¿Quién es la pareja del psicópata?

Publicado: septiembre 7, 2016 de cristinalago en Los amores patológicos
Etiquetas:, , , , , ,

victima-psicopata

¿Son su pareja, su víctima, su complementario? Ni la propia persona involucrada en una relación con un psicópata, sabe a ciencia cierta cuál es su rol.

LA PAREJA DEL PSICÓPATA

Era la persona más vital, alegre y extrovertida que he conocido nunca. Tenía una sensibilidad extrema. Supongo que esto le ayudaba, porque de cualquier cosa, ya fuera un paisaje o una casa en ruinas, se inventaba historias que acababan siendo aventuras fantásticas, llenas de magia, en las que siempre ganaban los buenos; qué paradoja. Era tan elegante que la miraba durante horas mientras se arreglaba y se maquillaba.

Nunca me cansaba de repetirme que de mayor quería ser como ella. Supongo que todo lo que estoy escribiendo son recuerdos que muchas mujeres deben de tener de sus madres, y a esto me refiero: era una persona como cualquier otra de las que nos encontramos cuando vamos a trabajar.

Carta de Xantal Rodríguez hablando de su madre, Rosario Endrinal. Indigente golpeada y quemada en un cajero automático por tres chavales de familia acomodada. 

Puede ser una persona luchadora y positiva; puede ser apocada y tímida; puede estar satisfecha o puede no estarlo; puede ser dependiente, puede no serlo; puede tener un físico llamativo o ser discreta como un ratoncillo; puede ser intelectual o vital; puede ser racional o emocional. La pareja del psicópata puede ser de muchas y variadas maneras, pero siempre, siempre, es una persona con un alto grado de empatía.

La empatía es el ingrediente secreto sin el cual tendríamos una alianza de conveniencia y no la particular interacción de poder y sumisión que se produce entre el psicópata y una persona aparentemente funcional.

¿Tiene el psicópata una especie de místico radar depredador con el que mágicamente puede ver las carencias y debilidades de otras personas para poder seducirlas y dominarlas?

S.L, afirma ser, supuestamente, un psicópata integrado. Está casado, tiene dos hijos mayores y desempeña un puesto de responsabilidad en un organismo público; a la vista de todos, es un hombre sociable, carismático, cumplidor. Comenta que ha tenido varias amantes desde antes de su matrimonio, y presume de haber podido mantener incluso tres relaciones clandestinas al mismo tiempo perfectamente organizadas y compartimentadas para que su pareja oficial no supiese de su existencia. Todas las relaciones extramatrimoniales que ha sostenido, han sido tóxicas. Por ejemplo, dice que obligó a una de sus amantes a abortar un hijo suyo, algo a lo que ella habría accedido por miedo a perderle. 

Al preguntarle cómo selecciona a las mujeres y si ve en ellas algo en particular que le haga saber si son vulnerables o dependientes, responde que no siempre. Que él simplemente va probando, probando…y si la mujer responde, es adecuada. Puro ensayo y error, sonríe. 

La pareja del psicópata cree profesar un amor inmenso, un amor de cualidades casi divinas: todo lo perdona, todo lo acepta, todo lo consiente. En realidad, lo que experimenta es una adicción, reforzada por el sistema de premios y castigos que inflige el otro para mantener su provisión de estímulos. A veces la víctima es consciente y trata de desengancharse de la relación, enfrentándose con el temido y temible síndrome de abstinencia.

¿Cuáles son las mayores dificultades a la hora de desengancharse?

  • El síndrome de abstinencia: un conjunto de síntomas ansioso-depresivos habituales en cualquier ruptura. En una relación adictiva, los síntomas se multiplican y las sensaciones pueden llegar a alcanzas cotas de angustia muy altas, con constantes impulsos para retomar la relación.
  • El ego: una de la trampas más sutiles que la pareja del psicópata se pone a sí misma en su proceso de recuperación. Ve al psicópata como un enemigo al que hay que vencer. Aplican el contacto cero con la mera intención de cambiar el equilibrio de poder o aplicar una revancha. Es esencial recordar en estos momentos que el único enemigo real es la propia adicción a la relación y es con ello contra lo que hay que luchar. ¿Reta el alcohólico a la botella o el drogadicto a la droga? Nunca. Se reta a sí mismo.
  • El miedo: miedo a no poder amar, a no ser feliz en una relación, a tener profundas taras mentales que impidan la estabilidad, miedo al vacío…Todos estos miedos están fundamentados en un sentir temporal, no en un futuro real.

¿Qué factores pueden ayudar a la hora de desengancharse?

  • Al pan, pan y al vino, vino: si sufres, te desgastas, te enfermas, te obsesionas y te anulas y destruyes, no es amor. Es una enfermedad o una adicción y estás experimentado el mismo tipo de proceso que vive cualquier otro adicto.
  • No confundir el proceso de conquista con sentimientos verdaderos: es habitual obsesionarse con recuperar la primera etapa de la relación. Se cree que la fase de seducción fue lo REAL, mientras que los comportamientos posteriores son consecuencia de las acciones erróneas de la pareja del psicópata, acciones que deberá arreglar para que vuelva el príncipe o la princesa de los inicios. Que en realidad no existen. La fase de seducción es IRREAL. Lo REAL es lo que acontece a posteriori.
  • Mirar alrededor: amigos, amigas, familiares…ver que otras personas van evolucionando vitalmente, se emparejan, forman familias, pasan malos y buenos momentos, se recuperan…puede reforzar la consciencia de que esto no es un juego, que se pierden años y experiencias de vida en algo que por su propia naturaleza, no puede progresar nunca.
  • Escoger un terapeuta adecuado: si se decide buscar ayuda profesional, no hay que caer en el desánimo y no hay que temer descartar opciones. No todos los terapeutas conocen este tipo de dinámicas de pareja, ni saben cómo abordarlas; es preferible tomarse el tiempo preciso para encontrar a un profesional adecuado y con el que haya una comprensión del caso, antes que perder dinero y sesiones en una terapia que no convenza.
¿QUÉ PASA CON EL CONTACTO CERO?
Si bien el contacto cero es recomendable en general al inicio de una ruptura, en el caso de una relación adictiva, es vital. Aunque sea inevitable que surjan pensamientos relativos a que el psicópata reflexione o cambie al perder a la otra persona, el principal propósito del contacto cero es el desenganche y la recuperación y siempre es aconsejeble trabajar intensamente en este sentido.
Es habitual que existan tanteos durante el contacto cero, más aún en el caso de una persona con perfil de personalidad psicópata, que buscan principalmente el control. Puede que ellos no contacten de forma directa, pero de alguna manera harán saber que la puerta está abierta si lo consideran necesario. Los medios de contacto actuales permiten una mayor variedad estratégica al respecto. El psicópata puede contactar con terceras personas relacionadas con su ex pareja, o bien algo tan sencillo como bloquear y desbloquear de whatsapp para alardear de control.
Ojo: no todo el mundo que hace esto, es psicópata.
EL AISLAMIENTO
Fuera cual fuera el punto de partida en la vida de la pareja del psicópata, en algún punto de la relación se habrá quedado sola, lo que acentúa su dependencia hacia la otra persona.
Esta soledad puede ser fruto de una serie de estrategias de control, o bien de la propia iniciativa de la víctima, que tiende a acabar aislándose en la obsesiva interacción con el psicópata, en torno al cual construye un mundo persistente y tortuoso de falsas expectativas.
Al tomar la decisión de desengancharse resulta conveniente pedir ayuda, ya sea de familiares, amigos o profesionales, pues ellos constituirán un refuerzo muy importante durante los mayores picos del síndrome de abstinencia.
 
LA VIDA QUE TE ESPERA

Un encuentro breve, puede dejar un mal sabor de boca y el breve escalofrío de un niño que despierta de un mal sueño. Una vínculo largo y sostenido en el tiempo, puede generar unos mayores estragos, principalmente por el increíble trabajo de adaptación a lo anormal que ejecuta la pareja del psicópata para poder tolerar los aspectos negativos de la relación sin volverse loca en el intento.

Las secuelas a corto y medio plazo pueden ser tanto físicas como psicológicas: dolores, migrañas, sensación de insatisfacción crónica y de vacío, sentimientos persistentes de depresión, miedos y algunas fobias (por ejemplo, agorafobia o claustrofobia), ansiedad, ataques de pánico, insomnio, fobia social, estrés postraumático…

El trabajo de recuperación pasa por diversas fases, siendo las iniciales las más intensas y aliviándose parte de los síntomas físicos de forma natural al alejarse de la situación conflictiva. Posteriormente, el reconectar con uno mismo, con el propio mundo interior, reconstruir la autoestima y reaprender una manera de vivir estimulante sin necesidad de constantes descargas de intensidad, es una labor que puede conllevar más tiempo y esfuerzo, no obstante los frutos con la debida constancia, son muy positivos.

