Mi pareja se ha agobiado

Publicado: julio 16, 2016 de cristinalago en Problemas de pareja
Etiquetas:, , , , ,

agobio pareja

Hay agobios y agobios. Está el agobio de un neurocirujano ante una operación de vida o muerte y está un agobio mucho más aterrador: el de tu pareja ¿Activamos el protocolo de alarma o no es para tanto? 

En un gran tanto por ciento de los casos, el agobio suele ser el más directo antecedente del aún más temible necesito un tiempo. Si tu pareja ha empezado a estar fría, distante o rara y acto seguido, ha aparecido declarando sentirse agobiada por la relación, sí, tienes motivos para preocuparte. No es buena señal. En el caso de que el agobio fuera inocuo y sólo tuviera que ver con otras circunstancias, te recomiendo decirle a tu compañero que la próxima vez que necesite, por ejemplo, tomar una tarde libre para desagobiarse, se exprese de una manera menos aterradora. Por eso de los infartos y tal…

Fuera de estas salvedades, el agobio más común y corriente en el contexto de una relación, viene precedido de un cambio de actitud repentino e inexplicable, cuando todo iba aparentemente bien. De pronto, tu pareja empieza a tener menos tiempo libre; a comunicarse menos; a esgrimir excusas e historias para no dormir. Si le preguntas, en un principio afirmará que no pasa nada, que simplemente está más ocupado,  que su jefe le aprieta, que tiene mucho que estudiar, o cualquier otra historia por el estilo. Puede que ahí asome, tímidamente, la primera insinuación de agobio.

Tú, que eres el hombre o la mujer más comprensivos del universo, decides no insistir y dejarle su espacio. Todos necesitamos nuestro espacio ¿no?. Pero el distanciamiento persiste. Vuelves a sacar el tema. Tu pareja, se pone a la defensiva y sigue dándote excusas. A ti empiezas a mosquearte. Porque a ti también te aprieta tu jefe y no por ello te agobias con tu pareja (¿qué tendrá que ver la velocidad con el tocino?).

En este punto, tienes varias opciones. Entrar en pánico, tirar tu dignidad por la borda, llorar, amenazar, suplicar, exigir un cambio de actitud y espiar histéricamente las horas de conexión de tu pareja; o bien, respirar hondo unas diez veces y afrontar una conversación seria.

Una conversación que debería iniciar con algo así: Lo siento, pero no te he comprendido bien. ¿Por qué te agobia nuestra relación? ¿Puedes decirme qué es lo que realmente está pasando?

Porque el agobio es una muy pobre explicación para justificar la falta de atención, de cariño y de comunicación. Los cambios de actitud repentinos y los agobios en la pareja no aparecen solos, mejor dicho, suelen aparecer de la mano de un tercero por el que precisamente, nuestra pareja está sintiendo de todo menos agobio.

Pero vamos a ser moderadamente optimistas y suponer que no hay terceras personas. Aun así, toda esa difusa retahíla de no sé que me pasa, me estoy agobiando, no sé si veo un futuro contigo, no sé si quiero una relación o raparme la cabeza y hacerme hare krishna…debería ser escuchada, respetada, mas no aceptada como forma de explicar un problema del que hasta ahora no tenias noticia alguna.

Aunque si tu pareja quiere tiempo, distancia, alejarse, no verte o liarse con otra u otras personas, lo hará sin que medie permiso por tu parte, cuando aparecen los agobios, conviene no cometer un error muy común. Perseguir a la persona, intentar reconquistarla, intentar grandes gestos románticos, enviarle flores o cartas de amor, redoblar los esfuerzos cariñosos, etcétera…Sobre todo si notas que tu pareja no está receptiva. Todos estos gestos mejor dejarlos para cuando la situación se normalice (si se normaliza). Al intensificar tus atenciones amorosas como reacción al distanciamiento (que tú no causaste) de tu pareja, lo que demuestras no es amor, ni lucha, ni todas esas cosas en las que estás pensando. Lo que demuestras es que estás muerto/a de miedo. Sí, ya sé que verdaderamente lo estás. Yo también lo estaría, créeme. Pero obrar con miedo, tirar tu autoestima por la borda o intentar comprar un acercamiento con regalos y favores, no es buena idea. No sólo nos resta toneladas de atractivo; también genera agobio, pero en esta ocasión, un agobio real y plenamente justificado. 

El error número 2 es entrar a negociar las demarcaciones de los agobios. Esto significa cosas como acordar veros cada 15 días, o sólo por la tarde a la hora del café, o no hablaros durante días, o directamente pasar a los famosos tiempos y plazos. Haced esto y os espera un montón de angustia e incertidumbre absolutamente innecesarias.

