Los amores inestables

Publicado: febrero 9, 2016 de cristinalago en Los amores patológicos
Etiquetas:, , , , , ,
amor inestable
Mi novio es muy buena persona…pero tiene un problema. De tanto en tanto, se le cruzan los cables, se agobia y rompe conmigo. Deja de hablarme y desaparece durante unas semanas. Más tarde vuelve arrepentido y me pide una nueva oportunidad.

 En los cuatro años que llevamos juntos…me ha dejado siete veces. A veces dudo de que realmente me quiera, pero entonces ¿por qué siempre vuelve? Estoy tan cansada…ayer rompió de nuevo conmigo y aunque le sigo amando muchísimo, ya no estoy segura de si quiero que regrese…

Las relaciones de idas y venidas son unas viejas conocidas dentro del nutrido abanico de posibilidades disfuncionales que ofrece la dependencia. Funcionan, en casi todos los casos, de una manera muy similar. Dos personas se conocen, se enamoran: la relación empieza a avanzar y de repente, a uno de los dos, le entra quién sabe qué regomello interno y deja inopinadamente la relación, por lo general de manera algo brusca y bastante inesperada.

Cuando ya estamos haciéndonos a la idea de que nos han hecho un Houdini en toda regla, a los días, a la semana o al mes, el perdido o la perdida reaparecen de súbito, con grandilocuentes palabras de amor. Nos quedamos a cuadros.

La pregunta del millón es: si nos ama tantísimo ¿por qué nos ha dejado?

Pero el caso es que estamos enamorados y/o seguimos creyendo que esa persona podría ser el amor de nuestras vidas, así que ignoramos esa ninguneadísima voz interior que nos indica que hay un fallo (y de los gordos) en Matrix, y nuestra mente empieza a fabricar una tupida y maravillosa red de excusas, a veces incluso, sin que ni siquiera se hayan molestado en dárnoslas.

No, es que tiene muchos traumas…
No, es que el pobre se agobia…
No, es que lo pasó muy mal en su última relación…
No, es que no está acostumbrada a tener una relación de pareja…
No, es que su padre le pegaba de pequeño…

 

La pregunta del millón se da la vuelta y se convierte en la pregunta del todo a cien: si no me amase ¿por qué iba a regresar?

En definitiva: que vuelves, dispuesto o dispuesta a entregar todo tu amor a ese ser inseguro que necesita huir para afianzarse en lo que siente por ti (¿perdón?). Pero todos merecemos una segunda oportunidad ¿no? Siguiente round.

A la cuarta, quinta o décima oportunidad, tu autoestima ya no es que esté baja, que sería algo bueno, ya que significaría que aún queda algo de ella. No, tu autoestima, no está baja. Se ha volatilizado por completo. Tu cabeza ha logrado normalizar a duras penas estos comportamientos, pero tu cuerpo, no está nada de acuerdo. La ansiedad se convierte en tu nueva mejor amiga del alma. Con un poco de suerte, puede que sólo sea ansiedad.

Lo más curioso de todo es que mientras sufres, tu salud se resiente y te juegas una depresión, tu mayor preocupación seguirá siendo resolverle los traumas de la infancia a tu mareante pareja.

El caso es que ya no estás con una pareja, estás con una bomba de tiempo que no sabes cuándo o cómo va a explotarte de nuevo ante las narices y vives, temiendo y deseando al unísono, que regrese de nuevo y el ciclo recomience hasta la próxima detonación.

¿Qué te mantiene enganchado a esta situación insostenible?

La pareja yo-yó nunca evoluciona porque las constantes rupturas ponen el contador a cero, recreando en cierto modo las sensaciones adrenalíticas de los primeros meses del enamoramiento, en la que el otro a menudo se percibe como un reto a conquistar. No se llega a una rutina, no vemos al otro de una manera realista en ningún momento. El enamoramiento no se desgasta. Sólo se desgasta la autoestima, el amor propio y la salud. 

Es lo más parecido que existe al amor intenso y eternamente satisfactorio de las películas románticas, con la salvedad de que en las películas románticas ninguno de los protagonistas acaba en la consulta de un psiquiatra suplicándole ansiolíticos.

¿Qué hay detrás de una persona que necesita escapar de su relación?

Por lo general, quien vive esta dicotomía entre alejamientos y acercamientos, puede querer a su pareja, pero no puede amarla de forma sana, estable y consistente y carece de la disposición necesaria para aprender a hacerle. Sus sentimientos dentro de la relación son, en su mayor parte, de vacío y apatía. Lo que hace que regresen cuando se marchan, es que cuando están solos, se sienten todavía peor.

Quien necesita ir y venir, no encaja con parejas con la autoestima sana y un modelo afectivo seguro y equilibrado, sino con perfiles complementarios que se enganchan rápidamente a esa montaña rusa y que anteponen la relación a la salud o a la dignidad personal, viviendo para una supuesta transformación futura, mientras el presente se les escapa día a día en un sordo e invisible sufrimiento.

No obstante, con cada ruptura, esta transformación milagrosa está cada día más lejos. Las víctimas de la pareja yo-yó, se enfrentan al doloroso desmoronamiento de una relación cada vez más dañada y resquebrajada. Las idas y venidas empiezan a perder su carácter pasional y poco a poco se descubre que incluso una relación tóxica puede devenir en una relación tóxica decepcionante, aburrida y rutinaria. Para recuperar su montaña rusa de intensidad y enamoramiento, los conflictos se tornarán más frecuentes, las idas y venidas se intensificarán y las reconciliaciones cada vez serán más breves.

Empezamos a vislumbrar a la persona que hay entre los jirones de esas expectativas rotas, y nos damos cuenta que ni siquiera es una persona que nos guste demasiado.

La mayor ironía de la relaciones yo-yó es que si la persona inestable se estabilizase, tal y como soñamos, nos aburriríamos.

Seríamos nosotros quienes empezaríamos a ahogarnos en la apatía y el vacío que hasta entonces han estado camuflados por la intensidad del culebrón.

¿Puedo intentar salvar mi relación?

Las pocas posibilidades que existen de intentar cambiar estas dinámicas tan dañinas, es no entrar en ellas. Si una persona necesita fugarse de tanto en tanto de su relación contigo, tiene un problema que hace imposible que crezca esa pareja. Aunque lo que te pida el cuerpo sea volver corriendo y disfrutar de la reconciliación, tómate un plazo para decidir y pedir cambios antes de apostar de nuevo por otro regreso de pronóstico reservado.

 

La próxima vez que tu compañero yo-yó vuelve a dejarte, pregúntate si quieres a tu lado a una persona con la que no vas a poder contar en los malos momentos (si se escabulle ahora cuando no hay grandes problemas, ¿qué pasará cuando tengáis hijos, fallezca un familiar, haya enfermedades…?) y con el que no vas a poder ir más allá del estadio inicial de la relación.

Sé consciente de que cada vez que esta persona te abandona, te está dando, sin percatarse, el poder de decidir si quieres o no quieres seguir y de pedir ciertas condiciones. No te ciegues en la desesperación y acuérdate de que ese espacio y tiempo que se te impone, también puedes utilizarlo en tu beneficio.

Anuncios
comentarios
  1. Miguel dice:

    Muy buena entrada Cristina, como siempre.
    La verdad es que leyendo tu blog me estoy empezando a preocupar. Bueno, empezar ya empecé hace tiempo, pero es que creo reconocerme en casi todos los comportamientos disfuncionales que describes, no solo en éste post. Sí, yo me he comportado como la pareja yo-yo, y en más de una relación.
    Menudo regalo estoy hecho!! Sálvese quien pueda!! (entiéndase la que pueda).
    Mi última ruptura (van para 10 meses), sin embargo, me está haciendo reflexionar mucho. Me ha hecho detenerme e intentar averiguar qué diantres me pasa, sí, a mí, porque siempre encontraba el fallo o problema en ellas. Nunca antes fui tan consciente de mi problema de dependencia, de mis miedos, a los que he venido tapando, escondiendo, con relaciones que ahora veo que no tenía que haber comenzado, no al menos hasta que hubiera estado en disposición de hacerlo conscientemente, y no de la manera inmadura, irreflexiva e irresponsable en que lo hice, huyendo de mí mismo, pretendiendo que ellas me dieran la felicidad que yo mismo no sabía procurarme, esperando inconscientemente también que ellas llenasen mi vida vacía.
    Esta vez creo que por fin he parado la enorme rueda que llena de una inercia que parecía imparable rodaba cuesta abajo y sin frenos, provocándome dolor a mí y a ellas, frustrando sueños e ilusiones. Nunca antes me paré a pensar (vamos, ni se me pasó remotamente por la cabeza) que podría estar pasando algo conmigo, que el problema era yo.
    Estoy muerto de miedo, bastante solo y con un montón de bonitos años no diré que perdidos, pero sí mal aprovechados. He hecho “locuras” por esas relaciones en las que yo confundía amor con lo que ahora identifico más claramente con un terrible miedo a la soledad y a la frustración de no haberme creado una vida más o menos completa o satisfactoria para mí; habiendo descuidado aficiones y amistades, llegando incluso a cambiar de ciudad en más de una ocasión por esas relaciones, cuando por lo incipiente de las mismas la mínima prudencia y sensatez habría aconsejado esperar un poco más. Vamos, tus famosas relaciones cohete. Si ya te digo que he cometido casi todos los errores que relatas en este blog…
    Pero con esta ruptura (desconozco por qué hasta esta ocasión no ha despertado mi yo consciente y antes seguía sumido en la inconsciencia) creo que me he dado cuenta ¡POR FIN! de muchas cosas. Apareció ella y “me amenazó de vida” (como he leído por ahí, me encantó esta expresión porque así siento que fue lo que sentí con ella) porque ella está llena de alegría, de ilusiones, de valentía y coraje… pero mis miedos, mis inseguridades, mi falta de autoestima lograron dar de nuevo al traste con todo.
    Creo que la quise y creo que la quiero, en cualquier caso la quise mal. Y digo creo porque ahora dudo de si los sentimientos que todavía día a día tengo por ella son amor o es que mis miedos y mi dependencia siguen teniendo las riendas de mi vida por mucho que yo les esté tratando de hacer frente.
    Gracias por tu blog.

