Dejar a alguien a quien amas

Publicado: octubre 25, 2015 de cristinalago en Superando el desamor
Etiquetas:, , , , , ,

dejarir

¿Romper una relación aun estando profundamente enamorado? Parece inconcebible, pero en ocasiones, se convierte en una decisión tan dolorosa como necesaria.

Dejar a alguien a quien amas es un acto que se vive como algo contra-natura. No parece una decisión racional, no es ordenada, no está en armonía con nuestra visión del mundo, no tiene sentido alguno. Si quieres a alguien, deseas estar a su lado ¿no?. Entonces ¿por qué sufres si estás haciendo lo que supuestamente deseas hacer?

La respuesta es sencilla: porque la felicidad no depende de la persona que tengas al lado, sino de la vida que vayas construyendo. Si esa vida no es la que deseas, si no va alineada con lo que buscas o con lo que te genera bienestar y alegría, ninguna pareja del mundo va a poder compensarte por ello. En este dilema, tienes que elegir si estás dispuesto a renunciar a una serie de cosas; y si esas renuncias afectan a lo que tú eres en esencia, a tu sentido vital, entonces esa relación no funcionará por mucho amor que se tenga.

Es lo que haces con el tiempo que te ha tocado lo que te encamina a ser feliz, no un ser humano concreto entre los millones que existe en este mundo.  Esta es la realidad para muchas personas que tarde o temprano descubren que al final, amar incondicionalmente sí que tenía condiciones.

Deberíamos empezar a cambiar eso de el amor todo lo puede, por el amor todo lo intenta.

Cuando tomas la decisión de dejar a alguien a quien amas, es porque por un momento has elevado la vista mucho más allá de la mera relación y has visto el tiempo finito de tu vida haciéndose más finito y agotándose minuto a minuto en la frustración y en la soledad, en el abandono afectivo y en el camino sin rumbo. Este es el impulso final que te lleva a hacer algo que a fin de cuentas, no sólo no es contra-natura, sino la acción más natural que pueda concebirse: elegirse a uno mismo.

Pero sólo quien ha vivido la agonía de tener que alejarse por propia voluntad de la persona de la que estaba enamorado, sabe que éste es un destino al que se llega tras un largo viaje de dudas, impotencia, desesperanza e interminables y tortuosas luchas internas.

Cuando se vive esta situación, se ha llegado a un punto de claridad mental en el que de alguna manera reconoces que ya no existe una relación: que tu lucha, que tu afán, que tu proyección mental sobre esa persona, sólo existen en tu cabeza. Ver la realidad y aceptarla es un proceso delicado y complejo, pero una vez has abierto la puerta a la verdad, ya sabes lo que hay que hacer y la única duda que queda simplemente se resume en el cuándo y el cómo.

Tomar esta resolución tiene muchas posibles causas y ninguna de ellas suele ser la famosa confusión o los celebérrimos agobios. Llegas hasta ahí porque sufres de la indiferencia de la otra persona, de su maltrato o simplemente, porque seguís caminos distintos e incompatibles.

Son rupturas llenas de ¿y si…?

¿Y si mi pareja cambiase…?

¿Y si hubiera esperando más tiempo…?

¿Y si hubiera actuado de otra manera…?

¿Y si perdí al amor de mi vida…?

Y la pregunta más importante de todas

¿Y qué va a pasar después?

Como toda experiencia vital, uno tiene dos opciones: o aprovecharla como aprendizaje y avanzar, o quedarse a vivir en el muro de las lamentaciones sentimentales, donde encontrará una nutrida compañía con la que departir sobre las injusticias del karma amoroso. Mal de muchos…

Si eres de los primeros, puedes tener la suerte de descubrir una peculiar experiencia emocional que rara vez se encuentra en otros ámbitos, una experiencia en la que de repente, alumbramos una parte de nosotros que hasta ahora no sospechábamos que existiese: una nueva voz interior que ya no nos castiga, ya no nos miente y ya no nos juzga. No, es algo muy diferente. Lo que acabamos de hacer, por primera vez en nuestra vida, es hacer la labor de padres de nosotros mismos. La clase de padre que te pone las pilas al mismo tiempo que te dice: puedes contar siempre conmigo.

A partir de hoy, alguien ahí dentro ha empezado a cuidar de nosotros.

En el segundo caso (el más común), ya sabemos lo que toca: conformarse durante años con una vida amorosa un tanto gris mientras se idealizar al pudo ser y no fue de turno.

Si estás determinado a escoger el primer camino, sé consciente de que tendrás que dejar dos veces: la primera, el día de la ruptura; y la segunda, el día en que decidas aceptar que esa etapa de tu vida queda cerrada. Ninguna de las dos despedidas serán fáciles. Sin embargo, la última de ellas te puede llevar a una búsqueda aún más importante que la del amor de tu vida: la de su sentido.

Uno no comprende plenamente el alcance de la libertad humana, hasta que aprende a dejar ir.