El proceso de sanación y reconstrucción es muy similar al de cualquier otra persona adicta. El escollo más persistente en el desenganche es aprender a convivir con la vida misma, sin necesidad de infligirse estímulos extremos. La relación adictiva, al igual que cualquier otra droga, produce, en sus picos más altos, una impresionante sensación de plenitud, conexión y vivencia plena del presente. Muchas personas que han vivido este tipo de experiencias se enfrentan a la frustración de no encontrar algo similarmente estimulante en otras fuentes más inocuas, como la meditación, los ejercicios espirituales, el deporte, incluso en otras relaciones sentimentales, véase Las relaciones normales me aburren.

Las mejores herramientas con las que se ha de contar en esta etapa son principalmente, las mismas que precisa el viaje del autoconocimento. Ver, dejar estar, reconocer y verbalizar los propios momentos de vacío y de frustración, ser plenamente conscientes de que estos son estados y sensaciones temporales y que poco a poco encontraremos la manera de ir lidiando con ellos sin que nos precipiten a la angustia.

Liberarse de la culpa. 

Des-responsabilizarse de la otra persona y dejar de justificar sus comportamientos. Da igual lo que sea: sus traumas de infancia (nota: usan a menudo esta excusa, aunque no sea cierta y provengan de un entorno familar totalmente normal) su relación con sus padres, su malvado jefe…sea lo que sea, NADA justifica el maltrato.

Trabajar en la aceptación. No regodearse en pensamientos de revancha o redención. No puedes salvar a nadie de sí mismo. No todo el mundo debe ser salvado, cambiado o redimido. A su vez, encuentra tu propia oscuridad. Tus momentos de ira, egocentrismo, impulsividad, necesidad de estímulos. Imagina a una persona que no puede aprender valores, que no puede aprender autocontrol, que está destinado a vivir permanentemente en estas emociones y sensaciones sin capacidad para crecer por encima de ellas. Perdona y perdónate por  todo.

Un día estarás en algún sitio, quizás en tu casa, de viaje, con tus padres, con tu hijo, solo o acompañado. Y no estará pasando nada de particular, salvo una sola cosa alucinante. Que por primera vez en mucho tiempo, sientes paz.

(Esta pequeña monografía sobre psicópatas, vínculos y sus parejas, no se basa principalmente en estudios profesionales de expertos, si bien han servido de inspiración los libros El maltrato psicológico, de José Luis González de Ribera, el clásico Sin conciencia, de Robert Hare y ¿Es usted un psicópata? de Jon Ronson.

He preferido no obstante emplear los cientos de testimonios que he ido compilando durante años sobre experiencias de este tipo, contados desde el punto de vista de las víctimas, más entrevistaas que he podido realizar y documentación que he ido pudiendo reunir de otras fuentes.

Tengo que agradecer especialmente la aportación de una persona en concreto, que fue quien me señalo la importancia de no caer en las luchas de poder y varias ayudas para el apartado del contacto 0. Actualmente está persona se encuentra todavía en estado de recuperación. Mucho ánimo y millones de gracias por querer compartir y ayudar a otras personas con tu experiencia. Ya sabes quién eres :))

Anuncios
comentarios
  1. Anonimo dice:

    Gracias Cristina. Dejé una relación toxica( o me dejaron.Eso no.importa demasiado) en enero. Después de 9 meses de contacto «0» estaba a punto de hacer una llamada a mi psicópata favorito.
    Una llamadita solo.
    En realidad solo quiero saber que tal le va.
    Y que vea lo bien que estoy y que recuerde lo supergenialY y maravillosa que soy.
    Y que se,de cuenta de que él también me echa de menos.
    Tan fácil.
    Y luego, se acabó….
    Y entonces ha llegado a mi mail este artículo tuyo.
    Y me he dado cuenta de lo que he estado de recaer en el infierno de nuevo.

    Gracias

    • cristinalago dice:

      No, amiga anónima. Ya sabes que la última dosis nunca es la última.

      Aguanta fuerte que 9 meses son una pasada.

      Ya algo me decía que este artículo tenía que ser terminado hoy.

      Abrazos y demos gracias a estas extrañas y maravillosas casualidades.

    • Lagalana dice:

      Me ha pasado exactamente lo mismo q a ti y sincronizado en el tiempo. No hay q interesarse por ellos, dejemoslo ser. Si quieres podemos hablar, mi mail es lovaliosonotieneprecio@gmail.com. Un besazo y gracias Cristina haces retratos perfectos de nuestra realidad.

  2. Óscar dice:

    Cris!! No pensaba entrar para no hacer real lo sucedido, no pasa nada. Si algo he aprendido en poco tiempo es que TODO SUCEDE POR ALGO. Unos tenemos la capacidad de volverlo a nuestro favor y otros no se llegan a querer nunca. Me ha ocurrido exactamente lo mismo que a la chica que escribe arriba. Empezaba a querer saber del pobre diablo, no hay nada que saber. Solo hay que amarse a uno mismo y después a los demás. Empiezo a estar sincronizado con la matriz y tu eres una de las piezas responsables de esto. Un abrazo com todo mi corazón Cris!!.

  3. Carola dice:

    Ufff me di cuenta del tipo de relacion que habia tenido meses despues de terminar con él. Duré 5 meses y ya no daba más de tanto psicopateo! Es tan indigno estar así con alguien. Es una estafa emocional, uno se siente un mendigo…Lo que a mi me salvó fue mi amor propio, y eso que pensé que ya no lo tenía….Uno está en un naufragio emocional y créanme que la única manera de salir de eso es encontrándose a uno mismo, no hay otro remedio! El autoestima, el amor propio y el orgullo de ser quien uno es (o era) son las únicas herramientas para navegar en ese tsunami de emociones…. todo eso y tiempo. Buscarse hasta encontrarse… y de ahi para adelante! No es fácil pero es una prueba de oro, un gran aprendizaje. Aprender a soltar y dejar ir lo que a uno le hace mal y no le conviene …

    • Anónimo dice:

      Que increible articulo, empeze a leerte cuando buscaba respuestas a mi relacion con una persona que al principio parecia la respuesta a todo lo que buscaba ,y luego me di cuenta que algo era diferente en el, el me encontro en mementos dificiles, yo siempre fui muy positiva y muy confiada! Nunca pense que alguien que decia quererme tanto me pudiera causar tanto daño emocional, me dolio mucho darme cuenta de tanto egoismo y tantas mentiras, lo que escribes en este articulo describe exactamente todo lo que senti.
      Me costo muchisimas lagrimas y fuerza dejarlo , aplique wl contacto cero por segunda vez , y se que esta vez es para siempre.
      hoy estoy mejor y muy fuerte ,y felix porque pude salir de esto que creia imposible
      Gracias Cristina porque tus articulos has sido parte de mi recuperacion.

  4. Soren dice:

    Vaya !!! como siempre, desde que te conozco, no das puntada sin hilo. Dicho no como un reproche, no me hagas esto Cristina!!!! Actúas como un oráculo y como tal siempre queda uno sólo ante la elección, el trastorno es tal que duda de si no estará uno haciéndose la víctima, todo lo que tiene un principio tiene un final, no se puede cuestionar, pero tela!!!! El precio se dispara a cotas que dan miedo! Que mal paga la vida según que capacidades.
    Un abrazo!! Un millón de gracias!!!!!

  5. L dice:

    Hace más de un año (largo) te escribí, por otro canal, Cristina. Intercambiamos largos emails y me ayudaste un montón. Me dijiste que te había cautivado la forma de contarte mi historia.

    No concretamos si el era un psicópata o no, pero que identificada me siento. Y leo esto y es punto por punto clavado. A día de hoy estoy bien, ya no sufro desde hace tiempo y lo he asumido, aunq alguna vez me surge algún recuerdo q hace experimentar durante una milésima de segundo la tristeza y la angustia por la perdida de la relación.

    Sin embargo, ya nadie me humilla, machaca mi autoestima, aplica la ley del hielo o directamente no me da el lugar que merezco. “Los que te quieren es porque no te conocen” es una frase que se me quedó clavada durante mucho tiempo…

    Poco a poco he salido adelante. A el lo bloquee aunq tengo contacto con el por el trabajo de forma puntual. Tampoco hizo por tantearme en exceso ni querer nunca aclarar ni pedir perdón.

