser una lechuga mustia, pero ¡tenía mi orgullo!. Tuve que recordar que mi autoestima era asunto mío. Que no podía dejarla en manos de otras personas y mucho menos de personas casi desconocidas que engañaban a sus parejas. Al dejar de lado el ego, sentí compasión.

Di con personas muy seductoras, con muchas promesas y muchas prisas. La clase de amores explosivos que a mí me hubieran enganchado en otros momentos.  Me vi de nuevo en estas personas y vi su vacío interior, esa hambre imperiosa de ser amados a cualquier coste. Y sentí el sincero impulso de perdonar y perdonarme por estar tan hambrientos.

De estas y otras historias no me llevé una pareja, pero aprendí algo igualmente valioso, que forma una parte sustancial del aliento que impulsa esta página. Aprendí que el miedo te deja ciego y a veces, hasta sordo y mudo. Porque cuando no hay miedo, es como si de repente la realidad se despojara de todas sus capas aparentes y empezase a emerger lo que es esencial. Que no somos enemigos. Que el mundo no está lleno de potenciales amenazas afectivas. Que la mayoría de la gente sufre y hace las cosas como puede, como le es acostumbrado, como sabe o como le enseñaron. Que nadie nació para solucionarte la vida, pero tampoco nadie nació para arruinártela. Y sobre todo, que una vez te despojas de la necesidad, dejas de tomarte los problemas, traumas, dolores y carencias de los demás como una ofensa personal.

Una vez asimilado y comprendido que somos seres imperfectos y que nadie tenía poderes mágicos para sacarme de mis miserias, seguí mi camino libre de esperanzas y por primera vez en mucho tiempo, ligera de equipaje.

¿Está tan mal el mercado? Depende. Si no has afrontado tus propios traumas o miedos y pretendes buscar el chollo perfecto entre las mustias lechugas, es muy probable que acabes renegando o tirando la toalla. Si buscas conocimiento y comprensión, puede que te encuentres con la realidad de que el mercado está mucho mejor de lo que parecía a simple vista.

Anuncios
comentarios
  1. Carol dice:

    Muy bueno! Me encanto! Lo leere las veces necesarias para recordarlo y seguir reflexionando!, como con todas tus entradas.
    Gracias por esto, por tu ayuda y compartirnos todo esto, eres un angel Cristina.

  2. Rosa dice:

    Hola Cristina, este post no lo hubiera entendendido hace unos meses, ahora sí.

    Felicitarte por este maravilloso blog que yo recomiendo a todo el que me cuenta alguna desgracia afectiva con su pareja. !Deberían recetarlo en la Seguridad Social!. Un saludo y Gracias

  3. Consha dice:

    Que bueno Cristina: Lo has radiografiado, diría yo. Aunque llevo en el “dique seco” como mil años? he creído observar lo que comentas, tanto en mí como en amistades cercanas. Yo pensaba que era la única que tenía una especie de “llaga” sin cerrar, pero he observado que llagas hay muchas y algunos/as no se dan cuenta de hasta que punto la tienen ahí, aún abierta…

    • cristinalago dice:

      Me gusta una anécdota que contaba Von Karajan y que reza lo siguiente:

      Cuando, en el tercer acto, Stolzing le pregunta a Hans Sachs qué hay que hacer para llegar a ser maestro, éste responde: “Mira, cuando eres joven viene solo, porque la primavera canta por ti. Pero luego llega la madurez, las enfermedades, las rupturas matrimoniales, los divorcios, las operaciones, las dificultades en el matrimonio y demás; quien después de todo esto sigue siendo capaz de cantar una hermosa canción, es un maestro”.

      En la vida es inevitable llevarse heridas de guerra. A veces caemos en el error de considerar anormal el haber sufrido. Lo anormal es lo contrario, por lo menos a partir de ciertas etapas. Lo que nos hace amar más y mejor no es la carencia de daños y perjuicios, es la capacidad de trascenderlos. Quien ha sufrido y aún así, todavía es capaz de preocuparse en dar algo de sí que merezca la pena, está por encima de todo sufrimiento.

      Abrazos!

      • Arancha dice:

        Qué razón tienes Cristina!! lo bueno de haber sufrido con las relaciones es la madurez que adquieres…suscribo todo lo que dices!!
        Nuevamente GRACIAS!!

        Besos! 🙂

  4. Nala dice:

    Gracias, gracias, gracias Cristina! Me encanta ( y reconforta ) tu análisis.

  5. reina dice:

    Cristina, felicidades por contribuir a acabar con el tópico de que “el mercado está fatal” (como si el mercado no fuéramos también nosotros mismos), alentado por ciertas revistas y blogs de mujeres presuntamente modernas e independientes que luego escriben historias tipo: “Fulanito me dejó, es un hdp… pero estoy deseando que me llame a las tres de la mañana para echar un triste polvo”.
    Yo creo que hay una excesiva presión social por volver al mercado cuanto antes tras una ruptura. Sé que ya has escrito sobre el tema pero mi pregunta es: ¿Qué significa exactamente “volver al mercado”? ¿Irse a las discos y apuntarse a todas las webs de ligue? ¿O simplemente dedicarse a disfrutar de otros aspectos de la vida, conocer gente (si surge) y descubrirla poco a poco, sin prisas ni expectativas?
    ¿Qué pasa cuando, en el fondo, lo que sientes es una pereza terrible ante la idea de “volver al mercado”, como quien se pone a buscar trabajo o el vuelo más barato para las vacaciones? ¿Tan malo es que no te queme por dentro la necesidad de una pareja? ¿Por qué la soltería está mal vista, con ese estigma social de que la soledad es sinónimo de tristeza y fracaso?