Algunas personas piensan que aferrarse a las cosas les hace más fuertes, pero a veces se necesita más fuerza para soltar que para retener. – Hermann Hesse

Anuncios
comentarios
  1. Susana dice:

    Hola Cristina,
    Me identifico tanto con lo que escribes aquí. Llevo 12 años con mi pareja, 2 hijos maravillosos de 5 y 8 años, pero relación de pareja inexistente. Nos fuimos distanciando , hubo alguna infidelidad por medio por mi parte peque me sentía tan sola, sin haber tenido relaciones durante dos años!
    Después de eso tuve que lidiar con mi terrible sensación de culpa. Decidimos ir a una terapia de pareja, darnos una oportunidad, por nosotros y por nuestros hijos. Pero 18 meses más tarde ha mejorado la comunicación, nos hemos dicho las verdades, nos hemos aclarado, pero yo ya no siento deseo ni ganas de besarle, tocarle. Algo ha muerto y no consigo darle la vuelta, a pesar de ser un hombre buenísimo, buen padre. Hacemos un buen tándem para los niños, pero no hay nada más q eso. No quiero vivir en pareja sin pareja. El intenta alargar la situación , dice q hemos mejorado, etc. Yo lo veo todo estancado. Tras todo este proceso me estoy planteando decirle que no puedo más, que no veo continuar. Pero tengo miedo, … En fin quería compartirlo. Muchas gracias.

    • Cuca dice:

      Hola Susana,

      he vivido lo mismo pero un poco más hacia adelante, es decir yo lo dejé,….porque ya no había magia, éramos amigos, incluso confidentes, un padre excepcional…pero no había magia, y sabes justo antes de dejarlo lo encontré en una persona que me la daba y sabes se le acabó en 6 meses, y perdí a mi amigo, mi confidente…y por supuesto también la persona que pensaba que me había dado la magia que tanto necesitaba, soñaba y anhelaba, Susana no lo dejes…el dolor que vas a experimentar luego es indescriptible, y créeme la magia no existe. Si quieres mandame un privado y hablamos.

      Un abrazo,

      • Susana dice:

        Hola Cuca, gracias por compartir tu historia. Pero no sé si entendí bien, rompiste la relación por otra persona? O no tuvo nada q ver y fue más tarde cuando conociste a alguien q te dejó a los 6 meses?

      • Cuca dice:

        Estaba mal ya como tú….sin ilusión sin magia …y apareció de la nada arrasando todo …. y a los 6 meses de estar con él me dejó…no dejes a un buen padre y un compañero de x vida….al final la magia es eso… tener alguien en quien apoyarse cuando lo necesitas….ya sabes…quiéreme cuando menos lo merezco porque es cuando más lo necesito….

    • cristinalago dice:

      Hola Susana,

      Decidir separarse es un proceso largo en el que se viven muchas etapas en las que uno va despejando dudas, autoengaños, altibajos…hasta que va llegando a una conclusión clara.

      En este punto en el que estás, me da la impresión de que ya estás llegando al final de ese camino. Por ello, aparece ese miedo.

      Quizás te ayudaría hablar de cómo sería la distribución y organización en caso de decidir separaros, en muchos casos se logran separaciones muy cordiales con buenas condiciones para continuar siendo una familia, aunque no haya ya pareja.

      La vida después de una separación conlleva un periodo de duelo, que puede ser más intenso o menos intenso según el caso y otro de adaptación a una nueva vida, aunque finalmente todo se va acomodando, se establecen otras rutinas y os acostumbráis como estabais acostumbrados a lo que había antes.

      Abrazos y ánimos

      • Susana dice:

        Hola Cristina, gracias por tus palabras, siempre son útiles. Todo esto ha sido un proceso muy largo como dices, con altibajos, a veces incluso creí que volvía a haber sintonía, pero es como una ilusión que no termina de cuajar. Me da miedo cometer un gran error, pero cuando pienso eso, siento que es un gran error estar junto con un hombre que ya no amo ni imagino como pareja. A quien respeto y quiero y le deseo felicidad, pero no un compañero de vida. Si luego encuentro uno no lo sé, quizás no ocurra nunca, pero seré libre de vivir otras experiencias.

  2. Francis dice:

    Hola Cristina,

    Te conté mi historia en otro post: ‘los ex vuelven?’ en un inpass de 8 meses que tuvimos… hablamos mucho de ello… resumiendo: ella tiene una amistad con un chico que a todas luces es excesiva, con el agravante de que en ese inpass estuvieron juntos un tiempo…