    Fueron dos años llenos de sufrimiento para mi, dos años de los que no guardo nada bueno y que a nivel de conceptos de recuerdos anulan el significado de relación sentimental. Me siento como si el nunca m hubiera querido, como si yo fuera un medio para conseguir algo, como si hubiera vivido una farsa con el

    Hoy no kiero saber de él, sólo kiero ser feliz y Sana.

  6. Jimmy dice:

    Gracias por el artículo, me gusta mucho tu enfoque sobre las relaciones.
    Sólo me gustaría comentar que para mi uno de los despertadores que más fuerte he oído, en este camino de conocer y conocerse, ha sido la teoría de la Comunicación No Violenta (NVC en sus siglas en inglés) de M. Rosenberg. Su filosofía sobre el ser humano y las relaciones me ha ayudado a reorganizar pensamientos sobre las luchas de poder, la culpa, y el perdón. Creo que una de las cosas más difíciles de hacer es cambiar una educación competitiva orientada al juego de ¿quién gana? por el autoconocimiento, la empatia, las necesidades y sentimientos, y la felicidad, aunque parezca mentira y sea desalentador. Pero, aún cuando uno no sea capaz de llevarlo a la práctica en todo momento, el cambio de perspectiva es un paso gigante que se agradece cada vez más por lo que siempre merece la pena intentarlo.
    Una de las mejores sensaciones vitales es dar desde la felicidad compartiendo con quién de veras lo merece

    • cristinalago dice:

      Hola Jimmy,

      Está claro que muchos males provienen del propio enfoque vital con el que convivimos socialmente, donde se fomenta la lucha de poder y el enaltecimiento de los egos, todo ello al servicio de unas estructuras socioeconómicas fundamentadas en la pura dependencia y en el miedo a dejar de ser esclavos o bien de otros, o bien del propio sistema.

      Es muy curioso cuando en este aspecto, nos constrastamos con algunas filosofías y modos de vida de otras zonas del planeta que priorizan la aceptación y la colaboración, antes que la competición. No obsta, eso sí, que estas sociedades también detenten sus propios problemas.

      Un trabajo disciplinado, cuasi militar, el de domeñar al ego, pero con unos frutos muy satisfactorios 🙂

      Abrazos

  7. Ana dice:

    3 meses juntos y hace un año me entere que era un mujeriego empedernido. No deja una suelta pero tiene buena estrategia pq no lo parece, parece un tio facil y divertido q te trata muy bien.
    Este año, como estaba enganchada a el, nos hemos visto varias veces, nunca pensaba enamorarme de un tipo de tio asi, pero asi fue pq cuando lo conoci no lo sabia.
    Siempre me busca el y siempre me juro q no le voy a contestar. Y termino haciendo lo contrario y me siento mal conmigo misma por no tener fuerzas de decirle lo que pienso
    Leo esto y me hace razonar
    Un mujeriego me parece una especie de psicopata, tampoco te deja q es lo que me gustaria, que no me contactara, pq yo no tomo nunca la iniciativa
    Es dificil, saber q algo no te conviene, no tiene futuro, eres un numero mas… Y me considero una tia despierta, con muchas aptitudes, fuerte y sin embargo con mucha falta de cariño.
    Cual es el camino?

    • Oscar dice:

      Hola Ana, el camino es que no hay camino, el camino es experimentar y no tener apegos, no NECESITAR. Ámate a ti la primera, tente el mayor cariño a tí, no te apegues a nada ni a nadie, si ves que por algo un chico o cuarenta!! no te llenan, no te hacen sentir bien por algo, sigue buscando o te llegará…ese es mi aporte y mi aprendizaje. Un abrazo!!

    • cristinalago dice:

      Hola Ana,

      Puede haber rasgos comunes (narcisismo, poca o nula empatía)…aunque un mujeriego a veces es simplemente una persona adicta al sexo, a la conquista…y la adicción ya sería otro tema aparte. Él tendría que reunir muchas más características para poder saber si encaja o no con ese perfil.

      El punto de partida es darte cuenta de que aunque tú necesites cariño, esa persona no siente ningún tipo de cariño por ti y el hecho de que te busque, no significa que seas relevante para él. Mejor buscar el cariño en otra parte y aplicar el contacto cero a quienes no ofertan más que amores de saldo.

      Abrazos

    • Raque dice:

      Parece que estas contando mi historia. Me pasó exactamente lo mismo que a tí aunque yo veía que era mujeriego desde el principio. Decidí dejarlo en enero pero siguió buscándome y en julio cometí el error de volver a responderle por whatsapp y dejar que se autoinvitase a un viaje al q acabo de ir con unos amigos mios. Alli volví a caer en la tentación pero después del viaje le he bloqueado y estoy decidida a no caer más. Lo pasé muy mal desde enero pero ahora ya estoy recuperada.

  8. Anónimo dice:

    Hola Cristina!
    Tenía ganas de decirte que me has acompañado de la mano durante muchos meses en mi paso de estar bajo mínimos a todos los niveles a volver a ser yo otra vez! : )) yupi!!
    Estuve 5 años con una persona, a mi modo de ver muy difícil, un pozo sin fondo, y leyéndote he entendido muchas cosas de él, de mi y de las relaciones y si me apuras una nueva manera de ver la vida, las persona y sobretodo a mi misma.
    Decirte que muchísimas gracias y que si hubieras conocido el trapito que era hace un año y medio y ahora, estarías muy contenta, creo.
    Un beso enorme y muchas enhorabuenas por tu nueva etapa!!! ; )

  9. marta dice:

    Hola Cristina! Gracias por tu entrada, como siempre clara, didáctica y oportuna 🙂 Me ha encantado que, además de describirnos al psicópata, nos muestren también a su pareja. Está bien saber identificarlo a él, pero también tomar conciencia de lo que hacen mal las víctimas. A veces, sobre todo las mujeres, perdonamos y justificamos demasiado. Y lo peor, nos ponemos como meta o “reto” lograr que nuestra pareja cambie. Estoy de acuerdo en que el ego es un obstáculo para salir de las relaciones tóxicas. Todas hemos fantaseado alguna vez con la idea de ser la “definitiva”, la que marca la diferencia y logra que salga el ser sensible que nuestro novio lleva dentro.

    Ps. Te recomiendo que leas a Vicente Garrido Genovés, aunque sé que tú prefieres Basarte en tu experiencia como terapeuta, y eso nos encanta. Un abrazo

  10. Rey dice:

    Hay tal vació emocional y tenemos tal dependencia de los otros para nuestra felicidad que es una autentica barra libre para los vampiros de emocionales ( narcisistas-psicópatas)

    • María de los planetas dice:

      Tiempos tóxicos los de estos días… ya lo dice Cristina. Entre dependientes por un lado y vampiros que van de falso carpe diem por otro… menuda empanada!!

      Lo que llamamos un vacio emocional y dependencia en gran parte es el modelo encubierto que ha estado presente en la historia más recicente, un modus operandin fomentado socialemente en nuestra cultura desde todos los ángulos durante muchas décadas y donde no “comulgar” con el status quo era estar loco o ser un viva la Virgen!

      Lo que queda claro es que salir de ese modelo ha ido mucho más rápido que lo que nuestra mente y nuestro ADN han podido adaptar. Ahora es todo lo contrario, todos los mensajes en nuestra sociedad son lo contrario: liga mucho, muy rápido, y gente cada vez guapa, desaparece rápido, muevete rápido, liga muchas personas, prueba todo, o casate rápido, triunfa mucho, gana mucho…. y si no lo haces: ” ¿eres tonto o qué?”.

      Pero las personas no hemos podido adapatar ese cambio tan rápidamente, y menuda empanadaaaa!!!

  11. Rolando B. dice:

    Mención especial para los/las psicópatas que te hacen llegar a creer que el enfermo eres tú, nada mejor como acudir a un buen terapeuta (lo que hice en mi caso) para que te devuelva al estado normal.

    Mucho dolor y mucho sacrificio.

    Nada mejor que saber que el verdadero psicópata, años después aun sigue yendo de víctima y acumulando fracasos.

  12. cristinalago dice:

    Hola P,

    Por lo que se suele ver en estos casos, lo de que la niña crezca sin su padre, a veces es el mal menor, sobre todo cuando la presencia de dicho padre seria más dañina que su ausencia.

