Dejar a alguien a quien amas

Publicado: octubre 25, 2015 de cristinalago en Superando el desamor
Etiquetas:, , , , , ,

dejarir

¿Romper una relación aun estando profundamente enamorado? Parece inconcebible, pero en ocasiones, se convierte en una decisión tan dolorosa como necesaria.

Dejar a alguien a quien amas es un acto que se vive como algo contra-natura. No parece una decisión racional, no es ordenada, no está en armonía con nuestra visión del mundo, no tiene sentido alguno. Si quieres a alguien, deseas estar a su lado ¿no?. Entonces ¿por qué sufres si estás haciendo lo que supuestamente deseas hacer?

La respuesta es sencilla: porque la felicidad no depende de la persona que tengas al lado, sino de la vida que vayas construyendo. Si esa vida no es la que deseas, si no va alineada con lo que buscas o con lo que te genera bienestar y alegría, ninguna pareja del mundo va a poder compensarte por ello. En este dilema, tienes que elegir si estás dispuesto a renunciar a una serie de cosas; y si esas renuncias afectan a lo que tú eres en esencia, a tu sentido vital, entonces esa relación no funcionará por mucho amor que se tenga.

Es lo que haces con el tiempo que te ha tocado lo que te encamina a ser feliz, no un ser humano concreto entre los millones que existe en este mundo.  Esta es la realidad para muchas personas que tarde o temprano descubren que al final, amar incondicionalmente sí que tenía condiciones.

Deberíamos empezar a cambiar eso de el amor todo lo puede, por el amor todo lo intenta.

Cuando tomas la decisión de dejar a alguien a quien amas, es porque por un momento has elevado la vista mucho más allá de la mera relación y has visto el tiempo finito de tu vida haciéndose más finito y agotándose minuto a minuto en la frustración y en la soledad, en el abandono afectivo y en el camino sin rumbo. Este es el impulso final que te lleva a hacer algo que a fin de cuentas, no sólo no es contra-natura, sino la acción más natural que pueda concebirse: elegirse a uno mismo.

Pero sólo quien ha vivido la agonía de tener que alejarse por propia voluntad de la persona de la que estaba enamorado, sabe que éste es un destino al que se llega tras un largo viaje de dudas, impotencia, desesperanza e interminables y tortuosas luchas internas.

Cuando se vive esta situación, se ha llegado a un punto de claridad mental en el que de alguna manera reconoces que ya no existe una relación: que tu lucha, que tu afán, que tu proyección mental sobre esa persona, sólo existen en tu cabeza. Ver la realidad y aceptarla es un proceso delicado y complejo, pero una vez has abierto la puerta a la verdad, ya sabes lo que hay que hacer y la única duda que queda simplemente se resume en el cuándo y el cómo.

Tomar esta resolución tiene muchas posibles causas y ninguna de ellas suele ser la famosa confusión o los celebérrimos agobios. Llegas hasta ahí porque sufres de la indiferencia de la otra persona, de su maltrato o simplemente, porque seguís caminos distintos e incompatibles.

Son rupturas llenas de ¿y si…?

¿Y si mi pareja cambiase…?

¿Y si hubiera esperando más tiempo…?

¿Y si hubiera actuado de otra manera…?

¿Y si perdí al amor de mi vida…?

Y la pregunta más importante de todas

¿Y qué va a pasar después?

Como toda experiencia vital, uno tiene dos opciones: o aprovecharla como aprendizaje y avanzar, o quedarse a vivir en el muro de las lamentaciones sentimentales, donde encontrará una nutrida compañía con la que departir sobre las injusticias del karma amoroso. Mal de muchos…

Si eres de los primeros, puedes tener la suerte de descubrir una peculiar experiencia emocional que rara vez se encuentra en otros ámbitos, una experiencia en la que de repente, alumbramos una parte de nosotros que hasta ahora no sospechábamos que existiese: una nueva voz interior que ya no nos castiga, ya no nos miente y ya no nos juzga. No, es algo muy diferente. Lo que acabamos de hacer, por primera vez en nuestra vida, es hacer la labor de padres de nosotros mismos. La clase de padre que te pone las pilas al mismo tiempo que te dice: puedes contar siempre conmigo.

A partir de hoy, alguien ahí dentro ha empezado a cuidar de nosotros.

En el segundo caso (el más común), ya sabemos lo que toca: conformarse durante años con una vida amorosa un tanto gris mientras se idealizar al pudo ser y no fue de turno.

Si estás determinado a escoger el primer camino, sé consciente de que tendrás que dejar dos veces: la primera, el día de la ruptura; y la segunda, el día en que decidas aceptar que esa etapa de tu vida queda cerrada. Ninguna de las dos despedidas serán fáciles. Sin embargo, la última de ellas te puede llevar a una búsqueda aún más importante que la del amor de tu vida: la de su sentido.

Uno no comprende plenamente el alcance de la libertad humana, hasta que aprende a dejar ir.

Algunas personas piensan que aferrarse a las cosas les hace más fuertes, pero a veces se necesita más fuerza para soltar que para retener. – Hermann Hesse

Anuncios
comentarios
  1. Paula dice:

    Lamentablemente, soy una persona mas que se siente totalmente identificada; hace apenas unos dias decidi dejar a quien considere el amor de mi vida por el simple hecho de notar muy paulatinamente que su amor no era de total devoción como el mio, en un intento de que demuestre que por mi era capaz de “remarla´´ y por el contrario, lo acepto y solo desaparecio.
    Despues de un año y medio de una relacion, donde ame y deje todo en ella, donde el decia amar incondicionalmente y hasta el final, donde tantas veces me hizo sentir viva diciendome que era el amor de la suya… Mis amigos dicen que las relaciones se desgastan, que suele pasar que uno deje de querer, ¿Como es eso posible? ¿Como puede alguien que ama en su totalidad dejar de querer?

    Reconozco que al estar en esta primera etapa, donde solo me niego a aceptar la realidad, solo me hago preguntas y reproches a mi misma tal como se describe en este blog…

    Solo quisiera que la vida me responda esto: ¿Por que mi amor tenia tanta fuerza, como nunca se gasto ni un poco a pesar del dolor?

    El tiempo nos va a curar a todas, solo espero recordemos sin quedarnos atrapadas…

    • cristinalago dice:

      Hola Paula,

      El tiempo, la vida y la propia experiencia va respondiendo poco a poco todas las preguntas, o por lo menos, las preguntas que al final importan.

      En el amor, hay muchas incógnitas, muchos misterios. Hay relaciones en las que no existe una pasión loca o un amor incondicional y son duraderas y satisfactorias, mientras que otras relaciones que detentan una intensidad arrebatadora, duran “lo que dos peces de hielo en un whisky on the rocks”, que diría Sabina. Quizás porque hay veces en que confundimos amor con enamoramiento, o porque lo que empieza tan alto, sólo puede bajar, o porque simplemente nada dura para siempre, ocurre que ni el sentimiento más grande puede preveer la permanencia más larga.

      Al final, la verdadera cuestión es cómo afrontar la verdad de que podemos perder todo cuanto tenemos o amamos, incluso a nosotros mismos.

      Un abrazo

      • Cuca dice:

        Hola Cristina,

        es la primera vez que escribo en un blog, y es casi como desnudarme ante un desconocido, en este caso a una gran desconocida y a mucha gente más que comparte mi pudor, pero allá va..mi historia….(espero que no os canse):

        Llevaba 15 años de matrimonio con dos hijos de 7 y 11 años, todo funcionaba bien, pero era aburrido y tan normal….que ansiaba a mis 40 años otra vez sentirme guapa, sexy, importante y deseada….(por qué leeré tanto….) y sí salí una noche y fue como un choque de estrellas, fue magia, hasta era imposible….conocí a una persona que me enamoró al instante y él de mi, tardó una semana en llamarme, pero 15 días después había dejado a su novia de 10 años con la que no tenía hijos ni desde hace 9 años relaciones sexuales y yo al mes dejaba todo: mi trabajo, mi hogar, mi marido y pedía la custodia compartida de mis dos hijos…me fui a vivir con él, era como un sueño continuo, sus atenciones, regalos, el amor que me daba, como me trataba, era un autentico príncipe que vivía por y para mi (incluso me hizo un vestidor y decoró la habitación de mis hijos), era un sueño, pero….no me podía quitar de la mente el dolor que había causado a mi marido y a mis hijos….el me preguntaba y me decía que que me pasaba, que su amor era incondicional, y que pasará lo que pasará me querría,….y yo…le confié mis sentimientos de culpa y de tristeza que me abordaban cada vez más por mis hijos y mi ex….a él le entristecía pero lo comprendía…en 6 meses viajamos muchísimo por todaEspaña y Europa compartíendo momentos bellísimos pero otros que me llenaba de tristeza y lagrimas, después de las vacaciones…el no pudo más soportar verme así y decidió pedir un tiempo , tiempo que yo no le podía dar, ya estaban mis hijos instalados, el colegio empezaba y decidió dejarme exactamente por el texto que he leído queriendome, pero no pudiendo hacer nada por llenarme ese vació y por interrumpir su vida de calma y felicidad , con mi tristeza y mi culpabilidad.

        Y sí yo me di cuenta, que volvía a casa de mis padres,( mi casa era de mi ex), sin trabajo, con dos hijos a mi cargo y con una tristeza doble que la de antes, el me pidió que le respetara que no le escribiera ni llamara, algo imposible con mi forma de ser…le llame´, escribí, regalé flores, y sí supliqué su perdón y otra oportunidad, algo imposible siendo como es….me ha costado tanto asimilar que alguien que te quiere pase lo que pase, te abandoné…dejé mi familia, por alguien que pensaba que era para toda la vida, y yo misma hice que no fuera así, …sin pretenderlo, pero lo hice…él no tiene ningún tipo de duda que su comportamiento fue y es el adecuado, yo en cambio me refugio en mi culpabilidad e incluso le dije que todo fue por mi culpa y me dice que así aprenderé …

        Sinceramente Cristina, tu texto me ha ayudado mucho, pero quizás por escuchar tanto Luis Miguel, yo sí que creía en el amor incondicional y que sí te quieren eso puede con todo, me gustaría matizar, que mi relación ha durado 8 meses, y que sinceramente yo pensaba que cuando es verdadero amor…hay que luchar casi toda la vida, si es realmente amor del bueno.

        Espero tus comentarios Cristina y aprovecho para darte las gracias por crear este blog.

      • cristinalago dice:

        ¡Hola Cuca!

        Mi blog es ya como una playa nudista, así que siéntete cómoda de hablar de entresijos y entretelas varias.

        Me he acordado al leerte a una persona que conozco que ya es una mujer mayor y que siempre afirma que lo único que lamenta en su vida, es no haber vivido alguna gran pasión, un amor loco del que acordarse pasado el tiempo con una sonrisa secreta en los labios.

        El amor estable, duradero, que alcanza una vida entera, no es una amor de cuento de hadas, tiene sus más y sus menos, a veces resulta un poco rutinario y necesita irse reinventando cada cierto tiempo.

        Las pasiones repentinas e intensas, las locuras de amor son, por su propia naturaleza, poco duraderas.

        En vuestro caso, ambos vivisteis algo maravilloso e intenso que os sacó de vuestra zona de confort y os hizo ser valientes, rompiendo ambos con sendas relaciones mortecinas que sólo se mantenían en pie por apego a la seguridad y estabilidad que brindaban vuestras anteriores parejas.

        El amor incondicional existe en cierta medida, entre padres e hijos, en la pareja es un bien muy, muy infrecuente. Elegimos a nuestras parejas por lo que son, por lo que nos hacen sentir y por lo que nos aportan. Si no fuera así, si fuéramos capaces de amar incondicionalmente a cualquiera, no necesitaríamos elegir.

        Abrazos y mucho ánimo

      • Cuca dice:

        Gracias Cristina,

        Desde luego yo sí que podré decir que aunque me destrozaron el corazón , he vivido una historia de amor verdadera y pasional… aunque sinceramente no sé si sabiendo el final lo repetiría.

        Un abrazo

    • Maryo dice:

      Mi relación fue por el contrario muy buena al principio. Llevo un año con el, pero el día de hoy tuvimos una discusión y ele pego ya lo había hecho anteriores veces, y me dijo q no quería estar mas conmigo el empaco todo pero yo le pegue me arrodille le suplique y no se fue, y ahora me asiento mal triste humillada sin valor alguno ya que puse toda mi fe en el ya q he tenido dos relaciones en q fui maltratada, y pensé q el no lo haría pero es una persona compulsiva de mal humor y actúa con agresividad. Yo lo amo pero veo q lo que a sucedido me ha llevado a pensar en separarme, solo q no me siento capaz me duele el sentimiento hacia el me frena.

    • sin rostro dice:

      Hola Paula, me gustaría hacer un par de anotaciones sobre tu experiencia.

      Hace 1 año aproximádamente, la persona a la que quería muchísimo decidió continuar su vida sin mí. Recuerdo como si fuese ayer que, de entre sus últimas palabras, se encontraba ” te quiero” y ·”pero quiero vivir”.

      La quería, y la sigo queriendo tanto que seguidamente le sequé las lágrimas y le di un abrazo al mismo tiempo que le decía que no pasaba nada, que eran cosas que pasaban, tan solo pensaba en tranquilizarla. Posteriormente la acompañé a la vía y la despedí.

      Mi corazón estaba roto, no soy una persona que acostumbre a llorar, por eso bromeo diciendo que las lágrimas me suben al cerebro jeje eso fue lo que ocurrió. La gente no entendía que había pasado y pensaban que volvería, pero yo en lo mas profundo de mi ser, sabía que no era así… Entendía el porque de esa decisión, y sabía que probablemente esa maravillosa etapa había llegado a su fin.

      Una vez razonado lo anterior, desaparecí de su vida, totalmente, ni un más mínimo contacto. Me llegaron noticias de que aquella actitud al cabo de los meses le había decepcionado, diciendo frases como ” después de todo lo vivido, como no se digna a preguntarme como me va, que es de mi vida”, ” para únicamente limitarse a saludarme cuando nos crucemos, que mejor no lo haga”.

      Me mostré impasible ante aquellas noticias… No se trataba de ninguna estrategia, ni de contacto 0, ni nada por el estilo… Se trataba de que confiaba en ella para que comprendiese que, al margen de quererla muchísimo, por delante estoy yo, y tras haber sido excepcional con la decisión que ella tomó en su momento, dejándola marchar, pues cuando realmente quieres a alguien, por encima de tus intereses están los suyos, cuando de su felicidad se trata, en este momento tocaba mirar por los míos, y dentro de la linea de la cordialidad no iba a sufrir entablando mirada con alguien que ya no me miraba con los mismos ojos que con los que yo la miraría… Es por ello que emocionalmente… literalmente desaparecí de su vida.

      Ahora ha pasado 1 año, y la sigo queriendo y deseandole lo mejor, como espero que lo haga la gente que la rodea. Mi contacto con ella es nulo. mi información sobre ella son nulas, yo continuo con mi vida, recuperado, y por ello, admitiendo con toda honestidad ” QUE ES UNA BELLA PERSONA, QUE PARA MÍ LA BALANZA SIEMPRE FUE POSITIVA, QUE ME ENTENDÍA COMO POCA GENTE LO HACE” , todo ello es algo que ella a día de hoy si no lo desconoce, probablemente lo ponga en duda, que si algún día decide preguntarlo no lo negaré, pero que por iniciativa mía posiblemente NUNCA se le informará.

      Con todo esto no quiero decirte que yo actúe acertadamente, sino que espero haberte dejado claro que yo soy uno de esos que “despues de haberle dicho que la quería tanto, desaparecí de la vida de la otra persona” más ello no quita que la quiera inmensamente.

      Un saludo

  2. juan dice:

    Buenas Cristina,

    Te comento mi historia…
    Hace ya meses que arrastro un problema de ansiedad con depresión por estar sometido a unos problemas de ruptura de trabajo etc de mi pasado, estoy en el paro y he tenido muchos cambios en vida actual…Hace 4 meses conocí una chica y poco a poco nos hemos ido enamorando y queriendo mucho. Ella vive a 100 klms de mi estancia y solemos vernos los fines de semana.
    El problema viene que cuando estoy con ella me siento muy bien y cuando vuelvo a mi provincia me siento peor y algo en mi cabeza me dice que la tengo que dejar y a sí y otra vez, fuí 4 veces a dejarla y volviamos. Soy consciente que por la enfermedad que estoy pasando tengo la seguridad por los suelos, pero aún así siento por ella mucho y la quiero y nunca me había pasado esto.
    Estoy súper confundido conmigo mismo y no se porque me pasa esto.

    Gracias, por tu apoyo.

    • cristinalago dice:

      Hola Juan,

      Es normal que te suceda esto. Cuando uno está mal consigo mismo, como es tu caso, tiende más a establecer relaciones con un factor mayor de dependencia. Tú te encuentras infeliz en tu día a día, siendo que cuando ves a tu pareja, momentáneamente te evades de ese malestar y te sientes mejor. Pero al volver a tu casa, sobreviene el bajón porque vuelves a reencontrarte con tus problemas. Necesitas seguir trabajando en ti y en tu vida, tu pareja no puede solucionarte ni la ansiedad, ni la depresión, ni los duelos que no hayas procesado adecuadamente. Quizás tu conflicto proviene de que en el fondo, esperas que la pareja sirva para arreglar toda este malestar que vienes arrastrando, pero esto no funciona así. Disfruta de esos ratos con ella, pero, para lo demás: deporte, cambios, salir de casa y si lo precisas, una buena terapia. La única persona que puede sacarte de donde estás eres tú.

      Abrazos

      • juan dice:

        Gracias Cristina,

        De momento he tomado la decisión de dejarla y me he notado con menos ansiedad y estar más tranquilo.(con mucho dolor)

        He decidido cuidarme yo primero y ser consciente que en 4 meses de relación, no puedo esperar un apoyo de pareja como si fuesen 4 años o más…

        Muchas gracias por tu apoyo y comprensión.

  3. jholy dice:

    Tu blog me ha tocado en lo mas profundo del corazón.

    Soy una chica sumamente ingenua en el amor, pensando siempre en “felices por siempre”, algo que me ha llevado a la destrucción emocional, tuve una pareja con la cual dure 4años y hace recién dos semanas terminamos.

    Fue una bella relación, de verdad que yo pensé que el eras para mi. Pero el me demostró con el pasar del tiempo lo contrario, yo soy de las que les cuesta mucho aceptar una ruptura, sinceramente el decidió terminar conmigo cuando cumplimos 3 años y medio de relación, me dijo que no me amaba… Yo sufri, llore y insistí en que volviéramos, nunca de de contactarme con el cuando al cabo de 1 mes volvimos a ser pareja, pero resulta que un año después el me volvió a dejar (agosto de año pasado) fue terrible pues me termino por carta, me decía su no tenia amor por mi, su solo sentía aprecio y compromiso, que no quería hacerme sufrir, y yo volví a caer en lo mismo, voy a sufrir duramente, volví a llorar y a descuidarme ,acepte varias veces acostarme con el sin ser nada solo por que pensaba que así lo mantendria a mi lado.

    El y yo estudiamos en la misma universidad, y me culpa a mi el haber aceptado estudiar en la misma universidad y en la misma carrera con los mismos horarios de clases, por que dice que eso hizo que el empezara a verme mas como una amiga que como novia, me parece absurdo pues es como culpar a alguien de haberse casado con el sabiendo q lo vera todo el tiempo y luego decir que por haberse casado empezó a verlo como su amigo, es absurdo!

    Yo ya sabia que debía terminar, ya me hacia mente de eso, pero luego de q paso me entere de que el salia con otra chica lo cual me decepciono, el vio mi decepción y cuando yo por fin ya estaba a punto de olvidarlo, aparecio rogando que volviéramos, de tonta acepte.

    De octubre hasta enero de este año me decía que me amaba, que no quería perderme, me decía que el que el quería estar conmigo todos los días de su vida, que se quería casar, que nos sacaramos el pasaporte para viajar y planeamos un sin fin de cosas, hasta hace unas semanas que me dijo que no quería estar en la relación, yo solo lo mire, llore y le dije esta bien, terminemos. Desde ese día llore muy dolorosamente, lo odie, lo juzge y sentía rencor, pero no lo busque, ya no me motivaba el buscarlo, solo deje que se fuera y ya, creo q que sufri tanto estas dos veces que ya no me quedo mas por llorar, pero siento dolor, esta muy recién, a veces me pregunto si me extrañara, a veces caigo en querer llamarlo, pero me he hecho tan fuerte que el controlado esas ganas.

    Solo te pido consejos, que me ayudes, aunque ya no lo busque sigo albergando una pequeña posibilidad de que el volverá, y me da miedo volver a caer, aun mas me da miedo no poder amar a otra persona tan inmensamente como lo ame a el.

    Ayudarme por favor, necesito un consejo alentador que me ayude a salir de aquí.

    • cristinalago dice:

      Hola jholy,

      A lo largo de tu vida, es probable que ames en más de una ocasión y te explico porqué: el amor no proviene de una persona concreta, es una capacidad que tú tienes dentro de ti. Si has sido capaz de enamorarte profundamente de una persona, te puedes enamorar profundamente de otra persona. No de cualquiera, claro, conectarás más con determinados hombres que con otros y tampoco te enamorarás de quien tú quieras y cuando quieras, simplemente llegará.