    • cristinalago dice:

      Yo creo que lo que se entiende comúnmente como “mercado” más bien debería referirse a esta etapa de transición donde todos nos lanzamos a la búsqueda de algo que no sabemos qué es, en los lugares más insospechados.

      Estar soltero, estar bien, desear el amor, pero no necesitarlo, yo lo considero un auténtico estado de bonanza personal que resulta tan individual e intransferible que no se le puede dar un nombre.

      Cuando te quedas soltero, la mayoría pasamos una especie de “mono” en el que vienen esas angustias de no encontrar a nadie y de adjudicarse todas las taras emocionales del mundo. En realidad no sabemos que cuando tememos la soltería, no tememos la soltería en sí, sino ese “mono” que es un estado meramente temporal. Uno no rechaza lo que conoce, uno rechaza lo que ignora y las personas que estigmatizan la soltería en realidad lo que temen no es no encontrar una pareja, lo que temen es verse algún día en la “terrible” tesitura de tener que encontrarse a sí mismas.

      Que como tú y yo sabemos, puede ser algo realmente liberador y maravilloso 🙂

      Es como la gente que tiene miedo a viajar, y en lugar de reconocer que tiene miedo, critica a los que viajan.

      Abrazos guapa!

  6. reina dice:

    Gracias, Cristina. Precisamente los que más critican la soltería y te conminan a buscar novio son los que tienen relaciones de lo más discutibles y no han pasado nunca por épocas de soltería. Indagando un poco más, descubres que tienen miedo a la soledad porque les parece aburrida y triste.
    El otro día hablaban en la tele de no sé qué estudio que decía que el estado ideal era el de estar en pareja (sic). Para ilustrar la noticia sacaban a una pareja de mediana edad. Ella decía que “estar solo es muy triste” y el señor decía que él sin su mujer estaba muy bien… Y esos son los que luego osan criticarnos.

    En definitiva, estoy abierta al amor pero me produce cansancio la idea de salir a buscarlo como si fuera un puesto de trabajo o uno de esos “chollos” del mercadillo que has comentado. Seré una romántica pero prefiero dejar que la pareja llegue. Supongo que el truco es abstraerse del ruido y de la presión.

    Besitos 😉

  7. reina dice:

    Y es verdad que no es cuestión de que “el mercado esté fatal”, sino que algunas personas están tan dañadas que, sin querer, acaban dañando a los demás. Creo que, a medida que nos despojamos de necesidades, podemos entrenar la capacidad de discernimiento y acabar viendo con más rapidez y facilidad si una persona nos interesa y conviene de verdad 😉

    • Carol dice:

      Eso es verdad, cuando estas soltero y agusto, el prospecto debe estar a la altura, para hacernos de verdad desear dejar la solteria, ami el andar buscando como que me resulta sin sabor, no me sabe, nada como que llege y te sorprenda.

  8. Helen dice:

    Me ha gustado mucho el post, sobre todo porque humaniza y saca de la categoría “de estar en el mercado” a los que en un momento dado buscan pareja, al final sólo se trata de personas, cada uno con su historia, y su mochila a la espalda. Cuando no se observa desde la necesidad todo es más humano…. Y quienes hacemos la reflexión también formamos parte o hemos formado parte alguna vez del mercado.

    tb. me ha gustado mucho la imagen que abre el post…..otra de las cosas por las que me encanta este blog

  9. tere dice:

    A mí, la palabra “mercado” me suena a cosas, animales, mercado de ganado, de carne… como si no fuera la cosa lo suficientemente buena para llamarlo “relaciones” o “posibilidad de conocer a alguien” a según que edades o circunstancias. Me recuerda a esos mercados de ganado en que mostraban la buena dentadura que tenían las cabraso bajaban el precio de la vaca por cualquier cosa como la condición física y más importante, por la edad. Es como si nos dijeran que a partir de cierta edad sólo nos podemos conformar con las sobras o con lo que queda y los demás no se han llevado. Nunca me ha gustado la palabra “mercado” refiriendose a las relaciones.

  10. Carlos dice:

    Muchas gracias Cristina por tus escritos. Es una delicia poder leerte y este último post es muy interesante. Te sigo siempre. Un besote!!!

  11. Lucia dice:

    Hola Cristina. Tengo una duda. Y que pasa cuando efectivamente no quieres volver al mercado porque lo que tu quieres es volver con tu ex pareja? En lo particular, me dejo hace 4 meses, por razones sin sentido para mi. Simplemente no quiso avanzar conmigo a la siguiente etapa, no me queria mas, que se yo. Y por mas que hago contacto cero, pero cero de verdad, cada dia siento que lo extraño mas y estoy mas segura que era a el a quien queria. Que hacer en ese caso? Fueron 6 años de relacion.

    • cristinalago dice:

      Hola Lucía,

      Este sería el sector de lo que mecionaba como personas que están en “huelga afectiva”.

      Si estás pasando por un duelo y asumiendo una pérdida, me parece normal, lógico, sano y necesario darte el tiempo que necesites y olvidarte de mercados, mercadillos y equivalentes.