    Abrazos

  13. Hilda dice:

    Gracias Cristina. Lo que escribes realmente me abrió los ojos, aunque creo que me hice la ciega a propósito, son 25 años viviendo con un hombre que no sólo me anuló cómo persona sino que también lo hizo como madre, como profesional y ahora estoy aquí, a mis 54 años, queriendo levantarme pero tengo el alma toda llena de heridas unas más profundas que otras la u i a diferencia es que unas sangran más que otras, estoy tratando de levantarme pero que difícil se me hace, no hay una mano amiga que me sostenga porque estoy completamente sola gracias a este hombre que me aisló de mi entorno, mi autoestima está tan baja que me da miedo de salud al mundo y gritar que aún estoy viva y aun puedo ser útil, a veces hay rezagos de una rebeldía que no se atreve a morir y la que ne hace sentir aunque sea por minutos que yo puedo salir de esta adicción que me está destruyendo. Recurro a ti como mi balsa de salvación. Leyendo comprendo que no es fácil admitir que él nunca va a cambiar, solo yo lo hice y para mal mio. Gracias por tu ayuda

  14. Kika dice:

    Hola Cris, como estas?
    Excelente articulo…
    Pues creo que yo fui el juego de un psicopata… Que desagradable que existan personas asi… Que uno para ellos es un objeto del que se obsesionaron, solo eso…
    Como tu dices que te llamen, o busquen no quiere decir que uno sea importante para estos sujetos…
    Imaginate que este ser dice “prefiero que me odies a que me olvides” pero a la vez dijo entre lineas y muy directamente tambien que a tenido otras parejas, mi pregunta, por que tanta maldad? o acaso sera algo de forma inconciente?
    En fin quiza lo verdaderamente importante es salir y querer salir del circulo donde esos enfermos quieren que estemos…
    Gracias Cris.

  15. Edurne dice:

    Quisiera saber si este tipo de personalidad se da mas en hombres que en mujeres ????? Cuando se habla de un psicopata se hace referencia a su personalidad o es realmente una enfermedad, y si fuera así, tiene cura?
    Gracias por tu artículo, me ha llegado en un buen momento y reconforta conocer el porqué de las cosas…

    • cristinalago dice:

      Hola Edurne,

      Sí, en efecto son más habituales estos rasgos en hombres que en mujeres, aunque existen mujeres igualmente que detentan una personalidad psicópata.

      La psicopatía no se considera una enfermedad mental o un trastorno, sino un tipo de personalidad, no la más habitual, pero sí bien afincada y establecida.

      No me consta ningún caso en que una persona de perfil psicopático se haya “curado” (por así decirlo, ya me entiendes).

      Un abrazo y me alegro de que te haya servido este artículo para saber un poquito más del tema en el momento justo 🙂

  16. Janeth dice:

    ¡Ah, pues sí! ¡Ahora me entero de que el tipo es un psicópata! Y no lo digo con ironía, es verdad.

    Hola Cristina, muchas gracias por esas palabras. Me has dejado aun más claro el camino. Definitivamente estuve en una relación con un psicópata. Lo bueno es que hasta ahora me entero porque me habría muerto de la decepción al pensar hasta que punto mordí el polvo.

    Fue duro salir de la relación y mantenerme “sobria” (esas relaciones son como una droga).

    Ahora que todo pasó y me considero curada no puedo creer como caí en eso.

    Saludos y gracias de nuevo.

    • cristinalago dice:

      Hola Janeth,

      Es genial que otras personas puedan leer casos como el tuyo y saber que es posible recobrar la normalidad tras una relación de este tipo. Mucha gente en estos casos cree realmente no poder vivir sin esas relaciones y es un factor muy persistente que impide abandonarlas.

      Se puede vivir bien (y muy bien) sin una mala relación, sea con quien sea.

      Eso sí, después nos toca cuidarnos de las emociones fuertes 🙂

      Abrazos

  17. pox dice:

    Hoy estoy de bajon… llevo dos semanas de contacto cero y hoy me entero por varios medios y este articulo….que mi ex pareja es un psicopata o narcisista o una mezcla de ambas 😦 estoy rota, pq a pesar del dolor y sufrimiento…si aparece por la puerta, me voy con el…en el fondo deseo volver con el… que enganche tengo…es impresionante. Pero visto lo leido… contacto cero y dar la relacion terminada, aunque no quiera que las cosas sean asi.

    Gracias Cristina por tus articulos y dedicación!

  18. Una mas dice:

    Hoy estoy de bajon… llevo dos semanas de contacto cero y hoy me entero por varios medios y este articulo….que mi ex pareja es un psicopata o narcisista o una mezcla de ambas 😦 estoy rota, pq a pesar del dolor y sufrimiento…si aparece por la puerta, me voy con el…en el fondo deseo volver con el… que enganche tengo…es impresionante. Pero visto lo leido… contacto cero y dar la relacion terminada, aunque no quiera que las cosas sean asi 😦

    Gracias Cristina por tus articulos y dedicación!

  19. Maria dice:

    Hola a todos!
    Llevo 10 meses de contacto 0. Pero estoy contenta porque ya no me duele.
    Sigo pensando en él cada dia…pero llevo unas semanas sin dolor. Creo que veo la luz.
    He atravesado un desierto muy duro pero el blog y las experiencias de los que han escrito me han ayudado mucho.
    Gracias

    • cristinalago dice:

      Hola María,

      10 meses de contacto 0 es una pasada. En este proceso cada día sumado cuenta, porque cada día cuesta.

      Si empiezas a tener tus momentos de alivio, estás ya saliendo. Cuidado también porque aún puede venir algún bajón, pero esto no implica una vuelta atrás y entraría dentro de la normalidad en tu duelo.

      Abrazos y sigue peleando duro

  20. Bego dice:

    Querida Cristina:

    Llegué a ti hace 2 años a raíz, como no, de una relación tóxica con una persona con nula empatía. Fue una experiencia llena de faltas de respeto y desprecios desde el primer día de alguien que creía mi amigo, manipulaciones tan sutiles que tenía la sensación de estar volviéndome loca.

    Recuerdo que en aquella época, cuando tuve el valor de alejarme porque sentía que mi propia cordura estaba en peligro, mi sensación de vacío vital era tan grande como un agujero negro que me devoraba desde dentro. No podía ser casualidad, yo había vivido aquello por algún motivo, qué demonios me estaba pasando, cómo no lo vi venir si era capaz de ver que no me convenía esa relación, que realmente no la quería; y sin embargo sentía que había removido lo más profundo de mi alma.

    Al principio inicié una búsqueda compulsiva por saber más sobre la empatía, la psicopatía, las relaciones tóxicas, tenía que saber qué había pasado, aquello no había sido normal. Entonces me di cuenta de que no sabía nada sobre mí, era yo normal? Así empezó todo.

    Pero lo que con el tiempo, las lecturas y la ayuda profesional (hacerlo sola es muy difícil) fui comprendiendo era que las respuestas estaban mucho más cerca.

    Lo verdaderamente importante de esa relación era que había abierto una pequeña ventana a lo más profundo de mi ser. Allí estaban todos los sentimientos que negaba, todos los defectos que no quería aceptar, todas las miserias y necesidades que no quería reconocer; mi debilidad, mi vulnerabilidad. Ése era mi regalo, verme por primera vez.

    Es duro, muy doloroso, arduo, sin garantía de resultados, al principio incluso desalentador. Pero hay que perseverar, ser consciente de la importancia de lo que estamos haciendo, se trata de nuestra propia vida, porque el conocimiento de uno mismo es el camino más liberador que jamás haya emprendido.

    Absolutamente nada externo puede llenar nuestros vacíos, ni personas, ni cosas materiales, ni éxitos. El secreto está en mirarse uno mismo, en llenarse de uno mismo.

    En este blog Cristina tú lo expresas muy bien en cada artículo. Leerlos es un inmenso placer por lo mucho que reconfortan.

    Éste es mi agradecimiento por estar ahí, porque aunque no nos conocemos te siento muy cerca.

    Gracias!!

  21. Anónimo dice:

    Hola, llevo ya ocho años enganchada en una relación tóxica. Ha habido periodos de hasta 2 años sin tener contacto con él, pero acabé cayendo de nuevo. Considero que esto es una adicción, con efectos superdestructivos en la autoestima. Ahora llevo mes y medio sin tener contacto con él, cada dia es una lucha constante por no volver a caer

    • cristinalago dice:

      Hola Anónimo,

      En efecto, es una adicción y como todo adicto que decide desengancharse, es un trabajo de toda una vida. No obstante, si estuviste dos años sin contacto y recaíste, quizás convendría probar cosas nuevas en esta etapa que no se hicieron en las anteriores.

      Un abrazo y mucho ánimo!