      Tras una ruptura (y más si fue el primer amor) puedes sentirte abrumada e incapaz de superarlo, porque no has tenido mas experiencias de superación previas y todavía tienes que adquirir herramientas de madurez y resiliencia para poder adaptarte a un proceso de duelo de este tipo. ¿Qué te puede ayudar más? Permanecer abierta al aprendizaje. Las ideas del amor que puedas tener siendo tan joven y con poca experiencia, son ideas que van a ir cambiando con el tiempo, porque se van a ampliar un montón a medida que vayas viviendo otras cosas. Otro punto impotante: llora cuanto necesites. No te pases el día llorando, pero tampoco te lo aguantes, las personas estamos equipadas con la capacidad del llanto precisamente para aliviar el dolo, la ansiedad, la angustia…

      Es una buena ocasión para hacer cosas nuevas: actividades, deportes, cambiar rutinas. Esto ayuda a tu cabeza a ir adaptándose a una realidad nueva.

      Por último, sigue con ese contacto cero a tope. Lo estás haciendo muy bien.

      Ah, y no te quedes atrapada pensando en si te prometió, que si el viaje, que si el casamiento…las promesas de amor no son un contrato de cumplimiento, son cosas bonitas que dices cuando estás enamorado o cuando quieres estarlo, pero no significa que vayan a cumplirse con toda seguridad.

      Un abrazo

  4. Caro dice:

    Hola Cristina, te cuento, ya te había escrito mucho antes, el año pasado en el mes de septiembre terminé mi relación de 6 años con mi novio porque ya se había vuelto muy tóxica, me celaba , no me tenía paciencia, desconfiaba de mi y era capaz de ser indiferente conmigo aunque me viera deshecha llorando, además que tuvo problemas económicos con mi familia y conmigo ya que siempre lo salvamos con el dinero. La cosa es que sufrí mucho esa vez y me fui de viaje a ver a mis padres a otra ciudad, mi error fue que nunca perdí el contacto con él porque me dijo que quería cambiar que quería ahora hacer las cosas bien conmigo y con mi familia, yo le creí y siguió creciendo mi ilusión, llegué del viaje y pasado los meses seguimos saliendo y hablando como si fuéramos novios, pero había algo dentro de mi que no me dejaba tranquila me hacía sentir incómoda, de más está decir que por o o nada cumplía con sus promesas ( una de ellas era hacerse terapia sicológica) un día me dijo que no iba a perder su tiempo con eso, me decepcionó, yo sabía que tenía que tomar una desicion definitiva y estuve con angustia y ataques de ansiedad toda la semana pasada, hasta que tomé la decisión de decirle que no podía más que estábamos en un círculo vicioso y que estábamos sufriendo. Han pasado dos días de eso y ando muy triste, llorando , sueño con él y me desespero, aún lo amo y se que el a mi, porqué el amor no fue suficiente para sentirme bien? para mi el fué el amor de mi vida, con quien me proyectaba, el me decía lo mismo. Ahora nosé cómo seguir me siento muy rota por dentro. Necesito un consejo por favor 😦

    • cristinalago dice:

      Hola Caro,

      El amor no es suficiente para que una relación te aporte bienestar o para que funcione. Se necesita afinidad, respeto, confianza, tratarse y cuidarse…de hecho, en realidad el amor va de sufrir mucho o de sentir cosas muy intensas. El amor es acogerse, mimarse y tratarse bien, ¿para qué sirve amar a una persona que no hace nada de esto? ¿Qué te trata más como una enemiga a la que vencer, que como una compañera con la que caminar?

      ¿Mi consejo? Corta todo el contacto, ahora sí, con este chico y decide que todas tus energías ya vayan a recuperarte y no a esperarle.

      Abrazos

  5. Raul dice:

    Hola Cristina,

    Soy Raúl, estoy en proceso de separación con mi mujer, llevamos 21 años juntos, tenemos ambos 40 años y 2 niños de 15 y 11 años.
    Mi mujer es la que ha decidido terminar esto y yo estoy destrozado porque la quiero y sigo enamorado como el primer día o más, es lo que siento.

    No se como puedo afrontar esto, pero llevamos 3 semanas en las que estoy buscando piso para marcharme y no consigo levantar cabeza porque se me viene el mundo encima de pensar que no estaré con ella más.

    En fin todo lo que me digas me servirá de gran ayuda.

    Gracias.

    • cristinalago dice:

      Hola Raúl,

      Siento mucho la situación por la que estás pasando. Una ruptura no es un trance fácil, pero menos aún si conlleva deshacer la vida que querías tener. No obstante, en estos momentos lo más sencillo es empezar a ocuparte sobre todo de los aspectos prácticos: vivienda, visitas, acuerdos y todo lo que ataña a esta nueva situación. Toda ayuda que puedas recabar – amigos, familiares, profesionales, etc…- te va a aportar y te va a hacer sentir un poco más arropado, muchas veces en estos momentos nos aislamos en exceso por vergüenza, por miedo…y nos privamos de un apoyo muy necesario.

      Da igual cuantos años llevases con ella, o si la relación estaba desgastada…al inicio de una ruptura, la persona dejada muy a menudo siente revivir el enamoramiento por su pareja. Es un efecto que se produce en el cerebro cuando se nos interrumpe el suministro de dopamina mantenido durante una relación de pareja y que es como una especie de síndrome de abstinencia. Con esto te quiero decir que el sentirte tan enamorado como el primer día es un es una sensación que no durará mucho y responde a una situación concreta y puntual. Aunque es la parte en la que más intensamente se sufre, también es aquella en la que más fuerza vas a tener de pura desesperación, úsala para luchar por ti y por tu recuperación, para correr, gritar, llorar, sacar todo ese dolor ahí fuera y dejar que se vaya perdiendo en el curso de los días.

      Por desgracia no hay un remedio rápido para aliviar y asimilar una pérdida de este calibre…sólo lucha por salir del dolor con los medios que tengas a tu alcance y no sólo dejando pasar el tiempo, sino haciendo cosa concretas…ejercicio, distracciones, hablar mucho con la gente que quieres, leer, irás viendo qué cosas te dan más alivio entretanto. Poco a poco se trata de ir desprendiéndote del vínculo conyugal con tu ex pareja, al que van aparejadas una serie de apegos, expectativas, hábitos y dependencias. Dejar que tu cerebro haga su trabajo de reacomodarse a un realidad distinta de la ya conocida; y sobre todo ir empezando este aprendizaje en el que se descubre que somos personas completas, con nuestra virtudes y defectos, que teníamos una vida antes de la ex pareja y que seguiremos teniéndola después.

      Un abrazo muy fuerte y cuídate un montón

    • Dayana dice:

      Solo con estas palabras que has mencionado:…estoy destrozado porque la quiero y sigo enamorado como el primer día o más, es lo que siento…. me parece que vas a seguir con tu vida y encontrarás a una persona que te valorará inmentamente, no pierdas el contacto con tus hijos ya que ellos te necesitan y piensa mas que nunca en ti y en la realidad de que fue bueno mientras duro y deja ir. Suerte

  6. Beatriz dice:

    Hola
    No suelo escribir sobre este tipo de situaciones pues las considero como muy personales e íntimas, pero al leer este post en tu blog me ha animado, pues casi siempre que hablas de una ruptura solo se contempla infidelidad o temas tan serios como un maltrato, aunque sea psicológico. En mi caso ha sido una relación de mas de 8 años, que empecé con 21 y la cual decidí finalizar yo, después de como bien apunta el post, tras un tiempo de lucha interna conmigo misma, y que no fue fácil decidir y no esta siendo sencillo pasar página; todo el mundo me dice que es pronto pues tan solo pasaron unas semanas desde la ruptura, pero mi mayor miedo es saber si la decisión fue la correcta, mi cabeza y quienes me conocen me dicen que si, pues fue muy meditada y llevaba muchos meses que no estaba ilusionada, ni tan feliz, que las muestras de cariño por mi parte eran escasas, que no le echaba tanto de menos si estábamos sin vernos días y también pensaba si ahora estoy así, en unos años irá a peor no? Sin embargo, el miedo a no encontrar a alguien que me aporte las cosas buenas que el me ofrecía, o las cosas en común que nos daban complicidad y que no son fáciles de encontrar en otros, que las proyecciones de futuro que tenia con el ahora no encajen con otros, e incluso, y aunque suene superficial, el hecho de que para mi es alguien que físicamente siempre me ha atraído y pienso si en el futuro alguien me parecerá suficientemente guapo o atractivo y sino lo es siempre compararé, o si el acaba con una chica mejor que yo.. Son detalles que vienen de vez en cuando a mi mente, haciéndome dudar y pensar si he cometido un error que ya no tiene solución.

    Gracias por tu post.

    Saludos.

    • Victoria dice:

      Tu historia es la misma que la mia!! no encuentro la respuesta de cristina 😦

      • cristinalago dice:

        Hola Victoria y Beatriz,

        Me parece que no llegue a dar respuesta de esta consulta, pero con el fin de que os sirva a ambas, la dejo aquí.

        Cuando una persona toma la decisión de romper una relación de años en la que no hay grandes problemas, normalmente ocurre porque lleva mucho tiempo sintiéndose mal, con dudas, infeliz y planteándose muchas cosas. Esto no ocurriría si estuviésemos a gusto con nuestra pareja.

        El problema en esencia es eso: que seguimos queriendo afectuosamente a nuestra pareja, le seguimos viendo como amigo, compañero y cómplice, amamos nuestros recuerdos comunes, no nos imaginamos la vida sin esa persona…

        …pero no somos felices a su lado.

        Las dudas que tenéis con respecto a si encontraréis a alguien que os aporte tanto como vuestras actuales parejas, se resolverán con el tiempo. No necesariamente cuando empecéis algo con otras personas, sino cuando estéis bien en vuestras vidas y no os preocupe tanto el tema de la pareja.

        Ser felices con otra persona depende de muchas variables y factores, a veces simplemente el problema es que se empiezan relaciones muy tempranamente y se saltan etapas, luego surge la necesidad de vivir aventuras y experiencias, es decir ,de abandonar la seguridad de ese nido afectivo y explorar la propia autonomía emocional.

        A veces esta autonomía da mucho miedo, o se sufren decepciones y aparece la tentación de volver a lo seguro, pero este ya sería otro capítulo más avanzado del libro.

        Lo que tenéís que tener en cuenta es que posiblemente esa persona es estupenda como pareja vuestra, pero por lo que sea no es vuestro momento y siempre habrá tiempo de conocer otras personas estupendas a lo largo de vuestras largas vidas.

        Abrazos

    • Marta dice:

      Hola Beatriz. Me siento totalmente identificada con tu historia, todo lo que has contado me pasa a mi , con la única diferencia de que ha entrado otro chico en mi vida, lo que ha hecho que todo se me complique aún más…. quería saber cómo estás , como te sientes y como ha sido este tiempo para ti . Un saludo

  7. Arancha dice:

    Buenas tardes Cristina, te cuento mi historia, hace unas dos semanas conocí a un chico y fue un flechazo tanto por su parte como por la mía, hubo muchísima química, el caso es que fueron dos semanas maravillosas, antes de esto tengo que decirte que yo mantuve una relación a distancia durante doce años con el padre de mi hija. Un día le pregunté si estaba bien con respecto a mi, si estaba bien conmigo, la verdad es que no sé por qué lo hice porque las cosas marchaban muy bien y según él, le cree una inseguridad (que dice que se la transmití) y le hice qué pensar….la verdad es que no entendí nada porque ni yo tenia inseguridad ni nada, simplemente le hice una pregunta inocente, tal vez tuve “miedo” porque yo no sé lo que es tener una relación diaria, la mía fue completamente distinta al no estar todos lo días juntos pero nada más, pensé que no sería motivo de ruptura. El caso es que él dice que no quiere hacerme daño que tal vez yo no esté preparada para tener una relación, en fin, cosas que lo que en realidad creo yo es que la desconfianza y la inseguridad la tenia él, no yo, porque si a la primera de cambio ya me deja en la “estacada” que poco le ha durado el enamoramiento que él decía que me tenia….
    Me gustaría que tú, como profesional, me dieran tu punto de vista.
    Mil gracias y un saludo guapísima!!
    Felicidades por tu trabajo!!!

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Arancha!

      Pues creo que tú misma has dado perfectamente en el clavo con lo que ha sucedido. Al inicio de una relación, siempre hay algo de inseguridad y más aún cuando apenas acabas de conocer a la otra persona y si tienes que estar ojo avizor vigilando lo que dices por si cometes algún error que incite a la otra persona a dejarte, indudablemente, no es para ti. Anda que no he hecho yo mil veces esa pregunta que tú le planteaste, y en relaciones que han durado años.

      El problema de los flechazos es que realmente son una atracción física sumada a una idealización y que por tanto, son muy susceptibles de desinflarse enseguida en cuanto se rasca un poquito en el conocimiento de la otra persona. Son sensaciones muy bonitas, pero rara vez duraderas…

      Abrazos!

      • Arancha dice:

        Cuánta razón tienes Cristina!! y qué buena labor estás haciendo…

        Sólo puedo decirte…Gracias, gracias, gracias!!!

        Abrazos!!! 🙂

  8. monica dice:

    Me enamore de mi amigo con derechos al principio acepte esta condición solo para mantenerlo a mi lado con la esperanza que el llegase a sentir lo mismo pero no! Yo me he entregado completamente compartimos demasiado prácticamente somos marido y mujer pero a pesar de que le he dado el lugar en mi vida el sigue dandome el nombre de amiga, por lo que deseo salir de esa relación no se como hacerlo pues no quiero dejar de ser su amiga solo quiero verlo como un amigo mas pues nos la llevamos muy bien! El siempre ha sido claro conmigo pero no supe manejar esa situación! Espero me puedas ayudar no se que hacer.

  9. Hola Cristina, te cuento mi situación, no sin antes decirte que desde que estoy así leo todos los dias tu blog.
    Hace 4 meses terminé con mi ex. Fue mutuo, ya que yo queria avanzar a la convivencia y el me dijo de seguir de novios un poco mas. Duramos 7 años.
    Pensé, al tener muchas discusiones y peleas ultimamente, que esa sería una más.
    Resulta que hace 15 días me entero que está de novio hace 3 meses, con una compañera suya, al parecer es formal. (es decir un mes después de cortar conmigo). Ya se fueron de vacaciones juntos. Y ella salió de otra relación. Yo sospechaba que el estaba frío porque había alguien más. Y pensaba que era ella.

    Ahora me cierra el por qué de sus dudas al momento de cortar, y por qué estaba tan indiferente en el ultimo tiempo.
    Quedé muy mal, lo llamé reprochandole todo. Pero desde diciembre ignora mis llamadas y mensajes. Sólo me dijo que haga mi vida y no lo moleste que solo fuimos un error. No se si está enojado o ya no me quiere realmente.

    Fué mi primer novio. No sé por que razón me duele tanto. No pienso en otra cosa. Supuestamente nunca me engañó en 7 años porque era la mujer de su vida. Y todos los proyectos que teníamos? No se que hacer. No encuentro salida. Gracias

    • cristinalago dice:

      Hola Caleidoscopica,

      Es normal que te resulte doloroso, en tu caso se unen lo que es una ruptura de una relación larga, con una situación de engaño, con la pérdida de una persona a la que has querido y por último, con la disolución de una serie de planes y proyectos vitales junto a esa persona.

      Por todo esto, necesitas asimilar y vivir tu proceso de duelo. Llorar cuanto necesites, centrarte mucho en ti, en buscar cosas que te hagan sentir bien, curarte las heridas, dejar que el tiempo haga su trabajo y haga que los recuerdos sean menos dolorosos. Este proceso puede tardar meses, incluso algo más, pero cuanto más tardes en arrancar, más tardarás en empezar a estar bien, por lo que es recomendable que cortes totalmente con el contacto que tienes con él, o con las llamadas y mensajes si es que sigues todavía intentando enviárselos. Sé que es difícil aceptar que un amor se ha terminado y más siendo tu primera relación. Pero lo que nadie nos dice nunca del amor cuando empezamos a tener pareja, es que las personas van cambiando y por eso alguien puede ser el hombre y la mujer de tu vida en una etapa concreta y dejar de serlo, en otra etapa posterior. Por ello, es poco probable que las primeras relaciones perduren en nuestros tiempos. Cuanto más jóvenes, más inestables y más complicado que las evoluciones de ambas personas se den a la par.

      Me faltarían dedos en la mano para contar todos los proyectos y promesas que no se han cumplido en mi vida. Todo empieza, todo acaba y cuando acaba, siempre quedan cabos sueltos, cosas que se hablaron y no se hicieron. Pasa con las rupturas, pasa cuando se muere un ser querido. Porque los finales no son algo programado y porque perder es algo para lo que nadie está totalmente preparado. Soltarás todo esto, soltarás también tus expectativas, tus creencias y finalmente soltarás ese vínculo y podrás reiniciarte para amar de nuevo.

      Abrazos y mucho ánimo

  10. Vida dice:

    Hola Cristina quisiera que me aconsejaras, no se que hacer conocí a una persona hace 9 meses y desde ese momento me enamore de él… Era todo lo que siempre “había querido” un hombre amoroso, tierno, detallista, algo que no tuve nunca con él papa de mis hijos. Pero casi de inmediato me mostró su verdadera personalidad, empezó a celarme de una manera tan exagerada que hasta se inventaba cosas que no pasaban. Él hecho de ir por la calle era un martirio porque él creía que a todos los veía!
    Y que pasaba? Llegaba a un momento de tal frustración que varias veces me llego a insultar, a faltar el respeto, el se creaba historia en su cabeza de una manera que ni yo entendía. Pero luego me pedía perdón llorando, rogándome que no lo dejara y prometiéndo que jamas volvería a pasar, que solo había sido un arranque de celos por que en verdad él me amaba como nunca había amado, y que le daba miedo perderme. Pero yo quedaba muy lastimada de sus palabras y con un leve resentimiento cada ves que eso pasaba, llegaba un momento que sentia que me creia todo lo que decia de mi!. Cabe mencionar que él es mas chico que yo 4 años, y es soltero (nunca se a casado). Esa misma situación a pasado varias veces en lo largo de estos meses. Lo único que me hacia quedarme es porque mis hijos lo quieren mucho, y sinceramente si pensé en alguna posibilidad de que el cambiara como muchas veces me lo prometió. Ahora después de una discusión e decidido dejarlo ya no conteste ni sus mensajes (al principio de insultos, después pidiéndome disculpas) ni sus llamadas, ni lo e buscado, lo tuve que bloquear de redes sociales. Pero lo confieso estoy muriendo por saber de el, de decirle que de mi parte no falto amor, y que deseo que le valla bien. Ya no quiero sentir esto, ya no quiero llorar por algo que no tiene futuro. Me aconsejan que si ya di él paso ya no lo busque ni le mande mensaje, apenas hace una semana fue su último mensaje pero yo llevo dos sin contestarle. No se porque aun tengo la esperanza que me buscara… Que hago? Se y estoy consciente que es un amor toxico! Pero porque solo con él me sentía completa? A pesar de todo porque me duele dejarlo ir? Me esta pesando. Y no quiero recaer otra ves! Aconsejame por favor…

    • Nausica dice:

      Vida, me siento muy identificada con tu historia, aunque con diferencias (yo no tengo hijos). Siento lo mismo que tú, era una relación tóxica, me fui de la casa que compartíamos porque hubo problemas por parte de ambos pero en especial yo sentía que estaba perdiendo el control de mi vida porque él es un hombre inseguro y por tanto muy controlador y posesivo. Dejé de hacer todo lo que me gusta y empecé a callarme cuando se enfadaba (lo hacía a menudo) para que no llegarámos de nuevo a lo de antes, insultos y malos tratos que incluso acabaron en violencia en más de una ocasión.Hace tres semanas hubo un nuevo episodio y decidí que después de año y medio ya no podía más, pero me está costando un mundo dejar ir, y él lo empeora porque no deja de llamarme y mandarme mensajes. Estoy en tratamiento psicológico y farmacológico porque esto, unido a un importante desajuste hormonal y otros temas, me han dejado sin fuerzas para seguir. Todos me consideran una persona fuerte pero en este momento no veo la fuerza por ningún lado. Espero que encontremos la calma un día y que dejemos de torturarnos.

  11. Vanessa dice:

    Hola Cristina,

    Tu blog es muy bonito y lo estoy aconsejando a muchas amigas.
    Justo ahora me encuentro en dejar a la persona a quien amo. Es lo mas dificil que me ha podido pasar hasta ahora pero me he dado cuenta que queremos recorridos diferentes y no puedo seguir engañando a mi misma. Todo empezo’ hace 3 años. El ha siempre puesto unas reglas que estupidamente he aceptado solo para poder estar con el, pensando que con el tiempo hubiera cambiado sus pensamientos. En todo este tiempo hemos compartido muchas cosas y tambien casa como una pareja normal. Pero hace un par de semanas me volvio’ a comentar que sus reglas no cambiaron, que siempre ha sido sincero conmigo,que un dia querra’ ser padre soltero teniendo un hijo con una amiga, que un dia volvera’ a su pais,que no quiere tener novia,etcetera
    La verdad es que todo eso me destrozo’ y se’ que esta “relacion” podria seguir hasta el infinito hasta que un dia el me diga adios..como ya te dije hace años..
    Estoy fatal.. lloro cada dia pero no veo otra solucion que irme de casa y acabar ya con todo eso. Pero es muy duro, el dice que me quiere, que no sabe si lo que esta’ haciendo es lo correcto,que el tambien me echara’ de menos, que sufre…pero no me dice quedate y por fin compartimos nuestras vidas con normalidad.
    Espero salir de esto sin muchas cicatrices y dolor aunque ya me imagino lo que me espera.

    Gracias por escucharme

    • cristinalago dice:

      Hola Vanessa,

      El recuerdo que hay en la trastienda de este artículo, es una historia parecida que la tuya. Tu pareja ha sido honesto en sus palabras, no lo ha sido en sus hechos, ya que por mucho que hayas aceptado sus reglas, él ya podía ver perfectamente que tú estabas implicada y deseabas algo distinto de lo que te podía ofrecer.