      Un proceso de duelo, al contrario de lo que muchas personas piensan, no es un mes de llorar y ya estar bien y menos aún después de 6 años. Yo me enfocaría a ir poco a poco reconstruyendo una nueva vida para poder dejar atrás la anterior y cuando me refiero a nueva vida no hablo de una nueva pareja.

      Abrazos!

    • Carol dice:

      Yo te entiendo Lucia, prueba hacer una nueva actividad, lo que sea, por que siento que aun no aceptas que ya no va a volver, y te entiendo despues de tanto tiempo, enfocate en ti y estar bien, apapachate mucho.

  12. clara dice:

    Hola Cristina!
    Yo lo dejé con mi pareja hace 4 meses casi 5, después de una relación de 3 largos años… 2 de vivir juntos. Tenemos 28 años. Fue una relación muy bonita y especial, pero con muchos “alti-bajos” y lo acabamos dejando después de 1 estúpida discusión porque en los últimos meses no haciamos otra cosa más que discutir. Estuvimos 2 casi 3 meses de contacto cero total y en el último mes-2 meses hemos retomado el contacto… hablamos por teléfono un par de veces, 1 hora de conversación cada vez, nos reimos y nos contamos nuestras nuevas vidas.
    Yo le sigo queriendo y guardo la esperanza de que él a mí también y de que volvamos juntos. De vez en cuando nos escribimos mensajes, nos preguntamos como nos va el trabajo y la vida en general, hemos quedado para volver a vernos este mes, por primera vez desde la ruptura… en septiembre actua un grupo que a él le encanta y he comprado 2 entradas al concierto, aunque no sé si se las daré o si podremos ir juntos, aunque sea como “amigos”, de aquí a septiembre…
    Mi pregunta es… puedo hacer algo? puede una pareja que se ha separado por que no paraba de discutir volver a re-encontrarse y a darse cuenta de lo bien que estaban juntos? es demasiado pronto para tener contacto con él? él es quien me escribe a mi principalmente, por ahora solo hablamos como dos personas con un inmenso cariño mutuo que se siguen interesando el uno por la vida del otro… yo ni pienso en el mercado, porque quiero volver con él, siento que podemos volver a intentarlo y a hacerlo mejor. Aunque sigo con mi vida y los demás aspectos van bien… si él no siguiera pensando en mi no me escribiria no?

    • cristinalago dice:

      Hola Clara,

      Si se trata de una relación que ha sido buena, sólida, armónica y que atraviesa una momentánea crisis debido a cambios graves o problemas puntuales, probablemente se pueda recuperar.

      El quid de las relaciones que inician ya siendo tan desequilibradas es que no acaban de arrancar nunca porque falta afinidad y compatibilidad (de ahí los constantes altibajos) y si alguna vez funcionan, es pasado los años, con cambios muy profundos en las personas que hacen que encajen donde antes no encajaban.

      Para una hipotética vuelta a una situación diferente y mejor es necesario quemar la anterior etapa, asumir la pérdida, reconstruir la propia vida en torno a nuevos principios y sobre todo darse un largo espacio a la reflexión para aprender de los errores cometidos, algo que se dificulta si nuestro objetivo es recuperar al otro, y no recuperarnos nosotros.

      En todo caso yo te recomendaría que hablases con él y aclarases si hay alguna intención o planteo de regresar. Muchas personas dejan relaciones y siguen contactando con las ex parejas por pena, por culpa o porque quieren conservarla a modo de amiga, lo cual, para la persona que aún tiene sentimientos, es como meterse cianuro en vena.

      Mejor aclarar lo que se quiere y se busca y no jugar a las adivinanzas.

      Abrazos!

      • clara dice:

        Hola Cristina, soy otra vez yo… 1 mes después hemos quedado por fin para vernos. Hoy me ha escrito para solucionar unas cuentas pendientes de la casa en la que vivíamos, y me ha dicho “si quieres nos tomamos algo y los hablamos” y le he dicho que ok, que la semana que viene tengo libre el viernes, y él me ha contestado que el lunes me escribe y vemos qué hacemos…
        Durante el mes de julio, como te dije, tuvimos mucho contacto, sobre todo por su parte… pero desde hace 1 mes no sabía nada de él.. contacto cero total otra vez. Yo creo que lo estoy haciendo bastante bien, no me pongo nunca en contacto con él, no lo espio por las RRSS.. pero tengo que reconocer que me pone muy nerviosa el volver a verlo…
        Tengo un buen cacao mental.. por una parte, aunque estoy bastante bien de ánimo y cada día lo echo menos en falta, por una parte sigo queriendo y esperando que un futuro podamos volver juntos, sé que para que esto ocurra aún debe pasar más tiempo y no será esta semana que de repente me vea y se de cuenta de lo que me quiere.. es bueno este tiempo separados tanto para volver como para seguir cada uno con su vida…Pero por otra parte no quiero que me haga daño, porque ahora estoy bien.. y si no lo veo, si no sé nada de él durante meses, se que la distancia es el olvido y que la hipotética vuelta jamás se producirá…
        No teniamos una relación perfecta, pero sé perfectamente lo mucho que nos hemos querido, y sé qu él me ha amado con locura y que al verme tan guapa como estoy ahora además, puede volver a moverse algo dentro de él… pero me da miedo lo que también puede volver a moverse dentro de mi.
        Gracias por tu tiempo