  22. Anónimo dice:

    Hola ,a todos
    Los Psicópatas desde la psicología los podríamos ubicar dentro del trastorno narcisista antisocial de la personalidad, son personas que no se someten a un tratamiento , por eso es muy difícil su recuperación, no son susceptibles a una terapia. Porque lo harían? se creen superiores a los demás y los problemas los tienen los demás, pero tienen puntos débiles.Son tan manipuladores, que pasa algún tiempo hasta que la victima lo descubre,.en mi caso es una mujer la pareja de mi hijo, y aunque yo veía claramente su juego y lo alerté estaba tan atrapado que poco pude hacer, para salvarlo, logro salir y separarse pero siguió hostigándolo, logrando que viviera en un estrés permanente y a raíz de esto tuvo un accidente fatal.Mientras nosotros, su familia, vivimos en duelo, ella sigue por la vida sin culpas y sin inmutarse,.por eso es importarse amarse a si mismo de manera saludable y alejarse de estas personas sin mirar atrás . Suerte para todos

  23. Luchadora dice:

    Hola, mi proceso lleva 10 meses, terminamos, volvió, lo acepté de inmediato por que lo amaba, me juró amor eterno y nos casamos. Tenemos 2 hijos. no puedo tener contacto cero desde que nos volvimos a separar. ahora leo esto y fuí victima de maltrato psicológico.
    Como recuperase de esta dependencia cuando hay hijos en común?
    saludos

  24. Complicada Vida. dice:

    Hola Cristina!
    Leo tu artículo por vez primera y. ….ME ENCANTA TU MANERA DE EXPRESARTE!!! Eres muy directa y positiva!
    Bueno, aqui tienes a una victima más de un narcisista, sicópata, celotípico, bipolar, squizófrénico y un largo etc…..
    Llevamos en total 13 años de relaciones: 2 hijos en común. Pero qué desastre! Los primeros 10 años fueron ininterrumpidos. Hasta donde sé, no hubo traición. Ahora sí, mucho maltrato sicológico, emocional.
    Desde el mismo comienzo me acusaba de ser ‘gay’, de que me gustaban las personas de mi mismo sexo. Según él, lo sabía porque se lo habían dicho. Si bien no tengo nada en contra de ése estilo de vida, ni de la orientación sexual ajena, en mi caso personal, JAMÁS he tenido nada que ver, ni que se relacione con éso! Sin embargo, No bastaba el diccionario completo para convencerlo de lo contrario! Es horrible que te estén acusando dia y noche de lo que tú no eres!!! Realmente me parecía estar viviendo la vida de otra persona! …qué no hubo en ésta relación? Hubo muchísimas lágrimas, me dejaba de hablar, me acusaba de traición, me convirtió en una dependiente de él al despojarme sutilmente de mis cosas, de mis pertenencias, por lo que, cuando quería romper con él (aún sin saber que era un loco sicópata ó narcisista porque no sabía nada al respecto en ése entonces) no podia, ya que carecía de TODO! Al Cabo de los 10 años, por razones ajenas a nosotros mismos, decido separarnos (por culpa de que no me daba el lugar que yo entendía merecía ante su padre) Él estuvo 100% de acuerdo a que me fuera. ..pero, no podia llevarme absolutamente nada de la casa, pues, “ya nada me pertenecía” según él. Pedí ayuda a mi familia (madre y hermanos) y me fuí! Pero, no dejaba de molestar! Comenzó a verme màs independiente, con un trabajo seglar, con mi nuevo carro. …recuperándome de las cenizas! Así pasaron 18 meses. …todavia no sabía nada de éste tipo de relaciones complicadas. .. ignorante totalmente! Luego regresa, pidiendo Perdón, prometiendo un sinfín de cosas, un futuro maravilloso y. ..yo incauta, ovejita al deguello, caí! Creo que está demás decir que, nada cumplió! Y lo que es peor, apenas duramos unos meses, tuve que empezar de cero otra vez! Re-establecerme! Y como un ‘tiro de gracia’ me está tratando de quitar a mis hijos legalmente! Haciendo que ellos se viren en mi contra! Haciendo un buen lavado de cerebro a los pobres inocentes! …
    Dos años y medio llevo ya separada, no puedo hacer contacto 0, pero sí contacto mínimo! . Creo que he andado la mitad del camino ya! Ahora sólo me preocupa rescatar a mis hijos de ésa miserable vida y seguir adelante sola, como hasta ahora he hecho! No sé, ni me interesa saber mi futuro! Sólo vivo un dia a dia!
    Éso sí: completamente segura de que tomé la decisión correcta al dejar atrás tanto drama y confusión sin sentido, de una vez y para siempre jamás!
    Amén!

  25. Alabama dice:

    Hola Cristina, interesantísimo tu blog.

    Os cuento brevemente mi historia, porque necesito consejo.

    Llevo años enamorada de un amigo al que he visto poquitas veces (vivimos en ciudades diferentes). Él siempre me dijo que no me quería y que no quería una relación, pero evidentemente yo esperaba que cayera rendido a mis pies. No quería una relación, pero se comportaba como si la tuviésemos. Quería tenerme de marioneta: mensajes diarios, algún encuentro y lo típico para agrandarle su ego. En síntesis una personalidad que se asemeja mucho a la del psicópata, porque quería tenerme enganchada pero sin compromiso, siempre a su merced.

    En los últimos tiempos me he sentido muy maltratada además, con mensajes cortantes y una actitud hacia mi persona muy fea, me hacía sentir incluso miedo, porque nunca sabía lo que me tocaba: hoy hablamos o no, hoy estoy cercano o distante, hoy me desconecto… Decirme no quiero hablar y ver que está hablando con otras personas, por ejemplo.; tirarle los tejos a otras chicas, etc. Así que hace unos días corté el contacto completamente porque tenía la sensación de estarme volviendo loca.

    Al cortar él me escribió fríamente pero intentando que continuase nuestra no-relación y yo me negué porque ya no podía más. Le dije que mejor dejarlo por imposible.

    No ha vuelto a decirme nada, y aunque no lo quiero en mi vida siento mucha tristeza y en el fondo querría que me escribiera y me propusiese una relación de verdad. Pero eso no va a pasar.

    Lo he leído en las redes y se comporta de manera idiota, tirando los tejos a chicas y explicando cosas que sabe que me van a molestar. Yo no me he dado por aludida.

    ¿Qué puedo hacer para encontrarme mejor?
    Estoy haciendo terapia, leo sobre psicología, pero sigo sin poder afrontar esto.

    Sé que no debo de leerlo en las redes, pero lo he leído y él está tan feliz o lo simula para hacerme daño, no lo sé.

    ¿Qué puedo hacer? A veces tengo ganas de morirme.

    • cristinalago dice:

      Hola Alabama,

      Este tipo de relaciones donde te enganchas de personas que te dan una de cal y otra de arena, pueden resultar adictivas al no tener control sobre tu propio ego.

      Independiemente de lo que sea esta persona, si es un psicópata, un narcisista o simplemente un gilipollas, tú eliges permanecer metida en el juego esperando que ocurra algo que te haga salir victoriosa con respecto a él y esto nunca va a ocurrir. No le vas a ganar, conquistar, conseguir que cambie o recibir su amor, que dicho sea de paso tampoco tiene pinta de ser la gran cosa.

      El contacto cero no sólo implica no tener comunicación directa, sino el evitar recibir información para posibilitar que tu cerebro pueda desengancharse de la situación y pasar por su síndrome de abstinencia (sí, es eso que hace que tengas ganas de morirte y sí, se acaba pasando totalmente), algo que no ocurrirá si permaneces espiando sus redes sociales. En sus redes sociales no vas a encontrar respuestas, certezas, ni decisiones, sólo teatrillos cutres y despliegue de egos.

      Evalúa la opción de bloquear si no puedes reprimir el mirarlas o de tú misma darte de baja y no utilizarlas por un tiempo. Si prefieres no hacerlo, te recomiendo un grupo de Facebook que se llama Comunidad Zero, es un grupo de ayuda para personas que han estado en este tipo de relaciones y están precisamente pasando por el contacto cero.

      Abrazos!

      • Alabama dice:

        Muchas gracias por tu respuesta, Cristina, y por todo el blog, que es magnífico.

        Lo he bloqueado en todas partes y voy a hacer un esfuerzo grande por no leer la única red a la que tengo fácil acceso aunque me dé de baja, ya que es un foro público.

        Es una persona a la que tenía idolatrada, pero el maltrato de los últimos tiempos me ha hecho abrir los ojos. Me dio fuerzas pensar que ante todo está mi dignidad, y leer tu blog me ha clarificado muchas cosas en las que yo no había reparado.

        Tu modo de expresare es directa y clara, me gusta muchísimo.

        Voy a leer el grupo Comunidad Zero, para coger fuerzas.