      Ciertamente nosotros somos responsables de nuestras elecciones, no se trata de echar culpas, pero en este engaño/autoengaño al final habéis sido parte los dos, en ti fue esa aceptación de algo que no querías y en él, decirte que te quiere, mientras afirma que todos sus planes de vida no cuentan contigo en ellos.

      El amor no es sólo un sentir, es un ejercer, un construir, y si ambas personas van en direcciones opuestas e incompatibles, es muy complicado que una relación así dé el salto de la idealización, la obsesión, la dependencia…a una historia recíproca donde el amor sea grande porque los dos ponen de su parte en ello.

      Vanessa, tienes que conocer tu propia historia de amor, una historia donde alguien se muera por bailar contigo, estar contigo y vivir contigo, como en la canción. No alguien que prefiere sufrir sin ti a disfrutar de una vida contigo.

      Abrazos!

      • Vanessa dice:

        Gracias Cristina por tu respuesta.

        Ayer mismo le dije que me voy, que encontre’una habitacion, le acaricie’ y me dijo de no hacer las cosas mas dificiles que como son. Entonces le hice una ultima pregunta: porque no quieres estar conmigo? Y su respuesta ha sido: quiero estar contigo pero ya sabes como soy en las relaciones y que pienso etc y que mejor ahora que en unos años.
        No puedo creer que el deja marcharme asi…
        Lo pienso y me parece de vivir en una pesadilla: no quiero irme, no quiero dejarle, estoy confundida,lloro todos los dias,no me veo coger mis cosas y compartir con gente que no conozco…
        Y si no estoy haciendo lo correcto en dejar nuestro piso en comun? Y si tendria que explicarle mejor porque me estoy yendo?

        No se’ que hacer..me siento vacia y muy triste. Espero tener la fuerza de superar todo eso.
        Gracias,

      • cristinalago dice:

        Hola Vanessa,

        Creo que él sabe perfectamente porqué te vas.

        Y tú también sabes que lo sabe.

        Pero puedes re-explicárselo: “Mira, simplemente me voy porque yo sueño con tener un proyecto de vida con la persona a la que amo y tú sueñas con tener un proyecto de vida de cualquier manera menos conmigo”

        Lo más importante quizás es decidir si esa persona vale más que tu vida, que tus sueños, que tus ilusiones, que tus deseos personales.

        Si es sí, quédate. Pero si no…

  12. Yari dice:

    Hola a todos! Cristina me ha servido muchisimo tu blog, y siento la necesidad de compartir mi historia y saber tu concejo: llevo ya 4 años en una relacion a distancia,al inicio yo no estaba convencida pero acepté, el me fue ganando poco a poco, aun asi yo le fui infiel (nunca se lo dije) cuando teniamos 3 años el me dejo , diciendo que me amaba pero que habia conocido a alguien mas. Quedé destrozada, al tiempo emoece a salir con alguien y fue un caos, a el tampoco le funciono su otra relacion, me buscó,me dio mil promesas y yo le confese mi infidelidad,aun asi me convencio de volver, hicimos mas planes a futuro,mudarnos juntos etc. todo iba bien, hicimos una lista de cosas para poder mudarnos, yo ya habia hecho toda mi parte y el no empezaba aún, se le metio la idea que queria ser escritor, dejo la escuela y el trabajo y a la fecha vive de sus papás, casi nunca tiene dinero y batallamos mucho para vernos, los dos tenemos la misma edad 25, yo trabajo desde hace dos años y me hago cargo de mi mamá, hace unas semanas explote y le pedi que trsbajara y tuvieramos una meta a futuro que me sentía en el limbo. Se hizo el incomprendido me dijo que no se casaria conmigo y que no ve un futuro junto a mí, que no tiene la devoción de darlo todo por nosotros. En mi desesperación fui a buscarlo, esperando que me prometiers de nuevo y se esforzara por arreglarlo, me dijo lo mismo, que es un irresponsable con muchos defectos y no quiere que yo cargue mas con ellos, que me ama pero siente que si seguimos solo va a lastimarme mas, ya habiamos pasado crisis así y siempre lo retuve y lo hacia cambiar de opinion,pero el se esforzaba un tiempo, ahora ya no quiere esforzarce. Esta ultima vez que volvimos le fui infiel de nuevo(no lo sabe) yo se que todo esto esá muy dañado, no cortamos no arreglamos nada, solo tiene varios dias que no me habla y ni yo a èl. Una parte de mí sabe que me tengo que ir y otra dice que tiene miedo estar sin él. Y estoy hecha un caos :/

  13. Nina dice:

    Yo también querría compartir mis sentimientos con vosotros, ya que me encuentro en una fase muy dura de mi vida, al haberme visto obligada a dejar de estar con la persona de la que me enamoré locamente hace casi dos años.

    Nuestra relación empezó sin apenas conocernos, éramos vecinos desde hacía años y como tal nos saludábamos y poco más. A mí siempre me gustó y yo a él pero nunca nos atrevimos a decir nada. Él es mucho mayor que yo, aunque no lo aparenta. Yo tengo 36 años. Todo fue diferente a otras relaciones desde el principio, pues no tuvimos citas ni nada de eso. Un día hablamos un poco más de lo normal y así empezó todo, y semanas después me invitó a pasar el verano en su pueblo, así que pasamos de la nada a vivir juntos. Yo estaba ciega de amor, de hecho dejé muchos planes de futuro por estar con él. Él por su parte también estaba entusiasmado, llevaba mucho tiempo solo y pensó que siempre lo estaría.

    Sin embargo… ya desde el principio, desde ese primer mes en su pueblo, empecé a ver con gran desolación que las cosas no iban a ser fáciles. Empezó a mostrar unos celos irracionales sobre mi pasado, mis relaciones anteriores, incluso celos hacia mis amistades. Me acusó de ser cosas que no era y yo me sentía tan indignada que le respondía y en uno de esos momentos me levantó la mano, sin llegar a pegarme. Me quedé helada. Unos días después me prohibió hablar con cierta chica del pueblo, la única chica de mi edad allí, a lo cual respondí que yo podía hablar con quien quisiera, y me golpeó en la nariz. Lloré durante horas. Siempre acababa convenciéndome porque a los pocos minutos de atacarme o insultarme era el hombre más tierno del mundo. Durante esos dos meses en el pueblo, cada vez que le molestaba algo, me decía que me fuera de allí, pero adónde podía irme??? Estaba aislada. Iba sintiéndome cada vez más y más pequeña. Cuando llegó la hora de volver a la gran ciudad en la que vivimos (yo vivo en su país, soy española, él es de otro país europeo) cometí el error más grande de todos. En vez de seguir en mi propia casa, me mudé a la suya. Ahí pude ver durante meses a una persona maniática y controladora. Me llamaba varias veces al día, no salíamos nunca si no era para trabajar, ni siquiera los fines de semana, cambié un poco mi forma de vestir (visto muy normal) para que no hubiera problemas y en definitiva me adapté a todo en su vida, tanto las comidas semanales como los horarios de las mismas y mil cosas más. Dejé de viajar, de quedar con amigas…

    Todo esto, que fue responsabilidad mía y de nadie más, empezó a hundirme poco a poco y a veces yo explotaba ante las injusticias. Entonces se produjeron algunos episodios de violencia verbal y física que no voy a describir, pero que se me han quedado grabados para el resto de mi vida. Intenté separarme varias veces, él volvía a ser el príncipe de cuento que pensé que era y me quedaba, pero yo estaba cada vez más débil. Todo esto, unido a un desajuste hormonal importante que padezco desde hace 3 años, empezó a pasarme factura y bueno, acabé con una depresión importante de la que hace muy poco he empezado a tratarme. Intenté cambiar para mejorar las cosas e inicié una terapia cognitivo conductual con una mujer maravillosa. En principio intentamos ambas salvar la relación, pero evidentemente ésta ya estaba muy deteriorada. Me mudé a mi propia casa y seguimos la relación, pero ni con esas mejoraba, solo un poco y gracias a mi esfuerzo por no crear problemas. Quizás debí escapar el primer mes, cuando me llamaba p… en su pueblo, o cuando me acusaba de cosas que jamás hice.

    Hace justo un mes volvió a sobrepasarse conmigo. Volví a su casa de mi trabajo y no me encontraba bien, mi depresión iba en aumento y no la estaba tratando. No le saludé como él esperaba y empezó a atacarme. Le dije que mejor me iba a mi casa esa noche y me dijo que me fuera para siempre. Me tiró mis cosas encima, me quitó las llaves de su casa, me escupió y me dijo que me fuera. Denigrante, lo sé. Esa noche supe que ya no le vería más y que aunque se le pasara rápido como siempre se le pasaba, esto ya no podía seguir, por mi bien y por el suyo. Desde entonces no nos hemos visto más y me ha llamado cada día. He respondido para no alterarle, sé que se pone muy nervioso, pero nunca le he dado esperanzas de que vayamos a volver y ha acabado por aceptarlo. Ha dejado de llamarme. Yo estoy por fin en tratamiento para la depresión y la ansiedad y a pesar de todos mis esfuerzos por aceptar que es lo mejor para todos, y a pesar de que mis amigos y familiares consideren que es una mala persona, yo sé que no es malo, sé que tiene problemas que no ha tratado ni piensa tratar, y sé que tiene una parte buena que adoro y que echo de menos con toda mi alma. Todavía estoy enamorada y pienso en él cada día. Aunque cada vez me encuentro mejor, hay días en los que no dejo de llorar por haber perdido a la persona que consideré el hombre de mis sueños. Veía mi futuro con él, ahora estoy sola en un país que no es el mío, sin la persona que he querido tanto, y dolida por todo lo que ha pasado. Mi corazón está roto en mil pedazos y no sé si se volverá a componer, pero no pierdo la esperanza. Evidentemente no con él, ya es hora de volver a mi país, aunque eso no signifique necesariamente que vaya a encontrarme mejor por estar lejos del lugar en el que he sufrido tanto. Siento el volumen de mi comentario, pero realmente el título de esta entrada me ha llegado al alma y he querido compartir esto aquí.

    • Miguel dice:

      Hola Nina:

      Me ha estremecido bastante tu historia. Parece más una historia de terror que de amor, ha debido suponer un infierno para tí.
      Sólo quiero decirte una cosa. Hace un tiempo que estoy solo, me ha costado mucho porque soy una persona dependiente, como creo que también lo eres tú, y puedo decirte esto con conocimiento de causa: NUNCA se está peor solo que acompañado por alguien así. NUNCA se sufre más solo que en ese tipo de relación. En la soledad no hay sufrimiento, ni miedo, ni perdida. En la soledad hay paz. Huye, sal de ahí, y hazlo por tu vida.
      Un abrazo y suerte.

      • Anónimo dice:

        Hola, Miguel. Sí, ha sido un infierno. Ya han pasado dos meses y medio. Él me llama, me manda mensajes e emails, incluso ha ido a hablar con una persona de mi círculo para que haga de mediador, pero ni respondo ni pienso hacerlo- Afortunadamente no sabe dónde vivo. Soy dependiente como dices, si no, no habría estado un año y medio con él. Intento consolarme pensando que mucha gente se queda años en este tipo de relaciones, quizás toda la vida, tienen hijos y todo se complica. Yo al menos no tengo nada en común con él. Todavía estoy triste pero al menos puedo funcionar. No me gusta nada estar tomando pastillas, sé que soy fuerte y que puedo con esto, pero lo cierto es que estaba demasiado mal, nunca me ha pasado el no poder levantarme de la cama por la mañana, y no puedo permitírmelo, no me mantiene nadie desde que soy bastante joven, me debo a mi trabajo. Por cierto también me debe dinero, pero ni siquiera se lo he pedido. Sólo quiero que me deje vivir y seguir mi camino. La soledad no es tan mala como estar en ese infierno, estoy de acuerdo, y me gusta estar sola, pero no es lo que quiero en mi futuro. Tal vez un día conozca a alguien por quien luchar de verdad.
        Un abrazo.

    • Miguel dice:

      Ya conoces a alguien por quien vale la pena luchar: tú misma.
      Mucha suerte.

      Miguel.

  14. Irina dice:

    Buenos dia Cristina!

    Enorabuena por tu bloq. Me gustaria que me iluminaras un poquito mas con tu sabiduria, se que me ayudarà.

    He decidido dejar una relación con una persona a la que he querido mucho, aun la hecho de menos, y hecho de menos hablar con ella, reir y hacer planes…fue mi amigo y existia una fuerte atracción.

    Pero la vida que llevamos los dos es compleja, tenemos hijos cada uno de otras relaciones, vivimos en lugares distintos a 30km y cada fin de semana era un caos un ir y venir de maletas, de adaptaciones y al no tener ni un fin de semana sin crios porque no se van con nuestras exparejas siempre ha sido todo como una familia numerosa a tope intentanto llevarlo todo para adelante.

    Hemos disfrutado de hacer muchas salidas a la naturaleza en grupo..de ser familia compartiendo todo…
    Su manera de vivir y hacer era bastante distinta a mi manera de ser y supongo que al quererlo he dejado que el fuera imponiendo lo que preferia..grandes grupos y salidas a la montanya…yo queria verlo feliz..y me he adaptado, no me cuesta..

    Pero cuando decidia no hacer algo, quizas no reaccionaba a tiempo y decidia las cosas sin avisar demasiado..tarde y mal todo por no enfrentarme y tener broncas…mal…de esto aprendi.

    Aun asi, hemos tenido momentos bonitos y hemos hablado mucho para llegar a acuerdos y que todos los crios fueran felices a nuestro lado. Queria que vivieramos juntos lo antes posible, a mi me daba panico. Tengo una vida organizada y al pedirle tiempo se inquietaba…yo no lo necesitaba aun.

    Por todo esto finalmente aunque lo quiero le dije de dejarlo. Cuando lo hice me senti liberada, ahora tengo momentos de todo. Se que ahora reinara de nuevo la paz en casa, tendremos mas tiempo para estar juntos mis hijos y yo, para disfrutar a nuestra manera…aveces creo que no necesito pareja…que la libertad es lo primero aunque tenga un precio duro.

    Dime cristina…dime que piensas.
    Un beso y muchisimas gracias por tu ayuda

    • cristinalago dice:

      Hola Irina,

      Creo que la pista más clara de lo que te ha reportado esta decisión es la manera en la que tú te sientes. Los pensamientos pueden engañar, las emociones, no y si tú te sientes liberada…¡qué te voy a decir!

      Las relaciones de pareja conllevan muchas cosas, entre ellas cierto nivel de esfuerzo y adaptación, algo de renuncia y sobre todo en tu caso, a veces sacrificar la propia individualidad en favor de un vínculo apreciado pero no necesitado. Al final, es una gran inversión de energía en algo que tiene que compensarte y si no te compensa, realmente no tiene sentido. La pareja no es, ni debiera convertirse en un objetivo vital que nos dé sentido a todo, sino que es una parte de la vida que conlleva sus problemas y sus ventajas y tenemos que ver si realmente nos suma lo suficiente y si además es el proyecto de vida que realmente deseamos.

      Sentirte libre en pareja es posible siempre que tengas tu vida ya muy bien ubicada, la mejor señal de que vas a funcionar bien en una relación a tu gusto, es que te cueste un poquito adaptarte porque lo que tienes ya te gusta lo suficiente.

      Abrazos y que disfrutes de esta nueva etapa

  15. Julio Antonio dice:

    Hola, veo que esta entrada es reciente y me gustaría compartir mi historia, que también es reciente. El 28 de febrero cumplí 14 meses de relación con mi novia (relación que es a distancia). Ella está en el último año de secundaria y está enfocada en sacar las mejores notas. Febrero fue un mes hermoso para ambos, incluso principios de marzo. Pero, a partir de la segunda semana de marzo la cosa se empezó a poner espesa. Ella tenía muchos deberes y yo mucho tiempo libre, lo cual me ponía ansioso y en lugar de expresarle mi sentir hablando del problema, actué odioso con ella a lo largo de 2 semanas. Por la falta de atención, yo le respondí igual y ella se empezó a poner triste. Vino y me hizo el reclamo respectivo, le dije que ya no iba a actuar así y “problema resuelto”. Dos días después del reclamo, ella inició la primera ronda de exámenes. Tan solo tenía tiempo para el hola y el adiós, cosa que me puso ansioso nuevamente, pero fui fiel a lo que prometí y la apoyé para que diera lo mejor. Antes de terminar los exámenes quedamos en hablar por teléfono, pero ella no pudo al final. Yo le dije que estaba bien, que podría ser en otra ocasión. Le dije que la quería y que la extrañaba. Ella respondió con lo mismo y me dijo “Ya el jueves seré toda suya”. Llegó el jueves. Esperaba que ella viniera y conversaramos normalmente, pero encontré a la muchacha de los últimos dias, que me hablaba poco y cuando lo hacía, lo hacía de manera cortante. Le conté una anécdota que me pasó en el día y no me mostró el mínimo interés. Le reclamé y me terminó diciendo “Estoy cansada de esto (de usted) no sé que responderle”. Supuse que esto era causa del estrés del cole y el estrés extra que yo generaba con mi presencia. Le dije que nos diéramos unos días, menos de una semana, para que se acomodara su cabeza y nos extrañasemos. Pasaron 4 días y llegué a hablarle. Hablamos normal, como siempre lo hemos hecho, solo que ya no habían muestras de cariño. Yo no expresé mi cariño, pese a que moría por hacerlo, debido a que no quería llegar y parecer desesperado. Los siguientes días fueron peores, no me saludaba, entonces le reclamé y le dije “Yo sé que usted anda ocupada, pero al menos avíseme cuando está en casa”. Me respondió el temido “Tenemos que hablar”. 3 días después hablamos. Me dijo que ella no sentía ganas de hablarme como una novia, que no sentía mi apoyo y eso la estaba haciendo sentir muy mal y estaba afectando su parte emocional mucho. Yo le dije que comprendía, pero que ella debe ver que 3 semanas no nos pueden arruinar 14 meses de relación, que mejor nos dieramos un tiempo de verdad. Ella accedió. Nos despedimos. Ella lo hizo con un “te amo” muy sincero (Sé que es sincero, no porque mis ojos de enamorado lo ven así, sino porque ella siempre me lo ha dicho cuando ella lo considera prudente, no los tira al aire como cualquier persona lo hace). 2 semanas de estar sin ella me hicieron ver que darnos un tiempo no es la solución, que la solución es hablar del problema, cosa que no hemos hecho. Me aparecí y le dije que quería verla en persona para hablar, pero ella no puede debido a que la segunda ronda de examenes ya está en su espalda. Me dijo que también se ha sentido mal, pero que ocupa seguir con el cole, que quiere acabar con el momento de estrés para hablar conmigo (no sé si es el temido “hablar” o hablar para solucionar las cosas). Luego de eso tuvimos una conversación normal, ella se mostró interesada por saber cómo he estado y me empezó a tutear (en mí país las personas tutean cuando se sienten cercanas a la otra, por lo general ella me ustedea, pero cuando se pone cariñosa me tutea). Nos despedimos y desde entonces no hemos hablado. Mi plan es llegar a decirle las cosas que quiero decirle (sobre solucionar el problema y lo mucho que la quiero) apenas salga de exámenes. Me siento muy mal por todo, porque la extraño, la amo y no quiero perderla, menos por un problema que no da para terminar lo que tenemos (o teníamos). Siento que debo olvidarme que las cosas volverán, pero no quiero perder la esperanza, ya que considero que nuestro problema se puede trabajar, y que aunque ella esté ocupada con el cole, podremos intentarlo de nuevo, ya que el año pasado tambi´n fue muy ajetreado para ella, pero floreció nuestra relación. La esperanza me la da ese último “te amo”, que ella me dijese que quiere hablar conmigo y que no hace mucho, estabamos gozando de un bello momento de la relación. Faltan 2 semanas para que hablemos de nuevo, pero la incertidumbre me mata día a día y siento que le voy a terminar hablando antes de lo esperado. Y aunque hay algunos indicios de que tal vez volvamos, mi cabeza me dice que ella me va a terminar y no sé qué haré si eso sucede.

  16. Leire dice:

    Hola Crisrina, me.encanta tu blog, tienes tanta razón en todo…. Pero que difícil es dejar a alguien por el que aún sientes cosas y tambien cambiar una vida que te gusta, salvo algunas diferencias a las que quizás le de mas importancia de la que tienen. Te cuento un poco y seguro que tu me sacas de dudas.
    Hace 6 años empezamos a salir y hace 3 nos vinimos a vivir a su tierra . Ya habiamos tenido muchas discusiones antes, por la familia, mi hija, de una relación anterior, y celos. Pero cuando vinimos aqui todo fue mejor.
    Mi mayor problema con él es que a el le duele mucho gastar, solo piensa en ahorrar y no en disfrutar un poco de la vida. Siempre anda echando cuentas de lo que gastamos y realmente consigue hacerme sentir mal. Yo estoy acostumbrada a un ritmo de vida tradicional: trabajar, salir a cenar y de vacaciones de vez en cuando, pero el no, el por miedo al mañana solo quiere guardar. Y discutimos siempre por eso. Tambien es una persona con caracter y muy extricto y por ejemplo cada vez que regaña a mi hija,me duele y casi siempre me meto en su defensa y eso tambien nos provocan muchas discusiones. Esto y el que la relación de el con mi familia no es buena pues nos tiene todos los días enfrentados.
    Ahora decidí o decidimos acabar con la relación y soy yo la.que tiene que irse ya que la casa es suya y claro, lo que parecia tener muy claro que era lo mejor para los dos ahora empiezo a pensar que quizas me equivoque. Aqui tenemos una vida, casa, colegio, trabajo, y ahora acabar con todo por esas cosas, quizás no esté actuando bien y le estoy dando demasiada importancia. El a buenas es muy fácil de estar con el pero a malas….nada. sera que no se llevar estos temas de otra manera y no tomarmelos tan a pecho o realmente va a ser un sinvivir para siempre? No se, estoy hecha un lio, yo se que aun le quiero y supongo que el a mi algo tambien.
    Ahora actúa como si le diera igual que me fuera, no hace nada para convencerme, será que no me quiere y quiere que me vaya? No se, ayúdame.
    Gracias. Mi besos..