      • cristinalago dice:

        Hola Clara,

        Ante la duda ¿por qué no tanteas el terreno antes de quedar para saber si hay un interés en regresar o simplemente te ve como un amiga? Porque te ahorrarás mucho dolor y tiempo…

  13. Marcela dice:

    Me encanta tu blog! Yo hasta hace días recordaba a mi ex y pensaba ¿por qué tuve que haber conocido a ese hombre que me causó tanto dolor y que llegó a lastimarme?. Dejando la posición de víctima no creo que la intención de él fuera lastimarme, de hecho no sé cual habrá sido su intención pero la vida hizo que él llegara para enseñarme muchas lecciones de las cuales la única que tenía las respuestas era yo. Pienso que la conclusión de todo esto es lo que siempre has dicho en todas tus entradas, el problema no está en las personas de afuera, el trabajo de amor lo tenemos que hacer con nosotros para no volver a meternos en relaciones que no nos corresponden y no exigir en otros lo que no nos damos a nosotros mismos.

    • cristinalago dice:

      Hola Marcela,

      Pues los seres humanos no solemos ser muy originales en lo que respecta a nuestras intenciones. Por lo general, lo único que intentamos es ser felices y sentirnos bien. Lo que pasa es que hasta que averiguamos cómo hacerlo…seguimos muchos caminos.

      La conclusión siempre es verse a uno mismo para avanzar y aprovechar toda experiencia que nos suceda, para que ni el dolor, ni el amor caigan en saco roto en el cómputo de nuestro aprendizaje.

      Abrazos!

  14. R. dice:

    Sabias palabras Cristina, gracias por compartirlas con nosotros.

  15. Maria Dolores dice:

    Hola de nuevo Cristina. Como ayudan tu posts a ver el bosque entre los arboles. Es la segunda vez que escribo aqui. Hace tres meses que no tengo pareja ya que descubri una infidelidad de larga duracion y aunque yo quise superarlo el no quiso. Despues de un mes me apunte a un grupo de singles hacienfo de tripas corazón. No hubo nadie que despertara mi interes hasta que hara un mes empezo a desprtar mi intere un hombre peculiar. A penas hablabamos en el grupo. Un dia a causa de un comentario porsu parte un tanto rancio cuando me interesaba por su salud, desencadeno un seguido de correos privados iniciados por mi. Sus respuestas eran secas hasta que yo mi fui dulcificando y hasta le propuse ver una peli en su casa a la que habia hecho referencia un dia charlando en petit comite estando el presente. Acepto mi propuesta. Yo flipaba en colores. Pero el dia de consensuar la cita no llegaba, que si excusas para la semana que viene que pasara la ola de calor … Hace una semana fui con parte del grupo a la discoteca donde el no falla cada sabado. Al verme tardo nada en decirme que teniamos que hablar. Salimos fuera y nos miramos a los ojos. Yo estaba muy nerviosa. Estuvimos rato hablando, concluyendo que queria conocerme sin duda, que le gustaba. Al rato lo lleve hasta su casa en mi coche, pare el motor y nos dejamos llevar por las caricias y los besos. Todo muy dulce. Al dia siguiete me cito para un paseo. Estuvimos casi cinco horas juntos. Me explico cosas muy personales como su separacion hace 7 años, su posterior depresion, sus visitas a terapias, incluso lo desmonte cuando sin quererlo me explico que se habia medicado. Pero su estado hacia mi ya noera el mismo. Incluso llego aconfesarme que no se sentia enamorado. Al dia siguiente me llamo, estuvimos una horaal movil. Insistio en que no sentia la chispa para iniciar algo conmigo. Ante mi desconcierto, le escribi un ultimo correo, digno de Vargas Llosa, donde le declaraba mis intenciones y le pedia una oportunidad. Me llamo de nuevo a la tarde para agradecerme esa carta, pero no dio su brazo a torcer.
    Nos vimos otra vez en un paseo con el grupo. Cuando llege el estaba sentado aparte. Me diriji a saludarle y hablamos tranquilamente (le habia pasado el link por wtsp de “la ultima pregunta”). Me pregunto como estaba y le respondi que bueno, que poco a poco.
    Estoy super-pillada por este hombre, no se que es, si es amor, falta de cariño por lo que me paso con mi pareja. El caso es que el venazo con el es importante. La gente, los que lo saben, me dicen que no lo agobie, que tal vez suceda algo si nos vamos viendo en el grupo.
    Solo me pregunto si se me ira pronto esta tonteria. Me levanto y lo tengo en la cabeza. El grupo no puedo dejarlo ya que es donde socializo. Es muy incomodo que este ahi y no poder tener nada con el. Aun asi, es curioso, ambos compartimos pasion por la montaña, y el jueves estuvimos hablando de ir juntos a otro grupo especialzado de salidas, donde el ya suele ir, pero a mi me da corte ir sola ya que es en la capital, todo mas multitudinario.
    Y este es mi panorama, un tanto iluso y adolescente por mi parte. Supongo que todo se agrava cuando ademas yo tengo mucho tiempo ya que estoy en el paro.
    Gracias por tus consejos Cristina, siempre tan lúcidos.

    • cristinalago dice:

      ¡Hola María Dolores!