    He tratado de entender esa relación de todas las maneras, por parte de ella no he recibido asertividad o comunicación positiva, mas bien, el escuchar una y otra vez que todo está en mi cabeza y que soy un celoso, que ella no hace nada malo, que no tiene interés en él y que en definitiva estoy loco… Me ha ocultado salidas con él, el contacto es diario por whastapp y regular en llamadas, cada vez que necesita que le recojan al niño del cole y yo no estoy tirá de él, tiene llaves de su (nuestra) casa que aparentemente no usa sin su consentimiento y solo aparece cuando yo no estoy, no le ví la cara a hasta los 5 meses y solo una vez, hasta que a los 8 me acerqué yo a él como último recurso para que todo fuera bien… Tuvimos una muy gorda en Abril (que fue la última vez que hablé contigo de ello), volvimos a los días porque ella vino ‘arrepentida’ y diciendo que iba a poner distancia (que era lo único que yo le pedía, que fuera un amigo más, no alguien de quien depende para hacer su vida cuando yo no estoy cuidando de su hijo por ejemplo… alguna vez, vale… por norma, no) y al tiempo se vió que no lo hizo… tuvimos otra gorda en Agosto e igual… Después de esta de agosto hasta llegué a acercarme a él para que nos conocieramos y todo se normalizará… pero veo que aún así el no respeta la relación (se dirije a ella como ‘amor’, y cosas así)… por esto otra gorda en Septiembre e igual… en esta última ocasión la distancia le duró una semana y media…

    La quiero con todo el alma, pero he decidido dejarla ir… también me he ledio el post de los ‘silencios castigadores’, creo que ella piensa que esta es otra más pero llebamos 3 semanas sin hablar… tengo que ir a recoger mis cosas, cosa que haré este sábado…por mas que la quiero tengo que dejarla ir… ella no va a cambiar esa relación y lo puede hacer, como persona libre que es, tiene todo el derecho del mundo a tener esa relación como quiera… por esa misma libertad, yo no tengo que tragarme algo que no entiendo, no comparto y que me hace daño… mis principios no se negocian y mi dolor no es moneda de cambio… ¿Es ego? no lo sé… solo se que he tratado de que funcionara por todos los medios y no lo he conseguido…

    Estoy roto, literalmente, pero tengo eso muy claro… estoy dejando fluir mis lágrimas y siento mucho dolor… dolor por no haber conseguido hacerlo funcionar… pero me reitero, he dado todo lo que tenía, y lo he intentado de todas las formas que sé, tanto entenderlo como llevarlo pero ya no puedo más… no veo otro camino… Espero que este duelo sea corto, y pueda pronto avanzar para poder recibir en el futuro a alguien… diferente…

    Gracias por tus comentarios Cristina!

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Francis!

      Recuerdo lo que me contaste e imagino lo difícil que ha debido de ser esta decisión para ti.

      A veces, el enamoramiento, la química y nuestra propia necesidad de ser amados nos hace abocarnos a relaciones con un marchamo de dependencia e idealización muy pronunciado, relaciones en las que la lucha de poder rápidamente hace su aparición, donde priman los orgullos y los conflictos, los espacios cerrados y la comunicación sesgada, relaciones que en suma, no
      son de uno junto al otro, sino de uno contra el otro. Cuando ocurre algo así en nuestras vidas, es momento de reflexión: ¿cómo hemos llegado hasta aquí, de dónde veníamos, en qué situación estábamos?

      Toda la historia con el famoso amigo muestra que os habéis juntado dos personas en busca de una gratificación sexual y pasional, enganchados a la dopamina y las endorfinas, pero sin una verdadera unión. Dos personas que en realidad, temen al compromiso. Por ello, ni es tu momento, ni es el suyo y todo ha sido tal y como tenía que ser. Esta es una realidad que irás entendiendo mejor a medida que tu enganche hacia esta chica vaya disminuyendo y deje paso a la lucidez. En realidad, el problema de una ruptura no es la ruptura en sí, es simplemente donde te ubica en el libro de tu vida.

      Abrazos y ánimo

      • Francis dice:

        Hola Cristina!

        Estoy yendo a terapia con una psicóloga que por las cosas de la vida, conoce a la familia de la chica. Esta psicóloga también me ayudó en el inpass de 8 meses… conoce bien el caso, tanto la primera etapa como esta…

        La califica como persona con trastorno histriónico y la verdad… he estado buscando información y me he quedado helado… tal cual… los vaivenes en su emotividad, el llevar sus sentimientos (negativos y positivos) al extremo, su obsesión por el deporte y no engordar, su ‘postureo’ en redes sociales, su victimismo instantáneo…

        Ella dice que la otra vez la dejé, que esta vez la dejé y que la volvería a dejar en una tercera vuelta porque no encajo en sus perfiles predilectos: narcisistas y obsesivos… que destaca en mi la honestidad y la humildad (cualidades que la vida me ha enseñado que son preciosas, y que el orgullo y los cojo*** no sirven para nada)… que esta unión de personalidades hace que yo trate de hacerle ver cada vez con mas frustración lo que no hace bien, tanto para mi como para ella misma… El problema es que que se victimiza al instante y no consiente la crítica… ella no es consciente de como actúa y sin ayuda no lo va a ver…

        La verdad es que, te repito, me he quedado helado… porque cuadra a la perfección… me encantaría ayudarla e ir a hacer terapia para que reconduzca su vida… no es mala chica, tiene buen corazón… pero si ella no ve lo que le pasa será imposible, y me arrastrará a mi al pozo… La primera vez llegué tocado por mi separación, pero esta vez no… llegué bien, habiendo pasado mi duelo en esos 8 meses, limpio y preparado… me ha vuelto a toxificar… en 9 meses…

        Ahora lo tengo mas claro aún, he tomado la decisión correcta.