Si estás en una relación recién iniciada y tu flamante pareja te sale con el agobio, es muy común que lo acompañe con algo así como es que todo ha ido demasiado deprisa. Esto ocurre a menudo en las relaciones que se inician tras una reciente ruptura, vulgarmente conocidas como relaciones de rebote. Curiosamente, la persona que se agobia y se queja de la rapidez con la que se ha desenvuelto la historia, también es la misma que hasta hace dos días planeaba los nombres de vuestros futuros hijos. No te rompas la cabeza. Salvo escasas excepciones, relaciones que empiezan rápido, terminan rápido y las prisas excesivas suelen indicar más necesidad, que amor.

Y sí, se puede confundir el estar locamente enamorado con locamente necesitado.

De modo que cuando una persona con la que acabamos de empezar una relación esgrime tanto el agobio como el vamos demasiado deprisa, prepárate para el siguiente checkpoint de la lista: necesito estar solo/a. 

Si tu tiempo es oro, en este punto lo más recomendable es aceptar, asumir y acto seguido, aplicar contacto cero. Una persona conocida, ya perro viejo en estas lides, tuvo la presencia de ánimo de despedirse de su reciente pareja agobiada con un: me ha encantado estar contigo y te deseo lo mejor del mundo. Pero ahora soy yo quien no deseo seguir adelante. Tu agobio me ha agobiado a mí. 

No te voy a engañar: cuando se produce una ruptura de este tipo, las posibilidades de un regreso son muy escasas, teniendo en cuenta de que ya de por sí, las vueltas de los ex son la excepción y no la regla. No obstante, una actitud firme que comunique al otro que nos ha perdido en la misma medida que tú le has perdido, siempre favorece nuestras posibilidades al respecto.

Cuando hablamos de una pareja de años, los agobios que implican distanciamiento pueden ser el principio del fin. Normalmente si nuestra vida se complica por factores externos, lo que más te apetece es apoyarte en tu pareja, pues tu pareja no se percibe como una carga, sino como un sostén y un alivio. Si mi trabajo es un infierno, los exámenes de fin de curso me sobrepasan o tengo problemas familiares, mi compañero/a de vida es mi reducto de paz, mi descanso del guerrero. En caso de percibirlo como una carga o un fastidio, tenemos un serio problema.

Recuerda: en una relación que marcha bien, en la que ambas personas tienen lugar para tener una vida propia y donde hay libertad, equilibrio y correspondencia, no hay sitio para el agobio.

El hombre crece, florece y se renueva constantemente en el amor, o muere (Rainer Maria Rilke)

 

 

 

Anuncios
comentarios
  1. Cecilia dice:

    Hola cristina, no es la primera vez que entro en tu blog a leer tus post, es increible lo mucho que ayudas.
    Hoy entro por que necesito desahogarme, estoy tan perdida y triste.
    Llevaba 5 años con mi pareja y este ultimo nos fuimos a vivir juntos a otra ciudad, todo era mágico y nuevo para nosotros, experimenté un crecimiento tanto personal como laboral ya que en mi tierra las oportunidades estaban un poco mal y aquí he encontrado un buen trabajo que me abre muchas posibilidades. Todo iba bien, todo era ilusión, el principio, descubrir juntos la ciudad, ir haciendo poco a poco de nuestro piso alquilado nuestra casa…todo de en sueño. Con el tiempo y como es normal había algunos roces en la convivencia, pero como digo lo normal en cada pareja. Hasta los ultimos tres meses, el empieza poco a poco a estar más pasota, distante, poco cariñoso…en resumen la vida de pareja como tal empieza a parecer simplemente de compañeros de piso…llegan las conversaciones pero “no pasa nada” supongo que simplemente estaba dejando pasar el tiempo por si era una racha…hasta que el ultimo mes empezó a ser evidente que uno de los dos (yo) daba todo y estaba en otra sintonía que el otro no. Hasta ayer, que llegó el temido momento de la conversación que puso fin por su parte a nuestra relación. Y ahora aquí estoy yo, tan perdida, sin saber que hacer…todos mis planes,mis ilusiones, mi proyecto, una vida que hasta hace unas horas tenía y ahora nada…no sé que hacer, me he pedido unos dias de vacaciones para regresar a mi casa con los mios, relajarme y pensar…pero no sé que voy a hacer ahora con mi vida. Alli tengo una amiga de siempre de mi tierra que por trabajo y amor se fue a vivir allí, me quedaré en su casa pero no sé que hacer, no sé si tendré fuerzas para quedarme en una ciudad que realmente para mi era nuestra historia…¿tengo que brindarme la oportunidad de intentarlo? De intentar disfrutar de todo lo que me ofrece? (Es Barcelona y oportunidades de empezar de nuevo las tendría, es lo bastante grande como para ello) De si quiero volver que sea por mi decisión y no por esto? Por otra parte tengo miedo de quedarme allí por la esperanza de arreglarlo y volver…no sé, ahora mismo todo es dolor e incertidumbre, estoy destrozada, tantos recuerdos, tantas ilusiones truncadas…
    Muchas gracias de nuevo por los consejos y por darnos la oportunidad de desahogarme.