      Yo seguiría manteniendo el foco en trabajar para estar mejor día a día, en pasar tu duelo y en enfocarte en objetivos mucho más importantes que reemplazar a un hombre por otro.

      Es normal en estas etapas tender a intentar volver a lo conocido, a intentar repetir la misma vida que tenías hasta ahora (nuestro cerebro es bastante vaguete :)) pero ten en cuenta que hacer lo mismo te llevará repetir los mismos errores.

      Este hombre que conoces no es relevante realmente en tu proceso. Es una señal más de que la única persona de la que deberías empezar a enamorarte ahora mismo, es de ti. De este modo, no venderás el alma por unos abrazos y unas confidencias y escogerás personas menos idealizadas y más interesantes que alguien que de lo primero que se le ocurre hablarte según le das cancha es de sus penas. ¿En serio que eso te parece atrayente?

      Si te sirve para des-idealizar, piensa que tener una relación con un depresivo no es precisamente una cumbre de felicidad que te vaya a solucionar la vida. Y te aseguro que ni tu amor le va a sacar de la depresión, ni el suyo a ti te va a sacar del duelo. Quítale el poder. No lo tiene.

      Abrazos y sigue sanando!

    • Sabrina dice:

      Hola María Dolores,
      Me encuentro en una situación similar, donde él me dice que no puede estar conmigo porque no siente ese enamoramiento para conmigo. Y en eso no podemos hacer nada. Veo que escribiste en julio, espero de corazón que estos meses hayan ayudado a sanar. Yo por mi parte estoy aplicando el cero contacto, me está costando trabajo, pero lo hago por mi. Alguien que fríamente o deliberadamente no quiere dejarse sentir es alguien que necesita sanar él mismo.

      Te mando mucha paz.

      Sabrina

  16. Mar dice:

    Hola Cristina
    En primer lugar te felicito por el blog ya que refleja muy bien la realidad amorosa del momento. Respecto al tema del blog me siento muy identificada ya que llevo mucho tiempo sin pareja y ultimamente lo que me encuentro son solo malas experiencias (personas q no han superado rupturas, no buscan lo mismo, caracteres incompatibles..) me pregunto muchas veces si el problema soy yo o los demas… quizas voy con unas expectativas altas cuando conozco a alguien o es que atraigo a los “traumatizados”. Puede ser que a veces sea un reflejo de nuestros miedos o que simplemente no se tiene suerte… me gustaría saber como actuar si hay que resignarse o pensar en qie algo bueno puede llegar… un saludo!

    • cristinalago dice:

      Hola Mar!,

      Ante una situación que se repite mucho en mi vida, por ejemplo, siempre me lo tomo como señal de que necesito un cambio de aires o un cambio de enfoque.

      Yo lo miraría desde ese punto de vista, a ver qué descubres 😉

  17. Lia dice:

    Esta entrada me va perfecta para lo que he vivido últimamente. Me registré hace un par de meses en una página para conocer gente. La sensación que he experimentado la refleja muy bien el artículo, la impresión de estar perdido o lleno de miedos es habitual. Es frecuente encontrar hombres (e imagino que mujeres) con un gran miedo a establecer un inicio de relación, la mochila de lo vivido pesa mucho. Deduzco que muchos nos embarcamos en estas experiencias sin haber sanado las heridas. I te encuentras de todo, es habitual dar con gente que pronto te das cuenta que básicamente buscan sexo, y si eres de las que prefieres empezar conociendo la persona te decepcionas pronto. Creo que la mejor postura ante este tipo de contactos es no crear ninguna expectativa, tomarlo como una oportunidad para conocer personas con sus carencias y miedos y no dejar que ninguna situación te humille o te dañe la autoestima. Si te enfrentas a estas citas con necesidad, es fácil que te lastimen. Si te sientes fuerte, adelante, sinó recuérdate antes que para estar bien con alguien hay que llegar primero a un equilibrio personal. Gracias Cristina por tu blog, es genial.

  18. ade dice:

    Cuanta verdad hay en este escrito. Y lo peor es que vas dándote cuenta de por qué actúan las personas de un modo u otro y tu no puedes hacer nada para que los demás sean conscientes de ello. Es triste ver y no poder hacer nada al respecto. Sólo me queda la esperanza y la aceptación.

  19. OE dice:

    A alguien mas le pasa que ve los comentarios como la segunda parte del post, y se retroalimenta al leerlos, sabiendo que no estamos solos, que no somos los unicos?; Son como los ejemplos que acompañan la teoría de un tema de matemáticas
    Cristina eres una persona especial estoy seguro que haz ayudado a muchas personas en casos difíciles, te leeo siempre.
    Tienes una gran misión y felicidades por tu blog, gracias por la ayuda que sin saber me has brindado en situaciones difíciles.
    Saludos y bendiciones!

    • Aura dice:

      Aunque hace ya casi dos años de tu comentario, yo he descubierto el blog hace poco y lo estoy leyendo por entero ya que me está ayudando mucho a abrir los ojos y a intentar aprender a llevar mi duelo. Y justo hoy, como también me leo la parte de comentarios, pensaba lo que tú dices, que esta es la parte práctica de la teórica que Cristina nos plantea con cada artículo. Como si tras una charla profesional, asistieramos a una terapia de grupo y cada uno expusiera su experiencia para así aprender entre todos a llevar mejor estos asuntos del corazón.