        Gracias por tus comentarios Cristina!

        Un abrazo fuerte!!!!

      • cristinalago dice:

        Hola Francis,

        Creo que si hubieras estado limpio y preparado durante este duelo que me comentas, seguramente no hubieras optado por regresar con una persona a la que te conectó precisamente el estar mal en su momento. Pero no te lo tomes como una crítica, sino una llamada a la reflexión: muchas veces nos creemos curados y no lo estamos y de nada sirve mentirnos a nosotros mismos.

        La toxicidad en una relación, siempre es cosa de dos, el que hace y el que permite, el que calla y el que otorga, el que atrae y el que se deja atraer. Es tentador clasificar rápidamente a un verdugo y a una víctima, pero aquí habéis sido dos adultos, su personalidad narcisista la has ido viendo desde el principio, la has dejado varias veces y varias veces decidiste volver ante sus tanteos. Has sido partícipe en pleno de la problemática de la relación y aunque suele ser más obvio ver los problemas de la otra persona (desde fuera la visión sobre los demás siempre es más clara), ante todo nos interesa resolver los nuestros: que ya imagino que estarás en ello…así que a tope!.

        Personas atractivas con las que tener una relación llena de vaivenes y toxinas, hay muchas…y sospecho que esta no es la primera chica conflictiva de tu vida…eso es un patrón, amigo mío…y se tarda algo más que 8 meses en sacarlo a la luz y entenderlo para que no se repita…

        Trabaja duro en ti, ´se muy sincero contigo mismo, cuídate mucho en cuerpo y alma y sobre todo, enamórate de ti y sé tu mejor compañero…y enhorabuena por ese “NO QUIERO ESTO NI LO MEREZCO” que es el primer verdadero paso para amarse y sanar.

        Abrazos

      • Francis dice:

        Hola Cristina,

        Realmente me pintó que había aprendido la lección, que había cambiado… He ido viendo todo esto conforme avanzaba esta nueva etapa…

        Para nada me parece una crítica lo que dices, es más, te lo agradezco infinito porque tienes razón: yo soy mas responsable que ella de esta situación, ya que la he permitido en contra de mis principios por miedo a perderla… eso es una realidad…

        Me estoy centrando en mi, empiezo a estar tranquilo ya después de 3 semanas, tengo la conciencia tranquila ya que siento haber dado todo y más para que funcionara, pero para que eso pase hay que empujar los dos a vez… no me quiere con locura como decía porque si así fuera esto no habría pasado…

        Lo superaré, estoy seguro, y creceré como persona de cara al futuro.

        Muchas gracias Cristina!

        Un abrazo!!!

  3. Maria dice:

    Hola,

    Hace un mes que no hablo con mi ex pareja.. hace 4 meses que se terminó y habíamos seguido hablando.. Pero ya hace un mes que no hemos hablado mas. Me siento bastante vacía y decepcionada porque por la forma de hablar conmigo pensaba que quería volver, pero no.

    Pero ahora me siento más fuerte que antes, aunque me acuerdo todos los dias. Lo quería muchísimo, y pensaba que el también a mi.

    Me gustaría que esto se pasase más rápido.. porque duele mucho, y me siento un poco desorientada. Quiero avanzar.. Y me duele vivir cosas sin el y no poder contarle.

    • cristinalago dice:

      Hola María,

      La persona que se va y quiere volver, vuelve. No pierde el tiempo con conversaciones para pasar el rato.

      Mucho ánimo, la ausencia siempre es dolorosa, hasta que deja de ser ausencia y se transforma en recuerdo.

  4. caminando dice:

    Hola Cristina,

    Estaba escribiendo un mensaje pero se me borro. Solo comentarte que llevo cerca de 4-5 meses de haber salido de una mala relacion, me he estado recuperando poco a poco. Te queria preguntar algunas cosas,

    1. Es normal tener bajones? me dan cada 20 dias, lloro desconsoladamente y me da un poco de afliccion.
    2. Como se si realmente yo amaba a mi pareja?.siento muchas veces que lo que me unia a esta relacion era una especie de obsesion, era una relacion muy adictiva y mi vida y razon de ser giraba en torno a ganarme el amor de mi ex pareja….el era muy distante, y practicamente obtener amor era mision imposible…yo en esa lucha concentraba mi razon de existir. Necesito mas perspectiva de tiempo para ver las cosas con mas claridad.?
    3. Que hace que uno se aferre a una relacion que a todas luces no funciona, con la esperanza que un dia esta persona se convertira en la imagen que construiste? y que obviamente no es. o si viene a ser lo mismo, que hace que me aferre a una persona que no me corresponde y personas que me quieren las desecho?… es quizas ese juego de cazador ?
    4. Es normal que tenga obsesion?…es terrible en realidad no busco informacion de el, ni le intento contactar, estoy mucho mejor sin saber nada..pero me obsesiono pensando en lo que vivi..
    5. Porque hay veces usamos “mascaras” y otras no?….porque algunas relaciones estan viciadas con este juego de roles, luchas de poder, poca empatia, niveles de comunicacion muy escasos etc..y otras no?..
    6. Detras de toda relacion toxica, lo que se esconde es la dependencia emocional?…y si yo soy la dependiente y el no, entonces es culpa mia absoluta?…