    • Superviviente dice:

      Si no fuera porque mi ex y yo rompimos hace sólo un mes diría que eres él :—)

      Yo soy la otra cara de la moneda.

      Amo locamente a mi ex, pero él necesita sentirse permanentemente estimulado. En realidad creo que está «enamorado del amor», lo cual a mi me hace un daño enorme, ya que cada vez que me deja (o yo creo que me deja) consigue que yo misma me plantee incluso quien ha dejado a quien.
      Es decir: caos emocional total.
      Ahora, tras su último e impulsivo «adios», he decidido aplicar contacto cero y plantearme por qué me he permitido llegar al punto de tener una depresión, y gastarme un dinero que no tengo en un psicologo que me ayude
      En este caso, recomiendo lo que dice Cristina en los casos del abandonado:huid.no hay esperanza.
      Y a los que abandonan, les deseo que tengan el sentido común y la madurez del chico que ha escrito el comentario al que respondo
      .

    • Laura dice:

      Los artículos de Cristina siempre son, cuanto menos,esperanzadores, pero leerte a tí también me ha supuesto una bocanada de aire fresco en cierto sentido. Pones palabras, y muy bien puestas, a lo que muchos sentimos y padecemos, pero a la vez leerte me ha hecho despertar de mi letargo emocional. Muchos ánimos y gracias.

    • Ada dice:

      Miguel, enhorabuena por tu despertar y espero que no te duermas de nuevo. El post de Cristina me ha encantado porque he vivido una de esas relaciones inestables de idas y venidas. Sólo no me encaja una cosa. Ese ser inestable que tenía a mi lado y que huía cada cierto tiempo para volver de nuevo, tuvo la valentía de estar a mi lado y ser mi gran apoyo en mi larga, larguísima enfermedad y eso que le di libertad para irse sin sentimiento de culpa. Esto será muy duro para mí, pero también para tí. Conozco cómo eres y tendrás a una mujer casi muerta a tu lado durante mucho tiempo, si sobrevivo. Vete, que yo buscaré a una persona que me atienda.

      Ahora ya no está conmigo porque pasada mi enfermedad, le dio de nuevo la inestabilidad y huyó, pero no le guardo ningún rencor. Mi agradecimiento por lo que hizo es más grande que mi dolor por volver a tener que empezar sola de nuevo y porque aún me quedan sentimientos hacia él.

  2. Lesly Castillo dice:

    Qué buena entrada! Tengo un año suscrita a tu blog y considero que esta es la mejor entrada que he leído y mira que he leído…
    Me hubiese gustado mucho haberla visto hace un año cuando estaba sumergida en una horrible depresión luego de la ruptura definitiva con mi pareja yo-yó de 5 años.
    ¿Te imaginas cuántas idas y venidas tuve en 5 años? Y realmente es como lo describes, no hay desperdicio, terminas sin una gota de autoestima, con una ansiedad terrible y lo peor, como en mi caso, enferma.
    Pero bueno, lo importante es que a las malas aprendí. Y aprendí no sólo que las personas inestables te consumen, sino que a la primera muestra de inestabilidad las alarmas deben prenderse y salir corriendo… No le puedes dar prioridad en tu vida a alguien que tiene que perderte para darse cuenta que te “amaba”.

    • cristinalago dice:

      Hola Lesly,

      Pues me alegro mucho de que te haya gustado el artículo. Mi opinión personal también es bastante contundente al respecto, por lo que en primera instancia siempre aconsejaría abandonar la relación en cuanto se empiecen a dar estos comportamientos, porque probablemente estemos con una persona que no puede llevar el tipo de relación que nosotros deseamos y esa discrepancia emocional tan grande, va a ir creando estragos, ya que el que no se va es el que siempre se acaba adaptando…

      …a lo inadaptable.

      Abrazos!

  3. Gataluna dice:

    Justamente la misma situación en la q yo.misma me encuentro, o más bien me encontraba…Han sido cerca de 6 años de idas y venidas y de mucho sufrimiento. Pero que pasa? Q me cansé…q ya no se ni lo q siento por él, es más, tengo mas claro q nunca que es un punto y final por mi parte, y mas vale tarde q nunca… Ahora vuelvo a ser yo y a sentirme libre de una verdadera pesadilla de relación. Gracias por el post, por que es genial. Saludos

  4. Blanca dice:

    Hola Cristina, en primer lugar agradecer tus publicaciones y comentarios. Me ayudan a crecer interiormente y sobre este artículo en especial quiero decir que es verdad que una relación así es sólo una pérdida de tiempo y un desgaste físico que al pasar el tiempo encuentras innecesario, inútil y contraproducente.¡ Con la cantidad de personas que hay en el planeta! Encabotarse con alguién que no te corresponde es sencillamente un autoengaño. Cuesta salir de él, pero una vez lo haces te lleva a valorar cada segundo de tu vida. El amor es blanco o negro, nada de grises.

  5. Chloe dice:

    Hola Cristina, me parecio muy interesante tu articulo.

    Yo estoy pasando por una relacion con un tipo de comportamiento similar. Es una relacion muy inestable, no hay rompimiento per se, como tal, pero si muchas discusiones ocasionadas por mi por nimidades o cosas sin importancia.

    No entiendo mi comportamiento, pero se que le hace dano enormememente a nuestra relacion, y la desgasta. Lo peor de todo es que solo con esta pareja me ha pasado eso, normalmente soy una persona que huye del conflicto y las discusiones….pero con el siento que necesito hacerle pelea, para que de alguna forma me demuestre su amor…quizas es una forma muy infantil de relacionarme con mi chico, o simplemente es que necesito a alguien que constantemenete me este demostrando que soy muy importante para el, o no lo se..pero algo esta mal en mi….y el problema recae que mientras yo mas le hago algun problema el reacciona en sentido contrario y no dirigiendome la palabra ni cambiando de postura…entonces de un problema infimo se convierte en una bola de nieve por las cosas hirientes que nos decimos. Todo esto ha generado en mi una especia de relacion-adiccion…cuando estoy bien con el, hay veces hasta siento que no lo quiero, y a penas estamos mal siento que lo necesito para vivir…

    Que puedo hacer para cambiar??? deberia terminar esta relacion??>..como he comentado he llevado relaciones mas sanas y duraderas con otras personas…no se que me pasa…Gracias por tus comentarios.

    Feliz san valentin…

    • Yessie dice:

      Hola Chloe,
      Solo comentarte que yo acabo de pasar por una relacion muy similar. Al final duramos un anyo hasta que hace dos meses lo deje yo porque no podia mas. El se habia cansado de las peleas y las criticas (creo) y me dijo que tenia dudas sobre la relacion. Cada vez sentia mas frialdad por su parte y al final no pude mas con la sensacion de inseguridad que sus dudas me generaron.
      Aunque ahora lo echo de menos (aunque no estoy ni segura si echo de menos a el o simplemente a alguien..), creo que ha sido la decision correcta porque nos haciamos mas danyo que otra cosa al final. Pero sigue siendo una historia triste..
      Total, estoy interesada tambien en lo que te podria decir Cristina.. Animo con tu relacion y que acabe pasando lo que tiene que pasar..

    • cristinalago dice:

      Hola Chloe,

      Lo bonito de las relaciones (o lo desconcertante, depende de cómo lo mires) es que cada una de ellas es diferente de las demás. No sólo porque estás con personas distintas, sino porqué tú misma, vas situándote en etapas diferentes. Normalmente cuando estás con una pareja sintiéndote en una lucha de poder constante, como es tu caso, es que la base de la relación se ha construido en torno a la dependencia, en mucha mayor medida que amor. Eso nos ocurre tanto si estamos en un momento personal en el que no tenemos mucho más estímulo y motivación que a pareja como si damos con alguien cuyos comportamientos de alguna manera identificamos como una amenaza para nuestra seguridad emocional.