      Así que por la parte que me toca como nueva integrante de este grupo terapéutico, gracias a todos por mostrar vuestros sentimientos y sobre todo a Cristina por enseñarnos el camino más adecuado.

  20. Mireia dice:

    El mercado no sé cómo está, pero la gente…todo se reduce a ligar y a “quedar”. No es nada fácil establecer relaciones con los demás y ver que sólo quieren conocerse a sí mismos. Nadie tiene interés en nada…sólo en su mundo de siempre, no puedes esperar empezar a hablar con alguien de todo un poco de manera relajada. Con un vistazo decidirán si eres digno de merecer su atención y, lo peor, cómo se usan unos a otros! Para quedar bien en grupo, para salir a ligar, echar un polvo o sentirse queridos y poder decir que pasan. Yo veo que las relaciones se basan en el juego y nada más.

  21. Mireia dice:

    Me olvidaba añadir que todo son posturas: fingir poco interés, decir que no quieres nada, hacerse el duro. El “ahora no le llamo”, “ahora a ver si le digo esto o lo otro”…mientras haya tanto interés en ligar no vamos a enamorarnos.

  22. palo dice:

    Hola Cristina, la verdad es que te felicito por este post. Claro que es necesario mirar a la gente con otros ojos, soy una fiel creedora de que la gente hace lo que puede y que hay gente que lo hace mal porque al final “no sabe cómo hacerlo”.
    Pero qué hacer si la persona que nos mola esta a peras y nosotros estamos a manzanas? Es decir, si alguien nos mola y esa persona quiere una relación más libre y nosotros no es que queramos llevarlo al altar, peroal final esa “comprensión” o “compasión” hacia alguien que ya de primeras no quiere lo mismo, no nos haría sufrir y nos acabaría dañando nuestra autoestima? Yo de las “peores experiencias” que tú has indicado en este post como salir con alguien que no ha superado ruptura, he sacado los mejores aprendizajes, pero hasta qué punto tenemos que seguir aprendiendo a base de “tortas? Mil gracias Cristina. Eres 10

    • cristinalago dice:

      Hola Palo,

      Yo estuve unos cuantos meses con una persona en las circunstancias que explicas. Ambos teníamos diferentes propósitos, que lógicamente hicieron que al final no se evolucionase y se rompiese la relación. Lo único que lamenté entonces de toda esta historia, fue el hecho de haber reprimido sentimientos y deseos por no “asustar” a la otra persona. Que alguien quiera una relación de amor contigo es algo bonito y halagador, no un horror que hay que esconder a toda costa ¡ni que le estuvieras haciendo una putada por querer algo más!. En cualquier caso, si una persona desea una cosa y la otra persona, desea una cosa distinta, evidentemente ni están en el mismo camino, ni tiene mucho sentido seguir adelante, ya que en ese tiempo que se pasa con algo que no te curada, es tiempo que pierdes de conocer a quien sí quiera lo mismo que tú.

      El dolor siempre conlleva un avance, pues pone a prueba nuestros propios límites, tan reforzados por la comodidad a la que intentamos aferrarnos. Una educación que desde pequeños nos mostrase que el amor y la vida en general son complejos, cambiantes y a veces caóticos, nos ahorraría gran parte de estos sufrimientos. La filosofía budista en este aspecto nos lleva mucha ventaja. Quizás llegará el día en que tras aprenderlo nosotros, educaremos a una nueva generación un poquito más sabia y otro poquito menos sufridora. Ojalá.

      Abrazos y gracias a ti 🙂

  23. aguedalgg dice:

    Si te pasas por mi blog alucinas…yo no lo hubiera expresado mejor….queda esperanza??? He ahí la cuestión. ..

  24. Miguel dice:

    Querida Cristina, ¿cómo y cuándo se da cuenta uno de que ya ha aprendido, de que ha crecido, de que ya no tiene hambre, de que ya no experimenta esa convulsiva necesidad de ser amado por alguien?

    • cristinalago dice:

      Hola Miguel,

      Hay un temazo precioso de Los Secretos, que casi lo explica mejor de lo que yo podría hacerlo en muchas más palabras…

      He muerto y he resucitado,
      Y en mis cenizas, un árbol he plantado,
      Su fruto ha dado,
      Y desde hoy…todo ha empezado

      (Entre tú y yo: esta canción me pone los pelillos como escarpias)

      Hay otras cosas que van sucediendo y que son comunes a la mayoría de los que iniciamos este agridulce camino del aprendizaje vital. Que de repente te das cuenta que disfrutas mucho del presente. Que no te causa tanta ansiedad pensar en lo que sucederá en un futuro. Que te sientes orgulloso de lo que has vivido, de lo malo y de lo bueno. Que vives con mayor intensidad. Que entiendes películas que hace años te dejaban indiferente. Que eres más fuerte y sin embargo, eres mucho más sensible. Que lloras más. Que te tocan cosas que antes no te habían preocupado. Que tus emociones dejan de avergonzarte. Que te conoces y te respetas más.

      Y sobre todo, cuando empiezas una historia con alguien y lo que más te llena no es lo que ella pueda darte, sino lo que das tú.