  2. Cecilia dice:

    Quizá necesite exponer un poco más, es verdad que esos ultimos meses yo no era feliz estando así, pero no entiendo por que no podemos estar como antes, me dijo que ya no estaba agusto, que me quiere pero no había el sentimiento de antes…creo es que es un persona un poco inestable, en estos 5 años lo dejamos una vez por la misma razón…yo no sé ahora que toca, se va acabar todo así? Acabamos con todo? La persona con la que te acostabas y levantabas cada día ya no está? Así? Yo no sé que me toca a mi, mirar por mi? Mantener la esperanza de que se le pass y volver? No sé, me parece tan increible que quiera acabar con todo y con todo lo que nos quedaba por vivir en esta nueva etapa…

    • Galletica dice:

      Ceci, es increíble como las historias se repiten una y otra vez..Yo estoy pasando por la misma situación, exactamente la misma me paso a mi. Ahora mismo estas un poco aturdida y es normal porque te vino quizás de sorpresa, y lo primero que experimentamos es shock, sorpresa, negación, ansiedad, falta de apetito, insomnio, que te sientes perdida, etc. Toma tu tiempo para procesar la noticia. Te sugiero que pienses en ti, sacando de la ecuación a tu ex pareja, que es lo que realmente quieres tu, hacer tu vida en esa ciudad donde hay buenas proyecciones de crecimiento laboral…o irte a otra parte a comenzar de nuevo?. Si te quedas ahí, quédate por ti, no pensando que tu ex volverá, entre mas rápido aceptes que es pasado mas fácil sera todo. Porque querrías tener una persona al lado que no te corresponde por igual? vales tan poco?.

      Animo estas cosas pasan una y otra vez a todas las edades. En el camino vas aprendiendo, creciendo, derribando paradigmas, y tomando herramientas necesarias para superar el duelo.

      • Cecilia dice:

        Hola Gallectica, gracias por tus palabras.

        Tú como lo llevas? La verdad que yo estoy muy perdida, no sé que hacer con mi vida…no entiendo el cambio, claro que no quiero a mi lado a alguien que ya no me corresponda pero es que no lo acepto…nos quisimos tanto, fuimos tan felices…por que no quiere luchar por eso? Siempre huye, dice que le costó mucho tomar esa decisión, yo entiendo que dejar con tantos proyectos tampoco es facil, pero me duele tanto que se arriesgue a perderlo todo…
        Vosotros tambien viviais juntos? Yo aún tengo que llevarme mis cosas (he decidido irme yo, tengo a donde ir y no quiero estar en NUESTRO piso si vamos a dejarlo,ademas tenemos un perro en común y hoy en día no es facil que te dejen meter un perro en un piso y no quiero que el perro sea un “estorbo”) y me aterra el llevarme las cosas…solo imaginarme el momento me vengo abajo…tengo 27 años y es la primera vez que vivo con una pareja…

    • cristinalago dice:

      Hola Ceci,

      Todsa tus preguntas pertenecen a esta etapa de negación que estás ahora mismo experimentando. Todavía no asimilaste la ruptura y buscas de alguna manera seguir apegada a una relación que sólo existe en tu cabeza.

      Cada persona, cada mente interpreta la realidad según sus deseos, miedos, filtros y experiencias, lo que explica que no existen dos visiones de la vida exactamente iguales. Lo que tú has vivido en esa relación es tu verdad, pero no implica que tu ex pareja haya vivido exactamente lo mismo. Donde tú has vivido una etapa estupenda llena de novedades e ilusiones, él habrá visto que se iba metiendo en compromisos cada vez más serios sin estar convencido de que era eso lo que quería. Quizás toda esos proyectos y sueños eran más tuyos que suyos y él fue a remolque hasta que empezó a querer cumplir sus propios deseos.

      El dejado y el dejador están en tiempos distintos, cuando tú apenas has llegado, él ya recorrió todo el camino y está por irse, por eso no puedes entender todavía. Pero lo harás, más adelante. Observa las señales del descontento, las dudas, cómo actuaba él y ahí encontrarás algunas pistas. El resto, tiempo y evolución.