    • cristinalago dice:

      Hola Leire!

      De las rupturas que yo he decidido, una de las cosas que más me echaban para atrás era precisamente los cambios, las mudanzas, dejar atrás un tipo de vida, hasta tener que organizar la logística de mover o deshacer muebles…¡Qué puedo decirte! Que entiendo tus reticencias, porque desarticular una zona de confort siempre cuesta, somos animales de costumbres y nos apegamos a una comodidad y estabilidad que al final, pueden convertirse en una trampa, haciéndonos persistir, años tras año en algo que no nos satisface demasiado.

      Tú sabes más que nadie lo que has vivido en esa relación, pero yo entiendo que si ambos os habéis reunido y planteado directamente la ruptura sin intentar al menos luchar o buscar soluciones, es que ninguno de los dos estáis a gusto con esa relación. Esto me parece significativo.

      Te diría a modo de ejercicio mental, que te visualizases en tu vida tras la ruptura, si te ves más contenta, libre y con ilusión o todo lo contrario.

      También es importante que recuerdes los motivos por los cuales iniciaste esta relación, si realmente tuviste que autoconvencerte o todo fluía, a mi me da la impresión de que hay demasiadas des-afinidades en vosotros.

      Quizás lo más relevante de todo sea tu pregunta ¿esto va a ser un sinvivir para siempre?

      Porque lo que estás diciendo es que ya es un sinvivir ahora y no debería serlo.

      Si quieres darle otra oportunidad al tema, habla con él y sondea a ver cuán dispuesto estaría a arreglar lo vuestro y establecer cambios. Quizás no lo esté y con eso ya tienes en la mano la seguridad de que pierdes tu tiempo al lado de esta persona.

      Lo que te aconsejo es que te guíes sobre todo por cómo te sientes en general en la vida con él. Si estás la mayor parte del tiempo insatisfecha, echando de menos otras cosas, temiendo encontronazos y conflictos…no merece la pena. No es una buena relación. Puedes querer a esta persona, pero su personalidad no te cuadra y no te agrada como para compartir tu vida con él.

      Estando soltera, cerca de tu familia, haciendo tu vida y no teniendo que reprimirte de lo que te gusta porque a otro le tengan que cuadrar las cuentas.

      Abrazos!

      Como

      • Leire dice:

        Gracias Cristina por tu respuesta. Me ha sido de gran ayuda de verdad.
        Me gustaria consultarte otro tema que me tiene agobiada.
        Falta un mes para la comunión de mi hija, fruto de otra relación. en un principio pensaba hacerla aqui, algo sencillo puesto que muchos familiares no podrian venir por la distancia, vivo a 5 horas de mi familia,y otros compromisos. Pero despues de todo esto, y coincidiendo con que mi sobrina tambien la hace, baraje la posibilidad de hacerla alli, las primas juntas. Asi toda la familia junta y las niñas felices.
        Pero el inconveniente es que mi pareja no vendria por redencillas con mi hermana y su marido.
        Despues de 6 años haciendo de padre para mi hija me parece que estaria muy feo dejarle aqui, pero como tampoco se como va a acabar nuestra relacion….no queria quitarle esa ilusión a la niña por algo que aún no se si solucionar.
        El a veces me dice que la haga alli pero en el fondo se que le tiene que dolerirse no estar. Otro motivo por el que me decante por hacerla alli es por mi abuela que por desgracia le queda poco tiempo de vida.
        Crees que si la hago alli y si quisiera continuar mi relación con el lo entenderia? O seria un problema mas sumado a los que ya tenemos?
        Soy tan indecisa….y solo quiero hacer lo correcto sin hacer daño a nadie.
        Gracias …besosssss…

      • cristinalago dice:

        Hola Leire,

        Te estás echando encima una decisión que no te corresponde.

        En tanto que tu niña es la protagonista de su comunión y lo que demanda es totalmente normal y razonable, lo lógico es que se haga con respeto a sus deseos.

        Si tu pareja no quiere venir porque tiene conflictos con tu familia, es un problema que debiera resolver él si es que quiere acudir a la comunión. Tendrá que hacer de tripas corazón y aguantarse o eso, o no ir, pero sería asunto y decisión exclusivamente suyos.

        Como mucho puedes animarle a que vaya e intente estar más conciliador o bien, cuando volváis de la comunión, hacer una pequeña celebración para los tres.

        Lo más importante en este tema es que tu hija disfrute de su evento y lo recuerde con ilusión y alegría. Para los adultos la comunión no deja de ser una fiesta más. El centro de atención de ese día no es tu pareja, ni debiera serlo.

        Si se enfada por esta situación, ya tiene dos tareas. Enfadarse y desenfadarse. Lo que no puede ser es que tú vivas con miedo a hacer cosas totalmente normales por si se molesta. Si la relación se echa a perder no va a ser por esto, sino por un conjunto de cosas que no se acaban de resolver desde hace tiempo.

        Abrazos!

  17. ale dice:

    que sensatas palabras la verdad que muy bueno lo tuyo.. las palabras justas .te felicito besos

  18. Bere dice:

    ¡Hola Cristina!
    Me gustaría que me ayudaras un poco con mi situación.
    Tuve mi primer novio (a pesar de creer que jamás tendría) en una relación que duró 2 años. La creía perfecta, él siempre fue bueno conmigo, carecíamos de conflictos y siempre creí que me amaba.
    En nuestra primera pelea me molesté tanto que decidí terminarlo; no supe controlar la situación (jamás había peleado con una pareja) y rompimos.
    A los días comenzamos a hablar y le dije que quería que regresáramos, que yo aún lo quería, él simplemente dijo que no. Pero no fue la única vez que lo hice, aún así salíamos y todo era como si nada hubiera pasado.
    Después él comenzó a salir con otra chica y yo seguía intentando que él regresara conmigo, pero él optó por ignorarme cuando me veía, revisar mis mensajes y no leerlos, no contestar mis llamadas, étc.
    Cuando rompió con ella volvió a buscarme, platicábamos, nos enojábamos y me bloqueaba de sus redes sociales cada semana, pero volvía a buscarme a los días; pero si yo intentaba generar una conversación, él sólo me ignoraba.
    Empezamos a buscarnos para acostarnos y terminamos haciéndolo, el problema es que ya estoy cansada de que las cosas sean así, yo lo amo aún (ya pasaron años después de la ruptura), y él me ignora como siempre, pero otras veces es la persona más dulce del mundo. Él sabe lo que siento y yo lo único que sé de él, es que me odia por haber terminado la relación.
    No me he dado la oportunidad de encontrar a alguien más porque no puedo olvidarlo…

    • cristinalago dice:

      Hola Bere,

      Las relaciones de amor, algunas veces acaban en desamor. Este es un ciclo que forma parte natural de la vida. No podemos aferrarnos a cada una de las personas y relaciones que hayamos tenido, pues no son pertenencias eternas, sólo viajeros de paso que se cruzan por un tiempo en nuestro camino.

      Lo que quiero expresarte es que ese noviazgo terminó. Incluso si él quisiese regresar, tampoco ya sería lo que fue hace años. Ambos vais cambiando, tú ya no eres una niña inexperta, ni a él lo tienes tan idealizado, además quedaría el peso de haberte sentido utilizada.

      Tuviste un primer amor, fue precioso, pero lo terminaste en un arrebato y él tampoco te quiso tanto como para intentar perdonarte.

      Ahora ya no queda ese amor, pero vives metidos en un enganche sexual absurdo que te hace sufrir a ti y a él le sirve para variar de cama entre novia y novia.

      Es tiempo de terminar con todo este baile de idas y vueltas y madurar. Los nuevos amores vienen cuando uno decide dejar atrás los antiguos y si permites que tu ex siga entrando y saliendo de tu vida, no tendrás ocasión de conocerlos.

      No te confundas, tu ex no es dulce porque te quiera a día de hoy, sino porque ser tierno y hacerte sentir culpable son su pase de oro para conseguir sexo. Y por lo que se ve, pasan los años y no pierden efectividad…

      ¡¡Valorate a ti y valora tu tiempo, Bere!! No te vendas por dos palabras bonitas, que te las dice cualquiera, lo que cuenta son los hechos.

  19. Me paso hace varios años, estuve muy enamorada de una chica, tuvimos dos años de relación… pero ella me termino porque ya no me queria, dejo de sentir amor… pero estruvimos dos años mas como si fueramos pareja, teniamos relaciones, nos besabamos y todod saliamos… pero nunca mas volvimos, me conforme a eso… y despues de esos dos años… ella se enamoro de otra persona y me dijo adios, asi tan facil… sentia que mi mundo se venia abajo, me senti deprimido, pero a veces cunado uno esta enamorado piensa< que no podra olvidar a esa persona… pero pasa el tiempo y te das cuenta que todo ya paso y esa persona no existe para ti… el timepo ayuda mucho.. no es el fin del mundo… ahora yo y ella somos amigasos… nunca pense que lo seriamos porque la odie y le guarde rencor pero asi de facil…. se olvida… el tiempo sera tu mayor complice. animos !! asi como amaron, amaran a otras personas… la vida no se acaba.

  20. Anonimo dice:

    Hola.
    Me gustaria compartir mi experiencia…y si es posible me aconsejarais.
    Estuve casada mas de 20 años y por infidelidad acabamos la relacion hace 3 años..desde entonces me encuentro dedicada a los niños practicamente yo, lo que me permite poco tiempo para mi, y emocionalmente muy tocada y con baja autoestima.
    Durante estos 3 años he intentado empezar alguna relacion pero sin buen fin.
    Hace poco me reencontre con un amor de la juventud y empezamos una relacion con mucha ilusion…pero poco a poco vi cambios en el hasta que finalmente me dijo que necesitaba tiempo porque sus miedos por su pasado le bloqueaban y no sabia lo que sentia por mi.
    Esto a mi me ha derrumbado, ya que por fin me habia vuelto a ilusionar y a entregar. Su actitud y sus palabras me hirieron y finalmente despues de unos dias de reflexion y sin saber noticias suyas, he optado por alejarme yo aun queriendolo mucho…me siento no correspondida y no puedo esperar a que él se decida…se lo que necesito y creo que él no me lo daba, ya que me sentia mal.
    Tengo dudas de si he hecho lo correcto…si quizas deberia haberle dado mas tiempo…y ahora no se que como seguir adelante.

    • cristinalago dice:

      Hola Anónima,

      No podrías haber hecho mucho más si la otra persona se ha distanciado y ha dejado de estar ahí. Los mismos miedos tenía cuando inició algo contigo y si antes no le bloqueaban y ahora sí, entonces las fallas están por otro lado, probablemente por falta de un sentimiento sólido y real.

      Muchas personas en crisis idealizan recuerdos, relaciones y parejas de pasados lejanos y cuando esa idealización se transporta a un tiempo presente, es habitual que todo empiece con demasiada intensidad (en busca de las sensaciones de antaño) y se vaya derrumbando al confrontarlo con el presente.

      En ciertas franjas de edad, todos tenemos “mochila” (¿quién no ha sufrido por amor), pero si la mochila es más grande que la ilusión, entonces es mejor seguir caminando hasta que el alma se torne más fuerte y la carga, más ligera. Y lo digo por ambos…

      Abrazos!

      • Anonimo dice:

        Gracias Cristina…eres fantastica!!!
        En esta pagina siempre he encontado consuelo…incluso al intentar superar mi primera separacion.
        Tus articulos y los comentarios y vivenvias de la gente ayudan mucho.
        Un fantastico trabajo.

  21. Decidida dice:

    Hola, es muy interesante leer los comentarios y sus respuestas. Quiero comentar mi experiencia… y agradeceré tu ayuda ¡
    Laboro en administración y después de casi 9 años de trabajo directo con un jefe de mi área, resulté en una relación que duró 5 años. Estaba segura que no era lo más adecuado pues es casado y además se comentaba que ya tenía una relación con otra jefe de área. Lo cierto es que en el día a día y por la cantidad de horas que compartíamos creí en su acercamiento, en que sus palabras eras sinceras y que sus propósitos y necesidad de compartir experiencias conmigo sí eran verdad. El me negaba siempre el tener alguien más en la oficina y que en su hogar todo era amistad. El resultado fue que transcurrieron 5 años en los que varias veces tuvimos distanciamientos por mis reclamos de otra relación o porque decía él que sentía estar en una relación conmigo y que lo ataba. Varias veces me alejé yo y terminaba la relación… pero él hacía caso omiso a mi decisión, hacía de todo y nuevamente yo cedía… En paralelo, continuaba no sólo con esta jefe sino que además halagaba y seducía a otra jefe. Yo sufría mucho pues veía todo… era tan evidente sus andanzas…. y a principios de año nuevamente le dije que ya no quería nada con él, que no estaba cómoda y que todo terminaba. De nuevo, caso omiso a mi decisión….
    Finalmente, ahora ya hace casi dos meses él me terminó diciendo que a propósito yo perjudicaba en el trabajo a esas jefes de área y que por tanto sólo quería una relación de trabajo conmigo…. Inmediatamente le acepté y hasta ahora (a pesar de sus insinuaciones) lo sigo manteniendo a distancia… para mí es todo un logro el mantener distancia con él, aunque debo reconocer que a veces me invade la tristeza, los celos, pero también el temor de volver a caer y que definitivamente estoy segura que no quiero volver a tener nada con él.
    El inconveniente es que lo sigo viendo y tratando horas y horas a diario… y conozco su poder de manipulación… estoy centrada sólo en mi trabajo y así quiero continuar… lo que lamento y atemoriza es el trato día a día… además que sigo viendo sus andanzas y eso me hace daño y sufro…
    Te agradeceré tu ayuda….

  22. SemillaAmarilla dice:

    Hola Cristina, muchisimas gracias por expresar con palabras lo que mi mente aun no me habia permitido verbalizar. Acabo de terminar con mi pareja despues de 11 anios… empezamos cuando tan solo tenia 19 anios, el 27. Me siento en parte identificada con tu entrada ‘relaciones hospital’: no he tenido una infancia facil y cuando conoci a mi pareja estaba a punto de salir de casa donde la situacion era bastante negativa para mi. El, a su vez, habia tenido una infancia llena de traumas, muy duros, y sin el apoyo necesario; lo cual le convirtio en un adulto ‘duro’ y para mis ojos en aquel momento, fuerte. Nos conocimos y empezamos una relacion de enamoramiento, felicidad, plenitud, pasion, comprension, aprendizaje.. Con su ayuda me fui haciendo fuerte. Yo acababa de dejar la ciudad donde viviamos por motivos de trabajo, y el fue dejando su casa y su trabajo paulatinamente por mi. Pero la vida que yo tenia no era ni por asomo la que el deseaba, el habia conseguido una estabilidad y paz y armonia mental despues de muchos anios, pero lo sacrifico por amor. Durante muchos anios solo nos centramos el uno en el otro. Yo no salia con amigos ni hacia practicamente nada sin el. El es una persona muy negativa, y yo al tiempo empece a ‘sufrirlo’. A los 8 anios tuve mi primera crisis, me plantee nuestro amor y simplemente eso me dolio muchisimo. Nos habiamos mudado a otra nueva ciudad, el paso por otra situacion muy dura asique un tiempo con antidepresivos. Yo no podía hacer otra cosa que volcarme en el. Supero eso pero no era feliz allí, y tanta negatividad.. hasta que enfermo. Ha estado enfermo y sintiendose muy mal y en parte se que es indirectamente por mi culpa. Hemos tenido una relación de dependiente el y co-dependiente yo, sin duda. A el lo sobreprotegieron y yo segui haciendolo. La mayoría de responsabilidades económicas las tengo yo (soy la que tiene unos ingresos estables). De las tareas de la casa me encargo yo. De solucionarle la mayoría de sus problemas me encargo yo. El solo tenia tiempo para ser infeliz. Pero ahora soy consciente del gran esfuerzo que hizo, de lo que sacrifico por mi, de lo mal que se lo he hecho pasar indirectamente, y lo que mas me duele, temo que mi amor no ha estado a su altura ya que en ningún momento pensé realmente en dejarlo todo y volvernos, aunque me lo pidiera secretamente a gritos (me confeso que nunca me lo pidio abiertamente por miedo al rechazo), sacrificarme como el hizo para que fuera feliz y asi los dos poder estar mejor. Sinceramente, he antepuesto lo mio a lo suyo y me siento culpable y mal porque ahora el es el abandonado. El ahora se siente traicionado, enganiado, decepcioando, triste. Como dice este post, yo he roto con alguien al que aun amo. Pero a nivel practico se que no me conviene, ni probablemente yo a el. Gracias por leerme 🙂

    • cristinalago dice:

      Hola Semilla,

      La base de un vínculo co-dependiente empieza por dos personas que arrastran similares carencias.

      Un hombre de 27 años como tenía tu ex pareja entonces, que está en paz, equilibrado, a gusto con su vida, no conecta con una cría de 19 años llena de traumas.

      Una persona en paz y armonía no inicia una relación fusional y super absorbente donde abandone sin pensárselo dos veces esa vida construida con tanto esfuerzo y que le hace sentir tan bien.

      Así pues, os encontráis dos personas con muchos vacíos y una necesidad desesperante de sentiros queridas.

      Él te “salva”, te rescata, se enfoca en ti y cuando tú empiezas a estar mas o menos bien, empieza a cobrártelo (este no fue un amor incondicional).

      La relación se convierte en el espejo del estado emocional de los dos. Una relación con poquísíma energía, donde se tornan los roles de salvador y salvado, siendo ahora tú quien trata de rescatarle y cambiarle para que pueda darte aquello que necesitas.

      Pero tan unidos, tan absorbidos en la relación, que apartáis amigos, trabajos, ilusiones propias, invidividualidades…

      No recibís ninguna energía de fuera y la relación se agota.

      Y no es culpa de nadie.

      Aunque siento que tu búsqueda de esa culpa es un intento de sentirte mejor. Como si fustigarte con ello fuera a compensar algún hipotético mal karma…¿Te parece poco haberte dejado la veintena entera perdiéndote salidas, entradas, aventuras, viajes, amigas con las que desahogarte y que te animen en los malos momentos, deportes, aficiones…?

      Pero no eres culpable de nada. Ambos tomaron decisiones, ambos cometieron aciertos y errores. Si él sacrificó cosas, ten por seguro que lo hizo ante todo porque la relación contigo y seguramente tu adoración y dependencia, le proporcionaban un beneficio ante todo a él. Que tampoco es la madre Teresa de Calcuta.

      Lo que haya hecho por ti, de sobra lo has pagado en años de tu vida y si se siente estafado o decepcionado, deberá mirar profundamente en su interior para entender porqué te ayudó en primer lugar y si realmente lo hizo de manera desinteresada, porque si fue con idea de recobro, entonces lo suyo nunca fue un amor real, sino un pacto para no estar solo.

      No eres su madre y él no es un bebé indefenso. Has de liberarte de esa sensación de ser responsable de su vida, pero necesitarás tiempo. Demasiados años orbitando en torno a sus problemas y él a los tuyos.

      Un abrazo

      • Semilla dice:

        Muchas gracias por tu respuesta, Cristina. Ahora toca autoanalisis, y a cuidarse 🙂

        Saludos y enhorabuena por tu blog!

        Abrazos

  23. Smoke dice:

    Buenas he estado leyendo todas estas historias, y paso a contarles la mia, tengo 40 años y duré 10 años casado,ahora soy viudo tengo 2 hijos, a los 2 de haber fallecido mi esposa conocí una mujer muy especial e iniciamos una relación, al año de estar juntos ella me terminó yo estoy profundamente enamorado de ella, despues de haber terminado nos seguimos viendo, todo lo hacíamos juntos y siempre traté de ayudarla en todo lo que podía hasta en lo económico, resulta que pasamos asi mas de un año, siempre discutíamos porque yo intenté a mas no poder que ella fuera mi novia de nuevo, algo que ella nunca quiso, resulta que hace un mes me dijo que había conocido a otra persona y que no quería saber nada de mi, que la dejara en paz y que ella no iba a permitir que nada ni nadie se metiera en su vida, me bloqueó de todas las redes sociales y no tengo contacto con ella, lo peor es que ella vive muy cerca de donde yo vivo, entré en una depresión muy profunda, no como no duermo, y me atormenta el hecho de que ella este con otro hombre, si alguien pudiera darme un consejo se los agradecería de como salir de este dolor, he llorado mucho y me siento muy mal, me siento devastado mi corazón está echo trizas, ojalá alguien me pueda aconsejar, gracias de antemano

  24. panterita negra dice:

    Hola Cristina!

    Quiero hacerte una pregunta de toda obviedad, pero no estoy segura.

    Mi pareja en diferentes ocasiones mas que todo en peleas, da por terminada la relación, esto pasa muy seguido. Cuando esta bien, me dice que no es lo que desea.

    Muy en el fondo de mi corazon, yo lo veo muy infeliz, él es una persona extraordinaria, siempre feliz, siempre positivo, irradia muchas cosas positivas…y los problemas de los últimos meses, problemas de presion economica, de alguna manera han afectado nuestra relación formando ´pedos´donde no los hay, problemas en todos lados. .. también hay problemas por falta de tolerancia a visiones diferentes de las cosas, por caracteres, etc…. estamos ahora mismo en una crisis de pareja en toda regla. Hoy hizo algo muy raro para obtener algo de mi, me puso como condición que si no hacía algo que me había prohibido se terminaba la relación de verdad, me prohibió aparecer en su trabajo de la nada, porque dijo que iba a formar un peo enfrente de todos sus empleados, pensé en la humillación, le dije que no iba a ir (siempre le ayudaba a hacer cosas y era habitual ir ahí) .. pero realmente siento que todo lo que hace es para orillarme a irme de su vida.