        Saludos y gracias por tu dedicación y artículos !!

  26. Alabama dice:

    Hola Cristina, me encanta tu blog y lo he leído prácticamente todo. Me ayuda mucho a esclarecer todo lo que me ha ocurrido.

    Respecto a mi caso, voy pasando bajones, pero me rehago pensando en el maltrato que sufrí.

    También tengo sentimientos de rabia hacia mi propia persona, por haber consentido ese juego durante tanto tiempo… yo, una mujer culta, viajada e independiente. A la vez no puedo evitar sentir tristeza por el hecho de que él no me haya contactado; lo siento como un desprecio hacia mi persona. Sí que me escribió cuando lo bloqueé, pero con la intención de seguir el mismo juego, y no, eso se terminó.

    En fin, lo estoy pasando mal, y lo que menos me gusta es la rabia contra mí misma. ¿Qué puedo hacer para no sentirla?.

    Muchas gracias de antemano,

    Alabama

    • cristinalago dice:

      Hola Alabama,

      Cuando experimentas rabia hacia ti misma, estás juzgando y condenando una parte de ti y el camino para encontrar esa paz que estás buscando, empieza por asumir tus sombras y trabajar en la autoaceptación.

      La realidad es que nacemos siendo unos desconocidos para nosotros mismos y tenemos toda una vida por delante para saber quienes somos.

      Nuestra autoimagen es como un mapa que se va llenando por el camino y en el que siempre falta algún territorio por explorar.

      ¿Qué te lleva a una relación adictiva? Necesidad de ser amada, necesidad de ser incluso idealizada por alguien a quien consideras de alguna manera poderoso o especial. Es como si el amor de esta persona es la medida en la que tú te valoras y por supuesto, su desamor, la medida en la que tú te devalúas.

      Entonces hay una parte de ti que es una mujer hecha y derecha, libre y formada, agradable y capaz. Pero otra parte es una niña que necesita que alguien pretendidamente superior le proporcione una validación…Si te pones a pensar, no es más que el mismo patrón afectivo que tenemos cuando somos muy jóvenes, que cuanto más difícil, inaccesible, frío o indiferente, más nos estimula…

      Así que también convives con esa niña demandante, insegura y adolescente y está bien así. No tienes que rechazarla. No es algo malo y seguramente te la volverás a encontrar más de una vez a lo largo de tu vida. Con esta niña interior, has de hacer lo que harías por un hijo: aconséjala, ayúdala, enséñala, pero no la rechaces.

      Abrazos

      • Alabama dice:

        Hola Cristina,

        Muchísimas gracias por tus consejos y ayuda. Saldré de este bache gracias a la lectura de este magnífico blog.

        No había pensado en mi parte niña, pero tienes toda la razón. Me he enamorado varias veces de amores imposibles y complicados, es un patrón muy repetido, que tengo que superar. Esa necesidad de protección y de buscar en los demás lo que yo misma no me doy.

        Voy a trabajar lo que me dices, sin rabias ni rechazos.

        Infinitas gracias por tu dedicación, lucidez y generosidad.

        Una abrazo

  27. Alabama dice:

    Hola Cristina, te escribo porque hay algo que me preocupa.

    He empezado a hablar con un chico por internet y tengo mucho miedo a que tenga el mismo perfil que el anterior. No sé si estoy repitiendo esquemas y eso me causa angustia.

    No lo conozco de nada y me contactó en un foro. Solo me conoce de mis publicaciones y de que un día dije que estaba pasando un momento chungo. Desde entonces me empezó a escribir y no ha parado. Puede que sea una buena persona, pero ya no me fío, entre otras cosas porque tiene como manías: ¿A qué viene darme cada día los buenos días si yo no se lo he pedido, y de paso me cuenta su vida?. ¡Qué locura!

    ¿Cómo puedo salir de este bucle?
    Por otro lado estoy en pleno síndrome de abstinencia por el otro, que no ha dado señales de que yo le interese en absoluto. Tengo muchas tentaciones de escribirle, aunque me reprimo.

    Infinitas gracias por tu atención y ayuda.

    • cristinalago dice:

      Hola Alabama,

      Creo que puedes ahorrarte la dudas. Cualquier relacion que intentes iniciar en un estado de abstinencia de una relación tóxica, va a ser un desastre, pero ya no porque la otra persona sea un psicópata, sino por cómo te encuentras tú: asustada, con miedos, herida, vulnerable, con la autoestima muy tocada y sin poder distinguir lo que es normal de lo que no lo es…

      Recordemos que según el estado en el que nos encontremos, así serán los vínculos que creemos.

      Quizás podrías tomar esta situación como una distracción para charlar de vez en cuando, pero no te recomendaría intentar nada más en estos momentos. Piensa que estás haciendo una inversión para estar bien dentro de un tiempo y de paso, poder establecer amores bonitos y saludables desde el equilibrio personal.

      Abrazos!

      • Alabama dice:

        Muchas gracias, Cristina.

        Como siempre, tan acertada. Es de una gran ayuda tu manera de expresarte y de analizar las situaciones.

        Es increíble cómo nuestro estado emocional bloquea el pensamiento, porque yo no había pensado en que el quid de la cuestión es justamente mi estado…estoy muerta de miedo.

        Charlaré como tú me aconsejas, pero sin ninguna intención de otro tipo. La verdad es que me siento vacía en estos momentos, sería incapaz de iniciar ninguna relación con nadie. Como tú bien dices, antes necesito sanar, sentirme fuerte y segura. En estos momentos me siento devastada, como un bosque frondoso por donde ha pasado una plaga…he sufrido mucho.

        Voy a releer tus artículos para coger fuerzas.

        Un abrazo e infinitas gracias de nuevo !

  28. Alabama dice:

    Hola Cristina, tengo noticias nuevas.

    Pues bien, mi ex acabó contactándome y nos vimos. Parece que le asustó el contacto cero y decidí darle otra oportunidad.

    El resultado es algo descorazonador y decepcionante, porque si bien está más cariñoso y quiere verme más frecuentemente, e incluso me ha dicho que me quiere, que me echa de menos, cosas que no decía jamás, me dice otras cosas como que tengo que ser fuerte, etc., etc.

    La cuestión es que vuelvo a estar triste porque sigue manipulándome emocionalmente: hablamos cuando a él le apetece, no responde a mis mensajes si tiene cosas más importantes que hacer…él manda. Igual he vuelto a empezar el tormento…

    ¿Cómo lo ves tú?. Durante unos días pensaba que lo había recuperado, cosa con la que no contaba, pero ahora estoy dudándolo mucho. Estoy realmente triste.

    Muchas gracias de nuevo, Cristina.

    • cristinalago dice:

      Hola Alabama,

      Para que existan cambios efectivos y reales en una persona es preciso tiempo, reflexión, evolución, replanteamientos grandes…algo que toma meses e incluso años…no va a ocurrir en un plazo de semanas.

      Puede que una persona reaccione al contacto cero si existe una dependencia de su parte hacia ti, dependencia que se activa al retirarle tu atención, pero tú buscas a alguien que te ame, no a alguien que sólo necesite algo que tú le das ¿no?

      Tienes que evaluar hasta qué punto te merece la pena estar así, si lo que tú sientes por sí mismo es suficiente para sostener una relación desigual.

      Y si no es así, entonces te diría que lo dejes correr. Al final es tiempo perdido que podrías estar invirtiendo en recuperarte para estar bien lo antes posible y conocer un verdadero amor.

      Abrazos!

      • Alabama dice:

        Muchísimas gracias, Cristina.

        No merece la pena mantener una relación desigual, porque me hace muy infeliz. Busco que me quieran, por supuesto, una relación de igual a igual.

        Abrazos y gracias de nuevo por tu fantástico blog y tus sabios consejos.

  29. Alabama dice:

    Hola de nuevo Cristina.

    Te escribo para explicarte que volvimos a vernos y la cosa acabó muy mal. MIentras estuvimos cerca, todo muy bonito, pura performance, pero al marcharse ya empezaron los mensajes confusos, las discusiones, ver que hace su vida sin contar conmigo en absoluto… Y puse las cartas sobre la mesa. Al ponerlas él me dijo que me consideraba su amiga, que no sabe amar, y que ahí está para cuando lo necesite. Le pedí otra oportunidad y me dijo que ya las habíamos tenido todas, que si la distancia y blablabla. Así que le dije adiós y creo que esta vez es para siempre. Amor a cambio de amistad, ni soñarlo.

    Lloré mucho esa noche, incluso le volví a llamar y me dijo que estará ahí, pero ya lo he sacado y bloqueado en todas partes. Yo no necesito un amigo, ya tengo varios. Me sentí muy maltratada de nuevo, aunque yo ya sabía a lo que me exponía.