      ¿Quedarte esperando por si vuelve? Es una decisión muy personal. Pero ya sabes lo que reza el dicho “Quien espera, desespera”. No pierdas tu tiempo. La vida es demasiado limitada para pasarla esperando y sufriendo. Y además ¿qué ibas a hacer con alguien a quien no le ha preocupado en lo más mínimo dejarte con ese sufrimiento DOS veces?

      Abrazos y mucho ánimo

  3. Galletica dice:

    Ceci, yo lo he llevado mal claro ha sido muy complicado para mí aceptar la situación, es todo un proceso, dime en realidad cual fue el motivo del rompimiento?, las peleas?.

    Llega un momento en que te encuentras con la verdad de frente y no tienes alternativa, solo te queda afrontarla y seguir adelante.

    Yo también estuve con una pareja que en vez de quedarse y solucionar los problemas prefirió terminar la relación. Si eso pasa, es que la otra persona no te valora como tu lo valoras, y si no quiere estar contigo no puedes hacer nada, tu vales mucho como para quedarte esperando por si cambia de opinión. Yo te lo digo de la boca para afuera, pero llegar a ese punto de entendimiento me costo mucho tiempo, con contarte que hasta gastaba mi dinero informándome en el tarot, y no se cuantas burradas más.

    Créeme yo hice mis maletas y las tuve por mucho tiempo hasta que no pude mas…tienes un limite y sabes que ya no hay punto de retorno. Piensa que todo fin es realmente un comienzo…Estas joven, tienes trabajo, concéntrate en hacer un circulo de amigos, deporte, en sanar… ocupa esta oportunidad para crecer…y si ese hombre es el hombre de tu vida, el tiempo lo dirá. Lo que si te recomiendo es el contacto cero, si no vas a tener siempre ese vínculo que no te dejará avanzar y si a lo mejor en el futuro hasta podreis ser amigos, quien sabe, no?

    Quédate con tu perro por supuesto…jeje…mucha suerte, ánimo campeona!!..

  4. Mar dice:

    Hola Cristina.
    Leo siempre tus posts y justo ahora me viene este caso en el cual me siento identificada.
    Tengo 50 años y él 45. Es mi tercera pareja. Ambos aportamos hijos de anteriores parejas, los cuales se llevan fenomenal, aunque ninguno vive con nosotrs porque ya són mayores.
    Ambos habíamos sufrido en nuestras anteriores relaciones. A mí me dejaron de la noche a la mañana y en cambio él era el que dejaba a su anterior “novia”( por llamarla así) cada dos por tres porque se agobiaba de ella. Decía q era muy dominante, q era incapaz de pasar más de 2 dias con ella. Y nunca llegaron a vivir juntos, él no queria, pero al tener ella un buen poder adquisitivo tenía facilidades para “conquistarlo” de nuevo con algún viaje o un buen regalo y siempre volvían. Así durante 7 años de idas y venidas.
    Él llevaba un año sin pareja ya. Cenas con amigos en su casa, encuentros sexuales esporadicos con mujeres, temporadas muy encerrado en casa, el caracter agrio. No le gustaba salir, sin internet y anti redes sociales Yo diría q tenía como una nube negra q lo envolvía..por decirlo de alguna forma.

    Al conocernos, hace 2 años, fué un mar de paz para él. No dejaba de repetir lo bien que se encontraba conmigo. Centrado, organizado, ilusionado y féliz. “Que suerte y que regalo la vida nos daba a nuestra edad”.. no paraba de repetirlo. Los chicos, los padres … todos encantados. Su madre me dijo en muchas ocasiones q yo les había devuelto a su hijo “el alma solitaria” Y su hermano me decía “tu lo has calmado y lo has cambiado”.
    Yo simplemente le queria.
    Al principio me costó bastante entender su caracter. Se agobiaba, se ofuscaba en algun problema y queria estar solo. A mi me dolia pero lo dejaba y me iba a mi casa.
    Pasaron unos 6 meses y de cada vez estaba mas tranquilo y me necesitaba mas. Decia q mi presencia lo calmaba.
    Él me pidió para venir a vivir conmigo, pues por distancias de trabajo nos iba mejor a los dos. Yo acepté y poco a poco nos fuimos acoplando a una perfecta convivencia. No paraba de decir a todo el mundo lo bien q se sentia conmigo, lo mucho q le gustaba estar en casa (campo y tranquilidad)
    Nos reíamos a veces cuando recordabamos q tanto uno como otro NO íbamos a vivir nunca mas en pareja despues d nuestras anteriores experiencias. Y nos alegrabamos d lo bien q estábamos.