    Me siento mal, no solo por la mala situación, sino porque realmente me siento egoísta, no respeto las decisiones de los otros, y mas de alguien a quien amo profundamente. si el no desea mas nada conmigo, que hago aqui?. No tengo fuerzas para ejercer su voluntad, me falta valor, me faltan muchas cosas, que debo hacer?. Ha sido un proceso largo de aceptación, pero me siento profundamente egoista..y muy desdichada

    • cristinalago dice:

      Hola panterita,

      Una persona que está constantemente rompiendo una relación de pareja cada vez que tiene un mal día o se discute, es una persona que está con un pie adentro y el otro afuera en la relación y esto es un serio impedimento para intentar arreglar una crisis.

      Además es un comportamiento muy dañiño y tóxico con el que él toma el control de la relación y se sirve para mantenerte a ti por debajo.

      El verdadero carácter de una persona se muestra en los malos momentos y si en los malos momentos tu pareja te deja abandonada cada dos por tres y te fuerza a hacer cosas que no quieres, ciertamente no es ni alguien feliz, ni positivo en un nivel profundo, sino como una forma de ser superficial que sólo se da cuando las cosas vienen de cara.

      En fin, lo primero no permitir que existna abusos, porque donde abunda el abuso, huye el amor y el respeto por el otro. Y si vuelve de nuevo para retomar lo vuestro, os debéis una larga y seria conversación. Buscad ayuda o terapia de pareja, buscad cambios o poned condiciones, lo que necesitéis, pero a menos que queráis destrozar lo que quede de esta relación, no sigáis con estas dinámicas de maltrato.

      Abrazos

  25. Nerma dice:

    Hola, al leer el blog me animado a escribir para contar mi situación y ver si hay algún tipo de respuesta a como me siento y sentirme ayudada.

    Ayer en la noche dejé a mi pareja con la cual no llevábamos mucho tiempo juntos solo unos meses, pero realmente quiero a esa persona, llevaba mucho sin sentir algo así por alguien y me ilusioné bastante al ver que él me iba correspondiendo y queriendo también establecer una relación. Cuando lo conocí me gustaba casi todo de el, pero conforme paso el tiempo el ha ido siendo menos cercano hacia mi, incluso me dio dos días de tiempo porque hasta el mismo se sentía frío porque yo daba más que el… Obviamente yo me ido cansando de esto, y el me pedía paciencia, que le costaba demostrar lo que siente por mi, pero el problema es que ya últimamente solo me decía que a veces no le apetece verme, que le agobia que los fines de semana los pasemos tanto juntos, y aunque era él el que me pedía a veces dormir juntos ya me dijo que si dormíamos mal porque la cama es incómoda y para colmo el sexo se ha ido distanciando, lo hacemos cada vez menos, y he hablado con​ él del tema, justo ayer mismo porque la noche anterior me rechazó por cansancio, y lo hablamos y volvió a rechazarme a noche y no pude más, me tuve que ir de madrugada de su casa porque me sentí ya fatal de que todo tenga que ser a su manera y encima note esos rechazos ya cada vez más continuos, me fui de su casa y ni si quiera se preocupó de mi, si llegué bien o mal, nada me escribió ni me llamó, supongo que se iría a dormir, ya que siempre está cansado y por eso o no quiere verme o no quiere sexo…
    Lo he dejado porque no paro de sufrir, me dice que me va a demostrar, que me quiere, pero cada vez, el exige más y da menos y tampoco me merezco eso, incluso hace más caso a sus amistades y es hasta más cariñoso con sus amigas casi que conmigo.

    Por todo esto lo he tenido que dejar… He decidido apagar el móvil para no saber de él, pero me siento mal, tengo la necesidad de saber de él pero se que sería un error y no quiero caer pero es inevitable echarle de menos porque lo he dejado por necesidad no porque quiera, el me ha dicho que hasta esta harto de que siempre le critique todo lo que hace mal, pero es que me hace daño con sus inidferencias.

    Siento este gran texto explicando todo, pero me siento muy mal y no se cómo sentirme mejor. Gracias.

    • cristinalago dice:

      Hola Nerma,

      Hace años tuve que tomar una decisión así, interrumpir una relación cuando más enamorada me encontraba, al ver que la otra persona se enfriaba cada vez más y era más que evidente que aquello estaba agonizando. Fue una decisión de supervivencia emocional, hubiera bastado el mínimo cambio real para retractarme de ella, pero no sucedió.

      En aquellos momentos pensé que me arrepentiría, que había perdido la última oportunidad de enamorarme, que quizás había sido muy impulsiva…en fin, cosas que se suelen pensar. Ha pasado ya mucho tiempo y tengo la certeza de que fue la elección correcta y si volviese atrás, incluso la hubiera tomado antes y me hubiera ahorrado unos cuantos desaires y sufrimientos.

      A veces ocurre, muchas historias arrancan con fuerza y buenas perspectivas y de repente uno se baja del barco porque no siente lo mismo. A lo mejor esa persona es honesta consigo misma y lo hace antes y otros, como tu ex o el mío de aquel entonces, tienen miedo de quedarse sin opciones, de no encontrar a nadie que les idealice y les idolatre tanto, o simplemente han creado una dependencia afectiva y sexual y les cuesta soltarla. Pero ese ya es su problema. Lo cierto es que las relaciones no se componen de buenas intenciones, promesas y propósitos, sino de hechos y cuando los hechos indican frialdades y distancias sin motivo, la conclusión es clara.

      Lo más doloroso es tener que desengancharte de esa droga maravillosa que es el enamoramiento y todas las expectativas y esperanzas que implica. Pero vas a estar bien. Luego te sentirás aliviada, también. Y más adelante, comprenderás porqué no tenía que ser esa persona.

      En lo particular, te recomiendo contacto cero estricto para acelerar el proceso ,te ahorrarás sufrimiento.

      Abrazos fuertes y mucho ánimo

      • Nerma dice:

        Muchas gracias Cristina por tu respuesta.

        Ayer finalmente quedamos para hablar lo sucedido e iba con las intenciones de seguir adelante con la ruptura, pero nos fue imposible. Tanto él como yo no tenemos las ganas total de dejarlo definitivamente, a veces siento esa esperanza porque se acerca a mi y es cariñoso y tenemos momentos buenos, pero cuando tenemos los malos y veo por ejemplo que el esta mas frío que yo me digo que lo mejor es apartarse pero me dice que es así, que el necesita su espacio y que no pasa nada si está cansado y no le apetece verme o tener sexo…Quizás es por culpa de las discusiones.. no lo se… Pero no podemos dejarlo, queremos intentarlo mas y quizás este siendo un error. Lo único que quiero ese estar bien con él.

        Siento nuevamente las molestias, gracias.

      • Maria dice:

        Identificada com ambas. Mi pregunta es, y cuanto se tarda en olvidar y dejar de luchar con una misma entre lo que quieres y lo que debes hacer? Yo tambien deje a la persona con la que mas he sentido en mucho tiempo, pues sentia que no me valoraba como debia y bailaba a su sombra, y decidi que prioridad a quien te la da. Hace casi 5 meses de eso ya, y aun que se que he hecho lo correcto, aun no hay dia que no piense en él y que las ganas de verle me hagan venir sentimientos de culpabilidad por alejar yo misma a lo que más quiero.

      • cristinalago dice:

        ¡Hola María!

        Depende de cada persona, depende de lo flexible y adaptable que sea tu mente.
        Una táctica que funciona bien contra la culpabilidad es recordar todas las razones que tuviste para dejarlo, los desaires, los ninguneos, los malos tratos, etcétera…No rebuscar e idealizar los buenos recuerdos. Si te fijas, cada vez que experimentas culpabilidad, seguramente venga como reacción a un buen recuerdo.

        Abrazos

  26. Luna dice:

    Necesito un consejo ya que siento que estoy en un fondo del que no puedo ni podre salir.

    llevo 3 meses saliendo con alguien, pero tenemos una historia de casi 3 años en la que nos separamos y volvemos. por muy cursi que suene me enamore de el desde el primer día que lo vi aun si saber su nombre, el en definitiva es el amor de mi vida, pero nuestra relación es imposible , aun así yo he aceptado todo por que lo amo e independientemente de todo tenemos algo que va mas allá de cualquier cosa, hay confianza, complicidad, soy la persona a la que le cuenta todo, hablamos todos los días y el se preocupa por mi como nadie. de verdad era realmente feliz, pero por llevarme de malos consejos hice algo que rompió su confianza, me dijo que lo mejor era alejarnos por que de verdad lo decepcione, lo busque, le rogué, le pedir perdón de todas las formas posibles, me dijo que lo intentáramos, pero que las cosas seria diferentes por que el no se sentía igual que antes conmigo, de cierta manera en las primeras semanas el no se alejo definitivamente de mi, me llamaba, me escribía, pero me dolía tanto que me emborrache y le escribí tantas cosas de mis sentimientos que creo que eso le dio miedo por que en los últimos días no ha dado muestra de que yo le importe no me habla, no me llama y esto me esta matando. por impulso lo llame y le dije que debíamos hablar, quiero preguntarle si de verdad el va a tirar todo a la basura, ahora no se que hacer, tengo tanto miedo de que el me quiera y solo necesite un tiempo alejado de mi o hablo con el y corto todo por lo sano. estoy desesperada, tengo un nudo en el pecho que a veces no me deja respirar, no tengo apetito no se que hacer. no quiero perderle, pero se también que en este momento el no quiere estar conmigo. y que quizás es indiferente para que sea yo quien tome la decisión de dejarlo. que hago???

    • cristinalago dice:

      Hola Luna,

      Las buenas noticias es que si una persona es el amor de tu vida, estará en tu vida, no querrá salir de ella. En cualquier caso, el flechazo no significa que hayas encontrado al hombre de tu vida, el flechazo es una suma entre necesidad, idelización y atracción física que puede producirse con diversas personas en diversos momentos.

      En cuanto a este chico, si él no desea intentar arreglar las cosas, o le dejas su tiempo para que las cosas se enfríen y podáis hablar con calma, o bien asumes que se terminó y que esa no era la persona indicada.

      Abrazos

  27. Laire dice:

    Hola, buenas noches.

    Cristina, te comento mi situación a ver si puedes darme una luz. Siento que mi pareja es extremadamente orgullosa, implacable y muy cerrada. Ha hecho últimamente cosas que no hacen más que saltarme todas las alarmas. Después de trabajar arduamente para su empresa me despidió de un día otro, de tal forma que no pude ni recoger mis cosas, si bien como jefe acepte la situación, (me despidió porque le hice un reclamo de que las horas extras se extendían hasta 5 horas sin compensación)..
    he notado que hace cosas extrañas, por ejemplo hay reuniones en familia y ha dejado de llevarme. En el fondo yo creo que el paulatinamente ha dejado la relación… Lo he hablado con el, y me confunde un día dice que esto ya no funciona otro que esta muy cariñoso y que no me vaya, le da igual si estoy en.su vida o.no. No se que hacer, porque muchas veces el se ha ido de la relación pero ha vuelto. Yo estoy consciente que el no me ha tratado bien, que es una persona que constantemente me vive diciendo mis defectos (infundados o no), me hace sentir que no soy suficiente para el, solo se queda con lo peor de las personas, que ninguna relación es satisfactoria para el porque supongo que nadie está a su altura. Lo peor que a pesar de todo esto, no logro salir de la relación…quizás ambos somo dependientes… No se que hacer para mejorar las cosas, o simplemente marcharme, es muy difícil.. Es muy difícil dejar una relación donde eres dependiente absoluta de esta persona. Consejos, por favor.

    • cristinalago dice:

      Hola Laire,

      No sé en donde vives, pero por lo menos en España hay asociaciones y fundaciones de ayuda donde quizás puedas encontrar apoyos sociales y emocionales para no sentirte sola y tan dependiente de esta persona.

      Por lo que cuentas, tu pareja efectivamente no está ya en la relación desde hace mucho tiempo. No sé si se siente responsable de ti y esto ocasiona que no sea capaz de zanjar del todo con la situación y seguramente como comentas, hay un factor de dependencia emocional por su parte, también. Pero tienes que plantearte cuánto tiempo vas a invertir en algo que ya está sentenciado de muerte.

      Abrazos

  28. Pistacho dice:

    Cristina, solo he pasado para dejarte un mensaje de muchas gracias por todos tus escritos. Me han ayudado un montón. Por mucho tiempo me estuvo aferrando a algo que no tenia futuro, gracias por todo….como dices pude elevar la vista mas allá de mi situación actual…y hay un mundo lleno de sorpresas y vida por delante. Me quedo con lo bueno, con el regocijo de haber amado locamente, y con esta gran oportunidad que tuve con mi ex relación para poder ver mis carencias, informarme, conocerme, y tratar de criar a mis futuros hijos de la mejor forma posible para no hacer de ellos personas con carencias afectivas…

    Animo a aquellos como hoy…los duelos, el dolor, es un proceso natural por el cual todos pasamos….

    Un gran abrazo.

    • cristinalago dice:

      Hola Pistacho!

      Gracias por tu energía positiva y tu mensaje. Es tan importante afrontar los duelos como una oportunidad en positivo para conocerse y expandirse, que si todos fuésemos plenamente conscientes de ello, tendríamos relaciones mucho más enriquecedoras que afrontaríamos desde el disfrute del presente y no desde el miedo a la pérdida.

      Un abrazo y a seguir creciendo 🙂

  29. YoniKun dice:

    Buenas Cristina!.

    He leído el artículo entero y me ha entrado un escalofrío… . Es como si describieras justo lo que pienso en estos momentos… .

    El caso es que mi pareja me ha dicho que se va a ir a buscar trabajo fuera, a Francia más concretamente. Nota importante: vivimos juntos!.
    Al principio de conocernos, los 2 hablamos de que no era viable una relación de pareja, más que nada, porque desde mi punto de vista una pareja está para compartir, y no quiero compartir cosas con mi pareja en la distancia. Él opina igual.
    Entonces, hablándolo claramente, le dije que lo apoyaba en todo lo que quisiera hacer, pero obviamente ya no como pareja, porque si se va a ir fuera, ¿qué sentido tiene construir sobre algo que no va a haber?.
    Él por otro lado, me intenta convencer que sigamos, que “aguantemos” hasta que lo llamen para irse, cosa que me parece una actitud bastante egoísta.
    Me dice que entiende mi forma de pensar, pero que tampoco ve la necesidad de dejar la relación tan temprano (no sabe exáctamente cuando lo llamarán), con más motivo, no me gusta vivir en la incertidumbre.
    Desde mi punto de vista, él ha puesto en una balanza varias cosas, y claramente, yo peso menos que todo lo demás (así lo veo yo).
    La verdad, que ahora lo menos que me apetece es volver a casa, la situación es un poco incómoda y no me nace ser ni cariñoso, ni detallista ahora mismo.
    Nos limitamos a sentarnos, darnos la mano, ver la tele, algún beso que otro de saludo y de despedida, pero poco más.
    Mi cabeza pide a gritos escapar de esa situación, pero me cuesta ser yo el que de el paso.

    Muchas gracias por leerme!, me encanta tu blog!
    Un saludo desde Gran Canaria!

    • cristinalago dice:

      Hola YoniKun!

      Pues para estar así…casi que mejor no estar ¿no?

      Tu pareja tiene en la cabeza Francia, franceses, nuevo curro, nueva vida, qué comerá y a quién conocerá. Lo que es seguro que no tiene en la cabeza es lo que sufrirá cuando deje de estar contigo, o lo mucho que le costará dejarte, o cómo hacer para seguir con lo vuestro como sea, porque de ninguna manera quiere perderte.

      Su decisión denota que tiene un pie afuera de vuestra relación y esa actitud de desafecto reverbera en ti y mata las ganas de expresarte. Es poco probable que la situación vaya a mejorar antes de irse.

      Tu cabeza tiene mucha razón (o tu corazón, pues la desgana y la desilusión se sienten, no se piensan). Yo te recomendaría coger tus cosas y marcharte. Eso te lo hará más sencillo. Y no te lo digo porque tu pareja se vaya a marchar, te lo digo porque estás con una persona que simplemente, no siente por ti, lo que tú por él.

      Abrazos y ánimos!

      • YoniKun dice:

        Muchas gracias Cristina!!!

        Un abrazo enorme y a seguir tan atenta con todos nosotros ^^!

  30. Flor dice:

    Hola Cristina,
    No sé muy bien por dónde empezar y supongo que lo que te voy explicar no es nuevo…pero ahí voy…
    Tengo una relación con quien fue mi primer amor desde hace algo más de doce años( tengo 45 años) .Vivimos en ciudades diferentes y tenemos vidas independientes. No es una relación que podríamos definir como normal o estándar, pero a ambos nos ha ido bien así. Yo siempre he estado más “enganchada” que él, hasta el punto de que él se ha acomodado y responde a los emails o nos organizamos para vernos tan solo cuando yo lo planteo… Lo cierto es que, aunque a veces he ido sentimentalmente como un yoyo ( ya que me hubiera gustado que en ocasiones él hubiera demostrado más interés), por el tipo de vida que tenemos, ya me iba bien…
    No podría decir que siempre ha contestado a mis emails de una forma rapidísima, pero lo ha hecho de forma suficiente para mantener una buena relación.
    Caí enferma hace unos años. Su reacción fue bastante correcta la primera vez, pero volví a caer enferma por segunda vez y creo que algo cambio… hasta el punto que le eche en cara que había falta de interés por su parte ( tengo que admitir que me puse nerviosa y le escribí algún email subido de tono…) y él me dijo que no, que todo seguía igual pero que igual no podía darme o sabía darme todo el cariño e interés que yo pedía…(esto me hizo mucho daño).
    Encuentro difícil resumir mis sentimientos en unas líneas, y espero haber sido lo suficiente clara… pero tengo varias preguntas… -1) no puedo entender cómo he llegado a esta situación, donde sentimentalmente estoy completamente enganchada a un hombre que realmente no me merece… Yo no soy una persona débil, de hecho, soy todo lo contrario ( con el resto pero no con el) 2)- Quiero parar esta relación porque me esta haciendo daño. Estoy bastante molesta con él ya que le he escrito 3 emails y no me ha contestado a ninguno… ( y esto la ha hecho anteriormente , no es la primera vez) pero me da miedo de echarle de menos y no me atrevo…Por ejemplo, debería de quitarle de mi facebook pero si no lo hago es porque aun no estoy preparada para cortar con esta relación?
    Solo leerlo que he escrito, me doy cuenta que es penoso… pero qué me pasa? Por qué le permito que me ignore de esta manera?
    Crees que me puedes aconsejar?
    Muchas gracias por adelantado Cristina.

    • cristinalago dice:

      Hola Flor,

      Estás viviendo una pura situación de dependencia hacia una relación que apenas cubre unos mínimos básicos para considerarla como tal. De hecho, más que una relación, parece una especie de dependencia virtual mutua. Por parte de él, es evidente que tendrá otras relaciones con otras personas, de ahí que no te necesite tanto a ti, y por tu parte, necesitas plantearte si realmente vas a echar tanto de menos a una persona que casi ni existe en tu vida.

      No conozco cuales son tus circunstncias personales, pero la causa por la cual se llega a estas situaciones es el miedo: miedo a sufrir, miedo a vivir, miedo a establecer compromisos, etcétera…lo que hace que acabes creando un vínculo para subsanar carencias con una persona que parece “segura” porque apenas interfiere en tu vida, hasta que la ironía irrumpe en la situación y descubres que lo que quieres es que sí interfiera.

      Todas estas cuestiones están en ti y has de mantener un diálogo sincero contigo misma para establecer qué quieres y si eres capaz de afrontar esta dependencia, este hábito emocional y deshacerlo para apostar por las cosas nuevas que han de venir.

      En cuanto a tu pareja, parece obvio por su distanciamiento que está con alguien más o que ya no encuentra sentido a seguir alimentando lo vuestro.

      Abrazos

      • Flor dice:

        Gracias Cristina. Creo que cuesta aceptarlo pero sin duda puedo ver que tiene sentido todo lo que me has escrito…
        Puedo preguntar algo más…desde tu experiencia… Se puede dejar de ser dependiente, manteniendo ” algo de relación” con el… por ejemplo facebook, alguna comunicación ( email), o realmente hay que romper por completo ( como en ocasiones tu has dicho, relacion 0 )…
        Gracias de nuevo.
        Todo esto no es nada fácil…a nadie le gusta sentirse rechazada…

      • cristinalago dice:

        Hola Flor,

        No eres la primera persona que me lo pregunta. Mi sincera respuesta es que es muy difícil y que aunque no lo parezca, prolonga el estado de sufrimiento y abstinencia mucho más de lo que lo haría una decisión más tajante.

        Por decirlo de otra manera ¿podrías dejar de fumar reduciendo progresivamente? Pues quizás podrías, pero tardarías más y al final, el último paso sería igual de difícil.

        Si tú lo tienes más o menos claro…te diría…que cuanto antes lo hagas…menos tiempo de sufrimiento te regalas.

        Abrazos

      • Flor dice:

        Gracias de nuevo! Espero estar preparada para dar el gran paso…

  31. Paris dice:

    Hola Cristina,

    Necesito un poco de orientación. Mi pareja estaba colapsado y cansado de mi por que tuvimos problemas que desacuerdos que nunca se resolvieron, lo tuve que dejar porque me lo estaba pidiendo a gritos y quería verlo bien.