    En fin, creo que esta vez lo lograré porque siento que se ha muerto. Lloraba por un muerto, no por un amor.

    Ahora me falta hacer cosas para sentirme mejor. ¿Qué me recomiendas?

    Un abrazo y muchas gracias por tus sabios consejos, tenías toda la razón.

    Alabama

    • cristinalago dice:

      Hola Alabama,

      Hay verdades que duelen y curan y creo que tú estás encontrado esas verdades y que a pesar de que ahora no lo parezca, son el inicio de una historia en la que la protagonista eres tú y no otra (u otras) personas.

      Al inicio imagino que tendrás mucha ansiedad, pero si te das permiso para llorar tu pérdida como estás haciendo y lo asumes como algo temporal que es una inversión para estar mejor, te será más llevadero. En lo personal, en las rupturas a mi siempre me ha ayudado mucho el deporte y cuando estás mal, también tienes la motivación y la constancia para ejercitarte que muchas veces no tenemos cuando estamos bien. También calma y cura el pasear por la naturaleza, el escuchar música, el recuperar aficiones descuidadas, el ver viejas películas, en definitiva en recuperar las cosas que siempre se han amado.

      El estar con tus seres queridos o simplemente con personas que reporten algo sanador y el conectar con lo espiritual (a través de los medios que prefieras), son otras cosas que puedes hacer para buscar tu bienestar.

      Lo más fácil de superar es el propio desamor, lo que más cuesta es aprender a ser feliz por ti misma, y hasta llegar a ese punto, es un proceso de muchos miedos, vacíos y altibajos. Pero también descubrimientos maravillosos.

      Un abrazo!!! Y ya me cuentas!

      • Alabama dice:

        Muchas gracias Cristina.

        Sí que tengo altibajos y mucho miedo a no volver a amar. Me asusta más no poder sentir yo que no despertar amor en otra persona. No obstante creo que poco a poco lograré recuperarme y encontrar de nuevo la calma.

        A veces me despierto pensando en que he vivido una pesadilla, y como si tuviera quince años, me siento triste y desesperada. Pero lo lograré.

        Un abrazo e inmensa gratitud por tu blog y tu ayuda.

        Alabama

  30. Elizabeth dice:

    Yo nose si mi caso habra sido de una relacion psicopata, lo que si hay muchos puntos que leo y digo uff que locura, en otro articulo lo comente, conoci a un hombre 20 años mayor que yo por internet, en un momento malo de mi vida y de su vida tmb quiero creer, soltero sin hijos, lindo , un tipo encantador ,de mundo, con una vida agitada, comenzamos a hablar y nos divertiamos con nuestras charlas, todo por internet , ya que el vive lejos, pasabamos horas habalndo, y yo escuchando todoooo lo que el habia sufrido, yo casi no le contaba mis tristezas, mas bien trataba de ayudarlo, luego decidimos hablar por camara, y empezamos a entablar una relacion mas cercana y de confianza, me conto sus miedos,sus tristezas, sus penas, sobres sus otras relaciones, etc etc, al ppio no lo miraba como una posible relacion, porque el es mucho mayor que yo , el 47 yo 27 , y me parecia raro el en si, pero bueo me conquisto y el se sintio contenido, el en un momento se obsesiono, y no paraba de escribirme, y yo me enganche con todo. Despues de varios meses hablanod por camara, decidimos conocernos personalmente, el vino a mi pais, pasamos unos dias hermosos, y decidimos tener una relacion seria, a dstancia , hasta que yo acomode mis cosas aqui, luego fui yo a visitarlo, pasamos unos dias hermosos , todo a la normalidad, el problema empezo cuando yo volvi a mi pais, senti que seria la ultima vez que lo iba a ver, cuando nos despedimos,. La distancia empezo a desgastar todo, yo no pude volver a viajar por trabajo , y el no movia un dedo por venir, pero mantuvimos la relacion con llamadas, y yo sufri mucho, no verlo, y que el tampoco haga nada por vernos, las cosas comenzaron a tornarse mal, cuando quise ir, y emepzo a ponerme palos en la rueda para vernos, pero siempre que yo planteaba que las cosas estaban mal, el se victimizaba, acudia al pasado para justificar su accionar, ” sufri mucho con otras relaciones”, “me afecto mucho mi relacion anterior”, “me gustaria que mis padres esten aqui, seria todo diferentes”, “entende, no es facil superar todo lo que vivi “, todo jsutificacion para todo, inclusive dudaba de que yo estaba con el por su dinero, generaba desconfianza, pero sin embargo para cada cosa me llamaba , para cosa o problema , no dudaba en llamarme, cada vez que discutiamos, me insinuaba terminar la relacion, y como sabia que yo lo queria no me creia capaz de hacerlo, y era un tira y afloje, cada discusion sacaba a luz sus fantasmas dle pasado, justificacion para todo. Pero en la ultima discusion, me dijo bloqueame si queres , a mi me da igual que lo hagas, yo no quiero cargar con culpas de la relacion, si vos no entendes que quiero estar solo , es tu problema, bloqueame , siempre voy a estar, con eso remataba cada oracion, no podiamos desprendernos, a mi me produjo mucho dolor, y no queria despegarme, pero estaba apegada a la nada, a alguien que no le importaba, a alguien que yo le daba igual, y que cada vez que necesitaba ser escuchado acudia a mi, y cada vez que yo necesitaba ser escuchaba me daba vuelta la cara, finalmente decidi bloquearlo, me re costo , pero no podia contiuar asi, queria estar solo, pero ponia me gusta mis pubicaciones, comentarios de mis fotos como “hermosa”, mensajes por whatssap, me trataba como si nada pasara, hola mi amor , hola mi vida, , lo bloquee me costo , llore, tremendo depsrendimiento, pero me siento en paz, porque me comia la cabeza, siento que ya no tengo un peso encima . lo estoy sufriendo, pero a a la vez estoy tranquila, porque no saber de el, me pone tranquila, esto se estaba tornando como una droga para ambos, espero sea lo mejor.

  31. Alabama dice:

    Hola Cristina !

    Quería comentarte que gracias a tus consejos logré desengancharme de aquella persona tan tóxica que me hacía daño desde tanto tiempo atrás.

    Tras la ruptura definitiva, que ocurrió en enero, no ha vuelto a contactarme, ni yo a él, como le pedí. Al menos me ha respetado en eso. Y ya no quiero volver a saber de él. Pasé mucho dolor, pero se acabó.

    Curiosamente llevaba hablando desde hacía varios meses con otro chico, creo que te lo comenté.
    Hace unos días le vi y fue absolutamente maravilloso. Me trató como a una reina, y si bien necesito calma para no precipitarme ni equivocarme, creo que me he enamorado de él. O al menos sé lo que nunca más voy a permitir que me haga ningún hombre. ¿Cómo pude dejar que me trataran tan mal? ¿Cómo pude dejar que me maltrataran de ese modo tan cruel?. Si yo soy una persona tierna, capaz de dar un cariño infinito.

    Con el nuevo chico estoy en una nube: me quiere, me atiende, me cuida, me espera, me adora…¡Ya me lo merecía ! ¡Llevaba años buscándolo!

    No sé lo que pasará y soy muy prudente, pero he recuperado la alegría y las ganas de vivir.

    Gracias por tus sabios consejos, Cristina. Cuánto bien me has hecho.

    Un abrazo.

    • cristinalago dice:

      Hola Alabama,

      Me alegra un montón que estés disfrutando de esta nueva etapa y de tu relación actual. Déjate mimar y aprovecha, que la etapa de conquista es muy bonita 🙂

      Eso sí, sigue poniendo el norte de tu brújula en ti, no dependas de otros para quererte o sentirte bien en tu vida, porque si es así, siempre volverás al punto del que partiste. Ya comentas que vas prudente, así que no diré nada más. Un besote!

  32. Mujermaravilla dice:

    Después de nueve años de auténtica tortura, solo puedo decir que de esto se sale. Aunque aún sigo con tratamiento psiqiátrico y psicológico, ahora he vuelto a ser yo. Se dice pronto, pero son 9 años los que me ha costado “medio recuperar” mi autoestima, aprender a quererme y sobre todo a ponerle a mi ex las cosas muy claras.