    Gracias Cristina es la primera vez que paso un duelo de una relacion toxica, y adictiva….y pues es todo nuevo, estoy tratando de conocerme y hacer de esta dura experiencia algo muy beneficioso en mi vida…tienes alguna bibliografia que trate sobre este tipo de relaciones? estoy muy interesada a entender este tipo de lazos… claro a parte de tus excelentes articulos algo mas extenso….

    Un abrazo…

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Caminando!

      Vamos por partes, punto por punto.

      1. ¿Es normal tener bajones?

      Por supuesto que sí. Si miras la vista atrás, seguramente te des cuenta de que cada vez son más espaciados ¿verdad? Esto es que hay un proceso. Es sano que llores, que te vacíes, que limpies ese dolor y lo saques hacia afuera. Cada vez que lo hagas, piensa “me queda un poco de dolor menos”.

      2 ¿Cómo sé si yo amaba a mi pareja?

      ¿Le deseas lo mejor? ¿Querrías que fuera feliz? ¿Lo perdonas libre y sinceramente? ¿Le liberas de la exigencia de amarte?

      Amo cuando: respeto, cuido y me nace el anhelo de dar y de darme, incluso aunque puede que no reciba lo mismo a cambio.

      Amo cuando no veo al otro como una droga que me estimula, sino como a una persona con derecho a ser quien es.

      Amo en la aceptación del otro.

      Ahora te pregunto ¿le amabas?

      3 Que hace que uno se aferre a una relacion que a todas luces no funciona, con la esperanza que un dia esta persona se convertira en la imagen que construiste? y que obviamente no es. o si viene a ser lo mismo, que hace que me aferre a una persona que no me corresponde y personas que me quieren las desecho?… es quizas ese juego de cazador?

      Uno se aferra porque cree que si consiguiese eso que busca, tendría plenitud, no habría más dolor, ni más sufrimiento. Y claro, el afecto normal de una persona que te ama sin esfuerzo, no te hace sentir completa, fusionada, plena. Porque el amor de pareja no sirve para eso. Entonces buscamos reto, lucha, dificultad, todo ello refleja nuestro estado de carencia interna, nuestro propio conflicto emocional. Si estamos en paz, si hemos encontrado la plenitud personal o una aceptación sana de la carencia, ya esos amores inaccesibles y difíciles, pierden atractivo. Disfrutamos de amores en armonía, porque el conflicto en nosotros, ya está resuelto.

      4. ¿Es normal que tenga obsesión? Sí. Porque no has resuelto ese conflicto del que hablábamos antes. Entonces una parte de ti sigue buscando la solución fuera, en concreto en esta persona.

      5. Porque hay veces usamos “mascaras” y otras no?….porque algunas relaciones estan viciadas con este juego de roles, luchas de poder, poca empatia, niveles de comunicacion muy escasos etc..y otras no? Usamos máscaras cuando la relación se fundamenta en el ego y las relaciones se fundamentan en el ego, cuando pretendemos que otros sean quienes resuelvan nuestras carencias.

      Algunas relaciones nacen desde la afinidad, la amistad y no desde la necesidad de completarse, por tanto, se da otra dinámica diferente.

      6. ¿Detrás de toda relación la tóxica se esconde la la dependencia emocional? Sobre todo detrás de las relaciones tóxicas lo que existe es la necesidad de completare y de huir de una carencia interna. Y esto produce una dependencia de la otra persona. ¿Y si soy yo la dependiente y el otro no, entonces es culpa mía absoluta? Que una persona sea muy distante, no significa que no sea dependiente. Al contrario: una persona muy distante, conectada en una relación con alguien que demanda mucho más, es otro modelo de dependencia. Esa misma persona, en una relación distinta, podría adoptar perfectamente el rol de demandante.

      Una persona autónoma, en paz, generosa, de espíritu libre, no acaba con alguien dependiente, ni alguien dependiente se siente atraído por una persona así (no había la provisión de drama, abandono y conflicto que alimenta su ego).

      Tienes un libro que trata específicamente de este tipo de relaciones y que está muy interesante: “La adicción al amor”, de Pia Mellody.

      Abrazotes!