    Hace unos meses una vieja amiga suya del grupo de sus amistades le llamó para quedar y charlar, ya q se estaba separando de su marido. Yo les conozco a los dos y no me importó q quedaran una noche q yo tenía turno de trabajo. Al dia siguiente él me puso al dia de todo lo q habian hablado.
    Pero fueron a mas las visitas y las charlas de problemas q ella tenía. Incluso una vez ella le propuso a mi pareja traerse unas amigas “y así te conoceran” Yo ahí me puse un poco mosca por la desfachatez de ella. Confiaba en mi pareja sobre todo. Mas q nada porque siempre me cuenta todo y es honesto. Al final vino ella sola, las amigas no podian por algun motivo.
    Hubo un momento q yo le plantee a mi pareja q podríamos organizar algo juntos con su amiga y q no fuesen siempre encuentros o charlas entre ellos dos solos. Total.. ya le habia puesto al dia d sus problemas en las primeras citas, y ahora ella se dedicaba a salir y hacer cosas con sus amigas. Por tanto ya no necesitaba tanto la intimidad con mi pareja.
    Ah.. pues él se negó. Me dijo q ella era su amiga d toda la vida y no mi amiga, y q si tenian q hablar lo harian solos, no estando conmigo.
    Le dije q no me parecia bien, q eso ya me hacia sentir mal.
    El respondió q yo tenia un problema emocional no resuelto por mi antigua separación y q este era mi problema. Q tenia q confiar en él.

    Pasé unos dias fatal con ansiedad, pero su comportamiento cariñoso hacis mí hizo q se me pasara.
    Pero al paso de unos dias volvieron las propuestas de su amiga proponiendole hacer cosas o salir con ellas. Sin contar conmigo, o sea, no decia “os apetece”, “q tal si venis”… No, solamente a él.
    Ahí ya le comenté q me parecía una falta d respeto por parte d ella, aunque no fuera él quien lo propusiera, yo opinaba q él debia ponerle alguna barrera a este tipo d invitaciones. Se lo comenté y se enfadó
    También se sumaron en estos dias unos wsp d su última ex que le mandaba tonteria de esas q circulan, cadenas d mensajeria. Una excusa para retomar contacto supongo, ya que en estos 2 años q nosotrs llevamos juntos ella ni nos saludaba.
    Tambien me molesté y le dije q eso ahora no venia a cuento despues d tanto tiempo y con lo bien q estabamos ahora.
    Dijo q por unos wsp tampoc pasaba nada, q el buen rollo se podia conservar perfectamente con una ex. Y q si no los respondia era para q yo no me enfadara. Aunque yo creo q ultimamente borraba lo q le daba la gana q yo no viera. En fin …

    Han ido pasando cositas y yo me las he guardado por no discutir. Pensaba: “Si son ellas las q lo hacen no puedo evitarlo. Y si mi pareja no accede a las propuestas… Por que enfadarme con él?”
    Me dolia pero lo iba llevando y no se habló más del tema.

    Ultimamente ha estado muy decaído por la falta d trabajo ( autonomo), los gastos q tiene, impuestos y minimos ingresos. Pero cariñoso y atento conmigo aunque, eso sí, la libido por los suelos. Se lo comenté y me lo confirmó… tantos problemas d trabajo no hacen q tenga ganas d nada.
    Pero descubrí q él solo si que se masturbaba y se lo comenté. Dijo q sí, a veces. Me sentí mal porque pensé ” conmigo no y solito si”? Q si queria probar algo diferente o si se quedaba con alguna fantasia en la cabeza y lo queria probar…
    Me dijo q tuviera paciencia, q nos quedabsn muchos años por delante para hacer cosas (siempre hablaba de futuro y jubilacion juntos. Nietos, viajes..)

    Hasta hace 3 dias q mirando un progr de tv volvimos a mencionarlo. Al principio era solo un comentario, pero la cosa se puso fea y él muy a la defensiva. Yo calmada le decia lo mal q me hacia sentir su reaccion y su postura ante mi dolor. Se enfadó tanto y se sintió tan agobiado q se fué a dormir fuera ( al coche creo). De madrugada volvió

    Los dos dias siguientes fueron tensos. Yo con ansiedad en el trabajo y él en casa sin hacer nada. Cuando yo llegaba él se iba a dormir, asi q me evitaba. Yo no preguntaba ni presionaba. Solamente me desahogaba con mi hijo mayor y una amiga. Q todos coincidian ” esta en una mala racha laboral. Teneis una relacion muy solida. Dale espacio y todo ira bien”