      En este segundo caso, no tienen porqué ser comportamientos negativos por sí mismos los de la otra persona (a veces, sí lo son). Puede ser simplemente que la otra persona se comporte de una manera más independiente, cuando tú te encuentras en un punto en que sientes una mayor necesidad de la pareja que él.

      Antes de tomar una decisión definitiva, yo intentaría probar con desplazar la mayor parte de esa energía que inviertes en las relación y sus conflictos, en otras cosas externas: deportes, actividades, proyectos, amistades…sobre todo cosas que te motiven y te estimulen.

      Comprueba si te es posible hacer este proceso con la relación. Si es imposible, sí recomendaría interrumpir o finalizar dicha relación, pues va de camino a convertirse en una historia bastante tóxica (si no lo es ya).

      Abrazos y muchos ánimos

  6. Labyrinth dice:

    Hola Cristina, quería darte las gracias por este blog maravilloso que tienes, por tu ayuda desinteresada y por hacer que más de uno (incluida yo) abra los ojos, mire en su interior y trate cada día de mejorar.
    Llegué aquí supongo que como más de uno, tratando de buscar una solución al desamor, al dolor, al porqué de la actitud de una persona y a que alguien tratase de calmar mi dolor con una respuesta sobre si esa persona volvería o no, dolor que sólo se calmaría si esa respuesta fuese afirmativa.
    Gracias a tu blog, he dejado de preguntar por la actitud de los demás y mirar la mía, y sí, en muchas ocasiones y casos no me ha gustado lo que he visto, y me he visto reflejada en muchas situaciones de las que hablas.
    Gracias, de verdad porque en los últimos meses he hecho un verdadero trabajo interior, porque me he dado cuenta de todas las cosas que he hecho mal, porque me hace reflexionar, no juzgar y porque aunque sigue doliendo y cometas errores…al final ves que es humano.

    • cristinalago dice:

      Hola Labyrinth,

      Muchas gracias a ti por leer y compartir una parte de ese proceso tan duro y tan esclarecedor que es autodescubrirse. Es totalmente cierto que hay muchas cosas externas que no dependen de nosotros…de modo que es preciso volver la vista adentro, donde sí encuentra aquello que podemos manejar. Que cuando nos dejan solemos desear un regreso, es casi inevitable, pero lo bueno es que ese deseo no es incompatible con seguir caminando 🙂

      Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo en ese viaje interior que estás teniendo la suerte de experimentar.

  7. Monica dice:

    Estoy en una situacion parecida. Hace unos meses terminé con un chico con el que estuve poco tiempo, pero intenso. Se fue y me dejo hecha polvo porque no entendía estando aparentemente tan enamorados. Despues de cinco meses vuelve para decirme que tiene un problema de estabilidad en las relaciones y que se distrae rapido con cualquier tía.

    Me quedé hecha polvo y aunque puedo volver a hace unos meses y romper todo contacto con él, esta vez me ha ablandado porque sé que no puedo estar con un hombre asi y a la vez le deseo. Es muy confuso y de la tranquilidad y paz que tenia hasta antes de que apareciera, llevo un mes de nuevo con nervios y pensando en él. Esta claro que es lo mejor para mi y mi felicidad, pero ¿Por qué cuesta tanto decir NO?

  8. Ichi dice:

    Después de un año de relación Justamente el pasado martes volví a terminar con mi chica, esta es la quinta vez. Creo que tengo este síndrome. Por su bien, ya no la buscare de nuevo, me lo he prometido.

    • cristinalago dice:

      Hola Ichi,

      Pues es una buena decisión y si consigues sostenerla hasta que se pasen esos primeros días o semanas de dudas y angustias, tú mismo vas a sentirte muy aliviado.

      Suerte con ello y muchos ánimos

  9. José dice:

    Hola Cristina,

    Me encontré con un caso como el que comentas con mi ex hace unos meses. Se agobiaba con una facilidad pasmosa y una vez llegados a este punto huía, me dejaba, y así lo hizo hasta en tres ocasiones en menos de un año que estuvimos juntos.

    Yo acabé muy enganchado a ella, pensaba: ha tenido problemas con sus anteriores parejas, traumas infantiles, etc. La excusaba como fuera en mi mente y la defendía a capa y espada ante los demás que me decían que no me convenía.

    Han pasado meses desde entonces y a día de hoy no he encontrado nada que me ilusione como lo hizo ella. Te diría que la sigo echando de menos. He aplicado el c0, y he desaparecido literalmente: redes sociales dadas de baja, bloqueos en Wsap… Ella no me ha buscado ni espero que lo haga porque es MUY orgullosa.

    ¿Qué hago ante esta situación? Esta claro que si volviese con alguien así seria sin todos los altibajos que se han dado con anterioridad, y marcando unas pautas y con los dos con la lección bien aprendida. Necesito ayuda porfavor!

    • cristinalago dice:

      Hola José,

      Nos enganchamos a las personas inestables porque sus subidas y bajadas nos mantienen en un perpetuo estado de enamoramiento del que no llegamos a salir, razón por la cual solemos idealizar en demasía este tipo de amores, pensando que tienen una categoría especial y diferente y que en caso de tener éxito, nos garantizarían ser siempre felices o como mínimo, sentirnos siempre vivos. Este tipo de pensamiento es totalmente irreal: si ella regresase teniendo las cosas claras y dándote ese amor que esperas, la relación se normalizaria y tú dejarias de sentir esa intensidad a la que has sido adicto durante la relación, encontrandote además, más vacío y apático en comparación.

      Si ella vuelve tal y como estaba antes, por otra parte, sólo te granjeará sufrimiento y unos pocos momentos placenteros de vez en cuando.

      En cualquiera de las dos variantes, la verdad a la que tendrías que enfrentarte es a que ni esa, ni ninguna otra persona, tiene eso que buscas (no existe, de hecho).

      Enhorabuena por tu mantenimiento del contacto cero (no es fácil y menos cuando hay tanto enganche) y aunque es normal que sigas en cierto modo teniendo esperanzas, yo te aconsejaría ya enfocarte a poder vivir y cerrar la pérdida, siendo tú quien decides no seguir esperando.

      Una persona que está en una relación con idas y venidas es ante todo, una persona que necesita esa relación y sin embargo, no la desea, por lo que si regresa, lo hará precisamente por esa misma necesidad que sólo surge del más profundo vacío interior y que no sólo no hace bien, sino que atrapa y enferma.

      Abrazos

  10. Carol dice:

    Me ha encantado el artículo, creo que describes a un tipo de relación que he tenido con mi ex.Me dejaba constantemente durante años,cada vez pasaba menos tiempo entre una ruptura y otra,hasta que me pidió irnos a vivir juntos (tonta de mi,que pensé que por fin había asentado ésta relación) y a los pocos meses me dejó y ahora está con otra chica.
    Quería si puede ser preguntarte una cosa,¿estas personas son así con todas las relaciones que tienen?Yo nunca he tenido una relación en la que me dejaran constantemente y no puedo fiarme mucho de las cosas que me decía él, porque mentía bastante y él me decía que todo era por mi culpa,asique de ahí mi pregunta. Muchas gracias de antemano, me encanta todo lo que escribes y gracias por tu ayuda.

  11. Belen dice:

    Cristina, seria igual posible que escribieras algo de las relaciones cortas? No tanto como un Houdini pero si cada vez mas salen relaciones q empiezas a conocer a alguien y alfinal no cuaja. Yo llevo dos años y medio asi y aunque solo ha sido con 4 hombres me deja muy echa polvo, tienes ilusion por alguien y luego la otra se aleja porque realmente no le conoces. En mi caso porque han sido unos piezas de cuidado, me he sentido mal muchas veces pero el problema es fijarme en quien no debo. Lo que pasa es que como estas sola, estas relaciones en el momento te dan un poco de cariño y cuando se termina o te tienes q imaginar que se termina, en mi caso me cuesta sacarlos de la cabeza. Ahira mismo estoy pasando una de uno q ha vuelto y se ha ido igual, y me quedo mal pq me siento mal de no ser capaz de valorarme mas y pasar de estos tios q no aportan nada.
    Lo cuerto es q cada vez la gente quiere menos compromiso y es muchas veces, relaciones en el aire que no puedes dar pasos porque el
    Otro se puede pensar q te metes demasiado. Es muy frustrante y me gustaria saber como actuar. Gracias

    • cristinalago dice:

      ¡Hola Belén!