      • caminando dice:

        Hola nuevamente,

        Te escribo Cristina querida para darte las gracias de tu amplia respuesta, me has hecho reflexionar y sincerarme conmigo misma. Efectivamente el amor en realidad es algo sencillo, y yo probablemente habre querido mucho a este chico pero no era amor, ni de mi parte ni de su parte. Si esos son los puntos para un buen amor, no cumplí ni la mitad.

        Solo resta aceptar esa “carencia” y no volver a caer en ese tipo vinculos tan conflictivos, con tanto drama, artilugios, y demas…..

        Un abrazo…

  5. Angel dice:

    Hola Cristina.

    Me encuentro en una situación en la que he sido dejado pero la otra persona me quiere, esta agusto conmigo, pero dice que no nos ve futuro porque cuando salimos de casa , le provoco ansiedad pr no saber como actuare, si sere antisociable, si me emfadare porque no quiera cenar en tal sitio. Hasta hace poco todo era perfecto, pero de un día a otro cambio y dice que ve todos mis esfuerzos por cambiar pero que no nos ve en un futuro juntos. ¿Como es posible que te quieran, que no sean capaz de decirte mirando a los ojos que no te quiere o no siente lo mismo hacia a ti y se ponga a llorar y te diga que si te quiere y te este dejando??

    Un saludo y gracias.

    • cristinalago dice:

      Hola Angel,

      El problema es que nos creemos todo lo que nos dicen al pie de la letra, cuando en muchas ocasiones ni la persona misma sabe que quiere, qué siente o qué le pasa.

      Evidentemente cuando alguien te dice que está a gusto contigo, pero que le causas ansiedad, ya de entrada está siendo por completo incoherente, por tanto, dichas explicaciones no te las tomes como las tablas de la ley y quédate más bien con que no quiere estar contigo, ha roto la relación y lo más importante, no ha dado opción a arreglarlo, lo que significa, ante todo y sobre todo, que de ninguna manera estaba a gusto.

      En cuanto a la actitud de no ser capaz de decir que no te quieren o no te miren a los ojos, no es significativa. Muchas personas sienten terror a la confrontación, se bloquean, lloran, no miran a la cara, no se atreven a decir que no están enamorados…son situaciones normales y comunes. Lo único que significa algo en este mundo, son los hechos.

      Mucho animo y abrazos

  6. Luz dice:

    Hola Cristina,
    Tengo una relación que por circunstancias concretas, últimamente le estoy reprochando mucho. Supongo que esto es una señal de que algo no va bien o tan bien como debería. Me gustaría que me ayudaras a entender, quizás una frase muy clara, pero que no sé si leo de forma objetiva….y es cuando dice- ” soy yo el que quizás no está a la altura”
    Hace unos días le reproche algo, le dije que se mostraba de forma indiferente y me contestó…
    “Por favor no te enfades conmigo, mis sentimientos son los de siempre. No obstante, te entiendo perfectamente, tengo la suficiente empatía como para entender lo que experimentas y sientes, soy yo el que quizás no está a la altura.”
    Y con esto…que hago? Me dejo sin saber qué decir…
    Gracias por tu ayuda!

    • cristinalago dice:

      Hola Luz,

      Yo creo que ante una frase así de ambigua, la contestación más natural debería ser: ¿Podrías ser más específico? ¿Qué quieres decir?

      Habla con él, no te limites a soltar una reproche sin más.

      Abrazos

      • Luz dice:

        Gracias Cristina.
        Así lo ves ambiguo? Yo pensé que me estaba diciendo que es lo que hay… y que no me puede dar más… Se puede entender así también?
        Si, los reproches no van a ningún sitio…
        Gracias de nuevo!

      • cristinalago dice:

        Sí, es ambiguo. Porque tú le estás planteando un problema y te está contestando de una manera en que afirma entenderte y empatizar contigo y sin embargo, no se explica ni invita al diálogo, es decir, que le importa tres pimientos lo que le estás contando.

        Su respuesta en realidad es un “déjame en paz” pero en plan bonico.

        Abrazos

  7. Sailor dice:

    Hola! No sé exactamente cómo comenzar mi historia…estaba casado y con niños; había cedido mucho por ella porque su mayor ilusión era tener niños. Cuando los hubo tenido, yo me sentí bastante abandonado. Entonces surgió otra persona…era una conexión pasional, sexual, libre..un tirón tan fuerte que no pude escapar. Me divorcié y me dispuse a vivir mi nuevo amor…supongo que fuí un tonto y la idealicé. Con el paso del tiempo me fui enterando de su pasado, porque había cosas que no me cuadraban. Descubrí que había sido amante de personas con pareja formal, hombres casados,…había mantenido relaciones sexuales con varias personas a la vez (en el tiempo). Todo eso un mes antes de conocernos, aunque sospecho que aún se relacionó con alguien después de empezar conmigo. Tengo la sensación de haber dejado atrás a una familia con niños pequeños para estar con alguien cuyo pasado me atormenta cada dia, pero alguien a quien soy incapaz de aceptar pero a quien tampoco me atrevo a soltar. Poco a poco, suavizando los hechos que descubrí y adaptando la realidad de su pasado a mis valores, esta persona va haciéndose más fuerte en mi vida cada dia que pasa, mientras yo siento haber pagado un precio mucho más alto por esta relación. Y sé que el responsable soy yo.
    Hace poco leí que a las personas dependientes nos convienen personas muy estables. Que es mejor huir de quien te despierta pasiones tan fuertes. Creo que es cierto. Sólo quiero encontrar la manera de librarme de esta situación y del tormento de estar con alguien a quien no puedo aceptar.