    El que me quiere pero las peleas nos pusieron en una espiral y la única forma era romper con aquello. Ahora nos comunicamos por whatsapp yo le dije que cada uno cambiará por su lado y que quizás en el futuro podríamos estar juntos de nuevo. El no me dice si ni no, en el fondo lo veo aturdido quizás con culpabilidad.. Le he mandado 20000 mensajes con el mismo contenido, y claramente es una obsesión debido a mi dependencia, me dice que eso no es amor sano
    Como puedo recuperarle?. Siendo la mujer atractiva, independiente de la que se enamoró? Yo quiero eso pero quiero hacerlo por mi, no en aras que vaya a regresar a mi lado, si no está conmigo hoy por hoy, porque iba a estarlo en el futuro?. En el fondo se que lo he perdido. Se llevó un trozo de mi vida, y quisiera olvidarle y seguir mi vida.. Pero es muy complicado.

    Gracias por tus consejos

    • cristinalago dice:

      Hola Paris,

      Una mujer atractiva e independiente no busca recuperar a un hombre. En todo caso, es el hombre quien tiene que recuperarla a ella.

      Sé que es complicado dejar ir a alguien, renunciar a los recuerdos, a lo bueno compartido, al sentimiento de pertenencia. Pero si no das ese paso difícilmente tu visión sea objetiva ya que está nublada por la propia dependencia. Hablaste de que cada uno cambiara por su lado y para cambiar, necesitas soltar esta etapa y empezar una nueva.

      Abrazos

  32. Carolina dice:

    Hola
    Porque duele tanto? porque duele tanto dejar a alguien que sabes que en realidad no funcionará? y solo nos dañamos mutuamente?
    Anoche terminé con mi novio, el cual amo tremendamente, pero tenemos formas de vida distintas, a el le gusta salir, a mi no, a el le gusta tomar, a mi no. Nuestro novel poca tolerancia hacía que nos empezáramos a dañar con nuestros tratos fríos y vivir a la defensiva, sacando en cara cosas que nos molestaron días o semana anteriores.
    Anoche terminamos pero con abrazos, besos y más… No logro estar tranquila de tan solo pensar que no podré abrazarlo ni tener su compañía. Antes de él estuve sola 3 años, los cuales no encontré alguien me que llenara tanto como él.
    El me decía ayer que no dejó si quiera que me extrañe, que siempre lo llamo, yu lamentablemente es así, soy demasiado intensa para todo, y si nos amamos como él dice, no puedo alejarme de éñ.

    Ahora solo esperaré que me busque, o al menos eso intentaré… no quiero hablarle, quiero darle su espacio, pero en verdad esto duele mucho.
    Pensé que no volvería a sufrir de esta manera por amor, pensé realmente que él era el indicado.

  33. EDER dice:

    Gracias por ese espacio. Estuve saliendo con alguien mas de dos años, por cuestiones profesionales despues del primer año y medio veia menos a esa persona, aunque aun asi la veia en promedio dos dias a la semana, la cosa es que ella es una persona algo insegura y pensaba que yo no la queria, eso sumado a que ella es una persona que padece un poco de mitomania, ya que miente mucho, miente incluso con peliculas o hasta lo que desayunaba, tambien siento que nunca supero a su primer amor. Aun asi se podria decir que durante el primer año y meses la relacion fue fantastica, pasion, amor y muchos buenos momentos y podria casi asegurar que no tuvimos ni una sola pelea ese año, hasta experimentos lo swinger, la verdad me enamore mucho de ella. Durante los ultimos seis meses debido a esas mentiras constantes de ella y su inseguridad por que me aleje un poco debido a la parte profesional tuvimos problemas y ella me termino, yo la busque y algunas semanas despues despues decidimos retomar la relacion ya dejando de lado los problemas y estuvimos otros 3 meses, pero me hacia muchas groserias como no contestarme las llamadas o incluso dejarme plantado, me di cuenta que hablaba mucho con su ex y no se si alguna vez me fue infiel durante la relacion, yo le fui 100% fiel, esos ultimos 3 meses siento que solo jugo conmigo.

    Debido a sus groserias decidi yo terminar la relacion, tenia tanto coraje cuando la termine que le dije de groserias por el chat y no la volvi a contactar. Ya ha pasado mas de un mes, y se puede decir que voy rehaciendo mi vida, hasta volvi a ver un viejo amor y todo ha ido bien, me siento bien.

    Analizando en frio la verdad ella no me conviene por su problema de mitomania, miente mucho por sacar provecho o verse bien ante los demas, tambien por el hecho de que no supero a su ex y por como me lastimo los ultimos 3 meses, nunca acepto su culpa de todo solo de algunas cosas, yo le pedi perdon si me aleje por lo profesional y en los errores que tuve y trate de apoyarle. En definitiva no me conviene, pero como hago entender a mi cerebro que la olvide rapido, me siento agusto con el rumbo que toma mi vida, pero me cuesta sacarla de mi sistema. La bloquee de todos lados para que nunca se ponga en contacto conmigo, pero aun asi duele, aquel primer año y meses fue increible, y creo por eso me cuesta superarla.

    Aveces he pensado que quizas si ella superara su primer amor y dejara de ser mitomana me encatantaria estar con ella, pero luego vuelvo a la realidad y se que eso no va a pasar y que debo vivir mi vida, he pensado que ella debe revivir la relacion con su ex y darse cuenta de si es lo que quiere en su vida, pero aun asi pensandolo friamente ya no la quiero en mi vida, me siento muy lastimado, y en este momento siento odiarla y amarla al mismo tiempo, solo quisiera no verla nunca mas.

    Como puedo sacarla rapido de mi sistema?, me siento horrible con este duelo y siento que hasta me afecta un poco laboralmente. Creo que necesitaba desahogarme un poco.

    Saludos.

  34. Claudia dice:

    Hola Cristina,

    me gusta mucho este post y lo leo bastantes veces desde que me entró la angustia acerca de mi relación. Nosotros llevamos diez años, empezamos muy jóvenes (tengo 30 años recién cumplidos). Básicamente hemos llevado vidas diferentes y en dos ocasiones además de ésta la relación se ha dejado, siempre por mí porque yo tengo expectativas de vida con más amplitud de miras, nunca he deshechado la idea de irme fuera por trabajo o por vivir la experiencia (tengo dos carreras y sé idiomas). Él no ha estudiado y lleva más de diez años trabajando…ahora que trabajamos los dos él dice que es cuando más unidas deberían de estar nuestras vidas y lo estaban, o eso parecía hasta que yo por diversos problemas,(actualmente no estoy contenta en el trabajo que tengo, el año pasado me despidieron de manera improcedente y lo pasé muy mal), empece a ir aun sicólogo ya que he sufrido de ansiedad anteriormente hace dos años y ahora otra vez. La sicóloga ha hecho mucho hincapié en si mi relación me hacía feliz y en los objetivos vitales que él tiene y que yo tengo que no tienen nada que ver. Él quiere casarse y tener hijos pronto, y yo a día de hoy necesito sentirme realizada profesionalmente para ser feliz, me he dado cuenta. Yo soy muy exigente conmigo misma, estoy muy preparada tengo dos carreras, un máster, sé idiomas…nunca me ha faltado trabajo pero no estoy contenta porque podría estar mucho mejor. No sé si este inconformismo mío nunca me dejará ser feliz (él eso dice)o si realmente él no es la persona. Yo no he sentido su apoyo en temas laborales, ya que él tiene su casa (donde estábamos viviendo desde hace tres años),coche(pagado por los dos), y no llega a entender del todo mi situación.

    Yo creo que si fuera la persona no dudaría tanto ni notaría que me fata algo, pero hasta hace unos meses todo iba bien, o yo no estaba centrada en mi relación y por eso no lo veía. Él me quiere muchísimo y yo también a él aunque yo tengo inquietudes, intereses y él dice que con tenerme a mí ya le basta. Creo que tenemos diferentes formas de querer. Lo estoy pasando muy mal porque aún no he tomado una decisión pero todo se inclina hacia empezar una nueva vida y creo que sin él. En el futuro sigo viéndome con él pero no sé por qué estoy así ahora…

    Teníamos casa compartida, coche, pagos, yo he puesto muebles (ahora me he ido a casa de mis padres), ya sé que eso no es un motivo para estar con alguien pero duele mucho.

    Cual es tu opinión?

    gracias

    • cristinalago dice:

      Hola Claudia,

      La vida son elecciones y cada elección conlleva pérdidas y ganancias. Por ello, no hay decisiones perfectas y siempre tenemos dudas a la hora de escoger algún camino. Porque vamos a dejar algo atrás, vayamos hacia donde vayamos.

      Tienes que evaluar esas ganancias y pérdidas y ver qué te compensa más: libertad vs seguridad, zona de confort vs miedo a lo desconocido, desarrollo familiar vs desarrollo personal e individual.

      Yo te diría que hagas la distinción entre si el problema es de pareja o es un problema relativo a ti misma que puedes solucionar. Si es lo segundo, quizás podrías hablar y llegar a acuerdos que hicieran posible que tú pudieras tener ese desarrollo que deseas durante un tiempo y aparcar provisionalmente los planes de familia e hijos, dejándolos para más adelante. En primer lugar sobre todo definir lo que te gustaría hacer y si es compatible con sostener la relación de pareja (en caso de que no desees romper la relación). A veces lo que deseamos es simplemente no tener que dar cuentas a nadie, estar abiertos a otras opciones amorosas, no tener compromisos de ese tipo y en ese segundo caso, sí, te recomendaría dejarlo y vivir tu vida a todos los niveles en los que necesites vivirla. En lo personal, comprendo perfectamente cómo te sientes. A mi me ha pasado lo mismo. Me pasé emparejada toda mi primera juventud y siempre me planteaba que necesitaba vivir otras cosas. Y al final, decidí vivirlas. Recuerdo con mucho cariño a mi primer novio. Algunas veces, cuando me ha ido mal en el amor, me he planteado si no debiera haberme quedado con él. Pero en el fondo es un planteamiento muy infantil: como decir uy, como no me ha ido bien siendo independiente, en qué hora me fui de casa de mis padres.

      Busca lo que te haga feliz a ti.

      Abrazos

  35. Claudia dice:

    me falta decir también que a mí me atrae muchísimo él y que la química y la pasión nunca se ha ido, de hecho ha sido casi el principal motivo de toda slas reconciliaciones…aunque siempre hemos discutido mucho y en este último tiempo también. El me dijo que quería casarse conmigo y yo no podía mas que llorar, ya que dentro d emí siento que no voy a alcanzar mis metas a su lado. es muy triste , llevo un mes bastante mal y no sé que hacer de momento he pedido un tiempo pero tampoco me parece bien alargarlo mucho ya que igual le hago daño. A él también le cuesta mucho reconocer sus errores, es muy rígido ante las situaciones y aunque es super inteligente es muy conformista con la vida en general, eso sí que tengo que reconocer que me mata.

    Necesito un poco de luz al final del túnel…

    Gracias

    • cristinalago dice:

      Claudia, si estás en casa de tus padres, tómate unos días o semanas y vas viendo cómo te sientes sin estar con él, si te sientes liberada, agobiada, le echas más de menos, le echas menos de más…La pasión, la química, si a los dos os gusta cazar mariposas o si él quiere ir a Boston y tú a California, son irrelevantes si tú no eres feliz o esa relación es incompatible con tu valores y objetivos.

      Abrazos

      • Claudia dice:

        Gracias Cristina por la respuesta. Sí, estoy en casa de mis padres desde hace un mes justo hoy. Lo estoy pasando bastante mal pero entiendo que forma parte del proceso. Veremos a ver qué pasa. Muchas gracias!

      • Anónimo dice:

        Hola Cristina, creo que ya he tomado la decisión, pero siento muchísimo dolor, y no sé si estoy haciendo lo correcto. Si he llegado hasta aquí, será por algo, eso es lo que me digo, pero estoy muy mal, entiendo que entra dentro del proceso de duelo. Los primeros días fueron de estar más fuerte pero cuanto más tiempo pasa más triste estoy y empiezo a pensar en las cosas buenas…el cerebro hace esto no?, me da miedo no ser capaz y terminar volviendo porque me ha pasado otras veces, me gustaría que él se diera cuenta también de cosas, pero creo q no lo entiende del todo y sigue pensando que es todo por mi desarrollo profesional y yo creo que por un trabajo no estoy haciendo todo esto. Aún me queda recoger parte de mis cosas y hablar de todo lo que tenemos en común pero de verdad que no sé cuando hacerlo porque no tengo fuerzas, aunque cuanto más tarde se haga peor.

        Esto es lo peor dejar algo “sin que pase nada”, aún costará mucho más recomponerse, no paro de pensar en su familia, y en él. El caso es que tampoco tengo ilusión de volver a lo de antes, sobre todo de este último tiempo, no sé si esto es normal al no haber estado nunca con nadie más, pero es muy duro, y la parte que deja que soy yo, a los ojos del exterior es la peor parada. Tengo también mucho sentimiento de culpa.También pienso que será difícil ahora encontrar a alguien con quien compartir todo lo veo como inalcanzable, encontrar a alguien que te quiera, que le quieras, que tengáis los mismos objetivos y valores, vamos como que te toque la lotería…no es que piense en encontrar a alguien ya ni muchísimo menos pero no sé qué me puede ayudar a ver que hago lo correcto.

        Qué difícil es todo….

        Gracias!

      • Clau dice:

        Hola de nuevo Cristina,

        al final he tomado la decisión (o casi está tomada) de seguir cada uno por nuestro lado. Él quiere que me lleve ya mis cosas y fui hace unos días a coger parte, ya que no me dio tiempo a hacer más, tengo que volver más veces. No me encuentro nada bien porque realmente dejar algo con sentimientos y sin que haya pasado “nada” es muy difícil. Hay ratos que me acuerdo mucho de su familia, y me torturo porque no sé si estoy haciendo lo correcto. mi vida va a cambiar bastante, mis comodidades en una casa también y por supuesto a nivel emocional. Es verdad que estoy casi convencida y que me gustaría que él fuese de otra forma pero no es así, y sí que es verdad que me siento mucho más liberada pero tengo mucho miedo. Entiendo que entrará dentro del proceso de duelo, pero sé que voy a sufrir mucho, es toda la vida con una misma persona…

        tenemos gente en común , ahora tenemos bodas a las que iremos por separado, pero me da la sensación como que siempre voy a estar enganchada a él por una cosa o por otra, es como muy raro.Aparte de que yo para tomar decisiones soy bastante mala, llevo una época que estoy tomando muchas y muy seguidas…estoy bastante desgastada.

        Supongo que el proceso de un duelo es esto no?

        Muchas gracias!

      • cristinalago dice:

        Hola Clau,

        Una amiga mía, hace tres años, dejó a su pareja de toda la vida en una situación parecida a la tuya. ¿Qué ha pasado durante esos años siguientes? Que ella rabió, lloró, sufrió, renegó de los hombres, adelgazó, viajó, conoció gente, tuvo un par de desengaños, cambió de trabajo…actualmente está de vacaciones en Formentera con unos amigos.

        Es una persona normal, su vida a día de hoy le gusta y tiene algunos ratos malos, como todo el mundo.

        Te cuento esto porque cuando ella lo dejó, tenía las mismas inquietudes y miedos que tú.

        Temes la incertidumbre, anticipas cosas que te causan inquietud y esto es normal. Pero sea como sea tu vida de aquí a, pongamos, tres años, estoy muy segura de que no va a tener relación alguna con nada de lo que estás pensando ahora.

        Lo de coincidir con él, pues quizás lo hagas por un tiempo, pero lo habitual es que ambos os vayáis creando otros círculos sociales y hagáis cambios en vuestras vidas. No vais a vivir igual que de novios, pero separados.

        Entiendo bien tus inquietudes, sólo te indico que una ruptura (más de una relación como la tuya) comporta empezar otra etapa de tu vida, una etapa nueva donde sucederán cosas que ahora mismo no podemos conocer…

        Tranquila, que todo se va a ir situando poco a poco en su lugar.

        Abrazos

  36. Pat dice:

    Hola, me encuentro en este blog porque acabo de terminar una relación en la cual me encuentro todavía involucrada sentimentalmente, nosotros llevábamos 2 años de relación y 1 año viviendo juntos y a pesar de que ambos aun nos queremos hemos decidido separarnos.
    a pesar de que no llevamos tanto tiempo juntos, debo de decir que es difícil la separación, ya que nos conocíamos bastante bien , el era importante para mi familia y yo en la suya , prácticamente nos trataban como una pareja casada. Sin embargo ambos nos sentimos estancados en la relación , la comunicación nos cuesta mucho trabajo sobe todo cuando peleamos .

    Él se estresa y se pone de mal humor conmigo por que no tiene mucho dinero y se siente incomodo con que yo cubra la mayoría de nuestros gastos, sin embargo no se preocupa por buscar un mejor trabajo o por terminar su carrera.
    Por otra parte él me fue infiel con su expareja durante el primer año de nuestra relación , decidimos intentarlo de nuevo , sin embargo las cosas no han marchado muy bien , yo me he vuelto un poco ansiosa con sus celular y sus salidas de borrachera, él se siente perseguido por mi y yo a pesar de que intento dejar de pensar en que podría volver a engañarme , me cuesta trabajo imaginarme confiando en el en un futuro .
    Por último considero que le tengo demasiado apego , y que eso me ha llevado a abandonar como persona a mi misma , , ya no salgo sino es con él o con mi familia, he cambiado cosas como mi ropa, mis gustos y mis amigos con tal de gustarle. y se que esto última es culpa mía y se debe a que busco que mi pareja me de el cariño que no tuve en mis padres.

    Bueno creo que estas tres situaciones son las que mas me han llevado a tomar esta decisión, pero lo que hace que me cueste trabajo dejarlo ir es que en realidad sé que no es una mala persona , puede ser un hombre muy atento, cariñoso y caballeroso.y he pasado momentos muy felices junto a él , incluso después de la infidelidad.

    Así que una de las cosas que me preocupan es que este exagerando las cosas y que de verdad podamos solucionarlo.
    otra es que si termino esta relación y empiezo una nueva , siga con este patrón de amar demasiado y dejarme a mi misma otra vez .

    • cristinalago dice:

      Hola Pat,

      Por lo que cuentas, resumo:

      – Tu ex te estuvo engañando con otra durante un año entero (nada más y nada menos).
      – Tu ex te tata mal y se aprovecha económicamente de ti.
      – Tú te has vuelto dependiente emocional total de él. La relación no te hace estar mejor, te hace estar peor.

      Date una oportunidad de reflexión, que pase el tiempo, que vaya desapareciendo esa dependencia y esa idealización y más adelante, si sigues creyendo que exageras y que tendrías que volver con él pues…tú misma.

      Abrazos

  37. Ferrán dice:

    Hola Cristina,

    Hace 4 meses tuve que dejar a mi exnovia, llego a un momento que se distanció y estaba muy fria, no quería quedar y eso cada vez me mataba mas. Hasta llegar al punto de desesperación y mucho dolor. Me vi obligado a hablar con ella y preguntarle si realmente quería estar conmigo, y ella no lo sabia, se encontraba en un momento complicado de no saber que hacer con su vida, estaba estancada, y necesitaba un cambio. Visto esto yo le dije que no podía soportar la situación de ver que la persona con la que estoy no quiere ni verme, ni dormir conmigo, nada… Encima vi una conversación con un chico que le aportaba soluciones a su problema, en relación a trabajar fuera etc… Y eso durante 1 mes y medio, al final me pudo la presión y tomé la decisión de dejarlo.

    Dos días después le dije que lo sentía pero que lucharía por ella y que no quería estar separado de su vida. Su respuesta fue que ahora no podía decirme nada, que se encontraba en un proceso de duelo y que necesitaba tiempo. Las siguientes dos semanas creo que le hable una vez y estuvo muy fría, hasta cuando le felicite por su cumpleaños. Un mes mas tarde le abrí para decirle que necesitaba saber algo porque seguía viviendo con la esperanza y me dijo que para ella ya había acabado todo, que no luche por ella en un momento que necesitaba ayuda cuando ella si que lo había hecho muchas veces. Y eso la había distanciado de mi y ya no quería estar conmigo. Lo pasé muy mal, han sido 3 meses muy duros y ahora en el último empiezo a estar mejor, me he ido a trabajar a otro país pero sigo pensando en ella constantemente. Sigo amando aquella persona que ha compartido tanto conmigo.

    Y me pregunto si es buena idea volver a retomar el contacto con ella, creo que las cosas en esta vida se tienen que experimentar ya que nada es real hasta que nosotros mismos con la experiencia lo podemos demostrar, pero a la vez, me da miedo alargar este proceso de dolor y sufrimiento.

    Me encantaría volver con ella y mi cabeza me dice que hace 3 meses ella tenía claro que no, y ahora? Es una persona muy orgullosa y cabezona, quizás por eso no me dice nada… Pff no se que hacer pero veo que no avanzo hacia ninguna dirección.