      Es un buen tema, tomo nota. Pienso que en tu caso sí el problema no es que la gente no quiera compromiso, sino que la gente no quiere estar sola y por eso, entre que llega el supuesto amor de su vida, se meten en relaciones con quienes no les llenan del todo para ir matando el tiempo…

      Importante (lo repito muchisimo) saber escoger. Es darnos valor a nosotros mismos y además el ahorrarse unas cuantas decepciones…

      Abrazos

      • Pili dice:

        Entonces Cristina: ¿cómo deberíamos gestionar ese saber escoger? Supongamos que concoes a a alguien y sientes que hay cierta atracción e interés por descubrir más de la otra persona, ¿qué deberías hacer? ¿Ir quedando con él sin tener mayores expectativas? ¿O no tener citas románticas hasta conocerlo mejor?
        ¿Cómo abordar ese proceso de empezar a conocer a alguien?
        [Me he leído tus artículos de Cómo escoger pareja y La trampa de las expectivas 😉 ]
        Gracias!

      • cristinalago dice:

        Hola Pili!,

        Escoger siempre es una mezcla entre instinto, atracción, cabeza y corazón, por lo que generalmente vamos a necesitar conocer un poco a la persona para saber si realmente nos cuadra. Para un primer encuentro si no conocemos aún a una persona, yo recomiendo siempre un toma de contacto, más que una cita romántica ad hoc. Es un poco violento quedar para una cena romántica con alguien con quien aún no sabes si te vas a encontrar cómoda. Tomarse un café o una cerveza, darse un paseo, en definitiva, algo que de primeras sea más naturalizado, pero que se puede también ampliar si la cosa marcha.

        Abrazos!

  12. Una más :o( dice:

    Hola!
    Cristina…me siento taaaan identificada en tantos posts….

    el mio es un profesional. Se distancia sutilmente, pone barreras, no hace para estar más tiempo juntos, yo me siento horrible, vacia, incomprendida y soy yo la que deja la relación. Y me lo echa en cara y me dice que el no ha dejado la relación. Le he dado un ultimatum, si quiere que vivamos juntos…era de esperar….su respuesta ha sido: no estoy preparado. Lo cierto es que ya de base tenemos una relación complicada, pero…algo no me encaja. Yo pido mas y el me dice que no me puede dar. Esta en terapia y es desde que ha empezado que todo ha ido cuesta abajo… supongo que es lo que quiere y lo acepto.

    Lo estoy pasando fatal, pero creo que ha sido la mejor opcion que tenia, no? Pq nunca estaré (con mayusculas) ni vivire con el.

    Abrazos

    • cristinalago dice:

      Hola Una más,

      Creo que la mejor opción cuando se está en una pareja en la que el sufrimiento es la norma, y no la excepción, es replantearse la separación. Lo del ultimátum es una opción dentro de esta posibilidad, aunque ten en cuenta que si llegase a ceder a dicho ultimátum, la inestabilidad o la sensación de soledad y abandono que sientes en la relación, no desaparecerían. Conozco a parejas que tienen este tipo de funcionamiento y aún viviendo juntos, el que es inestable rompe la relación de la misma manera, se va de casa durante días, pone mil barreras…

      Abrazos

  13. mary dice:

    Hola Cristina!!! Conocí tu blog el año pasado cuando mi pareja me dejo por segunda vez en 10 años y lo único que quería era encontrar respuestas a mi situación. Hace una semana de la nada me volvio a decir que tal vez estabamos juntos por cariño y esta vez yo no aguante más y le dije que esto terminaba y que no lo buscaria más, asi que he cortado todo contacto con él, que si bien lo extraño, esta vez me he preocupado mucho más en mi y no volver a caer en la depresión y en la angustia.
    Comenzamos nuestra relación cuando teniamos como 22 años y estuvimos juntos alrededor de 10 años, yo fui creciendo y de la misma forma mi amor por él fue madurando, en cambio él siente que necesita constantemente estar en esa etapa de las maripositas. Esta tercera vez que terminamos la relación es por la misma situación que no sabe lo quiere, que no sabe si solo estamos por cariño…. en las dos ocasiones anteriores lo pase muy mal y cuando él luego de unos meses volvia porque me extrañaba y no podia vivir sin mi, yo lo recibia y comenzabamos otra vez.

    Yo debo reconocer que lo amo profundamente, pero esta vez me siento cansada de remar sola, que él cada cierto tiempo se ahogue y tenga que salir a tomar aire por unos meses y despues llega renovado.

    Ojala todo fuera más sencillo…

    Cariños!!

    • cristinalago dice:

      Hola Mary,

      Creo que intentar convertir en el definitivo a una pareja con la que empiezas en la postadolescencia debería considerarse deporte de alto riesgo 🙂

      Fuera de bromas, he estado en el rol de la persona que no quiere avanzar y no sabe lo que quiere; y en el tuyo, yendo detrás de alguien que me quería (supongo) pero en el fondo, no quería esa vida que estaba teniendo conmigo. De haber desempeñado ambos papeles, aprendí sobre todo que en esencia el amor es respetar y aceptar lo que la otra persona es, incluso aunque eso vaya en contra de lo que deseamos nosotros y es un aprendizaje que nos da de frente en todo el ego, así que es tan jodido como necesario.

      Una relación es siempre de dos: dos quieren, dos no consideran una mejor opción que tener una vida juntos, dos son dichosos y están dispuestos a renunciar a cosas que en comparación con o que tienen, les parecen irrelevantes. Pero cuando tenemos a una persona que la mitad del tiempo siente que nos quiere y la otra mitad está añorando los Erasmus que no vivió y los polvos que no echó, si le amamos, lo mejor que podemos hacer es liberarle de su dependencia hacia nosotros y que viva lo que realmente quiera vivir…sea mejor, o peor, está en su derecho de quererlo.

      Abrazos y muchos ánimos

  14. Patricia dice:

    Hola Cristina, estoy muy muy confundida me gustaria que porfavor leas mi caso.

    Tuve una relacion de 4 años con mi ex, los dos fuimos la primera relacion seria, eramos felices y compartiamos mucho teniamos planes de irnos a vivr juntos afuera y eso, despues de 3 años y medio terminamos porque peleabamos por todo y yo era bastante malcriada e insegura, despues yo los busque 3 meses llorando para que volviera conmigo el decidido volver y duro solo 3 meses conmigo y volvio a dejarme (a todo esto el mostro un comportamiento muy malo conmigo me mentia y no me trataba bien, cuando el antes nunca habia hecho eso ) terminamos y el decidio irse a vivir solo afuera yo le dije para arrglar las cosas pero me dijo que se tenia que ir a afuera a vivir y ver si yo le hacia falta, a los 2 meses me escribe que quiere verme y lo veo y me dice que esta muy arrepentido y quiere volver y me ama y quiere hablar con mi papa para que me vaya a vivir con el 3 semanas maravillosas sin pelear empezando una relacion tipo prueba a distancia y de un dia para otro me dijo que esta confundido de nuevo porque me extrñaba demasiado y no queria ya tener una relacion a distancia que le daba miedo y que todas las parejas a distancia terminaban y no iba a aguantar verme solo pocas veces al mes durante 6 meses (en 6 meses me iba a vivir al pais donde el uba a estar) y yo me enfureci le dije de todo!! porque me pareciio un juego, quien en 3 semanas cambia de opinion tan rapido!!! y le dije que no me molestara mas y al dia siguiente le dije que trataramos de hablar! y me dijo que yo le pedi que no me molestara y no lo iba a hacer” pero cuando el me ignoraba o me decia que no le hablara yo igual buscaba solucionar las cosas!

    estoy confundida no se si en verdad me ama porque el cambio de un dia para otro es sorprendente por otro lado me siento mal porque hay cosas que no me hubiera gustado decir pero es que despues que me termino dos veces viene y hace esto por 3ra vez en 9 meses!!

    Que deberia hacer? yo lo amo pero soy la unica que intenta arreglar todo y el solo huye.

  15. Laura dice:

    Hola Cristina mi caso es el siguiente tenia una relación de casi 6 años en las que ha sido una relación muy inestable me ha terminado con esta como 5 veces en los cuales se aleja por un tiempo.. Y después vuelve y me busca diciéndome que me ama que yo soy la única mujer en su vida.. Que le otra oportunidad.. Eso fue hace dos años que volví con el.. Desde que volví con el las cosas funcionaban bien.. Desde este año la relación empezó a decaer nuevamente y hace un mes que me dejo me trato muy mal como si fuera lo peor.. Y me dijo que estaba cansado de mi… Mi pregunta es porque actúan así se van vuelven cuantas veces se les de la gana y no les importa hacerle daño a la persona que dicen amar.. Este tipo de hombres lo que buscan realmente porque actúan así.. Quisiera saber si nunca se cansan de hacerle daño a una mujer buena y me gustaría saber si existe la posibilidad que vuelva a buscarme nuevamente para ya ponerlo en su lugar… Gracias

    • cristinalago dice:

      Hola Laura,

      Como comento en el artículo, son personas que siente apego o cariño hacia sus parejas, pero no las aman, más bien dependen de ellas. Como no las aman, se marchan: como las necesitan,vuelven. La particularidad en estos casos es que los “inestables” son personas que no están a gusto solos, pero tampoco lo están en pareja, con lo cual oscilan constantemente entre una opción y otra, no encontrando nunca el acomodo que buscan.