    Un saludo y suerte.

    • cristinalago dice:

      Hola Sailor,

      A las personas dependientes les convienen aprender a estar bien sin depender de una pareja o figura protectora en general. Es la mejor decisión que pueden tomar, pues tienden a encadenar relaciones insuficientes y mediocres en las que nunca están satisfechos, con relaciones tóxicas en las que sufren y tampoco son felices.

      Una persona dependiente suele ser una persona que nunca se atrevió a valerse por sí mismo en el aspecto material y/o emocional, que sigue anclado en la infancia, que nunca quiso crecer.

      Una persona dependiente no debe huir de las pasiones intensas, simplemente tiene que canalizarlas hacia metas personales, ilusiones, propósitos, cambios y proyectos individuales.

      Abrazos

  8. María Luz dice:

    Hola Cristina, te escribo nuevamente, creo que nunca llegó a publicarse mi comentario hace un par de meses, y aún sigo mal…

    Corté con un chico con el que tuve una relación muy fugaz, de dos meses, pero que había sentido por primera vez en mi vida que era el “indicado” si algo así existe… Y tuve muchas relaciones antes, pero nunca había sentido esa conexión tan especial con alguien y tan rápido. Atravesé muchas rupturas pero esta es una espina que llevo clavada desde que sucedió y me gustaría que me des alguna clave de por qué suceden estas cosas o cuesta más superar este caso. Después de conocernos todo fue rápido y hermoso, él estaba muy muy interesado, demostraba sus sentimientos, me hacía sentir especial y hacía timidos planes a futuro, señal que me extrañó y me hizo andar con precaución dado que recién nos conocíamos. Nunca dejé de verle esa sonrisa y brillo en los ojos al encontrarnos, inlcuso cuando empezó a sentirse en crisis x lo nuestro, diciendo que al principio pensó que yo sería su novia y que ahora no estaba seguro de si quería algo serio conmigo, que cuando me veía todo iba bien pero cuando no me veía no sentía lo mismo… Yo le di un tiempo de tregua, un mes seguimos viendonos pero al seguir todo igual con idas y vueltas y a mi dejarme en un estado permanente de ansiedad en su comportamiento (nos veíamos y era pura dulzura, se quedaba cocinando en casa, hablabamos de todo, se portaba como mi novio, pero dps de 2 días me contestaba por mensaje distinte o seguía con planes de trabajar en el exterior) terminé por cortar yo la relación. Probé con el contacto cero, aunque las primeras semanas fue trtar de llamar su atención con fotos y publiciaciones en facebook hasta que lo eliminé para no caer en la tentacion de llamar su atención ni fijarme cuándo se conectó por ulimta vez, etc…

    Hoy en día está lejos por suerte, trabajando en el exterior por unos meses y eso me ayuda mucho a terminar con toda esperanza de volver y de tratar de contactarlo. Pero tengo mucho miedo de no poder superarlo porque no lo perdoné y aún hay días en que siento necesidad fuertísima de contactarlo y decirle todo lo que siento, del enojo, por ser un cobarde incapaz de decirme la verdad y de dejarme, por haberse ido sin explicaciones cuando se lo veía enamorado cada vez que lo veía, de su contradicción e inestabilidad emocional por la que nunca se disculpó. Cómo hago para cerrar este capítulo? Sería un error contactarlo para sacarme toda la porquería que tengo encima y sincerarme (porque el momento de cortar me mostré muy comprensiva y fui super tolerante y ahora con la distancia vi que deberia haberlo mandado a la…. ) o es mejor guardarme todo eso?

    Mi segundo miedo viene respecto al futuro: cuál es la motivacion que debemos conservar respecto de encontrar un nuevo amor si todo tiene fecha de vencimiento y será para volver a sufrir y dejar ir a la persona que ya dejó de amarnos y no hablarle más en su vida, suena a que ya no nos importa un cuerno la persona que tan importante fue para nosotros… Es humana tanta indiferencia por alguien que fue muy especial y quisimos? Qué sentido tiene seguir dando amor si es proporcional al desamor que sufrimos cuando terminamos? Espero sepas orientarme respecto a esto porque después de sufrir tantas rupturas tengo pánico a seguir sufriendo y volver a engancharme con alguien nuevo…. Mil gracias Cristina…

    • cristinalago dice:

      Hola María Luz,

      Lo primero de todo, decirte que estas historias pueden superarse. Es cierto que hace falta tiempo y que hay que ir desmontando toda esa idealización que tenías de esa persona, convertirlo, por así decirlo, en el “no indicado”. A su vez enfocarte mucho en encontrar estímulos en tu vida cotidiana, actividades y personas que te aporten y te den alegrías, cuidarte a ti misma en cuerpo y alma y tener paciencia, pues es un trabajo de fondo que conlleva tiempo (no te desanimes: irás recogiendo frutos cuando menos te lo esperes).