    Ayer al llegar a casa lo notè mejor. Me comentó un par d cosas cotidianas y lo vi con ganas d dialogar. Q bien, por fin!!! pensé.
    Pues me cayó un gran jarro de agua fría.
    Dijo q lo nuestro no tenia futuro, q si yo me iba a molestar cada vez q sus amigas quisieran quedar con él no nos iría bien, q él no hace nunca nada fuera d casa q no sea conm8go, q ya no siente ilusion por nada ni por mí, q ve su futuro muy negro, q ya no siente atraccion por mí, q se siente como si viviera en libertat condicional y se siente muy AGOBIADO.
    Q se iba, q lo nuestro no tiene solucion. Le dije q con todo el amor q teniamos lo podriamos intentar. Me dijo q tanto amor y tantos mimos y cuidados le agobiaron ( dias antes los agradecia)
    Y se fué !! Cojió una bolsita con una muda y me dijo adios. Ni un beso ni un abrazo.
    Llamè a su madre y ya podeis imaginar q disgusto. Su hermano me dijo “otra vez esta cruzaddo este hombre” y se enfado.
    Yo, un par de veces q mire el estado del wsp siempre estaba en linea. Cosa muy rara pq él és anti wsp… los justos y necesarios.
    Yo hoy no he podido ir a trabajar. Mi hijo mayor se ha quedado conmigo… Solo lloro y lloro y no entiendo nada.
    Hace justo 6 años mi ex tambien me dijo de la noche a la mañana “ya no siento nada por ti” despues de 17 años y 3 hijos.
    No sé q hacer ni q pensar. Agradecería unas palabras

    • cristinalago dice:

      Hola Mar,

      Siento mucho la experiencia tan dura que estás pasando y desde aquí te envío muchísimos ánimos.

      Leyendo tu historia veo claramente que si te unes a una persona que te responsabiliza de su paz, de su felicidad y de su equilibrio, no olvides que también serás responsable de su malestar, mal humor, o infelicidad.

      En vuestra historia, los dos arrastráis problemas de inseguridad, autoestima y dependencia emocional; ambos venís de sendas situaciones de soledad, ambos tenéis miedo a sufrir y ambos, lógicamente, encontráis en el otro alguien con quien conectar desde todos estos miedos y necesidades previos.

      Es complicado que una relación con esta base se pueda construir sólidamente y así ocurre que os encontráis con estos conflictos y luchas de poder posteriores que son el síntoma de la falta de equilibrio emocional que subyace en cada uno de los dos. Desequilibrio que a ti te lleva a tolerar agobios, malas actitudes, inestabilidades…y a él a buscar otra pareja “mamá”, es decir, alguien que se ocupe emocionalmente de él, mientras él hace más o menos lo que se le viene viniendo en gana.

      Un duelo invita a un proceso de reflexión que se puede asumir, o del que se puede huir, pero si escoges lo primero, cuando sea posible, entrégate a la introspección, habla contigo misma, sé honesta, no te quedas en la superficie y entenderás porqué desde el principio no has perdido, como crees, un gran amor correspondido, sino a una relación de sumisión con un egoísta.

      Abrazos

      • Mar dice:

        Muchas gracias Cristina por tu pronta respuesta. La he leído y releído en varias ocasiones y me ayuda mucho.
        Cuesta entender y aceptar q de repente ya no te quieran, ya no importas como estes porque ni preguntan. Solamente algun wsp para acordar temas d que “vendre a recoger esto. Te puedes quedar tu lo otro…” Tiene mis garages llenos d su material d trabajo y me pide q se los guarde un tiempo hasta q encuentre un sitio.
        Hoy ha sido el 1er dia q hemos hablado via voz. Él está estupendamente. Vive arriba d su madre y después se buscarà algo.
        Dice no echar de menos nada de nuestra (mi) casita d campo. Q el ultimo medio año ya no se sentía cómodo conmigo con mis “neuras” sobre las invitaciones d sus amigas o wsp de su ex.
        Q se sentia como si viviera en libertst condicional y eso hizo q cada vez yo le atrayera menos. Q su amor hacia mí iba en decadencia cada dia. Y q cuando nos conocimos nunca imaginó q yo “fuera así”. Q se ha ido decepcionando cada vez mas…
        Yo con tod@s los q he hablado del tema este finde me han dicho q ue muchas, en mi lugar, no habrian aguantado tanto. Una o dos veces se puede quedar con una amiga si es q ella tiene un problema, pero cuando ya va sucediendo continuamente y añadiendo mas amigas d ella, no.
        No le interesa arreglarlo ni q le hagan las cuentas. Por lo visto pesa más lo d fuera q lo q teníamos nosotros.
        Cuesta de creer q quieras tanto a alguien y te entreges con corazón y alma y por esa tonteria y no querer llegar a un acuerdo ahora pase a ser un desconocido egoista.
        Duele y no se entiende !!
        Piensas q hice mal en querer incluirme entre sus amistades? Él piensa q desconfiaba de el y que les queria tener controlados