      Si ha vuelto otras veces, no es improbable que regrese de nuevo, sobre todo si no encuentra a otra persona entre medias que supla su carencia afectiva.

      Ellos no hacen esto para causar un daño, solo hacen porque no saben hacerlo de otra manera y porque su forma de vincularse es insegura y ambivalente. Además suelen conectar con parejas que les consienten estos comportamientos, reforzándoselos.

      Abrazos

  16. Barbara dice:

    Hola Cristina, sobre las “relaciones hospital” como le sueles decir, suele suceder con la primera relación post separación? o después de un tiempo se puede seguir teniendo varias “relaciones hospital” consecutivas?
    El caso de un chico que cortó hace un año con su ex, luego salió con varias chicas y todas le duraron poco tiempo, actualmente puede tener una relación hospital con la actual que está saliendo? o la relación hospital se dió con la primera que conoció luego de separarse?
    Espero haberme explicado bien. Muchas gracias, saludos!

    • cristinalago dice:

      Hola Bárbara,

      Te explicaste bien y la respuesta es que sí, por supuesto que se pueden encadenar relaciones hospital. Por ejemplo, una persona que tras una ruptura se quedó dolida y vacía puede buscar una relación tras otra en busca de las sensaciones de enamoramiento, felicidad, plenitud…que le harían salir de esa apatía.

      En el caso del chico que comentas entraríamos en el terreno de la pura especulación, habría que tener algo más de información. Puede que lleve tiempo sacando clavos con otros clavos o puede simplemente que prefiera relaciones sin mucho compromiso en esta etapa de su vida.

      Abrazos!

  17. Daniela dice:

    Hola Cristina, te consulto esto, veníamos saliendo seguido con un chico hasta que en su entorno falleció alguien muy cercano a él, que lo afectó mucho emocionalmente y a partir de eso la relación cambió, ya no nos vimos tan seguido, lo notaba esquivo y él decía que “quería estar solo”. Cuánto puede influir en un vínculo hacer un duelo? y cuánto puede durar esta situación en un caso así? Puede ser estrés y no tener ganas ni de ver a alguien que le gustaba? Cómo me explicarías esto? Sería mejor dejarlo y no tener contacto hasta que él vuelva? Te agradezco tu respuesta.

    • cristinalago dice:

      Hola Daniela,

      Un duelo por un familiar fallecido suele influir en que la persona se siente más triste y necesita más apoyarse en su pareja.

      No obstante si era una relación que acababa de empezar, es normal que tras esta circunstancia, se pierdan las ganas y la ilusión en una situación de este tipo. Depende de las circunstancias…

      Abrazos

      • Daniela dice:

        En este caso la relación estaba empezando, qué se hace entonces? dejarlo estar en su duelo hasta que vuelva solo? o intentar que las cosas retomen su camino como estaban antes de lo sucedido? muchas gracias Cristina.

      • cristinalago dice:

        Hola Daniela,

        Siendo así, entonces lo más adecuado y delicado es dejar tranquila a la persona en su duelo. Si en algún momento tiene disposición o ganas de retomar lo vuestro, siempre te puede localizar. Ten en cuenta que un proceso de duelo supone muchos cambios para la persona y que es posible que la historia ya no se retome más, por tanto es mejor no tener expectativas, ni quedarse esperando, porque él no ha pedido un stand-by, o unos días para reubicarse, se ha ido.

        Un abrazo

  18. Micaela dice:

    Hola Cristina,

    me siento la persona que describes en el articulo, yo pase por algo así los 5 meses de mi ultima relación. El termino conmigo porque me dijo que lo había lastimado mucho, que no se sentía el mismo, que había destrozado su autoestima y en realidad yo nunca me di cuenta del daño que le hacia. Me dolió mucho, le pedí perdón y que nunca mas iba a volver a pasar pero no quiso intentarlo y creo que estaba en todo su derecho. Ya van dos meses que no se de el porque decidí cortar toda comunicación y me encantaría hacer bien las cosas porque me he propuesto ser una persona más estable y controlar mi impulsividad, he crecido en este tiempo y me ha ayudado con el trabajo, la relación con mi familia y amigos. Debería contactarlo o ya no?

  19. teresa dice:

    Hola Cristina, acabo de descubrir tu blog y me està resultando super interesante. Me he reconocido en esto de la pareja yo-yo, y también en ese comentario sobre relaciones cortas que no avanzan – porque no las dejo avanzar yo. Creo que siempre me ha faltado madurez y seguridad para comprometerme con mis parejas por una mezcla entre búsqueda de perfección absurda y una idealización de lo que es el amor muy identificado con el enamoramiento que es inalcanzable. Puedo mirar atrás en mi vida y ver un patrón de comportamiento de una persona que no sabe comprometerse, ni amar bien y esto me pesa mucho. Lo que me pregunto – y te pregunto – es qué hacer para salir de ahí? Por qué esa incapacidad o bloqueo? Ahora no estoy con nadie pero tengo miedo de seguir siempre repitiendo estos patrones. Por ejemplo, ahora me gusta mucho una mujer con la que trabajo, pero ella tiene pareja estable desde hace tiempo, me pregunto si no estaré fijándome en personas imposibles o teniendo relaciones con personas con las que no quiero en el fondo estar por miedo a realmente al amor, a darme digamos. Como una especie de auto-boicot inconsciente. Por otro lado, tengo idealizadas a las parejas, pienso en que esta mujer lleva años en una relación y me parece muy bello, pero yo no estoy muy segura de si soy capaz de construir algo así, y me gustaría.
    Bueno, mil gracias por el blog, es genial. Me planteo eso del coach online porque verdaderamente necesito trabajar este tema. Abrazo!

    • cristinalago dice:

      Hola Teresa

      La búsqueda de la perfección, la tendencia a idealizar, la inestabilidad emocional…la encontramos a menudo en personas con poca experiencia afectiva, chicos y chicas muy jóvenes o a veces en personas adultas con un mayor rodaje que conllevan algún patrón o problema de base que les impide alcanzar esta evolución emocional. Si eres una persona ya adulta, si llevas tiempo queriendo alcanzar esa estabilidad y por lo que sea ves hay algo que te lo impide, las causas pueden ser diversas, pero muchas veces la raíz es el propio miedo al abandono y a la pérdida, que hace que se evite la intimidad y un compromiso profundo. De alguna manera estas conductas que describes impiden que una persona pueda acceder a ti, o te conozca realmente (y el idealizar a tu pareja, la hace también ajena, inalcanzable, distante para ti…) y el resultado es muchas veces que se diluyan rápido estas relaciones ante el propio tedio que supone un vínculo sin verdadera cercanía.

      Abrirse al amor no siempre es algo natural o fluido para todo el mundo…muchas personas tienen miedos, barreras, incluso una costumbre firmemente arraigada de huida…y quien aspire a esa intimidad y esa estabilidad, muchas veces debe trabajar seria y conscientemente para ello. O en cambio, aceptar estas barreras y estos miedos, ser muy autoconsciente y no precipitarse ni forzar la búsqueda.

      Un abrazo

  20. Anonima dice:

    Hola Cristina.

    Llevo siguiendo tu blog desde hace muchos años. Quería comentarte algo extraño que me está pasando y es que he vivido durante mucho tiempo una relación llena de idas y venidas, me ha dejado un montón de veces con sus respectivos regresos intempestivos.

    Esta última vez tuve con él una conversación tranquila acerca de nosotros y decidimos dejarlo “por falta de amor”, vamos que la relación no se sostenía porque el amor es insuficiente. Él tenía siempre el freno de mano echado y yo siempre quise formalizar y publicitar nuestra relación, cosa que nunca se dió. Tras decirle que si no nos presentabamos a las familias, era absurdo seguir en algo que no prospera, aceptó porque dijo que no quería hacerlo. Entonces puse sobre la mesa el tema de nuestra dependencia emocional mutua, y le propuse un tiempo de contacto cero para que nos desenganchasemos por fin y saliesemos del bucle, cosa que está respetando desde hace ya un par de semanas.

    La cuestión es que en todas las rupturas que hemos tenido he sufrido mucho su ausencia, he llorado, he pataleado, he dejado de dormir y de comer… Y esta vez estoy muy tranquila y no entiendo porque.

    Estoy como esperando que llegue ese malestar y simplemente estoy tranquila a mis cosas. No doy saltos de alegría pero no estoy sufriendo. ¿PORQUE? Tengo miedo de que venga cualquier dia el dolor de repente.

    Un saludo. Gracias por tu blog maravilloso y enriquecedor.