  38. Rocío dice:

    Buenas, voy a contar mi breve historia, breve pero intensa. Conocí a mi ex hace cuatro meses y medio y a las dos semanas estábamos saliendo. Fue todo muy rápido y muy bonito, como de película. Era su primera relación seria y la mía también (tenemos 20 años). Debido a la universidad y a que él entrena en un club, al principio nos veíamos por las tardes para estudiar en la biblio y los fines de semana, pero al acabar la universidad sólo los fines de semana porque entre semana él entrenaba. Yo pensaba que nos veiamos poco y que si alguien quiere puede sacar una hora, que el día tiene 24, no vernos todos los días, pero sí más a menudo.
    A parte de esto, comenzó a no hablarme por el móvil y cuando yo se lo decía me decía que es que no le gustaba hablar por el móvil y cuando le decía de hablar por teléfono me decía que tampoco le gustaba.
    Hace poco me fui de viaje y ni siquiera fue capaz de preguntarme qué tal, ni que cómo iba… Nada. Sin embargo cuando se lo dije me decía que era yo la que se había ido de viaje, que no me quería molestar… Todo esto sumado a que cuando le contaba cosas ilusionada me decía cosas como que estaba muy aburrida etc etc. Sin embargo, en persona cuando quedábamos estábamos genial.
    El colmo fue cuando este verano después de tres intentos de quedar, primero no pudo ser porque tenía que ir a la uni, el siguiente finde tampoco porque le dolía la mandíbula y tuvo que ir al hospital y el siguiente porque se había ido al pueblo de sus padres… En fin, yo ya no aguantaba más la situación, tenía ansiedad de ver que no me hablaba por wassap y que encima no quedábamos. Su respuesta a todo esto es que yo ya sabía lo que me esperaba al salir con él, porque es un chico muy ocupado y literalmente: “no tiene tiempo para otras cosas que no son su día a día”, entiéndase como día a día estudiar y entrenar. Así que decidí cortar con él después de cuatro meses de relación, a lo que él respondió: vale, es tu decisión, no quiso arreglar nada. A veces mi mente lo quiere excusar, otras veces lo mando lejos… Pero no puedo evitar estar mal, sobre todo porque ves que alguien a quien quieres mucho te trata de esa manera.
    Gracias por la atención. Un beso.

    • cristinalago dice:

      Hola Rocío,

      En este tipo de historias, la experiencia muchas veces ayuda a entender ciertas situaciones que cuando se viven por primera vez, parecen ininteligibles. En efecto, hay relaciones que empiezan muy impulsiva y explosivamente y en las que luego de repente se pega un frenazo y todo se termina sin saber siquiera qué ha pasado. A veces los enamoramientos se apagan casi tan rápido como se encendieron y es porque son inconsistentes, se basan en una atracción sexual, o en el sentimiento de novedad, pero no en una verdadera afinidad e inclinación hacia la otra persona.

      Por lo que cuentas en tu caso, este chico perdió el interés y por no rechazarte directamente o porque le gustaba tenerte ahí enamoradísima, o porque quería mantener esos ratos de sexo/cariños/besos… no fue claro y te fue dando largas y excusas, provocando que fueras tú quien lo dejase.

      Una actitud lamentable aunque por desgracia bastante típica. Se pasa muy mal, sobre todo si de buena fe has creído en lo que te decía y has aguantado con desaires y ninguneos que no te hacían sentir bien. Pero en estas historias, lo que más ayuda es dejar los autoengaños e intentar simplificar lo que pasó: por una de las dos partes, la atracción/enchochamiento se fue. No hay, realmente, más misterios o explicaciones.

      Abrazos y muchos ánimos, que la vida te depare seguir disfrutando del amor en todos sus aspectos, aunque a veces no salga como se esperaba.

      • Anónimo dice:

        Muchas gracias Cristina, después de darle varias vueltas todos los pensamientos me llevaban a lo que tú has dicho. Ahora toca aceptarlo y seguir adelante.
        PD: me encanta tu blog, no sabes lo que ayuda… así que de nuevo miles de gracias!!

  39. vitrallet dice:

    Hola Cristina!

    Te comento: hace 4 años conocí a un chico que me gustó mucho. Nos dimos el teléfono, y solamente tuvimos 2 encuentros sexuales. En ese momento yo estaba conociendo al que sería mi pareja durante 2 años, periodo en el cual ese chico y yo no hablamos (no porque tuviera novio sino porque no había interés imagino.) En mitad de la relación, volvió a hablarme, a decir de quedar, a lo que yo le comenté que tenía pareja, que no podía, y se mostraba algo celoso, con preguntas tipo: acaso es él más guapo que yo? Entre otras.

    El caso, mi ex pareja me dejó hace justo un año (y donde te escribí en otra entrada por lo profundamente culpable que me sentía), y estuve 4 meses sumida en lágrimas. A los 4 meses, este chico volvió a escribirme. Decidimos quedar para hacer una copa en su terraza, y nos acostamos. Yo me sentí liberada por haber sido capaz de estar con un chico que no fuera mi ex, cosa que para mí significaba que lo estaba superando.

    Desde Octubre, que es donde empezamos a quedar, nos hemos estado viendo 1-2-3 veces al mes, pero solamente para encuentros sexuales. Jamás hemos cenado, tenido largas conversaciones, o haber ido de paseo. Él es un tipo muy mujeriego, tiene 29 años y yo 25, sale por las noches, conoce chicas, las lleva a casa… y siempre le digo que yo no quiero ser como ellas, a lo que él me dice que no lo soy. No es nada cariñoso, le cuesta mucho decir algo bonito, es tremendamente chulo y creído, y probablemente no sea tampoco buena persona, pero me gusta mucho.

    Este finde pasado hizo una pequeña fiesta en su casa de la playa, 7 amigos suyos, 3 amigas mías. Antes de tener encuentro sexual, estuvo simpático, integrado. Durante la fiesta, dejó ir comentarios un poco hirientes: “Ella (refiriéndose a mi) de buena que es, es tonta”, “que vergüenza de chicas”, y cosas así. Cuando nos quedamos a solas, en un ataque de sinceridad y celos, empecé a preguntarle por todas las chicas a las que agregaba a redes sociales, y con cuantas más estaba; “con ninguna”, dijo él, pero creo que es obvio que es mentira, incluso tras jurarlo. Cuando nosotros nos fuimos a estar solos, y se quedaron nuestros amigos juntos, comentaron que este chico me estaba utilizando, cosa que los amigos de él no descartaron, simplemente dijeron “Él es así”, no quisieron salir en su defensa, estaran acostumbrados a ver sus humillaciones y malos tratos a las chicas.

    Siempre he querido diferenciarme de las demás chicas portándome elegantemente, aunque en las fiestas ya se sabe, a veces se nos va un poco de las manos (y me da miedo que al verme tan desenvuelta y bailando haya echado la buena imagen por la borda) , siendo siempre muy cariñosa aunque me aparte, dandole besos y abrazándolo cuando dormimos, no enfadándome nunca aunque me haya dejado mal. Sé que quizá denota algo de falta de autoestima, pero en el fondo (equivocadamente seguro), pienso que lo que necesita es a alguien que le cuide y sea bueno con él, y lo que intento es eso, que se abra, pero no quiere.

    Con esta pequeña historia quiero decir que aguanto muchas cosas, comentarios, desprecios por su parte porque me gusta muchísimo. No puedo dejarle ir, no puedo a pesar de todos los consejos de mis amigos y de no caer bien a mis amistades.

    No sé qué hacer; mi cabeza y yo sabemos que es malo, que es mujeriego, que miente, pero por otro lado quiero que cambie conmigo, quiero tener exclusividad con él, que deje de importarme tanto lo que él piense de mi. ¿Realmente cambian? Teniendo 29 años no debería comportarse como si tuviera 24, es hora que madure! Y desde luego, no hay comparación con el príncipe que estaba antes, que me trataba como a una princesa, a este chico que simplemente me hace sentir como un comodín. ¿Alguien aguanta 9 meses con otra persona si realmente no le gusta? Aunque simplemente sea para encuentros sexuales?

    A ver si puedes iluminarme en este mar de dudas.

    Muchas gracias!!!!

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Vitrallet!

      Tu cabeza tiene toda la razón 🙂

      Me preguntas si realmente puede cambiar esta persona. Veamos:

      – Él te usa para mantener relaciones sexuales – tú siempre estás disponible y deseosa.
      – Él te menosprecia en público – tú le agasajas con besos y abrazos.
      – Él no te llama ni para dar un triste paseo – tú tragas carros y carretas, menosprecios y desplantes con tal de estar con él.

      Entonces, ahora te tengo que preguntar yo a ti ¿por qué esperas qué cambie? Tus hechos hacia él están confirmándole que es la hostia, un campeón y un machote alfa, que os tiene loquitas aunque os trate como a basura. ¿Sabes cuántas veces he presenciado yo a uno de estos personajes misóginos y maleducados presumir de tenerlas comiendo en la palma de su mano? ¿Cuántas veces me he tenido que tragar las palabras ante un “cuando peor las trato, más me quieren”?

      Y yo entiendo tu enganche, porque te ha montado una peli idealizada de chica bien conoce a chico malote al que hay que salvar de sí mismo, pero créeme, eso sólo existe en las películas y en las novelas. En la vida real, estas relaciones son siempre lo mismo: una montaña rusa, altos, bajos, mucho sufrimiento y acabar por darte cuenta de que no tienes el poder, el derecho o el deber, de cambiar a nadie.

      En cuanto al tipo en cuestión que describes, señalar el modus operandi que se lleva con todas vosotras:

      1) A todas os dice que sois diferentes a las demás (no, no lo sois).
      2) No tiene porqué madurar. La madurez no viene con la edad, o los cumpleaños, sino con las experiencias personales de cada cual.
      3) Hay mujeriegos de 20, 30, 40 y hasta 70 años: no tiene porqué dejar de serlo nunca.
      4) Un tío que humilla a las mujeres, ni las ama, ni quiere amarlas. Muchas veces provienen de educaciones machistas, violentas o de entornos familiares donde no se inculcó el respeto a las mujeres.
      5) Por último, no tienes que gustarle como persona, ni como posible pareja para tener sexo contigo. Que quiera tener sexo contigo durante 9 meses no responde más que al hecho de que tú estás muy disponible y no eres fea.

      En este punto, yo te recomiendo o bien tomártelo con realismo, como una aventura con un “malote” que tiene fecha de caducidad o ponerle fin para evitar engancharte más. Si quieres probar algún tipo de estrategia para hallar un cambio, la que estás utilizando es la peor posible.

      Abrazos

      • vitrallet dice:

        Hola Cristina!

        Qué rapidez y qué sabio lo que dices.

        La educación que ha recibido la desconozco, pero su hermano menor, que tiene 24, no parece ser tan malo o tan mujeriego, dentro de lo que los chicos son a estas edades. Igualmente, es una persona con estudios, buen trabajo, de familia bien, sin problemas realmente gordos (que yo conozca.)

        Muchas veces han sido las que digo, “esta es la última”, y la próxima vez que me habla soy firme a esta decisión, pero al decir NO, se enfada conmigo, o me pregunta “Nunca más?”, y me suelta perlas del tipo “no me ralles”, y luego encima me siento culpable y acabo pidiendo perdón por no poder/querer quedar, lo que me produce insomnio y desconcentrarme de mis otros quehaceres; (a esto hay que sumarle que soy una persona extremadamente sensible, y sufro por nada.)

        A veces sí le he preguntado si soy como las demás, si me ve como a un comodín, pero su respuesta es siempre la misma “Tu qué crees? Eres tonta? Claro que no! A las demás no las dejo dormir conmigo!” Ante eso me pongo feliz, pero luego a solas pienso si será mentira, y que dormir con alguien no implica nada. Pero realmente, compensa eso el tener que aguantar escuchar una conversación con un amigo diciéndole: “Tío, esa era mía, me la quiero hacer! Te doy dos días de ventaja “, y luego preguntarle (en un ataque de sinceridad producido por la fiesta) que quién era y de qué iba eso; respuesta: “Ah sí sí, jaja, era una broma entre amigos”.

        Será mentira? Así como también le pregunté que con cuantas más estaba, y respuesta fue que “con ninguna, te lo juro” ?

        Estoy de acuerdo que la estrategia de premiarle con besos a malas palabras o humillaciones no es la correcta, pero la táctica que intentaba usar es que me eche de menos, que hay cosas mas allá del sexo igual de bonitas, pero voy a tener que tomármelo como tu bien dices, o como una aventura con un chico malo o plantear alejarme aunque ya lo he intentado y es tremendamente difícil.

      • cristinalago dice:

        Hola vitrallet!

        Creo que te puede ayudar hablar con amigas que hayan pasado por alguna historia así y ver su punto de vista, sus recuerdos, cómo se sentían, etcétera…Muchas veces ayuda esa perspectiva y realmente hay muchas mujeres que hemos tenido algún encuentro con sujetos de este estilo.

        Sólo añadir que eres una persona muy joven y estás en una etapa en la que todo es aprendizaje al máximo, todavía faltan referentes, experiencias y elecciones que te sirvan como base para tomar determinados caminos. Salvo excepciones, normalmente las vivencias son proporcionales a la época de nuestra vida y los problemas, también (por suerte). Poco a poco irás dejando el autoengaño y sabrás por dónde tirar. La opción de tomártelo como una aventura es quizás la que te puede ayudar a ir preparándote para lo que inevitablemente acabará sucediendo. Y bueno, por sacarte de dudas, sí, eres como las demás, tú misma lo comentas, no quedáis para nada que no sea mantener relaciones sexuales y lo de dormir o no dormir no es significativo. Lo significativo es que habléis todos los días, hagáis vida juntos, conozcáis a vuestras familias, tengáis planes, proyectos e ilusiones…vamos, lo que tú ya conoces que es un noviazgo.

        Una cosilla que quizás te sirva: haz cosas nuevas, viaja, busca experiencias interesantes, actividades intensas que conlleven novedad y adrenalina. Eso hará que la dependencia hacia lo que te proporciona este chico vaya disminuyendo y tú te veas mucho más libre.

        Abrazos

  40. vitrallet dice:

    Hola Cristina!

    Me duelen las palabras que dices porque las verdades duelen. Son jarros de agua fría, y de hecho, ya me he puesto a llorar por no conseguir colmar las expectativas y no dejar de ser una más, culpable de no ser suficientemente especial, suficientemente guapa o buena o inteligente, o lo que sea que me falte para que solo quiera estar conmigo; es decepción conmigo misma y por hacerme estas cosas y este daño, por actuar como una ridícula.

    Siguiendo tus consejos, comentarte que estaré casi todo el mes fuera, viajando, y solo de pensar que no le veré ni hablaremos (y más después de las escenas de celos que le hice) ya le echo de menos, y lloro más, a pesar de saber que no lo merece.

    Lo acabará sucediendo es que me acabaré enganchando más verdad si sigo con él? O que se acabará echando una novia.

    Gracias por tus palabras Cristina, es un placer leerte y saber opiniones ajenas a mi círculo.

    Un abrazo fuerte!

    • cristinalago dice:

      Lo que acabará sucediendo es que en algún punto esto se terminaría…no sabemos cómo, si por cansancio tuyo, o porque él establezca una relación seria con alguien.

      No es que no seas suficientemente guapa, o inteligente y buena. Es que has escogido a una persona a la que estas cualidades no le importan un pimiento. Fíjate que él tiene una personalidad bastante cutre y tú estás pillada por él, así que no es una cuestión de méritos o virtudes…

      Hay una parte de ti que se quiere liberar de este enganche, y esa es la parte de ti que está escribiendo aquí, eso es bueno.

      Este mes y pico que viajes, intenta aprovecharlo para desengancharte, piénsalo así y quizás tengas menos angustia. ¿Soléis hablar a diario?

      • vitrallet dice:

        Hola Cristina!

        Respecto a tu pregunta, no, no solemos hablar a diario. A veces son mensajes de “Qué haces?” a las 5 de la mañana de un sábado, en los que afortunadamente, estoy durmiendo y no me entero. Otros son a la salida del trabajo de días sueltos, pero siempre con la pregunta de “Qué haces?”, para después decirme “¿Vienes a verme?”. Y a veces voy, otras no voy. Antes a veces le escribía yo también, y llegamos a vernos todos los fines de semana, pero últimamente, desde que tuvimos una discusión fuerte hace mes y medio porque le dije que no quería verle él se enfadó y tuve que acabar reculando, nos vemos algo menos; aparte de que es verano y está con los amigos.

        Estas cualidades creo que sí le importan cuando se trata de buscar una pareja (que tuvo hace como 8 años), pero desde entonces nada. De hecho va con todo tipo de mujeres, muy diferentes entre ellas.

        Y sí, quiero librarme de esto, de pensar “Qué tengo que hacer para que solo se quede conmigo, para que vayamos a cenar, para que delante de los colegas no sea arisco ni intente dejarme mal”, dejar de sufrir y llorar por algo que sé al 100% que no vale la pena, pero que me tiene enganchada.

        Sí que estaré desenganchada estas semanas, pero le echaré de menos, aunque solo sea para eso. Incluso algun fin de semana que no he tenido mensaje de él ya me sabe mal porque pienso, “Vaya, eso significa que ha ligado con alguna esta noche”, y aunque me lo tomaba con filosofía, me sentaba bastante mal.

        No sé que pasará con todo; yo empecé con él precisamente porque quería algo sin compromisos después de una relación seria, pero me ha salido el tiro por la culata porque me he terminado pillando.

        Gracias Cristina, eres muy amable.

  41. Marta dice:

    Hola Cristina. Para empezar enhorabuena por la publicación sobre dejar a alguien que amas , me he sentido muy identificada. Te explico mi caso . Llevo 3 años con mi pareja , es un chico fantástico, o así lo veo yo , tiene muchas cualidades (es buena persona , divertido , agradable , inteligente , ambicioso )pero también tengo muchas carencias con él … es poco cariñoso , y me doy cuenta que ando muy falta de cariño y necesito abrazos y besos , los cuales no me da. Es una persona demasiado independiente y no suele acompañarme a cosas importantes para mi , he tenido problemas familiares y tampoco he notado su apoyo , y todo esto ha hecho que me sienta vacía a pesar de quererlo con locura . La sola idea de dejarlo me parte el alma . Y para colmo he conocido a otro chico, 10 años mayor que yo y con dos hijos . Este chico lo conozco desde hace unos 3 meses y ha querido alejarse para que yo solucione mi situacion de una manera u otra. Esta nueva persona me gusta bastante, sufro porque se aleja y me da miedo que pueda encontrar a otra chica. Pero tampoco soy capaz de dejar a mi novio a pesar de todas las carencias, me invade el dolor y el miedo a arrepentirme , y lo estoy pasando fatal porque no paro de pensar en lo mismo y sólo tengo ganas de llorar . Muchas gracias

    • cristinalago dice:

      Hola Marta,

      Tomar la decisión de dejar a alguien, suele ser difícil. Salvo que sea una mala relación, todo las parejas y relaciones tienen cosas buenas y cosas malas. Por ello, yo te aconsejará evaluar de la forma más realista posible si te imaginas con tu pareja actual en un futuro, si te gustaría envejecer con él…todo esto teniendo en cuenta que no es persona cariñosa ni de ser muy cercano a la hora de acompañarte en los problemas.

      A mi me transmites en tu mensaje que de alguna manera sigues enamorada de tu novio, pero no eres feliz con él y su forma de ser en muchos aspectos no te satisface como pareja.
      Imagino que el otro chico tendrá precisamente las características que no tiene tu pareja, pero no estás enamorada de él y su presencia en tu vida es más un aviso de tu insatisfacción, que una solución o una respuesta.

      Pienso que añadir una persona más a esta ecuación no va a ser de ayuda y sí puede serlo sentarte con tu pareja y ser muy abierta y honesta, hablando de tus dudas, de que has conocido a alguien, que echas a faltar cercanía y apoyo…y darle la oportunidad de evaluar si te quiere lo suficiente como para invertir y cuidar más la relación. Comunicarte es vital en en este punto, si es que todavía quieres darle una oportunidad a tu pareja. Muchas veces la otra persona se acomoda porque siente que tú estás enamorada y no lo vas a dejar, y no valora tanto lo que tiene, en estos casos un toque de atención puede lograr cambios. Y te da un papel activo y resuelto en tu conflicto. Es tu vida, tú mandas aquí.

      Abrazos

  42. Marta dice:

    Has dado en el clavo con todo lo que has dicho Cristina…en el otro chico pienso constantemente aunque no creo que este aún enamorada, y sí , tiene cualidades que son las que busco en mi relación. Lo único que ya he hablado con mi pareja en varias ocasiones y le he dicho que me falta algo mas y me siento abandonada y sola , y que no soy feliz . Su respuesta siempre es la misma ….que el es así y no puede dar más, y encima admiro su sinceridad y nobleza, pero lo que hay es lo que me ofrece

    • cristinalago dice:

      Hola Marta,

      Imagino que te habrás quejado de la falta de cercanía con tu pareja. Pero si te ve mal y no mueve un dedo por ofrecer un poquito más de atención y cariño, siento mucho decírtelo, pero no te ama demasiado. Más bien se deja amar por ti.

      Lo más aconsejable es que te tomes tu tiempo para reflexionar sobre lo que verdaderamente quieres y necesitas.

      Abrazos

  43. sin rostro dice:

    Hola, me gustaría comentar mi experiencia, y a ser posible, que me deis vuestra opinión.

    Hace 1 año aproximádamente, la persona a la que quería muchísimo decidió continuar su vida sin mí. Recuerdo como si fuese ayer que, de entre sus últimas palabras, se encontraba ” te quiero” y ·”pero quiero vivir”.

    La quería, y la sigo queriendo tanto que seguidamente le sequé las lágrimas y le di un abrazo al mismo tiempo que le decía que no pasaba nada, que eran cosas que pasaban, tan solo pensaba en tranquilizarla. Posteriormente la acompañé a la vía y la despedí.

    Mi corazón estaba roto, no soy una persona que acostumbre a llorar, por eso bromeo diciendo que las lágrimas me suben al cerebro jeje eso fue lo que ocurrió. La gente no entendía que había pasado y pensaban que volvería, pero yo en lo mas profundo de mi ser, sabía que no era así… Entendía el porque de esa decisión, y sabía que probablemente esa maravillosa etapa había llegado a su fin.

    Una vez razonado lo anterior, desaparecí de su vida, totalmente, ni un más mínimo contacto. Me llegaron noticias de que aquella actitud al cabo de los meses le había decepcionado, diciendo frases como ” después de todo lo vivido, como no se digna a preguntarme como me va, que es de mi vida”, ” para únicamente limitarse a saludarme cuando nos crucemos, que mejor no lo haga”.