      • cristinalago dice:

        Hola Mar,

        Creo que está todavía todo muy reciente, que estás en fase de negación y que en tu cabeza quedan muchas preguntas sin respuesta. Pero al final, con el tiempo, vas a simplificar. Esta persona no te amaba como tú a él. La relación no se ha terminado por lo de las amigas, por no llegar a un acuerdo, por unas discusiones. Piensa que hay parejas que se buscan la vida como sea para seguir incluso después de infidelidades, que pasan crisis tremendas, que sobreviven a depresiones, fallecimientos de seres queridos…

        Tu ex estaba fatal cuando te conoció, y bien sabemos que una persona que no se ama a sí misma difícilmente puede amar sana y cabalmente a nadie más.

        Añadiría que su currículum sentimental reciente (estar 7 años con una persona y aguantar en la relación porque obtenía ciertos beneficios materiales) daba ciertas pistas de lo que podías encontrarte.

        Enamorarnos de una persona no nos garantiza que esa persona sea digna, bondadosa, amorosa o leal. Muchas veces nos enamoramos por necesidad de huir de la soledad y no miramos realmente a la persona con la que hemos establecido un vínculo.

        Sé que ahora es pronto para ser consciente de ello, pero más adelante vas a verte aliviada de salir de una relación así.

        En otro orden de cosas, es totalmente razonable que quisieras integrarte con sus amistades. Y si yo soy tu pareja, te amo y eso te ayuda a sentirte un poquito más segura y tranquila, desde luego no tendría reticencia o problema alguno en presentarte a estas personas. Lo que pasa con tu ex pareja es que quería tenerlo todo: libertad para conocer mujeres y la seguridad y comodidad de una pareja más formal en casa.

        Abrazos

  5. Mar dice:

    Muchisimas gracias de nuevo. No imaginas cuanto me has ayudado en aclarar mis dudas. Lo veo mucho más claro y con menos dolor.
    Ahora solo me queda prepararme firmemente para no volver a caer ni sucumbir a sus encantos de hombre amable y cariñoso.
    Él dice q no quiere volver conmigo por mi forma d pensar ante ese tema.
    Pero yo tampoco quiero volver con él. Està fatal de la cabeza y … “Tanto agobio ahora me agobia a mi”
    Un abrazo !
    Mar

    • Mar dice:

      Hola. Acabado de rebuscar entre los post antigüos, q recuerdo haberte escrito al principio de nuestra relación. En el apartado ” Cuando tu pareja te pide un tiempo” MOON. Octubre, 14 2015. 3.45pm
      Lo scabo de leer todo y te quiero dar la razón a todas tus respuestas. Los pronosticos se han cumplido.
      Y repasando el post antigüo me pregunto: Q tendran estos locos egoistas q luego son capaces d hacer estos cambios para bien, ser tan cariñosos y serviciales durante dos años y luego se les cruza otra vez el cable?
      Como tu dices estoy todavía en el periodo de aceptación y todavía es muy fresco todo. Pero tanto él, como su familia y amigos me repitieron tantas veces q yo lo había cambiado, q nunca lo habian visto tan bien … Q el sentimiento q tengo ahora es d no haberlo conseguido, y pasar a ser como el resto q almacena en su lista de mujeres q “lo han agobiado”. Una más q ya ni le importa…
      Un abrazo Cristina.