    • cristinalago dice:

      Hola Anónima,

      Parece por lo que me comentas que esta última ruptura no ha sido como las otras en el sentido de que tú has tomado un papel activo y has determinado una decisión, mientras que en las anteriores ocasiones no tuviste ningún control sobre lo que pasaba y estabas a expensas de la otra persona (lo cual aumentaba la ansiedad, incertidumbre, angustia…)

      Ahora mismo no estás a la espera, tu cabeza está viendo caminos que antes no había, has tomado una responsabilidad sobre tu vida y has determinado algo que tú quieres y es normal que experimentes una claridad y una tranquilidad que antes no aparecían…No obstante también sería normal que a medida que pasen los días tengas algunos bajones, momentos de tristeza y dolor…un proceso de duelo que antes no llegaste a vivir. Lo que describes es más´bien la etapa de negación y el síndrome de abstinencia y sí, es posible que ya no aparezcan más.

      De todos modos ya nos vas contando 🙂

      Abrazos

      • Anonima dice:

        Hola de nuevo Cristina.

        Tenías razón respecto a los bajones. He intentado evitar cotillear las redes sociales pero el otro día caí, buscaba calmarme porque llevo varios días con ansiedad. Creo que al dejarle yo, él volvió corriendo con su ex, que estuvo esperándolo todo este tiempo.

        No me sentí mejor la verdad, porque me sentí ultrajada. Creo que dentro de mi esperaba que volviese pidiendo perdón por las mentiras engaños y malas situaciones, asi que sí, estaba en fase de negación cuando me encontraba tan fresca.

        Ahora siento rabia y pena por mí misma, por no haber atajado todo esto cuando las primeras veces vi que lo que le pasaba a esta persona es que no me quería. Me obsesioné con hacer funcionar algo a lo que le faltaba lo más importante.

        He perdido mucho tiempo pasándolo mal, y el que voy a perder hasta recuperarme.

  21. Raquel dice:

    Hola. Estoy …o estaba en una relación yo-yo, aunque no he querido ser consciente de ello.
    He pasado por todo tipo de desplantes y rechazos por parte de mi pareja, producto de su malestar o enfado, que eran suplantados por promesas de amor eterno, reconocimiento de no tener ni haber tenido nada en la vida mejor que yo, y un largo etc de maravillosas palabras, sólo palabras.
    Es el famoso campo de minas, donde nunca sabes cuando va a explotar la siguiente, y por mucho que te digan que no hay más y confíes en ello, termina explotando.
    Ahora mismo mi situación es que tras superar una nueva “crisis”, y volver a sentir que de verdad le importo, hace una semana me volvió a hablar de que teníamos que hablar, poner las cosas en claro, etc. Yo, sorprendentemente, le di plantón, y no le he vuelto a hablar ni a escribir.
    El a mí tampoco.
    No ha pasado “nada” que haya desencadenado la ruptura, pero siento que se ha roto. Mi vaso se colmó.
    Hay días que me siento culpable, escribo mucho pero no se lo mando… Me duele que el tampoco contacte… Pero reflexiono y me digo y me dicen (los que me rodean) que es lo mejor.
    Creo que le sigo amando, aunque tb creo que puede ser dependencia y no amor. Le echo tanto de menos.
    Si supiera que él quiere cambiar de verdad y hacer algo por nosotros me comunicaría, pero volver a lo mismo no quiero.
    La relación ha durado año y medio. Y desde el principio fue así.
    Me costó mucho entenderlo, y al final casi me acostumbré a sus idas y venidas, pero lo cierto es que creo que no he sido feliz de verdad, salvo en momentos puntuales, efímeros, aunque inolvidables y maravillosos.
    Es mejor que siga así, sin comunicarme, mientras siga sintiendo que le amo? Cómo debo actuar?

    • cristinalago dice:

      Hola Raquel,

      Las relaciones de este tipo generan adicción, por lo que no siempre es sencillo distinguir entre si realmente hay amor, o sólo es una dependencia obsesiva originada por este juego constante de una de cal y otra de arena. Tiempo al tiempo, pues lo acabarás sabiendo.

      Imagino que en cierto modo la duda que planteas es por saber si él estaría dispuesto a cambiar pero no se atreve a decirte nada porque fuiste tú quien cortaste la comunicación ¿no?. No te preocupes, al romper tú con esta baraja de idas y venidas, él ya sabe que no le funciona la estrategia anterior, ergo si realmente desea estar contigo, tendrá que optar por una aproximación mucho más directa y sincera. Pero no necesitas hacer nada. Un ex que quiere volver a toda costa y que además es consciente de que ha sido él quien generó el problema, es realmente muy insistente.

      Sí te aconsejaría, pues, seguir manteniendo el contacto cero, sobre todo orientado a poder desengancharte psicológicamente de ese vaivén emocional tan intenso. No lo uses esperando que la otra persona cambie o regrese con promesas, no tiene porqué ocurrir y si lo enfocas de esta manera, puede ser una tortura al quedarte en una espera totalmente incierta. Es normal que puedas tener alguna esperanza de que esto ocurra, por supuesto, pero el contacto cero ante todo ha de beneficiarte a ti desde ya mismo.

      Piensa que no sabemos qué hay detrás de esos comportamientos, pero sí sabemos que el amor como tal, no es, ni debiera ser, algo voluble, cambiante y constantemente dañino.

      Abrazos

      • Raquel dice:

        Muchísimas gracias, de verdad.
        Ha sido de gran ayuda tu rápida y certera respuesta. Has entendido perfectamente mi desazón y has sabido dirigirme hacia lo que es mejor para mí.
        Gracias

  22. Patricia villar dice:

    Buenas tardes ,llevo 4 años con un chico más joven q yo ,la situación es difícil por la diferencia de edad y no se atreve a contarlo a su familia,pero si a sus amigos ,la relación ha sido súper intensa a diario estábamos juntos ,pero de repente bien por discusiones estupidas o de repente dejaba de llamarme y verme ,Y no atendía a mis llamamientos ni wasap,ayer volvió a ocurrir por 7 vez en cuatro años y en otras ocasiones era yo la que insistía y escribía wasap,y volvía porque decía que realmente me quería y quería estar conmigo… pero q la situación era delicada,por la edad y mi vida personal,estoy separada y con hijos.Esta vez estoy intentando no escribirle yo ,a ver por dónde sale,pero mi pregunta es ?esto no cambiará?a la mínima vuelve a desaparecer ,fueron unos días luego dos semanas y la ultima un mes ,la más larga.Estoy fatal con ansiedad ,pastillas,y no paro de llorar y temo caer en depresión,nada me hace feliz excepto él,estoy completamente enganchada a el.Me paso el día pegada al wasap y mirando sus redes sociales y a ver si me escribe ,pero nada…y se q en un tiempo volverá…Te agradecería que me orientaras y ayudaras.Mil gracias.

    • cristinalago dice:

      Hola Patricia,

      Parece que tenéis una dinámica muy dependiente por ambas partes, que es lo que sustenta una relación con tantas idas y vueltas. Lo que te puedo decir es que cuanto más se parece una relacion a un culebrón, menos posibilidades tiene de que funcione. Intenta seguir aguantado, porque estás pasando por pleno síndrome de abstinencia y hasta que esto finalice, literalmente estás como una adicta a la que le han quitado su droga y casi no puede ni pensar.

      Si te es posible, intenta cortar con el espionaje compulsivo a sus redes sociales y al whatsapp. Apaga el móvil, ve a dar un paseo, habla con alguien, pero desconecta porque todo ese enganche, obsesión y depresión´provienen de todas estas acciones que estás realizando.

      En cuanto a la pregunta que planteas, evidentemente si vuelve, se volverá a ir…simplemente cada vez que se agobie, se aburra, tenga problemas o le pique un pie, se irá porque sabe que tú le recibes de vuelta, no pierde opciones y hasta podría conocer a otras personas mientras tú le estás esperando, eternamente disponible…

      Abrazos

  23. Kat dice:

    Por los comentarios que he leído, parece que soy la veterana de todos los que han aguantado relaciones yo-yo y han dejado un comentario. Nosotros cumplíamos 10 años en 2 meses. He aguantado 10 años amando a una persona, que no ha sido capaz de comprometerse, que por cualquier cosa quería hacer las maletas. Está última vez le dejé hacer las maletas, porque simplemente ya no puedo más. Mi error está claro, un exceso de paciencia y tolerancia y compromiso. Sus problemas, no los entiende ni él,de lo que somos conscientes ambos es que no tiene capacidad de aguante, es ansioso y tiene muchas neuras, los problemas le sobrepasan, es negativo y no es capaz de ver las cosas buenas en los demás. Excesivamente crítico, exigente y sobretodo susceptible. No llegaba a irse como explicas en el post, pero si continuamente su opción era marchar, y no una vez cada 2 años, como he leído en algunos comentarios, sino una media de 6 veces por año.
    10 años han dejado en mi una brecha, donde de veras ya no tengo ganas de estar con alguien tan difícil, sean cuales sean sus motivos, traumas o lo que sea que le lleva a ser así.Mi autoestima está muy arruinada y no me siento para nada querida. Doy y todo cae en saco roto. La gracia de todo es que el me quiere. Es una pena, porque es una muy buena persona con un montón de cualidades.
    Iba a buscar un psicólogo para superar este último abandono consentido, pero tal vez leyendo este blog todos los días, me resulte igual de útil. Cristina, eres un crack y muy generosa por compartir en este blog, que es de una ayuda inestimable. Un abrazo para ti.