    Me mostré impasible ante aquellas noticias… No se trataba de ninguna estrategia, ni de contacto 0, ni nada por el estilo… Se trataba de que confiaba en ella para que comprendiese que, al margen de quererla muchísimo, por delante estoy yo, y tras haber sido excepcional con la decisión que ella tomó en su momento, dejándola marchar, pues cuando realmente quieres a alguien, por encima de tus intereses están los suyos, cuando de su felicidad se trata, en este momento tocaba mirar por los míos, y dentro de la linea de la cordialidad no iba a sufrir entablando mirada con alguien que ya no me miraba con los mismos ojos que con los que yo la miraría… Es por ello que emocionalmente… literalmente desaparecí de su vida.

    Ahora ha pasado 1 año, y la sigo queriendo y deseandole lo mejor, como espero que lo haga la gente que la rodea. Mi contacto con ella es nulo. mi información sobre ella son nulas, yo continuo con mi vida, recuperado, y por ello, admitiendo con toda honestidad ” QUE ES UNA BELLA PERSONA, QUE PARA MÍ LA BALANZA SIEMPRE FUE POSITIVA, QUE ME ENTENDÍA COMO POCA GENTE LO HACE” , todo ello es algo que ella a día de hoy si no lo desconoce, probablemente lo ponga en duda, que si algún día decide preguntarlo no lo negaré, pero que por iniciativa mía posiblemente NUNCA se le informará.

    La verdad es que no se que hacer, no se si lo he superado y realmente me he dado cuenta de que es la persona que quiero en mi vida, o simplemente aun no lo he superado.

    Gracias

  44. Meñita dice:

    Hola estoy ansiosa y con cara de que paso? Hace 20 años tuve un enamoramiento fueron seis meses llenos de locuras, amor y pláticas interminables. Pero por las costumbres de mi región que obligaban a alguien a casarse después de tener relaciones , mi novio se atemorizó él tenía 20añps y tenía muchos planes en mente. Yo tenía 24 y ya trabajaba , así que el desapareció con mucho temor, se alejó y nunca más regresó. Hasta un año después me hablo por teléfono para pedirme que fuera a seguirlo que me enviaba para pasaje y el me esperaba. Allá que me seguía amando y extrañando. Yo para hacerle sentir un poco del dolor que me había hecho pasar solo le dije que había conocido al chico que llego en su lugar y que era su novia. El era militar. De allí no supe más de el. Hasta hace Dos años que nos contactamos por face; el con una vida hecha y muy feliz. Yo con un matrimonio fallido y doloroso. Cuando el sabe esto; decide venir a verme y por un momento nos entregamos a la pasión, sostuvimos muchas pláticas interminables . Solo nos vimos dos ocasiones y con la gran ilusión de dejar a nuestras parejas ; pero al final nadie hace esto. Hoy el decide desaparecer sin despedirse . Me cuesta aceptarlo… y tengo esas preguntas en mi.. por qué? Y si hubiera sido más arriesgada?? Que hice???

    • cristinalago dice:

      Hola Meñita,

      En la vida hay muchos caminos y decisiones y todos ellos conllevan ventajas e inconvenientes, ganancias y pérdidas.

      Si tú consideras que serías más feliz apostando por intentar algo con estar persona ¿porqué no lo haces? No se ha muerto, sigue ahí.

      Abrazos

  45. Carlos dice:

    Hola, me llamo Carlos y necesito saber que hacer, esto es algo muy dificil para mi, y cada vez que lo pienso me aprieta mucho el pecho. Soy una persona muy bromista, muy “tonta” y nada seria.

    en Noviembre hago 6 años con mi novia, en este tiempo, hemos vivido muchas cosas, y la he querido como ha nadie cuando la conoci, ella tenia 14 años, en estos ha cambiado mucho, como es normal, y hemos “evolucionado” juntos, pero desde ya hace tiempo, creo que la pareja no es como lo era antes, la quiero mucho, pero no se si es cariño,,, costumbre, o lo que sea, ya no hacemos tantas cosas juntos, y hay la pasion que habia antes, lo hacemos 1 vez cada 1 o 2 semanas ( tenemos ella 20 y yo 23 años) que a pesar de que me parece poco, cada vez que lo hacemos, lo hace por compromiso, no siente la necesidad de hacerlo,

    Ultimamente, ya discutimos mas a menudo por tonterias, cosa que no habiamos hecho en toda la relacion, pero se suelen arreglar en unas horas.

    yo creo, que ella me quiere mucho, y yo a ella tambien,, pero despues de tanto tiempo tal y como estamos ahora,,,, me estan empezando a llamar la atencion otras chicas.

    Hay una chica en especial, con la que hablo,,, demasiado a menudo, y creo que estoy bastante pillado por ella,,, PERO NO HE DEJADO DE SENTIR COSAS POR MI NOVIA,,,

    Creo, que deberia cortar con mi novia,,,, pero la verdad, lo veo imposible, TOTALMENTE IMPOSIBLE, mi forma de ser no es nada seria, y ella, hasta el momento, creo que no ha notado nada de lo que siento, provablemente, si intento dejarla, pensaria que es una broma, y me diria que vale, tan normal. ESTO ES REALMENTE COMPLICADO, NECESITO AYUDA DE VERDAD,

    • cristinalago dice:

      Hola Carlos,

      ¿Habéis probado a sentaros juntos y tranquilos a hablar de lo que pasa en la relación? Parece que vuestra pareja se ha quedado totalmente estancada por ambas partes, lo mejor es que tengáis diálogo, expreséis lo que os está pasando y si os interesa seguir juntos, ver qué cambios podríais establecer para revitalizar la relación y salir del estancamiento.

      En cualquier caso, toda relación pasa por algún bache de estancamiento o rutina, en algunos momentos para que la pareja se mantenga tendréis que realizar ciertos esfuerzos. Sois muy jóvenes, os recomiendo que antes que nada, hagáis una reflexión sincera en la que decidáis si realmente estáis preparados para sostener un compromiso de este tipo o si en cambio preferís vivir y explorar otros caminos. Ambas opciones son correctas.

      Normalmente cuando se termina una larga relación de pareja, siempre hay sentimientos de apego, cariño, aprecio, amistad…La cuestión es determinar si aparte de todo eso, hay amor suficiente para luchar y seguir adelante.

      Abrazos

  46. Laura dice:

    Hola Cristina!

    Me gustaría compartir contigo mi historia. Mi ahora ex novio y yo, tenemos 19 años. Llevábamos juntos des de los 15. Hay mucha gente que me dice que soy demasiado joven para amar tanto a alguien, pero realmente, nos entendíamos mucho, hemos crecido juntos y para mi es el amor de mi vida.

    Bueno, nuestra relación fue muy bonita. Tuvimos nuestros problemas, pero si estábamos juntos al final lo superábamos todo. Él, ha sido toda la vida de ir con muchas chicas diferentes, y yo en cambio soy mas de relación. Pero cuando me conoció, cambió. Yo noté que cambio, y estuvo conmigo todo este tiempo, casi 4 años.

    Pero dos últimos meses, tenia algo de dudas. Él no me dijo nada, aun no entiendo porque no quiso intentar hablarle y solucionarlo juntos, como habíamos hecho siempre con todo. Una semana antes de dejarme (que yo no me esperaba nada, en absoluto), la pasamos en su casa. Lo curioso es que fue genial. Me decía que me quería, cenábamos juntos (el se iba a trabajar y me dejaba a ratos sola), y cuando decidí volver a casa, me preguntaba porque me iba.

    Y sin esperarme nada, 4 días más tarde quedamos, y me dejó. Me dijo que llevaba un tiempo pensándolo, pero que no se había decidido nunca, porque me quería y estaba bien a mi lado. Tampoco supo muy bien explicarme el porqué de todo. Decía que no era porque sintiese la necesidad de estar con otras chicas. Pero me decía que necesitaba estar solo, y tenia que entenderlo. No sabia decirme más.

    Después de eso me derrumbé. Nos encontramos un par de días después, en las fiestas de nuestra ciudad. Y se acerco a mi y estuvimos hablando una hora y media. Yo lloraba desconsolada, y le decía que no entendía nada (y me dijo que el tampoco lo acababa de entender, pero que lo sentía así). Incluso en un arrebato, me invitó a dormir a su casa, porque no paraba de abrazarme, pero yo tampoco dije que si, y el mismo se dio cuenta que no tenia lógica.

    Y yo estoy hecha un lío. No le hablo des de hace unos días. Hay gente que dice que en el fondo no me quiere, hay otros que dicen que esta confundido, y otros que ya tiene a otra chica. Todo el mundo me come el tarro. Y le echo tanto de menos…tanto!

    Y me podría pasar horas diciendo frases que me ha dicho, que ninguna coordina con la otra. Por eso llegué aquí. Pero en el fondo de mi corazón….sé que no va a volver. Y me aterroriza.

    Que opinas? que crees que piensa o que pasa? Estoy muy perdida….me gustaría hablar más con él, pero es me va a hacer sentir peor, y no me va a aclarar más…

    Muchas gracias!

    • cristinalago dice:

      Hola Laura,

      A la hora de entender la conducta y las decisiones de una persona, en lo que debemos de fijarnos es en sus hechos, no en sus palabras, pues en muchas ocasiones por suavizar una situación desagradable, quedar bien, evitar daños, etcétera…se dicen cosas puntuales que en realidad carecen de significado.

      Cuando una persona deja una relación cuando todo va bien, se siente a gusto, hay compatibilidad, hay cariño, etcétera…sólo hay una razón, que es falta de amor. Lo que pasa que en la pequeña extensión de vuestros 19 años, es posible que a tu ex chico todavía le falten tablas, madurez, asertividad, como para entenderse y explicarse adecuadamente. Si lo pudiera hacer, es posible que te dijese que lo vuestro ha sido estupendo, que eres maravillosa, que eres guapa, simpática y especial, que te sigue teniendo un montón de cariño y le sigues pareciendo la mar de atractiva, que te ha querido un montón, pero que ya no está enamorado.

      El amor es una vivencia que recorre muchas etapas y que está muy vinculado a las distintas edades y circunstancias de las personas.

      La particularidad en vuestras edades es que rara vez una relación adolescente deriva a una relación adulta, ya que son edades de muchos y muy sustanciales cambios a todos los niveles. Por esta razón hay pocas parejas de 30 años que lleven juntos desde los 15.

      Pero sé que este es un flaco consuelo, porque cuando uno ama siempre piensa para siempre.

      El primer desamor suele ser la primera pérdida importante de la vida. Nos muestra que nada ni nadie nos pertenece y nos embarca en una lucha por aceptarlo que a veces dura toda una vida.

      Vas a saber vivir sin esta persona, aunque te asuste la idea y te deseo y recomiendo que no tengas nunca tanto miedo como para que te impida amar más y mejor, más veces y a más personas. Si el amor no te hace más grande, no merece la pena.

      Abrazos fuertes

  47. An dice:

    Hola Cristina,

    La verdad es que es muy raro que deje algún comentario en cualquier blog, más que nada porque siempre he tenido la manía de pensar que ventilar mi dolor no tiene por qué interesar a nadie, pero realmente este artículo resuena mucho con mi historia.

    Es la historia más dura y más bonita que he vivido en mis ahora 20 años de vida.

    Desde los 16 años solía ir a entrenar boxeo como una forma de desahogarme de otros traumas, ahí siempre me llamó la atención un hombre que era realmente atractivo. Podía intuir que era mucho más mayor que yo, pero realmente nadie podría saber su edad real. Era y es, una gran persona, se caracterizaba por la alegría y la amabilidad que llevaba a todos. Recuerdo que fue de los primeros en hablarme, porque aun por entonces era más reservada, y era la única chica y la más joven.
    Nunca me miró de otra forma, eso puedo asegurarlo, hasta que volví a entrenar a los 18 después de dejarlo por otros asuntos.

    Por no alargarlo más, ambos terminamos profundamente enamorados, de una forma tan gradual, de verdad, tan simple, tan poco a poco que aunque suene a cliché y seguramente lo sea, no nos dimos cuenta. Poco tiempo después, sin que aun hubiera pasado nada, supe que estaba casado. Sé que suena a una historia muy típica de hombre casado mayor con amante ingenua jovencita, pero realmente no era el caso. Yo tenía muy claro que no iba a creerme nunca ni pretendí nunca que ese hombre dejara a su mujer, solo sabía que lo quería, como nunca había querido a nadie, que desde el principio había algo que siempre me llevaba a él y lo mismo puedo decir desde su lado.

    Una vez, después de muchos días, me besó. Fue indescriptible y no quiero hacer este comentario más empalagoso de lo que ya es, pero realmente, antes de que sintiera aquello, realmente creía que ese amor romántico y sin límites solo era una tontería literaria. Me desarmó totalmente. Aun así, seguí haciendo el esfuerzo de hacer caso a mi cabeza, de pensar en su mujer y decirle que no quería ir a más, que no quería entrometerme con un hombre casado.

    Sé que suena a hipócrita, pero realmente me podía la culpa, no me quería ni imaginar lo que sería para mí si yo estuviera en el lugar de su mujer. Por puro miedo, y por pura desconexión de mi cerebro en ese aspecto, no le pregunté más cosas de su vida. Desde el principio ya estaban el miedo y la culpa. Cuando intentaba hablarme de lo típico, de que dormían en camas separadas, de que realmente eran como dos extraños (cosa que sé que es verdad a estas alturas, pero aun así no viene al caso…), siempre lo cortaba, no quería que hablara mal de su mujer, era algo que veía demasiado sucio para escucharlo.

    Pero mi amor por él era tan grande, sé que suena estúpido, pero así era. Él, lo repito y lo diré siempre, es una gran persona. Al principio, se desapuntó del gimnasio, respetó la decisión de alejarnos. Un mes escaso después, me lo encontré en la calle y fui yo la que le pedí que volveriera a apuntarse, que lo echaba de menos.
    Volvió, y desde el día en el que no me negué a subir a su coche al salir de entrenar, empezó todo esto.

    Nadie me había cuidado así, nadie me había mirado como si fuera literalmente algo increíble, una piedra preciosa. Tengo miedo de verdad de que realmente nadie pueda volver a quererme como lo hizo él. Mi amor era más grande que mis principios, era realmente todo lo que pedía en un hombre, sin ninguna fisura, y eso que hice todo lo posible por no idealizarlo. A día de hoy sigo pensando lo mismo, sigo diciendo y diré que es una gran persona, nunca quiso hacerme daño ni aprovecharse de mí. Podría contar mis cosas, pero esto ya es demasiado largo.

    El caso es que hace exactamente un año, se me ocurrió preguntarle las dos cosas que más temía : su edad y si tenía hijos. Sé que parece estúpido, pero quise de alguna forma autoconvencerme de que me sacaría unos 15-20 años (y realmente aparentaba y aparenta 40 años) y que no tenía hijos. Resulta que me saca 33 años y tiene un chaval de 14. Ahí me convencí, pum, de que no, de que era imposible, y por si fuera poco, la culpa se hizo enorme. Tuve mi primer ataque de ansiedad a gran escala entonces, fue…realmente un trauma.

    Desde ese día sabía que debía dejarlo. Por él, por mí, por su familia. Digo esto porque él estuvo durante meses preparándose para divorciarse. Me pedía seriamente que me casara con él, estaba dispuesto a dejarlo todo.

    Admito que fui débil. Lo amaba demasiado, y sé que él a mí. Seguimos con nuestra historia, cada vez más profundo, fue mi mentor, mi amante, mi mejor amigo, mi paño de lágrimas, podríamos estar horas y horas simplemente hablando.

    Sabíamos que la situación era muy romcambolesca, pero nos queríamos demasiado…fue de alguna forma mi primera relación en todos los aspectos. Sí que estuve saliendo con algún chaval antes que aquello, pero palidecía totalmente con esto.

    Estuve prolongando esto, sabiendo que era un callejón sin salida. 33 años, por más que mi mente intentara convencerme de que este señor se cuida muy bien (y es cierto), de que no le pasan tanto los años; yo sé que en el fondo es demasiado. Sé que quiero tener hijos, por ejemplo, y que estos puedan disfrutar de su padre. Sé que quiero envejecer con mi pareja si es posible, sé que no quiero quedarme viuda a los 50 años.
    Y no solo eso, el trauma que le supondría a su hijo, un inocente, separarse de su padre…Tampoco podía permitirme hacer eso. Había llorado muchas veces solo por la culpa de pensarlo.

    Lo prolongué hasta que finalmente decidí dejarlo hace unos días. Lo amaba y lo amo con todo, no puedo decir nada de él que estuviera mal…eran las circunstancias de la vida, por eso quizá esto es tan sumamente doloroso. Porque no es la persona, es la vida pura y dura, cómo se ha ordenado todo.

    Estoy en un sitio emocional indescriptible, es una pesadilla, pero lo único que me mantiene es pensar que hice lo correcto, lo correcto para los dos. Porque si tuviera alguna mínima duda de que no ha sido lo correcto, volvería corriendo otra vez a él.

    Gracias si has leído hasta aquí.

    • cristinalago dice:

      Hola An,

      Al leer tu historia, he recordado un pasaje de El arte de amar, de Erich Fromm (libro recomendable al 100%):

      «Si dos personas que son desconocidas la una para la otra, como lo somos todos, dejan caer de pronto la barrera que las separa y se sienten cercanas, se sienten uno, ese momento de unidad constituye uno de los más estimulantes y excitantes de la vida. Y resulta aun más maravilloso y milagroso para aquellas personas que han vivido encerradas, aisladas, sin amor. Ese milagro de súbita intimidad suele verse facilitado si se combina o inicia con la atracción sexual y su consumación.Sin embargo, tal tipo de amor es, por su misma naturaleza, poco duradero […].En realidad, consideran la intensidad del apasionamiento, ese estar “locos” el uno por el otro, como una prueba de la intensidad de su amor, cuando sólo muestra el grado de su soledad anterior».

      Abrazos

    • Aura dice:

      No imaginas lo reflejada que me he visto en tu historia, An, aunque en mi caso yo soy seis años mayor que él y la que no aparenta la edad (afortunadamente), pero sobre todo me he sentido muy reflejada en cómo os enamorasteis sin daros cuenta, en tus sentimientos tan intensos y cómo te correspondía, en cómo cuentas que te trataba y te sentías con él, en el miedo y la culpa desde el comienzo, en tu remordimiento al pensar en su familia, en su mujer…

      La gran diferencia es que tú has sido mucho más inteligente que yo, porque intuyo que a pesar de haber acabado la relación, no lo habéis hecho enfrentados, sino que se podría decir que ha sido un final cordial dentro de lo muy doloroso de la situación. En mi caso, aunque la finalización fue por su parte tras lo “pactado” de seguir juntos mientras la culpa lo permitiera, al final metí la pata hasta el fondo. No supe gestionar ese final como hubiera debido y le agobié rogándole que siguiera cerca de alguna manera como amigo, como conocido, como lo que sea. Simplemente saber que seguía ahí y poder contar el uno con el otro. El resultado de tal “acoso” emocional: zanjó todo contacto conmigo de una forma drástica para poder centrarse en su vida real y yo me quedé sin la posibilidad de seguir teniendo a una persona maravillosa a mi lado y poder contar con lo más parecido a su amistad. Si a eso le sumo, la impotencia y la tristeza por no poder disculparme por mi comportamiento de las últimas semanas y no saber si provoqué en él un efecto contrario a todo lo bonito que sintió por mí, es tal y como dices, una pesadilla.

      Espero que tengas mucha suerte con todo lo que te venga de ahora en adelante, An. Un abrazo.

  48. Alma dice:

    hace poco termine la relación con mi pareja. El tiene proyectos a futuro y nunca me incluyo. No tenia sentido seguir mi vida con él. Sin embargo, lo amo. Terminar fue necesario pero a la vez es algo que nunca quise hacer. Hoy en día siento impotencia, ganas de irme, a veces me enojo conmigo misma, quisiera escapar de todo; en definitiva, no me siento feliz. Estoy descontenta con todo lo que tengo. Lo único que deseo es estar con él.

  49. Cristina dice:

    Hola Cristina,

    Como tantas otras personas que han llegado a esta entrada de tu blog, yo también soy un ejemplo de alguien que dejó a la persona que amaba.
    En mi caso, una relación de 6 años, en la que di absolutamente todo lo que tengo y lo que soy. Él, un corazón un poco más egoísta quizá, muy centrado en su carrera profesional, los últimos tiempos ya no me respondía igual y la relación empezó a caer en un abandono progresivo por su parte y en una mayor desesperacion por la mía por mantener aquello en pie.

    El caso es que finalmente lo dejé, y desde hace casi un año sigo luchando por recomponerme y por aceptar que a fin de cuentas, aunque yo tomara la decisión, él hacía tiempo que era evidente que le pesaba el compromiso conmigo. No hemos vuelto a vernos pero alguna vez de vez en cuando tenemos contacto por otras vías…y la verdad es que no es muy recomendable. Él me hace saber que soy alguien muy especial para él, pero está claro que no quiere estar conmigo.

    En fin, intenté todo después, estar con otra persona, me fui a otro lugar, hice nuevos planes de futuro profesional… Pero a día de hoy yo lo sigo queriendo, me hago preguntas que nadie me puede responder (el clásico “por qué?” por supuesto está entre ellas, y otras del estilo) y aunque trabajo mucho en el intento de bloquear ese sentimiento, la realidad es que la teoría es muy fácil, pero en la práctica las cosas se complican. Sí, está claro que nadie dijo que fuera fácil! Espero conseguirlo algún día. Hasta ahora, es lo más duro por lo que he tenido que pasar, y sigo con el alma rota y el corazón cansado y vulnerable.

    Aunque pongo mucho empeño en sanar, y creo que voy bien, aún me queda mucho camino.

    Muchas gracias por compartir lo que sabes en este blog al alcance de todo el mundo! Estoy segura de que has ayudado a mucha gente, a mí entre ellas.

    Abrazos! ❤️

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s