  6. Olga dice:

    Buenos días!
    Hace exactamente un año, acudí a este post a leer historias similares y encontrar historias que se asemejaran a lo que me pasó a mi, males de muchos, consuelo de tontos.
    Quiero escribir para contaros como estoy después de un año. MÁS FELIZ QUE UNA ROSA.
    Os pongo un poco en situación. Estaba con la mejor persona del mundo (o eso pensaba yo, ya que me demostró lo contrario) y de la noche a la mañana, de decirme que me quería que era la mujer de su vida, me dejó… pero radicalmente, decía que no me veía como la mujer de su vida, que ya no sentía lo mismo etc… pues bueno, a mi se me cayó el mundo encima, parecía que me moría, estuve 3-4 meses como un zombie, lloraba todos los días, solo quería desaparecer, parecía una muerta en vida…. lo pasé tan mal…no os lo podéis imaginar, o si.
    Pero a diferencia de otras chicas o chicos, yo corté radicalmente con él, aún a pesar de que el sinverguenza seguía escribiéndome y dándome por culo, yo corté por lo sano, cero contacto, aunque si que es verdad que de vez en cuando seguía cotilleándole por redes sociales, claro ERROR, porque encima le dió por ser super activo en redes sociales y a enseñar al mundo lo feliz que estaba sin mi.
    En definitiva, se portó fatal, porque yo entiendo que te desenamores de alguien, es algo que nos puede pasar a todos, pero él no desapareció y siguió ahí sabiendo lo mal que estaba.
    En fin, que un año después os puedo decir que es lo mejor que me ha pasado en la vida, era una persona que no merecía absolutamente nada la pena, de hecho hace poco me lo encontré por la calle y me di cuenta que siento cero y encima me pregunto, como pude estar tan enamorada de esa persona, ahora lo veo hasta super feo.
    Os recomiendo a quienes estéis pasando por algo parecido que seais conscientes que lo vais a pasar muy mal, es inevitable, pero hay que intentar por mucho que cueste no alargar la agonía, contacto cero, una persona que tiene dudas, nunca va a volver a sentir lo mismo, por lo tanto hay que hacerse el cuerpo desde el primer momento, de lo que ha pasado y decir, yo voy a pasarlo mal lo justo y no voy a hacer cosas que me perjudiquen, como mendigarle amor, intentar saber de su vida, hablar a todas horas del tema etc…estas cosas alargan la recuperación.
    Apoyarte en tu familia y amigos es lo mejor que puedes hacer e intentar estar ocupada todo el rato haciendo cosas y tp caer en la martirizarte con frases como, xq nadie me quiere, siempre voy a estar sola etc… tú vales muchísimo y porque no cuadres con alguien, no significa que seas menos, no todos estamos hechos para todos. Hay parejas que se complementan y otras no, y no pasa NADA.
    Mucho ánimo y que sepais que todo se pasa, os lo digo yo que hace un año no veía salida ninguna y ahora estoy perfecta, recuperada 100% y muy feliz, y vosotr@s lo estaréis 🙂

  7. Pilar dice:

    Hola, por mi experiencia, se que las relaciones con personas egoistas duran mientras les proporcionas distracción y pueden hacer lo que les da la gana. No hay más. Si les das lo que les interesa, eres el amor de su vida. Si no es así, les agobias. Para estar bien con un egoista durante toda la vida, no debe faltar el dinero,no les debes pedir nada y deben tener libertad absoluta (ellos, no tu). Así son encantadores y maravillosos. Desgraciadamente, creo que en esta sociedad cada vez abundan más los egoistas, personas que se te enganchan hambrientos de diversión pero no aguantan ni medio problema. Empiezo a creer que las relaciones de pareja sana y normales están en vias de extinción. Y lo peor, tengo en la cabeza una colección de típicas relaciones malas que se detectar, se sus características, pero he perdido de vista que es una pareja buena, no se si me entiendes, cristina.
    Saludos,
    Pilar

    • cristinalago dice:

      Hola Pilar,

      Necesitaría tres o cuatro artículos para hablar de lo que pasa con las relaciones actualmente. Da para largo 🙂

      Comentar sin más que las relaciones sanas, buenas, estables, igualitarias, respetuosas, sin egoísmos y sin crisis son y siempre han sido la excepción, no la regla. Como somos seres neuróticos, llenos de miedos, de carencias, de experiencias pasadas que nos marcan, pues lo normal es que nos cueste salir de nuestros reconcentrados egos y conectar realmente con otras personas y cuando mas rechazos y heridas acumulamos, más cuesta.

      Cuando uno o una se entrega totalmente a una persona que no se entrega, que desaparece, que es difícil, que no valora nuestro tiempo y nuestra dedicación esa elección no habla de la pesona, habla de nosotros mismos y de lo que creemos, inconscientemente, que nos mereceremos. Así pues una persona que cree merecer una espléndida relación no pierde el tiempo tratando de cambiar a nadie, no pierde el tiempo tratando de justificar abusos, malas actitudes o ninguneos: una persona que cree merecer una buena relación, la acaba teniendo, tarde o temprano, simplemente porque no invierte en nadie que le haga sentir a malas consigo mismo.

      Saber detectar las malas relaciones es saber decir que no ¡y ya es el primer paso para poder encontrar algo distinto!

      Abrazos

Comparte tu historia (con buena ortografía, por favor)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s