    • cristinalago dice:

      Hola Kat,

      La mayoría de las personas no somos ni buenos, ni malos. Somos neutros y a veces estamos capacitados para hacer el bien, al igual que estamos capacitados para actuar de mala manera.

      La diferencia entre una persona neutra y una buena persona es que la persona neutra tiene una neura y se pira, y la persona buena tiene una neura, se aguanta y se queda porque prima el deseo de no causar dolor.

      Hay muchas más personas neutras que buenas personas: porque ser buena persona, ser una buena persona de verdad, no es fácil. Es un compromiso grande con la vida y con uno mismo, por encima de los propios miedos o impulsos. Es cortarte un brazo antes de dejar en la estacada a una persona a la que quieres, aunque te cueste darte la vuelta en tu huida y volver por encima de tus pasos. Es quizás esa vuelta atrás lo que marca la diferencia entre querer y amar.

      Mereces tener una vida y no ser una actriz secundaria de la vida de otro, de los problemas de otro, de los traumas de otro. ¡Qué cansancio! Ojalá esta vez sea la definitiva, que logres dar ese paso a lo desconocido con la consciencia de haber dado y amado lo mejor que has podido y que puedas descubrir que detrás del miedo no hay más que amor.

      Abrazos fuertes! Y nos vemos por aquí.

  24. Raquel dice:

    Hola de nuevo. Ya hace un mes que nos separamos, sin mediar un adiós, sin palabras. He tenido contacto cero, y él también. No se nada .. pero no he parado de escribirle, sin mandarle, mensajes de rabia contenida, y de lo que me hubiera gustado decirle.
    En estas fechas me gustaría felicitarle, pero no quiero que se confunda, no quiero que crea que quiero nada.y no sé si hacerlo. No le reprocho nada, tan solo le deseo feliz navidad, pero no sé si es contraproducente. Qué hago?

    • cristinalago dice:

      Hola Raquel,

      Después de un mes aguantando ese contacto 0, con lo que imagino que habrá costado, tienes que plantearte qué buscas con ese mensaje navideño y si te compensa exponerte a deshacer el trabajo realizado hasta ahora. Tu cerebro está luchando contra la abstinencia y cuanto más tiempo pasa sin contacto, más desenganchado está…Contactar viene a ser como fumarse un cigarrillo cuando está dejando de fumar y el efecto es el mismo…Puede sentir por un momento alivio de la abstinencia, pero el bajón vendrá después.

      Es tu decisión, por mi parte simplemente recomendarte que hagas lo que consideres mejor para ti y para estar bien.

      Abrazos!

      • Raquel dice:

        Muchas gracias otra vez. A veces es difícil no sucumbir a lo que te pide el corazón, y no recuerdas los malos momentos…

  25. vusatinsky dice:

    Hola Cristina,
    Intento escribirte en dos mensajes porque no se porque no me esta tomando lo que escribo…
    Tengo 36 años y mi ex 37.
    Te escribo porque estoy pasando un momento de mucha angustia que está afectando mi vida y decisiones.
    Hace 1 año y 8 meses me fui a vivir al exterior, sola, solo tengo algunos amigos aquí . A los 3 meses conocí a alguien. Todo fue muy intenso desde el principio, a los 2 meses de salir nos fuimos de viaje a España por unos días, a los 3 meses me pidió de irnos a vivir juntos…le dije esperemos unos meses. Cuando estuve por mudarme un día antes le agarro miedo…de todas formas me mude.
    A los 2 meses y medio me dejo…con todo el lio que llevo para mí en otro país buscar donde mudarme rápidamente.
    Me dejo porque decía que sentía que yo le pedía muchas cosas, que no quería volver a casa porque siempre había algo para hacer y que ya no sentía lo mismo. Justo también unos dias antes le dije de si íbamos a comprar el pasaje para ir a Argentina para yo visitar y el conocer a mis padres, igual esto iba a ser en Octubre y estábamos en Febrero.
    Al mes cuando yo ya estaba viviendo sola quiso volver…Y volvimos..
    Él decía que sabía que no encontraría una mujer que lo ame tanto y le importe tanto de él. (Durante el tiempo que viví en su departamento me volvía loca con pavadas…donde ponía el trapo…si cocinaba el omellete así o asa…yo sentía todo el tiempo que molestaba (y cabe aclarar que soy súper limpia y ordenada). Pero la casa había que arreglarla un poco y cada vez que yo le decía vamos a comprar unas cortinas? Para él eso lo desgastaba…
    Esta primera vuelta le duro 2 meses y medio (en los cuales 15 días estuvo de viaje por trabajo) nos fuimos a Budapest de viaje de 4 días y yo hacia todo por que funcione, porque no tengamos peleas, y yo sentía que el siempre buscaba pelear por cualquier cosa, y lo peor es que se quedaba enojado unas cuantas horas y dejaba de ser dulce conmigo, ya ni me agarraba la mano o ningún tipo de cariño. Cuando volvimos a los 3 días me dejo…otra vez. Porque teníamos varias discusiones, yo diría unas 3 a la semana. Que para mí eran cosas sin importancia, pero él dice que para el no, porque lo que quiere decir es que no nos entendemos el uno al otro.

    • cristinalago dice:

      Hola vusatinsky,

      Los mensajes pasan por un filtro antispam, por lo que normalmente tardan un poquito en publicarse hasta que puedo revisarlos. Pero normalmente salvo que estén muy mal redactados o que sean publicidad, se publican todos. 🙂

      Por lo que cuentas no sé si has llegado a terminar tu historia…¿estáis juntos…lo habéis dejado…?

      • vusatinsky dice:

        Abajo te termine de contar la historia. Espero me puedas ayudar a entender un poco más…lo que más me choca es que dice que fui la mujer que más amo en su vida y que hace 10 años se quiere casar….pero no consigue. Gracias Cristina!
        Valeria

  26. vusatinsky dice:

    La pase muy mal en este segundo abandono, pero por lo menos ya tenía mi casa…le insistí una semana y luego deje. Él se fue de viaje otra vez por trabajo 15 días, cuando volvió a la semana me escribió un mensaje por whats app (había pasado 1 mes y medio de la separación) diciéndome que arruino una de las mejores cosas que le pasaron en la vida, que yo era una mujer increíble que lo quería que lo aguantaba que me importaba…y que él me amaba, y quería encontrarse a hablar. A los 2 días nos encontramos a hablar, vino todo con los ojos rojos, tomamos algo en un bar y me dijo que él sabía que tenía que trabajar muchas cosas de él, que se molesta fácil, que se fijó en las cosas no importantes en vez del amor, que estaba dispuesto a ir a terapia juntos (como yo le había propuesto antes y no quiso), que quería estudiar español y entender más mi cultura. Que yo era la única mujer con quien el quería estar y que entendió que él tenía que aceptar como yo era y no enojarse porque yo no era o no actuaba como él quería todo el tiempo.

  27. vusatinsky dice:

    Me mate durante 30 días siendo traductora 24 hs, y él se enojaba porque yo no le traducía como él quería, porque él quería que le diga una oración y espere que el otro conteste y así ……..
    Al final, volvimos a Israel donde vivimos, y yo estaba muy triste por la separación de mi familia, y él no me contuvo como yo esperaba, en realidad no me contuvo nada. A la semana de semejante viaje a Argentina, me quiso dejar porque nosotros habíamos hablado de irnos a vivir juntos, y él decía que con las peleas y todo eso, el sentía que había algo que no estaba bien, y que no podíamos seguir porque él no tenía ganas de hacer nada para cambiar o mejorar, aunque yo sí, pero el no, entonces no iba a funcionar. Lo convencí, seguimos…
    Ahora hace 1 mes que estamos separados, y no sé qué pensar, leí tu artículo de amores inestables y no sé si el encaja ahí.
    Él dice que nunca amo una mujer como a mí, pero no puede y no quiere hacer nada….
    Yo creo que si uno ama, en 1 ano y 4 meses discusiones no pueden hacer que dejes de amar, todos tienen discusiones, y además me corto 3 veces en el medio, y eso corta cualquier proceso.
    Yo me siento muy culpable de porque no hice otras cosas, o pienso para que me enoje por pequeñas cosas que luego él estaba ofendido por horas.
    Que piensas? Es un tema de inestabilidad de él? De inmadurez? De decir que quiere comprometerse pero se asusta y boicotea? O yo debo ser una pesada…..
    Piensas que volverá? Y sé que debería no volver más con él. Igual creo que esta es definitiva de su parte…

  28. vusatinsky dice:

    Hola Cristina, hace 2 semanas volvio a dejarme. Dice que a veces no entendemos lo que el otro quiere decir y que perdemos mucho tiempo explicándole y que eso lo fastidia y evidentemente nuestra relación no funciona.
    Quisiera saber tu opinión. Mi historia te la conte en este blog.
    Gracias!