      Cuando lo sientas, acuérdate de estas palabras 🙂

      Abrazos

      • JImena dice:

        Querida Cristina:
        Me he identificado con todo lo que describes. Solo me falta lo de la nueva relación, para ver si, además de la teoría, me sé también la práctica.
        Muchas gracias por tu labor, este blog me ha ayudado mucho en ese despertar.
        Un abrazo a todos,
        J.

      • JImena dice:

        Querida Cristina:
        Tras haber vivido mi personal travesía del desierto, bucear en los abismos e ir paralelamente leyendo tu blog, te escribo hoy, casi dos años después, para decirte que hace varios meses ya que estoy en una relación de pareja y estoy muy contenta. Una de las cosas que más me agrada es justamente el haber superado miedos (aunque todavía queden algunos), logrado modificar patrones de conducta y, en definitiva, haber conseguido “pasar de pantalla”. Gracias; tu blog ha constituido una pieza fundamental en esta evolución. Seguiremos leyéndote y tratando de ir paso a paso. Un abrazo!

  25. Juanky dice:

    Cristina, me conmoviste hasta la lágrima, es cierto, nos olvidamos que allá afuera también hay mucha soledad y que muy probablemente lo mismo que buscamos nosotros (bien o mal), también lo están buscando otros. He visto muchísima insatisfacción en el ámbito gay (soy gay), y vacío que se pretende llenar a través del sexo y las apariencias, eso me ha hecho desilusionarme pero intento no perder la fe ni la brújula, sé lo que quiero, y toca ser paciente. Hay que tener fe en que si nosotros somos honestos, en el “mercado” también habrá gente que ofrezca lo mismo. Un beso afectuoso desde México.

    • cristinalago dice:

      Hola Juanky,

      Me alegro un montón de que te haya gustado el artículo y sobre todo que se mueva esa idea de cercanía y empatía hacia los demás, por más extraños o hostiles que puedan parecernos cuando nosotros mismos tenemos nuestros miedos…

      El amor es algo que no sólo se encuentra, también se hace. Por lo que tanto importa saber escoger como saber construir 🙂 Seguro que fuera del mercado “oficial” hay otras personas que tampoco quieren formar parte de ningún mundo de las apariencias y sólo buscan amar y ser amados.

      Abrazos!

  26. Dario dice:

    Hola Cristina

    He leído un comentario que le hacias a Miguel sobre un tema musical de los secretos, cancion de culto para mi, al igual que la canción…

    “Nunca he sentido igual una derrota,
    que cuando ella me dijo se acabo…
    “Nunca crei tener mi vida rota y ahora
    voy arrastrando mi dolor”…………..

    Bueno, ahora las escucho mucho, pues digamos que me ayudan a canalizar las emociones, pues estoy inmerso en pleno duelo por una ruptura reciente, además de perdida de trabajo y vida social pobre,,pues, he de reconocer que tengo pocos amigos y no es que tenga una facilidad enorme para socializar y al mismo tiempo que lo voy superando e intento introducir cambios en mi vida (me cuestan, eso tiene el no haberse querido lo suficiente y que todo lo que haya ido viviendo haya ido en función de eso hecho..la vida te responde ), voy tambien trabajando en expandir mi conciencia (conocerme mas .descubrirme, seducirme , enamorarme,,aceptarme y perdonarme, en definitiva, amarme mas a mi mismo),no se muy bien como hacerlo, pero, veo claro, que es el camino y aunque, no se. si tengo mas voluntad que acierto en el empeño, puedo decir, que por lo menos siento momentos en el dia a dia que si consigo sentirme verdaderamente a gusto conmigo mismo, alternando esos momentos con otros de bajon, y los acepto y nos los rechazo, pues me he dado cuenta que en realidad todas son emociones y hay que vivirlas todas, quiza, el secreto radique en equilibrarlas, pues todas ellas somos nosotros, la música (entre otras cosas) pueda ser un buen catalizador para esto,y al hilo de tu comentario, me atrevería a sugerirte ,..que eres angel y maestra..por si no las habias oido nunca..(me imagino que si) unos temas de Manolo Garcia, concretamente del álbum “Nunca el tiempo es perdido” concretamente los temas son: “Sin que sepas de mi”,”Vendran días” y “Por respirar”, hay alguno mas en ese álbum, pero esos tres, por lo menos para mi, me dan la sensación que están escritos por una causa y no por una casualidad, es que me ha parecido interesante el tema y creo que la musica es un buen vehiculo para expresar emociones sean del tipo que sean y creo modestamente que a muchas personas que veo por aquí (incluido yo) podrían serles de utilidad en nuestros duelos, desamores y crisis existenciales, etc..venga, no me enrollo mas, espero que si no las has oído ya, te pongan también los pelillos erizados..jejeje, Gracias por todo lo que haces, de corazón te lo digo,

    Hasta pronto.Saludos y besos.

  27. Dario dice:

    Buenos días Cristina

    Espero que si tienes tiempo para escucharlas las disfrutes y te emociones.
    Gracias por tus respuestas.
    Besos y abrazos.

  28. Maria dice:

    ¡¡Eres genial!!.

    Mil gracias por compartir con nosotros “tu sabiduría”.