  33. Pilar dice:

    Buenos días Cristina, hace 3 meses desde que me he dado cuenta de que he vivido con un psicópata o narcisista muchos años, una relación como una montaña rusa…brutal que me ha dejado para el arrastre…
    Trabajo con él y con su nueva conquista…x lo que el contacto 0 me es imposible.., he dejado de hablarle y a ella también…cuando me los cruzo por el pasillo sencillamente bajo la cabeza y ya…ella me ha pedido que hablemos, pero le he dicho por e-mail que no tenemos nada de qué hablar..
    Tiene una hija a la que quiero mucho, ya con casi 20 años..nos hemos cruzado algún e-mail, pero hasta hablar con ella me produce malestar,
    Esta semana he empezado un curso de mindfulness intensivo, quiero herramientas para poder desengancharme de esta pesadilla por la que estoy pasando…y lo que más me ha sorprendido es que finalmente voy a tener que perdonarme porque aún me pillo pensando que yo he sido la causa de todo esto…
    En septiembre me he planteado un cambio de trabajo, ya he hablado con mi responsable, pero mientras tanto, aunque evito ir al office, o levantarme de mi silla si no es imprescindible, tengo que seguir viendo como flirtea con mi compañera delante de las narices de todos, cómo dice que voy de víctima a mis compañeros cuando él lo ha pasado fatal..con el agravante de que.es muy popular en mi empresa, gana campeonatos de padel, es muy competitivo y trabaja de forma muy eficiente, yo por el contrario no soy, desde que estoy con él, muy apreciada, me he convertido en la antítesis de mi misma, creo que hago bien mi trabajo, pero evito mucho el contacto o dar explicaciones personales, debido a que nunca había nada bueno que explicar…y además ya había flirteado con otra compañera 2 años antes……
    Estoy hecha un lío, ¿debería seguir sin mirarle a la cara? Eso parece que tb le gusta… cuando estoy comiendo (lo hago en 1/2h).. de vez en cuando viene a coger agua…o lo que sea… imagino para hacerme saber que está allí. Un horror vamos…se pone en la ventana a la hora de irme…de una forma u otra me hace saber que sigue vivo…

    • cristinalago dice:

      Hola Pilar,

      En primer lugar te recomiendo echarle un vistazo a un grupo de Facebook que se llama Comunidad Zero (prof.Iñaki Piñuel). Funciona como una terapia de grupo virtual y en ella encontrarás otras personas que están pasando por procesos de recuperación de relaciones con personalidades psicópatas, narcisistas, sociópatas…

      La herramienta esencial para sobrevivir a esta forzada convivencia laboral, es adoptar una máscara de distancia e indiferencia. No tienes que competir con tu ex en un concurso de popularidad empresarial, simplemente apóyate en las personas con las que tengas mejor relación, que ya te conozcan y con las que te encuentres a gusto y no prestes importancia a los demás. Todo lo que puedas distanciarte de los cotorreos de oficina y las informaciones sobre lo que hace y dice tu ex, redundará en tu mayor beneficio. Evita en la medida de lo posible tener datos sobre lo que hace o deja de hacer, lo que cuenta o deja de contar, aprende a cortar el paso a quien te venga con cuentos con un “Mira, francamente prefiero no saber nada, gracias por respetarlo”.

      Si quieres mirarle a la cara o no mirársela, carece de importancia, haz lo que te sea más cómodo a ti. Hay un truco que aconsejo cuando se trata de compartir ambiente laboral con un ex, que es, cuando os crucéis con ellos, miradles con normalidad, pero desenfocando la vista, como cuando éramos pequeños y forzábamos el ojo para ver borroso. Se trata de despersonalizar, de quitar poder. Sólo es una persona, no un semidios, no puede hacer nada en ti que tú no permitas que haga. Nunca lo olvides.

      Piensa en ti, en lo que puedes hacer para estar bien TÚ. No tienes que ganarle, ser superior a él, no es una guerra y con este tipo de relaciones es fácil seguir enganchada a una lucha de poder que al final te consume y nada te aporta. La única manera que tienes de salir vencedora es aplicar indiferencia absoluta. A partir de hoy, esta persona no existe. El hombre con quien tuviste esta relación no es el hombre del presente con esta nueva pareja y esta nueva etapa de vuestras vidas.

      Abrazos!

  34. Alabama dice:

    ¡Hola Cristina!
    Qué alegría leerte de nuevo.

    Hace unos meses te expliqué que me desenganché de un apareja muy tóxica gracias a tus buenos consejos.
    Pues tras unos años inmersa en esa historia lo logré.

    Poco tiempo después empecé a salir con un chico que es justamente lo contrario. Me adora hasta el extremo, pero me pone alerta el hecho de que me escriba mensajes constantemente y todo sean halagos.

    Estar con él es un amor, pero desde que empezamos él ha perdido el contacto con todos sus amigos y sueña un futuro para nosotros de dos.
    Yo me estoy agobiando mucho y poniéndome muy alerta. Si un día no le escribo en dos horas porque no puedo, literalmente, ya está preocupado. Temo que me secuestre emocionalmente.
    Sus mensajes además, son muy repetitivos, siempre me dice lo mismo.

    Estoy muy enamorada, pero he empezado a sentirme con un poco de miedo.

    ¿Qué me aconsejas, Cristina? ¿Salir corriendo? No sé administrar esta nueva relación. Además hay distancia de por medio. Él viene a verme con frecuencia, pero prácticamente no salimos…Es un perfil de persona que me está preocupando.

    ¡ Abrazos y felicidades ! Muchas gracias de antemano.

    • cristinalago dice:

      Hola Alabama,

      Mi padre usa mucho un refrán que reza: “Nadie da duros por pesetas”. Significa básicamente que nadie que te acaba de conocer y apenas sabe nada de ti, te adora al extremo sin que haya un desequilibrio detrás.

      Pero no hace falta que te lo diga yo:

      Yo me estoy agobiando mucho y poniéndome muy alerta. Si un día no le escribo en dos horas porque no puedo, literalmente, ya está preocupado. Temo que me secuestre emocionalmente.

      Siento decirte que te estás metiendo en una historia muy similar a la anterior, que la necesidad de ser querida te hace ser presa fácil de este tipo de personajes desequilibrados, que este chico no te ama, ni te adora, ni te quiere, sólo está procediendo a anularte poco a poco y a establecer un dominio sobre ti a base de crearte una dependencia atroz. Llegará el día en que sea él quien no te escriba en dos horas y entrarás en síndrome de abstinencia, te sentirás desesperada y ansiosa y te fustigarás pensando qué pudiste hacer para que te retirase tales atenciones. Cada vez te sentirás menos libre, le tendrás más miedo y él empezará a ser más abusivo, demandante y tóxico.

      Normalmente te diría que te lo pienses, decidas lo que tú quieras, lo evalúes…Pero en este caso, lo veo tan claro que así te lo diré: SAL PITANDO.

      Y presta atención muy seriamente a las señales de que algo va mal, a las alertas y a las sensaciones de tu cuerpo y tu instinto, no se equivocan.

      Un abrazo y ya nos vas contando

      • Alabama dice:

        Hola Cristina,

        Muchas gracias por tu respuesta, me ayuda muchísimo.

        Hace unos días que estoy con mucha ansiedad por este tema, porque veo que no avanzo, pero cada vez es más importante la suma de alertas: mucho agasajo, muchos regalos, mucha demanda de atención y muchas cosas que yo no entiendo.

        Entiendo lo que tú explicas: un desequilibrio detrás muy importante, que realmente vi desde el principio, pero es una persona que se coló literalmente en mi vida, y yo, por ese afán de sentirme querida, fui cediendo, a pesar de mis dudas. Y así llevo varios meses.

        Por supuesto que te haré caso y saldré corriendo. Cómo nos complicamos la vida con los amores, con lo bonito que es _debe ser_ vivir relaciones sanas con personas estables.

        Gracias infinitas y un abrazo !!

  35. Ale mora dice:

    Hola esta genial su blog. Cuando dejare de sentir dolor por haber terminado la relacion con un psicopata?

  36. Laura dice:

    Hola Cristina, leí tu publicación y los casos que se comentan acá abajo. Estoy impresionada de lo cierto que es todo lo que describe en tu artículo . Felicitaciones.

    Te agradezco de corazón por la información compartida que nos ayuda a muchos a encontrar la verdad y poder entender lo que vivimos. Si logramos entender las cosas y las internalizamos creo que el primer paso hacia sanarnos está dado.

  37. Mafalda dice:

    Hola Cristina,

    Tras haber terminado una relación con una pareja de estas características, ¿es normal tener miedo de una posible agresión por su parte?

    • cristinalago dice:

      Hola Mafalda,

      Sí, por supuesto que es normal. Son rutpuras que a veces aparejan un cierto síndrome de estrés postraumático. Si además el sujeto en cuestión era agresivo, con más razón.

      Abrazos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s