  29. Cloe dice:

    ¡Hola Cristina!
    Hace unos días descubrí tu blog y la verdad es que me encanta la manera en que explicas las cosas, con un toque de humor y a la vez de una manera muy realista y práctica.
    Me ha costado escribir este mensaje, en parte porque supongo que sé lo que vas a contestarme y no quiero aceptarlo.
    Estoy en la fase de duelo de una relación que ha durado unos 4 años, y en la que hemos estado, desde hace año y medio con constantes idas y venidas, yo soy la abandonada…
    Nos conocimos hace muchos años, éramos amigos y cada quién tenía su pareja e hijos. Con el paso del tiempo nos separamos y surgió algo entre nosotros. Pero comenzamos cuando yo aún estaba pasando el duelo, que duró como año y medio (estuve casada 17 años y me costó mucho divorciarme, además de que tengo la dificultad añadida de que compartimos dos hijos, uno de ellos con una enfermedad crónica). Esta situación dañó mucho la relación, yo me sentía tan distinta a como soy, cambiaba de parecer de un día a otro, y él obviamente se sentía rechazado, despreciado, etc. Cuando terminó el duelo yo volví a ser la de siempre, y estaba dispuesta a que nuestra relación funcionara, pero supongo que ya había heridas abiertas. Aún así, por muchos altibajos que podamos pasar, después de 4 años -y me atrevería a decir que nos pasa a los dos-, siempre hemos sentido mucho amor en cada beso, caricia y contacto físico, pero en otros aspectos, parece que somos tan distintos.
    Tengo defectos y lo reconozco, soy perfeccionista y tengo un carácter irascible, es algo que tengo identificado como un gran problema en mi vida que debo mejorar, estoy aprendiendo a meditar desde hace meses. Mi expareja es una persona insegura, dependiente, aunque durante las fases que estamos bien, es la persona más dulce, sensible, atenta, servicial, cariñosa… pero cuando se le cruzan los cables se convierte en la persona más fría y distante que jamás haya conocido. No se le da bien la comunicación, por lo que yo pienso que estamos bien, y de un día para otro me sorprende con un ‘terminamos’ y se desaparece de mi vida durante largos periodos, que han llegado a durar hasta casi 2 meses. En estos periodos he sufrido mucho, nunca había sentido tanto dolor, por lo que me pregunto si yo también soy dependiente después de haber leído varios artículos tuyos.
    Creo que volvemos porque soy muy ingenua y nunca había pensado que me deja porque no sabe si me quiere… yo creía que me quería pero que las diferencias entre nosotros habían pesado más. Además, siempre lo justifico de todas las maneras posibles: ha tenido una infancia muy dura, una familia con muchos problemas, una madre bipolar que lo abandonó, tuvo que vivir la muerte de su padre siendo adolescente, etc. Yo siempre le decía que me llamaba la atención que fuera tan buena persona con todo lo que había vivido. Y realmente considero que es muy buena persona, pero con inseguridades y dependencia hacia su pareja (ha tenido muchas relaciones en su vida, y siempre termina huyendo, parece que ninguna lo hace feliz, y mi tesis es que primero tendría que aprender a ser feliz por sí mismo).
    Reconozco que muchas veces los problemas tienen que ver con mi mal carácter, y me siento muy culpable por ello. Soy muy impulsiva, aunque luego me arrepiento, pero considero que cuando exploto es porque veo injusticias en la relación. De un problema pequeño hacemos una bola de nieve gigantesca que termina en separación. La cuestión es que se me va quedando cada vez más grabada la idea de que este hombre puede querer desaparecer en cualquier momento de mi vida. En los periodos en que estamos bien, mi expareja ha hecho cosas para formalizar la relación, siempre ha dicho que quiere que vivamos juntos y lo compartamos todo, pero yo tengo un miedo enorme porque me transmite esa inestabilidad e inseguridad. Aunque lo amo, no me atrevo a dar el paso para que en un tiempo cercano me diga nuevamente que quiere distancia.
    En fin, esta vez creo que es la definitiva, han pasado cosas distintas a otras veces (mi hija está en crisis por su enfermedad y él está al tanto, pero ni esta situación ha sido suficiente para que él intentara apoyarme, me siento muy mal porque precisamente lo que tanto me gusta de él es esa sensibilidad y apoyo hacia mí, lo que me hace poder ver que el muro de la separación ha sido más fuerte, por fin, puedo ver que no me quiere tanto como yo creo, esto me ha dolido, muchísimo).
    Los dos estamos cansados de situaciones repetitivas y estamos haciendo lo posible por tener contacto 0. Yo, tal como en veces anteriores, al principio intenté contactar (siempre me termina por teléfono o msj, y no puedo soportarlo, así que todas las veces he pedido una última conversación en la que como adultos hablemos y expongamos lo que realmente nos pasa, pero nunca acepta). Así que me cansé, envié una carta por escrito en la que le explicaba lo que sentía y a la vez me despedía de él, y a pesar de que hacía tres semanas que no nos veíamos, ese día empezó para mí realmente el duelo (hace una semana).
    Soy consciente de que lo más sano para los dos es terminar con esta relación inestable, pero mi corazón no lo entiende, lo sigo queriendo y me encantaría saber que hay solución a todos estos problemas.
    Te agradezco por adelantado tus consejos y muchas gracias por todos estos artículos tan interesantes.

    • cristinalago dice:

      Hola Cloe,

      Tu ex pareja no necesita una mujer. Necesita una madre.
      Tú no necesitas un bebé. Necesitas un hombre

      Esta es la razón por la que lo vuestro no llega a funcionar. Buscáis cosas radicalmente distintas. Ambos queréis recibir del otro, pero sólo uno de los dos (tú) está dispuesto a dar. Con una relación de este tipo, o te resignas alegremente a hacer una obra de caridad y recoger a este señor cada vez que venga de las historias a las que se dedique cuando se va de tu lado; o te agarras los machos, como dirían los mexicanos y decides que ya no tragas con un sucedáneo de pareja que es tan poco pareja que ni vale para un mal momento. Para besarse, hacer viajes, tener sexo y mirarse tiernamente a los ojos, tendrás a muchas personas disponibles, lo que marca la diferencia es que los que realmente te quieren, te quieren a ti y a tus circunstancias.

      Sé que es la respuesta que más o menos esperabas, la que tú ya conoces y la que promueve un camino que no es el más cómodo, fácil o deseable en estos momentos, pero querida lectora, te vas a sentir tan bien cuando pase todo, cuando no tengas que estar pendiente de las idas y venidas de nadie, cuando te veas dueña de tu vida, cuando aprendas a hacer lo que te apetece sin esperar por nadie, que estar un tiempo subiendo la montaña no suena a tan mal negocio ¿no?. Y añado, que te plantees ¿cuánto de estos problemas de carácter que dices que tienes pueden estar relacionados con el hecho de tener un montón de rabia reprimida por sentir que no tienes el control de nada de lo que sucede en tu vida? ¿Cuánto tiempo llevas sintiendo que estás a merced de los sentimientos o problemas de otra persona?

      Esperar a que tu corazón y tu cabeza se pongan de acuerdo para romper definitivamente, significa prolongar la situación hasta el infinito. Las personas que dejan de fumar, por ejemplo, no pueden esperar a que se les quite un día las ganas de fumar para romper con la adicción: lo hacen cuando todavía están enganchados al tabaco. En cierto modo, tú tienes un enganche emocional muy intenso con este chico, seguramente idealices los buenos momentos y tengas cierto miedo a no encontrar nada parecido. Esto es normal, es parte del proceso. Estos pensamientos se acabarán marchando, estos miedos se acabarán disipando. Paciencia, fe, invierte en ti, en amistad, en viajes, en disfrutar de tus hijos, en conectar contigo y tus necesidades, en mirar hacia adentro, siempre hacia adentro…Fuera, sólo encontrarás reflejos y situaciones que describan tu caos interior. No habrá soluciones, ni avances, si tú misma no cambias.

      Abrazos!

      • Cloe dice:

        Muchas gracias Cristina! Es duro leer tus palabras, porque enfrentarse a la realidad es complicado, pero necesario. Afortunadamente sigo con el contacto cero, y cuando veo que puedo decaer, vuelvo a leerte. Mil gracias por tus consejos.

  30. vusatinsky dice:

    Hola Cristina, te escribi en junio, me encantaría que puedas darme un consejo. El duelo de la separacion se me esta siendo muy dificil. Y lo extraño, se que si le hablo seguramente vuelva. Pero es lo correcto? Me siento muy culpable. Siento que si hubiese hecho cosas diferente el no hubiese dejado la relacion 4 veces como lo hizo. Saludos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s