      En cuanto tu segunda consulta, simplemente comentarte que no sólo el amor puede tener vencimiento, sino que la vida misma lo tiene, y no por ello dejamos de querer vivir ¿no?

      Pero si vas enganchando muchas rupturas muy dolorosas, quizás necesitas un tiempo considerable de soltería para reflexionar y analizar tu vida amorosa, de modo que veas qué situaciones se repiten, en qué te gustaría hacer cambios y en qué notas avances/estancamientos.

      Abrazos

      • María Luz dice:

        Muchas gracias por tu respuesta Cristina… Muy ciertas tus palabras… Respecto al tiempo de soltería, bueno, ahí está el punto: tuve tantas historias de amor fallidas, tantas rupturas, y tengo hoy en día tanto descreimiento acumulado precisamente porque ninguna llegó a buen puerto, nunca tuve una relación de pareja estable, siempre historias que duraron algunos meses.. Por ende dudo que lo que necesite sea más tiempo de soltería, pareciera que ya estoy programada para que nada me dure, y eso me tira más hacia abajo… Comenzar a conocer a alguien de nuevo, para engancharme y que dure con suerte unos meses, y después iniciar nuevamente un duelo que dura más tiempo que lo que duró la relación? No suena tentador ni alentador mi panorama… Tampoco entiendo el motivo por el cuál jamás pude lograr una relación duradera a mis 30

      • cristinalago dice:

        Hola María Luz,

        Con periodo de soltería me refiero a periodo de soledad terapéutica, no de búsqueda de pareja. Crear objetivos, metas e ilusiones relativas a ti misma y a tu vida.

        Abrazos

  9. Jean Pierre dice:

    Hola Cris buena noche, antes de contar mi historia, quiero felicitarte por tu blog.
    Resumiré: llevo un año en una relación con un chico, en la cual me siento estancado, frustrado y abandonado. El es indiferente, frío, casi ausente siempre, últimamente nuestra poca comunicación es por WhatsApp y llamadas. Quiero dejarle, pero no sé cómo, se que lo quiero, pero no es suficiente para mí, se que es por mis miedos y traumas, pero no sé cómo decirle que ya no quiero seguir en esa absurda y aburrida relación. Hay veces en que me demuestra que me quiere, pero son contadas… puedes aconsejarme cómo puedo dejarle, y si estaría bien hacerlo por mensajes, porque casi nunca tiene tiempo para vernos, y cuando nos vemos,”olvido” todas las razones para dejarle. Gracias, un abrazo

    • cristinalago dice:

      Hola Jean Pierre,

      Si ves imposible dejarle cara a cara, pues mejor hacerlo por mensajes que no hacerlo y seguir sufriendo.

      Lo que sí te recomendaría es que tuvieses una buena red de apoyo (amigos, familia, deporte y una buena provisión de chocolate), porque cuando le dejes, pasarás por un buen síndrome de abstinencia. Pero por suerte, no será eterno y luego estarás mucho mejor que ahora.

      Abrazos

      • Jean Pierre dice:

        Hola cris, muchas gracias por contestarme, creo que ya estoy listo para dar el paso adelante, te confieso que me siento ansioso y con miedo, pero sé que después vendrá la calma, sin embargo no puedo dejar de sentir que le haré sufrir y que le extrañaré un montón, me invade la tristeza de solo pensarlo. Tendré en cuenta tu sugerencia de rodearme de personas que me acompañen durante la post ruptura, muchas gracias por tus palabras. Abrazos

  10. Mango dice:

    Estoy pasando por algo asi, mas o menos, despues de dos anos y medio, de repente de vernos una y dos veces a la semana, hemos pasado en casi dos meses a vernos una vez y por que yo reclame, no me gusta nada, dice que el trabajo y blablabla… ademas que no quiere nada serio, despues de dos años no esta dispuesto a ser nada mas que un amigo con derechos y yo no tengo reclamos, le he dejado, le he dicho que yo si quiero una relacion, y no se que hacer… quiere seguri quedando, quiere mantenerme en su vida, pero yo creo que despues de haberle dos años y medio, si aun no quiere compromisos, no me queda mas qur irme, con algo de dignidad, lo amo, si alguien tiene algun consejo, sera bienvenido.

    • cristinalago dice:

      Hola Mango,

      Cuando dos personas buscan cosas distintas, el único consejo coherente que se puede dar, es que cada uno tome su camino y no se someta al de nadie más. En esta vida, el amor sólo florece en libertad.

      Abrazos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s