    ❤ ❤ ❤

  29. mucho mejor que ayer dice:

    Hola Cristina,

    escribí aquí hace unos tres meses, en pleno adebacle emocional, después de ser dejada por mi pareja. Madre mía, que duro ha sido. Sé que tendré algún bajóncillo más y también que en algún momento volveran recuerdos…pero estoy convencida de que lo peor ya ha pasado. Hace tan solo un mes, no me hubiera imaginado pensando y sintiendo lo que siento ahora. Estoy totalmente convencida que ésta ruptura es lo mejor que me podía pasar. Me está costando mucho encontrarme a mi misma, me sigue costando estar en casa, pero ya no me agobio, he aprendido a estar bién estando mal…He aprendido tanto, tantíssimo en estos casi quatro meses que no sé si se habrá asentado todo….me he vuelto una experta en el control de la ansiedad, así que dejé de fumar, pues pensé que si había superado el síndrome de abstinencia de mi ex el tabaco no me costaria tanto, y estaba en lo cierto, (y esto que llevaba 20 años fumando). Total que aunque no estoy en mi mejor momento…yo diria que del 1 al 10 estoy en un 5, pues estoy con ganas de seguir aprendiendo y viviendo intensamente. Supongo que he tenido suerte que mi ex no haya querido verme aunque esto me ha dolido lo que no está escrito (yo intenté que quedaramos durante el primer mes, y como no quiso le pedí que me esclareciera las cosas, ya sé que estaba muy claro pero necesitaba tenerlo mas, jejeje, y todo me quedó claríssimo cuando me dijo que estaba muy bién, que hacía lo que quería, y que sin rencores). Ahora no sé que pasaría si nos vieramos, supongo que se me removerian muchas cosas, esto me da un miedo relativo, porque sé que si no es forzado es muy difícil de que pase. Otra situación que me ha generado un poco de dudas, es que este fin de semana me he sentido atraïda (bastante atraïda) por un chico, esto me generó cierto nerviosismo no me lo esperaba y no supe gestionarlo, compartimos una cena con unos amigos comunes y algún otro momento y me comporté de una forma bastante atolondrada…vamos que estaba muy desconcertada, como una adolescente insegura, un desastre…ahora me rio de mi misma pero lo pasé mal, me hubiera gustado desaparecer… el quit de la qüestion és que me ha pillado por sorpresa, no pensé que volvería a sentirme asi tan pronto, y también me he dado cuenta que mi autoestima debe estar peor de lo que pensaba…pues yo antes era mucho más segura de mi misma, sabia comportarme aunque un chico me gustara, vamos, yo creo que hasta sabía sacar lo mejor de mí. Que desastre, como voy a entrar en el mercado así!!? quizas es demasiado pronto para entrar en este juego, cuando voy a saber si ya estoy preparada?

    Muchas gracias por compartir tus escritos,

    un abrazo

    • cristinalago dice:

      Hola mucho mejor que ayer (pero peor que mañana 🙂 )

      Pues ¡doble enhorabuena! Tanto por el curro de superación que te has echado a las espaldas como por dejar el tabaco. Aprender a convivir con sensaciones incómodas, contradictorias, dolorosas o tristes cuesta. Cuesta entender porqué tenemos que convivir con ello. Cuesta, como muy hermosamente describes, estar bien estando mal. Pero esto es el verdadero carpe diem. Vivir conscientemente todo, incluso las emociones más oscuras, explorarlas hasta el fondo, tomarlas como parte de la vida y a veces, una parte fascinante.

      Es buena señal que haya rebrotado la capacidad de sentirte atraída por otras personas. Pero es normal que a los tres meses y tras una ruptura tan dolorosa, todavía te encuentres insegura con respecto al tema sexual/sentimental. Al aparecer de nuevo estas emociones, también aparecen los miedos asociados a ellas. No te digo que te metas en casa y hagas vida de monja de clausura, pero sí te aconsejo que no te metas prisa. Has pasado el invierno, han salido los primeros brotes verdes, pero aún queda un trechito para que florezcan. Piensa que es muy bonito haber vuelto a sentir esa chispa y que aunque quizás sea pronto para volver al mercado, bien puedes echar un vistazo y pasearte un poquito por él.

      Disfruta que es verano, eres joven y después de dejar de fumar, te vas a ver (y te van a ver) más guapa que nunca.

      Abrazos!

  30. yo dice:

    Hola Cristina querida, me separé hace año y medio (me separaron más bien… te escribí en ese entonces, 17 años de pareja, dos hijos, dolor desgarrador), y creo que estaría bien conmmigo misma en soltería por un tiempo (hice todas mis tareas, seguí todas tus recomendaciones, no lo amo ni lo extraño, no volvería con él, no sé, murió en mi), si no tuviera una preocupación un poco aterradora: veo a muchas mujeres solas durante muchos años, 5 años una amiga, 15 años otra!!! Ambas tienen muchas ganas de encontrar a alguien, pero no lo encuentran ni se les presenta la oportunidad… a veces me da la sensación de que no hay ni lechugas mustias, de que no hay nada! Por qué están solas tantos años?? Son ellas el problema??

    En estos tiempos hay un chico que me tiene muy enamorada, no sé si pasará algo porque no lo veo nunca (amigo de una amiga… y no me atrevo a decirle a mi amiga que me gusta mucho su amigo), pero es el único, en este año y medio, que me hizo sentir un fuerte deseo de amar, más y mejor que en mi relación anterior. No quiero entrar en desesperación, pero tengo una sensación de “es ahora o nunca más” que me está matando.

    Ojalá puedas orientarme un poco, mil gracias! Te sigo siempre!

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s